Skip to main content

Full text of "La Sagrada Biblia nuevamente traducida de la vulgata latina al español, aclarado el sentido de algunos lugares con la luz que dan los textos originales hebreo y griego, é ilustrada con varias notas sacadas de los santos padres y expositores sagrados"

See other formats


This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non- commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 

at http : //books . google . com/| 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



LA 

SAGRADA BIBLIA 

NUEVAMENTE TRADUCIDA 

DE LA VUL6AT A LATINA 
Ali ESPAÑOL, 

ACLARADO EL SENTIDO DE ALCTIfOS LUGAHE» COH LA LUZ QUE DAH LOS 

TOCTOS OMGWALES BEBBEO T GRIEGO . É ILUSTRADA CO!f VARIAS ROTAS 

SACADAS DE LOS SAIWOS PADRES T EXPOSTFORES SAGRADOS, 

POR EL ILUSTRÍSIMO SESOR ^ 

DON FÉLIX TORRES AMAT, 

Obi^ de Acto^t id Cornejo de S. M., &c. 
DE ORDEN DE 8. M. LA REINA GOBERNADORA. 

Tomo 111 del Antlgao Testanaento, que eontíme ti libro de 
ixM SAtMO», el de iM Proverbios, el EocLRSiAffiés, el 
Cantar de Cantares, el libro de la Sariduría, el de 

BL EOGLESIÁSTIGO, y la PrOFRCÍA DE ISAÍAS. 



SEGUNDA EDICIÓN. 



Madrid: 483ü« 

mraSIITA DE D. BDGVfiL OB li^^KM. 



Digitized by 



Google 



V.3 



•VJb 



Digitized by 



Google 






AL LECTOR. 



ilis fácil observar qae, segnn el método eoH ijde M ba fndiKjado esta^ 
yerñon casteUMia de la Sag^rada Escritura , ya no ban sido necesarias mu- 
yH^iiMna de las notas con que d lbno« P. Scio y otros traductores tayie*. 
ron que explicar los modismos ó frasea de las leídas bebrca y griega y 
prineipalmente aquellos que> después de latinizados y se bacen casi inintcv- 
Ugibles , sobre todo , si se quieren trasladar materialmente á nuestras lea* 
guas modernas. En el D(«cur«o preliminar al Antiguo Testamentg me 
parece baber demostrado eon evidencia que ^ para traducir Uleralmenie f 
6 con toda exactitud 9 mucboo ilotismos bebreos y griegos ^ esabsolutat* 
mente necesario no atender á la material significación y coloeaieion de la^ 
palabras J sino al verdadero y rigoroso sentido de la expresión 4 cUiisi4a 
que componen; y que varios pasages de la Escritura presentan nn sentido 
sumamente oscuro y irregular , y á veces falso , ó poco decoroso y solamen- 
te por el mal modo de traducirse. La sátira seductora y blasfema de un es- 
critor moderno y elegante y florido en su estilo , pero falaz é impío hasta 
lo sumo , no tiene otro apoyo que la versión gramatical , ó esclava de la le- 
tra, con que presenta maliciosamente traducido el texto de la t^ulgala. 

Trasladadas pues al castellano , con la variación que exige el geuio de 
esta lengua^ las expresiones metafóricas y modismos bebreos y griegos que 
conservó el autor de la versión f'ulffataf reducidas ademas muchísimas 
notas á una ó dos palabras que se hau intercalado en el texto y pero con 
letra diferente y á imitación de las que el limo. Sr.^ Arzobispo Martini 
puso entre paréntesis, y de lo que ban hecho los mas célebres traductores; 
y finalmente con las remisiones que se hacen al pequeño Diccionario de 
Notas generales puesto después del Nuevo Testamento , era consiguiente 
que solamente se pusiesen al pie de las páginas aquellas notas que son ne- 
cesarias para que el lector menos instruido no entieuda malamente algún 
pasage de la Escritura ; que es y ha sido siempre el fin principal por que 
la Iglesia tiene justísimameiite mandado que las versiones vulgares de la 
Sagrada Escritura vayan siempre acompañadas de notas tomadas de loa 
Santos Padres y Expositores católicos. 



Digitized by 



Google 



Pero no obstante lo dicho y considerando qne este tomo comprende los 
libros del Antiguo Testamento de c[u)s se hace mas nso en la Iglesia^yqne 
son los que suelen leer con mas frecuencia los fieles j me pareció conTC- 
mente poner mayor numero da notas que en los anteriores. A lo cual me 
precisó también algunas Tcees el no hallar palabras ó frases castellanas 
para trasladar , de un modo claro é inteligible á todos y el sentido literal de 
ciertas expresiones poéticas de los Salmos , y singularmente de los Can» 
tares 9 y el lenguage sentencioso y proyerbial y y por consiguiente algo os- 
curo y de loslibros Sapienciales. 

Creo áttl recordar aquí nuevamente lo que ya previne en el Diseur'- 
so preliminar al Antiguo Testamento y y también al principio del to- 
mo II del mismo , y en el Prólogo al Nuevo: es á saber , qne mi versión 
110 estará exenta de defectos ; y que no solo esta y sino ninguna de las de* 
nüs hechas en leúgua vulgar está aprobada ppr la Iglesia y aunque algu* 
na^ y como las de los limos* SI artini y Scio , sean leidas tantos anos hace 
con gieneHil aprecio y utilidad de los fieles. Tan solamente la versión lati- 
na , llamada Pu^gaUt y es la que está dedarada por la Iglesia , en el conci- 
lio de Trento, auténtica ó fehftciente^ en lo que pertenece á la fe y á hs 
eostmidbres. 



Digitized by 



Google 



ADVfiáTEKCIA 

BOBSta St. Uima DB LOS SAXiOfOS. 



iift e#f« ZKpíno 2í&ro una preciojtxima coZeccion de Umno# y tántiimes tógm^ 
cZa« , con faw cuales la amlgua Iglesia dd pue^ de Dios acostumbraba cantar 
las alaban%as del Señcr, tributarle gracias por los beneJMos ya recibidos y im— 
florar su misericordia en las necesidades 9 ensalzar la santidad do la Ley do 
Dios para encender los corazones de todos en su amor, 6 finalmmté hacer nto^ 
moria de las obras grandes del Señor , y en pártictdar de los prodigios de su 
amorosa y paternal providencia hacia el-pu^lo de Israel, 

Fué antiquisima costumbre entre los h)^éos d trasmitir á la pogteHdad 
por medio de cantares la memoria de los grandes sucosos;' oomares que^ <Offi Im 
dulce armonía del tíerso y el aliciente dd estilo poético ^ se aprendían fácOnteniO 
desde la mas tierna edad^ y eran pdr eso un medto seguro y camodo para 
Cfittservar el depósito de la historia de la nadan: medio conoddo tandÁen y 
usado por otros pueblos de la tierra. 

3ías en^d pueblo de Dios^ cuyos monumentos histálicos son muchiHnío mas- 
antiguos que los de cualquiera otra nadon del mundo , la poesía fué coma*- 
grada ya desde su principio únicamente á su verdadero y justo objeta^ esto es^ 
á las alabanzas dd Señor , y al serncio de la rdigian y de la Qirtud, Por* otra 
parte los himnos 6 cantares fueron siempre compuestos por varones , no sola-^ 
mente ilustres por sus talentos y hechos , sino también animados dd espíritu do 
Dios 9 d cual les dictó aquellas composiciones; y por lo misma fueron siempre 
veneradas como parte dd sacado tesoro de las Diviñas Escrituras^ conteniendo 
ademas de los sucesos memorables , preciosos documentos de piedad , é insignes 
profecías de lo venidero. En el libro del Éxodo ^ se ve d admirable edauico so^ 
bre d paso dd Mar rojo; y en el Deuterononáo «^ a^l en que Moysés dié al 
pudilo un compendio de toda la Ley^ oatvánando el estado dd pueblo -en él 
porvenir ^ según que observase ó no la násma Ley, En Juditk > hemos )^isto una 
insigne profetisa 9 que con- un sublime cántico describe el triunfo que .consigaió 
sobre d soberbio Hdofémes 9 alabando á Dios y pubUcándúle autor-^de la em* 
presa. Los libros de Moysés están llenos de vestigios de semejantes poesías en 

I > .. . r 

1 Exod. c. XV. V. 1. 3- Jüdiili. c. XVI. 

aDeat. c. XXXU. 
ToK. QL A 



Digitized 



by Google 



los mas renMos tíempM^jxmo taxrhktt m los fostsríares los libros d» los Pro^ 
fetos y las dd Nuevo Testamento» 

Paro el santo Rey Dayid^ recibió do Dios^ el sirigular don de componer un 
gran número de estos <mPtf»s: qu4 p^ <b#0. ^^ llamado, d insigne cantor de la- 
raely y cantor inspirado do Dios^ paos por mí (dice) habló el espirita del Se-* 
ñor 9 y 1* palabra de Dios ettnro sobra mi lengna ' : por cuya rosón los adop- 
tó para su ^títtrttrSjfm^am Asi leemos que en la deMotfion dd templo de Sa^ 
lomon oantaban los loTitas al son de sns instramentos los himnos del Señor, 
hechos en su alabanza por el Rey David *. J!?fi la restauración del adto de 
Dios mandó lo mismo d Rey Execkias^, Finalmente ^ después de la cautividad 
de BabyUmia vemos á los levitas cantando las alabanzas de Dios con los Sal- 
mos de David Rey de Israel ^. 

Qento y dncuenta son hs. Salmos quo contiene la cdouion trasmitida por 
la SinagógiLá la IgU^Ui cfiristiana; los, cuales 9 4Í lo ménps la mayor parte ^na^ 
die ni^a, qu^ tienen. 4 Jpawd^ por autor. No so guardó ^ . al remürlos en un vo^ 
lÁmien^i ning^n órde^ chrónológigo ; pues, se ven muy al principio Sabnos com^^ 
puesfqs ya ef^ la vejez dq DafM.9 cuando la conjuradonde Absalon^ como d 
III y otros ; y al fin dd LXXl se indica ser d ákimo que David compuso, 

Junque los tiiúlos ó inscnpdones que timen los Salmos son también de 
autoridad canónica9 especUdmeme los que se. han lado siempre en d tesBpo ho^ 
bréof y en las versipnes. mas cdebres^ hay otras de cuya ^ttuoñdad dudan nut^ 
chos\9 porquo ni se leen en d texto original » ni han sido reconocidos por los 
Padres, de la Iglesia. Trata este pumo difusamente d sabio P, D. Calmet en 
su disertación sd)re los tales títulos. Mas como dice un piadoso y critico exposi-* 
tor.f el oardenúl Belamüno^ mas bien que de intérprete necesitan de adivino. Con- 
vienen todos ^n que los Salmos fueron compuestos en verso ^ y en verso propio 
para cansar f pero no se sabe qué especies de versos fueron ^ y mucho menos la 
música que servía para acompañar dicho canto , y que se señalaba en d titulo 
dd ScdmOf Clemente Alejandrino , diUgentisimo investigador de las memorias 
antiguas s nos asegura que la música, sagrada dd pueblo hebreo era sériu y ma^ 
gestuosoy'-y ttígnsk de aquel Señor que qui^e. ser servido con. nn santo temor y 
Mnblor, cofpo enseña, d mismo Real Profeta 9 SalnK IL v. ii.Todo lo cual in- 
dica laespepio de música que puede admitirse, en los templos de los chrlstianos^ 
qidenes hacen profesión de adorar al Ptidre en espíritu y verdad f. 

..> El argumento de.loi Sabnos es tan vásio y fecundo en ideas^ que podemos 
decir que se contienen en el Salterio todas las preciosas verdades de la Religión^ 
que se haHan esparádas en. los otros labros sagrados. Porque 9 como dice 
san Ambrosio eñ su prefacio sobre los Salmos: u Cuanto se enseña en la Ley, 
^tcuanto leemos en la lástoria stígrcuia^ cuanto anuncian los Profetas ^ y cuan^ 

■■' I ■■■»» »■■■ — 111 I — — — III I 1*1 — ■— ^i^ , 

1 n. Reg. XXHl. ▼. I. 4 I. Bsd. III. v. 10. 

9 II. Paral. VIL v. 6. 5 Joann. IV. v. a3. 

3 n. Paral. XXIX. t. 3o. 



Digitized by 



Google 



a 

«tMMM Al lo» 'atfMo^. JPH* «m MMMr i lluW É» fc»«b$ 'MiIíjI^ W tMra«'>9i«ft 
«/•# mífterioj ile nuettra santa RtUgUnf y todo lo qtm validrfÉrffl W Ivtf^lilk): 

Es nedésüHo adi^mít áqid qéSi á vetes lú ^Mk /M»ut VíO^tá dk íbs SM^ 
yhós diíctkpd en iúgima ptatihrk iM ts^M nchtiío tt )^^^' «Wi pd^ p^<^' ^jVáe 
J0 Téfiéxime^ so pe qtíe éofMiñúShté iuih 'f hírd íátiÁi "^aÁ \ft j^^ *tf tíh niílf^ 
mo sifpñficadoi y cuando tito iíó tótMé bif , p^i^kne dé ^ U iM lüS^Sot 
tiene varias sigmficadones ^ una de las cuales han segtúdo los Setenta Lnérpre^ 
tesen la versión gri^a 9 y otras diferentes versiones antiguas. Es Hen sabido 
que un texto de la sagrada Escritura tune á peces dos ó mas imerpretacUmes : 
que tal es la riqueta de la palabra 9Mna 9 que suele tener muchos , pero no 
contrarios senados ^ como explican los santos Padres. Esta variedad de sentidos 
no trae inconveniente alguno; antes 9 como observa san Agustín ^ aumenta los eo- 
aocitiiieDtot, cuando l4M lectore* no aon negligentee. 

Para leer con fruto los Salmos ^ dice el mismo santo Padre ^ es necesario 
procurar revestirse de los sentinúenios y afectos del Real Profeta: Si el Salmo 
gime, gime tú también con él: fi el Salmo entona las alabansas de Dios, cin- 
teles tu también. Así como d que se acerca á un gran fuego no puede dejar 
de sentir eí ardor: an el que aplica seriamente su atención á estos Divinos 
canucos 9 llenos de un celestial fuego ^ es imposible que deje de abrasarse su co^ 
rosón en santos y piadosos afectos. Son notables las palabras can que sat^ Agus* 
ún cuenta lo que» le sucedía 9 cuando ^ todovia catecúmeno ^ se preparaba para 
retSkir el bauiumo, t* ¡Oh! y qué voces ^ dice 9 alzaba hacia tif oh Dios mio^ al 
ttleer los Salmos de Dawd^ aquellos cánticos que tan fielmente expresan la 
tt verdadera piedad, y arrojan dd coraron toda suerte de orgullo ! ¡Qué expre^ 
ttsiones te diripa yo á tif oh Dios^ con aquellos Salmos! ¡T cómo me abra^ 
nsaba con dios de amor hacia tif y deseaba ardientemente el recitarlos , si po^ 
ttsible me fuesen por todo d mundo , contra la soberlna vanidmd dd género 
tthumano!^ :::: tt Hubiera querido que los enemigos de la piedad se hubiesen 
fshaüado cérea de ml^ escuchándome f sin advertirlo yo, mirándome al rostro^ y 
«oyendo mis voces cuando Ida d Salmo cuarto, para que eonoáessn d efecto 
«f ^ue en mi produjo d verso aqud: Oyóme Dios, q^ne es mi justicia , cuando le 
tinroquin Ten misericordia de mi, y eecacha benigno mi oración. Apoderóse 
n de nú un espantoso temor : mas al momento se encendió en mi la esperanta, y 
ttsalié do goxOf oh Padre^ confiado m tu misericordia. 7 toáoe eito« afectos se 
mmo saRm por los ojos y por la &oc«, cuando tu Esjintu de bondad , airi- 



Digitized by 



Google 



^tgU^éhmá iMfpmVf mMej Oh hij6ft.d«L hmlh^fit^ ^Jifits, mundo- •^gnujU «o* 
«¡Kinison «tt%í4ot ¿Cor qu^ ama»! la moidad^^ ap4aiarin|f df ]a.«ifnl)9a?-* 

í¡^ bdlo ejen^pb d^^ san. Jgu^jdn denute^a'/mx cU^mM^^^óin» . w»^ 
iúma fifl^fLprcnde ccfi hn palabras y afecta^ de Dand á tfdorar á IHmí y á 
implora su msericordiaj á duest0^r la iogratitud y fuApus fosadas p y esfisrar 
.de^ e^ modq di.per^n^^á b^adeelríe y ilarls, gradas^ á pedir tu a^parfl; á 
.axivfor ensi. h. fé» l^^.esperanTiaf y Asanori y en fin ¿ orar con al'«i|^UfLy 
como enseña d Apástcí^ íEf^ afyctos inspira Ja atenta lectura y me^fawm de 
los'^almoi mI coravon dd <^tiano,^ T á pesar de que ha desaparecido gran 
pafte de la beüexea y mbUmidad dd ¡^nguage^ y dd número ó armonía de vo^ 
ees que tanto brUlan en d texto original hebreo; con todo quedan aun muchos 
patagu fua, orrAatan d ánimo de todos los lectores. 



<» 



V. ;? . . • ./• •• • ■ 



Digitized by 



Google 



Para i/ue e/ emáúnó'púe3ac<m 'nua fanBlíáít^^^íróporcjóhiú' £ ía átuacmi de 
tu abna la lectura de los Sahnos que mas le coM^ngflM-i á findetoaátor <tt 
■ pU9ad'yTv;vocíón\ke' (reído útíí pímer el Índice a^ 

Felicidad do los buenos, y de8gTacia.de loe. malos, i-, lO, i4¿ 3if S^^ laS» 

127, 144. . t. .. * : I. . \ 

Gl^ánden^derDvQp en siiii8teo>,.:y en sws crwtiuras. '8 , iS» 3a,'9i, xo^, 138» 

144. .1 » . ^'< . (•- ..- 

|Vara e^citaxse ácadañrar 7 aláfaaar.ia grandeva de Dios^i &» 179 a9, 9a, 94, 96» 

.^» i&^^ ip6t ii3¿ i34, i35, i38^ 144* 146, i4B,']49tiSQ. 
Profecías del Ñaoimíentó;, J\laerta', y Beenrreocioa de- Jesn*4Ihristo^ ax, 44' t 
. i- 63-, 84, 88, 9»., J08.. j , 

Reino de Dios, y felicidad de los Santos ^ Ascensión de Tesn^Ghtiato. 17, a 3, 

96, 98, 109. . - • ¡ . 

Reino de Jesn-Chrísto ; exhortación & los Reyes y á los jneoes. a»8, 17, 81» 

100, 137. 
Sateáeienv dbeMa»' Iglesia ^^oonverston de 'las naciones; admirables efectds de la 
9 • palabra^'da Dios, la onal $es oomparáda oon-el tvue»o. 989 44« 4S, 46, 47^ 

649 '66, 67, 7], 75, 85, 86, 9a, 99, no, i^i, 1289 146. , o 
ÜUima Tesiida de Jasa-Ghmto. 49, 9a, 93, 969 918; f49^ > 

Para moverse i despreciar las cosas tomiia)i..4i9 4^9 .83» 949 X189 i 36» XI 99 

141. 
Para pedir perdón de los pecados 9 los Salmos Penitenciales , qpe son el 6 9 

3I9 379 5o, 10I9 129, 14a: y ademas el 249 y io5. 
Esperanza en Dios. 109 179 aa, 269 459 639 8a , 36, 61, 7O9 89, 9O9 11I9 

X189 laa. 
Para moverse k la conversión del corazón. 59389499739 47 9 49 3I95O9 

1019 129. 
Para sentir el temor de los juicios de Dios. 79 xc» ao, 35, 489 49, 679 639 

74» 75» 81» 8a, 93, 98, I08. 
Para resignarse & sn voluntad, aa, a49 389 399 549 619 x3o9 14a. 
Para confiar en su bondad. S9 4» ^^9 ^^9 4^» ^^9 599 60, 7O9 90 9 xa3 9 

ia49 146. 
Para sentir el gusto de la oración. 5, 169 6a 9 85 9 899 lao, xaa» 129, 140, 

141, 14a. 
Para dirigir k Dios in corazón. 41, 4a, 60, 62, 7a 9 839 i^x. 
Para pedir por la Iglesia cuando está afligida. 9, 43, 45, 73, 78, 79, laa, laS. 
Para pedir auxilio contra las calumnias y persecucionee. 3 , 7, a5 , 3o , 34 , 

43,51,53,54,58,68,69,139. 
Para pedirle contra los enemigos de nuestra salvación. 4» >'» i^» ^6, 27, 55, 

56, 639 119. 
Fftra acudir k Dios en las aflicciones y tystezas. la, 3o, 48, 41, 4a, 61, 7a9 

85 9 87, lai, 140. 
Para alcanzar sn misericordia. 5o, loi, 129, 6, a5, 37, 3i, 87, 38, 73, So, 

769 69, 84, 14a. 
Aoeion de gracias. 1439 3a 9 33, 65 9 84, 43, '^'^9 9, 17, aa , 29, 39, 65, f'^^ 

889 80, 1049 1069 1149 ii5, 117, ia3. 
Infelicidad del hombre que prefiere las criaturas k Dios. 48, 5i , 55, ixS. 
Deseo de la eterna gloria. 14, 83, lai, 41, 42, 94» 118 9 1369 i4x* 
Ton. m. A 3 



Digitized by 



Google 



a 

latitaeion I ajabar i Dioi. 04^ jS, 97» I0a.t loS» lo6» 107» ii&^ 116, 

i33, i34, i3S, 148, x5o. 
PorelKey.'i9, ao\ 71, i3i. . '.. 

Proteooion d» Dioa tobr» los boano». aó* Bia* 6^.9^ 119» xao» 124, ia6, 240, 

10» aa , 45 , 153 , 70,, 8a » 89. 
Exhortación & la paciencia. ^6^ '^Xf 619. S,i, 

Pkra p^irá Oioa^A hnfcnUikiA. So^Uffo. : I . : i. 

Para pedir la caridad. 6a» i3a« ,.,'.'' 

En la tritteaa y aftieeion^'3^ 79'^Í9 ^\ i6»:a4v.BSi'^ 40V 59^'879 lot; éSv 

• 60, 68, 76, 79 « 86, 141. ' 
Para >idií i Pío* por loa enfennofVy contolarloa. 19, ás<',.a4f «6^ So/3^^ 

38, 419 4a« So, 83, 86, 90, 114,' 118, 119, laoi lai^ ia9, 1(4$, 145. 
Dorante •Iguná- perMiWiott. 3, 7> 16,' 49» 5í^, 66^.^5, ia8, i3^> 140, 14/*' 
Gootra los malos. 93., 139, 108, 11, i3, i5, 34, >$, 5%^ 64; SÍS\ 58, ^3, 

• 74, 78, 8a. ; i ' 
Contra la, mnrmaraoion y U calumnia» aS 1 3o, 34, Sr, ]3o. 

:? ,-;• .' : .. > .:^ ^,:^ ^ : . ;.;•• , ^ ■:. .::.' , : ' .- - k • S ! .; .. 

' ^e Aa» nocodo los Sdmüs. que- entuñen kur^nWBcedémtéi. vehiadesayi'éodM^ 
jtímtat: dfi9idm criiiíaiur, no povqw^ dejen det hmllarse en caÁ. tudt. l^k-'íi^mas 
Salnwsf. 4Íno parque .ite é* fritan, con mas.' enfvgia. Y en todoai los. Salmos se 
contienen ademas, otras macháis, sentencias. p«Jcr«ncc¿iBta¿ á ln fi* ^ oosmimkréSf 
di^nisinütít. de nua^a 4»nt^uA mcdtíamm.. < > . 1. . n i- i 



f.^ ; 



.í| ' 



• f '.I 



Digitized by 



Google 



aBSSSnBBSB 



■?p== 



LIBRO DE LOS SALlUOS. 



SALMO PRIMERO. 
Félieidad de los jusUa .*) infelicidad de h$ pecadores* 



\ limftt» mirs ^fi^non ohiit in tonn^ 
lio ¿mphnun, €Í in^vim ^«cai/ar^m non 
^falÁí , €Í 4» • ! € ethté f;a pe^tíUntúe non 
-Medü: 

a .$$4 <*'> ^f JDomini moluaias 9/uMf 
^ in /^» €ju^ f^/ddUabUwr die ac fioefe»., 

3 Eíí£rUian0»mn'fíeini9h^t^phff^ 

quod frwAum nu^m daM <>> Umpore, 
eiM^i tH foUmt^ ¡eíus no», dejbifíiti;€r 
wnma ^u^emmque.fgci^í frpfpfftibiut^ur» . 

4 I^on 9ie impiif non tic: 9ed iaa^ 
^U4^fjmlmOif ^utfn profidt vtnius 4 

5 Ideo, non rfmrg^ntjmfiii in Judido: 
ímoiwl ptcoatotts in tü^cifio Jttfiontnt» 

cO ' ' ' II ■ '• 

t.Queniapi^novi^ JDomiaue viom/u^ 
eUnuun : et iUr impiorym peribiU 



1 JDidMMO «qoel Tftrvn (¡ae no M de*' 
)« llevar de los t^onaejos de loe meloe^ 
ni ae detiene «n;el ranino de loa peca- 
dorea, ni le.^iinU tu la cátedra pea^ 
tüencial de los Ubpttwos * ; . 

a aino ipie U^i^. poetU ífída aa vo* 
luntad tn la Ley del Sedor, y eatá no» 
-di lando en ella día y noche. ' 

3 £1 será conio el Árbol planlado joo* 
lo A las corrieniea de ka «g«^a« el coal 
dar¿ tu fruto en el debido tiempo, ~ y 
t:oy^ boja no Vftrk nenea^ y vuanto él 
hiciere tendrá prdspeiw efecto. 

4 No asi los impfosi no ^sí] sino que 
leráo como el .lamo ^ #w/49) ^ que el 
luento arroja de la superficie de la tierra» 

5 Por lanío no prevalecerán, loa ím- 
píoa en futciomi los pecadores «aloran 
en la asamblea de toa justos'* 

6 Porque txmoce el Señor ^ premia el 
proceder de los justos; mas la senda de 
los impíos terminará en la perdición. 



SALMO IL 

BetaUeotnttento del reino del Metías contra ht esfuerzos de los hombres. 
A fesu*Christo lian de vhedecer todos ios que quieran salvarse* 



I \fuare fremuerurd Ceniet, et poputi . 
f^tdikUi tunt inania P • 

a Atitíerftnf reget ierrm y ei principes 
eonvenerunt in unurn^ advertiu Domi" 



t i Jr or qué causa se ban embravecí-^ 
do tanto las naciones, y los pueblos ma- 
«[uinan vanos proyectos? 

a Hánae coligado los Beyes de la lier« 
ra; y se ban confederado los principes 



1 .Según el hebreo puede traducirse : ni to^ 
jRff úñenlo entre xorrompidos mofadores r 6 
en cátedra de pestilencia. 

A En el hebreo se lee yiO ""^^ > ^® ^* 
duciños tamOf ^e es lo que re^nlu^.djs 1^. 



cascara del triso después de trillado. 
" 3 Esto es > tos in^os no fesueHarén en el 
día del juicio para vivir en la iglovia celestial. 
Nt estarán los pecadores en aquella congrega- 
ción de los justos. 

A4 



Digitized by 



Google 



8- 



Libro de los salmos. 



num , et adversiúT^ísium e/us, -' 

proJUiamuS á nqpÍ£Ífju0km fpsor^rjtí . 

4 Qui fuibitat úi coelis irritUbit eos: 
et Domtnus suósannabii eos, — " 

5 Tune lo(fuetur ad eos ín ira sua^ ei 

in furore suo eonturbabit eo^i J j! -.' i , 

6 Ego atifem, eonsiü^ius siim rex ah 
eo super Sion montem sanctum ejus, 
prttdicans prcrcepíUm e/us, 

j DoMriúU^di^ifái'mét^Fmusrheús 
ts tu , r^ hodte g'ert\iff> ÍCé- • ' - " ' 
- S PoTtiuItí ame y «/> útibo *tthV Getttes 
hísrtdüafém iUtÉtn ¡"ét- ^pái8sé»shnern 
tuam términos ferráis "V '• ;" ' 
^9 Reges eos in vtYgéá férrea,; ísfta^ 
qUenn vAS'JigUiS eoñ/ring^i eos*: 

■\o Bt nune, regrs^UnUÑJtgiie : erudi*- 
minif gui /udicañ's iettamé 

•j íi • , • 

II Sérvite Dométio iri iimore^' el eaetíh'^ 
iate ei cum iremore, «. , m t 

■• • i , • ■ .' . i- 

1 a AppréhendHe áiseípUnam^ néquari^' 
do üráseaPttr Dominué^ ¿t pereatís* de' 
ífia justa, >. . ' \ I ' 

i3 Cktm exarserit in hre»i'ira tjus^ 
heati omnes fúi tonfiduntSn eo. 



contra ct Señor, y-rontra su Cbr}sto,"if 
Mesias, ^ 

.. 3 Rpi^ainofl, dy^roaf siu aUduxas^ 
y sacudamos lejos dé nosotifo^ s» yugo. 

4 Mas aquel que reside en los cielos 
'• se Irortarrá-^de elíos; se moiará de elk» 

el Seiior * . 

5 EntiSnces les hablará él en su itt^ 
iáiffl^^otk f y. los llenará de terror con 

su saña. 

6. Mas ya- be '^¿ por > él'konstituido 
Bey sobre Sion su santo monte, para 
predicar su Ley; / ^ 

■y A nrif itoe dijb éí'SéKót': W>rei riii 
bljo»t Yo te eftfc€íf¿drt'ltdy.''" v ' 

•8 Pídeníe, y le^^*É'fé l»s tactónes ek- 
herencia tuya, y extenderé tu domMb' 
hasta los eitremos de la. tierra. 

•9 Regirlos has con' cetro- áe 'bic^rt: -y 
si" fe resisten,^ los desalen utanás^coino 
un vaso de barro. 

'fó^ Ahora pues^ofa -Réyéi-, * eirftháe¿(^ 
Ic! sed iwstrcifáos' voso tinos "los '«lucf jut<*^- 
^h^ gobéynkA'íh titetí^t. * -'^ O 

^l Servid •! Selfor con tfeteor', y re^- 
gdcl{aos' en él' poseídos' sOtripre den/i- 
temiílor sanio, ^ ' ' : 

■la Abrasad la buena^^doctriha { ^6 áéft* 
que al fin se irrite el Señor, y perezcáis, 
descarriados de'la^^éndk de 'la justkia. 
1 3 Porque cuando^ de áqní á pbcó^ .se^ 
inflamare su ira, bienaventurados todos 
aquellos ^uépon^b' en él sd'tonlrá)^* • 



SALMO II L 
David perseguido implora etautilior^Ie Dios contra sus enemigos^, 

j Psalmos David', cu» fogcret á íacie Jüb- 
saloA) fiUi sai. IIL 

a L) omine, quid multípUeati sur^i qui 
tribulant me F multi insürgunt aiver* 
sum me. 



3 MuUi dicunt arrimtt mtt: lían est 
salus ^si in Deo ejus. 



do HnvSA' evaaido 
íb« huyeifdo -de su hijo .AhSalpm. 

a ¡Ah Seitor! ¿Cómo es que sf han 
aumentado tanto mis perseguidores?- 
Son muchísimos los qae se han rebela* 
do contra mí. 

^ Muchos dicen ¿e mí : Yá no tteiÉe 
que esmerar de su IMds salvaciqnd 0»»-' 
paro. 



I Y de sus vanos proyectos, 
a Hebr, cap. I. 5. et K 5: Act, XJIÍ. 
V, 33. 
3 //. Meg. XK 9* i4- Bste salmo , según el 



coman senllr de los Sanios Padres, nos ofice- , 
ce en la persona do Davi^l perseguido por su 
hijo Absalom una fígura de Jesu-Christo per- 
seguido por tos hijos de su «inagoj^ ingrata. 



Digitized by 



Google 



• S AL M 

4 ^ aiium, JDomínt, sateepior meus 
csy gloria 'meo¿ et exaUarti capul meum, 

5 ITiíee mea ad Dominum ctamaví; el 
exaudi'vit me de monte sqncio suo, 

% 'Sgo dormMf tt sOpotatüs sum :el 
exwrrexiy quia Vominus iuseepH me. 

7 Non U'mebo mt/iiá populi cirmim-^ 
dantts me: exurge ^ Domine f salvum 
mt/ocf De»u meus. 

S Quoatam tu percussistí omnes ad^ 
versantes mihi síne causa : denles pee 
eál^rum éonlrívisti. 

9 Dominl es$ salas : et super popoüim 
tuum benediclio lúa» 



O IV. g 

4 Piero fú r ofa Seiifor, iú eres mi prcy* 
tactor, mí gloria, y el qae me haces* 
levantar cabeza. 

5 A voces cfamé al SeSor, y él nUe 
oyó benigno desde su santo monte. 

6 Yo me dormí'; y me eiHregué'á úh 
profundo sue26; y me levanté, porque 
el Señor me tomó bajo su amparo, 

7 No temeré pues á ese ínnamerable 
gentío que me tiene cercado: levántatei 
oh Señor, sálvame tá, Dios mió:. 

8 pues tú has casti^do á todos los 
que sin razón me hacen guerra: Tes has 
quebrantado á los pecadores los dientes*. 

9 Del Señor nos viene la salvación; y 
tú, o^ Dios mío i bendecirás á tu pueblo* 



SALMO IV- 

David perseguido de sus enemigos ^ es librado de ellos por su oraeipn y 

confianza en Dios. 



1 In fiñem üi carmínibas. Psalmus Da- 
vid. IV. 

d Cum iVivoearmí exaudiwl me Deus 
/mtíUmiMáietf in U-ibulalione diiatasti 
mihi, Míiersre mei^ il exaudí oratio- 
nem meam, * 

3 Mlii hominum^ usqtíequó graci eor^ 
áe? u$qáid diligilie vanitatem et guec^ 
Filis mendmcium^ 

4 Bl seüefle quoniam mirificaiHl Do" 
iminus SMttlum smun : Dominus exaw^ 
dtei me ettm clamavero ad eum, 

-5 Jrosúimini e$ noiile ptccare : q^uet 
dieilis in cordióus peslris, in cubilibus 
9sslris eompungimini, 

-^ Sóérjfhaté seur^eium fusülicí , et 
^rale in Domino. Mulli dicunl : Quis 
atlendil noóis bon»? 

7 Signatum esl super nos lumen vuf- 
fus lui, Domine: dedisli laHUiam in 
eords meo. 



i Para el fia: Salmo y GánlMO de 
David. 

a Así que yo Te invoqué, oyóme Dioff| 
que es mi justicia': tú, oh Dios mio\ 
en mi angustia me ensanchaste el co- 
raxon. ^Apiádate aun de mí, y presta 
oídos á mi oracioar. 

3 Oh hijos de los hombres, ¿hasta 
cuándo seréis de estúpido cbraton? ¿por- 
qué amáis la vanidad y vais en pos de* 
la mentira ? 

' 4 Sabed pues que es et SeSor quien ha 
hecho admirable á su Santo ^ : él Sefior 
me oM siempre que clamare á él. * ' 

5 Enojaos 5, y no queráis peearmff^^ 
compungios en el retiro de vuestros le«* 
cfaos de las coMs que andáis meditando 
en vuestros corazones. ^ 

6 Ofreced sacrificios de justicia ^ > y 
confiad en el Señor. Dicen muchos : 
¿Quién nos hará ver kM bienes que Se 
nos prometen ? 

7 Impresa está, SeSor, sobre nosotros 
la luE de tu rostro: tú has infundldo 
la alegría en mi corason '. 



I A pasar de icnér untos eotaiigos. 

A Esto- es , la fuerza paca perderme. 

3 Otros traducen & Ojróme mi jmiiiimo Dios* 

L Esto es , á Mir Chrítto ó Ungido. 

i Contra vototros mismos. Bfifes. I 



.ir»i^.a«. 



6 Ó da buaaaa chías. 

7 Has infundido una alegría en mi 
mayor «pe la de eUos aa^n^lo eogea mi 
pan j vmo. 



Digitized by 



Google 



lO 



Libro db los $íiLMos« 



8 A frudu frumeníi^ 4finí, €Í olei sui, 

9 In pace in idipntm tiomüam, <i 
requíescqm ¡ 

xo -quoniain tu, DonunCf mnguJariier 
.1/1 spe tonsUtuisti me. 



t EUos «átin bien «ImíaUcUm f «le* 
^re« con la «bundaacia de «a tr¡^, vi«, 
no y aceite : 

9 mas yOf 2>/o« mío, dormiré en pa)(, 
y descansa r^.</i tus promestts: -, 

ID porque tú» oh Seiior,«Qlo tú has 
asegurado tni esperanza *• 



:$ A L M O V. 

Fervorosa oración que hace David á Dios; «n la cual dice ruante ahor^ 
rece el Señor á ios malos j y cuanto -anta y favorece d los buenos. 

i liara «1 fin? pe 



T Id finem pro ea , qu« bsredltatem conse- 
qoiiur. Psaknus David. V. 

a r erha mea auríbus percipe. Domi- 
ne , inieihge €¡amorem meum. 

3 Iniende voct oralionis mecCf rex 
iHíeüs et Deus fneus, 

4 Quoníam ad te vrahoi Domine^ mo" 
né exaudiee vocem meam* 

5 Mané astabo Ubi ei vtdebo: quonktm 
non Detts volens iniquitaiem tu es. 

€ Ñeque habitabit juxla te malignus: 
ñeque permanebunt injusti unte ocuios 
Utos. 

7 Odisti omnes quí aperarítur iniqui" 
tótem : perdes omnes , qui loquuntur 
mendaeium. Virwn sanguinum et doto- 
sum abomtnabUur Dominus. 

Z Bgo autem in muUitudine miseria 
€Ord£as tua , introibo in domum tuam: 
eídorabo ad Sempiwn sanctum iuum in 
tánore tuo. 

9 Domine i deduc m^ in ¡ustüia tua: 
propter inimicos meos dirige in eonspe^ 
€tu tUQ viam meam. 

I o Quoniam non est in ore eorum ve^ 
ritas : cor eorum vanum est. 

I I Sepufchrun^ patens est. guttur epT . 
rum , tinguis^ s^is dolóse agebani, ju-^ 
disa iiioSf Deus. Decidant o cogiiationi" 
bus suiSf secundiim maititudinem. im- 
pfetatum eomm expeile eos, quoniam 



gatÍM liarea 



a Jl r 



¡ Saino 4o Jlavíd. 



resta t>ido8, Señor, á mis pala- 
bras: escucha mis clamores. 

3 Atiende i la vos de mis súplicas f 
«h mi Bey y Dios mió. 

4 Porque á tí enderezaré mi oración : 
de mañana , oh Seüor , oirás mi vos. . 

5 Al amanecer me pondré en tu pre- 
sencia, y te contemplaré. Porque no 
eres tú un Dios ^ue ame la -iniquidad^ 

6 ni morará junio á ti el maligno, ni^ 
los injustos* podrán permanecer delan- 
te de tus ojos, 

7 Tú aborreces á todos los que obran 
la iniquidad : tú perderás á todots aque- 
llos que bablan mentira. ^.«> Al hombre^ 
sanguinario y fraudulento, ei Sefior le 
abominará : 

8 pero yo tonfiado en la mncbedünkr 
bre de tus misericordias».^ entraré en 
tu casa ; y poseído de lu «oíslo temor »i 
doblaré mis rodillas ante in santo tem- 
plo '. 

9 Guíame, oh SeBoff, por Ja senda de. 
tn justicia : haa que sea recto ante tus 
ojos mi camino , por cansa de mis en^ 
migos. 

10 Pues en su boca no se baila pala- 
bra de verdad : su corazón está Heno de 
vanidad y perfidia. 

11 Su garganta es un sepulcro abier- 
to: con sus lenguas urden cont/nuamen^» 
te engafios. Júzgalos, oh Dios m¿a.— 
Frústrense sus designios, arrójalos fueu 
ra , ié/os de tu presencia , como lo me- 



I Ciros traducen: Ate lias solidado en la 
esperanza de una manera mujr singular. 



a El hebreo: los insensatos, 
3 O Taíemdcuio. 



Digitized by 



Google 



irriUweoM Í9 » Dúmbw^ 

■ iflr JSJft JcUentur omnes^, tfui sperani irt 
te : in {tiernum txuHahuni r ei habita^ 
óis in eis. Eí g/oriabaniur in /e omnes, 
qui diligunt ñamen tuum^ 

1 3 quontam /f* óenedtees jutfo^ JDomi- 
ne , ut scuia honcB voluntaiis Ifu» coro^ 
nasti nos,. 



recen 00» machAs. Impiedades; puesto 
que y. ob Señor, te han irritado. 

sa At Gontrarioy alégrense todos aque* 
líos que ponen en ti sn esperanza : se 
regocijarán eternaoiente> y tú morarás 
en ellDftr— Y en ti se gloriarán todos les 
que aman tu sanio Nombre , 

l3 porque túcotoiarás de bendiciones 
al justo»— SeSor, con tu benevolencia, 
coma con un escudo ,, nos^ ba& cubierto' 
por todoa lados ■•. 



SALMO V L 



Sentimientos^ de un verdadera penitente^ 



1 In finem in carraimbos ^ Psalmaa Dayid^ 
pro octava* VI. 

a Uominey ne itf furor^ tua ar'guas: 
me , ñeque in ira tüa cor ripias me^ 

3 ' Miüsrere- mefy Domine^ quaniam in- 
firmus sum .- sana me. Domine , quo^ 
niam eontürbaia suní ossa mea^ 

4 Bt anima fñeá lurbata est valdet 
ied iUyDwnine^ Usquequó? 

5 Converiere^ JDominey ei eripe ani'-^ 
mam, meam : salvum me fae propter 
misericordia mr íuam,. 

6 Quoniam non est in morte qui me^ 
mor sil'tuir io' inferno-auiem quis con- 
fiteifitur tibii! 

7 Zdtboravi in gpmita, meo y. íavaho> 
per singuias noeies ieeiunk meum : ia^ 
erymis^ meis- sitedun^ meum: rigabo* 

8 Turbaiu» es$ á furaré oeulus meust 
inveteravi inier omnes inimicos meos^ 



9 Discedite ¿^ me omnes^ qui operami-^ 
ni ihiquilatem , quoniam» exaudivit Do^ 
minus voeem ftstÚB^ mei- 

I o- Sxaudivii JDominus depeeeaüonem* 
meam :. Dominas orationemr meam> su^ 
seepii. 



i Para el Ba: Oántíao y SalÍBio de* 
Bavid. para la. octava. 

7t OeSor, no- me reprendas en medió 
de tu saña,, nr me castigues ea lafuer^ 
za de Xa eno)0.. 

^ Ten ,, Sellórv misericordia> de' mií ,. 
que estoy sin fuerzas : sáname , oh Se^ 
2or, porque hasiaf mis- huesos se had. 
estremecido.. 

4 Y está, mi alma> sumamente pertur- 
bada: pero tá, Señor,, ¿hasta cuando 'f 

5 Vuélvete á mi^ Señor , y libra mi 
alma: sálvame por tu misericordia. > 

6 Porque ea muriénd'o ya^ no hay quien 
se acueñle de ti; y en> el infierno ¿quién 
te tributará» alabanaa»^^ 

7 Me he consumido' á. fuerxa de tanto 
gemir: todaa laa noches baño mi lecho 
con. mis lágrimas: inundo con> ellas el 
lagar de mi descanso ^.. 

8 Por causa de la. indignación se hai» 
obacurecido mis ojos: he envejecido y 
quedada endeble tiL medio de todos mis 
enemigos^ 

9: Apartáo» Ití/os de mi todos> los qne 
obraift la. iniquidad : porque ha- oido el 
Señor benigftamenie la voa.de mi llanto. 

I a Ha. otorgado, el Señor mi súplicas 
ha aceptado- mi oración.. 



1 Poede traducirse : Señor, tu buena volun^ 
tad nos ha cubierto d manera de escudo , 7 
protegido. /wr todos lados, 

a ¿fiarás durar mi tribulación? 



3 Psalm, CXJIL v*. fj.^Isaias XXXVIII, 
9. i5. — ó ,. el sepulcro. Jha'm, XXIX, v, |o. 
Véase Irfiemo. 

4 Acordándome de mis pecados. 



Digitized by 



Google 



ifli LibUo db LoaiSAtlfos. ^ 

II &ruiie4panír4i €9niimé>eniur uehe" ii Avergü^noMüe, Ty. ^édcn litaok 

menter omncs intmut mei: tímveríaa^ de U mayor turbación iodos mis ene- 

tur Mi emUMCQiUi vaide velocíier. miga»: reiittnse, y váyaiue *l aUtattn- 

1 to cubiertos de ígaoaúabb \ 



SALMO VIL 

implora la Justicia del Señor , para qne le defienda ' de hus enemigos} 

caya ruina predice: 

1 Salmo de Bavíd, eantado por él al 
Señor oon motivo do laa palabraa de 
Chañ , liijo do Jemini '• 



I Psalmus DaTÍd, (^aem catiUTÍt Domiiio pro 
Tcrbis Gboai filü Jemini. VIL 



a U omine Deus metis, in te speravi: 
saloutn me fac ex omnídus persequenti'^ 
éas me, ei liUra mw, 

3 Nequando r<Mp̀d ut ieo am'mam 
meam , dum. non est qui redtmat, nc- 
que ,gu£, 4al»um ffmat, , 
. 4 Domine JUeié^ meus , 44 feci ¿stud, 
si est iniquitas in manibujS, meiéí 
, $ -si reddidi retribuenlibwt mihi mm^ 
iaf decidatn merilo aó inimisis meis 
ümnis» 

6 Pertequatur ifíiifíiuut animam 
meam ^ et eomprekendtU ^ ei conoulcet in 
ierra viiam meam , eí gioriam . meam 
in puiverem deduoot, 

7 Exurge, Domine, in ira tua: et 
uealiare in finibus inimicorum meo*' 
rum. Ei exurge ^.Dómine Deus mei^f 
in praseepio quod mandasii: 

' 8 ti synagoga pppulorum cireumdahii 
Ir. Mi.propier hane in oltum regredere: 



9 Dominus judieai pópalos * - Jadieos 
mSf Domine^ secundian justitíammeam, 
et secundiim innocentiam metim super 
me, 

I o Consumeiur nequitia peccaiorum^ 
ei diriges Justum, scrutans sorda ei. 
renes Deus. 

I I Ji/tstum ad/utorium meum á Do^ 
mirio , qui salvos fatit rectos eorde. 

I A Deus judex justus yforiis et patiensy 
nunquid irascitur per singuJos dies? 



a beñor, Dios mió, en tí he puesto 
mi esperanza: sálvame de todos mis per- 
seguidores, y líbrame. 

3 No sea que alguno ^ como león, ar- 
rebate tal vea mi alma , siki que. hay» 
nadie que me libre y ponga en 3aIvo..; 

4 ¡j4h! Señor Dios mío, «i yo tal bi^ 
ce, si hay iniquidad en mis acciones, 

.5 si be vuelto mal por mal 4 lo« que 
me.ie han- hecho; caiga yo justasMa*»' 
te en las garras de mis enemigos» ai a 
recurso. 

6 Persígame el enemigo , y apoderóse 
de mí, y estrélleme contra el suelo, y 
reduzca i polvo mi gloria. . 

7 Levántate, oh Sefior, sn el momen* 
io de tu enojo, y ostenta tu grandesa « 
en medio de mis eoemígoa.^Si, SeSor 
Dios mió , levántate según la ley por ti 
establecida ; 

8 y el concurso de las naciones se re* 
unirá al rededor de ti. -.- Por amor de 
esta congregación vuelve á subir á . lo 
alto > : 

9, el .SeBor es quien juzga á los puje« 
blos.^ Júzgame, pues, oh Señor, según 
mi justicia, y según la inocencia que 
hay en mí. • 

10 Acábese ya la malicia de los peca- 
dores : y tú , oh Dios , que penetras^ loa 
corazones, y los tStctos mas ínfimos f 
eapa mina ras al jaUo. 

11 Mi socorro le espero del Señor ; el 
cual saca á salvo á los rectos de corazón. 

' la Dios, justo juez, fuerte, ^sufrido, . 
¿enójase acaso todos los días? 



I i/. íteg. X^L V. 7. 



a Al trono de tu justicia. 



Digitized by 



Gobgle 



tS 



Si9i. 9^mm'¿i fuériUt^ gimdiúm 
vOraóiif m'cum mum MtmLUi 
•H paravit ¿ilum, 

i4 Ei in eo paravii vosa moriiSf ¿a^ 
gittas suas artUniíhu effeciL 

1 5 Btíx paríurttt tn/usliíiam : corue» 
pU dolorem , et peperíi initpiiUUem, 

16 Laeum aptruH , et effódit tnm , ti 
inddii in foctam ifuam /eeíi, 

' 17 Converteiur dolor tjus in eaptti 
tfus : et in vertieem ipsitu iniquiias e*- 
/u# descendetm 

iS Confiiehor I>omino semnditm ja-- 
tüiiam ti/us: et pudlam nemini Domí- 
ni ailissimú 



VIIL ' i3 

• >S Si TMoCvM ^» •» ü^ÉvIrlMcvif, vi» 
brtrá su espada: antesacío tiene au arca 
y asestado ; 

i'4 y en él ha puesto dardos mortales, 
, y tj^ne dispuestas sus abrasadoras sael#s. 

x5 Hé aquí que el i>n/»ioba parido la 
injusticia : concibió el dolor ' , y parid 
el pecado. 

16 Él abrió y abondó una fosa : mas 
ha caído en esa misma fosa que ¿1 )iiio. 

17 El dolor ^ftíe quiso oeasioitahné , 
recaeH contra él ; y su iniquidad dea* 
cargará sobre su cabeza. 

18 Gloriicaré yo al Seftor por tn jus- 
ticia , y cantaré himnos de alabania sd 
excelso nombre del Se2or Altísimo. 



SALMO VIIL 



'jídmirahle providencia del Señor para con el hombre^ tanto en su 
creación y como en su n^novacion por Jesw-Cfiristo, ^ 

para los faga 



1 lo iinem pro torcalaribos , Psafanos Da* 
lid. VIH. 

a Domine Baminusnoster^qaimad» 
mirabUe eti nomsn fuum in universa 
ierra I Quoniam elevada esi maeniJUen» 
iia iua super eoelos^ 

3 Bx ore infanOum ei ladentium per^^ 
fedsti laudem propter inimieos tuosy ui 
deáruas inimiatm et ultorem. 



4 Quoniam pideho talos Unos , opera 
éügiiúnan iuorum : lunam et sttllasf 
gute tufundasii, 

5 Quid esi homo » quhd memor es e- 
jus ? auifiUus hominis , quoniam visi^ 
las eum? 

6 Minuisti eum pauló minus ab an^ 
gtliSf gloria et honor e tortaUuti éum: 

7 et constituisti eum super opera ma^ 
nuum iuorum. 

8 Omnia subjeasti suh pedihus ejus: 
úv^s et hoves universas f insuper et pe^ 
tora campii 

'9 volueres eceli^ tt pistes marte, qui 
perofhbulánt etmitas maris, 
jLO Ihmine Dominus nosier\ qU&m. 



1 Al fia: 



cares : ftalmo 



d iJhSeSor, «$b¿rra/iodutllontteair«> 
2 cuan admirable es tu sonto Nombre 
tA toda la redondea de la tierra l-^-Por- 
qae fu magetud se vé t nsalaada sobre 
los cielos. 

3 De la boca de los niSos; y de los 
que están aun pendientes del pecho de 
sus madres, hklste 14 salir perfeda 
alabanza ^ por razón de tus enemigos , 
para destmiT al enemigo jr al vtngstivn. 

4 Yo contemplo tus ereloa, ohra^ dt 
tus dedos, la luna y las estrellas que tú 
criaste, V extlamoi . . * f 

5 ¿Qué es el hombre, ^paYa qiié ttt' ttA 
acuerdes de él? ¿O qué es^ hijo dtí 
hotbbre, para que venga» á visitarle? 

6 Hicistéle un poco inf^ior á los áii- 
gelesy coronástele de gloria y de hónov; 

7 y le has dado el mando sobre las 
obras de tus manos. 

8 Todas ellas laa pusiste á sos pies^ 
todas las ovejas y bueyes, y aun las 
bestias del campo; 

9 las aves del cielo* y loi peces del 
mar que hienden sus ottdas*. .- 

10 Oh Señor, Soberano p^x^^p nues' 



1 O proyectóxel dato del pfójiíBO, y cuando le ejecuió , ete. 



Digitized by 



Google 



i4 LiBitd M LQi .BAI.V09. 

oimirtMé^^H^nomtM.immi in Miver^ tro, ry cuáa tamira^te «• tu No«ibre 
sa Utffi^f en toda la fedondes da la t¡«iTa! 

SALMO IX, 

JÉ/i la primeta parte delSatmó da gracias por la víótóría conseguida 

de los enemigos. 
l U Gnem pro occaliU filií, PsaUnos Da- * »•'• el fi»i P" iot 

, _. TidlX. . 

9^ Cf^f^/Üebor tíhi. Domine^ ** /•«> «or- 
4€ swispí aarrabo omnia mwra^iiia Uia. 



3 ÍBtM^fet txuHoho in U : psaliam 

4 In concertendo inimieum meum rtf- 
irorsüm: infirmabuniur , eí perUfuni á 
facie tua, 

5 Quonittm feeisti judieium meutn^ rf 
causara meam : sedtsti super ihronum 
qui jwiicas Jusiitiam, 

6 Inerepasti Gtnies, ti períti impius: 
nomen eorum deJesii in áster nunt , ei in 
smmium éaculi. 

7 IninMéefteerunifra^^ieaih/tnems 
g^ w^Uoies eorum deHrmxiHL Perüá 
memoria eorum cum. soniiu: 

8 €Í Ifominus in ademum p&rmana. 
Carava in^judkio thronum suUm^ 

^^Hm^íudieabH oiréem ierra: in t»^ 
fUitaUt judüpabáí pqpuioe in /'uslii&t. 

10 Bí faeius est Dominm réfugiun, 
fffiUpteri^' oM^or i^ttppm-tHnUaíibus, in 
Uilfukfiiome, . 

II, Bp. spsrtrd' in U 4fiU nousruni no^ 
mm. tummr.^liuoniam non darMliqmisíi 

la Psalliie Domino^ qui habüaí in 
Sio»< annmntísffit inUr Gentes simdia 
0éms{ . 

i3 quúniam requirens sanminem.eo^- 
ru¡m reeisré^Ufi ejsl 2 non €i$t obtítus. c/«- 
morem paup^f^um* 



del ayo : Salmo de Bavíd* 

a XX tí , oh Señor , tributaré -gracias 
con todo mi corason }, contaré todas taa 
maravillas. 

3 Me alegraré en tí 7 saltaré de goio: 
cantaré himnos 4 ti| I^ombre 9 ob Dhs 
Altísimo. 

4 Porqae tú pusiste en fuga i mis 
enemigos ; y quedarán debilitados , y 
peirécerián delante de tí. 

5 Pues tú me has hecho justicia , y 
' iiás rotnado la d'efeOsa de mi causa : Té 

has señtádb Mkt el trono , tú que Jua- 
gas según J4ist¡£Ía. 

6 Has reprendido i las naciones ' , y 
pereció el impío: has horrado los nom- 
bres de los tales para siempre por los 
siglos de los siglos. 

7 Quedan emboudas para siempre las 
^«spadas del enemigo, y has asofado sus 

ciudades. —Desvaneciere como el sonido 
su memoria : 

8 mas el Seitor subsiste eternamen- 
te. — Él prepara su irono para ejercer 
el juicio; 

9 y él mismo es quien ha de juagar 
con rectitud la redondea de la tierra ; 
juzgará los pueblos con justicia. 

10 El Señor se ha hecho el amparo 
del pobre: socorriéndole oportunamen- 
te en la tribulación» 

1 1 Confien pues en tí , oh í)tos mió , 
los que conocen x adoran tu Nombre ; 
porque jaouis has desamparado | Señor» 
á ios que á tí recurren. 

I a Canfad himnos al Señor que tiene 
an morada en el monte santo de Sion : 
anunciad entre íaa naciones sus proeaas. 

i3 Porque vengando ía sangre de sna 
siervos ¿ ha hecho ver que se acuerda ié 
eliós: no ha echado en olvido el cíamdr 



1}ue se Tevantaron cbatri mi. 



de los pobws. 



itinmiiiii iiuriiiiifci íiii 



Digitized by 



Google 



milüatem meam di ihimícU meis, 

1 5 Qui exaHas. me de ftortÍM múrtíg^ 
ut annunttem úmnes laudaiíones iuas 
in poriís /itiee Shn, 

1 6 Exultado tn saluíio^ iúo: fnfixag 
suni Gentes in interiíu , quem feeeruníé 
In taqueo iáto quem abácanderunt^ com- 
prettensus est pes eorum. 



«7 Cógnoseeiur Dominas judieia fa^ 
eiens : in operíbus manuum suarum 
eomprehensus est peceator^ 

1 8 Convertantur peeeaiores in infera 
num , omnes Gentes qtut obUviscuntur 
Deum. 

19 Quoniam non infinem ohJivio erit 
pauperis : patientia pauperum non per-' 
ibit infinem. 

a o Exurge ^ Domine^ non eonfortetur 
fiomo: judicentar Gentes in conspectu 
iuo. 

ai Constitue , Domine^ iegislatorem 
super eos: ut sciáni Gentes quoniam 
homines sunt. 

Segunda parte j que es el Salmo 
implora el Profeta 

PsalmiM X. secoDdüm Hebneoe. 
\ CJ t quid i Domine f recessisti íongh^ 
despicis in opportuniiatibuSy in tr&uia^ 
tione? 

a Dwn superbit impius , ineenditur 
pauper : eomprehenduntur in consilüs 
quibus eogitant, 

3 QuonÍ€un iaudafur peeeator in de-» 
sideriis aninute suas : et im'quus benedi- 
eítur. 

4 ExaeerbavH Domimtm peeeaiory se^ 
eundiim muititudinem ira suec non 
qwrrei, 

5 Non est Deus in eonspeetu ejus: in^ 

1 ú ciudad saata de Jerosaleni. 
a Puet el joslo M ha liberlado. 



IX. : i5 

t4 Apiádate, Seilor, de mí; mifi tí 
tlMltmiento á qu€ me ban reducido míe 
enemigos. 

1 5 Tú que me eecas de las pvertad Jé 
hi muerte , ^t^ que publl^lie todéé tus 
alabansaa en laa puertas d¡e*k bija d< 
Sion K 

1 6 Manifestaré mi )Abi1o per balier- 
me Ut salvado: Las gentes que me pet^ 
seguían han quedado sumidad en la 
perdición que faabian prefuirado^ contra 
mí, — En el lato mismo, qtic me téuiaii 
ocultamente armado , ha quedado preso 
su pié. 

17 ^si se veconocerá'; qoe el Stíiót 
hace justiciaría/ ver que el pecador ha 
quedado preso en las obras ó lazos de 
sus propias manos* 

18 Serán arrojados al infierno los pe- 
cadores, y todas esas ¿en lea que Viven 
olvidadas de Dios. 

19 Que no estará para siéíbpre olvi-^ 
dado el pobre: ni quedará para siempre 
{rastrada la paciéncifi^rfo^ infelices. 

ao Levántate y oh Señor: haz que no 
prevalezca el hombre mah^aáo ; sea» 
juagadas las gentes aiite tu preienciá. 

at Establece, Señor , sobre ellas un^ 
legislador; para que conozcan que son 
hombres débiles y miserables. 

X según los hebreos: en la que 
el auxilio del Señor. 



f 



I JL por qué; oh Seik>r, fe has re<* 
tirado á lo lejos; y me has desamparado 
en el tiempo mas crítico^ en la tri- 
bulación? ■ ' ". 
9 Mientras que el impío se ensober- 
bece, se requema el pobre: má^ en fin 
los impíos son cogidos en 1m' mismos 
designios ó tramas que han urdido. * 

3 Por cuanto el pecador se ja([Ha en 
los perversos deseos de su alma ; y el 
inicuo se vé celebrado:^ 

4 /Tor lo mismo', orgulloso 'é\ pecador 
ha exasperado al Señor , y no le basCa«- 
rá según el exceso de sñarrtiigancia^. 

5 Delante de él uo hay Dios ; y asi 



S Y 00 se le dará nada de él ; según er 
arrogancia. 



Digitized by 



Google 



t^ LiBEd te 

fUif^éf íUniíifia iUSiii in omni 4emp^ 
r§r :Jllrf€ruf^ur Judipíá iua a /ocie c^, 
jus : omnium inimicorum suorum fU^ 
vu'nabiUw. ..i 

6 Dixü eftím «>» eorde. suo :, N^n mor. 
vpbor á geaerafiofMí in generitiíonem^ 
Si'ne malo, 

.7 CuJH* vmúedictione oe, pfenum eat, 
ei arrnirjUidtne » et dQÍo : 4UÍ^ língum c- 

S^ Sedét in insidiis cum divUilfus in 
qccuUis, ui iníerfi^at innoceniem, 

{. 
9 Oculi ejus in pauperem respieiuni: 
¿¡^si^atur in aitecondilQy quasi leo in 
^ppl^K^ fiU^ Insidiaittr ui rapiaí paw 
p^rem i raperje, pauperem dum atiraJiil 
eum. 

^ 19 J/t laqueq^^uo humiliabit eum; in-- 
tlinabií se, et eadei cum dúminatus fue^' 
cU pauperw^. 

II M^sit enfm' /recordé tup: Obliíus 
efii fifffs, averiii fadem suam nt t/i- 
deei^ ihfinem. 

I a Exurge t, fkmine Deusj exalieiw 
manus tua ; ne obliviscaris pauperum. 

1 3 Propter quid irrilavit impius DeUm? . 
dixil enim in corde suo : Non requiret. 

1 4 F'ides , quoniam tu labor em et do- 
lorem consideras : ui iradas eos imma' 
ñus i: :is. Tibi derelictus esí jKkp 
orpfiano tu eris odMor, 



uper: 



1 5 Contere brachium peecatoris et ma^ 
ligni ;^ifU(ieretur peccUtum illius, et ñon 
ii^penieiur%. , 

it^JOonunus regnabit in eetemum, el 
in sceeuíUm saseUli: periÓUis Gentes de 
tfrrt^/iUiue. 

fj' Desiderium pauperum exaudivit 
Dominas ; praparationem cordis eorum 
audivit auris iua, 

iS J^dicoFp pupillo et humiiif ut non 



aas praqederes wMlft ñeoipre viciólos, a 
Tus jaiüioa» Serhr^t los ba «partado 
lejos de su vista : solo piensa en domi- 
nar i lodoa sus eneiBÍgos* 

6. Pues él ba dicho «n aocomcon; 
Nunca jamás seré yo derrocado: viviré 
siempre libre de todo infortunio. 

7 Está su boca llena de maldición y 
de amai^nra , y de dolo : debajo 4e su 
Len((ua opresión y dolor para el prójimo. 

8 Pénese al acecho ^ con los ricos, en 
sitios escondidos; para matar al ino- 
cente : 

9 tiene siempre su vista fija contra el 
pobre: está acechando desde la embos- 
cada , como un león desde su cueva. «¿ 
Acecha para echar sus garras sobre el. 
pobre: para agarrar al pobre, atrayén- 
dole <io/o^amtf/7to bacía ai. 

10 Le hará caer en su laso; se aga^ 
chara en tierra, y echarse ha encima 
de los pobres» luego que los haya apre- 
sado. 

1 1 Porque él dijo en su corason : Qioa 
ya de nada se acuerda*: ha vuelto su 
rostro para no ver jamas nada. 

I a Levántate pues, oh Sefior Dios, al- 
aa Xo.' poderosa manp; no te olvides de 
los pobres ó desvalidos. 

1 3 ¿Por qué razón el impío ha irri* 
tado asi á Dios? Es porque ha dicho en 
su corazón: Dios de nada se cuida. 

1 4 Pero tú, Señor, lo estás viendo: tú 
consideras el afán y el dolor del opri» 
mido ; para entregar á los tales malva*- 
das al castigo de tus manos ^.^ A cargo 
tuyo está la tutela del pobre: tú eres el 
amparo del huérfano. 

1 5 Quebranta el brazo del pecador y 
del maligno ^ t y etitónees se buscará el 

fruto de su pecado» y no se hallará nada» 
I ti Reinará el Seiior eternamente y 
por los siglos de los siglos: vosotras, oh 
naciones impías seréis evtirpadaa de sq 
tierra. 

17 Atendiste, oh Seííor, al deseo de 
los pobres; prestaste benignos oídos á 
la nectitud de su corazón: 

18 para hacer justicia al huérfano y 



1 Tas sanias leyes. 

a ^o a« acuerda Dios» no hace cato de lo 
que pasa en la tierra. 



3 Sesun et hebreo : para dar d ios tales 
malvados el castigo por tu mamo. 

4 Que opríoien al pobre. Véase Pabre. 



Digitized by 



Google 



ptr ierram. 



S ALMO X. .17 

t^ á1 oprimido; á fia do qae cese ya el 
hombre de gloriane de su poder sobre . 
la tierra. 



S A L M O X. 

Daríd, contemplando al Señor Justo defensor de la inocencia^ y sei^erofuez 
de los que la persiguen , pone toda su confianza en Dios , á pesaf de 

todos los enemigos. 
1 In fioesl 9 Psalmoa David. X. 

lA In Domino eonfido: quemodo diU^ 
tis animm mteat i Transmi^A in mon*- 
tem sioii passtr ? 

3 Quomam húee pácofiores inienderuai 
mrcum f paraveruni sagiUas suas in 
phanira^ ui sagiitenS in obscuro re^ . 

4 Qmdam qatjt p^seitU^ dsstrwte^ 
mutt t JusUu auian ^tptSd^fjñit h 

5 Dominus in templo samlQ suóf Do^ [ 
mimis in etato sedes ejus : oculi ejus in 
pauperem respiaunt: paipebrút e/'us in^ 
terrogoni fiiios hominum, 

t ... . ' , . 

6 JOominus interrogai Justum ei im^ 
pium; qui auiem diligU iniquOtUem, 
odiLanimam suam*. 

7 Plueí supsr peeeaiores ¡agueos: ig* 
mist eS suJpi¿ur^ eíspiriitu proceHarum, 
pare uUieis eontm. t 

-^ QiMniean Juslus JDamitms ei justi^ 
tíme diíesiií: mqnüaipm vida puUus o*» 



a Jiiii el SeSor tengo paesta mi • con- 
fianza: ¿Cómo pues decís á mi alma i\ 
Retírate prontamente al monte » como 
una vue que huyéf , -; 

3 Mira que los pecadores ban eartet- 
sado el arco., j tienen preparada^ saetea 
dentro de sus aljabas » para asaetear A 
escondidas á los qne ^on de cprazcte 
recto. ..'». 

4 Porque aquello qne tú hiciste de 
bueno 9 lo ban redncido.á nada : mas ei 
justo ¿qué es lo que ha hecho de mokk^ 

5 Pero el Señor está en su santo tem* 
pío: el Seiior tiene su trono en el cíe* 
lo. — Sus oj<>s están mirando al pobre : 
fus párpados están examinando á los 
biíosde los hombrev 

é £1 Sefior toma residencia al justo y 
al impío; y asi el que ama la maldad , 
odia é^,prqpia alma ^ . r 

7 Lloverá lazos 4 desastres sobre Jos 
pecadl^res: el fuego y amfirey y el vien- 
to tempestuoso, son el cáliz ^ 6 bebida', 
que les tocará. 

;6 Porque el Sefiort«a justo, y ama la 
juatida; está siempre sa rostro aaicaiido 
la rectitud. 



SALMO XL 
Corrupción general de cosUmbres, de ¡a cual pide d Dios ser ps^senmi(í 

^ i Vara eá ñm\ paro la datm>n}^«ÉaH 
0^ In finen pro octava, Psalnus Herid XI. - de Savíd. 



a SsOpummefas^ Domine ^ quoniam 
dsfMS súndMst queniam diminuUe sunS 
esrUeUs á/UOe heeUmtm. 



a Sáltame, SeÜor; porquera W- se 
halla un hombre de bien sobre ia Éisr^ 
ra*; porque las verdades bo seapeeclaA 
ya entre los hijos de los hombres. 



I Segan el hebreo ^be traducirM 1 jr su 
alma aborrece al que obra ¡a maldad. 

loH. m. 



a De quien podec fiarme. Es una expresión 
bipeibóUca. 
B 



Digitized by 



Google 



i8 



LlBAO es LOS SilI.:¿C&. 



S Fana ioeuil mkni unusguisifue od 
proxtmum suum í iabía doiosof in €or^ 
de ei corde locuit sunt. 

4 Disperdai Dominu* universa labia 
dolosa f ei Unguam magniloquam. 

5 Qui dixeruni: Linguam nostram 
magnificadimus 9 labia nosira á nobis 
Muoi t. 9^ nosier Dormnus esi f 



6 Propier ^mtseriam inopitm, eigemi" 
ium pauperum^ nune exurgqm^ dicii 
Domirma. Ponam in saluiart : fidueio*^ 
liier agam in eo* > 

^Ȓi ' . 

7 Eloguia Dominij eloquia casta : ar» 
gftÉtmn'. igne examinaium ^ probaium 
ta^rm-^ pérgaitnn sepiuplum, 

t T-tM,.. .:.... . . .:..,.. 

i^{Ri^ Dcmins^ servabis nos: ei OP- ' 
stodies nos a generaiione hac in teiernum* ' 

•)^ It^ ariuOú impiiwnktiunt: secunr 
dhm altiiudinemf iumm nutiapUsasUfi* ' 
tíos hominunK < 



a Caii* AM ét Vllos «o hfckh tiao 
con mentira á su prójimo: babU con 
Ubios engañosos, y con un coraxon doble. 

4 Acabe el Señor con todo labio tram- 
poso y con la lengua jactanciosa. 

5 Ellos ban dicho: Nosotros con nnea* 
• tra lengua, 6 artificiosas palabras^ ha- 
remos cosas grandes: somos dueños de 
nuestros labios:' ¿quién nos manda á 
nosotros ? 

6 Pero el Señor mirando á la miseria 
de los desvalidos , y al gemido de loa 
pobres, dice: Ahora me levantaré yo 
para defenderlos, ^Púndréí» en aalvo: 
yo les inspiraré confianza'* 

7 Palabras puras jr sinceras son las 
píi labras del Señor: son plata ensayada 
al fuego, acendrada en el crisol » y siete 
ó mil veces refinada. 

8 Oh Señor, tú nos salvarás, y » sos 
defenderás siempre de esta rasa de gentes. 

9) Los impíos andan al rededor de no^ 
otros : Tú , segfin tft gnmdesa ó ^lUs£m 
ma sabiduría y has multiplicado los bi« 
jos de «los hombres *r n "^ ^ 



SALMO XIL * 

Sentimíentojs de una alma atribulada , que con frm^ esperanza . recurre 

á Dios. 

1 In finem , Psalimis David. XIL 

'Usqusguó, Jhmine, úbUitisesris mei 
in 'fintm i üsqaeqfso en/eriis faekns' 
iuant á me? 

á iQimndia ponam eonsiíia in animm 
msa>, dolorem^in eords meo per diémt 

3 Usquequb exaliabiiur inimicus meus 
super me? ' ' . » 

4 Réspice y ei exaudí me. Domine 
DtBítei m^tk.^ JUufnina eeulos msos no 
iM^iMsuft obdorneiam At mer<#%* 1 



o;* Svi»« quande, dfeat inirmicus meus: 
Pn^ooM n49ersÍA$ mm* iQui inbulanf 
9m 9 issfuiiaimni si m/oius fuei^ : 



i Vem el fia 

. ¿ ri>isU cváado, ob Señév> me ha» 
de tener en profundo olvido? ¿Hast», 
cuándo apartarás de mi tu rostro ? 

■n ¿Cuánto tiempo andaré yo oaviki»* 
do conmigo mismo, > penando nú coni*^ 
ion todo el día ? . v 

3 ¿Hasta cuándo me tiraniaará qil 
enemigo ? 

4 Vuelve, ob Señor Dios mió, vuelve 
itt vista bácia mi, y es^úqbame benig^ 
no. -^Alumbra mis ojos, á fin de que 
no duerma yo jamas el sneño de. la 
muerte ; 

5 no sea qiiealgn^Ji.yetidiga xni ene» 
migo : He prevalecido <!óiiire él. *- Los 
que me atribulaja» «sitarán de gpep si 
me ven vacilar. 



. I La baB¿.«oa Uberiad y 
nadie pueda resisünue. 



, siD que 



a Aunque tao perreups. 



Digitized by 



Google 



* SltMO 

S egó auiem iñ müerkwMB Uia 

Éfmrovi, BxUtUihH cor meum £n #aAi- 

i€uri too : taniabo Domino tfuf 6ona trf^ 

buá mihi: ei ptaiiam naatíní Domini 



XIII. 
6 Pero ^ 



«9 



tt«f6 pUMta ni «MiSaasa 
ev tu miiericordit««^Mi oonson itlto*- 
rá de {úbUo por la talracion que óm 
▼endrá de U: cantaré al Se2<Mry bien** 
becbor mió, 7 báré retoñar con bitnnot 
de alabanaa el aoftibre del -Scüor AU 
titimo. 



SALMO X 1 1 L 

Pinta Daifid la general corrupción de los hombres^ y la persecución que 

sufren las justos. Intima el Jmícío de Dios^ jr profetiza la venida 

del Mesías para la salud del género humano. 

1 Id finein. Pnlmín David. Xm. 

DixU ifuipiens in votes suú 1 JVbit 
esi Dtus, Corrupii suni , ei abon^nabi^ 
Usfaeti suni in eiudiis suis : non esi 
quifaeüd óomtm , non esi usqus ad 1»* 



a Dominits de eoeJq prospexU super 
fiiios honUnum ^ ta Meat ei esi iniei' 
Ugens, auS reipurene Deum, 

3 Omnes deciinoverunif sñnul imtiHes 
faeUsurd: non esi qui /«teiai éonmm, 
non esi usgue ad unum. Sqmiehrum 
paiens esi guiiur eorum : iingaís euis 
dotóse ageóani : pertenum tupidutn sub 
iabiis tonan. Quorum os maieditiione 
ei amarhudiñe plemtm esi : veióees pe^ 
des eorum ad effundendam sanguinem. 
Coniritío eí inftUdÍQS in piis eerum^ ei 
^dam paicis non eoghoieeruni: non esi 
timor Det atdeoaúos eorum. 



I La palabra correspondiente á JHoí no es 
*i|pi él rrÉi* Movah que ttgntfiea cf ter de 
Di0$ , aino QtrnM Elohim qae le pceeeou 
«amo á Smory gokentedor supremo, Y asi 
no ea tanto la existencia de Dios como sa 
providencia la qae niega el üddío, el cual 
pro eo r a • pe t iuadiis e qae-Pioa no-nace case de 
laa acciones de las^criataras. Varios expósito* 
res creen que este salmo XHI es un duplica- 
do debLII con la aftadidora de los tres versos 
después déi 3 , tomados del capitulo III de la 
Epístola á loa Romanos; donde, después de 
usar el Aposta de los tres primeros versos, 
prosíffQe eoo el conlenido en los tres afladi* 
dos. Estos y ni se bailan en el ori^nal bebréo, 
ni en muchos códices de la versión de los 8e» 
lenta, ni en el códiee latino antiquisono Ua* 



éeWSmM. 

Uíio en aa coraton el insensato :\No 
hay Dioa^ Los hombree se ban cor* 
rompido^ y se han becbo abominables 
por seguir sos pasional^ no hay qaiea 
obre bien , no iñy uno siquiera. 

a El Se2or echió desde el cielo ana 
mirada sobre los hijee de los hombrea , 
para ver si habia uno que tuviese jai- 
cío, ó que bascase á Dlos« • 

3 Todos ee han eitrtviado, Codee A 
nna se hicieron inútiles : no hay qnitA 
obre bien, no hay siquiera niio^ ^Sa 
garganta es nn sepulcro deatapado s oon 
ana lenguaa están forjando frandes: de- 
bajo -de sus labios bay veneno de Éspi^ 
étñ, ^Llenli esté «ü boca de itialdicioBt 
y de amargara r sus pies son ligeros pa*> 
ra ir d derramar sangre, ^Todos sna 
ptoeederéa se dirigen á afligir y oprimir 
al práfimo\ nanea conocieron el sende« 
ro de ta pac: no bey -teoiDlr de Dtoe en* 
te sus ojos. 



mado Salterio áureo ^ que se conserva en el 
múnasierio de RinóU.'Bl seRor Carvajal opina 
qae el ssimo LlI le coamoso' David «áiatea qne 
al XII} ,.y. que ésle es ei raisno LII limado y 
enriquecido por su autor con los tres verao^. 
Aqui debo advertir que para las notas de al- 
gunos sannoa me ne vaticte oe tas que 'puso 
dicho traductor en su versión poética, 7 de 
varias especies que discutí con él en ioi4« 
cuando trabajaba su versión» y me bizo el 
singular favor de examinar esta que habla yo 
concluido poco antes. 

a Los tres miembros de este verso cpe si- 
guen * se hallan no en el hebreo , sino en la 
versión griega llamada Oomim. Algunos creen 
qne faetón introducádoa por el autor de elUi. 

Bs 



Digitized by 



Google 



90 Iaao pb 

4 Nútme wgmneení cmnes gui ope^ 
raniur iniqmiaíem f qui dtvorant ph^ 
bttn meam sicui tscam pañis f 

5 Dútninum non invocavtnint : iüis 
irepidavtnmí Umore , uki non erat it'* 
mor. 

6 Quúniam Domínus in generatione 
Justa est, eonsíiíum inopís con/udistís: 
quoniam Domínus spes e/us est. 



7 Quis dabit ex Ston saluiare Israel? 
eum averterii Dmiinus eaptívttaiem ple^ 
bis SU9^ exuÜabU Jacqb , d Utiabitwr 
Israel, 



LOS 8ÍIUI0S. 

4 I Por Teolttr» ^ «nUvia ea cano- 
dmiento todos eMM qae htcen profeiioa 
de la iniqaidad \ esot que devoran i mí 
|MieblO| como un bocado de pan? 

5 No han invocado al SeSor; y alU 
tiemblan de miedo donde no hay moti- 
vo de temen 

6 Porque está el SeSor en medio del 
linage de los justos : vosotros , oh im^ 
píos y ridiculizáis la determinación del 
desvalido^ cuando pone c;p el Seftor'su 
esperanza. 

7 ¡Oh , quién enviará de SiOn la salad 
6 el Salvador de Israel ! Cuando el Se- 
dor pusiere fin á la cautividad de su 
pueblo, saltará de goao#acob| y se re- 
gocijará Israel '• 



SALMO XIV, 

Cuál ha de ser la pida de los que desean entrar en la celestial Sion. 
I Psalnus David. XIY. ' 1 Babno de D«víd. 



LJ omine , quis hahOabU in taberna^ 
mk^ iuo ? auí quis requieseU in monte 
Mando Uio? 

n Qui ingreditur sine mawía^ ei qper 
raiur Justitiam: 

3. qntí loquitur verüatem in eordesuo: 
qui non egü dolum in lingua sua : neo 
fefiii próximo suo matum^ ei opprobrium 
jwn aeeepit ttdversüs prqximos suos» 

4 ydd mTulum deductus est in eonspe^ 
£tu ejus malignus: iimentes autem JP^ 
miman glori/icat : qui jurai próximo 
suo, ei non deeipit: 

, 5 qui pecuniam suam non dedit ad 
usuram, et muñera super^ innocentem 
non aeeepit. Quifaái hcee^ non meos^ 
hitur in OBternum. 



j Ah! Seüor^ ^quién morará en ta 
^lestial tabernáculo? ¿ó quién dsKan* 
sará en tu santo monte? 

a Aquel qu» vive sin mancilla * » y 
obra rectamente. 

3 Aquel que habla la verdad que tiene 
en an coraion, y no ha forjado ningún 
dolo con su lengua ; -^ ni ha hecho mal 
á sus prójimos^ ni ha consentido que 
fuesen infiímados: 

.4 el que en su estimación reputa al 
malvado por un nonada ; mas honra á 
aquellos que temen al Señor: — que si 
hace juramento á su prójimo^ no le 
engaita: 

5 que no da su dinero 4 osurft < : ni 
se deja cohechar contra el inocente. — 
Quien asi se porta , no será conmovido 
por toda la eternidad. ^ 



1 Gen. XtlX. v. i8. 
a Puede traducirse : El que camina coa tíen- 
to; pues esto ÍDdica la vos hebrea ^TIH ^ 



lej, y el ingreditur de la f a}gata. 
B Deut, XXin. V. 20. 



Digitized by 



Google 



SALMO XV. 



ül 



Acude David d Dios pidiéndole socorro. Salmo proféticp que corwiene 
á Jesu-Chrisio. (Act. c.Tl. v» a5. — c/XllLv. Sd.) 

I Inseripoio^ de lljM^i IMüufmo Bavíd. 



I Tiloli iDseriptiOy Spti Da^^. XY. 

CoiBcrrMB me^ Domine^ qwmiam spf 
rami in te* 

a Dixi Dominú : Detu meue ts iUf' 
quoniank bonorum tmontan nén egss, i 

3 Samii9 y ^ nuU in ietra ejus^ tfh»^ 

v^antit onmes óohániaUs nuas. in eis» * 

% 
I 

4 MultipKeaiet suni infirmOales eo^ 
non : /tosteá aeceiáraifentnL Non oort^' 
gregaóo tonveniimbM eonun de ^angüi^x 
nibus : nee memor ero namiaúm «britai 
mtr ¡Mai 



JDomihiU pare húaredOaUs meoff £i 
lei: tu es, qui resUUu» futre^ 
ditatem meam tnihi* 

6 Funes cseiderunt.mihiin prneelarisi^ 
etsnñn hearedittts mea praeiara est mihi. - 

7 Bensdieam Dsminum qui iríbuií 
mM inÉeilestum : insuper ei asquead 
noste^ inerepuerunt me renes msi* 

^ Provideiam Domínwn'in épnspedu. 
meo semper f quoniam á dexiris esi* 
MuW« ne eontmik>ear. 

9 Propier hoe k^aium.est eor rneum^* 
sd esnUfapU iin$ua mea t ineuper ei es^\ 
ro mea requieseeí in spe* - • 

' » » " 

xa Qmoniam ¡son dtí^eUnquss animatn^ 
meam in inferno: nec dabis sanUitími 
ftinm mdsrs eorruptíonemé ^i 

' . I .. . . ...i . i 

,11 líotasmihi/eeisíiiPiassriUetmdiwk-' 
pk^ me hsiUiá eum vuíUs tuosdeU», 
oSütíonsái in dsxísra 4uausqus infinsm» \ 



~\ ÚJkiqttetat, %d»t»] ms nhpMentet éék^ 
da4fl»- Tai ¥ei ae habla de loa qué detpvea ém 
liabena coiivertid9 A Dio» caeo en pacadot. \ 
9 Que cupo en raerte al pueblo mío. AcU 
XXri. V. i9.,^£ph. Lv.u.^ Cohs. L 

3 Pues ea el miiiiio Dios. 

4 O el boeo peniamiento de fijar en él to- 

ToM. m. 



• ibiWaflafi» ob-Se2ot^.pciéa, ttii|(0.paes« 
tft en ií Joda mi eaperánaa. 

'Á^ Yo ^ije M ^Seiorc TA'.«cca mi Dioa». 
que no tienes necesidad de mis bitfnca. <• 

3> Cumplido iharjOM^villommanle to- 
dos mis deaeQa,«a kw.^Mmtoa ^iiemonaii^ 
en su tierra. 

4 ^MuUfpUcaf!Do ios^'impios «íB éüsé- 
ríaa ,.6 sus nmenMes deidades ' ; ,tli» 
pos de las c nales «olrriAn aceleff*damen<n 
te.-^No seré yo el que convoque sua 
sangut^aríoa fiOftvcaliculoa » Jtkaiquiera 
Uimar^ ^n Jboca tatea aombrct* •. 

5 El SeSor es. la parle que. me hm to-i 
cado en, herencia, y la porción destina- 
da para mí. T4 eres, oh Señor ^ el qne me 
reaiiliMWi* T eonsenmrds. mi ber<»M * • 

6 En delicáofo sitio me cupo la suertea 
hermosa es, á la verdad, la herencia 
qotf me he toG*diO^.. 

7 Aleberé7w«# A Sefior; qoe.mei hac 
dado tal entendimiento^; 4 lo coaV 
aun durante la noche , mi corasen me 
efioiuha % • ' 

8 Yo contemplaba aiempí^ al St^2e» 
delante de mí , como quien está i mi 
dieatra pant aoaienerme. 

-9 Pox* eso se tegoci)6 mi ,ce|raaoas^ :f> 
prorumpió encánticos elcgvea tox. len^ 
gua; y ademas también mi carne dea- 
oamtaj^ icoBx la. esperante V. . 

•4lii Porque fo s¿ que no bAade aban-c 
donar tú, oh Señor j mi alma. en el ae^ 
polcro ' : ni pereútifAa. qae taS^uio ex- 
perimente la «orrnpcion^ 

4 1 HkiaMme* conocer ka sendas de la 
vida ^: me* colmaria de goaoxon.As^vte 
ta de tu Divino rostro : en la díeitia ae 
hallan delicias eternas. 



dos tt(k déáeós. ^ ' 

5 Téésa ñmehsé* ' ' '• ' < ■ ' « 

6 De la resurrección. . " .^ ;.. * .. .» 

7 ó limbo, donde están los Patriarcas y de- 
más justos: IB paraitirds que mí auiepa^tfue 
hoM santíficodo, expermmnté la €úmipeust/f 

sea comido de i 

• 8 Inmortal j { 

. B 3 



Digitized by 



Google 



2% 



Lnao isB los siukm* 



Atiende» ob SeSoí» á mi imtlclt: 
•coge mis plegarias. ~ PresU oiíloa á 
mi oración ; que tto la pronancto con 
labios hipécritat é frauduieutos^ 
n Salga de (a benigno raptro mi aen- 
tenda I miren toa ojos la jaslicia ém tU 



L SALMOXVL 

Da^ii pide al Señor que le libre de sos enemigos. 
I OfftdoDa^. XTI. i 

ÍLtítaudi , Dominio iutáiUnan m»am: 
inUndt depretatíonem iMSom* ' AkribuM 
fHTdpe ^rüUonam meaun^ mon im iabiSe 
dolesü. * 

n JDe ífUlUí iua fuéUeünh. meiím pro^ 
dtaís oeuii M Múúmt a^uHaies. 

3 JPrabastí cor meúmyeí fdgiiastí n^ 
eU; igne me esumUnagÜ^ H n&n eei 
imenia in me inkfúUae. 

' 4 Ut notrJo^uaíwtee menifs opera Ao* 
minum : prepier eitróa ioMontm iaorum> 
ego eueiédiwS née dttrue* 

5 F^tfimgrenuemeoe He ser/Me iuitf 
Sf Mm moeemnteit eeetígim mea, 

6 Bgo élamavi^ quiemiam 
me, Deaet iñeUna autem 
eá escaadi iberia mea* 



miki^ 



7 Mtr(fieamieer£eordiaetttaSf^¿mi» 
^oefade ^eranéee inie^ ^ 



8 A reeisientame 
éi meuiffapilhnn. omií. JM umbra o» 
iarum luaram proiege me 

9 ¿ faeie impiarum ^ me affktoe» 
runL Imimiei mei amitman^ 9Rfom dh* 

10 eíUpem j—ii een^aeerwnt: et e^» 
non locuium eei eaperNám^ 

.1 1 Pr^ieSeniee me mtme e jrea m de á e ^ 
! me: omioe eaa» etatuentai deeO» 



la Súsceperuni me eieui lee paraiue 
ad pnedam : ei eieui eakiius him^ A«- 
Mane in aódUie» 



3 Poslste á pTudia mi oonuBóh^'y )e 
bes visitado dorante la noche ^: me baa 
acrisolado al foego^ y en nd no te bn 
bnlUdo iniquidad. 

4 Lejos de platicar mi boca eegun «I 
proceder de los hombres mundanoe; 
¡ior.respeto á las palabras de tu» labios, 
be seguido las sendas escabróaaa de he 
virtud. 

5 Asegura constantemente mis pasos 
por tos senderos , á fin de qne mis pies 
no resbalen. 

6 To be clamado d </, Dios mio^ por* 
ffaut eiémpre me has oído benignamente: 
inclina ;»etf bicia mi tus nidos, y esc»« 
cha mis palabras. 

7 Has brillar de un modo maravilloso 
tus misericordias, ob Salvador de ios qne 
en tí esperan. 

8 De los qne resisten* «f poder de VUt 
diestra , guárdame. Señar , como á las 
BÜas de los ojos. -«. Ampárame bajo 1» 
sombra de*tus alaSf 

9 contra los impíos que me persi- 
gnen. «- Cercado hMi nais enemigos á 
ni alma< 

I o han cerrado sus entrsfftu d iodm 
éompaeion : hablan con altanería. 

íi Despncs de haberme arn>|ado Ibera, 
ahora me tienen cercado por todas patteir 
tienen poesías so» miras pan dar cd»» 
migo en tierra <• 

la Están a^ecbándome como el hmá 
preparado á arrojane sobre lar paesa, ó 
como el leoncillo qne en logares i 
didos está en espera^ 



1 ó el lieom» 4s smi adiocioncs. 

9 O preteoden cooifarár. 

3 Pwdo tradacine: Bwmwí iemr em ejee 



siempre iDcfinados á tierra para observeroie 



Digitized by 



Google 



Sáx.mo 

i^ MMirge^ Sotáinef proífeni eúih^ 
H sítp^úitím eum : "tripe aninunn meará 
ab imffhfframeam tuam 

i4 0¿ inimíti9 manU9 tatt. Dcmine^ 
Á paUeU de ierra dMde eos in vita «ó<* 
rum: de abseonditís tais adñmpieiiú tH 
peéter eatnttn. StOmroH $unt fiUie i «/ 
i l^W ft i wm if ttHiquÍ€» snas parwuiU nt^l 



' t'S 1S¡^ auiem in JtuiÜ&M appartho 
¡Miupé9tui Ifefo: eatíahor eum apparuerU 
giÚríatUa.' 



XVIL 



2l3 



iS Leváttlate/ oB Selfor^ prevé» su 
golpe I y arrójalos poi" el suelo : Ubm 
mi alma de ias garras del impío : 0</« 
tales la espada ■ 

i4 á los enemigos d« iú diest^..^'8is 
pá ralos , Señor , de Jo» tuertos , aun 
mientras viven , de aqaellos cjae son en 
éorl^ número sobne la trérra; en la %fit 
han saciado su apetito de tus exquisitos 
tbienes.-^Lléttanse de hijos según su de- 
seo; y ^e\9Ln desfiuest sus nietos >1 res^ 
to de sus caudales. 

iS Pero yo compareceré en tu (m^ 
sencia con !« tosticia de mié oérási ' -f 
quedaré fñenáúktiUe sactadoy eUttido it 
me manifestará tu gloría. 



SALMO XVIL 



DaviJi^^gura del Mesías y da ffracias á Dios por haberle librado de 
granMs peligros^ jr fonitítaidole Rejr á el y á sus descendientes» . 



1 In finem' püero Bomini ^ttnÓ, qil locotos 

M Domino [larba caaiidí Inyat , m die qoa 

oripait eum Dominus de mana omniqm vtt>. 

iDíconim qus, el de <d«iiu 3«ii1. et . 

dixit. xyn. 

■i ' ' 

^ DiUfam te y Domine » foHituéh 
mea: 

ó J}ominus Ju^me/menfum' meutH^ ki 
i'efitgñtm mettfh^ ei Jiberóior mats. JDeuir 
meus ádjuior rneus^ eisptrabo in éurü,^ 
Proieaor meus^ H eornu saluiis mea^ 
tí susceptar nieus. ' •* '. • 

'4 Jkntdans fnvtkaóéiJiiminitmrttM 
inimieis meis saJims ero, '^^i^ 

9 dreumáederunt me dohres miortík: 
Jt ioMíhéA fniquaei^ e^níurbtíverUnt 
me. * • 

^ Dc^éréé infernicireurtídeáermii me: 
pntoeeupenferuni me láifuei mortls, 

7 In iribulaiione mea invoeavi DoM^ 
iWM p et od Oeum menm eiamavi : ei 
tíeaudhfU de ien^ .sanOó Hto votem 
meam: ef ehtmormeus in ionspedue^ 
ius iMhMí in aureé i^. 

8 Commúia esf • eí eonirtmuSf ferros 



TTnr 



sr oueiesiUiieV 



i Vara el fin. Salmo de Bavid , sierve 
del Sefior , á^ itaiya gloria dirigió las p»» 
bd>rás de «ste eántíeo , en d dia en qne 
le libró el Señor de las manos de todos 

stts enemiigoe'i eomo eaiwnen oel pofl e F 
de Saúl f eott' eayó luotno dijo * ? ' 

9 A i< be de amarte <, óli 6étol^, qñé 
eres toda mi fortalece. 

3 El Seiíór'es «ni firme* «poyo ,' toi 
asilo , y mi libértadoir.^üfiBibs es nll 
socorro , y en él esperaré, -> Él es mi 
puotector, y ntí poderosa ¿ilvacion» y 
d amparó 'fxtioi ' -■' "' * •' t 

4 InvdciM^kíftNit 8«kér con akbaii^ 
sas, y me veré libre de mis enemigos. 

S'Cercárohtiíé dófóres de' muerte; y 
fdrueittei* de Hiiqctid^d' iat llénarótt dé 
terror: ' 

*^* irodeárinimé dotóres ít Infierno: es- 
tuve á punt» de eáer en tetios de muerteP. 

7 Mas en medio de esta mi tribuía-* 
dbn invoqué al Séíior , y á mi l)ios cla- 
mé*-^ el cual desde sta santo templé e»« 
cticlió henigno mis voces e y el clamor 
que bioe yo ante su acatamiento pene- 
tró sus oídos. 

8 Conmovióse y tembló Iwyo la Uer- 



3]Entr aftjil^ojp *»nrff, ¿ Hí» todo cofaron . CO* 
mo iodica el Terbo bebiéo CSTII nqam* 
B4 



Digitized by 



Google 



M LlBILO OB 

fundamenta nw^ium conturóaia* sunt, 
:^ coroauita suntf guomam iratus. tst 

9 Ascendit fumus ín ira ejus: et 4r* 
, jiif^ é fy^ ^JU9 exaruí : carbones suf^ 
^en^ísitnt ad eo. 

.. lOflneiínami ecelos ^eí deufndii: ,ei 
eqitgo. sub pedibus tjiu. 

\\ Et.ascendii mppr cherubím,, et 
MOÍapii: voUwU super pennas verUorum* 

i 

^ "Bi poeuü ieneif^as latíbulum ¿uam^ 
in eireaitu ejue iaPernacuíum ejus : ie^ 
veirpífaiOdua, i>i nuibibus qfrh* 

i3 Prce fulgor e ih conspettu ejus nu^ 
bes transierunÉ , grando et carbones 
ignis, 

1^ Et intonuit deccelo DominuSf et 
^AUissimus dedit vocem suam: grándo 
et carbones ígnU. * 

..4 5 J»^ misU sagittas suqsif et díssípa-^. 
v¿t\eo^;. fulgura nmUipiicanfU ^ et con» 
tmkmt eos. 

. x^ Et apparuen^ fontes ngw^rum,, 
et repélala sunt fundamenta orbis ter» 
rarunif ab increpatione tua^ Domine^ 
^Jnf^afi^rfe spirüus ira tua». 

^7 ^JffisU de SUOMUO, et aeeepit me: ti 
^^fif^psitimie de ^aífl^s ,ttMfltiÍs» , 

¡ . '. * -^ ' ■ • . » 

I S EripuU me de inimicis meis for*- 
iissimis , et ab fus gui oderunt nu^, 
^guoniam confo^tati mnt super me* 

.10 JPraven^runt me in^^if^fi^f/U^ionis 

meas : et fcKtus est JkmUnus protestar. 

meus. 

^ao ^t eduxitmeinh^tíudinem: sai» 

vpm mefedt^ quoniam pohiit me. ^ 

ai Et retribuet mihi Dominús seeun^, 
dian justitiam meam: et éeeundum pur 
rüatem manuum mearum retribuet mihi:, 

aa guia eustodivi vias Dominif neo 
impie gessi á Deo meo : 

a 3 quoniam amnia judicia ejus m 



LOS S^IiM^S. 

raí (oscimUMtps de to moimi^se ••• 

Ir^mecieron y m conwé^ktmi, viéadok 

tan airado. . , 

9 Levantófle una gran bamareda en 

fueraa de au ira, on faego devorador 

áalia de sa roatre : ppr él. ¿nom ^motn^ 

didaa brasa», 
I o Inclinó Jos ciflM, y desceadió, lle<- 

Tando una oscura niebla baje ene fíte. 
1^ Montó sobre querubines; y tomó 

el vuelo: voló llevado en alas de loa 

vientos ^ 

. la Puso entre tinieblas an asientp; 

^rvi^nilole de^pabelta«, que kxabrin 

por todas partes, una agua tenebvott 

suspensa en las nubes del aire. 
i3 Al resplandor de su presencia at 
. i:eso^vierQn las nubes en una lluvia de 
'piedras y de centellas ardientes» 
i4 Y tronó el.SeSor desde Jo alto del 

délo ; . y el Altísimo di6 una voz como 
'suya/ y cayelon al instante piedras y 
ascuas de fuego* 

iS Disparó sus saetas, y disipólosf 
arrojó gran multitud de rayos, y loa 
aterró. 

i6 Hidéronse visibles los amitos ma- 
nantiales de las aguas, y quedaron de^ 
cubiertos los cimientos del orbe terrá* 
qjueo, -«-al estruendo tuyo^, oh Señor, 
al resoplido del aliento de tu inu 

^^y Entonces alargóme e/. Señor desde 
Ip t^io ñ» mano , y .me asió , y sacóme 
de la inundación de tan\as aguas. 

1 8 - Libóme de mis poderosísimos ene« 
migos; y de cuantos me . aborrepian :. 
]|orque , se babean hecho mas fuertes 
que yo. 

. j,9 EchárQnsf^. de repente sobre mí en 
el día de mi angiistia; pero pV Seitoc ae^ 
hiio mi protector. ^ 

ao Sacóme* á la'anchnca*: falvóma 
por un electo de sa buena voluntad, 
para conmigo. 

a 1 £1 Se^qr me recompénsala aegon. 
mi justicial y me premiará conforme la 
pureía de qiis manos ó acciones: 

aa porque yo be seguido atentamente 
las sendas del Seilor, y nunca he pro- 
ce4ido impíamente contra mi Dios ? - 

a3 ^porque tengo ante mis ojos todo» 



1 Ai socorro de los suyos. 



a Pibome en aocbo y seguro lugar* 



Digitized by 



Google 



I NH»/ §íj9É$títí9$ tifus mn rp» 
puii á tu: 

a4 ^ ^^ ünmaeulaitts eum éo:,€Í 
sóserpoóo me aé ínifuüaU imem^ 

aS Sí r^rihui mM Vmnüms seam* 
dunkJtutíUam msam : ei snun éi n n pu^ 
rümiem nunmaun meanun in eonspedu 
€€UÍontm ejus* , . 

a6 Cum san€lo $amelu» erü , «I 
^ritoínnoeaUe ümocmm erít: 

^7 d eum éUdo elediM tri$: €Í 
i penerteris. 



a8 QmoniamiUf 

/aeitSf €t oattas miptrborum hur- 



^9 Quoomm tu Wumüm» I wBU ' hum 
hkojr, Bmnittet DtUM mernt übmUna 



3o 0iofiMi9i jimJUerífriar é ientatíó^ 
HCfSíA» Deo meo ir&negrediar murum* 

'3i l}eue meue impoUtUa 9im e/u^j e-. 
¡oytUm Domini ^ne eesaminmtas protee^. 
Sor eet emnium spermntíum tn ee* 

3a Qumtíam^ quü Deue preOer Jkmi^ 
man? aui quie Deue praUr Ikum n«-. 
einunF 

-33 Deue qui preeeinxü me Qiruae$ ei. 
»'/ immaeuUUam 



34 Quipe/feeU pedee meoe Uuequmm 
eervorumt eí emper exeelea eiaiuene 
me. 

35 ^' doetí mamis meae aá prm^ 
iktm: ei pomUeii ui aman areum Aro- 
ek¿9 mea* 

36 Si 4edieíi mM prdeetíemmealu^ - 
iie iuee: ei tiexiera iua eueeepU me. Si 
dieeipiina iua earrexit me ínfinem: ei 
diee^na iua ipea me doeeóti* 

37 Düaiaetí greeeue meoe eubius me: 
H non euni ir^rmaia ¿eeti^ia mea^ 

38 Pereequar ininUeoe meoe , ei comr^ 



XVIL »5 

Mt joicíot 9 ni Im dtiechado jásiáa mi 
jnslisímos precepto*. 

a4 Y me manteodré paro deUttte de 
él ; y me cauteleré de mi mala inclw 



a$ Y el SeSor me galardonará ooii«» 
Ibrme á mi juiticia, y tegua la pnreía 
de mía manoa , qae eaiá presente á sua 
ojos. 

aS Porque tú , Señor f con el santo te 
oatentaféa santo» é inocente con el 
inocente : 

%j con el selecto serás selecto ó em^ 
y con el penrerso serás como él 



a 8 Porqae t& salvarás al pocblo ha* 
wUde, y hnmiUaiáa loe ojos altaneros. 

a9 Y paes qoe tá^ oh Sedor, das la 
l«a á mi antorcha* I esclarece | Dios 
mió» mis tinieblas. 

30 Que con tu ayuda seré libertado 
de la tentación ; y al lado de mi Dios 
traspasaré ó aeaiiaré toda maralla. 

3 1 Irrepreneióie y puro es el proce- 
der de mi Dios: acendradas al fuego sus 
palabras 6 promeeae: él es el protector 
de caantoi ponen en él sn esperamuí* 

3a Porqae ¿qué otro Dios hay sino el 
Señor? ¿Ó qué Dios hay fuera de nucs- 
tioDios? 

•33 -Él es el Dios que me ha revestido 
de fortaleza , y ha hecho que mi con** 
ducta fuese sin n»anciUa : 

34 que ha dado á mis pies la ligerean 
de los ciervos, y me ha colocado sobre 
las altaras: 

35 que adiestra mis manos pita la 
pelea. Tú eres, oh Dioe m«o» el quot 
fortaleciste mis braios como arcos de 
bronce» 

36 y me has salvado con ta prolep* 
cion < » y me has amparado con tu diea« 
tra: — tu disciplina ó avieoe me han 
corregido en todo tiempo ; y esa misma 
disciplina tuya será mi enseilanza. 

37 Fuísteme abriendo paso por do 
quiera que iba, y no flaqoearon mis píes. 

38 Perseguiré á mis enemigos y los 



X Téase Ui^. XXVL-^IL Bes. XXII. 



9 Esto es, d mi alma y 6 fida- 
3 /. Reg. XFU, V, 35. 



Digitized by 



Google 



ik6 

prehendam iUoMt H im 
nee deficiani, 

39 Confringam iüot 9 nee poieruni 
éíare , eadeni suStus pedes meoe, 

40 El praseínxisti me cirtute ad bel^ 
htm : ei eupptaniaetí ¿nsurgeniee ¿n me 
eubiue me. 

4i Bí inimieoe meoe dedietí miki dor^ 
eum, ei odienies me disperdidisii. 

4 a Ciamaverunt\ nee erai qui ealvae 
faeeret^ ad Damimim: nee exaudivU 
cor. 

43 Bt comminuam «o#, vi puivermn 
ante faciem venii: uí luiwn pUdearmm 
delebo eos. 

44 Bretes me de eoniradieíhnñtu 
pirulí: eonsiítues me in oapui Geniium» 



Lamo BB iM siuiM. 



45 PopuJus , quem non eognonri^ , 
pwit nUhi ; in audiiu auris 
nuTu, 

46 Filii atíerd mentía smamihi^fi^ 
Ui aUeni inoeteraii suni, eí ela udi e av e^ 
runt á semUís sms. 



47 yhU Dominas, eibenedietus Dea» 
meus, et esealieiur Deue sakUis mem. 

4B Deus qui das vindietas mMf ei 
sobáis populos sub me , Uberator meus 
de inimicis meis framndis. 

^^ Béak insurgeniibms in messomUás^ 
lis me : é viro iniqmo eripies me. 



50 ProptereÜ ew^Uehar tíhi in 
mias, Domisut si ntiminiíuo psminmm 
dieam. 

5 1 Magnificans saluies regis e/uSf si 
faeiens miseriosrdissn ebrisio smo JDm^ 
tfidy et semkdsims smg ws im 



mleonasxéf y mo Tofarerí airit kítte fM 
^aeden enterameiite deshcchot» 

39 Lo» defttrottrép no podria rtsisUr; 
caerán dtiitjo de nit piét. 

40 Porque tú me revestiste de Ttlor 
pera el combate, j derribaste á mia 
pies á loa que contra mi se aliaban. 

4 1 Hiciste volTOr las espaldas á mia 
enemigos delante de mi , 7 desbarataMt 
á loa qne me odiaban* 

4a Clamaron; mas no. había ^niea loa 
aal?ase: clamacon al Seüor, y no loa 
escuché. 

43 Los desmenuiaré ooqo polvo 4jao 
el viento esparce, y los barreré como 
lodo de laa piaaas. 

44 1>&» Dios mio^ me librares de Im 
contradicciones del pueblo: tú mo'ooiia* 
tituAris caudillo de las nacionea* 

4& Un puebla á quien yo no oombU^ 
se sometió á mi dominio; apenaa hnhc^ 
oido mi* eoM , me riíid\^ la obediencia* 

46 Loa hifoa mios se han Mielfo aofn» 
hijos basUrdos , me faltaron á la fide- 
lidad: han caído en la vcfei y eaáncaio 
loa hijos baatafdoa^ y van tffopeaando 
fuera de súa «endaa. 

47 Viva el Señor, y bendito sea mU 
weess mi Dios; y sea flarifieado«1 IXaa 
de mi salud *• 

48 Tú, oh Dios mib, que sales é vtí^ 
^rme, y an jetas é mi dominio laa nn« 
ciones: tú que me libraste de la aafta 
de mis enemigos: 

49 ensaliarme has aohre los qoe se 
levantan contra mí: me llherl«r*a dd 
hombre inicuo*. 

50 Por tanto, yo te alabaré, eb So- 
Sor, entre las naciones, y cantaré hii^ 
nos á la gloria de tu Nombre 9: 

5 1 á aquel que ha salvado maravillo- 
samente á su Rey , y um de misericor- 
dia, 6 eolmm de he m^ei o s á su ungido- 
Difvid, y la usará Utméisn con su im^ 
candencia hasta el fin do ka sigloi. 



1 ó mi Saltador. ' 

-a //. Reg, XXn. tr. 49. 



3 /Wrf. p, 5o.-*Aom. XK v. 9. 



Digitized by 



Google 



^7 



ÍALMO XVII I. 



La gloria de Dios se descubre en las maravillas de la naturaleza , y e^ 

la excelencia, de la Ley del Señan Predicción de la Ley de gracia ^ 

y de la predicación del Ewngelio. 

I Infioem, Psafamu David. XVIH. i »•»• «1 fia: JW««w> *» ««vH. 



a C/celi eftarrani gloriam Def^ et cpe-^ 
ra manuum ejus annuni/id /Srmamen^ 
Swn. 

3 JDiVf diei erudai vtrhutn^ H nox 
nodi indieai edéntiam* 



4 Non sunS loguekB^ ñeque sermones f 
quorum non audiantur poces eorwn, 

5 In cmnem ierram exípü .sonus eo- 
rum í et in fines orbis terne verba «o- 



6 In solé posuit iabernaeulum suum: 
et ^fse tan^uam sponsus proeedens de 
Shalamo sao t' exuttapU ui figos ad 
eurrendam viam^ 

7 4 summo eos/o egressfo e/ust ei oc» 
eursusejue usque ad summum eJus: 
«to eei qui ee abesondai á eaiore ej'us. 

t LsK Domini imtñaeutaht eonver^ 
tens animas : íestimonlum Domini fi^ 
ééle^ sapientiam preestans parpulis, 

9 Justítiee Domini rectm , Jeeiifieantes 
sorda : prettef4um Domini luMum^ iZ- 
huninans oeutos. 

10 Timor Domini eanetus , perma* 
stsns in seteulúm steeuiÍTjudieia Domi» 
sd vera p iustifieaia in semeiipsa. 

1 1 DesideraÜiia euper aunim et la^ 
pidem pretiosum muitum : ei dutdora 
euper mei et faieumm 



a jLo0 cielos publican la gloría de 
Dios, y el firmamento anoncia la gran- 
deza de las obras de sos manos. 

3 Cada dia trasmite con abundan- 
cia ' al siguiente dia estas voces 6 anun» 
ehs , y la ana noche las comunica á la 
otra noche*. 

'4 ^O hay lenguage, ni idioma, en los 
cuales no sean entendidas estas sus vo- 
ces >. 

5 Su sonido se ha propagado por toda 
la tierra, y hasta el cabo del mundo se 
han oido sus palabras. 

6 Puso Dios espeemlmenis en el sol 
tá tabernáculo^; y á manera de nn 
esposo que sale de su tAlama> <- salta 
como gigante á correr su carrera : * 

7 sale de una extremidad del cielo, & 
y corre hasta la otra exttonidad del 
mismo; ni hay quien pueda esconderse 
de su calor. 

8 La Ley del 8e8or es inmaculada , y 
ella convierte á sf las almas : el testi- 
monio del Sefior es fiel , y dá sabiduría 
A los pequefinelos. 

9 Los mandamientos del SeSíor son 
fectos, y «legran los coraaones: el lu- 
minoso precepto del Sefior es el qn« 
alumbra los ojos. 

10 El puro y santo temor del SeSór 
permanece por todos los siglos : los jui« 
dos del Seiior son verdad : en sí mismos 
cstáii justificados: 

1 1 son mas codiciables que la a%ntt» 
dancia de oro y de piedras preciosas: 
mas dulces que la miel , y el panal. 



1 Tal es la fueria de la palabra hebrea )rO^ 
que corresponde al eructa^ de la Vo^aia. 
a Un dia da al otro dia nuevos motivos de 



que 

al otro día; jr la una noche maestra esa sabi- 
dnili á k noche siguiente. 



3 d la habla de los. cielos. Ó de otro ipo^ 
do : No tienen leognage , ni tienen idioma ; ' y 
con todo se entiende su vos , esto es , el ha- 
bla de los cielos. 

4 Hizo brillar en el sol una eomo tos io» 
mensa ; qae por tan biiUante no puede coa- 
templarse de fijo.' 



Digitized by 



Google 



aA Libro db 

la Biením MeroUi iuu$ etuiodii ea^ 
in cusiodiendís iilis reiribuito mulia^ 

i3 Delicia guis inieJiigitf ab oceullh 
mets munda me: 

ti et ab alieniM paree strpo tuo. Si 
mei nonfueríni dominaii^ tune imma^ 
eulaiue ero: ei emundabor á deiieto mo" 
ximo. 

iS Et erunt ut eomplaeeant ehtfuia 
oris mei I et m$ditatio cordis mei in 
conspeciu tuo semper. Domine ^ ttd/uÉor 
meus, et redemptor meus» 



tos fliZ.HOf« 

19 Por eio ta siervo loa giurda; y es 
el guardarlos queda abahdsntemeate 
galardonado. 

1 3 ¿Quién es el que conoce todos sus 
yerros? Purifícame de los míos ocultDs, 

i4 y perdona á tu siervo losagenos'.- « 
Si no dominaren sobre mi, entonces es- 
taré limpio de toda mancha, y purifi- 
cado de delito muy grande. 

1$ G>n lo que te serán aceptas las pa« 
labras ó eániicos¿t mi boca, como tam* 
bien la meditación de mi cprasoa ^ns 
haré yo siempre en tu acatamiento.-^Oh 
Señor, amparo mió, y Redentor mió* 



S A L M O X I X. 

Oración que David pone en boca de su pueblo por el feliz suceso 

de sus armas. - 



1 Id finem , P9alfflQS Datid. XIX. 

% h/xaudiat te Dominus in die trt» 
bulaiionis : protegat te nomen Dei Ja^ 
eob. 

3 Uittat tibi auxiUum de soneto : si 
de Sion tueatur te. 

4 Msmor sit omnis sasrifidi tui: ei 
hoJoeaustum tuum pingue fiai. 

.5 Tribual tibi seeunditm eor tuum : ei 
omne eonsilium tuum eonfirmei. 

6 Litiabimur in saluiari tuo : ei ia 
nomine Dei nostri magnifioabimut. 

7 Xmpieat Dominus omnes peiitionee 
tuas : nune eognooi quioniam> salífum 
fedt Dominus Chrisium suum. Exaw 
diet illum de eceJo sondo suo: in po^ 
ientatibus salus dexterce ejus. 

5 Hi in eurribus, et hi in equis: nos 
auiem in nomine Domini Dei nostri 
invoeabimusm 

9 J^i obiigati suntf ei eecideruni: nos 
auiem surreximus et erecii sumus. 

10 Domine ^ salvum/ae regem: et e- 
xaudi nos in die, qua invoeaverimus te. 



i VUMi el fin: Salmo da llavíd» 

% Wigatej oh Re^t el Sefior en el día. 
de la tribulación: defiéndate el Piombfe 
del Dios de Jacob. 

3 Envíete socorro desde el Santuario, 
y sea tu firme apoyo desde Sion. 

.4 Tenga presentes todos tus sacrificios/ 
y séale gratísimo tu holocausto. 

5 Concíédate lo que desea tu coraion, 
y cumpla todos tus designios. 

6 Nosotros nos alegraremos por tu 
salud, y nos gloriaremos en el Nombre 
de nuestro Dios. 

7 Otorgue el SeSor todas tus peUeio- 
nes : Ahora veo que el Señor ha puesto 
en salvo á su Ungido. «- Él le oirá des- 
de el cielo , gue es su santuario : en sa 
poderosa diestra está la salvación. 

8 Unos confian en sus carros arma- 
dos, otras en sus caballos: mas nosotros 
invocaremos el Nombre del Sefior nues- 
tro Dios. 

9 Ellos se hallaron envueltos en los 
lasos, y cayeron; pero nosotros nos re«_ 
alzamos , y estamos llenos de vigor. 

10 Oh Señor, salva al Rey, y óyenos 
en el dia en que te invocáremos. 



X En qae baya tenido parte. Ó, perdona los de mis idbdiios. 



Digitized by 



Google 



3 ALMO XX.^ 



nacimiento de gracias 
2 Infioen, Paalniu PaTid. XX. 

a Uamim^ in viriuU Uta 'JmiMiwr 
rex: €Í super MoJut^re iuum exultaba 
vehemenUr. 

3 Detideriuní coráis ejus iribuisti 0^ 
ے voluaUUe labionan ejus non f rauda" 

4 Qqanieun prétvtnisii eum in óene^ 
ákUonibu* duieedinis : posuistí in aipi» 
te ejus eoronam d^ -lapide preiioeo, 

5 J^iiam petüi á ie : et írtóuisii ei Ion* 
gitudinem dierum in saetulum , et in 
jKecuIum seuulL 

6 Magna est gloria ejus in sahUari 
fuo : floriam et magnum deeorem imir 
paneo super eum, 

7 Quoniam dahis eum in henedieUo^ 
nem in eaculum eeeeuU: liJtiifioMe e^, 
um in gaudio eum vultu iuo, 

S Quoniam rex sperat in Domino: et 
in núeeriwrdia AUissind non . eommo^ 
vebitur* 

9 Jnyeniaiur manustua ómnibus ini" 
miéis iuis: dextera tua inveniat oma$s 
gui te oderunt, 

10 Pones eos ut dibanum ignis in 
tentpore vulius iui .• Dominus in tra 
sua eonturbabit eos^ et devorabit eos 
ignis» 

1 1 Fnuium eorum de ierra perdeSf 
si semen eorum á JUiis^ hominum. 

la Quoniam declinaveruni in te ma~ 
¡a ; oogitaverunt eonsilia f quac non po^ 
tifurunt siabilire, 

i3 Quoniam pones eos dorsum: in 
reli^uiis tuis prítpewabis vultum eorum. 

i4 .Exaliare ^ Domine, in piriuie tua: 
sanlabiams et psaliemus pirtutes iuas» 



por la pictorla del Rey. 

i Vara el Sa: S«lin« de Oavíd. 

a C/b, Señor, en ta gran poder he* 
liará el Rey sa alegría, f saltará de 
. extremado gozo por la salvación que le 
has enviado. 

3 Tú le has caioplido el deseo de sn 
corazón, jf no ^s frustrado los ruegoa 
qae formaron sus labios. 

4 Antea te has anticipado i él con 
bendiciones amorosas: pusístele salMpe If 
cabeza una corona de piedras preciosas. 

5 Te pidió vida ^ y tú le has concedi- 
do alargar sus dias por los siglos de los 
siglos. 

6 Grande es su gloria por la salva- 
ción que le has dado, ^un le revestirás 
de ana' gloria y esplendor mucho mas 
grande. 

7 Porque tú harás que él sea bendi- 
ción eterna ' : colmarásle de gozo con 
solo mostrarle tu rostro. 

8 Por cuanto el Bey tiei^e puesta su 
confianza en el Se2or : por lo mismo 
descansará inmoble en la misericordia 
del AUisimo. 

9 Alcance tu poderosa mano á todos 
tus enemigos: descargue tu diestra so-^ 
bre todoe Tos que te aborrecen. 

10 En mostrándoles tu rostro, harás 
de ellos como un horno encendido. Ai- 
rado el SeSor los pondrá en consterna- 
ción, y el fuego los devorará. 

11 Extirparás su descendencia de so- 
bre la faz de la tierra, y quitarás su 
rasa de entre los hijos de los hombres. 

la Porque ardieron contra tí malda- 
des : forjaron designios que no pudie- 
ron ejecutar. 

i3 Tú empero los pondrás en fuga, y 
» tendrás aparejadas contra ellos las fle- 
chas de tu arco. 

* i4 Ensálzate, Sedor, con tu podenVt- 
finitoi que nosotros celebraremos con 
cánticos é himnos tus maravillas. 



1 Le harás principio ó fi&ente de bendición} pues harás nacer de su li»H« ^ MesUi, 
Salvador 4el mundo. 



Digitized by 



Google 



8é 



LlBmO DB hOB 8AUÍ0f< 



^ALMÓ XXI. 

JesurChristo , ctavado en cruz , ruega á su Eterno Padre que b ampare; 
y 'dice que después de resucitado anunciará su gloria á toda la tierra. 



I In fipem pro susceptione matatint. P8al<« 

'mtaa David. XXI. 

a íJeus, Deus meas , réspice 'in mer 
guare me deretiquiMti? Íong¿ á ealute 
mea i^erha dcUcterum nuorum. 

3 Deus meuSf eíamaóo per áiem, et nen 
exaudíes: et noeie , et non ad insipitn* 
Uam. miki, 

' % Tu aufem in Saneto haóifas « Laus 
Israel. 

5 Jn te speraverupi pairee n^siri: spe* 
raveruni , et Uhertuti eos. 

6 Ad te clamaverunt , et sahfi faeti 
sunt: in te speraverunt, et non sunt 
con/usi. 

7 Ego autem sum vermis; et non ho^ 
fno: opproórtum homtnutn , et ahjectio 
pleóts. 

S Omnes videntes me\ deríeerunt me: 
iocutí sunt Jabiis , et moverufU eaput» 

9 S^ropit in Domino^ eripiai eumf 
salvum/ocíat eum, quoniam puit eufñ. 
" lo Quoniam tu es^ gui extraxtsti me 
de ventre : spes mea aó uberibus ma^ 
tris mea. 

• 

II Jn te projeetus sum ex útero : de 
ventre matris mece Déue meus'es tu,. 

i^ ne dishesserfe á me: guonfám tri-» 
bulutio ptoxima est : guoniam noh esS 
gui adjuvet, 

i3 Cireumdéderunt me vituU múñi: 
tauri pingues obsederunt me. 



BaftM d»9ní 

a \\Jh Dios! ¡oh Dios mió* , Taelm 
á mi tos óyo$t ¿Por qué me bas desam- 
pftffvda ? Los gritos de los pecados míos 
ale)an * de mí la salud. 

3 Clamaré, oh Dios mío, dorante el 
día, y no me oirás; eiamar¿ de noche» 
y no por mi culpa '. • 

4 Tú empero habitas en la santa mo« 
rada i tú', oh gloria de Israel. 

5 En tí esperaron nuestros padres: ea* 
pararon en ti, y t6 los libraste. 

-6 A ti clamaroa, y fueron puestoeett 
salvo. Confiaron en ti*, y no tayieroik 
por qué avergonearse. 

7 Bien que jo soy angtosano, y to 
un hombre; el oprobio de k» hombres^ 
y el desecho de la plebe. 

S Todos los i^ue me mímni hacen - 
mofa de mi con palabras, y con meneos 
de cabeza^, diciendo: 

9 En el Señor esperaba; que le liber« 
te : sálvele , ya que tanto ^le aAia. 

I o Sin embargo tú eres quien me sa- 
caste del seno materno; y mí esperan^ 
xa , desde que yo 'estaba colgado de loa 
pechos de mi madre* 

ti Desde las entmfha de mi madre 
fui arrojado en tus braios: desde el s««* 
nó materno te tengo por mi Díost 

la no te apartes de mí; porqne s« 
acerca la tribulación » y no hay nadie 
que me socorra. 

i3 Cercado me han norüloa 5 en gtaa 
número: recios 7 bravos toros i^e haa 
sitiado. 



i En el leito hebreo se íee : t^ E2¿, ojie* 
denota á Dios como á Fuerte ó Todopoder 
roso ; pues el ngmñttí J¡ie¡rte .* ; asi HM JSüf 
eñ^/tierte mió. 

a Esto es« de los.pecadoi de los hombres» 
que he tomado sobre mi. Según ei hebreo 
podría traducirse : Lijot ettdn de mi $a¡udf 
6 de salvarme loe ¥oces de mis gemidos. 



3 Puede traducirse de esta otra manera vas 
conforme al hebreo: {Samaré , oh'IHos mh^ 
dtírame éldia^y w> me ev^t de liothe^ ^ 
no me escucharás. T Umbien: Qamaré «a 
vidaj, j^ no me oirás: después de la muerte, 
Y no nie escucharás. 

4 Máuh. xxyii. t>. 39 r rf*«w*»'. 

5 ó becerros indómitoa 7 furiesot. 



Digitized by VjOOQLC 



i4 Apmuruai js^^n tst cit fuaia^ W<? 
Olí h» rapiens ei ntgmns. 

iS iiuU agtuf .ejfústu ^mm-s ei dítfmr i ' 
«o «fcM omnMi oftáa «wok JFméium^ re«l . 
MTjvMlM» lafifuam cera iiqmeuttu im 
medio wtntrás mti» \ 

•6 ^mll Éanquam Usta wérirnM mua^ 
ei Ungwa msa máhguii faaeikuM mei9» •. 
0Í in piUvértm mortís dedumiéíi wm$ 



»7 
nmiii; tondÜam 



wnantu- numi «í pedtti 



18 dinumerawvrmñí { 
Ipsi pero eonsidertnftréuH tá\Uupeasgrun$ 

1 9 dúfisgruní ^ihi vesUmenia moa » gi * 
m ipe t' onátm moatík Moermni ootUau • 

ao Tujouiem DomitH no lAagmoorio* . 
OHxiUum Uium á mo: ad drfensÁmem 
meam conopice, 

ai Bnu á framoa Deiá^ anbnam 
meígmtOÍdomanu€aniounuamméami 

aa Saiva me ex ore Uonie: d á ov^ 
mkis iUmieorfmim'ktmMkiátni :meéid. 



*a3' M/bmaoo 



Umam^ fmiribm 
imwdmfm U. 



M Qjuií tí^noiiM Bomirtum\ Utadafo 
cttfli X mafvetoMin mnmnjoeábigllftt^a^i 
U eum: -•!, , ;■ . ■ ..u » 

aS <¿gMal .eiMi omoo oomoá JsHief: 
qutmiam itomuspremí^ ne<pu - doope^e^ . 
depreeaiiomem panpérios neo aoewtíifm 
oiodk omm d mo:^.áUmsh»mmtn% md- 
ewn eapaudivü me» 

.a6 u^lpw/ to Imlu mea án MoeUsia fnof 
giia: yntn.fm réddam üé oongpocáu-tii^ 
monimmo^nu 



dos mil bueiot se han d€feae^do-««-^Miv 
cQniMi.ciU oomp ^ uno c<vir»^4trrHiéii!- 
do«c den^m 4^ fiii«i4iiUiftdM*-\ x* »..,.« . kV 

Ido nn va«o de barro cocM#¿ mi hagoai 
se ba pegado al paladar; y me vascon- 
dacieadtf^alfitlvoiidftl fe|>itkro». ;. ,. - 

17 Porqne nie'iMio; oeiicfld«>.dt'Muiki 
mitliUiid de 4^4Moa par.r«i<. me liene 
skMo^tma'.iorb* d» am 1 imites» .t^HMii 
takdcado^Aiis-AMMe-iíiaia.pM»^ i* . w . 

«4 J^a «o»t»d^ iii»a?biiesos< «an por 
ano — Pusiéroase á mtwrmiOfdotspmoiOi^ 
f'á ohootyotmtLí' . . -\ * 

«9 repartíenni^ enUa ai laU .▼.eslídoe,* 
y aotieidr0ia.B^i't*aÍQa* < «^ 

ao Mas tú, ob Scfior, ao mi iileftll 
ta socorro ; atieode luego á mi defeasa : 
'. ' ^ 

ai Libra mi vida, ob Dios, del a1- 
flia^e; y dé Uo g^ras de los caaes á 
mi alma. .:; . .• , i ' -. i 

aa Sálvame de la boca del leoa; salva 
db-Uü |MiAes\de,ÍM «mm>i«4M;«RÍVo- 
bre aliaa* \,* , s 

x^\ Aaaadaré' »a ' M nf $ Hwpiire i'ms 
bermaaos^ .VttUéeaf.é^-. la* ^aUba«^(f4 tn^ 
«adíp de la Iglesia*. 

»4 Ob'voeoiiyit^ttafxleiReit'.al StSor, 
alabadkvVgH>r>tedk\, vv^«iairps^.des«eae«t 
dientes todos de Jacob. .sv.\u . a...x 

Á% Téavala loda^.i^ üxiag^ 4^vtanie^, 
poi^e laa. d ci»n < tt é\ie¿ , d>aftl < n di^\íla^ 
sáplka >del iiobffc ;-i.iH, a|iir44^t\uaá J* 
rostro; >iiaA«a.«li^)f^.Q)amdv4 ^l^.A^gA 
me oyó. 

m6t'rA.M sa^djrigistojdüa »labaai(i« en 
la^iglesiaMá «MiAwsiviVaif.. gdusde.?. • vaní 
prtaeacia daJoa.iiue*^ ítmon cuaipUré 
yo tai» ¥0<osi 



1 En las mas de las Biblias bebréas se lee 
9*1M3 caarip aue significa como /«on: én vez de 
^^ can6 ctUe típB&etí horadaron ; j es eóitio 
kysfOD los Setenta iaiérpfetea i|«e traslada^ 
ron ¿ptf^gev onscfon, que literalmente jngnífiea 
caiHuwu Mas por la doctnna de la Másora^. 
Damero 34,9 sobre este psalmo, set deamestn» 
qoe Ja vos niO no es un nomUre apelativo 
cotaipaesto de ío partíciila coBoaraiÍTa o , que 
MgnificacooiOy y nM que aigiufioa ¿»'">^(^' 



sino nna tercera persona <^e1 plural del iierbo 
niÜ cdn H epentético, 6 mater lectióhis ', que 
significa ceninron , horadéron , harrenarott," 
Hoomna qoe oenfinpa «Viniléffpeetc cb&ldeoM 
Téase Buxtorfl art. r-|K. . ^ • 

^ a Jiehn^Lv*.t^ ... — 

5 Eft lacoogregacioo que se formvrk de to- 
das las naciones , aaidas todas con ei "riucuto* 
delaíe. 



Digitized by 



Google 



3a 



liino M tos .SÍX.MOS. 



97 EdeM paUptreM , ei HOurtíbuntur: 
€t Umdábunt lUtminum qui requituni ' 
ettni : 'vMW' óordd ^rmnín éetcuiuin 
siteuli, ■'" 

918 Rertúm'seeMíar tt úúnfM^Uniur i»d 
Dominum univerii fintÉ ierrm : ei a^f^' 
rahuní in cotiépeéta ejut universas fa^ 
müiafÚeMíum. ' • ^ 

.... •: V • .!■ •. I.: .. ., 

39 Quoníam Domiñi eet regnumt ei 
^ifi'dómtñáóiUir G/emiumi 

41o Mimdtítat^erut^ ei adorwveruni '0*^ 
mtkee piñguee ienra? kv t&nepeeiwejae ■ 
cadení ámnts qui éeeamáufd in ierrami * 

Si Ei ánima mea tíli ineeit ei eemtm 
meum jeerviet ipeií f 

3 a AnnuntiMtur D&niino generaáio[ 
veniura^f ei einnuniiábunieceli Juetíiiam 
ejue populo qui maeeeiur ^ quem feeii \ 
Mmi hue^ < '" :• ."♦ •• - *^*^ 



«7 Loi pobrtf oomeiia y qneitrlM 
saciado»; y los- que btu^n al Sefior la . 
cantarib alabaaaas : sas ooraioMs vivi* 
rea por los sighis ée los si§los< 

%% St acordará de loe ben^doe red» 
óidoSf y se convertirá al Seftor toda la 
extensión de la tierra;— .7 se postrarla 
avie su acatamiento las tiunilias todaá • 
de las gentes. 

99 Porque del Señor es el reino; j él 
ba de tener el imperio de las naciones. 

3o Comieron , y le adoramn iodos toa ■ 
ricos de ia tkrra : ante sgr acatamiento 
se postrarán todos los mortales. 

3i Y mi alma vivirá para él , y á él 
servirá mi descendencia. 

3a Será contada como del SeSor-.la. 
gteeracion venidera; y los cielos' aniin* 
ciarán la jiisticta de él al pneblo^oe bat 
dé nacer, formado por el Seftor» 



í 



SALMO XXII. 

'■J-. quien Dios apapien^ noMle l^úia. 



1 Psalmns David. XXII. ' '< 

-''Jjúmimur'rig^ mé ^^íW^iíM mihi* 
deerU: 

•n iá ¡beó peiícuaM99ieMhemfik «Sk^ 
per aqtmn hféMúnin^edueaeii met^ \ 

,3 afwniéni meám téncfeHH. DeduicÜ 
me eupereemikie jUHUíee i propia isa-^ 
men euum, ...:<;'. >* !i., ) 

f^ Nam^' é^'éi arkéuHinféró' im medio 
uÁtiffW't^fihrtéi , >i«oft'<Amiáo fiMkfb t^quo*^] 
mitM»aa^¥Mm» eei -Víp^a iuM'ifi Am*»- . 
IKS 4uuéí ipeh^me^demfoieáa^^iámMi «> ' -t 

5 9tet(tki¿4n iSíM^ML^nm 9henedm 
úd»ereiu%éep ípei^irU nO t mi meá^\Í9ápÍn^\ 
gaat$i iñ óieoitedfha meakn.9 ei eoHx' 
meue inebriarle quám preeeiurUéfeeí! « ' 

' 6 Ei mieerieordia iua euhsequetur me. 
omnibue diebue viUz mece; ei ui inha^* 
biiem in domo JDominif in ¡ongHudinem 
dierunu 



pastorea, nada iM' 



i taimó de Bavíd. 

£jl Seflfor mó 
íalUrá. • 

wltl mé ba colocada» en In^r ¿t ] 
tos :.^ me ba> > condncido • Jnnlo á 
aguas que restauran jr recrean, 

'iiConViriid á mi álmá.u.Me ba com- 
dfRÍdp por los tenderas^ de la joatioiaVv 
para gloria de su Nombre. 

4 Deteste suerte, nnnqae caminase yo 
lA>v. medio ide la sombra, de la mneriCÁ^ 
no témese ningún desastre | pofqne tXi 
ekSáss .comulgo. ¿-^Tu vara «y ta báeola*^ 
ban sido mi consuelo. • ) 

•é 'Apárejasle delante de •mí 4in# méis 
aéán é aniei^rit lá vlaU de adaí péoegai^ 
dores. -^Badaste de óleo áuperfimmeUi 
mi cabesa. ¡Y cuan eicelente es el calis 
' mio'qne eaniamente embriaga^ • 
'6 Y me seguirá tu misericordia todds, 
los dias de mi vida; .«-4 fin dis que yo. 
more en la casa dtl SeiKor por largo 
tiempo. 



1 La vo» eielóe, que ai le halla en el ori- 
gbal hebreo ni en Km Seteatai fue introdaeida, 
según pieoM el piadoso 7 sabio oardeaal Be- 
lamino , por el traductor latino para mayor 



olsridad del texto; 7 8b{nt6ea netafi&ricamen» 
te los hombre» CMe&tiaüs. ^ 
'a Cim qne me has oorregido 7 tostenido. 
3 Yéase Embriagar. . UaCw^. 



Digitized by 



Google 



?» 



&ALMO XXIIL 

Salmo prof ético m qm hahkk BavUL M reimo de éu I^M» , •/ tmal tmJMí 

su perfección en loe cielos. Conehjre con una admirable pintura de la 

triunfante entrada de Jeea^Chrieto en el cielo. 

I Prina nUwá» PtakMHBsmd. XXm. r Mebm d« MeiM. . 

Domini tei térra, ti pUnUudo efuet ObI Bftét ct k Üem» y emulo 

erhiM Urrarwn , el mniversi qui habi-^' ella oontleDa : el mamlo , y toiee mu 

tañí in «o. héUMoi^t: 

» *Quia ipMc super moría funéawi» a pot^m^ él la ealaUecié Miperier 4 

ei Muperjiumina pneparavü eum. lo» marca ■ 9 y la colocó maa alta qaa 

lea ríoa* 

4 iQaiém mMHi al aaonta del Seftor? 
¿ O ^oíén podHk estar ea ati SaniBario ? 

4 El qoe tiene puras las maiiot y lim- 
pio el eoraailii ; el ^ut fto ba lectbiA» 
en vano sa alma , ni hecho jaramealosi 
eagailosos á sa próíioM. 

5 Esta es ei ^e ohCendrá lo hcttikte 
del Sedor, y la misericordia de. Dios sa 
Salvador, 

6 Tal ca el ÜMfe de loa qaa le hna- 
cas, de los que aohelaB por ver ekroa**. 
tro del Dios de Jaoob. . . 

7 Levantad», oh Prindpea» vaiat|ñav 
puertas » y elevaos vosotras , oh puertas 
de la etermidéd; y entrar* el Rey de Im 
gloria. :-.. 

8 ¿Quién es ese Rey de la gloria? Es 
el Seftor fuerte y poderosos el Sidor 
poderoso en las batallase • % 

9 Levantad , oh Principes , vuestras 
puetfaa /y elé i é m aspiras» obpntrtaa 
de Ja eténnáadf y eMraiá el Rey de la . 
gloría, .s,«. i\ •^.> «\ . 1 » 

10 ¿Quién es ese Rey de la gloría? £1 
SoSoir 4#loa cyiadtoa'i ose ea el Rtfy de 
lá^lor«a«\. -\ .0^ » ..\.- ."x v'.\í' .-. , •, 

.uu r . 



B Qmie oMcendH in mcntem Dominio 
aut ifuis MtaM in iúeo ganeto ejus f 

4 Innoeens ntamóas et mundo túrdef 
fui non aeee^ in vano am'man^ suam^ 
maejuravit in éoto próximo euo. 

5 Hit awpiet éenedidiongm á DomÍ^ 
no, €t mÍMTieordiam á Jko mUUtari 



-6 Bmetsi gemratíotputrtnHmnatmj 

7 AtMtíUporias^primipoSyVegtrme^H 
ttevamini porUt ígternaies f ei inieoíbii 
rm^lorim. 

S Qtti^ estisie reM ghtrife? Domimíé 
foriis ei peUme: Ihim'nus peiene in 
pneUo, , 

9 AttoUÜe portoM^ principee, woetram, ei > 
eieoamiaiporÜBB eetermOest ei iniroiéM 
remiiorite, 

i. ) 

10 Quieest ieU rex $torim ? I)omÍ9me^\ 
vfriUtum ipwe mi rea fjérliv.. ' 



• -v '7 ■ — — — • ' . I ^ . . ,, j 

7 E9 propio del leogua^ Doético babUr cqp- 

irme 4 lo que parece á 103 sentidosr á tst.^ 

>pioionet que por ellot; se fomivo. T como ' 

•M agaas del «ar sienpre páraeea á* U<nrta.> 



del qua<mini jn^s- bsias por^t<vla.a psMtef app 
bf tierra, por eio dice el sáiinisla "qóe ih 
tierra ^siá colocada 90^^ rURii. TóáseX^tf^ 
bnUsmoe, ■ " '^^ 



T0X.IIL 



•:^^^•». S» 






Digitized by 



Google 



M 



Lnao DI LOS sálicos. 



SALUd cXiXgy.. 



Dúwd implora étátáiilo y iá mMnáOñdiá d$ Dí<m pam Hy y para sá 



I Id finem , Psalonu Barid. XXIY. 

j ■■ ■■ • ""■• - ' 

Jld te 9 - DoMm^ ftvém' animam 
vn€ont • y^<w 

'ú ' Deué 7ium9 \ ih Üeomflda^, nótt'^ttu- 
éewcam'f • { • • •"»■•• í ' ' " •.. ,*'\ 

3 ñeque irrideant tne iniméei^maitéi^' 
enim uniutréfíj ^úiétutkéerd^^noMwpm' 
fimderiiur^ - . . . ^.i . . ' . . mí .- 

4 Confundantur trninea iniqua mg€nte9'^ 
superváeiii. ^iasÉuiuy Domine^ demora 
gira mihi: ei semUaé tuas^ €áo§€ me. ' 

'5 Ditig^me in veriiaie tua^ et doee 
me : ^fuia tu es Deus saivator meuSf ti • 
te stistinui tota die* • » 

'6 ReminiHere ^migeratíonitm ^marum^ 
Jhmihé ,' tf/i mÍ9eritordÍ€irum. tuarürh^ ' 
quoe á sáculo sunt. 

•f l^eiíct» jiSüénHÜis mect^ tt ^iw^n" 
titu tásoBmemifminsfiis. Seeumtíim mi'* * 
serieordiam tuam memehto mei tmi^ 
prafitsréouitutem tuam ^ Dwnine** . 

4 £^u(o¿$ ki reetiu Dpmámuts profier 
hoe legem. dabit delinquentibus in pku , 

9 Btr^^t manMtséfs ín*/Udiá'aí*SoseA . 
bit mUes vias suasl f' ' '*i :• i (»•"- , , 

dia «jfr vetiteUy rsqtmnentOuéiáuiámmh-^ii 
tum ejus ei testimonia ejus. .l.«..';í 



11 Pinole neimfn.)iíuúm ,' Dmniaá^^ 
propitiaberis peeeato meo: multmn 'esin 

lii Qt/£«^^ esi'hprno qúi ihnet ''pomi-^'] 
hiiifnr Ugfm statuit, ei in pia,^ quatn ¡^ ] 
iegit, .v.« ^^ -t 

i3 JÍnima ejus in bonis demorabüur: 
H semen ejus hasreditabit ierranu 



' i Vara el fia : Salmo de 

A tí, 6b Seftotf, he IdwHaáo mi 

etpírita. ^ 

•a Enlíf. vOh Dios ink>i ten^.putaU 
mi Gonfinaseí n^ifiieiier^ aT«r0aii«Mli»A 

3 ni se iiurUrán de mí mU.eaeai^m;^ 
porque oingua» que espere €n> ií« i^uc- 
4iará coofifriidida. ' 

4 Sean cubierto» de confusión todos 
e^«elkii «|ue. vana é injustamente «iMli 
la iniquidad. ^Muéstrame, oh &t|kdr^« 
tas caminos « y- enséílame tus eeadet«>s». 

5 £ncamíname seguo tu verdad^, á. 
instruyeme; pote tú ere» el Dioa Salvan 
dor mió, y te estoy esperando lodo el día. 

6 'Acuérdate , Señor ,. de tas |iiedAAea., 
y de tus misericordias osadaS' en kis si-^ 
glos pasados. ■ v . 

7' Ecba «n olvido tea-^cUtot^d;^^«i- 
zas¿e mi. mocedad» yAmia«eoodadéai*at. 
Acaiérdate de roí, según tu misericor- 
dia: .Mtt^v/dil^dtf mif «>b-;SéBdr,Vpor 
toivlioiodad. .... ....•— '^,^\» 

8 £1 Señor es bondadoso y justo; -.porv 
lo mismo dirigirá á los pecadores por 
el oamiaó que deben Mguilr V. ' '* ' 

9^Diriginá á vloa humild«li>for la <tiá\, 
de la justicia: enseiUr4 sus camÚMiS' é\ 
loa apaoibks* ' > v • \>>mi*V* * 

ta Todos los carntnea del ^SafibriaaA* 
misericordia y verdad para los que hvm^ 
can su santa alíanaa y sus manda* 
miea1aB¿''< ' * * ." ««r 

1 1 Por la.glorU ^ tu «anlo NembNit * 
ob Señor y me bas de perdonar mi pe- 
■ TauojTiue dertamenle'ei' muy 'gncf e**; 



I a ¿Qui^^ es' el hombre que teme al 
Señor? Dios le ha prescrito la regla qui^ 
debe seguir eo la cajrrera que escogió : • 

i3 reposará su alma entre bienes, y 
sus hijos poseerán la tierra. 



1 Puede traducirse : Dará d ¡os pecadores la 
^jr de la penitencia, que deben guardar en 
ei cammo de esta vida, 

a San Gerómmo por peccatum muhum en« 



tiende el pecado original. Otros creen que 
hablaba David del adulterio , y del homicidio 
que cometió. 



:) 



Digitized by 



Google 



' "14 ^Fftmammágm e^i ikmáitma Hnrnd- -at ^ SéIms «l>fil«i» «pofa ^ }^Vf^ 

ii6uM eum; ei iesiameníum ip9¿u» 'id le temea, j á ellos revela tai s«crel^ 

i5 Oculi méiS /j Mn p w.^ .*d .SDám/MlM.* 1 5 Mu oJMi««a» MOipin» Ajoi ei|i«l 

iftiMiam i^jé> cmAW ^ 'ia^wmó pedes JMlDf^4)\piiee'aé& te .4e VMMoar .mil pies 

Jñeokl ' ' 1 m'^ü'm. i^: .. i y ,»; >;» del IsWUA u\ . ^ vi\».-\ i.; íA...., \. 

- ii6 itei|pA«,lñumff'ii «A -jéém^n^'mfii:' -\t^6 .\(iMl«e«vi«iar»«il^ia ini.lu vi^U» 

^ÉÁB.iMtfHie eápmijfkiits9ifmtté^ (hi .^ i 4KiUnüi#e.«iáv.YS09iMá9%i pQl«|«ie«nie^Hep 

'■ • " ■. !*:« >'i»'liJt.» solo y pobre. .. ,.. •. ■ i^>»,v,j 

'?i7?gMMtoáfoflwr>sewiw mwp maf/^rfA» > «i^vvLtfaMníliiítoMiies^^do,- ni. von^n 

^ditl<»»fiiiiü^ rfg-:riaa>fcf áfaJ/Auff ,iwriSr «ros se AAa\/«i«lU9Ui:%Aii( lihwwii d^<»á 

fiM. .' MI .•:<.' • . 1 conejas* 

-^t^ '^iéerlpmMimUmrrmeum f^lab^ -tf4<Jfír% M k»«o¿U»cífm,y. iaí Araba- 

wrmtntoifs, ^i.dimiUe ummúM wa Mgtielm jo^^f .|itrépiMk.lodos«IMa p a ga dos* . 



> >9''ilc»/i^ "inimití» lém 'fUbniom *• i9;mpan('e»'«iiiS(M»ap»Í0asvOém»i se 

^mMpíkiai- mú^^t e^ atf«a úufMO oris^ ^^>> BiiiilU|4Mad# >, f a«ta MM«i|t«,.«s-<l 

-ff«ÍJKt*nitf« . "V . .1 . ../ 6dio con ^uc me aborrecea. 

a o Cust9di €fmmam.meédk 4 ':eá erm ao Gaardla mi alma, y líbrame : nan- 

me: non erubeaeam ífuoniam speravi in ca qaede yo aoorojado, babieado puesto 

le. T / * / f /fB l^^mi^espcransa. 

91 Innoeenies ei redi adhaeienini 'di Los 'inocentes y justos se ban nai- 

jrm'hii fmia iniHinii^^Uf .;^ . \ do pOfimÍM , porqoe yo esperé en ti. , 

^^- Libera y Dpus , Urael'tx ómnibus aa.Ob, Dios mío^ libra 4 tsrsel' de 

iribuÍ€»Íionibus suis, '. - . . >iy > » todas' sOA tribulationés/ ' '* 

' 'Óí'ácibh de'lh/vié tüalumúibáo y pwéi^ith: Goh'ifiww^I&it má^i^ 

'••\ ' ' • " ;' "'• ' '• dé % meii^:\ '^- -'^ '•^'^•' •■•^ ^— ^ 'v»^ 

1 In^oem, PsaUmis Daríd. XlUt^'i i i Vara el fia:' Salmo da Aatid. 

i^ i'fiMMaaláa nam ingrsséms} sfm fxifií ioi q«A IW^jfe^ PW?«4i**9 ♦P«ttf».'S»i.cvÍW- 

4rfr ABauM0 4Mrait«./i<wit«^l^7i)P<bir-i«: ^ cencía; y esperando en el Sei^^^^no 

'i. j .• ^.if / .,.:.;'. \ vacilaré. 

,: '%'Pjviá^ms^.,:J[>omim ,,.£k,^iiff^, met ^ a jp]^u4b|iipe,>Se3or^ f .soo^^jto)^ a^- 

:Mw nhes.máoSffSi AormsWhfi oh . i.-i J?ita ^f|l iuego.fpis 4^fi^€4o^,jr f^H^P «Vi^fO- 

• •"' ''•• •••• . ■''■: » íti:)r '—i '».M J^$^fk^^^,,^ ^. » • ^.,^_ .. .^^ , ,, 

^A fl wi aiirn . »i >ta n < >g r^t^¿lMft A(»<<.fl*Wr 3 Porque Ungo tu misericordia de- 

^^Mroteoil;,«l ^0nfiúf€UélJn ^^te^Ufíte J^iMCi^^ iii»^J0fi>.y\haV|ci cata., verdad 

*»N' • / • . i. •, r «a-t :... - *• * iod^.mia.<¿aínla#;^ncias*,^ .., ,.^ 

> 4 Mn\átth' esnmi€on¿iUQ p^pi^ifi i \4 .4 Kuaca. ^, ido 4. seaUíipe ei^ .las ttr 

■mm M9U0 $onmti^Hsi,mui iMr9téíh , mifi^^. <^<i-0fWf vf °5t ni «eaxers^ 7a- 

/ ' jf . i ' m)..! . ..; i..r. »^ I . .1 ) md^'con los que obran la iniquidad* , 

"S Ú4M tsseiesünm viétíg'^nfíuf^ : .tí ^,5 J^^X!s^s^,WuaátÁ»^ 4e lÁi^ ^«Vg^ 

mmJmi^ ^w» stdekf^ .. „ ,. ..:. y , .. J^n|^,^y,^vitar< siemprfB ^ c^n^Ani^^- 

. • . . . : .jj .j . ' » . » ; cion con los ii^^ios. , .. ,. u\ 

6 JatM¿o j/iter i'nnoee9fí^,i^^Mf^U^ 6 Lavaré mis manos en compsnía de 
«j>4l tarntára t fíxpmmáaaaíñ^ <SeM»r» jr p^imjíjtimbajjBnsmk !»UhS8& de.iai tiibulacio- 
BSs MM efictos j mi cora^ffif^ . - * .^ \ : 



Ca 



Digitized by 



Google 



36 



LÜAÓ DB LM ilUMM. 



rem unhiersm mitmóSUa tftfo» - 

9i Domine f éiieíci éuansm Jomus iuáíf 
et ioeum habUathniM gloriag ium*' * 

9 Ne perdoM tum'imi^s^ JOme, «it^ 
mam meam y e# mm, pürSs gamguSmtm 
viiam meam: 

fó in ifuahtm manihué inifuiiúUs 
nmÍT deaBiera eorum repUtm ett mun9* 
riBus, 

»t • JSifO atUtem in inno t ém íi m rntain^ 
gresmié sums redime me, ^ misvnert 
mei* 

la Peemems eíetít lin düretieí im m» 



4a 



f y 



^'1 f 
Mme, 

7 ptra oir Im voces d^ 
««Icrir tedas *«• «MiwiirWt. 
V ft $eter, yo he aasdki el decoro ¿e Ui 
case , y el lugar donde reside ta glom. 

9.\No piefdas; DiosutaS, ésa les in- 
pios mi ekm%p ni la ¥Ída mineo» i^ 
hombres sangninarios : 

19 «pcn^nM manos «o so vé ihas ^e 
inft^oidail, y cnyn diosira osU lodn 11^ 
na de sobornos. 

-111 Masyoho pwmdido atgummiian» 
cenda. SáWomOy Seihr^ y oféAdalo de 
mi. 

m Mis piéo so han dirigido siempre 
por el camino de la raetiCod: Oh Sote» 
yo cantaré Ins alábanlas en las reoniov 
aes de la iglesia. 



S A«Ii M O . X X V I. 

.La gran confianza que David tiene en el Señora íe pone á safi^ de fas 
asecnanzcLi de sus enemigos. Esta eonjianza déhen tener todos los fíeles 

en sus aflicciones. 



I PisIbms David prioMpiam 
J}4minu 



JXn. 



. jfjr^imüime ilíuminaÜQ mea, d eakie 
mea: quem timebof Dominas proteUor^^ 
' MÜet meaSf á fuo irepidabof 

n Dum qfipropiani super me núeenies^ 
"úi ^añiéár^sYñeas't ^irOuiáni'me 
htfmiútmigiy ^si infinñnáti éutd Ü eed*- 
'denhté. ^ •''-'• • .-- - .* 

' 3 •$? eonihhini adversidn rke eaeira, 
non íimebíi soí* meum: 8i exurgút ad^ 
versión me pradium, in hoe ego'sperubóm 

• 4 i^ntnn petii á Domino ; ñane reqtt^ 
rám,^ ui inhabiíem in domó DomM o^ 
hnibus diebus pü^ meter ui viáéam «o- 
mpiafem Dontíni, ei Hsifem temptuth . 
ejus. ' 

5 Quóniam aéscondU me in f€ikrrttÉ» 
nulo sno .* ib die malormk prUexÜ mó 
in aófeondüo iádernaeuli sai, ' -' 



-iMhModo 



ds ser 



El 



Lil SeSor es mi Ion y mi salvaciop: 
¿á i|aién be de temer yo?— El Seilores 
el defensor de mi vida: ¿^aién me hará 
temblar? - i 

n Mientras qae están para echarse so- 
'hre mí los malhechores , á ündo^evo* 
«nr mis carnes* — esos e n em i g os mhio 
qne-me atriholan, esos mismos han flo- 
queado , y han caido. 
• 'H Awn^né so acampen ejércitos contra 
mí» no temblará «i eoraaon.— ^Aonfae 
me embistan en batalla ^ entonces mis». 
wo m'antendftf yo lirasó mi» isf gs a <iá> 

4 V«« iolo cosa he ^ído al MlmS 
ésta solicitaréi x ^'t «I qa« jo pnodfc 
Vitir en la casa del Seior todos M días 
de nri vida^^pars contemplar los deÜK 
cias del Selíor, frecuentando su templow 
' *5 ti eé qoien me tñvó escondidoMBH 
sn Ubemácnlo: en tos élas aciagoa wm 
puso á cubierto en lo mas recóndito de 
'supebellon. 



■^-4- 



I gxod. XXX. V. 19. ao. Véase ifenot. a ü. Bt^. K v. 3. 



Digitized by 



Google 



S'A L H o 
€ In pHra 'txáiat>U nu: ei nune e^ 
xaiiaPii eapui meum Mujxr inimkog 
meo9. Cir^ahif el immoUtvi in té^rna^ 
mtlo ejua ba^iam voúiferaiionU: eanta^ 
bo ei psaimum dicam Domino. 

■ 7 'Kxauái , l^omine , voeem meam^ 
gua tiamavi ad ie: miserere mei^ ei &» 
etaudi me. 

S Ti'bi diXi'i cor meum : exquieivii i& 
fentiee mitas ftuiem tuam^ Domine*^ r€f 
fttiram. 

9r We averias fádem tuam á me: ne 
declines in ira á servo iito, Adjuior 
meus esio: ne dereUnífuas me, ne^ue 
despidas me, Deiiv saluíaris meus, 

10 Quoniam^ paier meus ^ ei maier 
mea, dereUqueruni me: Dominus au^ 
iem assumpsii me. 

1 1 Legem pone mihi^ Domine^ in via 
hta ! et dirige nu in semiiam redam 
propier inimicos meos, 

la JVe iradideris me in cmimas iri^ 
huJaniiwn me': quoniam inswrrexerunt 
in me iesUs iniquif ei mentíia est ini^ 
attiias sióí» 

1 3 Credo videre dona Damini in /«r- 
ra ififeniium» 

^4 Bxpeefa Do^inum^ viriiiier age: 
et eon/ortdur cor tuam^ et sustine Do-* 
nu'numé * 



XX VI I. 37 

6 £anlB6ai€ sobré asa roca: y ahora 
me ha hecho prevalecer contra mis ene- 
migos. — Por tanto estaré al rededor de 
su tabernácalo , inmolando sacrífick» 
de júbilo ó acción de gradas ; cantando 
y entonando himnos al Señor. 

7 Escucha ,■ oh Sedor , mis voces , con 
qne te he invocado: ten misericordia de 
mí , y óyeme: 

8 Contigo ha hablado mi oorason : en 
busca de ti han andado mía ojos. Oh, 
Señor, tu cara es la que yo J^usóo. - 

9 Mo apartes de mi ta rostro: no te 
retires enojado de tn siervo. ^S¿ tú en 
mi ayuda : no me desampares , ni me 
desprecies^, oh Dios, Salvador mío. 

-10 Porque mi padre y- mi madre me 
desampararon ; pero el SeBor me ha to-> 
mado por su cuenta. 

1 1 Arregla , Señor , mis pasos en ta 
camino, y dirígeme por la recta senda^ 
á causa de mis enemigos. \ 

la No me abandones á los deseos de 
mis perseguidores; porque han conspi- 
rado contra mí testigos inicuos; mas I» 
iniquidad ha mentido, 4 dañado -á * sf 



1 3 Yo espero que veré algún dia los 
bienes del S^r en la tierra de los yir 
vientes. 

i4 Aguarda al SeBor, y pártate varo* 
nilmente; cobre aliento ta corazón, y 
espera con paciencia al Señor. 



SALMO X X y I L 



Dnvii, figura delMesiag^ viéndoA^ asaltado de sus enemigos, tícüdé d 
Dios; jr después y Ubre de ellos ^ & dá las gracias^ y le rué¿a por todo 



PsahansípsiDalid XXVn. < 

1 V9d te. Domine^ chuñada: Jkus 
msmine eOeas á me: ne 4pjiando ta^ 
eeem Ansa, et ^oeetmUaéor deeeendenti^ r 
iue in laeuin. 
, i *i :. ^ . -I < . 

% BsBOudif Jkminef poeemí éepreea» 
HertíÉ mem dom oroadte: dum extol^ 
lo_ manus meas ad templum sandwn 
támn* 

3 Ne eimul.trahae ¡ne eum peeeaiori^ 
Tcm. IIL 



tí, oh Señor, clamaré: no te 
bsfas «ordo, á mia rvagos ,'DM mioi líó 
sea qiM no Ineicndo i& cii» d»«ii,^ lle«\ 
gne yo i contarme con los que bajaní nl'« 
•epsdcto." 

n Escucha, oh Señor, 4á vüb de mi^ 
hmntlde súplica' cuando estof orando r 
tf; cuando extiendo en alto mis manos . 
h^cia tu santo templo. 

3 19o. me arrebatcá de eeta wida 
G3 



Digitized by 



Google 



38 

tus: et 
perdtu n 
próximo 



lamió DB L0$ SALVOS. 

ítperaniBíu MtfitUatem tu 
Qui ioquunUtr pacem ewn 
Ot maia auiem in eordióiu 



4 Da iilís seeundiim opera eorum , el 
0etunduni tuquUiam adínoentíonum ^- 
p$orunu fSteundttm opera manuum eo^ 
rufn iriéue íilís: redde retrióuitonem 
eorum ipsis, 

5 Quoniam non intetUxerunt opera 
J)ominf\ e^ in opera manuum ejus^ d&' 
4írue8 Hioe , eí non mdificabis eos, 

6 Benediídue DonUmu^ quoniam e- 
seaudwU vocem depreetOionis mecr. 

7 Dominue adJuUnr meus , ei proteo- 
ior mifus : in ipéo aperaoH oor rneum^ ei 
ad/uius sum. Bi r^iaruii earo mea: el 
ex voluniaie mea eon/Ue^or ei, 

8 JDominue fortítudo piebis suat : ei 
protector ealPoUonum Chrietieui est* 

9 Saivum fae popuhtm iuum Domine, 
ei bemdk ¡uereditaii tuas: et- rege eoSf 
ei extoiieiUoe usgue ¿n esteraum. 



1m pecadores» ni me pierdas como i \$e 
que obren U miqaided; ^ loe cáeles ha- 
blen de pea con en prójimo» mlentrae 
que están maipiinando la joaldad en 
eus coraconee. 

4 Dales á estos el pago conforme á 
eos feehorias; y eegUn la malignidad de 
eos maquinaciones. —* Reiríb¿yelea se* 
gun las obras de sus manos: dales á loe 
tales su merecido '. 

5 Por cuanto no han considerado las 
obras del Señor , ni lo que ha e)ecatado 
su poderosa mano* ; t6 , Dioe miOf loe 
destruirás, y no los restablecerás nunca, 

6 Bendito sea el Señor, pues ha oid* 
la vos de mi humilde ruego. 

7 El Señor es el que me auxilia j 
protege: en él esperó mi ooraaon, y §ui 
aocorrido. -«- Y resucitó mi carne; y asá 
le alabaré con todo mi afecto. 

8 £1 Señor es la forUleza de su pue- 
blo: él es el que en tantos lances ha, 
aalvado á su Ungido. 

9 Salva, oh Señor , á tu pueblo, y 
llena de beudictones á tu heredad : rí*' 
gelos tú^ y ensálsaloe por toda la éter» 
aidad. ' 



5ALMOXXVIII. 

Pro/kcla de la coni^enhn de las gentes por la eficacia de 7a Diurna 

palabra \ 

i 8«bw>de]l«víd,< 



Psalmos David, 1 1p consnmmatioDe taberna- 
culi, xxvin. «1 



ferie Domino , Jilii Dei: efferie 
Domino filios arietum. 

a ^fferte Domino gioriamethonorem^ 
ajerie Domii» gUnriam nosukU ejus: 
adoráis Dominum in atrio samio yus, 

i3i VimD m n iriie^pe^ mqmae^ Dmsmeu^ ' 
/emUséníñrmüi OomámUteuper m^uae 

4 f^ox Domini in virtuie: t« 
9gín,Hu9gnifietnUu»: 



X^resenti^d al Señor, ob hijos de 
Dios , presentad al Señor corderos para 
ei sacrificio. 

a Tributad al Señor la gloria y el ho- 
nor: dad mi Señor la gloria debida á 
aa Nombre: adorad «1 Señor en el. atrio 
de au SanCunrio. .• ? 

2 Voft4el Señor sobfe las mgQeA:,lnH . 
nó el Dio» de la magcatad: el Seftae st^ ^ 
bre muchas aguas. 

4 Voi del Señor con poder; TOa del 
SeñoAcoü 



. 1 Este modo d^, hablar no et aqui impreca" 
donf silfo una pf óíbdá j anuncio de una ver- 
dad que se había de Oatfaptir lítéralmeiite en 
hiimoa» de teusabm. Sen J^putm^yéuo 



Hebraísmos. 

a Según Belarmino e) m , que la TtOgata po- 
ne antes de opera ^ es snpérOno. Ta le omitió' 
^JUfáíxdip.JLF.v.l, . 



Digitized by 



Google 



Salmo 

5 r<Mr Domini eonfringenÜM eedrag: 
ti confringet Dominus eedrot JJbmnii 

6 9i eomminuei ea» ianquam. vfíulum 
Likani ; «I dileetuM quemadmodum fi^ 
iius unieorniüm^ 

7 Fox Domini ihttreidentíéjlammam 

8 Fox Domihi eonmiienii* deseriumi 
ei eommoveóii Dominus desarium Ca^ 

d€S. 

^ Fó» Domini presparaniis cervo#, ei 
reneUióU condensa : ei in iemplo ejus o* 
mnes diesnt gkwiam* 

10 Dominus diluvium inhadOare fa^ 
tíi : ei ssdebU Dominus reát in 0ief^ 



1 1 Dominus piriuiem populo suo da^ 
hü: Domimu denedieei pópulo suo in 



XXIX. 39 

5 Vos del Saüíor qua qnebranU los 
cedros: el Señor quebranta los cedros 
del Líbano; 

6 y los bará pedazos como & un ter- 
nerillo del Líbano : y el Amado ' será 
como el b¡io del unioornio. 

7 Vos del Señor que dispara centellas 
de fuego : * 

8 vos del Señor que bsee estremecer 
el desierto: el Señor barí temblar el 
desierto de Csdes. 

9 Vos del Señor que llena de estre* 
mecimiento á Iss ciertas *| y descubre 
las espesaras : y todos snuncian en el 
templo la gloria dé su Nombre. 

10 El* Señor bace del diluvio su ba-» 
bitacion » y el Señor estará sentado 4h>- 
mo Rey por toda la eternidad K 

11 El Señor dsrá fortalesa á su pue* 
blo^! El Señor colmará á sa pueblo de 
bendiciones de paa t. 



SALMO XXIX. 



nacimiento de gracias á Dios después de grandes tribulaciones y peligros. 



Ptfalmus Canüci , i In dedícatione domús 
David. XXIX. 

SI Jljxatiabo te i Domine, quoniam 
suseepisii me : nee deleeiasii inimicos 
meoa super me, 

3 Domine Deus meus , élamaci ad Ir» 
éf sanaeii me,. 

4 Domine^ eduxisíi oh inferno ani^ 
mam meam; saivasti me á deseenáen* 
HBus in latum. 



5 Psáttite Domino samüejus: ti 
/Üemini memoria! santíitaiis ejus. 



6 Quoniam,iru in indignmiiohe ejusi 
tifióla in volúntate ejus, Ad Péspetum 
demorabOur Jíelusf ei ad íludutihum 
ketUia. 



't Medías , etc En el bebréo tíe lee la to/ 
yyniXJ danon, nombre - de atto de losados 
Bonies Usmados Mermom^ ó Henmmiim^ del 
^oal dice el Profeu qoe psrpcia qoe saltaba 
como salta el cachomllo del anicomio. 
jlXo cual les iacUita el parto. La palabra 
WéepL ¡OanfH díqtho»9 qne en bi \nlgaia sa 



» de Bavíd , eantade en la de* 
dioeeioa de la Oesn Da 9ATId> 

n le glorificaré, ob Señor, por ba- 
berte declarado protector mió, no de«* 
jando que mis enemigos se gozaran á 
costa de mí. 

3 Ob Señor DIofr mió , yo clamé á tí, 
y me diste la salud. 

4 Tú sacaste. Señor, á mi alma del 
infierso ó sumiere: Tú me salvaste, 
pera que no cayera con lee que dacien-' 
den al profundo. 

5 Ob vosotros santos del Sefter^, ca»- 
tadle liimnos , «y celd^d su memoria 
sacrosanta. 

6 Perqué de mi hidignaden proceda 
el castigo; y de éú buena voluntad pen- 
de la vida.^^Haita la Urde durará el 
llanto, y al salir la aurora será la 
alegríai ^_____ 



{rsdüce ¿e/V{¿5 és común tfe dos. 

3 Puede tradueirse : Enviaré el Señot' wt 
dAtrio de gestes á esle su Tea^ilo , y en él 
9sterd,4ei^edocampB^,eíe^ 

A Para Tencer á los eDemigos. 

d ú de. toda. suerte de bienes^ 

eisnebii 

C4 



Digitized by 



Google 



i|(> LlBBO DB 

7 Ego aúUm dixi in ábundaníia mea: 
Non mouedar in (gicrnum. 

S Domine f in volúntate tua prmit^ 
tisti deeori meo virtutem, Avertisti fa^ 
eiem tuam á me^ etfaeiu» eum eontur^ 

9 Ad te y Domine , damabo : et ad 
Deum mewn depreeabor, 
. 19 Qw» uiiiitas in sanguine meOf 
dum descendo in corrupiionem ? Nan» 
fuid eonfitebitur iiH pulvis^ aut annun» 
tíoM meritaUm tuam^ 

1 1 AudiQÜ Dominns , et miserias est. 
mei: Diuninus /aetus est adjutor meus. 

la Convertisti planetum meum in 
gaudium> mihi .* conscidisti saeeum 
meum, et cireumdedisti me ketitid: 

i3 ii< eantet tiói gloria mea y et non 
eompungar: Domine Deus meus f in «e» 
ternum oonfitebor tibi. 



LOS SALMOS. 

.7 £n medio de mi pitüperldAd baMft 
yo dicho : Üo experioieaUré nunca )&• 
más mudanza alguna. 

S Oh SeSor , tu buena volnniad es la 
^ue ha dado consistencia á mi Aorecien*- 
te estado. — Apartaste de mí ta rostro^ 
y al instante fui trastornado. 

9 A ti, oh Seilor, clamaré, y á ii| 
Dios> mío , dirigiré mis plegarías* ^ 

«•10 ¿ Qué utilidad te acarreará mi 
muerte^ y el descender yo á la corrnp^ 
ción del sepuleroP'^¿AcsJK^ el polvo can- 
tará tus alábanlas, ó anunciará tos 
verdades? 

1 1 Oyóme el Señor, y apiadóse de mi. 
Declaróse el Señor protector mió. 

•la Trocaste, oh Dios^ nú llanto en 
regocijo, rasgaste mi cilicip ', y me re* 
vestiste de goso : 

iiS á fin de que sea mi gloria el can* 
tarttts alabanzas, y nunca tenga yo pe«, 
ñas *• Oh Seifor Dios mió, yo te alaba* 
(ré eternamente. 



SALMO X*XX. , 

£n los mayores peligros brilla mas la misericordia de Dios. En este 
salmo Dapia es figura de Jesu-Chrisio en sü pasión. 

. i Vara el fin : Salmo de David, por nn 

I la finem, Psalmos Dayid, pro éxtasi. XXX. éxtasi ó szoaso 

,a JLntey Domine ^ speravi^ non eon~ 
fundar in atternum: in justiiia tua li" 
kera me. 

3 Inclina ad me aurem tuam, .aeeele^ 
ra ui eruas me. Esto mihi in Deum pro^ 
teeiorem; et in domum refugii , ut sal^ 
»um me/aeias. 

4 Quoniqm /ortitudo fpea^ et rrfu^ 
gium meum es tu: et proptpr nomen. 
Uuim de4uees me, et enutries me» 
. 5 Educes me de laqueo hoe^ guem ab^, 
^eonderunt mihi : quoniam tu es proteo* 
ftprmeus^ 

6 In manus tuas commendo spiritum. 
meum : redewüti mr. Domine f Deus ve** ' 
ritatis. 

i 7 Odisti observantes vanitaies, super^ 
vacué. Ego autem in Domino speravi: 

I O el saco de peiiiteoc¡a:qiie Helaba, a El 



n V/h Señor , en tí tengo puesta mi 
esperanza: ño quede yo para aiempra 
confundido: sálvame, paes <eres justo. 

3 Dígnate escucharme: acude pronte* 
mente á librarme.— Sé para mí un Dios 
ó Fiúmen tutelar, y un alcázar de refu- 
gÍ9 para ponerme 'en salvo. 

4 Pi^rque tú eres mi fortaleza y mi 
asilo; y por honra de tu fiombre me 
guiarás *y sustentarás. 

5 Tú m« sacarás del lazo que me tie-, 
i|fn^ ocoliaipenie armado,, pues tú eres 
mi protector. 

6 En tus manos encomiendo mi espi- 
-^-rítu: tú me has redimido, oh Seilor 

Dio% de la verdad. 

7 Tú aborreces á los que se pegen de 
•operstíciones itiútiles — Mas yo tengo 
puesta en el Sei(ór mi esperanza. 

hebreo dice: ^S^'^yo^Vehidom^jr no oaSaré^. 



Digitized by 



Google 



* S •9mMab9rtíkiAabárín miseriáfrdtá 

iua. . Quoaiam - resptxiM humilitaiem 

meam, saiva^tí de rweteMiíaiibut hni^ 

mam méatn, 

( 9 Nee eoneiutisH me ía mani6ue\M* 

mici : siaiuieti in loco e/^aiioso pedes 

meoe. '• 

« lo MUerere mei, Domine f gwMiam 

irióulor : eoniurbaáus eei in ira ocahis 

meue, tuUnea mea , eí venier meus: i 

- 1 1 Quoniam defedi in dolare 9iia mea^ 
ei anni tnei in gemitibue, Infirmaía eei 
in paupertaie viriue mea: et osea mea 
eoniurbaia sunt, 

.. la Super omnee. imimieoe meoe fadus 
eum opprobríum , et vieinís mete vaide^ 
et iimor notis meis, Qui videhant me^ 
foras fugeruni á me : 

^ 1 3 obUvioni datus sum^ ianquam mor» 
tuus á carde. Factue sum ianquam vas 
perdiiam : 

i4 quoniam audivi vituperationem 
wmttorum.eámmoraniium^ in á'rcuiiu. 
Jn eodum foweairent simul adpersum. 
me , aedpere animam meam. eon^imti 
nmi. • . 

' 1 S Bgú auiem in te eperenn^ Domine: 
dixi: Deue meus ee tu: • 
» iG «Í9 manijéis iuie eartes mea:, Eripe 
me de.manuimmieQnammeanvnf et á 
pereequeníibue me. 

. ij íüuetra fmeiemf tuám' euper eer^ 
ewn tuitmf eaivmm me fac in miseria 
eprdia tua: . f. 

i8 Domine, non eonfitndar^ quoniam' 
ühfúeaPi U. Erubeseamt impii^ et dedit*- 
eantur in itrfernum t ■ 

t 
1 19 muta JSant iaüa dolosa. Quee la» 
quuniur adversas /ustum imqaüatentf > 
in superüa ¡, et in abueione. 
. 90 (¿uám magna muitifudo duleedi-- 
nis tuse f Domine^ quamabseondisti ii^ 
wsenáibuste!\Perfeeisti eisfquí spsrani^ 
in tSf in eonspeetu filiorum hominum. • 



ai Abseondes eos in aiseondüofydei^ 
tuse á eonturbatione hominum. Proio^ 



XXX. í Al 

'h En ta- miterioordift m« regocijaré « 
y saltaré de gozo. ~ Pon|ae te digoaste 
volver los ojos á mi abatimiento , y sa- 
caste de aparo á mi alma : 
.9. ni. rae .ik jaste enóerrado en nanoi 
del enemigo, sino que abriste «ncbo ca- 
nino á mis pies. 

to Apiádate de mi, oh Señor, porqne 
me veo atributado. Mi vista, mi espi- 
rita, mis entradas se han conturbado, 
por el pesar , á indignación ; 
-si pues de puta dolor se va consu-* , 
miendo mi vida , y mis años con tanto 
gemir. ~ Se ha debilitado mi vigor á 
causa de la miseria, y todos mis huesos 
se hallan trastornados. 

I a He venido á ser el oprobio de to« 
dos mis enemigos , y principalmente de 
mis yeoio^s; y objeto de horror para 
mis conocidos. »- Los que me veían ^ 
haían lejos de mi : 

1 3 íi|í bprrado de sa corason , y pues- 
to en olvido como un muerto : — ful 
considerado como nn mueble inútil. 

14 Porque yo oía los denuestos de 
mnoboa que estabansal* rededor vnlti ji- 
los cuales al conjuVarse amtra mí, trar 

^aaron entre ellos el quitarme la vida. 

'!& Pero yo', Señor , pose en tí mi es« 
peranza^Y tú eres, dije yo, mi Dios:^ 

■.16 en tos manos esiá mi soérte.— Li- 
bra me del- poder de mis- enemigos, y de 
aquellos que me persiguen. 

' sy Derrama sobre tu «siervo la loa de 
te rostro; sálvame por ta miserieordia. 

iS Oh Señor, no quede yo confundi- 
do, ya que te he invocado Queden, 

si, avei^Dsados ^los - iiorpios ^ y* sean* 
derribados al profondo. 

19 .Enmodéican los labios ihiudulen- 
tos , — que hablan inícuameiite contr» 
el justo, con soberbia y menosprecio. 

^ao |Oh cuan grande t$\ Señor, la 
aéondáncia dola dtftkura qnevtiehes re- 
servada para los qué^to «emett^^vTú hi 
has comunicado abundantemente, á vis* 
ta de los bi jos de los «hombreé , á aque- 
llos que tienen puesta en tí su esperanza. 

ai Tú Jos« esconderás donde esU ea- 
condido '%9k rtsüO) presentándolo^- de 



Digitized by 



Google 



4^ Libro db 

ge9 eo» in iokernaaüo iuOf á éonfrad^ 
eiíone Itnguarum. 

aa BenedícUis Dominas t guoniam 
mirificavii mUerüo^diam^ mutm.müúJn 
civiiaU muniia* 

aS Bgo autem dixi in exeesMU menÜM 
meces Proj'teiua sum á faeie octilorum 
iuorum. Idea exaadisii voeem orationia 
9nea! , dum tltanarem ad te. 

a 4 Biltgiie JDominam omnes santíi e^ 
jus: quúniam verOaíem reqmrei D<mú^ 
ñus , el reirióuei eibundanter faeienii^ 
bus superbiam. 

a 5 Virüiter agiie , ei ean/arieiur eor 
vestrum^ omnes <fiii speraiisin Domintu 



IjÚ9 salmos. 

lút aiborotot de los ÍNimkres».»^9éaMa« 
los en tu tabernáculo y á cubierto df 
k» lenguft» meldicíentes.. 

aa Bendito 'tea el Seilor que be ottett-» 
tado joseravilloMiiiienle eu mÍBericordim 
conmigD en lu ciudad fortificada '• 

a3 Yo, es verdad, que dije en un ar«> 
rebato de mi genio : Amfado me bailo 
de* tu vista. ^ Por eso mismo te dignas* 
te oír mi oración , mientras á tí clamaba* 

a 4 Amad al Señor, santos sufos to- 
dos*: forqoe el SeSor inquirirá la ver- 
dad , y dará el pago bien cumplido á 
los que obran con soberbia. 

a5 Portaos varonilmente todos vos-* 
otros los que tenéis puesta en el SeSor 
vuestra esperania, y tened buen ánimo. 



SALMO XXXI. 

Afectos de David penitente ; donde seué que la gracia de la justificación 
es un puro efecto de la Dii^ina misericordia. 



Ipsi David iDtelkctns. XXX.L 

1 Jy^aU » ^ttontiit • ram/jtfis • ssuA ini*^ 
fuOaíes: ei quorum ieeta sunt peeeaia» 

a Beatas 9ir , eui non imputavii Do^ 
minus peesatumi pee est ,in spirüu e- 
jus doius. 

. 3 Quoniam taeui^ inveisraveruni ossa 
mei^j dum eUuntítan ioUi die. • 

4 Quoniam die ac noete granata est 
SUper me manus Usa : conversas, sum m^ 
eerumna mea , dum eonfigitur spina. 

5 JDeiieium meum eognitum Ubi feeii 
et ity'uetitiam meam non a b seond i t Di-^- 
xi: Confiiebor adwersum me injustUiam, 
meam Domino: éí iu rsmisiati impie^ 
Mem peeooti.mei, 

6 pro haQOFabii0dU emniíksamius^ 
in témpora cfforiuno^ Ferumtamenm 
diluvia aquarum' nuéUmruiu^ ad eunk: 
mn oppnmimal^unL - /••• 



j Tues refagium 



Del mismo David , salmo de íiit«l%eiiaia». 

. s r elices aquellos á quienes se bao 
perdonado sus iniquidades, y se ban 
borrado sus pecados» 

a Dichoso el hombre á quien el SsSor 
no acguye, de vpecado^ y cuya alma ie 
baila exenta de dolo* 

3 Por haber yo callado*, se consu- 
mieson mis buesos , dando alaridos to* 
do el dia. 

-4 Porque, de dia y de noche me bicis- 
le. sentir tu ^péfuida mano. Revoleábame 
en mi miseria , mientras tenia clavad» 
la espina. 

•& Te manifesté mi delito, y de|é de 
ocultar mi injusticia) — Confesaré , dije 
yo, contra mi mismo al Seilor la injus- 
ticia mif ; y tú perdonaste la' malicia 
ófi,mi pecado. 

6 En vista* de esto, orará á ti todo 
bombre santo , en el tiempo oportuno^. 
Y ciertamente que en ia inundación de 
/••• copiosa» aguas no llegafin ^tat á sn 
pefeona^ . - . , 
á tfib^aatío^ y*Tá eres mi asilo en la tribulación, 



I I.RegíXXf^n.v.^. 

■Tk Vos^^s todos sao fieles sierreb. 

3. Y. dejada de cenfesv aá pecado. 



4 El hebreo : En el tiempo de hallar, ó 
fliieiims hay tiénpo: 



Digitized by 



Google 



IM, 4fum tírmmdedi'i m$: exulUtiio mea^ 
€rue me 4 áraundanüóM me* 

S Imieliedunkiiéi dabo; et imámum 
le in via hmc^ qua ^radUrUt firmabo 
super te ocuios meoe, 

9 Naiüe fieti eiaU eqmte et naütUt 
quiéue non eet iaUHettue. In tamo et 
/ratno maauüas eorwn eenstrínge , ^icl 
non approxintant ad-ie» 

10 MuüaJiageUn peeeatarís^ eperan^ 
tem auiem in Domino mieeríeofdÜM cír- . 
€»mdábiL 

1 1 LceUmUni in Domino ^ ei exulinte 
'íuetif et gloriamini omrne reUi eerde* 



XXXIÍ. 43 

qne me tiénft celrcádo: Tú, ob alegría 
mia y líbrame de los que me tienes 
rodeado. 

8 Yo te daré, dijiste^ inteligencia*, y 
te enaeBacé el camino que debes seguir; 
tendré fijos sobre ti mis ojos* 

-9 Guardaos de ser semejantes al cabá- 
Mo y al mulo, los* cuales no tienen en» 
tendimient»..^ Sujeta, oh Señor ^ con 
cabestro y freno las quijadas de los que 
se retiran de iíK 

10 Machos dolores le esperan al peca- 
dor : mas al que tiene puesta en el Se*^ 
2or su esperansa, W misericordia le ser« 
Yira de muralla. - 

11 Alegraos, oh juatos, j regocijaos 
en el Scftor , y gloriaos en él vosotros 
todos los de recto corason. 



-- SALMO XXXIt 

Exhorta á Us justóe d bendecir d Dios por su poder ^ singular 
providencia y bondad* 



Psahins1>avid.XXXn. 



^É. 



xuHate jutíiJn Domino^ Peet^ 



d Confitemini Domina in eüharm t im 
psalterio ákcént 4íhórdaru9k psattite ilii* 



^ 'Cántate ei eantiemm 
peattiteei-in moe^ermtione. 

4 Quia eeetum est veréunt 
onsnib opera efUe in fidek 



iene 



5 Diiigit mieerieordiam ét Jméiehtm 
mieerieordiá DúMni plknm eet ierra, 

6 Ferio Dtum'ni eeeii /irmaii eunA> eS^^ 
spiritíhorie ejue o mnie ffirtme eomm^ 

' ' ' '"I 

7 Congregane eieut ih'Mre ^guaeina-^"^ 
rie : ponene in theeaurie abyeeoe. 

% Timeat Dominum omnie terral ab 
eo auiem eomm o veantur amnee inhábil' 
tantee orbem. 



i Jtíegocijáos, oh justos, en elSeSor: 
á'los rectos de'^óréxon es á quienes les 
está bien et «Ubárle*- 

a Alabad al Se2or con la citara; can^'^ 
tadle himnos 'tsíftendo el salterio de diefc 
cnerdas. 

1 Entonad nn cántico auevo < : caii^ 
tadle 4 cotos «oaVes himnos. 

4 Porque la palabra del 5e2or es rec* 
ta,' y MI fidelidad brilla eft' todaa sUi 
obras; 

5 Ama la misericordia y la justicia: 
toda la tierm'.«Aá llena de la miserkdfe^ 
dia.^dei'MSor.: 

6 Por la palabra del Seiiíor se fundaron 
•los «ielos-, y -per el espirita de sn bocn 
jr/brmd'todo »a concierto y bel lesa* 

7 Él tiene recodas las aguas del mar, 
como en un odre, j puestos en depósito 
los abismos*^. 

8 Tema al Señor la tierra toda: tiem- 
blen en su presencia cuantos el orbe 
habitan. 



1 Responde el SeAor á David, 
a ó rebosan obedecerte. 
S Véase /Viievo. 



4 Los iomensos depósitos de aguas en los 
manantiales y receptáculos tubterráneos. 



Digitized by 



Google 



44 LtBRO DB 

9 Quoniam ipse dücii , ei fácia sunts 
^S€ mandoffíi , ei ereaia suni, 

10 Dominas díssipai consilia gentiumt 
rtprobai attUm coftiaiíones popuJwumf 
ei reprobai oonsUia prineipam. 

1 1 Consilium auiem Donum ín mier^ 
num manei: eogiiaitóneé eordÍM efu* irtr 
generaíione ei geneaeratí^i^nu 

I a Beaia gené^ eujus e$t Domimu 
JDeus ejus: popuiuáf ^^uem elegU in ha^ 
redi'iaiem sUi. 

tZ De caüo rpMpexU Jhminua: vidii 
ümnes filios hominum. 

li' De praparmio hcAUgeulo. SU9 rer 
spe9Íi £up$r omneSf quf habiidni ier-^^ 
rom. 

1 5 Qui finxii síngillatim corda eorum: 
qui inielligU omnia opera eorum, 

t6 Non saJoaiur rex per muliam vir^ 
luiemf ei gigas non saivabíiur in mui" 
iiiudine virluiis suas, 

17 Fallax .eqwi9 ad ^atttitm: in o- 
bundaniia auiem viriuiis suas non, sal" 
oabOur. ...!',. .. : 

18 Beee ocuii Domini supgr meUient-i 
íes eum: .ei in eiSy qui spenwl super . 
miserieordia ejiísi 

<9 uleruai á marU artünas eorum^ si * 
alai eos infame» 

Afi Anima nosira susiinei Dominwni 
quoniam adjuUvr si protsctar nosíssí ssi*.. i 

ai Quia ii^ so IcstábUuir bor.nosirwn: * 
ti in nomine sando ejus speravimus*; ' 1 



aa Fiai missrieordia imatf. DonÜná^íA 
supernos: quemadmodum. ^fWaOiüuié. 



9 PorqM él faabl^ f y lodo qtied^ he* 
cho : mandólo , y todo faé criado. -^ 

10 El Señor desbarata los proyectos 
da las naciones: deshace los desi^j^aios de 
loa pueblos , é iautílisa los planes de loa 
príncipes. 

i« Mas los desí^ios del Señor perma- 
ttecea eUraamaaie: las disposiciones da 
su voluntad. subsisten por toda la «erie 
de las generaciones.. . 

la Fe lis la nación, cuyo Dios es el 
Señor: el pueblo, á quien eséogió por 
herencia pr^ia suya. 
' i3 Observó desde el cielo el S^iínz 
vio á todos los hijos de los hombres. 

t^ Desde su firmísimo trono echó una 
mirada sobre todos los habitantes de la * 
tierra. 

i5 Él es el que formó el corazón de 
Cfda nn^ ::.el que conoce todo lo que 
hacen. 
. . iB lio ppr m gran poderío se salva el 
Rey; ni se salvará el gigiinte por su mu« 
cha valentía. 

17 El caballo no. es. aegovo^ra sal- 
varse en él : no por su mucho brío pon- 
dcá.eRsaLva.al giaet'e.f... 

18 Hé aqui los ojos delJSeñor paestaá 
en los que le temen , y en los que con* 
fiail ea su aaisericolndia $ 

¥9 para librar sosalmasde la muerte, \ 
y sustentarlos en tiempo de hambre. 

ao Asi nuestra alma espera con paíp 
ciencia al Señorf.pon|«e >él essnueslro \ 
aiapato y pcoteeior.' ' « 

ai En él bailará nuestra cocaaoo. sao 
alegría , y en su santo Nombre tenemos 
puesta la esperansa. 

aa. Venga, oh Seftor, la miatriflovdlatf 
sobre nosotros, conforme esperamos 



in i^' 



-•••-t- 



¿i ea%i¿u\«. 
4. 



»■! ■ ■ I W\ h t . 



I Ó tambimti Kl GsbaUo> «mj. iMft>s enaai|a;><k ponerse en salvo : nadie se salvará por la sola 
miicA^peceiál qoo'eipmpgr.med^flbél eYli;9it^^(uerxaiSn/?« v ; . - . .: -^ 



¿4i.i:>~^u^ i : \i 



:.iM 









Digitized by 



Google 



; • ■ ^ 45 

. SÍLM49 XXXUL 

Da gracias' á í)ioSjf que defiende, d ht suyos de todo mal, / castiga 
' ' , \ s^eramenfe d los impíos. 

•t 9AMW CMtVl 

fmMiii»ele«b:,«i;^imkk«m «t • |« «di^ de m) «m lo 



abül.XXXIU. 



M deifigwó 
9«vid 



9 BenedteamDomínttmínommiiitlih 9 Aubar^ «I Se8or m todo tiempo: 
pore: Memper Utiu tjÚ9 in ore'nMO. ' MCttOfin ittb loUotde proaoBdar ios 

3 Xn Domi'fio kmdaBititr animm meo: 
. ' miéiant mánsueif , ei' 9eeieniur, 

4 MagnifleaU Dóminum .memm : tí 
exaltemus nomen ejua in idif^wm. 

i ISxqüiáni 'Bá^ttAmm, H exauáhU 
' me i ei eáe omniBuá íiibutáii»niHu m¿k 
erípuit me, 

6 Aeeeditt ád eum , ei iHaminamihi: 
ei fadee 0eHtee non oónfúndetiSur* 

7 hit poMifer elama^H^y eíMhminms 
exaud^M eumrti tfe bifuiitot ftidmim» 
tfMi¿Bfi# efuit eáltfoAU eunu 

8 ImmiUH jingeiuM Damini ^ eA^ 
eut'iu iimeMüim eum : ei erípiei eos» 

9 GuMiaUf ei videie guoniam mavie 
esi Jhminue s'UaíéU'pir^ .qni spenUi^ 

10 Ti'meie Dominum omnts eanetí t* 
fme: ^uoniam non eei inopia iiméntibue 



1 1 Divites egueruni ei eeurieruni^ in^ 
^¡mifOúUe mtiem ihmiMn non minuen^ 
sur omni ñoño, ■ ; -. ' "' 

' tú reniie,' JíiUf^mdtíe mertímonm 
Domini doeebo voe, 

f 3 (^¿r esi iitmo^ mOi weumt: éi^ 
i^ diee midetfe éonoe? 

i4 Prohibe iinguam iumiá ámaioi ei 
hMa iua ñe lóquartiut dolum. 



' % Las ' ediciones CUtiriia bftetiorét á la da 
Bnto V , 7 el téitotiebrte tyel griego Itoo 
y gWW d(^^ix itf*Hw/«efc iW parefe «ae 
poéda ámliedñ» 4 16 «{oe.paafr'aDtie Btml y 
el ta^erdole AlcMneieeh, lo que aa d^o en el 
.tMe. fe este fffmo. y¿aia- B^nhino. puede 
también iM^S^ÁeJc%S-, ^y de Géthj 
*pB0l Cñn i^piMcwu ueuféo 'inffS'^H'^'^^^e^'' 
«cMk. T ea do ootar qae loír Reyea de loa 



3 En el SeSor so gloriará mi olma. 
Óiganlo loa homtldca^ y consoélenao. 
. 4 Bagraadocad conmigo al SeSor, y 
todoa á ana ensalaemos so Nombre. 

• S Aoadi aoMcitaateato al Sedor, y me 
oyó, j mm' aocó do todaa mb irihali- 
doaes. 

4 Acorcéoa «osolnM 4 él , y os ilami« 
aará ; y no qotdoféb aonroíadoa. 

7 Clamó este pobre, y el SeBor lo 
0f6f y Kbrdlo do todaa sao aagoatíaa. 

8 El ángel del SeSoo-aaiaUrá^Irtaa- 
¿or de loa oae le temea , y los librará 

9 Gastad y ved caáa svave es el Se- 
Hor : b¡ená¥ei|larado el bombro qae en 
él confia. 

I o Temed aí Seilor todos vosotros soa 
^sa^tJM ; porque nada falta á loa que le 

temen <. . .. / . 

I I Los ricos ^ padecíeroB necesidad y 
-4ambi«r ptro á Joa que buscan ai Se- 
ñor no les faltará, bien ninguno. 

-•.m VonU» blíoa, eacnchadme^ )quo yo 
oa enseñaré el temor del Seior. 

-\.i3 ¿Quiéa es el hombre qao' apetece 
VÍtít» y qae desea ver dias dichosos? 
1 4 Pota fíara esto guarda . pura tu 

• Jangua de todo mal, y no profieran toa 
^lobior niogaa emboste. 

' pláKalhééS tonaban el nombre de Ahiméteth 
como lot Emperadores romanos el de €e»m>^ 

4j íft» <^«W« A*«ypto .ai .de «I^j^oor ^.y des- 
pués el dé Ptxiiomeo. Gen. XX.y XXPl. 
\l Reg,XXÍ. 
3 ó también .• porque para h$ que le Utpen 

^4lMC»X.v.a3.. 



Digitized by 



Google 



46 



LlBHO BS tos SALMOS. 



1 5 Dhertt a malo, et fac honytm .•. i/i- 1 5 Ha ve del nul , y olira el bien s lmi« 
quirt pacem , e/ persequere iáivi, ^ ^ ^^ fek^fc Í»»«'y empéilale en alcanurU. 

1 6 Ocúli Donwii tufurjusfos: al Qí^ \ «6 Kl iSeñpr ti^nc.fifos su» ojf^ sobce 



rea ejus tn preces eorum. 

tj F^uIiusauí9ml)oi^/tá*slift0ffíJ^ 
eienñes mala: lU per'dal ihiérrarWuM^ 
riáin éúrmnsí el «• > • . ■ . .i. * . 

1 8 Ciamav&mfiP jasU-, ei Dominas 
exaudtvtt eos: et ex ómnibus trfóuia" 
Uonilus eormn §ii€rápitr.easi- '■ ' . e 
.19. JuJBiá e^l Dominks 9is 4 ^ifwi triistf 
hito suni cor de : et humiies spieUu kH^ 
vabk.' i' '''^ ' •'.'.-'. \i I,. I \ 

90 MuUm ir^uIaUóaewil/msionlim:'^ 
d^ ^^mnióus fus li&erudié €^s JkfmXnHis. 

\,' ' . o»;!i; .1 » i.i ;» í: áu ! 

■ «sir ptUtodiláBómáamt't9shnim<mssh 00^ 
-^aUtsi : • unum ex tMs vUíti^ eonierstt^, ^ ; < 1 

. : m% Mors, péecdtofratn.jHsmina ttét ifui 
oderunt Justum deiinqltsnh ' v • •. .f 

.. .. ¡¡ /,.-.. :• ..f.;» .•.•/. ) - 

a3 Re^ameá DaMnué^ MinU$s tserv»' 
rum suorum: el non delinquení omnes 

^qUi^p€ratU4nr,e9^riy¿ I/., :•.,.:. ¡:\ 9, 

s A X *<> 

• , 11*. n/hi • I '^, ''»!'.;.. í f» 

' Iiñpior*á' D'áVld "étt 'di ptí'^üiííia^es N^ sóé&rró de Dié9. ^Segm^'niáckM 
de los Santos Padrea 99 iMtí'*siiÍmo una imagen de la mansedumbre 

1 Ipsi David. XXXIY. 



los justos, y ateétot'Viis'bidosá las pte- 
¡¿aVias qué íé hacen '. 

17 Y el rostro del Se2or está oliser- 
^máo á los'qne 4>bnin «lal^ipáM^eitir- 
par'def i tierra la n&emoriV'dé- «Moa. 

18 Clamaron loií 'jasUxi , y oyólos el 
Señor, y librótoa de todas sas alic- 

i9.£l,^3Qr ?s|4i al U^o jde loa. 41^ 
tienen el coraaon atribulado; y él sal* 
yfSkfi^ i:lo%Jb«wl4ei.d« ti|pii:iti|« ^v r. 

ao Mq^has , app' }^^ príimkc\9¡^9^\4fi 
Ops .ÍMloa|.pti^,d*A^l4«s. l^.|4Mn|^¡ el 
Seftqn^- r . v* v'^\* » » . v .- -.r». 1.» 
. . ai . De. todos loa bH^W -M tUor. .tit»« 
«l^Sedor.(««tff9« cn«4#d«\iii»í,.pi»9 íiQlp^ff^ 
rá quebrantado. .^.v. Vv>.\^{ vi 

. . aa,^anest<sina. m, ?• mnev^ ,de hIos 
pecadortf.» 7. lo^ <m«^#^oi;fWW, «i.Í<iiV> 
^ifnédnjTÉn ^de^tr«i«4<»«u > w . .., s> \ . 
--J13 Si .Mtor. redioHtl.AfM \fií^^. 4fi 
sns siervos, y w flW»il^^JÑh^^.W 
^•esptrav»-.- . • •• <; 



XXXIV. 



.A,.v.^;\ 



- : J.udioa V 'Boi|»i'iia^ mosentir me > va^ 
pugna,ánp^ghaKliednax^■l*^ - '! «i.- it.l 

arur^r 1» ádfiMrímmimikf. > '•) i"> >o 
« «d M£JfiM4e frémsÁniy ei eomM(fe4td^ 
vérsÜM. éds f qUiiperse!ftkínéur fne-^ fdíe 
• ñninuei méar.Saltíeiun tgv suM \ t 

4 ' ^•i^ufanturjt Tfe9¿r€hnkifif ^m^ 
rentes animam- fh^itbi; > jÉperiimkuf' n^ 
irorsuip- » e/ iíQr\fnndaHlur,\ soiüú^íUf' 
mihi mála^ • < -i ..j '>.,-,. ., 

5 ^Fih»^ ian^km pnit^'s úntfg'fMei»^ 
ffehti: et jíngtiáü DomiáicOarct^h^ épk. 

V . . •. . 1. . . •• . •.«".: ».. *) ;: 

6 Ftat Via lUoruni tensara ef -MBs^ 



Hand.. 

\ 



-tvJ.oaga^-olvSeibf, ( kif .i9ii»>'iM\44k- 
ilan:^bale á los que pelean. «onlink.SBgü 

r\n^ Átinatevy <mbn»t «I escudo» y aal 
á defenderme. ' .\ 

-\3 DestevKbM bs^pnda » . y tííttjn, (on 
los que me persignen t 4ilex4 vOli «IfOf»; 

\Yo^^rt4 SaivadM.. • .XV* -.<vi\o \ 

4 QuedenuiCttbM!nl«a..4e*ttonfiiaion«.y 
▼ergüensa los que atentan á mi vida.*-^ 
^n cpoéilps lar fiíf 4 TT(W d esá rdci i foe 
I qnie. maquinan 4oainUm.a(iif •» 

5 Venganza ser' ooiÉb «1 ppWojqM ¿P" 
'TClbatñ el «vicnco; 7 estrécbelM «I .^éngf I 
'flél-^effbh' ^ -' * •■ i'..'t- 

i^Jh^P^Wll» H I Ij lp i ll Ji f H I I IWI J I ,. 



^ l 'l ll'l ' . l' 

1. .^ / .\j.\'M 



1 £cci*. ;s:r. V. ac— ^f¿. /f^ v. |5. 



M<il 'j\> 



, I .„■ 



Digitized by 



Google 



Sjlbjco 

/ iti Jhfééhm Démini' penepunm 

eos. » 

7 Qaonimln'gwaMM ébeondtnmiimiki 

MttUúmiaqttei nBi'9 ^uperMÚué éKpn**^ 

hraverunt animam meam. • ^ / 

eum : et in iaqtuum cadai ¿nJ/fUtná^. -i 

Mil 1 » I' . 5.. • / , » I I ■: 

^ Mimm áui0ÍnmemtímUa¡UiJnD9'* 
mino : ei deleeiahiiur guper sáhstmréwíto/. 

qyi9 éhmlU 4Sbif Brifdeps'*M>pmt^ dm 
mana forttorum iyus : egenum €t ptut^ 
pétiák'ádéripkntíbmt^emm. 

. : . . -. í .1 . ■ »."..! i.. , 

nt6€tm^'iniérrogaimntwte,'{ <' «>:» 

gtsriUtúitm tt^ninut in«iB» • ' i • i . . •t 

1 3 . E^ euttem oimi . mM tméit&tt és^ *. 

j^fwuh pmmmm 0hoivmT eá'oraiia metá^ 

tttm 'moklrúmj ^ieompiaceáamfi ^uoái 
luget» Hké^riOiMt ; sflSí humaiáéem. «. 

i5 J?/ adversum me Icetati Sfgn0 ^/d^ 
eonvenerunt : tongregtíia suni super me 
Jlagella^H,ifn9r^vi.\ , ,• 

i6 Dissipaii suni nee eompuneit, ien^ 
imfemní^m», mibmumtH^nini née sktí^ 
eannaiione:fnmduemrt$9ap€r meden* 
Ubus suis, f f 

17 ííMdhé^í guando ^'e^fisiis? resiM 
1m'4uHmlaMmeimidi,fmiBtí^n{iaie rntum^ ' 
á ieombus utUeam meam. » ^ ^ -* 

i« dnfiieaút tíbt'i^ «Mtoü» -magnsjl ^ 
in pqpuh gnnif^itimMoték • ' 
'- • • .'- •• .' ■. >.'.M - ' « 

t^lfém mipefiaudttíuti mM qui m^ '■ 
^ta^easdwr miki imitfiU : qáí eáeruM mes - 
f»%ii¿ry Hf'ttitfiítifiil CMiM». << ' ' i ' ' 

• . .« . ' <« ,j i.i.i'r.*; , . í I • '. 

el in iracundia ierra' /o^' 



dlio, y el ángd dkl'Scdor vaya pent^ 
foiéndolos ; 

f lya qoe lín cama me armaron ocnl- 
temanle «I laao^de^amerte, y ultraja^* 
ron injaatamente nÁ alma. \ 

•4 Caiga HUems mi gémk ün laio impair« 
lado, y caiga en k trampa que él paadi 
en celada , y quede cogido en su mÍ5nio 



•9. Enf retento má alma'^a rtgociyaiifr en 
el Se2or, y ae deleitará en su Salvador. 

'ro/Oe todas laa . coyunturas de mta 
fanmoaaaTdráA. vocea que digan < —Oti^ 
SeSor, ¿quién hay semejante A t]',-^iie*. 
lÜMÍás al deavélldo-de las ma^os de itfh 
qée pttadm^maaqne^lc al necesitado y* 
ai polMre de los que le despojaban? 

/I t'I«vaiMndose> «testigos falsos; me 
inténsogabin de coBJís que yo ignoraba. 

'%A Retpnsébapme maleí» por b¡é¿es, 
procurando quitarme 4a vida. 

1 3 Pero yo, mientras ellos me afli- 
gtsvVme cubría de cUiéiof— Éutofllalja 
mi rfima tan el ayünir, no besando de 
orar «i tei 'eoraaou ' .• 

14 Con el amor que A un íntimo ami*' 
goyj'canoémm hermaYió mió, así los 
traUba r oom» %«ii«n ésti de luto y én 
tristeta, asi me humillaba. 

( yil^ ]^a^ ^los hacían fiesta , y se auna* 
ron contra mí, descargaron sobre mí 
..aiotej^ á jiorfia, sin saber yo /a causa. 
^16 Quedaron disipados, mas no arre- 
pentidos; tentáronme, insultáronme con 
escarnio; rechinaron contra mí sus 
dientes. 

-17 Oh MTor^' ¿cuándo voTvérfe tus 
o^f Libra mi alkna de la malignidajf 
de estos hombres. Hora de estos leones' 
al~aMi* mUi 

t% ^Yo lc^glorilicaré en una iglesia 6 
congregación grande: en medio de' tín 
pMMó mamerósd CMitaré tus alabanzas. 

19 No tengan e)* placer de triunfar de 
mi mis inicuos contrarios : los que sin 
cansa me aborrecen • , y c¿n sus ojos 
muestran corapta<}éncia. ' 

90 Pues conmigó ciertamente habla- 
^ ban palabras de p aa; mas en medio, dt. 



1 Vdade 



. . ñd orétídn éfvcMá á 
ná pedM) da eootuelo. '' 



% JoáüníXP^. V. ib. 



Digitized by 



Google 



48 

quenitM, dolos éogii^ard. 



LtBAO in 



S I J?/ diUdaverunt tuper me os suum; 
dixeruai ¡ Huge , sugs , viderunS aeuit 
nosirt, '" 

V3a yidisiifDamtnef ne sUeas: Dú^ 
mifm, ne dUudas á me. 

a3 Exurge ei intendt Judieio meo; 
Deus meus, ei Daniínus meus, in eaur 
sam meanu 

^^ Judica me eeeuñdían jvMtíatn 
iwun^ Domine Deus meus 9 et non su^- 
pergaudeani mihi* 

a 5 Non dicani in cordOtts suis: Bu'* 
gSf euge, animee nosíree : nee ditaní: 
Devoraoimus eum. 

d6 Erubeseant e$ reveteaOSur sinuiif 
gui graiuianiur /iudie meis. Induantur 
cfn/uaione eí re»erenUd qui magna ior 
quuhlur euper me. 

j^f ExuUent et Uetentwr qui voluni 
JusiUiam meam; eí dt'eani eempers Ma» 
gnificelur DominuSf qui voiuní fmeem 
serví e/ue. 

a 8 Ei lingua mea medUMtur iastí" \ 
tiam tuam , toia die lúudem tuam. 



ios SALKOi* 

trasaban engafioe ^ 

Al Y abrían oMirs mí lauta boca, 
diciendo: Ea, ca « nuestfo» ojoa lo ban 
visto. 

aa Ob', SeiKor, i4 lo hu vitlOf no 
fuardca nnt tiempo tilencio; Sedor» do 
te aleiet de mi. 

a3 I.«yántate , 7 entiende en mi ini- 
cio , oéúpate en mi canté, ob mi Dios y 
S^bor mió* 

a 4 Júsgame aegnn tu Justicia 9 ob Se-* 
Bor I mi Dios, y np trinnfén ellos de mi* 

aS Ño digan tn sns.coraipnes: Albri-^ 
cías, bemos logrado nuestro deseo '• M 
digan tampoco: Le bemos devorado^ 

•n6 Queden, Señor ^ todoa ellos Henos 
de confusión y. vergiieoaa, los qne so 
congratulan por inis males.vNfc, Cubiertos 
sean de ignominia^ y sonrojados' los qa«. 
se jactan' contra mü- \-. t 

«7 Triunlen y-regocáJAuse los qoe'eti*. 
tin á fatorde mi íuat%caiisaf< y digan 
siempre los que desean bipaa de- su sier* 
voi Glortíicadn sea el &edor^ 

»^ Y publicará m¿>lengtta.tu justicia^ 
jjBeiebrarú'io^o.t\ dia tiisalabanaM. ./ 



SALMO XxkV. 



La sama malicia del impio , 

I In Goem, servo Domini ipsi David. XXXV. 

a JLfixiUinjusius ui delinquat in ee^ 
meU'pso : non ^st timar Dei ante amloé 
ejus, 

3' Quoniam dolóse egit in ^nepeeUk tf- 
Jus : ut inveniaUu^ iniquitas ejus^ai^ o- 
dium, 

^ Ferba cris e/us- iniquiias , et dolfmi 
noluil inUlUgere uf bené ogeret, . . i 

5 Jm'ifuifc^iem medüaius esl, in cubUi 
suo: astil ii omni vifS^non bonie^^maHm 
iiam autem non^H^ú^if^ 



y la inmensa bondad de Dios. 

I Marm el fifit Salmo del 1 

s^ewa npl.ipeno^ . 

a * líesolvid. el impío.e» s« <soraaon el 
' b|uoar .«1 mal: no. bay .tamor do Dios an- . 
te sus ojos s. ^ 

3 Porque ha obrado dolosamente en la 
Djvina iK-esebcia; por In enalbe kík h^ 

I cbo mas odiosa. 011. maUbd^v.^* - \ ''^ 

4 L*s palabras de su boca son injus« 
ticU y embnatcft: na ba ^ttecidiíJnsr 

I tmirse .pM»i obrar bien% ^ . 

5 Estando en .su lecbo .dÍMiurre como ¿ 
obrar la iniquidad: anda en todo géoe* 
Ta4de-nulQS>.piaaa2<noti«<ie.horror'á la 
majdad, .A :.»;.. > 



LjKuctle ttiviiifiirnn * Prm,4 

razón rex'PtUando de ira ^ urdiaé^fti^q^fi. u 

s ó tambicn: Albricias, que saíunos con 



car rqr;. smP^ piiPü4IÍJil'4fím'ill^fyi&>é^.x 



Digitized by 



Google 



Sa.IiUo 
€ Domine , in «oe/o misericordia iua; 

tí veriias iua usque ad nubes. 
7 JusiiUa fuá eieui montes Dei: Ju^ 

dieia iua ahyssus multa. Homines , et 

jumenta salvabis^ Domine: 

S guemadmodum muliipiicasii mise^ 
ricordiam tuam Deue, FÜii auiem ho^ 
minum , in iegmine aiarun^ iuarwn 
^eraóuni, 

9 Inebriabuniur oh ubertate domas 
tumi ei torrente voluptatis iuas potabis 
eos. 

to Quoniam apud ie est fona 9Ítce: 
ei in iumine iuo videbimus lumen. 
>-il Preetendt miserieordiam iuam 
seientibus te^ ei jusiitiam tuam hiSf qui 
recio suni corde, . • 

-ja Non veniai mihi pee superbias: eí 
manus pecealoris non moveaí me. ■ 
■ t3 Jbi eeciderunt qui eperaniur ini^ 
quitaiem s expulsi suni » neo potueruni 
siare. 



XX3CVL ^9 

6 Oh Señor ^ lleg» haAt» «I cielo ta ini« 
•ericordi« , y basta las nubes tu verdad. 

7 Gkho altísimos montes es grande tu 
justicia,^ abismo profundísimo tus jui- 
cios. ^ Á bombees y bestias conservaS| 
ob Señor ^ 

S ¡Ob , cuántOrbas multiplicado , oh 
Dios, tus misericordias !—. Por eso loa 
hijos de los hombres esperarán bajo k^ 
iombra de tos alas. 

9 Quedarán embriagados con la abun-* 
dancia de tu casa, y les harás beber en 
el torrente de tos delicias. 

10 Porque en tiesta la fuente del vi- 
vir; y en tu luí veremos la Ins *. 

11 Despliega tu misericordia sobre los 
que te conocen, y tu justicia á favor 
de aquellos que tienen un corazoil recto. 

. m. 1^0 dé yo pasos de soberbia ; ni me 
bagan titubear las acciones del pecador, 
i 3 Allí es donde han caido por tierra 
los que cometen la maldad: han sido ar- 
rojados á fuera, y no han podido le^ 
vantarse mas. 



SALMO XXXVL 

'amonesta David á bs Justos quB no ée aflijan ni acobarden al per la 

felicidad de los malos, pues les hace ver que es aparente y de poca 

dura; jr al contrario la de los buenos, sólida y permanente. 



1 PsaUíiiu ipM David. XXXVI. 

• jy/oU eemuiari in nudignantíbus: 
ñeque xelaverie fadeniee iniquUaienu 

. a'Quioniam ianquam feemtm ^¡oeiier 
areseenis ei quemadmodum olera her* 
barum eiio detideni. 

3 Spere^ in Domino^ ei /ae bonOa^ 
tems ei inhabOaierrúm^ eipaseérie im 
4i9iiiis eius. 

4 Detectare in Domino: ei dabii Obi 
peiiiiones eordis tetí» 

5 Repela Domino viatm tuam^ eispo^ 
ra in eo: ei ipsefaeieL 

6 Jf ^ filifffi quasi lumen * jusiitiam 
tuam f eíjudieium luum ian^tam \ 
ridiem : 



del 



Oavíd. 



JNo envidies la proeperidad de los 
malignos, ni tengas aelos de los que 
obran la iniquidad; 

a porque como beno se han de secar 
muy presto I y como la tierna ytrbeci- 
Ita luego se marchitarán. < 

3 Pon tu eaperania en el SeSor, y 
faaa obras buenas, y habitarás en le 
tierra , y goxarás de sus riquezas. 

4 Cifra tus delicias en el SeiKor, y te 
otorgará cuanto desea ta coraaon. 

. 5 Expon al Señor tusitoaciou» y con* 
fia en él; y él obrará. 

5 Y herá brillar tu justicie como le 
lus, y el derecho de tu canse como el 
sol de mediodia. 



' I Alfaneatindolosá todos, para que no perea- 
eto. Asi traduce san Gerómmo. 
I 9 K«o es, co» ia lea sur le glotia qn^ nos 
ToH. UL 



comanicBris, podremos ver la las de ta Di» 
vina cara. Iluminados por ti, veremos la Ina 
de tu Divino rostro» y^eso úm. 
D 



Digitized by 



Google 



5o LUIHO DB 

7 subdlius esto' Dómino ^ ti ora eum* 

Noli cBmatari in eo qui pro$pertUur in 

via súa: ir» hpvítine faeitnU injuMtiUas* 

ft DeÉÍne ab irá, et derelioque /oro- 
rem : noli eemuiari ui maJigncris, 

9 Quoniam qui maiignaniur y exter^ 
minabuntur : sustinenies €uiiem Domi'^ 
ifU/Jt , ipsi hterediiabuní ierram, 

10 Ei adhuc pusilium^ et non erH 
peeeator: ti quartM loeum tfuSy ti non 
iavtnits. 

1 1 Mansutti auiem kasrtdiiabuni ier^ 
rom: ti dtJteiabuniur in muUHudint 
ptuis, r •■ 

1 a Observaba peecaior justum : ti siri-* 
dtbii super tum dtntibut tuit* 

i3 Dominut auttm irridMi tum: 
quoniam prospicii quod vtniti ditt tjus* 

1 4 Gladium evoginaotmni pteeaiortt: 
iniendtruni artum suum, ui dtjieiani 
pauptrem ei inopem:. ui irueidtni rt^ 
dos cordt, 

i5 Gladius torum inirti in torda ip» 
sorum: ti arcus torum con/ringaiur, 

1 6 Meíius tsi modieum justo | suptr 
divitias peccaiorum mullas* 

1 7 Quoniam braehia peccaiorum con» 
ttrtntur : confirmái autem justos Do- 
minus, 

' 1 8 ffovit Dominus dies imnuuulaio^ 
rum : ti hteredüas torum in etternum 
trii, 

1 9 Non confundentur in itmport nsof* 
io, ti in ditbus funde taíur a bu nl ur s 

ao quia ptceatores peribnni* Jnimid 
vtré Dmmini mox ui honorificaéi /kt^ 
rim ti exaUati : d^ititntts , quemad-^ 
modumfitmuB d^itni» . 

a I Mttuabiiur pBtoator , ei man woi^ 
oet : justus autem mistrttur ti iributi. 

ao Qiuu hmedioenits ei beertditabuni 
ierram: ma ltd iteniee autem ti disptri^ 
buni, 

a 3 jipud Dominum grtssus honúnis 
dirigeniur : ei viam tjus 9oltt. 

a4 Cum eeeiderii^ non eol iidtt ur : quü» 



I.OS SALBIOfi. 

7 Seas pues ohfAitnit al Se2olr» y pre- 
séntale tus áúplkas. — Mo tengas envi-^ 
día del que hace fortuna en su carrera, 
del hombre que comete injusticias. 

8 Reprime la ira, y depon el furor» 
no quieras ser émulo en hacer mal. 

9 Pues los que obran mal , serán ex- 
terminados: mas los que esperan en el 
Señor, esos heredarán la tierra. 

10 Ten nn poco de paciencia, y verde 
que ya no existe el pecador; y bascarás 
el lugar en qne estaba , y no 1« hallarás. 

1 1 Pero los mansos heredarán la tier^ 
ra , y gosarán de muchísima paa 6 pros» 
ptridad, 

la Acechará el pecador al justo , y re- 
chinará contra él sus dientes. 

1 3 Bero el SeiSor se reirá de él, como 
qaien está previendo que le ha de lle- 
gar su día. 

'i4 Desenvainaron la espada los peca* 
dores: entesaron sn arco — para derribar 
al pobre y al desvalido, para asesinar 
á A>s hombres de bien. 

i5 Pero su misma espada traspasará 
sos propios corazones, y será su arco 
hecho pedaaos. 

ft6 Mas sirve al justo una medianíai 
que las muchas riquezas al pecador: ^ 

17 porque los brasos de los pecadores- 
serán quebrantados ; al pastf que el Se* 
Sor sostiene á los justos» 

1 8 Contados tiene el SeSor los días de 
' \m que viven sin máneílla; y lá hénen- 

cia de estos será eterna. 

1 9 No serán confundidos en el tiempo 
calamitoso: ea los diasde hamlbre aeVán 
«aeiados. 

a o Porque perecerán los pecadoKS.-» 
¥ los enemigos del Seiior no bien serán 
«nsalaades á pnestos honoríficos, ooando 
serán abatidos y se desvanecerán como 
d humo. ' . 

ai Tomará prestado el pecador, y oo 
pagará t perO d jnslo es compasillo , y 
dará al ntetsiiado. 

aa Por tanto oqneUoa qne hendtoen^I 
Seftor heredarán la tierra; mas los qai 
le blasfeman perecerán. 

a3 El Seüor dirigirá los pasoá ijtl 
hombre justo^ y aprobará sus camino•«^ 

«4 $i cayere y no se Ustimará: pues el 



Digitízed by 



Google 



Damínu» MuppónH hianitm 'luam, 
sS Júnior fui f eienim señui: ei non 
vidi Jusium dereii'ciufti f nec temen' ejus 
^u¿¿rens panem, 

96 Tota die miMereiwr H eammodta: 
ti semen .iUiue in benedUiione eríi. 

97 Declina á malo^ ei/ae bonuni i ei 
inhabita in ecteuJum scteuJ^. 

98 Quia Dominas amaijudiaum^ et 
non dereiinquei sondas suosrin ccUt'^ 
num eonservabuntur, Injusli punieniur: 
si semen impiorum perihiá, 

99 Jusii autem hárediíabunt ierram^ 
si inhaóiiabunt in sctadum sceeuli su^ 
•per eahí» : ~ ' 

^o Os jusU msditaéiiur sapienOam^ 
si lingua ejus laquelssr judiciwat: 
- .. * . í 

3 1 Less Dsi ejus in earde ipsku,^ éi 
non supplaniitbuníur gressus ejus, 

3» Considsrái peeeaiár justum^ si 
qsuerü snotá^fkare eum. 

33 Dominas auiem non dsreiinqusi 
sttm.ín manaus..rfusj nss . damnabii 
-eum sum judicabiÉur Wi, 

34 Expida fiomunum « et eusiodi 
Siam e/US : ei exaltobit ée ui Jusrediln^ 
te capias Éernm i sta^ perieriat pnfiü^ 
-Sores videbisé 

• 35 Fidi ímpium supa-éxáUaitim ^ st 
elevaium sicul udrús Ubanit ■ 

»'- ^ •• •■'*• • • '• • 

.>36*e< lftMuivi% «I ee^ ymon ^ai-i-et 

quasivi eum , ei non inveníus esi . 



«.37 CusiodiiimússniiafSS^asfidtÉB^ 
talem : .gtéoniám > suni tretíqui^ Mmm 

M L^i^Ünntíetk dieptraurntsüsuO: 
reíiquias impiorum interibanU 



I £ti la Begdtídá Darle de eéleyersoie |>ée- 
ás entender repetida la palabra dsndieütm dp 
que VM l^.^flS^taj de modo q«e baga eate 
ieotido t nú 'lie tnsio desamparado ai justo, 
m d los h^s suyos cuando buscan pan. ¿tto 
et, Bioa -no desampara al pobre cnando e» 
jasto'. Habb David de lo que vara Tes líaceáéi 
j es que no encoenue amparo ana familia 
•ritliana , y qae ba ndo iím o w wra j earitathra. 
Vof justo entienden aqqi mucboa expoátoret 
•I Imiosnsro y eovfpaiiTo; pñet et muy común 
•B la Escritora el tomar yiwfiitúi pore/e^mo- 



XXXVL 5i 

SeUor pone m mano for delMijo. 
' ftS Joven fnf , y ya eoy viejo : «oáa iran<- 
Cft be visto desamparado al justo, ni>á 
-áns' hijos mendigando el fian K 

n6 Pasa el día ejercitaodo la tniaerK- 
•cordia y y dando prest^do^jy bendita ie* 
rá su descendencia. 

97 Huye pues del mal , y has bien ; y 
ri viras por los siglos de los siglos. 

a 8 Porque el Señor ama lo justo, y no 
desampara á aua santos: eternamente 
serán protegidos.^Xi>8 injustos serán cas- 
tigados; y pereceará la raza de los impíos, 

99 Pero los jnstoa heredarán la tierra, 
y la habitarán perpetuamente. 

3 o La boca del juito derramará sabi- 
duría, y su lengua hablará juiciosa* 
'mente *• 

3s Xa leyde au Dios la tiene en «e- 
dio del corazón I y andará con.firmea 
-pasea K 

, 3ai Anda el peef don acechando al i^iUf, 
.y busca cómo»podrá quitarte la, vídt^ . 

33 Maa el Sefior no le abandonará en 
•tus manoft» ni \a etíoébMAsáüBMúip le- 
-rit juagado. 

34 Espera. en el Seflor, y observe na 
4ey; y fe enaaliavá pana ^ue «ntlrea á 

heredar la. tierra: cnando habrán pere- 
cido los peeadorear, lo veráS4 

35 V< yo al impío ausnamenle ensal^ 
cado, y empinado como los cedros del 
'IkibaAOt '\ • • ■•■' v.-\ »a- ...-..■ 
-36 paséidev^allíá pooo',>y.fae^'^ql^ que 
no existia ya.- le busqué; mas m^caatuo 
nlgiino^)61<pnde hfllav. v\.\> v^. , 

Sf . Gátt^eeva - pues lMñiiispOBacím^\^f 
atiende á la justicia; porque el hombre 
f«6íét6-deja/4e.si\niémoriaA'v /\ r 
' 38. Mas . les ^iaymoaVperecerán iiodee: 
cuanto quede délos impiosserádeslitsido. 



'sjna , tj iiamar judo al> btfmbVé Unkishéro, 
-VóaM Damíyiy, r, 94¿ Y < en' «1 salmo <^I!. 
Vv €• dond0 la Vu^ata áifi^ justíua, saguo 
.el hebreo* es mi^encordta-f j eo los salmos 
XXX. y. a ! XXXn. v.S, donde traduce mi- 
sericordia , en el beb#éo es jmticia , como 
traduce San < *€«rúttiai0. ^ Peso' 6atf Baflüie y 
otros entienden por pan el alimento espin» 
tnal del alma. - 

a Aw. XXXL V. 06. 

3 Por U senda del Seftoi^; 



Dn 



Digitized by 



Google 



5'a LiÉEO bs 

39 Salué auUmjUtiwvm á Demino: 

et protector eorum in tempore tribuía^ 

iionis, 
io Et adjwfábit eos Jknunus^ ei Ir- 

berabk eoe : et eruet eos é peeettioribtu^ 

€t salvaba eos: qttia sparewerunt in eo. 



X09 SALMOS^» 

39 La salvación de loi jatlof* vieae Aél 
ScSor: y él es sa protector ea el tiendo 
de la tribalacion* 

40 El Señor los ayudará , y los libra- 
rá » y los sacará de las manos dejos pe- 
cadores , y salvarlos ha : porqne pnsiar 
ron en él su confianza. 



SALMO XXX VIL 



David^ afligido por sus pecados^ recurre á la misericordia de Dios/ 



2 Psalmas David ín rememoratioDem, de b9¡S>- 

bata, xxxyn. 



nZ> 



^ omine ^ ne infurore tuo arguas 
mSf ñeque in ira tua eorripias me, 

3 Quoniam sagittce tuce infixce suni 
mihi: et eonfirmásti super me manum 
tuam, 

4 Non est sanilas in carne mea áfet^ 
fie irm tum: non est p€uc ossibus meis 
á fitde pkeeatorum meorum^ 

1; 

5 Quaniam initfuitatss mete supergreS' 
sos sunt eaput meum : et sieui anus gr^ 
Mf graváice suní super me. 

• 6 Putruerunt , et eorruptet suni eiee^^ 
'trices mees , áfaeie insipientias mece. 

7 ñíiser /etetus sum^ et eurvatus sum 
usque in finan : tota die contristatus 
•ingredieóar. 

^ Quoniam Jumbi mei impíeti. suní 
iüusionibus : et non est eanitas in car^ 
ne mea* 

9 Afjlicius mOn^ et humUináus suim 
'sdamsz'rueMe^.A gemitu coráis mei. 

I o Domine 4 ante te omns dssidériun^ 
méuñit et gemitus'meus é te non est 



11 'Cor meum conüurhatum est/derc'^' 
Jiquit me virtus mea ¡ et lumen oculoh 
rum meontm , et ipsum non est meewrt. 

la Amid meif et proximi rnéi adverír 
sum me appropínguaverunl , et sieic 
s-unt, Ei quiJusUa me erant, de longé 
steterunt:- 



i Salmo de Ihmd pam raeimrdo 9 en 



a vJh Señor, no me reprendas * en 
medio de ta saña ; ni en medio de ta 
cólera me castigues: 

3 porque se me han enclavado tas sae- 
tas, y has cargad» sobre mí tu manó* 

4 No hay parte sana en todo mi cner- 
"po, A causa de tu indignación:- se me 
estremecen los hueso» cnando eonsUtip 
mis pecados. 

5. Porque mis maldades sobrepujan por 
encima de mí.cabesa ; y como nna cm^ 
v^ pesadla, me tienen agobiado. 
• 6 Enconáronse , y corrompiéronse mia 
•llagas , á causa de mi necedad. 

7 Estoy hecho una miseria , y encoré 
"vado hasta el suelo: ando todo el dia 
cubierto de tristesa. 

8 porque mis entrañas están llenas de 
^ardOr *t y no hay en mi vnerpó parte 
«ana. 

9 Afligido estoy y abatido en extrenioc 
ta' faena d» los gemidos de mí coraaon 
me hace prorrumpir en- alaridos. . sr 

10 Oh Señor, bien ves todos mis, der 
aeoa, y no se te ocultan mü -gemidos. 

.1 * 
zi Mi corazón está conturbado: lié 
perdido mis fuersas; y hasta la misma 
lut de mis ojos me ha faltado ya K 

la Mis amigos y mis deudos arrimá- 
ronse y apostáronse contra roí;<^y mif 
allegados se pararon á lo lejos. 



I No me haigas caigos. 
3 Otros traduceO): poTau^ mis lomos ó ríAo- 
nes estdtt llenos de ilusiones 6 ardores vehe- 



meotea. « ' , 

3 Casi he ce^o á fuerza de taíito Uoraor. 



Digitized by 



Google 



SiLLMO XXXVIII. 
\Z ti pün fadiéani qui quarebaní 
tmimam meám, Bi gui imjiurebani ma" 
Ja müiiy ioettii »unt vanHaies: ei dolos 
ióia éte' fnediiabaniur* 



S3 



i4 jBgo €aitem tanquam ntrdus non 
audieóam: el sictU muios non aperíens 
os suum. 

iS El facUts sum sicut homo non au» 
diens : et non habens in oré suo redar-* 
guitones* 

16 Quoniarh. £n ie , Domine ^ sperenfi: 
4u exauiOes me , Domine Deus meus. 

17 Quia dixi : Nequando supergaU" 
deani mihi inimiei mei: ei dum com- 
moveniur pedes mei^ super me magna 
iocuii sunt. 

18 Quontam ego in JlageUa paratus 
sum: ei dolor meus in conspedu meo 
sempen 

19 Quoniam iniquiiatem meam an^ 
nuniiabo : ei eógHabo pro peceaio nuo^ 

910 Inimiei auiem mei vivuni^ ei con^ 
firmaii suni super me : ei muliiplieaii 
suni qui odtruni me iniqui. 

ai Qui retribuuni mala pro honis^ 
deirahebani mihi: quoniam sequeóar 
óoniiaiem, 

A^ Ne dereiinquas me, Domine Deus 
meus: ne diseesseris á me, 

a 3 Iniends in ad/uton'um meumf Do^ 
mine Deus saluiis meas. 



t3 Entretanto aquellos qué procurabaii 
mi muerte, hacían todos sub esfuer- 
zos;» y los que anhelaban el dañarme, 
hablaban mil sandeces; y estaban todo 
el dia maquinando engaños. 
'i4 Pero yo, coiho si- fuera sordo, no 
los escuchaba: y estaba como mudo, sin 
abrir Ife boca« 

i5 Y me hice como quien nada oye,' 
ñi tieáe palabras con que replicar. 

16 Porque en tí ten^ puesta , Señor, 
mi esperanaa: tú me oirás, oh- Señor 
Dios mió. 

17 Pues yo dije: No triunfen de mi 
mis enemigos ; los cuales cuando ven va^ 
citantes mis pies se vanaglorian contra 
mi. 

1 8 Verdad es que yo estoy resignado 
para el castigo ; y siempre tengo presen- 
te mi dolor. 

1 9 Yo mismo confesaré mi iniquidad, 
y andaré siempre pensativo por cansa 
de mi pecado. 

no Entretlnto mis eñeovigos viven*, y 
se han hecho mas fuertes que yo; y han* 
se multiplicado lOs que me aborrecen 
injustamente. 

n I Los que vnelven mal por bien mnr- 
muraban de mí, porque segnia la virtud. 

na ¡Ah! Ko me desampares. Señor 
Dios mió; no te apartes de mí : 
' a 3 acude prontamente &' aocorrerme, 
oh Señor Dios Salvador mió. 



1 Fam el 



SALMO XXXVIIL 

Afligí A> David con una grave tribulación , confiesa sus culpas , y pide 
d Dios que le libre de ella. Se queja de los ultrages que recibe de sus 
' amigos jr enemigos^ los cuales sufre con paciencia. 

I In finem , ipsi Idithan , Ganticom Da- 
vid. XXXYIU. 

9 Dixi: Cusiodiam vías meas: ui 
non delínquam in lingua mea, Posui 
ori meo susiodiam , eum eonsisierei pee* 
taior adversiim me* 

3 Qbmuiui, ei humiíiaius sum, ei si" 



, é Idítlran: 
HnWd. 



a Uije yo en mi corazón : Velaré so- 
bre mi conducta * , para no pecar con 
mi lengua. -. Ponia nn candado en mi 
boca, cuando el pecador se presentaba 
contra mí. 

3 Enmudecí y hnmilléme, yme-abá» 



j Tendré cuenta con lo que hago : ó estaré alerta sobre tnl^ etc. 
T0M.IIL D3 



Digitized by 



Google 



94 I4BEO DB 

fui á bonUi ti dolor nuus renomUut 
tsU 

4 ConcaJuU cor mntm intra me: ^ ¿n 
VuditaUone mea eoBardesceí ígnís* 

5 ZfOwiue eum in Ungua mea : No^ 
ium fac mihif Domine , finem rneum^ 
et numerum dierum mtorun^, quie egt: 
ut eciom qmd desit míhi, 

6 Beee mensurábate poeuisff. diee 
meoe : et eubstantia mea ianifuam /lA- 
hüum ante te* Verumiamen unwerea 
, omníe homo vwene. 



7 yerwntamsn in imagine periransH 
bomot sed et fruetra contvwhatur. The^ 
eeiurizai | et ignorat eui congregabit ea» 

. 8 JSt nune quee eei expeetatio mea? 
nonne Dominue f et eubstantia mea 
apud te est, 

9 M ómnibus iniquitatibus meis ente 
me : opprobrium insipienti dedisti me* 

10 Obmutui^ et non apermi os meum^ 
quoniam tu/ecistig 

« I amofw a me plagas tuas. 

I a Afortitudine manus tuce ego de^ 
/eei in inerepationibue : propter inigui" 
ia$em eorripuisti hominem. Mt tabescs'* 
re feeisii sicut araneam animam ejus: 
verumtamen vané eonturbaiur omnie 
homo, 

1^ Mmaudi oratíonem meam, Domi-- 
ne f et depreeationem meam: auribus 
per cipe laerjmas meas* Ne sileas: quo^ 
oiam €tdvena egh sum apud te , et ps'f 
regrinue , eieut omnes paires mei* 

1 4 Remitte mihi, ut re/rigerer^ priüs 
quám abeam , et ampliiu non ero. 



LOS MLMOS. . 
tave de responder aun cotM buCiMtf; 
con lo cual se a a mentó mi dolor. 

4 Sentí que ae inflamaba mi poraaon; 
y en mi meditación te encendían llamaa 
de fuego. 

5 Solté mi lengua, diciendo: ¡JUiSe^ 
dor! has me conocer mi fin , — y cuál ei 
el número de mis dias , para qMe yo se* 
pa lo quQ me resta de vida. 

6 Cierto que bas sedalado á nijs diaa 
término corto ' ; y que toda mi subsis* 
tencia es como nada ante tas oy». — 
Verdaderamente que es la suma vanidad 
todo hombre viviente. 

7 En verdad que como nna sombra 
pasa el hombre ; y por eso se afana y 
agita en vano. — Atesora , y no sabe pa- 
ra quien allega todo aquello. 

S Ahora bien, ¿cuál es mi esperanaa? 
¿Por ventura no eres t^ , oh SeJKor , en 
quien está todo mi bien ? 
.9 Librame de todas mis iniquidades: 
^ú me hiciste objeto de los ultrages del 
insensato. 

. I o Enmudecí, y no abrí mi boca, por- 
qae todo, lo hacias tú. 

1 1 Señor ^ levanta de sobre mí tu aaotc» 

la A los recios golpes de tu mano, yo 
desfallecí cuando me corregías : por el 
pecado castigaste tú al hombre; — é h»* 
ciste que su vida se consumiese cora^ 
#raika. Ciertamente que en vano se con- 
turba y agita el hombre. 

j3 Oye, Se2or» mi oración, y mi sú- 
plica \ atiende á mis lágrimas:— no guar- 
des silencio ; puesto que yo soy delante 
de tí a manera de un advenedito y pe* 
regrino^ como todos mis padres. 

i4 Afloja un poco conmigo, ^déjame 
respirar, entes que yo parta y deje de 
existir *• 



SALMOXXXIX. 

David, figura de Jesu^Christo y da gracias á Dios por haberle oido. Pide 
continúe su protección. Predice el sacrificio de Jesu-Christo en lugar de 

las antiguas \fictimas, 
s lo finem; Psalimis ipsi Jlañd, XXXIX, . i Va^a «I fia: galap 4el nusitio 9md. 

a hjxpetians expeetavi Dominumt e t 9 don ansia suma estuve aguardan* 



•1 ó también': Mira caen 'bretfethas hecho 
mis diat¡ y mi subsisteada t efc. 



v.^yng. 



Digitized by 



Google 



Salmo 



intenáñ mihi. 



3 ISí exaudivü prteeé meas : ei edU* 
»gi me de laeu miseria^ et de lutofceds. 
JSi staiuii euper petram pedes meos : et 
direxU gressus meos. 

4 Bt immisH in os meum eaniicum 
navum , carmen Deo nostro, F'ídedunt 
muHi ei timebuni .■ eí sperabunt in Do^ 
mino. 

5 Beatus vir^ etí/us esi nomen Domi^ 
wíi spes ejus: et non teépexii in vanita* 
tes eí insanias falsas. 

6 Multa feeisti tu f Domine Deus meus^ 
mirabUia tua: et eogitationibui tuis non 
est qui simUis sil Ubi, Annuntiavi et 
ioeutus sum: mult/plieati sunt supet 
numerum. 

7 Sacrifieium et oblaiionem noluisti: 
aures auiem perfeeisti mihi. Jff^lóeaus^ 
ium et pro peeeaio non postulasti: 

8 tune di.xi: Eéee venio {In capite li" 
hri scriplum est de me) 

9 utfaeerem voluniatem iuam : Deus^ 
meus voltu\ et legem iuam in medio 
eordis meú 

10 jánnuniiavi jusiitiam iuam in sc^ 
tíesia magna , eeee labia mea non pnH 
hibebo: Domine ^ tu seisti. 

1 1 Jusiltiam iuam non abseondi in 
torde meo: verOaiem tuum et saiuiars 
iuum dixi. Non abseondi miserieordiam 
iuam y et verttatem tuam^ á eotkiUo 
multo, 

ta 2%i muiemf Domine ^ ns tongi fá» 
eias miserationes tuas á me : miseritor'* 
dia tua et veritas tua semper suseepe^ 
runi me* 

1 3 Quoniam eireumdsderuni me ma» 
ia 9 ifuorum non est numerus : eomprS" 
hsndermnt me iniquiíaies mees , et non 
potuif ui viderem* Multipliattw sunt 



XXXIX. 55 

do al SeSor , y por fin inclina 4 mi so» 
oídos, 

3 y escuchó benignamente mis súpli- 
cas. Y sacóme del lago de la miseria jr 
del inmundo cieno. — Y asentó mis f»lé» 
sobre piedra » dando firmeaa á mis pasos. 

4 Púsome en la boca un cántico nue- 
YO, un cántico en loor de nuestro Dios.— ^ 
Verán esto muchos, y temerán al Sefior, 
y pondrán en él su esperansa. 

5 Bienaventurado el hombre cuya es*^ 
peransa toda es el nombre del Señor, 
y c|ue no volvió sus ojos hacia la vani« 
dad , y á las necedades engañosas * . 

6 Muchas son las maravillas que has 
obr#do, oh Señor Dios mio; y no hay 
(juien pueda asemejarse á ií en tus de« 
signtos.— Páseme yo á referirlos y anun- 
ciarlos: exceden todo guarismo.* ^ 

7 Tú no has querido sacrificios ni o- 
bilci^nes: pero me has dado oidos per- 

' fectos '.—Tampoco pediste holocausto, 
bí víclim* por el pecado: • 

8 yo entonces dije : Aqui estoy : Yo 
vengo -* (conforme está escrito de íni al 
frente del libro de la Ley' ^) 

9 para cumplir tu voluntad. Eso be 
deseado siempre^ oh Dios mio; y tengo 
tu Ley en medio de mi corazón. 

10 He anunciado tú iusticia en una 
iglesia 6 asamblea grande ; no tendré 
jamás cerrados mis labios: Señor , tú lo 
sabes. 

11 No be tvnido escondida tu justicia 
en mi covaaon: pablt^né tu rtsÁéá , y 
la salvación que de tí viene^^Ko ocal* 
té tu misericordia y ta verdad é U nu- 
merosa congregaeton; 

la Pero tú, Señor, «o alejes de mí 
tus piedades : tu misericordia y tu fide- 
lidad me han amparadd en lodo trance. 

i3 Porque me hallo cercado de males 
ftln número; sorprendiéronme mis pe- 
cados, y no pude distinguirloe bien : -«. 
multiplicáronse mas que los cabellos dt 



1 De los Ídolos. 

a San Pablo, Heb. X i'. 5, al ciur este 
veno dice cuerpo en ves de oiV/oj, porque 
segoiría el texto de los Setenta que dice vCm 
éooma \ pero ambas traducoioaes viítnea á sig- 
nificar lo mismo. 



3 En todo el libro de la Ley , ó en todo el 
contenido de las Esorituras Sagradas, ó ta»*> 
bien al principio de la Ler ; aludiendo eslo' 
á lo que se dice Gene». IJJ. v. i5. 

4 Ouos traducen : Tu Salador: Ú la mi- 
sericordia con que sabrás. ^ 

D4 



Digitized by 



Google 



M 



Lnmo m ios §AtMos« 



mper tapiUéB eé^pitis mei: ei car nuum 
dereltquíi me, 

1 4 Compiaceai Ubi, Domine^ Mti enm.3 
me : Domine , ad adjuwtndum me re^ 
spüe. 

i5 Confundaniur ei revereaniur #i- 
mut f gui quoerunt animam meam » ui 
auftrant eam. Convtrtaniur retroreum^ 
ei revereaniur qui voluni mihi maim, 

1 6 Ferant tonfeetim confusionem 
suam , gut dicuni mihi: Euge , euge. 

i 7 Éxulient ei Iceieniur super te o« 
niñee qumreniee te: el dicant semper: 
Mttgnijfieetur Dominus : qui diliguni #a- 
hiiare iuum. . 

1 8 Sga autem mendicus sum^ ei pau* 
per : Dominus soili^tu* esi mei, Adju^ 
ior meuSf ei protector meus tu es: Deue 
meus , ne tardaverisw 



mi cabesa; y mi corazón lia daamayttlHi 

' i4 ; Oh! plegué á tf, SeSor, el librar- 
me; vuelve hacia, mi tus ojos para so- 
correrme. 

i5 Queden Ae una vez confundidos j 
avergonzados cuantos buscan cómo qui- 
tarme la vida: — vuélvanse atrás llenoa 
de confusión los que mi mal desean. 

i6 Sufran luego la ignominia que me- 
recen aquellos que me dicen: £a, ea« 

17 Regocíjense en tí, y salten de go* 
zo todos los que te siguen: y aquellos 
que aman á tu Salvador ' digan siem- 
pre : Glorificado sea el Señor. 

1 8 Yo por mi soy un mendigo y des- 
valido ; pero el Señor tiene cuidado de 
mi» «—Tú eres, oh Señor, mi valedor» 
y protector, ^o tardes^' Dios mió. 



S A L M O X L. 

Recomienda David él amor de los pobres. Hace presente á Dios la malicia 

de sus enemigos y y señaladamente la perfidia de un familiar suyo. 

Confiado en la protección Dii^inuj nada teme. Se ve en este salmo pin* 

tada la traición de Judas y y el odio de los judíos contra Jesu-Christo. 



2 In ÜBem, Psalmus ipsi David. XL. 

a Heatus qUi intelUgii stiper e^num 
ei pauperem : in die mala liberaba eum 
Dominus. 

3 Dominus eonservei eum , et vivifi'-* 
eem ettín , ei beatum fa^am eUm in ier^ 
ra: ei non iradai eum in animam ini-^ 
mieorum e/us. 

4 Dominus opem ferat ilU suger /s- 
ctum dolor ie ejus : univerewn straium 
ejus versasii in ir\firmitate ejus. 

. 5 Bgo difci: Domine, miserere me(: 
sana animam meam , quia peccapi Ubi. 

6^ Znimici mei dixeruni mala mihi: 
Quando morietuTf ei peribii noTnen e- 
jusB 

. 7 Ei si ingrediebatur Ut viderei, vana 
ioquebaiur^ cor ejus congregavit iniqui" 
4aiem sibi. Egrediebatur forás, ei /o- 
*guebatur 

8 ia idipsum. Adversitm me susurra^ 



lell 



; Salmo del 1 



»9«nd. 



n bienaventurado aquel qne piensa 
en el necesitado y en el pobre : el Seffor 
le librará en el dia aciago. 

3 Guárdele el Seiior, y confórtele, y 
hágale felife en la tierra , y no le entre- 
gue á discreción de ^v^ enemigos. 

4 Consuélele el SeSor cnando se halla 
postrado en el lecho de su dolor: tú 
mismo , Señor ^ le mnllias toda su cama 
en sn enfermedad* 

5 En cnanto á mi dije: Se3br, ten 
lástima de mi : sana mi alma , porqnt 
pequé contra tí. 

6 Prorumpian mis enemigos en im- 
precaciones contra mi: ¿Cuando mori- 
rá éste, deeian, y se acabará su n»eaioria? 

7 Que si alguno entraba á visitarme, 
hablaba con mentira , tramando en su 
corazón iniquidades. — Salíase afuera, y 
se confabulaba 

8 con los otros. ^ Susurraban contra 



I Esto es , al Muüu que nos encaras. 



Digitized by 



Google 



S AhUQ 
koM mnm$ inimUi meÍ9 ad^ersum me 
cogitahant ñutía mihi, 

9 Ferbum Mquum coiuiHueruni ad" 
versii/n me: Nunquid qui dormí non 
adjieteí uí resurgaíF 

10 Btent'm homo pitéis meas, in quo 
9pera9Í , qui edebat panes meos i mo» 
gn^topií euper me sttppíaniaíionem* 

\\ Tu auíemf Domine, miserere met\ 
eí retuseiía me, eí reírt^ttam eis. 

la Ja hoe eognovi quoniam voluieít 
me : quoniam non gaudeóií inimieus 
meus super me. 

1 3 Me auíem propíer innoceniiam eU" 
ssepisii : eí eonfirmasíi me in eonepeeiu 
iuo in aternum, 

1 4 Benedieíus Dominue Deus Israel 
6 seetuío » eí usque in saeuium : fiai^ 
fiaí. 



XLL 57 

mi todos mjp eatmígot: iodús conspira- 
luin ¡Mra acarrearme males. 

9 Sentencia inicaa pronnnciaron con- 
tra mi. Mas ¿por ventura el i^ue duer- 
me no ha de volver A levantarse ? 

10 Lo que mas es, un hombre con 
quien vivia yo en dulce paz^ de quien 
yo me fiaba , y que comía de mi pan, ha 
urdido una grande traición contra mí. 

1 1 Pero tú , SeiSor , ten piedad de mí, 
y levántame , qne yo les daré á ellos sa 
merecido. 

I a En esto habré conocido que tú me 
amas; pues que no tendrá mi enemigo 
que holgarse á costa mia. 

13 Porque tú me has tomado bajo tu 
protección á causa de mi inocencia , y 
me has puesto en lugar seguro ante tu 
acatamiento por toda la eternidad. 

1 4 Bendito sea el Señor Dios de Israel 
por los siglos de los siglos: ¡Asi sea! 
¡Asi sea! 



SALMO XLL 

David en medio de las íribulaciones se consuela con la memoria de loe 
bienes eelesíiales, y la esperanza de su libertada 

Vara «11111 : i Salmo da íastnwdoay á los 
In finen , i Iniellectas filüs €are. XLL ¡i^oi da Cavé. 



a (Juemadmodum desiderai eervus 
ad foníes aquarum ; Ha desiderai an^^ 
ma mea ad /«, Deus. 

3 SHivit anima mea ad Deum for^ 
íem vivunt : quando penittm , eí appare» 
ho ante faeient Dei? 

.4 Fkierunt mihi iaerjrmas mees panes 
die €te nocie : dum düiíur mihi quoíi-^ 
dis: Ubi esí Deus iuus? 

5 Hete reeordaius sum, eí efudi in 
me animam meam : quoniam transibo 
in locum íabernaeuli admirabais, u- 
sque ad domum Dei: in voee exulía^ 
íioniSf eí eonfessionis , sonus epuianíis. 



a Liomo brama ' el sedienio ciervo 
por las fuentes de aguas: asi, oh Dios, 
clama por tí el alma mia. 

3 Sedienta está mi alma del Dios fuer- 
te y vivo. ¡Cuándo será que yo llegnei 
y me presente ante la cara de Dios! 

4 Mis lágrimas me l|an servido de pSQ 
día y noche , desde que me están dicien- 
do continuamente : ¿Y tu Dios donde 
está? 

5 Tales eran los recoerdos que veaian 
á mi memoria : y ensanché dentro de mí 
mi espíritu ; porque yo he de ílegar , d^ 
je, al sitio del admirable tabernácnlOi 
hasta la casa de mí Dios; — entre voces 
de júbiloi y de hacimiento de gracias, j 
de algaaara de convite. 



1 El verbo hebreo T\lí jorag «unifica el gritar 
de los ciervos, como en faün el ninnirt 6 relin- 
char es propio de los caballos , mugiré 6 mu- 
gir de los bueyes , rugiré ó nigir de los leo- 
nes , etc. Peí o no babieodo en Taiin ni en cas* 



tellano tos para los ciervos, bao traducido ú~ 
gUDos al laiio damavit , tumuhumjkcit , b de* 
tideravit : y por lo mismo uso yo del verbo 
bramar. Puede decirse ^rnTa, 6 ansia. Pero el 
venerable Luis de León tradujo bninm. 



Digitized by 



Google 



S8 Leu9 db 

6 QitareifiMtii u oHima m*a^eí quo' 
re conturbas nuí Sfmra in Deo, qua» 
niám adhut úwnfiUhor üli: éalutare vut^ 
1Ú9 mei, 

7 H Deus meus. Ad me ipsum anima 
mea conturbaia eeí: propierea memor 
ero iui de ierra Jordanie , ei Hernu^ 
niim á monte módico* 

% Abjreeue abyssum invoeat , in voce 
eataraeiarum iuarum. Omnia exceUa 
Uia , etjlucíu» iuieuper me traneierusU 



6 ¿Per qa< estlft triste, olí almt telat 
¿ y V^^ V^^ ™® tienes en esta agitación ?.^ 
Espera en Dios; porque aun cantaré sus 
alabansas, como que es el Salvador que 
tengo siempre delante de mí, 

7 y mi Dios. — G>n turbada está inte* 
riormente íni alma: por lo mismo me 
acordaré de tt en el pais que está desde 
el Jordán hasta Hermon , y el pequeño 
monte. 

8 Como al estampido con que se des* 
hacen tus cataratas , un abismo ó ttgua» 
cero llama á otro abismo: — asi todas tus 
tempestades y todas tus olas han id* 
descargando sobre mí. 

9 En el dia dispondrá el SeSor que 
venga su misericordia ; y yo en la noche 
cantaré sus alabansas. — Haré para con* 
migo oración áOios, autor de mi vida, 

I o diréle á Dios: Tú eres mi ampa- 
ro,^ ¿por qué te has olvidado de mi? 
I y por qué he de andar yo triste^ mien- 
tras me aflige el enemigo? 

I I Mientras se están quebrantando 
mis huesos , no cesan de insultarme loa 
enemigos míos, que me atormentan; — 
diciéndome todos los días: ¿Y tu Dios 
dónde está? 

la Pero, oh alma mía, ¿por qué ••« 
tas triste? ¿por qué me llenas de tur- 
bacion ? ^ Espera en Dios , pues aun he 
de cantarle alabantes, por ser él elSal« 
vador que está siempre delante de mí| 
y el Dios mió. 

SALMO XLII. 

Él argumento es semejante al del salmo precedente. Créese compuesta 

cuando , perseguido de Saulj se refugió entre los pkilisthéos. 

1 Psalmus David. XLII. i Salmo do David. 

Judiúm itoe, Deus^ et discstne ¿mi' 
smm meath de gente non saneth^ ad ho^ 
mine innfuo ei doióso ertíe me» 

a Quita iu es Deuo foriitudo Wésmi 
guare me repmiistif et qumre trMis iit^ 
cedo 9 dum affligü me inimieus? . 

3 Emitte hítem iuttfñ et veritdtem 
tuam : ipsa me deduxerunl , et addu^ 
xerunt in montem sanetum tuum , et 
in taóernacuia tua, - 



9 In die mandavii Dominus miseria 
eordiam suam , et noeie cantieum ej'ust 
Jípud me oratio Deo vites meee^ 

' lo dieam Deo: Suseeptor meus e«, 
qwve oblHus es mei? et guare contri'' 
status incedo^ dum affUgit me inimicusf- 

1 1 Dum eonfringuntur ossa iforar, ex* 
probraverunt mihi gui tribulant me ini" 
miei mei: dum dieuni mihi per singu* 
ios dies: Ubi est Deus tuus? 

la guare tristis e#, anima mea? et 
guare conturbas me F Spera in Deo^ 
guoniam adhuc confitebor illi: saiutare 
vultús mei, et Deus meus. 



J úsgame tú , oh Dios , y toma en toa 
manos mi cansa: líbrame de una gente 
impía, y del hombre inicuo y engadador. 

a Pues que tú eres , oh Dios , mi for<>- 
taleaa, ¿por qué me has desechado de tí? 
¿y por qué he de andar triste, mientras 
me aflige mi enemigo? 

3 Envíame tu lus y tu verdad » iu 
gracia y socorro: éstas me han de guiar 
y conducir á tu monte santo , hasta tna 
tabernáculos. 



Digitized by 



Google 



qui laUficat juwen4fUtín meam, Cof^" 
Mor ii6í in eUhara^ JktUf Deua nutut 

5 ^uare irisíís es, anima mea? ei 
quare conturbas me ? Spera in VeOf 
quoniam adhue eonfiiehor Ulit saJutars 
VuiUis mei, el Deus rneus* 



4 ir me acerp«r4 9A «llar 4e Dios, al 
Dioa que ll^na 4e al^gdn mi |uveiitud '. 
— CanUré \bs alatiaaaas con la cítara, 
oh Dios , ob Dios mio« 

'5 Por qué estis tú triste, oh alma m¡a? 
¿y por qué me llenas de turbación?^ 
Espera en Dios ; porque todavía be de 
cantarle alabantas , por ser él el Salva- 
dor , que está siempre delante de mí, y . 
el Dios mió. 



SALMO XLIIL 

El pueblo de Israel^ perseguido por los idólatras, se consuela con la me^ 
moría de los beneficios de Dios, é implora Iiumildemente el auxilio 

del cielo. 

Sal» 



S In Gnem, filíis Core ad intellectum. XLIII. 

• a Ueus , auribus nosiris audivimusf 
paires nosiri annuntíaverunt noóis o- 
pus quod operatus es in diebus eorum^ 
€$ in diebus antiquis» 

3 Manus iua gentes disperdidit , ei 
pUuUasti eos: af/Uxisti pepulos p ei ex^ 
putísli eos : 

4 nee enim in gJadio suo possederuiH 
Isrram^ ei brmehium eorum non salva^ 
víi eos: sed dexisra tua, ei braehium 
iuum^ ei illuminaiio vuUús iui: quo^ 
tUam eompiacuiéti in eis» 

^fSt Tu es ipse rex meus ei Deus meus: 
qui mandas saíutes Jacob» 

B In te inimieos nostros ifeniiJabimus 
eqr/itf , e< in nomine tuú ^ternemus ir^ 
eurgenies in nobis. 

' 7 Non enim in areu meo speraho : si 
giaditts meus non salivaba me, 

8 Salvasii enim nos de affligeniibus 
oos : ei odienies nos eon/udisii, 

Q In Dea laudabimur toia die : ei in 



nao dm íatelígeneia. 

a JNosotros, ob Dios, hemos oído por 
nuestros propios oidos, nuestros padres 
nos ban contado •> las obras que tú bi* 
ciste en sus dias , y en los tiempos an^ 
tiguos. 

3 Tu vmno extirpd de esta tierra las 
naciones, j los plantaste á ellos: tú aba*- 
tiste aquellos pueblos, y los expeliste *• 

4 Porque no conquistaron este pais 
^n su espada, ni (aé sa braso el qne 
los salviS; r-^ sino tn diestra y tu braso^, 
y la los dimanada de tu rostro: porque 
te complaciste en ellos. 

. 5 Tú eres , tú mismo el Rey mió , y 
mi Dios ; tú que decretas las victorias 
de Jacob. 

6 Con tn ayoda arrojaremos al aire y 
voltearemos ^ á nuestros enemigos , y en 
la nombre despreciaremos 5 á los qne 
se levantan contra nosotros. 

7 Que no be de confiar yo en mi arco^ 
ni me ba de salvar mi espada: 

8 pnes tú nos salvaste de los qne nof 
afligían , y tú confundiste á los que nos 
odiaban, 

9 En Dios nos gloriaremos todo el dio. 



. 1 Bslf es, que me baca volver con su santa 
alejg;ría cual esuba yo eo lo mas florido de 
mis años. 
3 Josué n. V, o. 

3 ídem XXIV, V. la. 

4 Alude á lo qne bace un fuerte toro cuan- 



do con los cueroos voltea por el aire algooa 
cosa. 

5 El verbo bebréo OT3.2 nabas qae es el 
pretérito de 0^2 ^"s signiiica mas qoe spet^ 
fiemus, j por eso S. (¿rónimo tradujo con- 
eidcabimus pisotearemos. 



Digitized by 



Google 



6o Libro db 

nomine iuó torffiiebimwr in saseuium. 

10 Nunc auiem Yepulisti et eon/udi" 
stt nos: et non egredieris^ Deus, in 
vírtutibus nos tris» 

11 Avertisti nos reirorsum posi ini'- 
mieos nosiros : et ^ui oderunt not , di^ 
ripiebant sibi, 

I a Dedisti nos ianquam oves esearum: 
<l in gentibus dispersisii nos, 

1 3 Fendidisti populum iuum sine pre^ 
tío: et nonfuU multitudo in eoinmuta^ 
tionibus eorum, 

i4 Posuisti nos opprobrium vieinis 
nostriSf subsannaiionem et derisum hiSf 
gui sunt in circuitu nostro, 

1 5 Posuisti nos in similitudinem 
Geniibus; eommotiónem capitis in po-^ 
pulis. 

i6 Toia die verecundia mea contra 
me estf et eon/usió fadei meas eoope^ 
ruit me: 

ij á voee eaeprobrantis et obtoquentis, 
afaeie inimid et persequentis. 

i8 Hhee omnia venerunt super nos^ 
nee obiiti sumus te , eí inifué non cf i- 
mu* in testamento tuo. 

1^ JBt non reeessit retro cor nostrum: 
et deelinasti semitas nostras á via tua: 

a o guoniam humiliasii nos in ioeo af^ 
'fliótionisj et cooperuit nos umbra mof" 
tis. 

a 1 Si obtíti sumus nomen Dei nosiri, 
et si expandimus manus nostras ad 
Deum aJienum , 

a 9 nonne Deus requiret ista ? ipse e- 
nim novit abseondita eordis» Quoniám 
propter te morti/kamur iota die : astí^ 
mati sumus sicut oves oeeisionis. 



a 3 Exurge f guare obdormis^ Dominen 
exurge ^ et ne repellas in finan* 

a 4 Quarefadem iuam avertis^ obli-^ 
visceris inopias nostrce et iribulationis 
nostra? 



LOS SALVOS. 

y ta Nombre alabáramos para siempre. 
' I o Mas ahora nos has desechado y cu-* 
bierto de confusión : y ya no sales , ob 
Dios, á la "finen te de nuestros ejércitos. 

II Nos hiciste volver las espaldas ~á 
nuestros enemigos ; y que fuésemos pre- 
sa de los que nos aborrecen. 

la Entregástenos como ovejas para «1 
matadero ' , y nos has dispersado entre 
las naciones. 

i3 Has vendido á tu pueblo de balde: 
y no hubo concurrencia en su mercado 
ó venta, 

1 4 Hásnos hecho objeto de oprobio pa* 
ra nuestros vecinos, la mofa y el escar- 
nio de los que nos rodean: 

i5 has hecho que seamos la fábula de 
las naciones, y el ludibrio de los pueblos. 

1 6 Todo el dia tengo delante de los 
ojos mi igoominia, y está mi rostro cu- 
bierto de confusión , 

1 7 oyendo la voz del que me aabiere y. 
llena de vituperios, y viendo triunfante 
á mi enemigo y perseguidor. 

1 8 Todas estas cosas nos han sobreve- 
nido: mas no .por eso nos hemos olvida* 
do de tí, ni hemos cometido iniquidad 
contra tu alianza. 

19 No se ha rebelado nuestro corazom 
ni has permitido * que se desviasen da 
ttt senda nuestros pasos ; 

ao aunque nos humillabas en un logav 
de aflicción donde nos cubría ana aom* 
bra de muerte. 

a I Si nos hemos olvidado del Nombre 
de nnestro Dios , y si extendimos las'má^' 
nos hacia un Dios extraño, 

aa ¿ por ventura Dios no nos ha de 
pedir cuenta de tales cosas? Porque él 
conoce los secretos del corazón . ^ El he- 
cho es que por amor de tí estamos todot 
los dias destinados á la muerte: somos 
reputados como ovejas para el matadero; 

a 3 Levántate, oh Seáor, ¿por qué ha- 
ces como que duermes? levántate, y no 
nos desampares para siempre. 

a 4 ¿Cómo es que retiras de nosotros ta 
rostro, y te olvidas de nuestra miseria 
y tribulación? 



I Según el hebreo : como ganado de abasto. 
a Eo la Vulgau se ha de suplir el non del 



primer miembro de la oración : ó la paitkiüa 
nec , como hace san Geitónimo. 



Digitized by 



Google 



BaísHO XLIV; 



6€ 



« aS QuonÜBm humiUtOa m/ tnpuivere 
anima aoslra^ €Qn§i$UinaiU9 esí in ier^ 
ra venter noster, 

a 6 Exurge. f Domine, adjuva nos: ei 
redime nos propter nomen tuum* 



a3 Porque naestrt «la^a está bamilU- 
da hasta el polvo : y (¡stamos posimdqs 
en iierrof pegado nuestro pecho al saeío. 

a6 Levántale, oh Señor, socórrenos; y 
redímenos por amor de tu Ptombre* 



SALMO XLIV. 



Epitalamio profétieo de los desposorios del Mesías con la -Iglesia ' 



1 In finem , pro his qoi commotabantar , fi- 
liU Core , ad latellectum , Ganlicam pro di- 
lecto. XLIV. 

d JuruetavU cor meum verhum.ho* 
num: dieo ego opera mea regi. Lingaa 
mea ealamus scribue , melociter scrióen' 
iis, 

3 SpetiüausforjpaprüefiUishamimtni^ 
difusa eet graiia in labiis iuis: propie^ 
rea benedixii ie Jhas in aiermun, 

4 Aeeingere gladio Uto super fémur 
duum , poieniissime, 

5 ó^cie iua ei pulchritudíne iua in^ 
iendcj prosperé procede , et regna ^ pro^ 
0ier oeriiaiem e¡í mansuetudinem , ei 
Ju^iiam: ei dedueeiie mirabUUer dex»- 
tera iua. 

6 SagiUút ium acuias , popuJi sub ie 
tadeni, in corda ¿nimicorum regis. 

7 Sedes iua y Deus^ in smcuJum set^ 
cuii: cirga direeiionie ^ virga rtgni iuL 

8 DUexisti justiiiám ei odisii iniqui^ 
iaiem : propter eá unxU ie DéuSf Deus 
Uius oteo ketiiice pros eonsoriibus iuis. 

9 Myrrha^ ei guita y ei casia á oesii" 



i Vara el fin : para a^eUoa que haa 
de ser mudadoa ó T&OGAOOS: A los bijoa 
da Ooré , Salmo de íntelígeneía : Oáatíeo 
idelí 



a Hirviendo está el pecho mío en sa- 
biimes pensamientos \ Al Rey^ consa- 
gro yo esia obra. — Mi lengua es pluma 
de amanuense que escribe muy ligera. 
. 3 Oh tú el más gentil en hennoaurá 
.entre loa hijos de los hombres, derra^ 
mada se ve la gracia en tus labios: por 
eso 5 te bendijo Dios para siempre. 

4 Cíñete al lado ta espada, oti Rey p^ 
tentísimo. 

5 Con esa tu gallardía y hermosura ca- 
mina, avanza prósperamente, y reina — 
por medio de la verdad, y de la «lan^c- 
dumbre, y de la justicia ; y tu diestra ie 
conducirá á cosas maravillosas. 

6 Tus penetrantes saetas traspasarán, 
oh Rey , los corasones de tus enemigos: 
rendiránse á ti los pueblos, 

7 £1 trono tuyo, oh Dios , permanece 
por los siglos de los siglos^: el cetro de 
tu reino es cetro de rectitud. 

8 Amaste la justicia y aborreciste la 
iniquidad : por eso te ungió, oh Dios, el 
Dios tuyo con óleo de alegría j con pre* 
lerenda á tus compañeros. ' 

9 Mirra, áloe, y casia exhatan tas 



I Fifforados en los de Salomón con la Stda-- 
rniUs del Cantar de los Canures; la cual, por 
reunir las mas bellas y raras prendas, era 
digna de ser figura de la Iglesia: alalinos ex- 
positores ereen que está esposa era Ta hija del 
Bey de Egjjpto. III, Ret^. til, i^. i. 

a Según el hebreo : del diiectitimo , ó aman* 
tísimo. Alude al nombre dado á. Salomón 
n. Beg, Xil. V, 35. Según el docto expositor 
de los salmos MuU son mochísimoe los judloa* 
asi aotiguos como modernos , que interpretan 
este salmo solamente de Jeso*Cbristo. 

3 Véase Hebraismo. £1 pecho mió hierve en 



.nobles pensanueiUps, Salió ^ mi corazoniCca 
grande ímpetu un sublime pensa miento, £n 
cosas grandes estd rebosando mi corazón. De 
todos estos ipodos puede traducirse. 

4 A lesu-Christo , Rey de cielos y tie^, 
consagro este cáotioo. 

5 Las partículas hebreas p "*7V jo^ ^ pver 
den -tradoeirse como eaosales d%lo que an- 
tecede ; y asi algunos traducen porque te bm^ 
diio, tic. 

6 Paede traducirse ; 7\t trono es , oh Dios ^ 
etCi Ó también: Qm Dios estd tu asiento ^ etc. 



Digitized by 



Google 



^a Libro bb 

meniU iaüf A damiBiu turnéis: ex 
guióus deíeeiapeninUe 

I o JSiiec regum in honorg too. AbUíH 
regina á dextris tui» in vestUu deaura^ 
iOf eireumdaia varieiaie, 

I I Audi,fi1ia^ ei vide, ei iñeUna áU" 
rem tuam: et obliviseere pf^iutum iuwnf 
ei domum patrie iui. 

1 a £/ eoncupiseei rex deeorem iuum: 
qüoniam ipst est Dominue Deue iuue: 
et adorabuni eum, 

1 3 Etjiltaí Tyri in muneribue vultum 
Iuum deprecabuniur y omnee divitee 
plehie. 

1 4 Omnie gloria ejue fiíUz regie b¿ 
iniue^ infimbriis aureie 



t5 eireumamieia varieíaiibu», Addu* 
'tentar regivirgines post eam: proximde 
ejéu ájfhrentur tibí. 



1 6 Affereniur in Imtltia ei exuJiatio^ 
'úe : hddueentur in témplion regie, 

17 Pi^p pátribue iuie naiisunt ifbifi" 
'ftV: eonsiitue» eos prinapes euper o» 
mnem ierram, 

1 8 Memore» eruni nominie iui in o- 
mni generaiione et generaiiohem, Pro^ 
piereá populi confitebuntur tibi iñatier^ 
'num^ et in sjceeutum seetuti. 



tos flltMOi. 

vestidos , at eatir ée las eslandat de 
marfit en que ton su olor te han recreado. 

10 Hijas de Reyes son ios damas Ae 
honor: á ta diestra está la Reyna con 
vestido bordado deoro, y engalanada coa 
varios adornos. 

1 1 Escacha , oh hija , y considera , y 
presta atento oido * , y olvida tu pueblo 
y la casa de tu padre. 

I a Y el Rey se enamorará mae de la 
beldad ; porque él es el SeÜor Dios ta* 
yo, á quien todos han de adorar, 

1 3 Las hijas de Tyro vendrdn con do- 
nes , y te presentarán humildes ^úpli* 
cas * todos los poderosos del pueblo. 

1 4 En el interior está la prineipal gfo- 
'Ha ó tueimienio de la hija del Rey*; 
ella está cubierta de un vestido con va- 
rios adornos, 

1 5 y recamado ton firanjas de OfO. Se~ 
Tan presentadas al Rey las vírgenes que 
han de formar el séquito de ella: anftt 
tn presencia serán traídas sos compa- 
ñeras. 

16 Conducidas serán con fiestas, y cen 
regocijos r al templo ó páiatio deV Rey 
serán llevadas. 

17 En logar de ttis padres te nacerátt 
hijos; los cuáles establecerás príncipes 
sobre toda la tierra. 

18 Estos conservarán la memoria de 
tu Nombre por todas las generacióaes, :a. 
Poir esto los pueblos te cantarán alaban- 
aas eternamente por los aillos ¿t tbs 
siglos. 



SALMO XLV. 



¿á Igleita de Dios ^ protegida y guardada por e?, no teme et poder jr 
t- Jaría de sus enemigos. 



*i' tn ñúéíñ , filiil Core pro arcanu « PsaU 
mos. XLV. 

^ a Uéue meter refugium ei virtus^ 
adjuior in iribuiaOonibuSy ^uas inoene^ 
-ruarnos Hütis. 



Sara el fia á lof hijos 60 Ooré : 
mo para los SBÍslaríos. 



8al- 



a L/ios és nuestro refugio y fortale- 
za : nuestro defensor en las tribulacio» 
oes que tanto nos han acosado. 



1 Á io que va á decirle ta esposo. 

a Puede iraducirse : Te estarán rogando, Ji" 
jo» sus ojos en tu rostro ^ etc. 
. 3 Puede traducirse : De la hija dd H^^ 
que se trasluce en medio de las orlas de oro. 



9» ib, y de variedad de adornos <fue üeva eh^ 
dma; es decir > su natural hermosura hrdUs 
«n medio de las orlas dk' oro, jr de ^rhe 
adornos que lle^ encima. 



Digitized by 



Goógle 



Salmo 

f3 PropUrtá non ,i/me6¿miU dúm tut'^ 
habilur terrqí : «/ iransfcrenUir fnonUs 
in cor maris. 

4 Sonueruni et iurbaUz sunt aqum 
eorum : eonturbati sunt montes in for^ 
iUudine ejus. 

5 Fiuminis impelas lattificat dvitaitm 
J}^: sanetificavU taberoacuiwn suum 
Aitissiams* 

6 Deus , in medio ejus non eommove^ 
kitur: a4/upa6i$ eam Deus m^né dilia^ 

€U¡Q. 

7 Coniurbatm eunt gpnieSf ei indina^ 
la sunt rsgna : dedU vocem sutan , mo* 
ia est térra» 

8 Dominus virtuium nobisa^m: sw* 
scepior nosier Deus Jaeob» 

9 Fenite^ et videte opera Dominio quas 
posuit prodigia super terram : 

10 oM^erens bella usgue. ad^nem ter^ 
rae, Arcum conteret , et eon/ringet ar^ 
ma: et scuta comduret igni. 

1 1 Fócate, si videte quoniam ego sum 
Deus : exaltakor in . genlibus , et exaln 
iabor i/1 ierra» 

. la Dominus viriuium ncfy'sapn: #m- 
scepior noster Deus /ofob. 



XLVI. 6$. 

3 Por eso no temeremos «ait cai^n^o 
5C conmueva la tierra , y sean ^rasMá?" 
doa los montes al medio del mar. 

4 Bramaron y alborotáronse sus agaas'« 
á su furioso ímpetu se estremecieron los 
montes. 

^ 5 Un rio caudaloso alegra la ciudad 
de Dios : el Altísimo ha santificado aa 
tabernáculo. 

6 Está Dios en medio de ella ^ no será 
conmovida : la socorrerii Dios ja desde 
el rayar el alba. 

7 Contiirbáronse las naciones» y iiam- 
bolearon los reinos: dio el Se^ una 
vos» y la tierra se estremeció. 

8 Con nosotros está el Seflor de íof 
ejércitos : el Dios de Jacob es nuestxo 
defensor. 

9 Venid y observad las obras del Sc« 
2or , Y ^ prodigios que ha hecho sobre 
la tierra; 

10 como, ba alejado la guerra hasta el 
cabo del mundo. —Romperá los arcos» 
hará pedasos las armas» y entregará al 
fuego los escudos. 

11 Estad tranquilos, y considerad qatt 
yo soy el Dios : ensalzado he de ser en- 
tre las naciones » y ensalzado en ioda la 
tierra* 

la £1 SeBprde los ejércitos* está coi^ 
nosotros : nuestro defensor es el Dios da 
4acob. 



SALMO XLVL 

Sajo la figura de la entrada del arca en Sien se describe la aeeenticn de 
Jesu'Christo. Se profetiza la vocación de los gentiles. 

1 Vara al fia : é los h^os da €ord, 
8aloM>. 

a JN aciones todas » dad palmadas da 
aplauso; gritad alegres á Dios con y/f^^ 
ees de jubilo. 

3 Porque excelso es el Señor y terti- 
ble» Rey grande sobre toda la tierra. 



t In finem » pro filiis Core , Psalsaos. XLTI. 

• (Jmnee Gentes pkmdiie pMosubus: 
jubilaie Deo in voce exuUationis. 

3 Quoniam Dominus excelsus , terri^ 
bilis : Rex magnus super omnem ten- 
rasn* 



I La Yulgata tradujo eorum , en lugar de 
ejuM que exise la coocordancia con mansj 
ycMrqne en « hebreo bar la palabra Qtts» 
Mimm » marium en plural. Befarmuio, 

a La Yulgata usa aquí la palabra viríutum 



en vez de exercituum que usan san CerÓDimo 
y Arias Montano : senudo nuevo , y no ver- 
daderamente latino , que conviene tener pre- 
jente para cuando ocurra.... Carvajal, 



Digitized by 



Google 



¿4 Libro m 

4 Suijedi poputos noBiSf et genáes auh 
pediius nosiris, 

5 EiegH nobÍ9 futreditaiem suam, spe^ 
tíem JíMcah, quam diíexii, 

6 Aseendit Deus in jUhilo, ei Dcmf' 
ñus in ffoee íuóee» 

7 PsálUie Deo nosiro^ ptaíUU : psaí^ 
Uie regi nosiro^ psalliie, 

' 9 Quoniam rex omnts ierres Deus: 
psaiJüe sapitnier, 

' 9 BjegmibH Deus super Gentes : Deus 
éedei super sedem sanctam suam, 

lo Principes popuiorum congreguti 
sunt eum Deo Abraham: quoniam dii 
fortes ierra ffchementer elevan suni, - 



LOS SAllfOS. 

4 Él DCM.sometM lo* pneUoii y^«o 
á nuestros píes las naciones. 

5 Eligiónos por herencia sufa é nos- 
otros, porción bella de Jacob i qae tan^ 
iú amó. 

6 Ascendió Dios entre voces de júbilo; 
y el Señor al son de clarines. 

7 Cantad, cantad salmos é nuestfo 
Dios : cantad » cantad salmos á noestro 
Rey. 

% Porqne Dios es el Rey dé toda la 
tierra : cantad/e salmos sabiamente '• > 
' 9 Dios ba de reinar sobre las naciones: 
está Dios sentado sobre su santo solio. 

lo Los príncipes de los paeblos * sa 
reunirin con el Dios de Abraham ; por- 
que es el Dios protector de la tierra , y 
en gran manera ha sido ensalzado. 



SALMO XL VIL ' 

Ensalza el profeta el poder jr la misericordia de Dios^ que brillan en la 
defensa y conservación milagrosa de su Iglesia , cuya fundación 

se describe. 



1 Psalmus CsDiici filiis Core, seconda ssb- 
bati.XLVII. 

d Jxlagntts Dominas^ et UntdahiHe 
nimis in eivitate Dei nosiri^ in monte 
¡rancio ejus. 

3 Fand<iiur exultaiione universa ter^ 
ro6 mons Siqn, latera AquüoniSf civi^ 
tas regis magni» * 

'. 4 •Diett' in domi&us ejus tegnoseeiarf 
eum suscipiet eam» 

5 Quoniam ecee reges ierras congreg»- 
ti sunt: eonvenerunt in unum* 

6 Ipsi videntes sie admiraii sunt^ eoii- 
iurbati sunt , eommoti sunt: 

.7 tremor appréhendii eos, Ibi dolores 
«f paréurientis , 



1 Salmode 
ffé : jMMi al sej 



: á los hijos de Co 
dMdelasoBMmiu 



a Grande es el SeSor , y dignísimo de 
alabanaa en la ciudad de nnestro Diosi 
en sa monte santo. 

3 Con júbilo de toda la tierra < se ha 
edificado el Santuario en el monte da 
Sion I la ciudad del gran Rey | sita al 
lado del Septentrión. 

4 Será Dios conocido en eos casas \ 
caando habvá de defenderla. 

5 Porque he aquí que los Reyes de la 
tierra se ban coligado y conjurado uná- 
nimemente. 

6 Ellos mismos, cuando la vieron asi, 
quedaron asombrados, llenos de turbt- 
cion, conmovidos, 

7 y poseídos de terror. «— Apoderaron*- 
se de ellos dolores como de parto: 



I Cantad entendiendo lo que cantáis: de 
manera qae no basqaeis el sonido oae halaga 
al oido , sino la luz qoe alambra al corazón, 
como dice san Agustín. Lo contrarío es hacer 
lo que nn instrumento material , qoe aunque 
suena, nada siente ; aunque produzca un graiH 
de 7 hermoso sonido, nada percibe. 



a Los Reyes convertidos, dejados los Íáo* 
los, etc. Algunos lo entienden de los Apóstoles. 

3 Por la protección que sUi di^ensará Dios 
á los hombres. 

' 4 Esto es , en las de lo ciudad ó amada Jet 
rasalem. 



Digitized by 



y Google 



Sx%uo ' 
% in ifdritu wéktmeMl tonUns wwf 
Tharm's. 

9 Sietti áttuUmátmt , s£e vidimUM in c^ 
vkote Domini virttUum, , in avUai^ Dei 
nastris Detu funáoQÜ eam in eiieruum, 

10 SuBctpimus^ Deu»-» ntísmibordimm 
Utam ». M medio iempti iui, 

1 X Steundiim ñamen Imifit) JDeuSf eic 
ti imu iua in finee Urree : ju^itiá ple^ 
na et$ demtera iua. 

\% IdfMur mone «Mn, H exuHeni 
fiiut Juém , fTopUr jvdieia Ota , Ai- 
-wnine, \ 

i3 Cirmmdate Sion^ ei eompieeiünir 
ni eam : nárrate in iurribue ejue. 



■ 4 Poniie earda vesira in juirfuie .e^ 
jasf ei dieirihuUe dcmoe ejue^ uíemmr 
retíe ia^^egenie atiera. 

i5 Quoniam hie eei Dtue , JDeiu no- 
eier in miernum , et in eastíuium egeat^ 
Ui ipse regeí noe in eneetUa, 



rXLvm. ds 

8 tá empetú coa na Vieteto inifelaoto 
harás pedasM las aaYCt ¿e Thartis ^ . . 

9 G>oio lo oímos *, asi lo bemos visto 
€n la dadad del Seior da los ejércitosy 
en la ciudad de nuestro Dios : la caal ba 
fundado Dios para siempre <• 

10 Hemos eiperímeniado» ob Dios, ta 
misericordia an medio de ta templo. 

1 1 Al modo qae tu Nombre, oh Diét» 
asi ta gloria ee eeeiiende hasta los últimos 
términos de la tierra: in diestra está 
llena de jnslicia. 

1 a Alégrese el monte dtStea, ysallea 
de placee las bijas de Judá^ oh Seáor» por 
raaon de tus inicios. 

i3 Dad vueltas al rededor de 6ioa , e^ 
xa minadla por todos lados , j contad sos 
torres I 

1 4 considerad atentamente sn fortalt* 
M 9 y notad' bien vSas casase ^difi^i^ 
para poder contarlo á la generación ve* 
nidcra. 

1 5 Porque aqoi está Dios, el Dios nues- 
tro, para siempre y por kís siglos de lOs 
siglos: él nos g^bemaxá etemamenu 1 



SALMO XLVUL 

Exhortación á la virtud j á /a fu^a del picio. 

i Voso el fia : á bf Hios db Oevé. 

I lo finev, fiUis Core , Psalmus. XLVm, . 

n AudOehme omneeGenieet murikue 
pereipfie omnee^ qnUhabiíaiie orbemt 



^ ^fue ierrigenm.t ei JUii homénumt 
eknui in mwm dioee e$ pauper, ... ? 

i Oe meum loquetur sopieotíam t ei 
medOatío ewdis m^ prudeniiam* 

5 Jnelinabú in paraMúm aurem 
meagÉ^t operiam in peaiierioi pmpoeiii/h' 
nem^menm» . 



a Vyid estas cosas, naciones todas: es* 
tad atentos vosotros todos los que habi* 
tais la redondea de la tierra; 

.3^ losqne sois plebefes»* (wao los que 
soisjDobles,,. joploi á «na.los.riaos y los 
pobres 5. 

4 Mi boca ptoférirá.sebidnria, yila 
snedHacjon.de mi- espirita, prudencia. 

5 Tendré atento el oido á la parábola, 
á.inepiración I^ivifHíf ni son del salte* 
CIO dtMcifraré^ mi enigma ^, 



I Esto es, las grandes naves ; ó todo el po- 
der del enemigo, 
a De nuestros padres. 

3 Pan subsistir eternamente. 

4 £n el hebreo i hasta la muerte , ¿ míen- . 
tBSs vivamos. 

5 Terripeme, etc. No siempre se ven osadas 
00 la Yolgaia las voces launas en su propia 
7 rigniross «gniflcAeipa* Porque epno fenguft 

T0V.IIL 



cuva pureza había empezado á decaer desde 
anfe^ de dejar dé ser vivar, ya muerta decayó 
mucho mas ; j cuando se escribió la Yulgaia, 
DO podían dejar de tomarse algunas voces «u 
acepciones menos exactas, que les había ido 
dando el oso* ( Carvajal , *aln» XLFIU. 

6 ó verdad basta ahora escondida. 



Digitized by 



Google 



66 



tMÉKó ra 



' 6 Cur iimeho in dU VMOaf iniquitas 
tákanei mei mrcumdítbU me. 

. 7 Qui ewtfidunf in viriute w^^ tí t'm 

tnuiíitudine divitíarum sétarum gjo^ 

ríaniur. 

. 8 FrtUer non redimU^ rtdimiet homo? 

non dtióií Deo piaeatíonem suam. 

9 Ei preiütm ndsmpiionU animm 
-^ucB : ei laboraba in asternum, 

10 Bt vivet adhue injíntm. 

I 1 1 Non pédMi intetHum , cum QÍde^ 
rii sapientes morienU» r simul intipieng^ 
ei siuHus peribuni, Bi reiinqueéa atie^ 
ms divüias gttús f 

12 ei sepulchra eorwn domus iOorum 
t>i CBtetnum, Taberhúeula eorum inj$ro^ 
^enie, et progenies ^fOemvermU nominm 
-sua in íérrU gmis* 

' • 1 3 Sé homóf eum in honare etsei^ non 
'iniellÉxii: comparaíué esi /mmeniis in*- 
sipienUbuii ti éimilis fneiu» tgü ülisp 

i4 Hate 9ia ittorum seandaftfm iptití 
ei posieá in ore suo oomptacebuni^ 

i5 Sieut oves in inferno positi sunt: 
mars étpasv^ tos. Si dominobuniur 
eorum jusii in m a iutí no: ei auxiiiujn 
torum vtieraseei in inferno ó giorÍQ eo^ 
■ntnu 



i6 y^'w niamm M>áus f*td i ^me i «m* 
ffiaiyi iiwam dtman» imferi,^ man atet* 
perit me. 

17 NtiimatHgemnáipegfmeitufug^ 
rU hmmo^i ti' taum mutt^itaia fmrU 
gioriadomú» tfiit, 

- 1 8 Quoniam man énimitrii , non -tu^ 
mti omnia : otfUt dt^tendtí tnm to 
gloria tjut. 

19 Q}ua €uumm tjutinvüa iptku ¿tf« 
fttdieétur : tOí^Heéiiar iibi cmat btatfie^ 
teris ti. 



LOS- 84tMOi« 

6 ¿ Qué tx^putt lo ^for be^de Umer yo 
en el aciago día? La iniquidad de mía 
pasoa , qut me cercará por todos ladoa. . 

7 ¡Ay de aqaellos que coofián en aa 
poder, y se glorian en la machednoibre 
de sus ríqucsas! 

8 El hermano no redime, cómo redi- 
mirá otro hombre * ? — Ningaao podrá 
ofrecer á Dioa cosa que le aplaque , 

9 ni precio algano en rescate de ml 
alma , sino que penará para siemjpre s 

I o y no obstante vivirá perpetuamente*. 

I I ¿No verá ál la maerte^ coaado lia 
visto que mueren aun loa sabtoa. ¡Ahí 
el insensato y el necio , como todos, pe- 
recerán y — y dejarán á loa eslrai&oa sos 
rí<|fieias y 

la y el sepulcro será su eterna habí- 
iacioB > ^ y sos pabellones pasarán de 
ma á otra generación f - eso# hookhrwt 
que dieron sus nombrea á ana iierraa» 
pensando titrnizarst. 

i3 Y el hombre, constitaido en bo^ 
nor, no' ha tenido discemimieiiloi se 
ha igualado con lo» insensatoa jamen^ 
tos , y se ha hecho como uno de ellos. 

1 4 Este proceder auyo es causa de sa 
perdición ; y con todo fiabrd venideros 
que se complacerán en alabarle. 
' i5 Como rebajos de ovejas serán me- 
tidos en el infierno : la muerte se ceba* 
rá en ellos tltrnamtnit. ^ Y los jostoa 
tendrán desde luego ' el dominio sobre 
•Iloa : y no habrá socorro que les valga 
en el infierno y deapues de su patada 
gloría. 

1^ Dioa empero redimirá mi alma del 
poder del infierno , cuando él me itcofa 
dt tsit mundo. 

17 T6 Bo te tarbea por loaa qne on 
hombre ae haga rico» y creKa «I íaafla 
éa a« caaa» 

-«8 Pócelo que mando m«era nada lle- 
vará consigo , ni le seguirá aa gloria* 

19 Porque mientras él viva, aera ala* 
bada su persona ; y ella I 
do le hicierea bien. 



. -1 Un henaaoo no redimirá de ¡a maertt á 
otro hermano } ¿cómo le redimirá otro que ea 
uo extrafto? 



3 Algunos traduceo este Terso t fots ha dt 
-pÁnr perpéttamente. 

3 O también : Ihsde la ma^tm^m^ que ea* 
imráo en la eternidad. //. Pet. i. r. 19. 



Digitized by 



Google 



\xtsWio Xl-IX.' 



ao Jnttolbii u»qu§ fn prt^enies patrum 
mionant ti usqu^ iñ aeiernwn non v^ 
debii lumen, 

ai Homo » eum in honore egtetf non 
inieÜM^U : eomparatus oü jum^nÜM im^ 
MipUtAibaa p ti MÍnUli9 fadUu éH iih's. 



&f 



ao Eainirá el lograr de fcos podre» ^ y 
ya no verá Jemas la Iimu 

ai Porque él bomliref coosUiíudo en 
honor, no tuvo discemtoiientOt sa ha 
igualado con los irracionale» ^ y se ba 
hecho semejante á ellos. > 



SALMO X L I X. 



Jesu-Christo salvará á los hombres, no por las ceremonias exteriores de Id 
Ley antigua^ sino por el culto interior y la pureza 4e pida^ 

i Salmo de 4 9ARJ JUmgh. 

£1 Dios de los dioses, el Seütor ha 
hablsdo , y ba convocado la tierra , -«j 
desde el Oriente hasta el Occidente, 
a De Sion es dé donde saldrá el e9<* 
plendor de so gloria. 

3 Vendrá Dios manifiestamente ; ven* 
drá nuestro Dios, y no callará '• — Z/#* 
vara delante de si un fuego devoradoR 
al rededor de él ana tempestad horro- 
rosa. 

4 Citará desde arriba cielo y tieiM pá« 
ra juzgar á su pueblo. 

5 Congregad ante él á sus santos *, los 
¿nales hkléron eon *éraliah¿a poip me- 
dio de los sacrificios. 

6 Y los cielos anunciarán su justicia, 
por cuanto es Dios el jues. 

? Escacha ,' oh pueblo mió , y yo ha- 
até t Israel , eeeúchamm , y me aápl^» 
caré abiertamente contigo. Yo soy DiéSt 
el Dios tuyo soy. 

8 No te haré cargo por tus sacrificios; 
pues á la vista tengo siempre holocaus- 
tos tuyos. 

9 lio aceptaré* de tu. casa becerros, ni 
machos cabríos de tus rebaños \ 

10 porque mias son todas las fieras 
silvestres , los ganados que pacen en los 
montes , y los bueyes. 

1 1 Conosco todas las aves del cielo ^^ 
y en mi poder están las amenas campíias. 

1 a Si yo tuviese hambre no ^c^^diría 
á» ti { porque mi* es la redondea de Ja 
tierra, y cuanto ella contiane : 



X « l^salmns Asaph. XLIX. 

JDeue deorttm Daminus heutus esí: 
et voeavit terram , ó solis ortu ustfue 
ad oecasum: 
a ex Sion species deeofis efus, 

% Deus manifesté veniet: ¡kus noster^ 
et non silebit» Jgnis in eonspeetu ejué 
exardeseet: et in eirutítu ejus tempestas 
valida. 

4 AdvoeaM eeebtm desursum^ et te^ 
rom diseemere popuhpn suum. 

5 Congrégate Üli sonetos efus : quior» 
dinani iesSamenUtm ^us super sacrifi^ 
ekh 

6 Ht annuntiobunt ewli Justitiam e^ 
fus: quoniam Deus judex est, 

7 Audi^ populus meus t et loquar; 
Israel , H Ust^ieabor titi: Deus , Deus 
tuus ego sunu ' 

8 Non in saeri/idis tuis arguam te: 
holoeausta auiem tua in eonspeetu meo 
sunt semper, 

9 Non aeeipiam de donto tua vitulos^ 
ñeque de gregibus tuis hircos, 

10 Quoniam mete sunt omnes ferat 
silvarum , Jumenta tn montibus , et bo» 
pee, 

SI Cognovi omnia potatüia'ecttít et 
pukhrtfúdo agri meeum sst* 

I a SissurierOf non diéam tibi: meus 
ut tmhn orbis tares » et pMifudo eJUs, 



1 Otra tiaduceíoD s Vendrá Dios manWe$ta' 
meme á jox^ á los hombres t vendrá m#es- 
tr6 Dts$ j no guardará silencio , como en la 



ves primera. 
9 Véase Santo, 
3 Y soy duelio de ellas. 
Ea 



Digitized by 



Google 



68 LiB&o Dx 

i3 Nunquéi fhandttóaho carnes iaw^ 
rorum? aui sanguínem htreorum p^^ 
tobo? 

, 1 4 Immxda Iho sacr^dium iaudU : ei 
redde Aliissüno vida (ua. 
„ iS Ei tnpoea me in die tribtdatíonis: 
eruam te , et honorificaétM me, 

i6 Peccaiori auiem dixit Deus: Qua^ 
re tu enarríu jusiüias meas, et assu" 
mis testamentum meum per os tuum? 

1 7 Tu vero odisii disefplinam : ei pro~ 
iedsii sermones meús retrorsum, 

.18 Si videhas furem^ curredtu eum 

toi ei cam adulieris portíonem iuam 

ponebas^ 

> 19 0« iuum. abundavU maliiiá^ et 

iingua tua coneinntthtU dolos. 

ao Seáens eaiversus frtUrem tuum /o- 
fueb<iris » ei adversus filium matris tute 
ponebas seandahtm : 

•aa htec feeisii^ ei taetti, Sxisiimasii 
iniqué quod ero tui similis : arguam isp 
ei siatuam contra faeiem titam, 

aa InielUgUs lute gui oUiviseimíni 
Deum^ ne quando r^natf et non sét qui 
eripiai. 

a3 Saerífinkan Jaudis honor^ieobii me: 
ei Utie Oor | qm ostendam Hit saluiare 



LOS SAT.HOS. 

i3'¿\eato he de comer yo lá etme 
de los tores , 6 he de beber 1» sangre dv 
lot machos cabríos? 
• i4 Ofrece á Dios sacrificio de alaban- 
■a ) y cumple tas promesa» at Altislmo^ 

i5 é invócame en el dia de latríba* 
lacion : To te libraré, y tú me honra* 
ras con tus alabanzas, 

16 Pero al pecador le dijo Dios: ¿Có- 
mo tú te metes á hablar de mis man- 
damientos, y tomas en tu boca mi a* 
lianza? 

17 Puesto que tú aborreces la ense- 
ñanza, y echaste al trenaado mis pa- 
labras. 

18 Sí Yeías nn ladrón, oerHas conél; 
y te asociabaa con los adúlteros. 

19 Tu. boca fué muy maldiciente , y 
urdidora de engaños tu lengua. 

. ao De asiento te ponías á hablar eon- 
tra tu hermano , y armabas lazoa al h^ 
jo de tu misma madre : 

ai tales cosas has hecho, y yo he ca- 
lcado. — Pensaste injustamente que yo 
hahia de ser en un iodo como tú :' mas 
yo te pediré cuenta de ellas , y te las 
echaré en caca. 

aa Entended esto bien , voaotroa que 
andáis olvidados de Dios : no sea qne 
algún dia os arrebate ; sin qne haya na- 
die que pueda libraros. 

a 3 El que me ofrece sacrificio de ala- 
bante , ese es el qne me honra ; y ese 
es el camino per el cual manifettaré> al 
hombre la salvación de Dioi. 



SALMO L. 

Dapidj pecador ^verdaderamente arrepentido y pide humildemente á Dios 

que le perdone. Promete liacer penitencia , de manera que sirva á otros 

de instrucción jr escarmiento; y ruega en fin por toda la Iglesia. 

• » », ^ '* *^ jt 1 Vara el fin : Salmo de Bavíd 1 

I Id finem Psalmus BaTid , 3 eum venit ad 

eum Kathan Propheta , quando ¡Dtravit ad 
' Belhsabee* L. 

3 Miserere mei^ JOeuSf seeundiim 
magnam miserítordiam iuam: ei se-* 
eundum muliitudinem miserationum 
tuarum^ dele in iquitaiem meitm. 

I //. lieg. XJJ. 



sabéef 



daspoM qne peoó ton 

no ú él el ptofeU IVatbaii > 



3 Ten piedad de mí, oh D>ios, segnn 
la grandeza de tu misericordia: — y se- 
gún la muchedumbre de tus piedadü» 
borra mi iniquidad. 



Digitized by 



Google 



Sá I.II 

mt á peecaio meo muntía nu, 

5 Quoniam imgut'UUem meam ego €0« 
gnoseo .* ti peeeedum meum contra me 
ost semper. 

6 T¿bi toli peeeavi^ et maJum eoram 
te fed: ut jusiifieeris tn sermom'dus 
Ms I §i vincas cwn judicaris» 



7 IBeee em'm in iniqutiaiibut eoneeptus 
sum : et in peecaíis eoneepil me maüer 
mea* 

8 Beee enim veritatem dilexisíi : in» 
eerta et oeeulia eapienliee tute maniff 
stasU mihi» 

9 Asperges me hyssopo^ ei mundabon 
iavadis mCf ei super nüfem deaibabor, 

10 AudÜui meo daóis gaudium ei loe- 
iUiam : ei exultabwU ossa humiliaia. 

II Averie faeiem. iuam á peecaiis 
meis: ei omnes iniquiiaies meas dele, 

la Cor mundum crea in me^ Deus: 
ei spirOum reetum innova in viseeribus 



iZ Ne profieias me á facie iua: ei 
Spiriium saneium iuum ne auferae á 
me. 

1 4 Redde mihi lesiiiiam saJiUaris iui: 
ei spiriiu principan confirma me, 

.i5 JDoccte inÍ4fuos vías tuas: ei imi» 
pii ad te converientwr, 

i6 Libera me de sanguinibus, Deus^ 
Deue saiutis mea: ei exuitabii iingua 
msa jusiiiiam iuam. 

1 7 Domine , iabia mea aperies : ei os 
meum annuntiabii iaudem iuam. 



4 Lávame iodavta vosa de 'ni iniqui- 
dad , y limpíame de mi pecado; 

5 (porque yo reconoico mi maldad , y 
delante de mi tengo siempre mi pecado' : 

6 contra ti solo he pecado * ; y he co- 
metido la maldad delante de tus ojos) 
á fin de que perdonándome » apareacas 
josto en cuanto hahles < ^ y quedes vic- 
torioso en los juicios que de ti se for- 
BÍen ^. 

7 Mira pues qne fui concebido en ini- 
quidad , y que mi madre me concibió 
en pecado. 

8 Y mira que tá amas la verdad : tú 
me revelaste los secretos y recónditos 
misterios de tu sabiduría. 

9 Rociarásme , Sefior , con el hisopo» 
y seré purificado: me lavarás, y queda- 
ré mas blanco que la nieve. 

10 Infundirás en mi oído palabras de 
gozo, y de alegría ; con lo que 5 se recrea- 
rán mis huesos quebrantados ^* 

1 1 Aparta tu rostro de mis pecados, 
y borra todas mis iniquidades. 

I a Crea en mi, oh Dios, un coraiott 
puro , y renueva en mis entrañas el es- 
píritu de rectitud. 

.i3 Mo me arrojes de tu presencia , y 
no retires de mi tu santo espíritu. 

1 4 Restituyeme la alegría de tu Sal- 
vador ; y fortaléceme con un espíritu de 
Príncipe '. 

iS Yo enseñaré tuscaminos 4 los ma* 
los, y se convertirán á ti los impíos. - 

i6 Líbrame de la sangre ^ , oh Dios, 
Dios Salvador mió, y ensalzará mi len- 
gua tu justicia. » 

17 Oh Sefior, tú abrirás mis labios; 
y publicará mi boca tus alabanzes. 



1 Es señal de un ánimo bueno, dice san Am- 
brosio , el sentirse de ¡a herida del pecadof 
porque donde hay sentido de dolor ^ hay to-" 
davia sentido de inda, Apolog. David c. IX, 

3 Tú solo eres mi juez , tú solo mi superior 
r legislador supremo , á quien yo, que como 
Rey soy superior á todos los demás , be de 
dar cuenta de mi conducta. 

3 Puede traducirse: h^rdóname^ Señor, d 
fin de tfue quedes justificado, y reconocido 
fi^l rn tus promesas. Rom. JIF. r. 4- 

4 O , teas reconocido integro en los juicios 
que de ti hagan los hombres. 

TOH. m. 



5 Viéndome perdonado^. 

6 ó, mis ya abatidas Jiterzae, 

7 Otros traducen : El espiritn^principal, ó 
real , de manera que sea el Señor por medio 
de su espiriiu el gobernador y director do 
todos los pensamientos ó movimientos dcf al- 
Iua, asi como ésta lo es de los ¿ertúerpo.* 
Otros* con sao Gerónimo, trasladan spirieu 
potenti; denotando el espirita de JbitaleJta 
para no volver á pecar. 

8 Dtí. reato , ó castigo que merezco por la 
sangre de ürlas. ' 

E3 



Digitized by 



Google 



JO Libró db 

18 Quoniam si voUUsies saer^ieium^ 
dedtssem utique : hoiúctauUs non deU^ 
ctaberis, 

19 Sofrificüm Deo spiritm eorUríbw^ 
latas : cor coníritum et humüi'íUum 
Deus non despides, 

ao Benigne/ae^ Domine, in baña vo- 
luniate tua Sion: ut atdifiuntur muri 
Jerusalem. 

a I Tune aeeeptabts sacrificium Jusii'' 
(icSf obiationeSf et hoIoeauHa : Umo im^ 
poneni super altare tuum pitólos. 



I1O9 SALMOS. 

18 Qaeai tú qutMeratsácrÜktkiSy'ci^r' 
Umente te. Los ofreciera : mas tú no tt 
complaces con solos holocaustos '• 

19 £ i espirita compungido' «s el sa^ 
crificio mas grato para Dios:. no despre^ 
ciarás» oh Dios mio^ el corazón contrito 
y humillado. 

a o Señor, por tu buena vol un ta4 seas 
benigno para con Sion, á fin de que 
estén firmes los muros de Jerusalem. 

ai Eo lotices aceptarás el sacrificio de 
justicia, las ofrendas, y los holocaus- 
tos : entonces serán colocados sobre tu 
altar becerros p<»ra el sacrificio *. 



SALMO LI. 

David profetiza el castigo de Doeg^ pérfido é inhumano delator. 

1 Vanel fia, ftaSJiOde ínteUgeBoí* de^ 
DaWd, 

2 eoaado lloeg , ádnméo , Iba á dar 
•¥Íso A SaiU , díeiéiidole que Savíd había. 

estado en oasa de Aohimeleeh 3. 



1 In finem, lotellectus David, 

. a cam Tenit Doeg Idumseus , et nantiaTit 
Sauli : Venit David in domum Achimelech. LI. 

3 (Juid gloriaris in malitia, qui po^ 
Uns es in iniífuitatsf 

4 Tata die infustitiam eogitoQÜ lingua^ 
iua i sitsU novaeula acuita feeisti dolum. 

5 Dilexisli malitiam super benignito" 
iem; iniquitaiem magis quam loqai ce- 
guitatetn. 

6 Dilexisti omnia verba prateipitatio^ 
nis f Ungua dolosa, 

7 Praptereá Deus desiru€i ie in finem:. 
evellel te, et emigrabit te de taberna'^ 
eulo tua: et radieem tuam de térra W- 
ventiúm, 

8 Fidebunt justi^ et i/mebunt , et si^ 
per eum ridebunt , et dicent : 

9 Ecee homo, qui non posuit Daim 
adjutorem suum: sed speravit in muí" 
iiiudine divitiarum suarum , el prusou'- 
luit in vanitate sua, 

10 Bgo autem^ sicut oliva fructífera 
in domo Dei^ speravi in misericordia 
Dei in oBternwn | tt in sasculum sateuli. 



3 ¿ r or qué haces alarde de tu ma«^ 
lignidad, tú que «o/o empleas el vali- 
miento para obrar la iniquidad ? ^ 

4 Todo el día está tu lengua emplean-^ 
dose en la injusticia : cual navaja afila- 
da \ asi tú has hecho traición. 

5 JPreferiste el mal al bien , la calum"<» 
nia al lenguage de la verdad, 

6 Toda suerte de palabras mortíferas 
son las que has amado, oh lengua alevosa. 

7 Por tanto Dios te destruirá para, 
siempre : te arrancará y echará fuera 
de la mansión en que habitas, te de»«- 
arraigará de la tierra de los vivientes* ^ 

8 Verán lo los justos, y temblarán, y 
reiránse de él , diciendo : 

9 He ahí el hombre que no contó con 
el favor de Dios , — sino que puso su 
confianaa en sus grandes riqueaas, y no 
hubo quien le apeara de su vanidad. 

10 Yo, al contrario, á manera de un 
fértil olivo subsistiré en la casa de Dios, 
para siempre y por los siglos de los si- 
glos , por haber puesto mi esperanza en 
la misericordia de Dios. 



1 ó actos de religión meramente eiteriores. . 
ft O victimas que te serán agradables. 



3 /. Reg. XXJL V. 9. 

4 Que coru cuando nenoa se piensa. 



Digitized by 



Google 



Sliiti) LIl. 



11 Confiieior Mi in ¿eeaUum guia 
fecisit: et expeeiado nomen iunm^ quo^ 
niesm bonum cst in conspedu Saacio^ 
rum tuorum* 



71 



II Alabarte he, Selior^ eternamente, 
porgue tal hiciste ; y esperaré el auxilio 
de tu Nombre , por sae como es 4an bue- 
no para ^u& santos. 



SALMO LIL . 

Describe David la corrupción general de las costumbres del * mundo , y 
manijiesta su deseo de la ^venida del Salvador <• 



Id Gacm, x pro Macleth; ¡ntelligenlia& Da- 
vid. LlI. 

JL/ixít ingipiens in eorde stto : Non 
esi Déus. ' 

fl Corrupti suni^ eí abominabiíeM faeti 
9unt in iniquiiaiióus : non esi qui fa^ 
ciat bonum, 

3 Deus de ecelo prospexit super filias 
hominum: ut videai si esi intellígens, 
atU requirens Deum. 

4. Omnes d^Unaveruni , simul inuti^ 
les facii suni: non esi qui faeiai bonum ^ 
non esi usque ad unum, 
' 5 Pfynne seieni omnes qui operaniur 
iniqitítatem^ quidevorani piebem meani 
uiabum pañis? 



6 Deum non inoocaveruni : Üiie ire^' 
pidaveruni iimore , ubi non erai iimor, 
Quoniam Deus dissipavii ossa eorum, 
qui hominibus plaeeni : confusi suni, 
quonmm Deus spre^H tos» 

7 Quis daba ex Sion satuiare Israel? 
eum eonverterii Deus eapíiviiaiem ple^ 
bis utse-, exuliabU' Jaiob, ei ImSoUUiSr 
Israel, . 



Vara el fia : 1 por ITaeleth. Sauio de 
de Vavíd. 



Uijo el insensato en sn corazón: No 
hay Dios. 

- a Estragironse los hambres^ y sé han 
hecho abominables' por sus maldades. 
No hay quien obre el bien. 

3 Echó Dios desde el cielo ana mira* 
da sobre las hijos de los' hombrea ^ra 
ver. si hay quien conocca, 6 quien baV«- 
qne á Dios. 

4 Pero todos se' han descarriado: se 
han hecho igualmeilte inútiles: no hay 
quien obre bien, ni uno siquiera. 

5 ¿No caerán ptiesma la Cuenta de 
que hay un Dios /usiieíero todos aque^ 
líos que cometen la iniquidad, qoe de^ 
▼oran ú mi póeblo como quim samó wa 
pedaao de pan? 

6 Ellos no han invocado á Diostiem*» 
blaron de miedo allí donde no habia 
qne temer. — Porque Dios aniquila el 
poder de los que lisonjean á los hom- 
bres; $erán confundidos porque Dios loa 
desechó de sí. 

7 jOh! ¿Quién enviará de Sion al Sal- 
vador de Israel? Guando Dios pondrá fin 
aj cautiverio de su pueblo « se regocija- 
rá Jacob , y saltará de gozo Israel. 



1 Me parece muj Tundada la o|)inioD de que que limado y enriquecido por sa sutof con los 
este salmo Ltl le compaso í^vnó sntes que tres versos qoe 6i|;tten Mspaea del tereero.' 
el XtlI , y qoe éste es el mismo Lil, aa»- ^éata &iánp JUtí. 



S4 



Digitized by 



Google 



7» 



LlBM DB MS SJJJIOft. 



SALMO LIIL 

Dapid implora el auxilio de Dios contra sus enemigos; y promete^ peneidos 
éstos ^.cantar las alabanzas de su Libertador. 



1 In finem, in cwmínibas intellectiu Batid, 

a eam TeniMent Ztpbei, et «fiziiaent ad 

Saal : Nonne David absconditas eit apud 

DOS? luí. 

3 Usus^ in nomine Uto sAivum me 
fae : et in viriuie íua fudiea mg, 

4 Deus , exaudí oraiionem meam: 
auribua pereipe verba oris mei. 

5 Quoniitm alieni tnsurrexeruni ad^ 
verawn me^ et fortes^qweeienuU ani» 
mam meam : eí non prop^suerunt Deum 
ante eonepeetum suum, 

6 Beee enim Deue adjuvat me : et 
Dominas euseeptor eet tmimrn mem, 

7 Averte mala inimicie meis .- et in 
veritaie tua disperde ilios. 



8 Fbtuntarié saarifieaho tíhi, et eoii- 
fiMor namini tuop Domine: quoniam 

éonum eet. 

9 Qmniam ex omni tríBuImtione eri^ 
puisti me , et euper inimkoe meoe de* 
epexit oeuitts meus. 



i Vara el fin: aohm loa Oáatíooa. 

da iataUgaoaúi da Bavid, 
2 OTMBdo ftianm loa aíphá^a A i 

¿IVo aabea qoa Savíd eatá 
dídp entve ao a otioa ' f 



3 oálvame, oh Dioa, por taNombre» 
y defiéndeme con tn poder. 

4 Escucha I oh Dioa, mi oración: prea« 
U oidoa á las palabras de mi boou 

5 Porqne gentea estraSaa * han aliado 
bandera oontr» mí , y poderoaoa alen* 
Un á mi YÍda, ain mirar á.Díoa. 

6 Pero ya Dios me aocorre, y el Se^ 
ñor toma por su caentá U defenaa d/O 
mi vida. 

y Has, oh Dhs mio^ recaer loa malea 
iobre mia enemigoa; y en honor de Xm 
verdad ezterminaloa. 

3 Yo te ofreceré un sacrificio volun* 
Uno; y alebaréi oh Sedor, taNombre, 
que Un lleno esU de bondad : 

9 paesto qae me has librado de todaa 
las tribulaciones , f ya mis ojos miffwi 
oon desprecio A ñus enemigos. 



SALMO L I y. 



Dapidy calumniado y perseguido por sus enemigos^ pide socorro á Dios, 
y anuncia la ruina de ellos. Exhorta á los justos á que pongan toda su 

confiaAa en el Señor. 



l la fiaem, in canDtotbas intetteelos Da^ 
Tid. LIV. 

9 JLJxaudi^ DeuSf oraiionem meam^ 
0t ne deepexerie d^recatíonem meam: 

3 intende mihi^ et exaudí me. Con* 
tristatus sum in escerdtaUone mea: eí 
oonturiutus eum 

4 á 90ee inimiei^ et á tributatíone pee^ 



•lfia:aofcinlaa 



dallmd. 

a Oye benigno, oh Dios, mi oradottt 
y no desprecies mi humilde súplica. 

3 Atiende A mi ruego, y escucha* 
me. ^ Heme llenado de iristeaa en mi 
afiíni y la turbación se ha apoderado 
de mí, 

4 A la gritería de mi enemigOi y por 



1 i.tug. acrn^ v. lo. — xxn. v. i. 

IpiJtlRid á Saúl y demás de aa par- 
de su 




él como extraftos , y sin ninguna humanidad. 
Pkolm. XViL v,ifi. CXLL v. 'j.-^saia». t. 
v.n. La Toi extnmgero se tonoa muy á me- 
' . Y. MbcAfOs* 



pop j f m portaban oon aado por enamiifa 6 conmino. 



Digitized by 



Google 



SáLM6 
'eaioris* Qwmiam dtéUnoperuní in me 
iniquiiaUs : ei in ira mohsíi erant miM^ 

5 Cor meum eonturdaium esi iré mes 
gí/órmido mariis ceddit super me. 

6 3ViRor¿# tremor fftnenua wptíT me^ 
eí eonUxeruni me tenebrmf* 

7 S< dixi: Qui» dabü mihi penttas sim 
nd eoütmóWf et volaé^ , et requiéecam? 

8 Bcee ei^n^aei fugi$ñe$ ei maneiin 
¿otítudine. 

9 Mxpedabam eum , qui eáhmm me 
feeü á puiiOanimitaie epiritúe f ei tem^ 



10 Prmeíjritaf Domine f divide linguae 
earum: quoniam. vidi iniqfUiaiem f ei 
eofdradiciionem in dpiiaie» 

1 1 Die ae noeie eiratmdaM eam #»•« 
per muros ejue iniquitae: ei labor in 
medio ejus^ 

la ei injuetUia. Bi non defeeii de pla^ 
ieie efu» usura f ei doiue. 

1 3 Quoniam ei inimieue meue mate* 
dixieeei mihi^ eueiinuieeem uiifue. Si 
si ie t qui oderai me , euper me magna 
Soeuiue/uieeei: tAeeondieeem m/eforei^ 
ion ai eo. 

a4 TkvierohomiowHmimie^dueemme 
ei Miue meus: 

i5 qui evnui meeum duieee eapiehae 
eiboe^ in domo Dei amóuiaoipme eum 



i6 F'eniai more euper úlae : ei deeeem»' 
dani im inferman eioeniee: quoniam 
in haiitaeuHe eorum, in mo^ 



17 Bgojouiem ad 

.s8 Feeperé ei mmné ei meridie 



19 Redinmi in paee 

nlum iuáer muHoe erani-jmeemae» ... • 

ao Exatedi^ Deue^ ei JuemüimhH O^ 
loe, qui eei ante etteuiá. Non enúm eei 



LV V. ' 78 

U perNOicioa de loa añilyttdo». «£. Por^ 
que me han lurhacado á mí la iniqmi^ 
dad, y ne acMao con ms furores. 
' 5 Tiémblame el coraaott en el pecho: 
y el pavor de la muerte me ha sobre- 
cogido. 

6 El temor y temblor ae han apode* 
Vado de mi, y me hallo cabierto de ti« 
nieblas. 

7 Por coya razón be dicho: ¡Oh qaiéqt 
me diera alas como á la paloma para 
echar á volar, y hallar reposo ! 

8 Hé aqai qae me alejaría bayendo, 
y permanecería en la soledad. 

9 jíiii esperaría á aquel que me ha de 
MlTar del abatimiento de ánimo, y de 
la tempestad. 

I o Precipítalos , Seüíor , divide sus dic« 
támenes; pues veo que la ciudad está 
llena de iniquidad y discordia. 
. 1 1 Dia y noche va dando vueltas so- 
bré sus muros la iniquidad.»» En medio 
de eUa.Aadüto la opcttion , 

la y la injusticia: — no se apartan de 
•US placas la usura y el fraude. 
■ i3 En verdad que si me hubiese lie* 
i^ado de maldiciones un enemigo mió, 
hubiéralo sufirido con paciencia ; »*• y si 
me hablasen con altanería los que me 
odian, podría acaso haberme guardado 
de ellos. 

j4 Vm ^6» oh hombrcí qne aparen- 
tabas ser otro yo, mi guia , y mi amí^» 

i5 tú qne juntamente conmigo toma- 
bas el dulce alimento , qne andábamos 
de compaKía en la casa de Díos^... ¡Ahí 

16 Arrebate á los tales la muerte $ y 
dcsdendan viv«s al Infierno * : >«ym qne 
■ todas las maldades se albergan en «o^ 
inoradas, en medio de sn corason. 

17 Pmo yo^iie claimdoú Dioa^ y ék 
Seáor me salvará» 

18 Tarde y maJkana y al mediodía cos- 
tase y tipoadré ai Señar im'e neeeeida* 
dpe, y él oirá bepigno mi vos. 

19 Sacará á pas y á saHo mi vida dt 
láa qne me* asaltan, éonj^wadoe en cone- 

' pa2ia<demaehos pnraptcdoime. 

no Dios me oká: y aqnel qne tiisto 
antes de todos los siglos los humilln-. 



m ^^ % •••^■^•^•wWPP w^|^^# %^^ •'^^^^^^ 



Digitized by 



Google 



j^4 LiBvo va' 

MUs €ommu/aU0 $ ti non HnmuwHí 
JDeum: • 

ai exiendü moñum suam in rfirif 
iuendo, Conimmínmteruná tesiameaiuim 
rjU9, ... 

aá divisi sunt ab ira vuUus tia$t H 
á^propinqüaml cor üHuf. MaiJUi suni 
sermones ejus supcr ofcum : et ipsi sumé 
jacuia» 

a 3 Jacta 8uperJhtninum.turam$iusmt 
el tpse ie enuirie^: non dabU in eeUr^ 
mtmJUutuaUommiMtQ* 

^i Tu veró^ J}etUf deduces eos in pa* 
teum ¿nifrífús. F'irí sanfuinum^ sí do^ 
¡asi non dimidialmjU dies suost..e8». 
auiem sperabo in ie^ Domine» 



LOS SAlMOf* 

fé.w^Uoi fftUn obiUiiadM» f na titacii 
jtenaor de Dios : 

a I ba extendido el Señor la mano {mi« 
^ ^dtrlea #11 merecido. — ProftiiiAron aa 
aliapaa: >, 

a a han sido dUipadoi á vista de aa 
rosiPO airado , y au coraaan los alcanaó 
pr castigó '.vr Sus .palabras son mas ao»- 
ves qae el aceite; pero en realidad son 
dardiM. 

a^ Arroja en el seno, del Sedon tw 
ansiedades , y él te .sustentará : no deja- 
rjk al |ii«to ^n^gitaqon. perpetua. 

a4 Al contrarío tú, ob Dios» dejacés 
caer á aqnellos en el poao de la perdi- 
ción.— Lps hombres sanguinarios y ^U* 
vosos no llegarán á la mitad dtt su^ 
diaa; pero yo, oh SeSor^ teftgo pueala 
OA ti mi esperanaa* ^ 



S A X M a L V. 



David en wi gran pefígró recurre á DioSj. y el Señor le libra. 



In finem , t Pro populo qni \ Sanctis longé 

facttts <est, David ih titoff inscríptiotien . caa- 

tenuenuit enai AUophyli ta Gath. LY. 



a luiserere mei, Deus » quoniam eomi» 
mUa9Íi me homo: íatá die ilnp^náns 
tráMsofií me^ 

3 €únei»kavsrunt me iáimid mei iateá 
4ie% qwonietm muUi beUoides mdversiaái 

« 4 Ak aJtítudene. éiei tieeeio v eeo msri» 
ia ie spefíttáe» . j 

5 In Dee ksudmbe sermemee^meae^ ,imt 
Mko speúeíKirnoníiimeéoquiá'/maieim^ 
hi caro* ; 



« 7Wa die 
euUfersiim.me 

^ hshtM^ktei 
eaicaneufmteemeaok 




\háeh\i£fmi emm\ 



Vara el fia : f para la gente que «tteba 
kjos del Bantaarñ: buenpaúm para po- 
ma, ooltnnna por "Dteiidf 
loa extraagaros ó wmrutmaMoe 
la datavitran aa Oath •. 



a Apiádate de mí, ob Dios mió, por« 
qne;d iUMnbceme!eilá.ati*opellañ2o in- 
dignamente: me tiene angustiado , omi^ 
^ kalien^o todo- el día contra mí. . ■ > 
Á . Todo.él.dia mt vea ptsoteado-de mía 
enemigos; pues son mucbos los.qaecon^ 
tea mi .pelean. 

4 Dead^ qntf aparata el dia estey «e^ 
mioido; pero .yo confio, an tí. 

5 Me gloriaré en Dios por laa promesa» 
^tee j wa> l * Bte hsAéét en Dios 4eiigo- pues- 
ta mi esperansa: nada temeré da enan^ 
te .pnedén bice^ contra «ni > loa mortalei. 

fi *Sodd ai .día están akomínaiMo ¿e 
mis coaaa: todos sos pensamientos ae dí»^ 
rigan* ho wiuM aiym daia^ 

yci^eúñéimí; y aaooMidiDa^» ' Má* es-> 
piando inia p aa fi it>éiN#ai- o awa eslwvii 
aeéttháiiáa ■■ vida. 



\':2ippropln¡fiun4iti€fñ%tf[íttk Aikma Off^' 
fieadoD que en el verso 19; esto es. 



"^ISShe'Wi bácer maT i otro \, etáTIkríeT * "* 
a /. aeg.'JÍM. V. I».' . ' > 



Digitized by 



Google 



Salmo 
c'S pro tiihlh éúiffff^ feiettf tílot : in ihi 
pópalos confri^ei» 

9 Dau^ ífüatn 'fhéám annuntiávi ft'^ 
^: posuísii taetymtui meas in txmspe^ 
Hík iuo^ éícuieí in promissiorte itm: 

' i o lañé €ónvéritnfur inimiei mei rt^ 
trorsum: in tfoam/nqua áit inooooí>ero 
U : ecee cognovi quoniam Deas meus esj 

ti In Deo laudado verhum , in Do^ 
mino laudaba sermonein: in Deo spe^ 
ra^i, non ímtebo ifuid faciai mikihomo. 



la In mé sunif Dni», vota iua , tpáas 
reédam , laudaiiones tiii, 

i3 Quoniám tripuisít ánimam metan 
de marte , et pedes meas de lapsa : ut 
placeam coram Deo in lamine «ift^^/i- 
tium. 



LVL 75 

• 8 Tú y SeOorf de tflogmi noflo loa de- 
jarás escapar é ellos: irritado barAs tAi^ 
eos á estas gentes. 

9 Ob Dios, íe%t expaesto cual sea 7a 
situación de mi vid* x tú tienes presen-^ 
tes ante tus ojoe mis lágrimas, confof-» 
mea tu promesa: 

' ló ün dia setráií fuestoi en faga mis 
enemigos^ — En coaUjéiera hora que té 
invoco, al instante conozco que tú eres 
mi Dios. 

1 1 A Dios celebraré por las promesas 
que me tiene hechas, alabaré al SeBor 
por ellas. Én Dios tengo mi esfieraná, 
nada teiúeft^ de cuanto pueda hacer coú<^ 
tra mí el hombre. 

ia A mi cuidado quedan , ob Dios, los 
rotos que te he hecho, que cumpliré* 
cantando tus alábansas ' : 
' t3 porque libraste de la muerte á iri 
alma , y A mis píes át la caída : á fin ^e 
que pueda ser grato á los ojos de Dios 
en la lúa de los vivientes. 



SALMO LVL 



David i figura de Jeso/^Christo ^ pide á Dios úuxilio contra sus enemigos. 



la finem , t Ne disperdas , Datid in tituli in* 

scríplioDem , cum rageret á fiície Saúl in spe- 

luncam. LVL 

% Miserere mti^ Deus^ miserere meii 
guoniam in te confidU anima mea* A 
iñ iñhbra alarum luarum eperabOf do^ 
nee transeai iniquOas. 

3 damaho ad Deam aUissimum: 
Deum gut benefeeií mihi% 

4 Éüéií de édelo, et liberaQit mst de- 
dit in opprobrium eoneuleantes me, Jfí^ 
sft Deas misericordiam suam^ et Mr^ 
teUem suam^ 

5 et eripuit anémean meam de medh 
eatularum leomim t dormüfi eontarbatus, 
jy^y -Aom/Miiiia -dentes eorast^ aior^ se ■ 
súgitice: et lingua eonungladdu amias. 



Vara el fin : 1 no destrajas A TV S^m- 
▼O. Salmo da Bavíd para insüríbirte en 
ana oohunna , ouando hayendo de SaiAl, 



» 1 en piedad de nrf , Dios mü^^ apiá-» 
date de mi ; ya que mi alma tíene pues- 
twen ti sv oóiiiaiiBa.-.Á la sbiui^ra de 
«os. alas esperaréi basta qae pase la ini^ 
qnidad. 

S Clamaré á Dios AUisímo, á Dio» qae 
tanlo bien maba* beebos. • 

4 Envió desda el cielo á librarme: 
cubrió de oprobio á los que me traían 
«Aire pies— Earvió Dios su misericor- 
dia y su verdad ,• 

5 y sacó mi alma de entre jóvenes á 
fuertes \toa€»; llenó de turbación me 
-qaadé-aomo adormecido. -s: Porque rejo- 
nea y lleefaas son los dientes de los hi- 
jos de los hombres I y su lengua tajante' 
espada. 



1 Aladea los sacrificios pacificotqoe la Ley prescfibia* a i. Be¿f. XXiLv. 1. XXlf^. v. 4. 



Digitized by 



Google 



y6 Libio* m 

6 SxaUare ktper ecdEo^i Deiui d in 
ümnem ierram. gloria iua» 

7 Lagueum fMravet9nt pedidas mei§: 
ei inewrvúverunt.ahimom^ fiuam» JFbde^ 
runt anief€MÍcm meam faveatn: el in» 
€ideruni in eam. 

S Paraium mt mm$m, Dnu, paraium 
tormeum: tanU^bo^ tí psaJmwn dicam^ 

9 Exurge , gloria mea^ exurge^ psál^ 
ierium el cithara : exurgam 



I o Ckwfiíebor Ubi in popuiiSf Domi^ 
ne : ei pealmum dicatn Ubi in geníibus: 

. 1 1 guon/am magnifiaUn eat taque nd 
ealos misericordia iua^ et usqus ad nu^ 
¿es veriias íua, 

la Exaltare super emloSf Dsus^ ei Mf- 
9er omntm ierrnm gloria tua» 



1408 aiLUOfl. 

6. Ob Diot miV, entálitUí iá ndsmm 
•obre los cielos, y h^s brilUr ia gloría 
por toda Ift tierra, 

7 Armado babian. ellos un laso á mia 
pies; 7 tenían acobardado mi cspírítn..* 
Abrieron delante de mi un boyo; niaa 
ellos cayeron en él. 

% Mi coraaon , ob Diosi eatá pronlot 
dispoesto está mi coraaon: yo cantaré y 
entonaré salmos, 

9 Ea, levánUte, gloria mia ^ apre* 
aúrate, oh salterio y citara: yo me le- 
'ventaré al rayar el alba. 

I o Te alabaré, obSeSor, en medio dt 
los pueblos, y te cantaré bimnos entre 
las naciones ; 

I I porque hasta los cielos ba sido en- 
salaada tu misericordia, y basta las no* 
bes ta verdad. 

' la Oh Dios mió, ensálsate tá mismo 
sobre los cidoa» y tu gloria por toda U 
tierra. 



SALMO LVII. 

Laméntase Dflwd de los consejeros de Saúl; pero espera de la proifidencia 
de Dios el premio de los justos y el castigo de los malos. 

Vara el fin : I no destroyas A TV ma- 
la fiaem, i Ne disperdas^ Darid in titnli in» vo^ Salnio da 9avíd para ínseríbírso en 

scrípUooem. LYII. 

n Oi veré uiique jusiiiiam loquünini, 
resta JudieaUp fiiü hoaUnum, 

3 Etenim in eorde iniquitates opera^ 
mini: in ierra injustitias manus ve^ 
siree eoneinnani, 

.4 Atienmti suni peeeaiotes á vuiva^ 
erraverwU ab útero : ieaUi suni /aiseu: 



5 Furor iliis seeundian simiUiudinem' 
serpentis : sieut aspidis. surdee^ ei obtur 
rantis entres suas 1 ; 
- 6 ifuee non exaudiei voeem ineania»' 



Sk Oi verdaderamente hacéis profesión 
de la justicia, sean rectos vuestros jui- 
cios , oh hijos de los hombres. 

3 Mas vosotros obráis inicuamente en 
vuestro coraion, y empleáis vuestras ma- 
nos en tramar injusticias en la tierra *• 

:4 Los pecadores andan enagenados des- 
de que nacieron: descarriáronse desde 
el vientre J« sus madres: no hablan 
mas qne falsedades. 

.5 Su. furor es semejante ál de una 
sierpe : como el del áspid que se hace 
sordo, que se tapa las orejas, 

.6 • y no quiere escuchar la vos de los 



1 El eradito expositor de los sakaos la-Mxh- 
liífiíU , cree que debe leerse >n3D cabedt, cor 
meum, en vez de n^33 cabodi, gloria mea, 
Y aá es lo mismo que abna mia. Mas la voz 
^^33 €a6edk'del verbo t27ca6(U¿ significa, no 
el corasoD, sino el bigado, jécur, heper. 



T;il vez por fdoria mea entendió el-autor de 
la VulgaU el don del Dirioo Éspirilu^ de que 
estaba lleno el profeta David, 
a yúestrai manos aderezan las injusticias; 
dándoles el aire ó el color de la justicia. 



Digitized by 



Google 



Sacho 

7 ite# eonUrel dentea corum in ore 
ijpsorwn: mokts leomttn tonfringei Do* 



8 Ad nihilum dewnieni ianquam a« 
911a deeurrens: intendií areum suttm 
donu infirnuniuri 

9 Si€UÍ cera » qum Jhtii y mifereniuri 
supereieidU igaiSf ei non viderUmí s^ 

10 Priua^Uiom inUUigereM tpinee «w- 
«Iror rhamnum: sieui viverdes ^ sk in 
ira mbaorhei úo$, 

1 1 LeeiabUur Justas eum oidtrU pin^ 
dieiam , manua sUas iavatÜ in saiíguf-' 
ne peecaioris. 

la A dieei homo: Si uii^ue est frur 
das jusio : uiiqus est Ikus jwdicana eos 
m ierra. 



LVIII. 77 

encantudores, ai del htchicero por ma« 
diestro qae, sea en loft.cncaAtáBiittiiQftF.* 

7 Pero Dios lea qoebranUré los dien- 
tes dentro de la misma boca r las pane* 
laS' de esos leonea desmenuaartas ha «ti 
SaBíor. 

% Todos serán redocldoa á la nada, 
como agaa qne pasa y se disipa: en- 
tesado tiene el Señor au arco basta tan- 
to qne sean abatidos. 

9 Como la cera que se derritOt asi st^» 
rán deshecbos : cay^ ínego sobre ellos, 
y no vieron mas el «ol. 

10 Antes que los enemigos ^ que son^ 
oh justos, viiastras, esptnaa« llcgncn é 
hacerse una aarsa; vivos as» como titán 
los devorará el SeSor en sn ira. 

it Alegrarse ha el justo al ver la 
venganaa; y lavará aus^ « manos . an 1 la 
sangre de los pecadores. 

la Enlósees dirá» los hombres^ Pata 
qne el justa recibe su galasdon »• . es in- 
dodable que- hay ^n Dios que ejerce »a 
juicio sobre ellos en la tlernu 



SALMO LVfir; '• 

David j puesto en grande riesgo de caer en manos áe Saúl y recurre ¿í' 

DioSy jr se salva por la oración. Se ve figurado el castigo de loé judióí^ 

por no reconocer al Mesías •. 

Vaaa el fin^ I Iffo dattnifa* A Mr msKMm 

scripüonem , qaando misil Saúl , el cuslodivit «na^uimia : 
domiim ejtts , ut eum inlerficeret. LYIII. guarma á sn easa , « 



t el fin da 



lltripe me de inimieis meiSf Ikus 
' et'oB insurgenUbus in me Mera 



a 
nseír^; 
me, 

3 Eripe ms de operantíius iniquitit-' 
iem ! ti de viris sanguinum salva ms^ 



4 Qiua eeee eeperunt itnimam mtam: 
irruerunt in me fortes. 

5 Negué MquUas msa^ netfUis pseea» 



n Sálvame, Díoamioi de fliia 
gos: líbrame de los que me asaltan* 

3 Sácame del poder de los qn* ábnn 
inícoamenta, y libértame de csoa hom» 
bres sedientos de sangre. . 

4 Qne ya ves como se Imn hedió dne- 
üoa de mi vida: arrematen oontra ni 
hombres de gran fueraa* 

5 No padezca «sao, SeSor., por cnlpa 



1 No siempre se aprueba en las Esfcriiuras 
a<|iieUo de lo caal se toma una comparación; 
sino que sirve solamente para presentar nna 
semejanza* San Agustin , sobre este salmo. 
Asi lo venios también en Jeremías, c. f7//. 



V, 17. Es^hab)^ al .pueblo según sus opinión 

nes , para bacerle entender mejor , ó temer 

lo aae se le dice. Véanse las fíéglas para la 

. inteligencia de la Escritura, y JEfemitfmof, etc. 



Digitized by 



Google 



y9 Laño ds 

ta» meum^ Daminee tíñe Mquíiaie- 
eiuutriy ei dtrewi. 

6 Mxurge in oeeur§um meum, ei mde: 
ei iu i Domine^ Deus viriutum , Detu 
Jsraeif írdande ad vhiiandeís omnee 
gentes : non miserearis ómnibus , qui 
cperantur inifuit4»um^ 

7 ^anverieniur ad nesperamr ei /o-* 
num paiieniur ui mnes , ^ ei tirtuAun^ 
eMtiOKmi 

8 Bc€e hqueniut in ore suú^ ei gUf* 
dius in ietbiis eorum : quoniean qtUs aU" 
dhfU? 

9 JSl /<!, Dmnine^ derídehis eos: ad 
nihilum deduces omnes gentes* 

10 Fbriiiudinem meam ad te eust»- 
diám^ guia Beus suscepior meus esr^ * 

•« 1 IhusmeuSf mieerioordia i^pre^ 
veniei m^. 

'ffa 'Jhus osímdei nUhi saper {mmieos 
mBús'f ne MtMor eos s nfífuando obiieé^ 
súantur poputi mei. Disperge ittés in 
viriuie iuat «í depane eos, proieetór 
meus f Domine: 

iS delietum oris eorum, sermpnem 
iabiorum ipsorum : ei eomprehsndantur 
i|^ sfiperbia ^ua, Ét de execratione ei 
fondado annuntiabuniur 

i4 ineonsummaiione : in ira eonsum-' 
mMún/im^ mi» non erunt, ei seieni guia 
BeusdóMtmbiiur JetenA^ eiJinimmUrree, 



1 5 Converieniur ad oesperam , ei fa^ 
mgm^ paUsmiWF ut eanes i jet eireuibuni 
dviiatem, 

ii6i 'J^«f . diápergeniur ad- nrnndueUFt^ 
dwmr si'Veró» non fuerini ^aturaU^ eá 
murmuraóunt, 

if'^Bgo' auémé *eanimbo foriiiuáinem 
fumn f ei exedüdm mané misermordiam 
iuam, Quia/atius es susfiepior mois, 
eá9iéftigfhmfn»9ifi^ t ^ die irUtOatíOniM 



tft jidfMúr meuSf $iéi psei!9am ^ guia 
Deus suscepXor meus ^s'i Peus meus 
misericordia n^^- 



tos %K%M<^Íi 

roía, ni por pecado mió: tia iniquidad 
segaí mi carrera, y enderecé mis pasos. 

6 Levántate- y ven á mi «ooorró, y 
considera mi inoeeneia. Apresúrate, oh 
Se2or, Dios de los ejércitos, Dios de Is- 
rael , — á residenciar á todas las gentes: 
no uses de piedad con ninguno de los 
que cometNi la iniquidad '• 

7 Ellos volverán hacia la tarde : pa-* 
decerán hambre como perros , y anda* 
rán rondando la ciudad. 

S Hablarán á escondidas, teniendo den*, 
tro de sus labios como un cuchillo afi'^ 
lado , y dirán t ¿Quién hay qn€ nos oiga? 

9 Mas tá, oh Seikir, te reirás de ellos; 
como un nonada reputas todas las gentes. 

10 En tí he depositado mi fortalesa; 
pues tú eres, oh Dios, el defensor mió. 

-11 La mistrícordia de mi Dios se aU*» 
ticipará en mi socorro. 

la Me .ha mostrado Dioft sus designios 
sobre mis enenugos. ¡Ahi no k>i matei? 
no sea que mis pueblos echen la cosa 
€n olvido.— Dispérsalos con tu poder, 
y abátelos, oh Seijor, protector mío, 

1 3 por causa del crimen de su boca, 
por las palabras que profirieron sus la- 
bios : y sean ellos mismos presa de au 
propia soberbia. — Y por su blasfema y 
horrenda menfira serán infamados* 

1 4 en el dia de la desolación : serdn 
enviados á la perdición por la ira de 
DioSf que los consumirá, y quedarán 
exterminados. — Entonces conocerán que 
Dios reinará sobre Jacob , hasta en los 
últimos términos de la tierra. 

yS Retornarán á sus easas por )a tara- 
do, y estarán hambrientos como perros, 
y andarán dando vueltas en tomo de la 
ciudad. 

i6 Eáparciráase para buscar de co- 
mer; y si no pudieren hartarse, en- 
tonces murmurarán. 

xy Entretanto cantaré yo tu poder, y 
al amanecer celebraré con júbilo tu mi- 
sericordia ; .— porque has sido mi defen- 
sa y amparo en el dia de mi tribalactou. 

tS Oh protector mió, á ti cantaré Sal- 
mos; pues tú', oh Dios, eres mi asilo: 
¡Dios mío, misericordia mia 8 



1 Gastifjalos para qao se- coóviártaa. 



o Jüttde á la ditperaion de ios jndios. 



Digitized by 



Google 



79 



SALMO LIX« 

Regocijase Dapid^ y alaba al $enor por las victorias conseffuiJas; jr le 
relega que acabe la obra comenzada. Imagen de la Iglesia jiejesu-'Chrbto, 

1 Fara el fin : Vor aq 

In finem, i Pro bis ípk immotabantqr, íd ti- 
tttJi inscrípüonem ipÁi Daifid in doclrínam; 

a CDin niccendít Mesopotamiam Sjrís? , et 
Sobal , et convertit Joab , et percnMÍI Idu-» 
mseam in valle Saiinaram duodeeim mil- 
lia. LIX. 




a 



euSf repuíísii nos^ eidestruxUti 
iraius eSf e# misertus esnobis^ 



CemmovisU Urram , ei eotdurbawti 
Sfina eontriUontq e/us^ quioeem^ 

5 Ostendútí peffuio tuo duntf pdmii 
ans Mito oompuñeiéonis» 

€. Ihdtsti mttuentíbus U s^n^Umtí»» 
nem: ui fu$iant áfaue arms: ai Hée^ 
reniur dtMeiitftit 

7 salmm /ae dexUrá tuá , e^ examéU 

• $ lUtt» losuiueewiin sondé smi te» 
tabor eí pariAst Siébináarnt-H tonvmb* 

9 Xeus esi Gahutd , ei msue «vf Jfo» 
naswes : ei Bphrotm fóriHudo eapOie 
tnei í' Jud^ reae mms : 

I o Móab Maspeimaa. In Idumamm 
sxUndam eaicsmmeHktm msmmt.mlhi 
étímiS§snm smbáiU ssmi* ^ 'i. 



1 1 QuU dsdueei me in avüaiem mu- 
nUam F quis deduceí me usquc in Jdw 
nutamP 



S euaado qnmó la 
Mfñ j á SolMif y vuelto Joab , vaaoíd 
la Zdnméa , denvMtaado dooe ■ inil hom» 
biea en el vfdlle d^ laa Salí^paa ** ^ . 

3 vJh Dios , tú nos desechaste j é hi- 
ciste que quedásemos arruinados : moa* 
táste ea celera v per» U apíadatfte de 
nosotros* 

i. HicMte.eslremtcet la. tAeom^^ y lie- 
nástela de turbaoioaw C«ni was Ha^M» 
porque «ata toda ella muy «lal parada* 
• 5 ÜMaa bíea duras bkiatc «ufrtr á. «a 
pueblo: nos faiqiala Jbeber ol vtao de 
amargura. 

-^ Diste á las que te tenriantana aeibl, 
para que huyesta de loa tiDoa de la aiv 
€o;^4 fia de qaa ae Ubraaen taa, que- 
ridos. 

7 Sálvame, Señor, coa tu ^ÚMlca^vy 
óyeme bcnigaou* . ^ , c 

ft Habló Diás eta su Santoaría^.y la»» 
dré motivo de re^aci jarme; puea vepar^ 
tiré los campos deSichem, y madké el 
%alle daJoa Taberaácalos ^^ . u 

9 Mío es Galaad, mío es.i i aaasséa> y 
l^hiaim mi pftadpal Cueffaaw 



to Jndá es mi Rey:^Maa]^ «a'ap 
tasobde mlcsperaaiaS 6,^um *pá£é fue 
máquiriré. u«Stt}ataré la Uaméa á «d 
imperio: se me someteráa loa.^staa* 
gen». 

II ¿Quién me conducirá á la ciudad 
fberte ^ ? ¿Quién me conducirá hasta la 
Iduméa f . 



. f. 7.—/. /h- 



I Téase Ckrónología. 
a //. Reg^. f7//.»/. i.— X 
rai. XyilL V. i. 
3 De Israel. 

tPara baeer eos 1 
£^pA/«ú>i era entonces la bibanas vafien^ 
y generosa: Jwíd la tribu de la cual deicen- 
dian los Aeyes : Moab era un pueblo del cual 
ceperaba^acar Urael teda espeóe de riqoe- 



sas ; y esto es lo qoe se denota con una me- 
táfora bumilde^en nuestra lengua, pero no en 
la hebrea. Extender ti jni Mobre la ídumia 
es otra semejante figura para significar que 
dpmiflaría Urae^ «obr^. e|la, , 
6 Esto es: jQaiéD.m^ guiará para apode- 
rarme, de la ciudad fuerte ? La cíodád tuerto 
era Frica ».«ii capital i ó quizá Rabatb*. ..^ 



Digitized by 



Google 



..6d LlBEO DI 

la NonnéiUf Deus, ^ repuUstí nos: 

tí non egtedíeriSf Deus^ in virúO&UM 

nostris ? 
I % Da nob{8 auxüiutn de tribulatio^ 

nt: quiá vana salus homim's* 



i4 In Iko/a€Íenms vMuUm: et 
ad wOMtm dtduut íríbulaniéB rm, 



tos 8AZ.M0S. 

la ¿Quién ftino lA, ob Dios^ qoe nos 
hahíu desamparado ? ¿ No vendrás tú, 
SeSor , á la cabeaa de nuestros ejércitos? 

1 3 Danos tu socorro en la tribulación: 
porque vana es la salvación qne viene 
de parte del bombre. 

1 4 Con Dios barémoa proeui* y él 
aniquilará á nuestros enemi^. 



SALMO L X. 



Implora David ^ y obtiene el auxilio Divino en sus angustias^ y suspira 
por el tabernáculo de su Dios, Profetiza el reino eterno del Mesías. 

InÜioem , i- la i^nis DaTíd. LX. 



E, 



wnem 



Dms , 
intende oraiioni méae. 
■ 3 A'fifHbus terree €td te e¡ammvi:dum 
einxiaretur ear meum^ in peira exalta^ 
s$i nüé Ihduxisti na^, 

4' quUsfattOé eespesmem: turris/or^ 
■títudinU á faae inimiei, 

5 InhabÜaéointaéermaemiotuoínMB^ 
eula: protegar in velamenio aUwitm 
iuanún, 

6 Quoniam tu^ Deus nums , exaudisti 
crtítionem méam: dedUii fkeredithtem 
i^nsntibuM nomen imán* " 

7 Dism sHper dUs regi» adfieies : an^ 
nos ejus usque im diem gensraUonis sí 
femiwSéonis, 

8 Permamii in estermum in eoatpsdm 
Dei: miserieordiam ei peritatem e/us 
iqaisre^mit^f - 

*9 8ie psednmm dieam nomini luo im 
igeeeulum ssáuH: tíi'reddam pota i 
'dediS'inMem. . 



el Aa: aobve loa «ántieea de 
Havíd. 

. a iiiscncba, ob DiasmÁ^i mt súplica: 
atiende á mi oración.. 

3 Desde los últimos términos de la 
tierra ' clamé á ti : onando mi coraioii 
se bailaba mas angustiado^ tú me colocan- 
te sobre una alta peSa. Tú fuiste mi guia : 

4 pnes eres-mi esperaAsa^ y baluavte 
fortísimo contra el enemigo. ' 

5 Habitaré para siempre en tu taber^ 
náculo : me acogeré bajo la sombra de 
tas alas* . 

6 Porque tú, Dios mió, bas oido nui 
oración: bas concedido la bereacia á 
loa. que temen tn Nombre* 

7 ASadiráa dias sobre diaa á te» onto 
de el Rey , y prolongarás sus ados de ge-» 
aerhcion en genecadoo. 

8. Él pernÉanecerá eternamente en Ja 
presencia de Dios: ^ quién podrá peoe^ 
irar aui síüsericordia y sn verdad * ? 
' '^.-'Asi . ea que .yo canUré himnos de 
aUbansa á tu Nombre por loa siglos d» 
los siglos» y estaré cumpliendo sin ce* 
sar mis votos. 



.! SALMO LXI. 

Confianza en la misericordia y poder de Dios. 

ITarn el te: i Salmo de JhsM para 

la ünem, i Pro Idilban, Psalmus David. LXI* IdHbvn* . 

9 Nonne Deo subjtda eirit anima n ¿Cidmo no ba de estar mi alma' so- 

mea? aó ipso enim sahOaremewn. metida á Dios, dependiendo de él mi 

^ ' salvación? 

I Yéaso Tierra. s k favor de sus sierros. Héb. fl/* <f» 35. » 



Digitized by 



Google 



SaiiMO 

a Nam ei ipée Deus nuusf et saluio' 
ris meus : suaceptor meus, non mtívébor 
ampUÜ9, 

4 Quouégue irruiíi§ in hominem? in^ 
terficitis univtrsi vas « tanquam paríeii 
ineJínaio et macerim depulsa? 



5 Ferumiamen pretium meum eogUet» 
veruni repeliere, eueurri in siti : ore 
suo benedicebant , ei corde suo maJedt^ 
eebani. 

G Verumtamen Deo suhjeeia esto, ama- 
ina mea : quoniam ab ipso patienlia 
mea» 

7 Quia ipse Deus meus, tí salvator 
meus: ad/uíor meus, non emigrabo. 

8 In Deo salutare meum, ei gloria 
mea : Deus auxiliimei , ei spes mea in, 
Deo esl, 

> 9 Sperate in eo omnis congregaiio pO" 
puli, effundiie coram tilo corda oestra: 
Deus adjuior noster in a:iernum, 

I o Ferumiamen pañi JSlii hominum, 
mendaces filii hominum in siaíeris: ui 
dedpiani ipsi de vanitate in idipsum. 



1 1 Noliie sperare in iniquitaie, ei ra^ 
pinas noiife concupiscere f diviiiee si af^ 
Jiuant , noliie cor apponere. 

I a Semél locuius est Deus, dúo hete 
audivi: quia potestas Dei esi, 

iZ ei Ubi, Domine, misericordia: 
quia tu reddes unieuiqtíe Mxiis optra 



LXL 8i 

3 El és mi Dios y m\ Salvador: sien- 
do él mi defensa I no seré jamás con- 
movido. 

4 ¿Hasta cuándo estaréis acometiendo 
á un hombre todos juntos para acabar 
con él, ^ derrocarle como á .una pared 
desnivelada, y como á una tapia rui- 
nosa? 

5 Mas ellos maquinaron despojarme 
de lo que mas aprecio ' : corrí como se- 
diento: ellos hablaban bien de mi con 
la boca, mas en su corazón me mal- 
decian. 

6 Tú empero, oh almamia, manten- 
te sujeta á Dios ; pues que de él viene 
mi paciencia. 

' 7 Porque siendo él, como es, mi Dios 
y mi Salvador, y estando 'é\ tn mi ayu- 
da , no vacilaré *. 

8 En Dios está mi salvación y mi glo- 
ria : Dios es el que me socorre: en Dios 
está la esperanza mia. 

9 Esperad en él vosotros , pueblos to- 
dos aqui congregados; derramad vues- 
tros corasones en su acatamiento: Dioa 
es nuestro protector eternamente. 

I o Al contrario , vanos y falaces son 
los hijos de los hombres: mentirosos son 
los hijos de los hombres puestos en ha- 
lanza : todos ellos juntos son mas lige- 
ros que la misma vanidad. 

I I No queráis confiar en la injusticia, 
ni codiciar robos : aun si las riquezas os 
Menen en abundancia » no pongáis en ' 
ellas vuestro corazón. 

I a Una ves habló Dios, y estas dos 
cosas oí yo: Que el poder está en Dio»; 

i3 y que tú, Señor, eres misericor- 
dioso; porque á cada uno remuneraráa 
conforme á sus obras. 



I ó, inutSizar en mnt precio de mi re- 
dencion. 



a No perderé el puesto. 



Ton. ni. 



F 



Digitized by 



Google 



8a 



lato ra u>$ ftiucos. 



SALMO LXIL 

Perseguido Da^id^ y separado del tabernáculo del Señor y manifiesta sus 
ardientes deseos de voher á su i^ista. Habla de los consuelos que recibía 
de Dhsj y es una imagen del justo ^ el cual en este destierro suspira por 

la patria celestial. 

Paalmiit D^TÍd. i Cam eiset in desierto Ida- Mshao de Havíd , 1 eftando en el de- 
me». /. Reg. 22. 5. LXII. «íerto de 

a Ueus , Deu9 meua , ad te de luce 
vigilo. Sitioit in ie anima mea: quám 
muUipliciter ii^ caro mea! 



3 In térra deserta , ei inoia , et in» 

. aguosa; sic in soneto apparui tibi^ ut vi» 

derem virtutemtuamf et eioriam tuam. 



4 Quoniam meliarfist misericordia Usa 
super vitas : labia mea iaudabunt te. 

5 Sie benedieam ie in vita mea : et in 
nomine tuo Jevabo manus meas. 

, '6 Sicui adipe et pinguedine repIetUur 
anima mea: et lainis exultationis law- 
dabit os meum.. 



7 Si memor fui tai super stratum 
meum , in matutinis mediiabor in te: 

8 quia/uisti adj'utor meus. Et in ve» 
lamento alcirum tuarum exultabo , 

•, 9 adiuzsit anima mea post te: me.su» 
.supii dextera iua, 

I o Jpsi vero in vanum ifucesierunt a» 
nimam meam^ introib^nt in inferiora 
térra: 

I I tradeniur in manus ^ladii, partes 
vulpium erunt, 

1 a Rex vero latabitur in Deo , lau» 
dabuntur omnes qui Jurant in eo: guia 
obstructum. est os ioguentium inigua. 



9 LJu» mió y oh mi Dios, á tí. aspiro, 
y me dirijo desde que apunta la auro-i 
ra. ~ De tí está sedienta el alma mía: 
¡Y de cuántas maneras lo está tamhien 
'este mi cuerpo! 

3 En esta tierra desierta é intransita- 
ble y sin agua, me pongo en tu presen- 
cia y como si me hallara en el Santua- 
rio, para contemplar tu poder y la glo- 
ria tuya*. 

4 Mas «preciable es que mil vidas ta 
misericordia: por tanto se ocuparán mis 
labios en tu alábanse. 

5 Por eso te bendeciré toda m\ vida, y 
aliaré mis manos invocando tu I^6mbre« 

6 Quede mi alma bien llena " de ti, 
como de un manjar pingüe y jugoso; y 
entonces con labios que rebosen de jú- 
bilo, te cantará nfi boca himnos de a la- 
be naa. 

7 Me acordaba de tí en mi lecho: en 
.tí meditaba luego que amenecie ; 

8 pues tá eres mi amparo. — Y á la 
sombra de tus ales me regocijaré: 

9 en pos de tí va anhelando el alma 
mía: protegido me ha tu diestra. 

A o £n vano han buscado como qui* 
tavme la vida : entrarán en las caver- 
nas mas profundas de la tierra : 

1 1 entregados serán á los filos de..l^ 
espada; serán pasi» de las raposas. 

19 Entretanto el Rey se regocijará en 
Dios: loados serán aquellos que le ju- 
ran S ; porque quedó asi tapada la boca 
de todos los que hablaban inicuamente. 



1 /. Reg, XXIL V, 5. En el hebreo^ y en 
los Setenta se lee Judéa. 



a De esta Divina misericordia. 
3 Y le guardan fidelidad. 



Qigitized by 



Google 



83 



SALMO LXIIL 

Déseribe David las ríolencias de sus perseguidores^ á quienes intima el 
terrible juicio de Dios contra ellos para gloria del mismo , y consuelo de 
los buenos. Los enemigos de Da\fid confundidos^ representan los enemigos 

del Salivador* 

Farft el fin : 1 Salmo de l>avid« 

9 iliflcacba, oh Dios mio^ mi oración, 
cuando á tí clamo : libra mi alma del 
temor que me causa el enemigo* 

3 Tú me has defendido de la conspi- 
ración de los malignos , del tropel de 
los qne obran la iniquidad. 

4 Ellos aguzaron sus lenguas como.es<- 
pada : asestaron su arco emponaeSado^ 

5 para asaetear desde una emboscada 
al inocente. 

6 De repente le harán el tiro, sin te- 
mor alguno: obstinados en su infame 
designio/ — trataron como armar ocul- 
tos lazos, y dijeron: ¿Quién loe podrá 
descubrir? 

7 Discurrieron mil inyenctones para 
hacer el mal : cansáronse de escudriñar 
ardides. ^Engolfarse ha el hombre me* 
ditando grandes proyectos ' : 

8 mas Dios será ensalzado*. «-Las he« 
ridas que ellos hagan , son como las^^ue 
hacen tas flechas que disparan los niños, . 

9 y sus lenguas han Asqueado contra 
ellos mismos '. ^ Quedaron asombradoa 
cuantos los velan , 

10 y no hubo quien no se atemoriza- 
se. — Con lo cual publicaron iodos las 
obras de Dios, y meditaron sobre sus 
hechos. 

1 1 Alegrarse ha el josto' cfei el Sedíor, 
y esperará en él; y serán aplaudido» to- 
dos los de recto coraion. 



In fiDein. i Psalmas DsTÍd. LXIII. 

n Hixaudif Deus, orationem meam 
eum deprecar: á timore inimici tripe 
animum meam. 

3 Protexisií me á conveniu malignan^ 
tium , á muiiíiudi'ne operañtíum ini^ 
quitaiem, 

4 Quia exacuerunt ni gladium linguas 
suae : intenderunt arcutn rem amaram^ 

5 ut sagUient in occultis immacula^ 
ium. 

6 Suhit6 sagiitabuni eum , et non ti-' 
mehuni : firmaverunt éibi eermonem rae- 
guam. Narraoerunt ut abscondcrent /d- 
queos: dixerunt: Quia videbit eos? 

7 Senücdi suni iniquitates : difeeeruñt 
serutantes scruiinio, Aeudet homo ad 
cor altum: 

S et exaltabitur Dea». SagOias parvU" 
iorumfactce suni plagas eorum: 

9 et ínfirmatce suni contra eos iínguce 
eorum. Conturbati sunt omnes qui vide^ 
bant eo«, 

10 el iimuit omnis homo, Mt annun'^ 
. iiaverunt opera Dei: et faeta ejus intét^ 

iexerunt. 

1 1 LaUabitur justiu in Domino , et 
sperabit in eo, et iaudabuntur omnes 
reeti carde. 



3 ó han quedado sin fuerza para hacer daño. 



I Para perder al justo. 

a Des^aneciéndi^os como el humo. 



Fa 



Digitized by 



Google 



84 



Libro db los salmos. 



SALIDO LXIV. 

Fertilidad de la Iglesia , figurada por la tierra de promisión. Profecía 
de la conversión de las naciones , y de los jiidios. 

Fara el fin : Sabno de Bavíd. 1 Cántíeo 
de JeremÚM y Ide Saeelüel para el paeliio 
trasportado al eadtíveno , eoi 
empezaba á salir Da á&a 



Id fiaem , Psaimns David, i GaMícam lere- 

mXf et BxechielU populo traasmigrationís, 

cam iocipereat ezire. LXIV. 

ale deeet hymnúrf Deus , i/i Sion: 
et Ubi r^fdetur votum in Jerusalem. 

3 Exaudí oratiofiem meam : ad ie o- 
mnís caro veniei, 

4 yerba iniquorum prítvaluerunt su^ 
per nos : el impieiatíbus nostn's tu pro^ 
pttíaberis. 

5 Beatas quem elegisti^ et cusumpeis^ 
tí: i'nhabtiabit in atriia iuis. Repiebi^' 
mur in bonis domús tute: sanctum est 
templum tuum, 

6 mirabile in agüitóte, E:taudi nos, 
Deus^ salutaris noster, spes omnium 
finium térras^ et in mar i tongé. 



7 Prceparans montes in virtate tua, 
oecinetus potentiá : 

8 qui conturbas profandum maris, «o- 
wmm fíutiuum ejus. Tarbabuniur gentes f 

9 et timebunt qui habUant términos á 
signis tais: exiius maiutini et vesperé 
deiectabis. 



I o yisitasti terram et inebriasti eam: 
mMütipliéastí ioeupletare eam, Flamen 
Dei repletum est aquis , parasti eibum 
illorum: quoniam> ita est preeparatie 
ejus. 



1 1 Rióos ejus inebria , multiplica ge^ 
nimina ej'usí in stilliddiis ejus Icetabi^ 
tur germinans, 

la lienedices eoronce anni benignita^ 



A A. tí, ab Díoa, 8<m debidos los bim- 
nos en Síon , y i tí se te presentarán 
loa votos en Jerasalem, 

3 Oye benigno mi oración: A tí ven- 
drán todos los mortales ■• 

4 Prevalecieron en nosotros las mal- 
dades; pero tú perdonarás nuestras im- 
piedades. 

5 Dichoso aquel á quien tú elegiste, 
y allegaste á tí: él habitará en ta ta- 
bernáculo. _ Colmados seremos de los 
bienes de tu casa : Santo es tu templo , 

6 admirable por su justicia. — Oye 
pues nuestras plegarias, oh Dios, Salva- 
dor nuestro, tú qae eres la esperansa 
de todas las nacfones de la tierra, y de 
las mas remotas islas *• 

7 Tú que das firmeza á los montes con 
tu poder; tú que armado de fortaleza 

8 conmueves lo mas profundo de loa 
mares, y haces sentir el estruendo de 
sus olas — Perturbaránse las naciones, 

9 y quedarán llenos de pavor loa ha<* 
hitantes de los últimos términos de la 
tierra, á vista de tus prodigios. Derra- 
mfrás la alegría desde Oriente á Occi- 
dente. 

10 Porque tú visitaste la tierra, y la 
has como embriagado con Huoias «a/ic- 
dables , y la has colmado de toda suerte 
de riquezas. -. El rio de Dios 3 está re- 
bosando en aguas, preparado has el ali« 
mentó á sus habitantes: tal es la buena 
disposición de los campos. 

11 Hinche sus canales^: multiplica 
sns producciones: con los suaves rocíos 
se regocijarán las plantas todas. 

la Coronarás el año de tu bondad, y 



I Para adorarte. 

a Profecía de la vocación de los Gentiles. 

3 El caudaloso Nilo, ó el Jordán. Véase Dios. 



4 O también r Empapa en agua ¡os suivos 
de sus campos. 



Digitized by 



Google 



Sxtuo 



exuttaiione eottes acaoieñiwr» 



HVéüOL fertil^iaot ini cánpM* 



85: 



1.^ Se pondrán lousu» U^pradiimi 
del Desierto, y vestiráase de gala loe 
colUdoe* ;* . : 

1 4 Se innltlpUcerátt iM.nihftdMvde^ 
oairnenis y ovejae > ; y alrandACáQ e«. g)rv 
no los yMtñ. Todof «l«ai^a,iU'VO«f y^ 
cantarán bimnoa de alabnnxa* ■ . i 



SALMO LXV. 



Fiflíeidad de los jaitas ^ después de probados con muchas tribulaciones. 
' Phifecía de la pocación de los gentiles , jr conversión de los judíos. 



In-fioeii, X Castieam Pialim Teturreetio* 
nú. LXV. 

^JubOaU Deo vnnis Urra^ 

i^.psabmum didie nemám eimz dáié. 
ghríam kntdi ejus. 

3 J>kH€ Ih9i Quém UrrihiHa^mhi o- 
pera Uta, Denune! in nmUiiadine virr 
StsUstUat megUientur Ubi tnimici ttU. 

4 Omnis ierra adorei tSf et psalM 
i&is psaimwn ditat nomini tuo. 

5 Penite, et videie opera Jki: terr^ 
bilis in eonsitíis suptrjUios hóminum. 

' 6 Qúi eonvertíi mare in arídam » iVi 
/¡umine'periransibunt pede: ibi lastabi^ 

Wm P^JpSQ^ 

7 Qtti? dofninaiur m piriuie sua in a>* 
iermun » ocu/i ejus super gentes reepi^ 
eiUM^i, gui exasperant non etudtentur 
in setní tip eie^ . 

. 8 BenedieUe^ Gentes , Deum nqstrwm, 
ei audüam faeite vouaí lautas ejus. i 

-i9 Qt^pomit animam meam a^. vitemf 

et non dedit in eommothnempedés meos^ 

. 10 QuoniamproiastinoSf Deus: igne 

mee examinasii^ siaii exami^ur arr» 

gentvm. 

. &i Jndttxisti nos in laipuumf posuÜM 

U tribuMiones in dorso nostro} 



i %9Ímo j Oántáoo do In 



Fara el 



jyioradpres todoa de la tvená, dáñt 
gid-á Gkn. vocea de júlwlot -i 

a cantad salmos á su NonÜMíe^ IcíImíii 
tadle gloriosas alabanzas. 

3 Decid á Dioa: {Oh cnán estopendae 
son , Se2or, ias obras! Á la fkersa da 
tu gran poder redndránae á U nada 
l4is-«neinigeaa, 

4 Adórete toda la tierra, y tecekbrtí 
cante salmos á tu Nombre. 

5 Venid, á contemplar las obraa de 
t)Íos/y cuan terribles son Hia designios 
aobre lo» bijos de los hombres. ' ^ 

€ Él convirtió el mar en seca arena ^: 
pasaron el rio á pié enjutó: allí nos 
alegramos en «I SeiSoc* 

7 Él tiene por su poder nn dominio 
eterno; sus ojos están fijos sobre las na- 
ciones: no se engrían mu an inlerior loa 
que le irritaü 1 « 

8 Bendecid» ol^ nairionMi b, nuestro 
Dios; y haced resonar laa voces de sa 
fklab^nw. 

9 £l ha vuelto á mi alna la vida« j 
no ha dejado resbalar mis pies* 

. lo Bien que tú, oh Dio»> boa querido 
probamos: nos haa acrisoli^do al fuego 
cofno se acrisola la plata. 

11 Nos dejaste oier en el lai^s apa 
echaste las tribulaciones encima : 



' 1 ó también t MidtwHcadaf Jas ovejaá te 
muk^icardn h$ rebaños de ios cameros. 8e- 
gJHñ el hebreo; las llanuras esuvrán cubi^ 
Sos de cameros. 



a La grandesa de tu ¡(oder desiáenürá ¿ toa 
enemigos. 

3 Exodixjy. ¥. 91.— /m. in. 9. l3. 

4 .Pues no quedarán impunes* 
F 3 



Digitized by 



Google 



89 Liaáo vi 

la ^m pm m fM húnkiñit mpér 'tafUkt- 
noitra, Transivinuu ptr ignem ei o* 
^ilfóimt étédtixSMmk iñ rtfiigerium. 

■ '. • . .'■ \ f ^ 

i3 Itdrwho in domum tuam im hoio^ 
átíUsiiíífíMidéuá Mi wiéa MéS^ 
'H <fun áütifuétruni ia^ié mea. Mt 



1 5 HoioeáttUia meduJhOa oferam Obi 
CMfit ineemo €wietum: oferam iiH éoaes 
hircü< 



i€ FenHe, audüe , ei narrabo^ amnee 
quitimetis Deitmf quarda feeU aidmeR 



17 Ad ipeum ere wuo cíanutvi, et-e^ 
m¿ütvi mb Jin^aa mea^ 

18 IniquHaleMeiaepeteitnatriemeef 
nmi eitaaddet Dominas. 

^«5 Prépiereá exaOdi^ Dmu, et ai^ 
ténéU veti def^reeafiónie ^ua, 
t fto BéneditSae DéOe^ qai non amoM 
oraiionem meam^ei mteeréeerdiam mam 



vm á ja§a ét hamVtm w^ pú^n^uí^ 
te 1. — Pasado hemos por el fuego y fo^ 
el agai^; mas M» has eoaéaiáéo'' á un 
lugar de l«fi^igerio« . . . , 

1 3 Entraré en tu Templo á ofrecer lio» 
loftiutfloaf y le e a kk j firé mis-^NÜoi, i r 

t4 ^p«ecl»rameote fNraiKmehtwé'iDiá 
labios: ^ votos qo» salieei» de mi hoaa 
en el tiempo de mi tribulación. 

x5 Ofrecerte be pingües bolocanstos, 
back^do; subir hacia tí el humo de loe 
cameros eaerifieades : te ofreceré bo** 
jes y machos cabríos, * t . • -. t 

16 Venid» y escuchad vosotro» ladee 
los que teméis á Dios, y os contaré cuan 
grañdet cosa» he hecho el Seiior.por mí 
alma. 

17 Al SeIKor invoqué coa mi boct, y 
le he glorificado con mi laigW. 

iS Si yo hubiera aprobado la iniqui- 
dad es ná cbffaaott , no me «soethasanel 
Señor. 

• r9 Vior «io me ha «Ido Dioa, y ha 
«tendido á la vea de mis fl6plioaaw> 

na Bendito sea Dioa , qne no desachd 
mi oración , ni retiró de mí en miseri* 
40i>dia. 



' . ' SALMO XX VL 

Deseos ardientes Ae la Púáidá del Mesias^ 7 <b /^ conversión del ma^d/fi 
a fia dé que Dios sea de todos^iemido ^ servido y adorado. 

I In finem • in Ryinnís , t^saliAas Canticí 
' DaTui.LxVl. 

n Deae miséreasat m$iH,eiMa^ 
dicat nebis: iiluminei vaJiam sowa tm» 
pftrnaé,^ mSSeteaiaf' hee$tL 

3 Ui oegneseamus in ierra piam tusak^ 
Wt'aiMSbakiéMbassakitareMtíaH, 

fikáküíh Uhi pfopM ékmtes. 

' W iMBkniar ef éá^títUM ÚÉi/HeSf 0té^ 
niamJMiéat ffopuhue in itifaMate , ei 
fVOtslñ Jérrá dirigió: 



el fin , sobea los 
yMñtfeodallnvíd. 

« Jjim tenga misedleofdia de MN 
otros y nos bendiga: haga Tt^tmAtscítet 
Aofare nosotros la luí de ra roetn>; y 
nos mire c om p as ivo; 

3 para que conoscamoe, 0^ SkHúr^ es 
la tierra > tu camttao ; y lotfak .lai flft- 
eienés tu salvación. 

4 Atftbettte, Dios m^., toe (NieMés: 
publiquen todos los piieblor ius ata** 
banaas, 

"S RegodQenMi safcen de goao tae lui- 
ciones: porque <fL ftii^as á Idsí pnc^lieb 
fcoñ [uslicia » y diriges las nacTones.siJK 

bre la tiern u ^ 

I ba in^tátm- bebida ^s: hitHite cabalgar cha eneigia , pero es demasiado dora tünoea» 
hombre» sobre iilue9ttxa'€abe3Uu,Tittte*mn' tra lengua. /^ 



Digitized by 



Google 



Skzuo LSTIL 



' ^ tkmftimn¡ktí^ímpaffa¡U^I)mt$:€nn' 
7 Urra dedU fnuium mamu Bmtá^ 



. 6 Alábenle^» «lifMoiMflVtlAifoAlot; 
.pnUiqíMB .todoi lot .paftblo» ti^s tiiUl-* 
Imdus: . . v// 

7 ha dado la tierra »n fruto '.xi^n- 
tdigaaos Diof.» el Dioa tto«tlro» 
. B Jiendiganos Dioa, y,«M Aeaüdo.ta 
todos los términos de i¡t tierra. 



SAL M'O L X V I L 



Prodigiosos lénefieios hechos pot ti Señor á su puéhhj pgisrü de i$e 
que habia de hacer para formar su nueva Iglesia. 

, 'Slníi^emyPnlniuCaiitHáipsíDaTid. LXVII. • 



a jLxurgoS Ikue^ ^tdt^iftemtur ia^ 
^miei^/ut: iSfitgiaaS ^fid^eáenmí eum^ 
áfash'efu*. 

Z Sk)uaéijkafmm»f'dikifuiiieüai 
fluii cera á/aeié ignis , sic peremmipe^ 
'^émertsá/mdéDei. 

• 4 BiJasÜefiuUiHur^JéátwMuaent ia 
itempediu Dei: eí deteOenUar in kUitía. 



*^'4SmisaeDe0fpmanmmdicHé¡ 
'ní^fm!U9rfeÚMe€Íf4fuiam¡eadU,m^ 
per oeeasum : Domimu ñamen *ití. M^ 
^eaáuae in eonspeéiu efme: turhahttnSttr 
'iá'faék efue f 

' % puiris orphanomm^ -ei íaditie «^ 
%du»uvm.'^Dmuin ¡oeo.emneto.euút . 

7 DeuSf qui inhahiíate facti 'anUse 
,mQris ! ¿a domo : ,qui educit vineioe ih 
^4tfudine^ eimüüer eae qui exasperani, 
-qki kakOani in Mepúiehrie. 



. 8 DeiUf eum egredereris in conspeeiu 
'PepuiiMUf imm,periransires4ndeeerieu' 

' 9 S&m moia ewi, ietenim eeOi disHk- 
'ioperunS 4/acie Dei Sinaif á/atie Dei 
\í$raeL 



•I 6a: Solisio y M«lioo M 
JMBM 9eímAm 

a Lievántese Dios * , y sean disipados 
anscnemigoA* y-lmpan de jm pitiscucia 
losifne k.aliorafimu i 

3 Desapareican como el humo» Como 
se derrite la cera al calor del faego, asi 
^erescan los )pecadorcs ^ W visMk de Dios* 

4 Mas los jMtos^cekdbiien ftstinea-^ 
•regocijes ea la peeseneiode Dios^ y 
«haélgnenae cenakgría*. , 

. .5 :Gamad Mnjiotf éiDiosi. entonadJM- 
mos á sa Nombre : alllUMd el auminO: Al 
qae sabe sobre el Occidente. El Ssi^oa, 
éeioeei'Jékommhy es el nombre. «nyth — 
Saltad de g(»o en an .presencia. Tambar- 
se han ioe vm^iee delante, de él; 

8 qae es el padre de los haéríános, y 
el jaea defensor de las viadas. — Reside 
Dios en sa lugar santo. 

• 7 Dios que hace habitar dentro 'de 
nna casa machos de unas inismas coa* 
hambres 9 «^y que eon en íbrtaleasL po» 
-Be en libertad á ios prisioneros , oomo 
también á los que le irritan, los c^lca 
.moran en los sepalcrós 6 lugares áridoe^ 
^ 8 . ¡Oh IMosl cuando t4 sallas. á 1^ fire»- 
-ie de tu pueblo I cnando atravesabas e^ 
Desierto, 

9 la tierra temM^, y baila: loe cielos 
deMUron á la presencia de Dios? en el 
Sinái tembló á ja presencia del Dios de 
IsraeH. 



I JmjV fy. V. a. 

a Tfiim, X V, 35. 

' 3 El iéftOr arzobispo Martiní traduce : Dhe 

^que hatírknhiíxtr en tu casa hombres de un 

eoio rito 6 coito. En la casa de Dios • que es 

la Iglesia, tienen lodoe ofla nimia fe y usa 



moral. 

4 Poede tradacirse ; La tierra temMó en ei 
Suidi^ é vúta de la magestad de Dht : §e li^ 

Cuidaron loe cielos , y destilaron el maná d 
t presencia del Dios de Israel» 

r < ■ 



Digitized by 



Google 



'68 XÍBIO DÍ los fllLHÓS. 

10 Phtviam wOwéaricah segregabis^ 
• Üéuép hitrediUUi itut: ét ihfirmaia tst, 
tu ytro perfecUti eam. 



1 1 AttimaUa tua fMitabúni i'/i eax 
patasU in áulcediA€ tua pauperi^ Deus. 

19 DominuB dabii verbun^ epangeií" 
zantibus viriute muita. 

i3 Rex virtuium dileeti düeeti: tt 
'.tpecUi domús divUUre spoliai 



'i4 Si dormiatís intér medíot cUrru^ 
pennas eolumbas deargehiaiag , ti poiie^ 
riora dorsi ejus in pallore auri, 

1 5 Dttm diseernU eaeiesiis reges MUper 
eam , nive dealbabuntur in Seimon : 



• i6 mons Deif mons pinguis* Mong 
eoogulaius f mons pinguis : 

17 ut quid suspieamini montes etHtgtt" 
latos? Mons, in quo beneplaeiium est 
Deo habiiare in eo: etenhn Jhminus 
kabitabit in/inem* 

1 S Ckirrus Dei deeem müiibus multi^ 
piem^ miilia kstantiumt Dominus in 
eis , in Sina , in soneto. 



19 Oh Dím, tú distribuirá» VM* tta- 
via ahandante y apacible á tu heredad: 
ella se ha visto afligida , pero tú la has 
recreado. 

II En ella tendrán morada ka '^e 

son de tagref: con tu bondad , ob Dioa 

mió, has provisto tieaiimento $\ pobre. 

I a £1 Señor dará palabras á los qne 

anuncian con valor la buena nueva '• 

i3 Los Reyes poderosos serán subditos 
de su Hijo muy amado * , y aquel SkAor 
que es la hermosura d^ la casa repartí* 
rá los despojos. 

14 Cuando dormiréb en medio de pe-* 
ligrosS, ser¿is como alas de paloma» 
- plateadas, cuyas plumas por la espalda 
-echan brilles de oro \ 

t5 Cukudo éi Rey cél^tlM ejercerá sa 
juicio sobre los Reyes de la tierra, que- 
darán ma^ blancos que la niene del moii* 
ts Selmon. 

16 ¡Oh «SSr'ofi, monte de Dios, moate 
iértil , amonte £tia jado , monte fecundo! 

17 Mas ¿por qué andáis pensando ea 
otros montes fértiles?— E^leer el mon- 
te donde Dios ae complació en fijar sa 
morada. Sí; en ér morará el SeUor pet- 
pétciamente. 

1 8 La carrosa de Oioa va acompalada 
de muchas decenas de millares de trom- 
pas , de millones de ángeles que hacen 
fiesta f. En medio de ellos está el Sé- 
Sor, en el Sinái , en el Lugar santo. % 



I ó también : dard paJabivs de grande efi^ 
cacia d los que anuncian la buena nue\^a , ó 
el Evansclto. 

- a los fíeyes poderotos eerdn »úhditosdd dt» 
leetisúno Hijo de Dios, j el que etc. ó tam- 
bién: Los He/es de gran jfoder estrechamente 
unidos en repartir despojos de lo mas beUo 
de la casa. Ó, el lujo mectisimo del Eterno 
Padre , fíey de sus ejércitos, dividird lo$ des^ 
*poja» entre su hermosa familia» El texto be» 
breo dice : Ti^l^ pll» pll» rilN» C*>D 
hht pSftn n»a Esto e*? las R^és de ejér^ 
citps fwjreron á escape, jr la que moral^ en 
casa se repartió el despojo. Representa U idea 
de una victoria completa en la qoe los israe* 
litas persiguiendo en derrota, sin detenerse 
en erDotin , á ejércitos numerosos de Reyes 
confederados contra ellos, las mugeres, reti- 
jradas en sus casas salieron al campo de la 
.batalla á repartirse los despojos. 

3 Siempre ^Idréis triunfantes. El hebreo d^- 

ce ; n:v ♦w^ D^nsw y2 ymvx) d>h 



lyni) pipi p ntnTinHn«)p» nsru Bsto 

es » n ahora dormís entre , ó junto i las dos 
piedras. Esto significa la voz Q^HStZ? ^^ l^' 
Setenta vertieron dtvtt ñiiw r&v iH/duv , y no 
tradujo la Yulgata. Sobre las que sefoneniae 
cUas de campaña para componer el rancho. 
Sabed, que á la TuelUí con el bolín á Us es- 
paldas seréis semejantes á una paloma , coyas 
alas están, cubiertas de plata 7 matizadas de 
ero. Se adnerte «qu» una apostrofe > eo qne 
se inspira valor al soldado nara arrostrar los 
•peligros y sufrir las iQcomodiuades de la %v^f~ 
ra con la esperanza del premio : y en senti<» 
do místico , inspira á los fieles foftaleza y re- 
signación en los trabajos de esta vida mortal 
á vista de la felicidad qoe nos promete la fe 
en la eterna. 

4 <J también : Seréis bellos como la paloma 
de plumas plateadas ; de Id atol la extre-^ 
miaad de la espalda tiene la biillaate ama^ 
nllez dd oro, 
^^ ffehr. ;íff.y,22. 



Digitized by 



Google 



.Saiíuo 

püaiemf mcmpÍMU éona in fwmimóut: 
gtemim non credéaié^ 1 ' MtoMiwc Dumi^ 

'* r '^r ' ' . •. ^ » 

90 Benedictas Dominas -díé i^toUdis: 

prospstuÉit iUr faeml ^íqHs Deas saiw 

4arium tmstroram* 
; '91 Deas BOsUr, Deas sakf9S:faeiendif 

et Dominio Domini exüas nuirUe, 

. aa VeramtánUn Deas ^anfringei eopif 
ia Mmieonansuonsm: irertícem eapéUi 
peramHiIantiam in áeUciis sais» 

93 Dixií Dominas : ex Basan conoet'» 
iatn f eonpertam in firofandanfk maris: ¡ 

94 ui iniingaiar pts iaus in sangair* 
ne: lingaa canum tuoram ex inimicis, 
ai ipso, 

95 VidérutU ingresmis iaos 1 lto#, in- 
gressas Dei meig regis mei qui sst in 
saneio. 

. 96 Pr/Bvenerani principen danjamii 

psaUetUiibas , in medio ja^encoiarum 

ijrmpanisiriarum. 

¿ 97 Jn eee/esOs óenedieOs Dea DominOf 

ds/oaUbus Israel. 

98 Jbi Benjamin adolesunUüus % ia 
wssntís exosssa. Principes Jada y dates 
eeram : principes Zadalon , principa 
Nephihali. 

99 Manda 9 Deas f viriuti iaa í eon^ 
firina hoe^ DeaSf qaod operaíus es in 



30 ji templo too in Jerusalem^ » lüt» 
^qferent reges manera* 

3 1 Increpa /eras arandinis^ fioagifor 
galio tauroram in vaeeis popaloram:'Ut 
t x t la d a nt eos » yiM prohati eual argen^ 
to. Dissipa gentes^ qua beUa ooluní: 



39 venient hgaii ex AEgyptat AEn 
Ikiopia prmveniet manas ejas Deo» 

33 Regna térras f cárdate Deofpsal^ 



19 Ascea^MU; SÚS^f 4 l^iaHo' : lie* 
vaste contigo i los cautivos: recibiste 
;doil«s* pafft loo hoolKíef v^ftvn;^ra 
aqaeJIoa qat^no crtADjqae JkabítatMlel 
Sefior Dios enire nosotros, , 

90 Bendito sea el Se2or en toda la sé- 
,lrie dt \oo diasf el Dioa de' nuestra salud 
i*of cg n cedfJ r á próspera, viaje. 

91 Nuestro Dios es el Dios .9^4» iieae 
la virtad de salvarnos; y del Señor, j 
may del Sedor^ es el IJibrar de la tnaene. 
- 99 Maa Diosquebraaiará las cabeias 
de aai aMttigo^^ .el «opeta aricad» de 
los que hacen üimpa de sus delitos. 

93 Dijo el Señor: A los de Basan les 
^ ha^ volver las espaldas ; arrojarlos he 
al profuüdío del mar. 
.94 Ser4n destrozados hasta teñirse las 

{^és en la sangre^ de tus enemigos: y 
amerla han las lenguas dé tas mastines. 

;)5 Vieron f oh Dios,, tu entrada: }a 
entrada de mi Dios , de^ Rev mió que 
reside en el Santuario. 
, 2^6 Ihfin d^hiate los príncipes unidos 
k los qne cantaban salmo^^ y en m«dip 
doncellitas tocando panderos. 

.97 Oh vosotros 9 duian, descendientes 
4a JUvael , . bendecid al $eñoi? Dios «a 
vuestra#- ^«aiiftbleas* . 

98 Allí se hallaba la. tribu del joven* 
•cito .BeojaoMn.como extática de gvzo;.^ 
loa^fies de ^udá iban de guias; los ga- 
fes de Zabu)i»||,^ (os ¿efe? de IVepbtbali. 
. 99 14m*í^^f o]^ I)fO»f tu poderío : con- 
trola , x>k Dios Y esta ojiray que has htr 
cbo a«NiiQSPiros# 

Ao Sir.jrespfstA 4 to templo ^^, Jtrw^ 
salem , ofrecerán te dones los Beyes. ^ 
* 3 1 Reprime esas fieras que habitan en 
ka.aa^avfralMf e^s .pueblos reunidas, 
/|ae.,.<9aaM Uktw dentr<^ de la vacada» 
conspiran á echar fuera ^ á los que han 
flido.a^iysQlados c«9io laplata^ •« Disipa 
las naffióncs ^ue quieren guerras* 

39 Batanees el JBgypto eoKÍari ámbar 
jadores; la Ethiopia se anticipará A ren- 
dirse á Dios. 

33 Cantad, ^iwj, alabanzas á Dhv, 



<^ tus enemigos, que se.ppdrdn bañar tu§ 
piés^ en su sangre^ , 



1 Bph^. tf^. V. $.-r-Cb¿M#. 2J, y» i5.-T 
dbpi. /. •/. 9. . 

a Dones de tu Eterno Padre para distiibairloa» 
3 O UBkbíea: Tan grande cerd d destrozó 



ti 



m en su sangre, 
Be ttt heredad 



Digitized by 



Google" 



'j>o 



liüCd'Di 

MjpfrioMftMi emulad 



^4'^éueendM 
virtuiis. 



' 95 Date ^Utriém Iko^ '9Up€r Xirmi^ 
magnificetiiía e/ma ^ #i «Mi» 9W# A» 






tos f Al.Bák« 

óh ««ina» de isiüvrm» ldaa«l^«átoi> cm 
Mimos* CaoUdlewnlnko» á Dáot | « 

34 «1 caal M elevó «I nat alto de vite 
cielos^ desde el Oriente *• Seftüd ^«e 
<2e«ii« ó/// herá que sa voi sea una ym 
-|edo^|M>deffMí». 

' as Tipitota4,|i»és» (loria é. Dios per 

lo que ha obrado en ^Israel ^«i wagaii 
(Ceeráia *7 «» poder ^§ éimmn Insta 4a» 

nubes; . , •■ • -> 

36 Admirable es Dios en sns santos, 
-d en to Sdifkmrü} * ." el Dios * de Iseael» 

él mismo dará ^ivtnd 7 teialcM 4 «te 

pueblo. Beodili» «ea Dms. 



$'AtMÓ LXirill 



[Óotórei acerbisimos del HédéHior en 
' dores; y fundación de: lá^ Iglesia 

' í iB^fioém, pro íh qui'cémm'ütabíuitur ^ Da« 
• \iá. LXinií. 

' 9 iSaívum me fae , 'Dsut :* ^BBortArm 

fTMam. 

> 3 InfiM9 MtMínUfké ptéfUhair-ei 
^rtórtest sübgtarHia, Feníhé aÚiUMum 

tnaris ; e/ tempes^ Semet^» mei 

-4 £o»om^/ ^ámane^ rMecB fiukt 
áÉint fauces me^ r ¿éfeeef^'oMt mst, 
•áum spero iñ Ihttín "múUmk 

'5 MuUipüeatl suní^ét^fi^éi^íMsiéá^ 
'^ié^ei,Jiuioéer^9 fñeérMs, 'Gtftt^ 
foriati eunt qui persecuWskm^ms in^ 
-MúínM ifijUitié: ifiié hbn Mk/wT^ Ame 
exohfehitm. ....".. ü A.w 

t: . • . . I. '• , • <. 

H SeUtiáimUa á^é'nbnWi^ ákémnáiks. 

í, ?. ) . j '1 i< o ;; .'ij.-. \ ,! . i 

le. Dómine p 9}mSm'^^imum^^i»sik 
TÜínfl^haaHSta^ iüftst'fké 1711/ >l^ie»<«u# Ir^ 

-Detu^'UrM. •' -^ ' • 



su pasiúh : castigo de sui perseguí-' 
"sobre las ruinas de la Sinagoga. ^ 

• 1 Sava el fia : por los 4na ban^ eer 



* r dirA"» tradacéfarSe*Atf'*tt¿ A¿'irfg^ Mfl¿6/- 
to del cíeío ffor^tayanéltél'Ortgnté. "JBIU- 
Cfariáto Subió al cield ddsder ^T ili^i^ dé Ite 
Olivos, el caal está al OríéiíCá de 'leriiite|eitf » 

a Ephes. IJL v. 10. . ' ' 

3 Véase Jgua, 



'n Oátvame > ob 'Dios» parque Us 
«guas "S han penelrado ^lasta mi -alma* \ 

^>3 Afollado cstof en un prolimdísfmo 
cieno, sin hallar donde afirmav'el fule)**. 
Llegué á alta mar, y someiigióme la 
«empeMad. .a 

• 4 Fafti^me en daY ii«oes; sécaseme 
'Uvgarg^nU : desfiilleeiéMNi'>mls'^^j«^^^, 
aguardando á mi Dios. 
--'8 >M«la)pHbadO' se'ten, «a» qne 4os 
«abellOá*de «>i éabCM^Ins^ueMeiaboi^ 
recen lo justamente — Hanse hecho' TÍA»* 
t^ rntA^^nemígosv^ Ins k»)it«tte* perse- 
guidores mios: pagado -iMietqué-T^^lift 
iMfttfMJiraáwáo'. •".-/'•• -'•' ' . ^ •' '•• 
'«6 9é ^ >«li <8iios -irgA^, sabas mMgteeiv 
intttl», y lois «doHios que fo' tengai^ao 
pUietteinM9C*Uán«u.'5^ . .-• 

7 ¡^h! no tengan que avergonsane 
por mi cansa aquellos que en ti conGan, 
Db'-Seitfé ^:$0fior de 4os. éjérotiai^ -xS^o 
quediM>'>^wid0s*^par'xlui«a'iuia «l a a^ qti B 
▼an en pos de tí, oh Dios de IsiacL 



^Bjhft pttro" i^ériüs ^os^báéia ^ ^iflo/ 
*^ 'ÚTHintilBn :~ Tú , iwí JH¿¡r/«a¿e* f{ •«• 
rtí^Méj-ycóítoces TUidei^seah hs nmtés, 
de. que .me Jutcen reo .|an iojusrthjéiite^ f^ ^fiff^ 



Digitized by 



Google 



S^BH^^ 



brUim: opermii confiuía./meiem 



9r 



f ei perefrinus /Üus wudris mece* 



éUk mej si approériar 



-•»■ 



vB/ eptnií in 
• f <0 fmittm' wH 



i3 Advarmmtk wu ¡o^meéamimr qmi jer 
AbIoii/ m parias «f I» in 




*i| BIfo éeñé •ratímem 
JDúUkim .- teatpt» bemepimcHi^ 
nmUHmdine nuserieordut 



k& IMps me ds Mo, Mi ntü ¿li^^far? 
prúfimtUs u^ttamm» 



- T7 XawHií me^ HsPii/iM^ 
benigna eei mieericordia iuá 9 ^^eeum* 
éim létítíkudimm ntíeenfiknmm. U$m^ 
tmm respibe in me. 

iS B< fie averiae fadem iumnápuB^ 
9^ $mt ^untUam tríUOmr^ r^^dUr #- 



ttltraget, y te ve cubierto de coofonoa 
el'vnM^vflMa ' — . ' r^ 

-^.MítvfMvpíee lNnii«i«a».lM, hiÍM te 
ni mUma madre * , me han detoí—citi 
tec]ixléBUo.\|M «tteaiew 

10 Potfvt -él Mki de ia CMftae^devb 
tlvé^ 3^.lMtlmUoMa de los qae lA de- 
nostaban ^MfeayeMB aobae mi. 

^ii'^Ail^aaiexML «I ajTttiía, y: te me 
oeBMrtia #ii^ofm»la i .. 

i»> VMlHDe Ae^oilkio^ f «M h^íe k 
fttnkteelloa. 

b3 Contra mi m . declavaban loa ^pM 
iMvii' a« ^ieoeo en la puertí^*: 7 lea 
^¥ iiebíail^TiM caatabaii. coaira má 
coplas *: 

'.9 4 IMS foentvelanlo, SeBof^^ dirig» 
á ti mi oración. Este es,^fCMi, eh Dk» 
mib, el tiempo de rco6nc¡liacíoii.^<)ye- 
on'r.beai^nla sc^a U- grandeva de Cn 
misericordia , conforma In praottia, M 
de salvarme. 

'iS^fiÉcaao del cieao^ pavk qae te 
qaede yo atascado enéli libnfneL.do 
aquellos que me aborrecen 1 y del pro* 
findovder las «fots^. ' 

. aft >Mo'.tM oMgné estflempeatad^ni 
me tragoe el abismo del mar, ni el 
^ sia boea \ 



' tg Imendeaninuemeae^ eiH^rdettm: 
jmiffter inimiese meoe eripe nw;i . 
.no Ta seie impreperium meum > H 
eonfustwicnt meam,e$ trnterentiam nunm» 
' ^1 ^ eonepeeiu fm& ntni mhnée fuf 
MStOani me t imprcperftan eépeeirntÁÜ 
wt mmmt^ ei wnieeriam. ^i^tutínaigmi 
sümii eoniristareiur f ei non fuii:- H 
^■^ e9^e99^i^efttt^^ es noiv ^ntfenh 



17 úf^anr Seüor, yn «pie tan benir 
fica es tu -misericofdia: vuelve bácia mi 
Ina o)os aeynn (4 girandesa 4e luf pie- 
dades/' • '\ \' \y ■ '. > ' ^ '.' ■• 

18 Y no pierdas de vista á tn sier* 
vo?i>fe futkse» mi» sÉpUéaaiv .^r^'tfM 
veo atribulado.' . ... > ^^y v. r «t.. \t .^ 

19 Mira por mi a)m#|r'lArftlovsáGa« 
ne á salvo per raaon de.Jnta eoemigQab 
1 no >9iea vea los. oprobios'qne isofintff f 
mi confusión , y la ignominia miat 
""'.úi Tieiiea ante tna e)os todos lDsi|ue 
me atormeniane.iikpooperióo y miseriae 
aguarda siempre mi coraaDn.v -u £épeié 
que alguno se condoliese de mi, maa 

■^-^J»"» Aa h/Lm^M .^ ■iiían aoM cAnáoIasO-^^jf 

no bailé quien fobicieseJ 



» aa !B¿ dederunt in esaaní meam fet: aa PresenUronme btel pa ^ a^lmei»» 



^e WsM éSf loa lit¡ot de leraeli. • ' 

a Be*1aókdad, v la gobíeraan. ' ^ : í^- 
S Basta loa bebedores de vino cantaban en 



las tabenas coplas contra ini> , 

4 El pozo de la muerte; de «oüaqna |tio 
^0^41^ ^ 'jidir\Duáca ianiaft. - 



Digitized by 



Google 



0i I/I ttíi mea /MtiaiferUni nu qmíú^ . 
■. . • > . > . . ^' ' 

a3 Fiat mensa eorum eúráon'iptBiti»' 

láqumni I tíin retríbiahm»^ eifm^óai^ 

daium. 
a 4 OóseureniuroeuJi eorum lie vUeanii 

et darsum ewum eemper immrva» . t 

-iftS efunde euper eee iraen- tuamt eii 
furor ira tum eomprehendat eosi 

a6 ¡Fimlhmbitatiá^arumdemriaieiin 
iaberruMculis eorum ¡Jnn eit qu¿ inka^ 
hütU 

• ^7 ' ^uoniam quem tu pereuseieO^ per* 
seuUi sunt: et super doiorem veUmrunk 
meorum ad&ide'run^.' ' ' iIh.' 

9¿8 Appóne ini^Oatem super iniífuiH 
taáem éonsm : ét non in^reni. in Justi^> 
iiam tuam, •, 

a 9 Deleemíior de Libró vivmUúm , ei 
uunjustis non scrióamiurm 

3 o BgQ sum pauper ét dolens.: solus, 
iaáf JUuSf éuácepit meé . . i. 

'^d 1 .Laudabq nomen Dei eum. eoaUea: 
fá'magmficabo'eum^in iaude: ■ 

3 a el placebit Dea super mitukim- jao-« 
mliism^ eorméaproduceniemei úngulas. 

33 F'idemni)f>muperesetleetentunqu»^ 
rite Deum ^ et vivet^anüna wesiras - 1 

-54 fUúnieenexaudivitpmuperes DamA^ 
ñus: et uincíos suos iwn despexit* •' 

; 3>5 rl^udent^Hhun eáetí et térra ^ mar 
re f et omnia reptilia in eis. i 

- 3¿ ' Qjdonitiin Deas sdlnam faeiei Sion: 
ei^ripdifiBabimkiv.ciwiiates Juda» Bt ¿n» 
^akOaUíotiébii eiJuereditúte aetptírent 
eamí'- • .ni:/ , . ^ 

37 St semen éerestum sjus poesidehit 
sam i ei qui düigmaé> ñamen sjus'i Aa* 
tite^úni inea. 



tos «íjuim;. 

mío, y en mMo de ni Md mi iitNm, 
á beber TÍiisgre '« 
aS En justo pago eonviérUseleí sa 
en law de perdición j mtiie *• 



a 4 Obscur^scanse sas o|os pare qoe no 
yean; y tváelos aiempre agobfadoe*. : 

-AS Demina aobre ellos ttt> ira , y al^. 
canceles el furor, de ta cólera. 

4»6 Quede, liecha un detierCo su ino- 
rada, y np háye quien babile en eo^ 
tiendas^ y 

*é'7 ya que han perBCjgnídoá aqnel que 
babias tú berído 5 , y aumentaron maa 
y anas eldolo^.de mía llagas* 

.a8 1\& permitirás que a2adan'peea«^ 
dos á pecados, y na acierten con ti^ 
justicia. 

<^*Raidoa sean del libro de los Vi- 
vientes, t n^ 4iied^ escritos en el i&rá 
de .4oa Justos ^ 

30 Yo soy mt miserable y lleno dei 
dolores: mas tú, ob Diot mio^ me bas 
salvado. 

3 1 Alabaré con cániicos ei nombre de 
Dios I y le ensalaaré con accionea dé 
gracias: ^ 

3 a lo que será mas grato á Dios que 
si le inmolara nn temerillo cuando le 
eomiensan á salir las bastas y las ptsuftaih 

33 Vean arlo loa pobres^ y consaélgnn 
•e. Buscad ^uea á Dios , y ravivirA Tttes- 
ico espíritu: \ 

-34 . puesto qne el Sedíor oyó á los .po<^ 
bres, y no olvidó á los que eatán por él 
en cadenas. . . 

• 35 Alábenle los cielos y la tierra, el 
mar, y cuanto en ellos se mueve* 
. 36 Borqae Dioa ba de salvar á vS^on.* 
y las ciudades de Jndá serán reediüca* 
>das4 «» y establecerán alli sn morada.».y 
adqoiriránias como, berencia.. 
' 37 Y loa descettdientes.de sna fiOss 
aiervoa las poaeerán; y en ellas tendrán 
•B morada aquellos que aman en santíS 
JVooüire. 



2 Matul. XXFJL ¥, 48. , 
t % Bom. XJ, f . 9. 

3 Emsarva siempre sus espaldas con nn pe- 
sado yago. 

4 Jíct. L V. ao. 

5 Por la salud del nondo. /#. LUÍ. 3. lo» 



. 6 Estas expresiones no iod deseos da Dand« 
sino anuncios ile lo que había do suceder: sdn 
na modismo propio de la lengua hebrea j de 
•a poesia. Yéase U^rtísesot^ Frqfeta. 



Digitized by 



Google 



93 



SALMO LXIX. 



David pide d Dios que sean confundidos sus enemigos ^ para consuelo y 
alegría de ios buenos. Es una oración propia del Justo puesto en peligro. 



Id fincm, Psalmas David , i In rememoratio- 

nem , quod Balvum fecerit eum Domi- 

ñus. LXIX. 

a Ueus in adjutorium meum inten^ 
de : Domine ^ ad adjuvandurn' me fts^ 
tina, 

3 Confundaniur , ei revereantur , ifUf 
quasrunt animam meam: 

4 avertantur reirorsum^ et eru^scant, 
qui volunt mihi mala : avertantur sta^ 
tim erubescentes y qui dicunt mihi: Ew 
ge , eug^e. 

5 Exuitent et ieeteniur in te omnes 
qui qucérunt te , et dieant aemper : Ma^ 
gnifieetur Dominas: qui diligunt sa^ 
Juiare tuum, 

6 Ego vero egenue ei pauper sum: 
Deus , adjuva me. Adjuior meus^ ei li^ 
herator meus es tu : Domine ^ ne mcH 
reris. 



I Fara el fin : Salmo da Btevídi en ma* 
" noria de haiberlé el ffenor salvado* 

a vJb Dios, atiende á mi socorro: a- 
cade, SeSor, luego á ayudarme. 

3 Corridos y avergonzados queden tos 
que me persiguen de muerte. 

4 Arrédrense, y confúndanse los que 
se complacen en mis males. ^ Sean 
puestos en vergonzosa fuga aquellos que 
me dicen insultándome: Bueno , bueno. 

5 Regocíjense, y alégrense en tí todos 
los que te buscan : y digan sin cesar los 
que aman á su Salvador: Engrandecido 
sea el Señor. 

•6 Ya por mí soy un menesteroso y 
pobre : ayúdame , ob Dios. _ Amparo 
mío y mf libertador eres tú: oh Señor, 
no te lardes.. 



SALMO LXX. 

Créese compuesto por David al tiempo de la rebelión de Absalon. 
Contiene á C/iristo en su pasión. 



PsalmusDaTÍd, i Filiorum Jonadab, et prío- 
rum captrvorum. LXX. 

In te^ Domine , speravi^ non eon» ' 
fundar in etiernum: 

a in justiíia tua libera me , et ertpe 
me. Inclina ad me aurem tuam, et sal'» 
va me, 

3 Esto mihi in Deum proteciorem , et 
in locum munitum: ut salvum. me fa^ 
ciaSf quoniam firmamenium rneum^ et 
refugium meum es tu, 

4 Deus meus , eripe me de manu pee^ 
eatoriSf et de manu conira legem agen-» 
tis et iniqui: 

5 quoniam tu es paiientia mea , Do- 
mine: Domine spes rñea á juventutc 
mea. 



Salmo de Bavid : f He los hijos de Jo* 
nadab ^ y de los pránevot caotívos. 

xLrn tí, oh Señor, tengo puesta mi 
esperanza; no sea yo para siempre con- 
fundido : 

a líbrame por un efecto de tu justicia, 
y sácame del peligro. — Presta oidos á 
mis súplicas , y sálvame. 

3 Seas para mí un Dios protector, y 
uta seguro asih) para ponerme en sal* 
vo : — ya que tú eres mi fortaleza y mi 
refugio. 

4 Dios mío, líbrame de las manos del 
pecador, y de las manos del transgre- 
sor de la Ley , y del >nicuo ; 

5 pues tú eres « Señor, la expectación 
niia ' ; tú , ob Seiior , mi esperanza des- 
de mi juventud. 



1 O también: i^/sertx^qtueneres^ et loque me hace sufrir con paciencia la dilación. 



Digitized by 



Google 



9i 



Libro db los axiMOfl* 



6 In ie confirmatus mm ex uiero: de 
venire mairis mea iu es protector meué» 
In te eantatio mea eemper: 

7 tanguam prod/giumfyctus $um muh 
ti's, et iu adjuior foriis, 

T 

8 Repleatur os meum laude, ut can» 
iem gloriam tuam , tota die magnitudi^ 
nem tuam. 

9 Ne projicias me in tempore eenectu* 
tis: cum de/ecertt virtus mea, ne dere'^ 
linquas me. 

I o Quia dixerunt inimid mei miht: 
et qui custodiebant animqm meíon^ eon~ 
9ilium fecerunt in unum, 

I I dicentes : Dais dereliquit eum, per* 
sequimini, et comprehendite eum : quia 
non est qui eripiat, 

la Deus, ne elongeris ame: Deus 
meus , in auxiiium meum réspice* 

1 3 Confundantur , et deficiant detra^ 
Tientes anima: mece; operiantur confu'-'- 
sione et pudore , qui quaruni . mala 
mihi. 

1 4 Bgo autem semper sperabo : et ad" 
jiciam super omnem laudem tuam» 

nS Os meum annuntiá&it jusiitiam 
tuam; tota die saiutare tuum. Quomam 
non cognotfi litteraiuram , 

1 6 introito in potentias Domini: Do» 
mine, memorabor justiiiee tuce solius. 

1 7 Deus , docuisti me á juventute 
mea : et usque nunc pronuntiabo mirar 
bilia tua» 

1% Bt usque in senectam et senium: 
Deus, ne derelinquas me, doñee annun^* 
tiem brachium iuum generationi omnif 
quoB ventura est ; 

1 9 potentiam tuarn^ et Justiíiam tuam, 
DeuSf usque in altissima^ quce fecisti 
magnolia : Deus^ quis similis tibi? 

a o Quantas ostendisti mihi tribulatio» 
nes multas , et malas : et eonversus vi-* 



6 £a tí me he apoyado desde el vien- 
tre de mi madre: desde que estaba en 
ana entrañas eres tú mí protector. _ Tú. 
ereraiompre el' atnnto de mía cánticos. 

7 CooBo una especie de prodigio, aai 
aoy mirado de muchos; mas tú eres un 
pcíderoso defensor. 

8 Llénese de loores mi boca , para can* 
tar todo el dia tu gloría, y la grandeaa 
tuya. 

.9 No me abandones en el tiempo de la 
vejes: cuando me faltaren las fuerzaa. 
no me desampares; 

10 Pues mis -enemigos prorumpen en^ 
dicterios contra mi, y se han juntado 
en consejo los que estaban acechando mi, 
vida, 

1 1 diciendo: Dios le ha desamparado; 
corred tras él , y prendedle , que ^a no 
hay quien le liberte. 

la Oh Dios, no te alejes de mí» Acude, 
Dios mió , á socorrerme. 

•i3 Corridos queden, y perezcan los 
que calumnian mi persona : cubiertos 
sean de confusión y vergüenza los que 
procuran mi dailo. 

1 4 Por mi parte no cesaré, oh Señor, 
de esperar en tí; y añadiré siempre nue- 
vas alabanzas. 

i5 Mi boca predicará tu justicia todo 
el dia , y la salud que de tí viene.— 
Como yo no entiendo de literatura , ó . 
sabiduría mundana * » 

16 me internaré en la consideración 
de las obras del Señor: de sola tu jus- 
ticia, oh Señor, haré yo memoria. 

17 Tú, oh Dios, fuiste mi maestro 
desde mi tierna edad ; y yo publicaré 
tus maravillas que he experimentado 
hasta ahora. 

18 Y tú» oh Dios, en mi vejez y edad 
decrépita no me desampares : s*. á fin de 
que anuncie el poder de tu brazo á toda 
la generación que ha de venir; 

19 aquel tu poder y justicia, oh Dios, 
mas sublimes que los cielos , y aquellas 
grandes cosas que has hecho. ¡Quién 
como tú, oh Dios msol 

ao ¡Cuántaa y cuAn acerbas tribula- 
ciones me has hecho probar! Y vuelto . 



I SeguQ el hebreo puede u*aducirse : Mi bo* 
ea predicará, etc, aunque no conozca yo el 



námero de tua auravUlas; ó do las ooBotea- 
plenamente, üswtemv^ 9 etc* 



Digitized by 



Google 



Salmo 

t9(ficaití me: Hde ab/isit ierra iierum 
reduxieti me : 

. 91 MúUipUeaHi magn^eerOkmiUutm: 
fá eonversus oonsolaius es me* 

: 93 Nam ei ego eonfiiebor tibi ín wtii» 
■ pstílmi veríiaiem tuam : Deus , psailam 
Mbi in cithara , saneius Israel. 



. &3 Exuliabunt labia mea aan eanta^ 
Qero tibi: et anima mea^ quam redemistí* 

9 4 «^ ^ lingua mea toiá die medí- 
iabitur Jusiitiam tuam: eum eonjusi ei 
teotrUi fyerint quiquwrüní máía mihi. 



L X X r. gS 

á mí , me bas hecho revivir , y nueva- 
mente me has sacado de los abismos de 
' la tierra. 

ai Diste á conocer de mil maneras la 
magnificencia de tu gioria ; y vuelto á 
* mí me consolaste. 

aa Por lo que yo también celebraré, 
- al son de instrumentos músicos , la fi- 
delidad tuya en las promesas : te can- 
taré salmos con la citara , oh Dios san- 
'to de Israel. 

a2 De goEo rebosarán mis labios , y el 
alma mía , que tú redimiste y al cantar 
-tus atabanaas. 

a4 Todo el dia se empleará mi lengua 
en hi^lar de tu Justicia; luego que los 
que procuran mí daño' estén líenos de 
•«onfasion y vergiienaa. 



SALMO LX XI. 



Con ocasión del reinado de Salomón^ describe Daind el reino pacifico 
universal y eterno del Mesías, 



Psalians , i In. S^emonem. LXXI. 

- a UeusfUdieium tuam regi dat ei 
Jusiiiiam tuam filio regis : Judieare ^M^- 
pulum tuum in jusUtia , et pauperes 
tittíos injudicio. 



', 3 .Susúipiant-múnies peuem populo : 
cotíes justitiam* 



ei 



' 4 JüdioabH pauperes. populi, et sahfás 
faeietfilios pauperum: et humiliaóit ct^ 
lumniaiorem, 

5 Et permanebit eum Sole^ ei ante 
Lunam^ ingeneratione ei generationem. 

6 Descendei sicui pluvia in velltis : ei 
sicui stilliddia stillantia super terram, 

7 Orieiur in diebus e/us jusiitia , et 
abundantia pacis : doñee au/eratur 
Luna. 

8 Et dominabiturámariusque ad mo' 



I Salmo sobra Salomón ^ rsoUBA Dü 



> 4 Ua , oh Dios , al Rey tus leyes pa- 
ra juagar ■ , da al hijo del Rey *"tu jus- 
ticia ; — á fin de que él juzgue con rec^ 
.titud á tu pueblo , y á tus pobres según 
la equidad. 

3 Reciban del uelo los montes la paa 
para el pueblo, y reciban los collados 
ja-^sticia* 

■ 4 Él hará justicia á los pobres 6 afli-^ 
gidos del pueblo, y pondré en salvo Jos 
hijos de los pobres, y humillará al ca- 
lumniador* 

5 Y permanecerá como el sol y la lu- 
na , de generación en generación. 

6 Descenderá como la lluvia sobre el 
vellocino de lana < , y como rocío copio- 
so sobre la tierra. 

7 Florecerá en sus dias la justicia, y 
la abundancia de pas, hasta que deje de 

«existir la luna, 

8 Y dominará de un mar á otro, y des- 



1 SeguD klartini puede traducirse : Da , oh 
' Dios ,a¡ Rey la sabiduría de juzgar. 
ot El Rrjr j el hijo del Rey es aquí lo mismo. 
3 Judie, VL i/. 37. La vos' hebrea ^a pue- 



de signtficat no solumen te la lana que se es- 
quila , sino también la yerba que se corta en 
los prados. 



Digitized by 



Google 



gS Libro db 

re : et ¿Jttímine Uique ad iermínút oT" 
bis terrarum. 

9 Coram ilio proetdent jéEMopet : ti 
inimici ejus ierram lingeni. 

•I o Reges Tharsis ti insulce muñera 
qfferent : reges Arabttm si Soba dona 
adduceni: 

11 Ei adorabuni tum' omites reges 
ierrce : omnes gentes servieni ei : 

I a guia liberabii pauperem á potente: 
et pauperem^ cui non erai adjuior, 

1 3 Parcei pauperi ei inopi: ei animas 
pauperum saltas /aeiei* 

1 4 Ex usuris ei inigiuiaie redimei 
animas eorum: ei ftonorabiie nomeneO' 
rum coram, Uto, 

iS Ei vivei^ et dabitur ei de auro A-^ 
rabim , ei adorabuni de ipso sempen 
iota die benedieeni ei, 

i^ Él eril firmamentum in ierra in 
summis moniiumj supertxtolletur sw^ 
per Libanum f rudas ejus .* eijlorebuni 
de^ civitate sicut/cenum terree. 



1 7 Sii nomen ejus, bsnedictum in 
cula: Smte solem permanei nomen ejus. 
Ei benedicentur in ipso omnes tribus 

, ierrce: omnes gentes magnificabunt eum. 

1 8 Benedictas Dominus Deus Israel^ 
gui/acii mirabiiia solus : 

1 9 «/ benedictum nomen majesiaiis e» 
Jus in áster num : et repiebitur majesia" 
te ejus omnis ierra: fiai^fiat. 

a o Defecerunt laudes David^filii Jesss» 



Mfl SALMOS* 

de el rio hasta el extremo d^l orbe de la 
tierra. 

9 Postraránse á sas piéa loi ethiopes: 
y lamerAa el suelo ante él sus enemigof. 

10 Los Reyes de Tbarsis y los de Jas 
islas /tf .'ofrecerán regalos: traerán/tf 
presentes los Reyes de Arabia y de Saba: 

^ 1 1 le adorarán todos los Reyes de la 
tierra , .todas las naciones le rendirán 
bomenage : 

I a porque librará del poderoso al po« 
bre » y al desvalido, que no tiene quien 
le valga. 

1 3 Apiadarse ba del pobre y del desva* 
lido ; y pondrá en salvo las almas de los 
pobres '• 

. i4 Libertarlas ba de las usuras y de la 
iniquidad de los ricos ; y será apreciable 
á sos ojos el nombre * de los pobres. 

1 5 Y vivirá 3 y le presentarán el oro 
de la Arabia : y le adorarán siempre ^: 
todo el dia le llenarán de bendiciones. 

1 6 Y tnsu tierra , aun en la cima de 
los montes habrá sustento : se verán sus 
frutos en la cumbre del Líbano, y se 
multiplicarán en la ciudad como la yer- 
ba en los prados 5, 

17 Bendito sea su Nombre por los si- 
glos de los siglos : Nombré que existe 
antes que el sol. ^ Y serán benditos en 
él todos los pueblos de la tierra: todas 
las naciones le glorificarán. 

1 8 Bendito sea el Señor Dios de Israel; 
solo él ha^e maravillas: 

19 y bendito el nombre de su Mages-^ 
tad eternamente. De su magestad y glo^ 
ria quedará llena toda la tierra. ,'Ast 
sea! ¡así sea! 

a o Fin de los cánticos de David , hijo 
de Jeisé 6. 



I Véase Pobre , Alma. 

3 El hebreo dice : VJ^V^ CSDn ")p>>1 ^e 
ieicar damam bejinaiu, Y será preciosa en sus 
OJOS la sanare de ellos, 

3 Según el bebréo, el verbo vivirá puede 
entenderse del pobre , á quien el principe so- 
d9rre y da la mano para sacarle de su mise- 
ria : y así puede traducirse : Y vivirá , y íe 
dará del oro de la arabia , esto es , dones 
preciosos: como lo era el oro de la Arabia . 
Profecía de Jesu-Chrislo á quien, siendo un 
pobre ioranle , ofrecieron el oro los magos , ó 
nriocipes de la Arabia que vinieron á adorar- 
le \ y que á pesar de laníos enemigos vive y 



vivirá eternamente, y del cual se verificó cuan- 
to se dice en este verso. 

4 Y los pobres ó humildes y fieles servido- 
res suyos adorarán á Dios padre continnamen^ 
te por medio de él. Los Setenta tradujeron: 
7r^9írs¿§9vr9tc proseucsonlai ^ harán oración, 

5 Expresión hiperbólica para denotar una 
suma abundancia, y extraordinaria fertilidad 
de los campos. 

6 Véase ///. fíeg, /. v. 4^. San Gerónhno 
expone este lugar. 'Acaban los salmos de Da-- 
vid; poraue en este salmo escribió la plenitud 
y el fin de las oosas* evangelizando á Jesu-* 
CbrislOi fia y complemento de todas. 



Digitized by 



Google 



?>7 



SALMO LXXIL 



Oachra el Salmista la terrible' tentación que padeció ea^ alma al wr-lá 

prosperidad de los malos en este Mundo; pero asegura que se tranquilizó 

su espíritu, y se arraigó mas su esperanza en Dios, ai considerar cüán 

engañosa es aquella prosperidad, que cuando dure mucho) se acaba ' 

con la tfida. 



l Psalnas Asapb. LXXIL ' ' 

\)uÁm bonus Israel Deus^ his qaí 
recto éunt corde! > 

• ^ Mei autem pené molí suni pedes: 
pené effusi sunt grestm mei, 

. 3 Quta zelavi super iniquM , paeem 

-peeoaionim Qidena* 

i ■ . *. 

4 Quiá non est respectas morti eo^ 
tum : etfirmamentum £n plaga eorum, 

5 In labore homimtm non sunt , et 
atm hominióus nonjlagellabunturs 

T 6 ideo tenúíi eos superbia , operti sunt 
4niquitate et ímpietaie sua. 

7 Prodiit quasi ex adfpe iniquitas eo^ 
rwm; iransüsrunt in affedum coráis, i 

• »' 

8 Cogitaverunt , jet ¡oeuti sunt negttin 
tíam; im'qw'tatmn in excelso locuii súnt, 

' 9 Posuerunt in eoekim os sutím: «i 
iingua eorum transivíi in térra* 

I o Ideo eonvertéiur populusmeus htei 
et diés pleni ínpenientur in eis, 

,11 Et dixerünt: Quémodó scit Deua, 
si si esi saentia in excelso? 

- 1 a Bese ipsi peeeatores yst' abundan- 
tes in sam¡o , obtimunmt divitims» 

. i3 J7l dixi: Brgo sine causa jasti/t* 
cavi cor meum, et lavünter innocentes 
manus meas: 



i Salmo de Aiaph. 

, ; Ciaáii bondadoso eé Dio» para l^ 
rael , para los que son de corazón recto! 

• iá A mi me vacilacon loa piéa: t pique 
-eslave de resbalar'. . ' \ 

3 Porque me llc»é de solos al áolitein^ 
'pítüc los impíos, al rtt la paí ó prospe- 
ridad de -los pecadores* n 

4 Ellos no tienen mi^do á la muectt *¿ 
,atts penas son de corta duración : 

5 las miserias humanas ellos no Us 
diente»; ni experimentan los déaastces . 
que sufren los demos hombres. i 

• 6 Por eso se ensoberbecen Unto , y se 
revisten de su injusticia.éin|Lpíedad. 

7 Resaltan sobre su grosura sus mal- 
dades': abandoháronse i los desloé de 
9n porazón. % . ' > 

8 Su pensar.y vSii^.hablarestodo jna^ 
licía :. hablan aliamenie de cometer la 
maldad ♦. . 

9 Han puesto sa boca en el cielo, y sa 
lengua vareeorcieado Ja tierra 5« . 

. I o P0r eso. pacán, aquí su considera^ 
cion los de mi pueblo , y concibe» gmiT 
de amargara ^. 

• ji Y asi dicen s ¿Si sab«á Dios lodo 
•itoP ¿SI tendrá. de ello. noticia el Al«- 
tísimo? 

< ta Mirad comp esoa 9 tíeii^ pecadores, 
abun4an.de bienea. en el siglo . y amoun 
toMn riqaesu.. .*\ 

i3 Yo también esclakné: Ltt^^o ,en 
vano be purificado mi corason, y lava- 
do mis manos en compañía de los ino- 
centes;' 



1 De la senda de la verdad. 
'^ lYo parece haber muerte para elhos , ni do- 
lor que sea de consideración; aten(fida la vida 
que llevan. 

3 Paede traducirse t de la abundancia y re- 
galo nadó $u iniquidad 6 sos maldades. 

4 Colocados en alto puesto, tratan de obrar 
TOH. DL 



la iniquidad. 

5 Esto es , ban blasfemado de Dios j de loi 
ángeles, y su lengua no ba perdonado á vi- 
viente ninguno ¿obre la tierra. 

6 Por eso mi pueblo se para d considerar có- 
mo los impíos gozan de larca vida , llena de 
felicidad ; jr como viven en ¡a abundancia, 

G 



Digitized by 



Google 



pS LlBHO DB 

1 4 e/ fuijlagellatus tota die , et easti» 
gatto mea in matutinis<, .• ' / 

i5 Si dicebam: Ñarrabo sic: ecee no- 
Uoncm fiUaruíh iuoeum réproéa^k 

1 6 ExisUmaliam u$ c^naseertm hoe:^ 
labor tsi ante me : 

1 7 doneO' intrem in Sanduarium Dei; 
et inteiligam in notfistimit eorum* 

1 8 Ferumiamen propter dohs posuis^ 
Heisf de^cisti e09 éum aUcvturentur, 

19 Qumn^da fat/ti' stud in é^tolath^ 
nem ! súbito defecerunáf pttietuni pro^ 

so W^Uit Momnium eurgúntAtm, DamU- 
fie, in eivitate tua imaginem ^peorum 
ad mihiium wed^Mí 

ai Quia inflammmtam Hé enir wtmun^ 
ti r009es mei t t mmmiu li suméf 

aü. ei eg» mé niM tm m redaeitm manj 
et neseivL 

a? IH ^mmiimm fmtm mrn^ apnd ief 
eteg 



Mi TtmtMi 
el in volúntate tua deduxiM Me \ H 
tam ghria swítépieU- mt. 

aS QíM emkn mibi eei im eoMb? €t é 
te quid volui euper terram? ■ 

a6 Defteit earo mmi, e^ tat meiimf 
JD0ii# eoréis^nuip ei*pon wma Ikué 4n 

y »7 Quva ««», qui etengani e# ¿ <e 
periéuni; perdiéieti 4mnety qmi /bmi** 
cmntur aós te» 

M%> Mkiauttm mitkumelka ionum 
0ei^l peñere im J^mána Deo spum me mm s 
ut annunfiem omnes prasdimti^m^ $mm 
inpoAéfiiimMm. 



LOS SALMOS. 

■ 4 Pues sof «toUdo todo el dis, y co- 
mif QU ya. mi castigo desde el amanecer. 

1 5 Si yo pensare en hablar de este mo* 
do, claf9 está que condenaría la aacioii 
4^ tnsbijos. 

1 6 Poníame á discurrir sobre esto : pt^ 
ro dificil mesera el comprenderlo; 

1 7 basta que yo entre en el santuario 
de Dios g y conoaca el paradero que han 
de tener. 

1 S Lo cierto es que tú les diste una 
prosperidad engañosa * : derríbésfelos 
cuando ellos estaban elevándose mas. 

19 ¡Ob, y cómo fueron reducidos á to- 
tal des51adon! De reptnta. fenecieran; 
perecieron de este modo por su maldad. 

no Como el >suedo de uno qae dispiei^ 
ta ; asi , oh SeSor , reducirás á la nada 
€D tu ciudad la imagen de el loé. 

ai Porque mi coracoa se inflama 1 y 
padecieron tortura mis entraüas f 

aa y yo queda amqmlada sin saber 
por qu^ : 

ad y estnire delanto de ti oomo una 
bestia de cai^, y yo siempre contigo 
0in apartarme jamoa *. 

a4 Tú me asiste de la mano décecha» 
y guiásteme según tu voluntad , y me 
acoyíete con gloriad 
. fl& Y ^ciertamente ¿qué cesa pneda ai* 
petecer yo del cielo, ni qué he de desear 
Sobre la tierra fnemí de tí » dk Dtatmi»? 

a6 ¡Ahí asi carne y mi cer— oa de»* 
friiecen : ob Wom, de mi coMMOt Dies, 
que eres. la herencia miai por toda la 
eternidad. 

, 97 Asi es qve loe que 4e tí le alejaiii 
perecerán : arrojases á la perdición á to>» 
dos aquellos que te quebrantan la fé \ 

ü% Mas y»hetl» mi bien en estar uni- 
do coa Dios, e» poaer en el SsiorDipe 
mi esperanza ; — para anunciar todas 
tns alabansas en las pnertas- de la U|a 
de Siea f . 



^ r ó- también : Bien es verdad que tÁ pusiste 
jumo, d ellas las trampas ó lazos, etc. 

s Siempre adicto á u. 

3 Ea ta saoiuarío del. cielo. 



tT68S6 romscactoiSm 
(" 



.. ó públicos congresos de Jerasalem. tés- 
se fítirta. Hebraísmo. 



Digitized by 



Google 



SALMO LXXIIL 



Ormeion d Dioá mn ¡mt calamidades 

1 Inlelketiis Auph. LXXIII. 

Ut quid JDeuM repuiisU k» Jtmemf 
iráiué esi furor tuus super 9¥es poMom 
Uutf 

% Mkmér ésta toífgregaiibnis Utetf 
quton poMtdi&ti o& AtüTió. ñeéemUií 
9Írgam fugreditaiis tuat ; mumé Shn, ia 
^tid hakUaéU in cé. 

3 Ltva meMu tüM iñ miptréias é»- 
mm injinetñ; qmank» mmU^htOaÉ em 
inimieus in Mando í 



del puebla oprimido por loe idólatroi* 



€ Quaéí M Mfa-tíjtnéhsm- euurOue 

•I 
9 tmémtt íMM 4r^ Sékéíuapmm 

-Mkm : m 96hra poiktttuni tú^Lí'tmm 

htm nominié W. 
8 BHítéñHM M ioráé Uto mgi^ie^éo^ 

^ BS^'iiú ^létiwi iim 0Uietue ^ ^/ont "ñon 
eái pN/^kOie , if M* MMfe ait(hogiDét ám- 



ti Uí quid offtrHt numum iuam , el 
dexteram tuam^ de medio sinu tea in 
finan? 



I X por qué, oh Dkw* nof has det- 
«ÉiMdo^rm mmprt? ¿ttihmo lé^hi; cn- 
oeodido t« forar CMitr» las 0vt}iUt iqtit 
«pacienUs ? 

9 AanérdaU 4e la «ittgitgMríoii r i^ 
Míe pueblo que ba aicko dcade ej frtiici*^ 
pío tu poMsioa. ^Tú recuperaste el ce- 
tto ét Itt faereiida : «I «Ante 4e Ston» 
lofar de ta «ét a da * 

3 Levaste til »M»>á •&& M abatir 
para úeeapi^. laa molaliciai de >tuii taa 
mtgoe. ]Oh| y cuántaa maldades ha co- 
•méliéD el eáei«tgQ,«A el SaatearioS: 

4 «|Y> céM» .««i >|actalMHi tu el 
nismode Itt soleanédaéifMlléarqMte 
-abiirTCceAl'. ■- . • 'C> . • • .v • 

' &'Uéq eiunMadi^aaé wtABdarto'.eto 
forma de trofeosf <(iiA liflenoMv e*«tta) 
sobre lo mas alto, á la salida '. 
^ .6 iÍ0ÍmJ^MiÍm»^éMÍbaé»>7,4é¿hMt- 
ittto i «olpieda-toebaiftti >fueeteBi,Ka^ 
too se hace con loa^to toW e» elv l ii isq É i ; 
con hachas y.aauelas las han derribado. 
'f PegahM faeflD.4xttt.Skvki8atio: han 
'proimado el ta btrm fc m te q«t«&\ tenias 
•obre la tierra. 

% ikiligadbs enlaa al las jpaMk dei^esa 
nnÉtew<bMi 4leho%ifc^o» cesaw a t Jtorvi^ 
-^i^yéo si^bre la tkt^m <o4Mto^aa«o»- 
sagrados al cii/lo de Dios. 

^ Kwatvoft a» -weéam-eXefiomo^ sq^e- 
^loe fMd<g1oa«iii«»ffc«aettüs antm «es- 
otros *: ya no h»y>wi ^avMa^^i j il 
iSíf/ior no nos reconoce ya \ 

\o ^OhXKos^ ^y Iwista. cuándo nos ha 
de ^nanhar «I eHMRÍgo? ¿Ha del»l«s{e- 
iMwr 'sftemi^M «de <tn J^om br t niie»«n> «d- 
Tersarlo? 

I I ¿Por quéretraes tu tnaáoVf ^ét qué 
no sacas íuera de tu seno lu diestra de 
nña vei para aictnpre ? 



I ó eo lo mas eleTado del templo , y^ ea las 
puertas de la ciudad. Véase Abominacüm, 
a ó que amigamente obnba Dios á favor 



3 Qne nos guie. 



5 Puede hacer también este senüdo: ^Aw 
qué retraes ttts manos de tu seno para no 
abrasamot? 



Qa 



Digitized by 



Google 



too LlBHO DB 

la Deut auiem rex notUr ante «<e- 

eula t operíUus esi saJuieiá *M ^eáíé 

terree» , . , 

*' iZTu éonfiimatii in virtuUUia more; 

conih(émktsit éa/téi» drécomun Sn a^uis. 



* i . 1 4 Tu €Onfr€gtstí eapüa ^aconiai 
lUiiittí éum €Écam ptpuiU JÍEtiUopumi 

tS. 7hi dírupúi^/oMñ ei iorreniis; tu 
-encaHf JÍUVÍ09 Bihan, 

,is^:Téiu eat^diti, éiiaá eM nom^ tm 

fabrieaUu es aurorant-wi «oletn. 

<ij\ S'm l/adktí o nmuá UrmAm- iérrte; 

-;') r ..•'•*! ri r- , , v , • . - > i 
iS Mtmor.ésio éujttff W9írm'eu9 ter 
-pro^réofiáDomihúf ^ pepukdbt'nsfjpiéns 
lüjctí^néil hmpgik ñmm '■ . i. ' 

19 iVtf iradas óesíüs^añímúSí ctnfi/ehr^ 
ti$s tíbi ,\mt^ anmnms, 'pémpsrum r té^rum 

{mi'Joktímssaris\in fhka^vj .1 

.» /•.:.'.- .-: / , ■•:»: . ^ . ' 
-&jao \Rdtffieskmiissiéms9dw9kium!lmít,tfUia 
-nplstí^ sumf ; ! qui\ wééeuratí sunt MtSB 
:dmtutü^jimi^mÍis^Htn* ' ■ >m 9í 

.'j : . .i • iir. í .■,XL / ' .' í.íí » 

i .21 .íUwiíBrtaiwr humiiisifiMdms ti^nfu-' 
susj^ paufmr sí Jaofu iásukt^uhí némsn 
iuum. 

i. jsa. EaewrfSf iJOemsg. judíoif sausam 
•4uam'; msmor sMo imfiróperio^um Utor 
-mm , eoTMin í/um oA ins^UrtU sant Iú- 
la die. 

- a3 /K^ •Hítfisemris^if9ess inimkorum 
'Usorum^ smper^ia eorum pi» is od^ 
¡runíf asséndái ssmpsr* . 



LOS SALMOS. 

1 a Mas Dios , que es nuestro Rey des- 
de *€l .^rjkidpio de los siglos , ha obrado 
la salvación en medio de la tierra. 

> ' i3 Tú diste con la poder solidei4 Ait 
aguas dti mar Rojo : tú quebrantaste 
las cabezas de los dragones , en medio de 
|ás agaas '; 

. 1 4 Tú qiiebrantaste las cabezas del 
dragón ■; entregástele á que fuese pve»# 
de los pueblos de la Ethiopia. 
. i5 Tú hiciste brotar de loa pegaseos 
fuentes 7 arroyen >: tú secaste ríos cai&r 
4alosos^ 

16 Tuyo es eí dia, y tuya la nocke: ti 
criaste la aurora y el sol. 
. 17, Té hiciste todas las regiones de la 
4i«rra.i ti ts%i0, y ki primavera obras I^Vr 
yas son. ^ 

18 Acuérdate de esto, ob Señor, que 
^ ^9¡^m§p Se ha aaberidfli^ y que «n, pue- 
blo insensato h^ blfsitoado tu {f^poúbv^. 

1 9 No entregues en poder de esas fie- 
iy«4 4#s iUinas.qnf^te4:onfiesa%y>aiprany 
~y n9 olvides pa^f siempra. kis^.. almas de 
tus pobres. 

>.aox YuelKe Uii^ajps4 tu «lísnxa 5: por* 
iguelos hombres mas obscuros de U tierr 
ra se hi^n eiypiquf cido inicttainen.te co|i 
nuestros bienes. 

: '^1,'Xfo tenga que retirarse, cubierto de 
.^snfiMÍonel humilde: el pobre y. el desr 
valido alabarán tu Nombre. 
. na Levántate^ oh INof, y josga tu cau- 
.sa: ten. presentes tos ultrages, los ul- 
trages que te esMl l^acíendo de continojO 
una gente insensata, 
i nS No eches en plvido las voces y dic- 
terios de tus enemigos: porgue la sober» 
bia de aquellos que te aborrecen va sienr- 
pre creciendo ^. 



' 1 Esto es ; de los eaadiUos del Egypto , aá 
-qae tu ejérciio eotr6 en el mar persiguieniio 
á ios israelitas, 
a Ó de Pharaon. 

3 Exodi XVIL t;/6 Núm, XX. v. 8. 

>i. XXL 9, 14.— /bía« ///. c. 16. 

4 La Volgau áce flumsJBthsü. En bebiéo 



sdum úgoáAcaíJueru , y por eso san Geróiumo 
tnAvL]oflummaJbrtía. Tal vez el autor de la 
Ynlgata dejó de uadacir ethan\ porque Cam- 
bien lo hicieron los Setenta. 

5 A la alianza que hiciste con nuestrospacfres. 

6 En Tísu de tu sílesKÍo. 



Digitized by 



Google 



XOI 



SALMQLXXIV. 

La.juitieia de Dhs es remuneratoria. Tuicio que ejercerá sobre todos los 

hombres, 

1 Inflnem^ ne coimnmas, Vsalmat Cantki 
^ Aaaph.LXXIT. 

a CfOnfiiébimur iibi^ Iku§; tomfiie&i^ 
mur j ii inpoeabimus nomen tuum. Nar^ 
rabinuu mira&üÍA tua ; 

S €um attepero iempUMf ts^JMUiitias 



4 lÁqiufaeta tat ierra , et omnes qtU 
JuÉbitaní ineá; ego eoMfimutw toiumnas 
eju». 

5 Dixi inUfuis: NolHe iniquh ageret 
nSdéUmfUSnÜktt»: Jfoliie txaUart tormí. 



6 Néiile eéiotíere 1n aUum eúrrm ti0- 
Hrum ; noUts ioquiadiwMUi Jhum ini^ 
^uiiaiem, 

7 Quia ne^ue ab Oriente, ñeque ab 
OeeidemUf ñeque á desertie nueníibtée; , 

. :8 quonünrí JDeuejudex est» Súne fu^ 
mitíaif ei hune exaltat / 

9 quia eaiix in mana Domíni itini 
meri plenue nUeto. Mi inetinapii ex hep 
in boe: verunUamen \fmxí a/ue nen eS$ 
exinaniia: bibeniamnee peceatoree terree. 



10 Bgo QUiem annuntiobo in seecw 
lum, eaniabo Deo Jacob, 
' ti Si omnia eornua peetatoruin ton" 
^i9s^an:ei esuOMimlur imt/mm wti. 



t Vara el fia : m> boi daclrtoj m. 

mo y cántíeo de JUaph ' . 

% xrofeta, AUbarémostet oh Dios: (e 
hendecirémot é invocaréuuM ta Noin« 
bre. '^ Publicaremos tus maravillas. 
,S Dios, Caando liebre mi ti«mp», yo 
j tugaré con justicia /oAu loe ceeae,. . 

4 Derretí rase la tierra con todos %ví% 
babitaiites : Yo fui qoien dio firmeza á 
sus columnas. 

5 Profeta, Dije á los mjrtvados : No 
querah coitreter mas la maldad; y á.los 
pecadores: No ,os eogriais fioadcmad» 
vuestro poder. 

,6 No levantéis con iasoleacia vuestras 
cabetes ; cesad de hablar blasfemia* €«»r 
4ra Dios. 

. 7 Poniue dí por el Oriente^ ai por <l 
Occidente, ni por lo^ desiertoa meifsSH, 
iendriis escapé) \ -i 

$ pues el >uea es. Dios. «^ Él abate i 
nno , y ensalsa á otro; 
- 9 porque el Seüíor tiene ea la mano un 
calis de vino puro» lleno de amatg^ 
mistura , •. y le hace pasar de uno á 
otro * : mas no por eso se han apurado 
,0ufrh«c^ : Jas ban de beber todos los pe- 
cadores de la tierra. 

10 Yo empero anunciaré y can t^r^ ^ 
ternamente las alabanzas al Dios de Jacó&. 
^''i'i Dio». Y yo abatiré todo el orgullo 
de \^ pecadores: j haré <{ae lo^ justos 
levanten cab^^. ' 



: j^KÍ4UO XXXV. , % 

/entsalem^ triunfante (i? Sennacherib x^4^. sus ejércitos, ensalza elm>^r 
.jr, hi i^sUG¡a de,]tí^ós; $0 r^r^^^ triuqfx^s.ml^ 

-.;-.j. ..: ., >\,n 7 .»> ¡rJgüsU^.sokke s^smmig^^ A. ..^v »■ \--^ •*. 

f»*!» fiiiwá., HUilta^.fUtílaM Asaph. * »ara el fia : para alaban l|a|»o.^. 
CaDticom ad ásiyríos. LXXY. Asapb, CáaHeo sobre los assynof. 

-í NmsJn Judpsa Deust JnUraa^ Ji^I/AM esLCOiiocido en la .JudéjtL«a 

jt^^lff^iim nomeff e/j^ ^ Israel es grande su Nomb re. . ..-t . 

vJLltfftsaUaoeatáálMKlo da diálogo,. . a 0lambieu:^fc/vaec*ajw¿i*9«^f ^ 

. . t'i visa poraiofi, \> .m '. '-* ^ 

ToKin. Gz 



Digitized by 



Google 



)09 - Libro db 

3 Bi fadus esi in pau Jocus ej'us : ei 
habitatio ejus in Sion, 

4 Ibi confregU potenitas arcuum , scür. 
tum , gladüim , et bellunu 

5 Ilhtminans iu mirabüHer ó nurnti-^ 
bus áster nis : 

6 Turbaii sunt ümnes insipientes eor^ 
de. Dormierunt somnum suum : et ni-^ 
hit inoeneruni cmnes ^i divitiarum in 
manibus suis, 

7 ^4 inerepaiione tua Deus Jacob^ 
dormitmverunt ^tn* aseenderunt eqoas. 

8 T\i UrribUis es, ti guis resistei if-» 
bi? ex tune ira tua, 

9 de eeeto auditum feeisti judieiam: 
térra iremuit •si 4fuievit , * 

16 €um exurgeret in ¡udieiwn Deus^ 
tt# sahfos feueret omnes mansuetos terree, 

1 1 Quoniam cogiíaiio hominis tanJUe^ 
hitur.iibi: et relüguice €(^itatíonis diem 
fetstum agent tibu 

1 a Vweie , et reddite Domino Deó tw* 
htré , 4fmnes qui in circuitu sjus €tferiis 
muñera» 

i3 Terfí^iiíet eiguitmfert spüritmn 
primslpum , ierribiii apud reges Urrct^ 



LOS SALMOS, 

3 Fijó su habitación en la Pa£ S 7 >Q 
inorada tn Sion. 

4 A1U rompió las saetas y los arcos, 
los escudos, las espadas ; y puso fin á U 
guerra •. 

5 Alumbrando lü. maravillosamente 
desde los montes eternos , 

6 quedaron perturbados t^doa los de 
corasen insensato <«— Durmieron aa sne- 
2o; y todos esos hombres opulentos se 
encontraron sin nada , y*c<as sus manos. 

7 Al trueno de tu amenaaa, oh Dios 
de Jacob, se quedaron sin sentido loa qué 
montaban briosos cáhMos, 

ft Terrible eres tú, oh Señor: ff qniéitf. 
podrá resistirte á tí , desde el momento 
de tu ira? 

9 Desde el cielo hiciste oír tnaenten»» 
cia : la tierra tembló , y se quedó sus- 
pensa, 

10 al levantarse Dios á )úicio para sál- 
yar á todos los mansos de la Uerrai 

1 1 El hombre que esto medite, te ala- 
Ibará ; y en .consecuencia de sus medita- 
ciones, celebravá fiestas en honor toyoj 

I a Ofreced y cumplid votos al SeSor 
Diés vuestro,todoá vQsotroá, los qaeeatan« 
do al rededor de é\ le presentáis dimes: 

1 3 ai Dios terrible , al que quita el a- 
liento á los Príncipes, sX terrible para 
loi Reyes de la fierra,' 



*• SAXMOLXXVI. 

El Justo atribulado danta incesantemente á Dios^yse consuela meditaniQ 
ios sf^arflvillas 4filSenor^ 



I In fineni, pro Mitliun, I^saliDas 
Asaph. LXXYI.- ' • 



"'1^' 



«l^fili) 



^ . i t 
Snlltt0^é| 



Asaph* 

n Alaéml voz, y clamé al SeSor : á 
Dios clamé , ^ me atendió. 
3 Én el dia de mi tribulación acudí 



9 roce mea ad Dominum cianiavl: 
voce mea ad Deum^ et intendit mibi. ^ 
,í Tn die tribaíaíi^nisrne^^Deurn'éx^' 
^^itoi;mdnibus\néis''fíaaét<^írhét¿fnf' ¿óHcUo 'á Dios, ^tóvá¿\é^ií»oV'1a A^cbe 
tt non sum deceptus, üsniíi^ totéSólM*' Boiis viahoft tiácia él, y no quedé bnrla- 
«fiAM meis» .dq«^Se había . negado vsi absaa 4;lo^ 

consuelo : 

4 memor fui Dei ti deleeiaius si^^ ei 4 acordéme de Dios» y me aemtí ba- 



* 4 K a Jenttatem , que ngnitiipa i/moa^pai» etecBos Üd iuz Vara » 5 u protección mu^ro^ 



o^^ ^ 4 todos «lámales. 
3 Enviando táf<^ Señor, dseéebM^'tiémée 



sa, han-^ifftefhioátMm^i^íkiMhsíts^^ 
de corazoD insensato. 

.ííi ,!M.T 



Digitized by 



Google 



- «reráSfsAu '^ttm í et áifeaí 9pirikíM 

5 Aniieipaverunt vigilias oatli nui: 
Uúriaiué sum^ ei noh sum iotmius. 

6 Cogitavi dies antiguos: H annos «* 
iernos in mente haóui» 

7 Et meditaius sum noete eqm' carde 
meOf et exereitabarj et scopebam spi-^ 
ritum meunu 

8 Nunquid in eeternum projiciet Deus: 
aut non apponet ut complacitior sit ad'» 
huc? 

9 Aaft in finan miseritardiiim.sliam 
abseindet , o generaiione in generatio^ 
nem? 

I o táui obUvisoetwr misereríDeus? aut 
eomiaebít in ira sua misericordias suasP 



LXXVI. 



loj 



' tt Et dixi: Nüns copie 



hae mttíatío 



• ta Manot fui operum Domini; quia 
memor ero ab initio mirabiiium tuorumf 



i3^ d medOoBor in ómnibus operibus 
• imisi et in adinventiónibus tuis exereebor. 
\^ Deus f in soneto viá iua; qttís 
DtuM magnas^ sieui Deus nosterp 

-■ i5.te «• jDeiur., gui facis mirabilia, 
Notamfeeisti in popuUs pirtutem iuam; 

i6 rodemisti in braehio tuo popuium 
Masm^/Siios Jacob , et Josephm 

17 Widerunt te aqum^ Deus^ viéerfuü 
49 agusei tí Hamsrmd^ H túrbaiatsmní 
MysisC 

-18 Mnii^m áo gonitus mguantm; voean 
dederunt nubes. Btenim sagüém tuss 
itaoaeuni; 

19 «Mc túnStrui tui in rota. Jtíueos^ 
,run$ oomMsí^nssimmorbi terree: oam^ 
mota est et eoniremmH térra* 

. Ao la marijuia tua, et semitee tuce ia 



SkIo de gosó: ejerciUme en la «lediu.- 
clon » y cal en un deliquio '• . 

5 Est a vieron mis ojos abiertos antes 
de la madrugada: estaba cOmO atóaiiOy 
y sin articular palabra. 

6 Púseme á considerar los dias anti- 
guos ' » y á meditar en los años eternos. 
, 7 En esto me ocupaba aJJá en mi co- 

raaon durante la noche, y lo rumiabaí 
y examinaba mi interior '. 

8 ¿ Es posible , decia , que Dios nos ha 
de abandonar para siempre , ó no ha de 
volver á sernos propicio? 

9 ¿ó que ha de privar eternamente de 
su misericordia á todas las generaciones 
venideras? 

10 ¿Ha de olvidarse Dios de nsar de 
clemencia? ¿ó detendrá coa su ira ip/ 
curso de sus misericordias? 

1 1 Entonces dije : Ahora comienio d 
respirar: de la diestra del Altisiina v^e 
viene esta mudanza. 

la Traeré á la memoria las obras del 
Señor. Si por cierto , haré memoria de 
las maravillas que has hecho desde el 
principio. 

i3 Y meditaré todas tus obras^ y coa* 
sidecaré tus designios* 

1 4 ¡Oh Dios ! santo es tu camino. ¿Qaé 
Dios hay que sea grande como el Dios 
nuestro? 

i5 Tá eres el Dios, smior de los pro- 
digios» ^ Tú hiciste manifiesto, á los pue- 
blos %a poderío : 

16 con tu braso redimiste á ta pae^ 
blo 9 á los hijos 4p Jacob y de Joscpb. 

17 Viéronte las aguas \ ph Dios, vié- 
ronte lasagaas, yae llenacoa de temor, 

-y eati^medénnise los abísBisii«* 

18 Grande fue el estrueado ¿e War 
guas: tronaron las nubes: atravesaroa 

•las rayos , 

19 girando ea torno ^ la voi de tas 
truenos. ««Relambraroa tos reláaipagos 
por toda la redondea de la Ikrra: toda 
ella se estremeció, y tembló. 

^o Te abriste camino dentro del jnác; 



I ^ amor. 
. a Epifae qbnste tantas laarAviUas. 

8 l«6s Setenta, traducen : l9x«Uoy eforZ/on, 
. éicardiBaba 6 escudriñaba mi espirito : anda- 
ba bascando refleiiones con qué poder con- 



solarme. 

4 Alude á las aguas del mar Eoio» 

5 De los egjfpcios, y tnstoniando sus «smM. 
Parece que se expresa aqui lo que solaneaie 
indicó Mojsés jExcN/. XJf^. v. 214. 

04 



Digitized by 



Google 



io4 



Libio db los salmón 



iBquis nuáiis; ei vigtigia itta non cogn^ 
setntur. 

, 9 1 Deduxistí Muna oves popuhtm imam, 
in manu Moyai ei Aaron» 



cambiaste por en tnedki de ittntfliM •• 
gaas , y no se conocerán los vestidos de 
•Ivut ptMidas. 

a I CoBdaJíste á iv pneblo , como otrM 
tantas ovejas, por el ministerio de Moy- 
iés y de Aaron. 



SALMO LXXVif- 

El Profeta refiere los beneficios que Dios hizo 4 s^ pueblo^ y los castigos 

que le erufió para que se convirtiese de sus pecados. Y nos exhorta á 

que busquemos al Señor ^ y guardemos su Ley. 



1 iBteUectn Asaph. LXXYII.. 

Atienditey popule meus, Ugem meam\ 
ÜKlinaie aurem vesiram in verba oris 
ineí, 

A Aperiam in paraMia os meum ; /o- 
'^Uár prcpositiones ab ¿nüio, 

3 Quanta audivimus et eofnoptmus eá, 
ei paires nosiri narra»eruni nobis* 

4 Non suni oeeultaia á fiíüa eorum^ 
in 'generaiione agiera, Narraráes laudes 
Domini, ei viriuiee ejus, ei mirabiliá 
ejusquafetü, 

5 iii suseUapü tesiímonium in Jacob; 
ei legemposuU in Israel» Quania man~ 
da9ii pcdribus nosiria rioia faceré eafi" 

-Itís. euis; 

6 ui cognoaeai generatíé aUera. FiUi 
-qui rmacentur^ ei exurgení, ti iuarra* 
bunifiliia suis, « 

r : 7 lí^ ponani in Dco spem auam , ei 
non obUviteaniur operum Dei; ei man^ 
'éaia e/us exquiranit 

8 Ne fiani aieui paires eorum , gene^ 
ratio prava ei exa^perana ; generaSiOf 
^um non direxii eor suum; ei non esi 
*€rediUts aim Deo spirüus ejua. 

9 FUü Ephrem iniendeniea ei miiien^ 
'-' 

X Ó tenteDcías inisleríosas. Véase Parábola, 

a Matth. XIJI. V, 35. 

3 En las Ewrítunif. 
• 4 Sb este Terso , cerno en oln>s mnchfsiiiies 
de la Bsoritura , la segunda mitad tiene el ntiis- 
mo sentido qae h primera: y de esU figura, 



IIÍscocIm, pMblo mioy mi Ley; y ten 
atentos tos oidos para percibir las pa* 
' labras de mi boca. 

% La abriré profiriendo paráboka ': 
diré cosas recónditas desde «1 principio 
del mundo *. 

y Las cuales las hemos oído y enten- 
dido^, y nos las contaron-^ nuestros 
padres. 

4 No las ocultaron estos á sus bijos» 
ni ásu posteridad:'— pablicarort^ si, «las 
glorias dd Señor , y los prodigios y má- 
ravillas que había hecho. 

5 &1 estableció aliansa con Jacob y 
dio la ley á fsrael ^: —Todo lo cual man- 
dó A lyuestros padres 4|ne lo hiciekeñ co- 
nocer A sos hijos, 

6 para que lo sepan las generadonea 
▼enideras, — Los hijos que nacerán y 
crecerán i lo contarán igualmente A w 
hijea: 

7 A fin. do que pongan én Dios su ein 
peranaa, y no se olviden de las obras de 
Dios, y guavden con esmero ana man- 
damientos;' 

8 para que no sean , como sus padrea, 
generacioii perversa y rebelde : .-<^geM- 

-vBcion que nunca tuTO recto «u coi^aon, 
ni su espíritu fiel A Dios. ^ 

9 Los hijos de Ephraim, diestros en 



UaaHMk tauteiogia & repetíemn , «sí 
los escritores sagrados. Testimonio y^ aUañza 
▼ienen á ser lo mismo qué L^ |- y sel sé dice 
Arca de AUanta, Arca del Testinumio i jr 
Tabhé del TttttSmomo. Exod, XXF* v, 11 . 
XXf^I. V. 34. Véase Tenimon». 1 



Digitized by 



Google 






I ó Non tustoditruni iéstamenium Det'i 
^ in iege eju0 notuerunt am^ulare» 

II Et oblüi suni benrfadorum ejU0, 
'€i nuraéílium tj'tís qwB osUndit. ei>.. 

la Coram pairíbus i»rum fecU mdrtf 
hüia in ierra ^JKg^^i^in camfio Ttm 



\% Inátrrupiá more^ ei perduxU €0#; 
ei siaUtii aquoM quasi in uíre. 

1 4 B< dtduxU e09 in nube diei; ei iO' 
ía noUe' inMiumüiútíone igms^ -• < 

iS Internet petrarn in eremos el o* 
daqnavii eos eeiui in aijrsso muUa* 

t6 Bi eduxü aquam de peira; et der 
' dmesi ianquam^fiununa a^uae* 

1^ Si appoeueruni adhuc peecare ti: 
in iram. exeUnwerUni Bxceleum in ina^ 

1 5 J5< ientaveruni Deum in eordibne 
. «Uij ::mi peÉeteni eeeas ^animobue fiíie, 

19 JSl maié Jocuiisuni de Deo: dix»" 
runi : Nunquid poUrii Deue parare 
meneam in deserto F 
aa Quoniam ptfeuejfit petramii eijbt' 
xerunt íujuet^ et torrentes inin^davir 
■rúnÍ4 Jfuoífuid M pamem poierit dare^ 
aut parare mensam popufo suoF 
- ai Ideó €ÉudÍ9U Dwninms, dietniH .*. ei 
.ignis accensue tet in Jaco^^ eí ira t^ér 
cendii in Israel: 

. .' ' '•• 2." . . 

• .^a ¡quia /ion erediderunliin Deo^ ftec 
tperapetruni in .saiuiari ejue*. . 

a3 Ei mandáfHi nuhibus deeupeTf ei 
januas cali aperuiU 

a4 Ei plmáHae,manm^a4ma0di^ 
eamditmfM pkuum.ecúiéiedii.ei9^ . 



.len^MT y diipftmr ,U' are#« '^iqliiicpoi»' ka 
c»pal4M ' «A el dU del iH>iB:bJ»te», ■ . • 

10 H^bUn f«)Udo al pacta con Diotí 
y no h^bUn qverido aeguir sa Ley. 

1 1 Olvidáronse de sus beneficios, y de 
fia* marav»Jlla« ^u^ oV^ á fist^ de ellos. 
»>iAí» fteWl«.d^ Wf.lVidrf 5 hiap porten- 
tos en la tierra de Egypto , y en laa lia- 
naraa de Tania '. 

i3 Rompió la mar por medio , y ipe 
biso pasar , j contuvo las olas oomo tm 

i4 Y los fué guiando de dia por m^ 
dio da «na nube, y toda la noche coa 
resplandor de fuego. 

iS En el Desierto hendió una peSa, y 
les. 4ió para hcber como un caadaloA» 
rio 5: 

1 6 pnés biso brotar de nna roca raa- 
. jUles de aguas, que corrieran á jnane- 
.ra de rios^» 

17 Ellos volvieron sin embargo á pe- 
car contra él. En aquel Árido desierto 
provocaron 6 ira. al Altísimo; 

1 8 pues tentaron á Dios en sus cora- 
PQfK^r pÍdÍM\do.in«iijarea. i «aedida .de 

\»U gusto. . 
ig Y hablaron mal de Dios, y dijeron: 

¿Por ventura podrá Dios preparar una 

mesa en «1 Desierto? 
- a o .pjQrq^e. él v4ió un golpe & la pe2a 

y salieron aguas , y. se formaron torreg* 
\tes. caudaloso», ^^^^dr^ acaso dar tam- 
bién y poner .una mesa á su pueblo? 

ari Oyólo el Sefior» é irritóse , y en- 
.cend jóse el , fuego de su cóltra contra 

Jacob) y subió de punto su. iadígnacien 
xai^tfii ísr^el í i - 

-^a^\pQ^c|^e no creyeron 4 Dios» ni ea^ 
^raron de él la salud. 
.. a3. Siendp.eHique.djió orden i las an* 

bes que tenian encima, y abrió las paer^ 

Ua dnlJ;ieWl»^ \ , v\ 

a4 y .las lWv>4v^ waaá para, com^r, 
•4iQdol«i'/paii.de\,Geloi^ ... ^ 



*- I O quedaron derrotados, i. fíeg, /K í^j tó. 
La tribu de Epbraim sobresalia enlóneeswf b 
gnidés giwrreros. Deui, XXXUl% if' x?; T 
en Syloy ciudad de Igphraim^ tenia tsx asiento. . 
el Arca en aquél üeiapo. Los prof«tas dieron 
nmcbas veces el nombre de lüphraim A las 
diez tribus separadas de la de ladá.^ 
a Ciudad antiquisima del Egypto inferior, Ea- 



Itaada átai»^ e( Gráh-Qríro. Nánu XltL p. 
a3.— /5. XJX, V, i3,—Ezech, XXX» v. 14. 

3 Exod, Xf^IL^ v^ 6. Como si esluYiesen 

.Junio aun candalosojio. -.. 

^4 Veiu. FUL V, ji5^/%o^, UV. 9^ 4i«^ 
f. Cor. X V. 4. i 

•. 6 Núm. Xi. V. 1. 

üM^od. XFI.y. 1,^,5. 



Digitized by 



Google 



'id6 ' LiBHo ¿i 

mo : e^ítíria m^nV éié' in m^hámiifiáé* 
A^ TY-ánstübi AuHrum dé easior ti 
induxH tn 0irtuié éúa Afritíum. 

' ^j Btpiuii süper* toit 9iñut fmiverein 

eattnes: tí sitíú ttírehofm MáHs vólMUa 

pennata. . • ' • • ■ .• » - i 

a8 £/ cecideruni in mtdh coitrm^itn 

l^rum ; eírea iabefnatúJh eontm. 
" ^9 Bi mandueaveruni ^ et saiurati 

4uni nimís , et desiderium ^iútmm íaU^ 
-füeh: '* ' • ■ • ■ i '• i 

< 36 frtm g^tfrñudoitádeMetié ítiíd. 

Adhuc escíB eorum^rani in dtt ^iorur^: 
3i el ita Dei áseendü éuper éOBé El 

oeeidii pingues eorumf ei eíedos Itratl 

impediviL 

' ' i ' 

' 3íi In furñniBUs hU peeó&petUni adhU: 

ei non credtderuni in mirMUbuí ejUB, 

'33 £/ defeceruni in vanitátt dies 0<^- 
rum: ei anni eorumeum /eeiinetíiánen 

34 Curñ éheSdeM^eóffifiuefeiani ewñ: 
ei reveriebaniur i ei dilaculo veniebáñi 
ad eum. 

3 5 Ei rememoran sumí quia DéUá ad- 
/uior esi éorum r ti b¿Us eáíeeisuf te 
' dempiar torum esi, \ < .. 

' 36 El dilejceruni tum iñ drt rnto^ ei 
linguá suá mentiPi súni eii 

^ij cor auiem eorum non dfai i'eMm 
ntm to T neefidelee habiiiewni in ieHah 
^fnenio e/uk, ■ '* ' •.«.', 

38 Ipse auiem esi mteerkeors^ >& pfH^ 
pñiue fiel ptécoUs eorttm, W néUdiápér- 
dei eos. Ei cUtUítdetéti la anfefferéi i^f^am 
ettam: "ei non tKttndii >bmni!m itém 
mtam: 

3^ ei recordaius esi i^uid *éér^ ^Oni: 
xépirUUs vtÉéen^f ^ «voift t^iem, i «-^ 

4o Quoiíes exeieeteái^MM'Igmk^éitdíh 
serio, Tn iram^Mn¿n)ér'u&lnim 
•aquoso, - . : ./ . . -. 

it Ei eonversi éUjíí , éi ieñüattféntni 



ÍM 8á£]IOS. 

dS I>«ii de iki§tf«ft * cornil i 
Envióles víveres en abundancia. 

n6 Retiró del cielo al viento meridio- 
nal ó Sótano *, j sttbtlitnyó con su ptk» 
der el Ábrego. 

^7 É biao llover. sobre ellos caraei te 
tanta abundancia - como po4vo^y«^es 
tolátíles oomocaHuas^del mntt^A i 

a 8 aves que cayeron en medio de stts 
campamentos , al rededor de sas tiendas. 

a 9 Con lo qoe comieron y ^piedaron 
abitosy y satiafacieron su deseo y 

3 o y qnedé cumplido stt antojo» ^AiÉb 
estaban con el bocado en la boca , 
' '3 1 coando la Ira de Dios descargó so- 
bre ellos ; ^ y mató á los mas robnslea 
del pueblo , acabando con lo mas flori- 
-^ de israet.V . • 

3a A pesar 'de todo eüO' pfcniioá nae- 
vamcnte , y no dieron crédito á sus mi- 
lagros. 

33 Y asi sas días desvaaedéroiise có- 
mo humo I y acabáronse muy pr^to lea 
4Aoéde éU4f£da. ^ ^^ 

• 34>Cuando >el ^2dr liacie eu ellas 
mortandad; entonces recurrían i él, y 
Tolviají en si, y acudían solicitas á 1 
carlCé 

35 Y acordábanse que Dios es an 
-pato) y que el Dio» Altísima ena s«««- 
-^eaior. *. •• a . \ , , . 
< ' 36 Pero le amaien de boca, y'le min- 
tieron oon su lengnet 
' 3; fiáes su coraien uo fbésiaeero pft« 
Tñ ooB élv (Ui fueroa fieles t «a oliania. 
• >■»■»■ . » 

38 El Se2or empero es misericordioso, 
y lesop€Jrdonab>> TOá' pec aées ^ ñr acaba- 
ba del todooQaa'«Hbs«i^GonluvoauMlii- 
'«¡m*s ireces su i>ndignacíoB , y na! di4 lu- 
gar á todo su enojo; 

39 baciéndose cargo que son carne, un 
-«d^ti9^i|ué>4ai#(y(MiDVMlée^'v«\ \ 

40^ i'Ofa •cwÉaááa. veeeadei )irritaM» en 
"TÍ'TJekíéflol ícuSlKU» Ij^T^^r^UbUiV^ i 
isa. en. ^ael erial I .. 
4i Yvélvian^eUNMvoá'teHUréXMoir 



1 'ti hebreo >pan dejkeifes. 'fítteHé es e^i- 
leto del ángel. ^ 

a Aiistrum: propiamenllB es eT Euro ó Sud- 
est , que sopla ó viene «de la parte 4e Oneate 



«Meki<4aaa háeia el Hedbaüit Si U he yn ^ 
'A/kaii'wMSudK>Mm4 i» - >w 
3 Nú,»: XL V. VL '^ 



Digitized by 



Google 



Sai. mo 
Bium:§í9amiiimhrméiika€erb»veruni» 
4^ Non mnt.remrdéti manuM tju*y 
die qua redtmii eofée nuum tribtüantín' 



43 ékui pomü i'n jiE^yf^^ signa sua, 
€i prüdigia sua ín campo Torneos. 

-44 El tañperiií in sanfuiaemjhtmim^^ 
eorum^ sí tmbres £orum ne AiÓersoL 

45 MOsU in sos sstnomyiatn , st soms^ 
dU eo#; #1 rofiom, ei disperdidtí €0S, 

46 EtdedÜ anrugM/rudmooontmtr^ 
lahoreÉ eorum locusta* 

47 A oecidü in grondine vinsas €»• 
non : si moros eorum in prwUna* 

48 JBi iradidit grandini jununiaso^ 

rums si possessionsm eorum ignL 

. í 

'4^,iBsit iñ eos iram ind^natíónís 
suts : indignationem , si iram , sí tri^ 
imaUseioaes psr ^ngeios 



• 5o F'iam /eeU ssmiias ira suse^ non 
ps pa r e U a marte anmtaóus serum: sí 
íumsmÉa oonim in moríe eoneiuséi. 
"5 1 Sí pststtssM omns primegenHum 
in tsrrm AEgypU: prUnitiae amnie la^ 
horis sorum in iaiernaeuiis Cham* 

Bs Mi ^ahsium Msui auss ípspuiufm 
Sttum : ei perduxU eos ianquam ¿fletes 
úk4esSrisi. '.•'.'•:.•••< 

5S jBI edUKÜ eos in sps^et non Si* 
\i H inisnieos sorum ■opsruH 



•>S4 M imduseit.sos\in 
fisatíonie euís : moniem, quim. meqtiisi^ 
wU diátsjtík ^um Et efeéHAfade «o- 
rmm'Getkeot'sí eorie divieié süéa^nm 

üijmmisu9odisiritiaionis, 

55 Bi habüare /eiÚ in ísibe^HaaaU 
'éOii£in írUhák, Israet. ' ; - 



LXXVIL 107 

yf á «xatpenr al Statü dt lafaeh 
4a .No je «eonUron ile lo «{ue hiio c» 
el día aquel en que los rescató de la» 
manos del tirano; 

43 cuando ostentó sns prodigios em 
Egypto y y sos pórtenlos en los campoo 
de Tanis: 

44 cuando convirtió en sangre los vio» 
y demás. ^aas para que los egyptios nm 
pudiesen beber. 

45 Envió contra estos todo género da 
■MMcaí ' que los consumiesen , y ranas 
que los corrompieran^ 

46 Entregó sus frutos sX puIgo% J usu 
•adores á la langosta. 

47 Destruyóles las viias con graniao^ 
y ios árboles con heladas. 

4S y exterminó con la piedra lus ga- 
nadoa» y abrasó con rayos iodaa sai po» 
sesiones. 

'49 DescaK^ó sobre ellos la «olera de 
su eno|o » la indignación » la ira , y In 
trjbolacion, que les envió por medio de 
Angeles malos *« - 

5 o Abrió ancho camino á sn ira » no 
pe rdoné A. sos iKidaft'¿ basto si^ jumen*- 
tos envolvió en la misma mortandad* 

Sf Hirió de mncrte A todos htt ^* 
nogénitos del país de Egypio , las pri^ 
micias de todos sus traba |ol en los pan 
bailones de los deeeendienUe de Cbám ». 

5a Entóñf«ii saoó A loa' dé su puebla 
como ovejas^ y guiólos como una grey 
por. olCHakóna. 

53 Y condújolos llekMM de confiante, 
qaitáadoles todo temor ; mientras qne 
A sus enemígps los sepultó en el mar. 

54 Y los introdujo despoct en el moa» 
te de su santificación : monte que ad- 
^ició^coDtel podeTtdé' sa diesil^ ^^^ 
Al. fiMrar ellos 4krroíó¿e allí las,Bacio» 
nes ; y repartióles, por suerte la tierrai 

•* 4is tribuyéndosela con nierdas de medir!. 

55 Y colocó las tribus de Tkrael en ka 
habitacio^ de aq^bdlf s ^én^s. ^ ^ '. 



' (X La palabra hebrea yit jaroh significa lar 
de gtíero 6 mezcla óe úutctot, 

a ó vengadores, Ss idiotisino -oriental Uar 
JBar ángel ó Btema^/v mah , ao pnra sicaifit- 
;ear qaeal áagn^ ^a maki^ úoo pan^oeaota 
.«A measaga Axana^notioiainala^ I 'A> » k • ^i 

3 Esto* es , todo lo que nacía priinero. Mu» 



reim^ dé quien deapendicfioo ios Mrpcios» y 
4le qeiea tomó nombre ei Bgypio, fu# bü» de 

4 Por el monte Sioa,,flu .4<>«¥le esiabs Joj. 
tmuám^i^9útí.itP$stvhsíO)mt»> ^ wroiomo 

de la Judéa. ",-" " ' * 

5 Miié XJW V. 7- VI .. :\ ^ • 



Digkized by VjOOQLC 



io8 Libro di 

56 £/ ñniaóerünt'f ét kxaeerbavenmi ^ 

IDeum exteísutn : et UMiimonium ejtu 

non aistodienmL ' - 
$7 £/ averterunt se^€Í non servave^ 

runi paciujn: quemadmodum paires «o- 

rum , conoersi suni in arcum pravum. 

58 //i íram concilaverunt eum in^ol" 
ÜbuB sáis^ tt in sculpíiiibus ^mis ad ce- 
nuUationem eum provoeaveruni, 

59 Audhit Deus , el sprevit: ei ad 
nfhtíum redera valdé Israel, 

60 Ei repulía iabernaeulum Sílo^ /o-* 
hernaculum suumy ubi fyMbiiavU in Ao* 
ntínibtiBi .. . -' = 

61 El tradidU in eapíidiitiídn viriw*. 
Um eorum : -et pulchriludinem torUm in 
manus inimiei, 

' 6a Eí conelusit in glmiio popuJum 
éuumt ei heerediiaiem.euamsprevii» ' 

'63 • Júvtnei eáhum icwnedH». ig^is: M 
itirgfnes éorum- non Muni icnheniaim, '■ 
64 Saeerdolee eorum in gladío eedde^ 
runi: ei viduas eorum non píárabaniur^ 
■ 65 El éxcitaius esiiañquam dormiens 
DominuSf iitrtquam polen^ > ctaptUatus 
ó ^nb. ■ ' ' ' '• i/ '.s y 
>6^ Eíperetiesil fnimicos skós ih po» 
sUriórá :, opprodrium sempOerniim de» 
diiillds.^ 

. 67 £/ repula iabernaeulum Jóse^ 
ti Mbfim Ephráim non ^ñr^iif.v íA 

68 sed elegii iribum Jtídáf íMmfn^ 
Sion ifUÉtn dilexU,' 

' 69 S/ eedifieavU sitat unitomium so»* 
etificium suum in ierra , yvoii» fundan 
fM4ns(3UUÍa^ i: oi I / . <'- 

"^¿ ^t 'eíegU Iktvid stfvum.euúmi^i 
-ÉUSimlU éum d& gréfibua cviumr.dspóH 
fmtaráem eukepü eum , 



LOS SALMOS. 

.56 < Mm ellos IcttUsoli de mievoj i 
ptravoB sX Dios Altiumo, y ao giurdt» 
rom. aas nundamícntos. 

57 A ote» bien le volvieron las espal* 
daa, y ae le rebelaron : semejantes á sus 
padres, falsearon como un arco torcido '.. 

58 Incitáronle á ira en sus collados % 
y con el culto de los ídolos le pfúVocA- 
rou'i celos. 

59 Oyólo Dios , y los despreció : y re- 
da jo á la última humillación á Israel* 

60 Y desechó el tabernáculo d% Sitoi 
aquel su tabernáculo donde tenia su 
Aorada entre los hombres ^: 

61 YMa fueraa de ellos ^ la entregó á 
oantiverro: toda su gloria la poso en 
poder de los enemigos. 
-6a Y no haciendo ya caso de nn pne* 
blo que eravsu heredad » le ei^fregó al 
filo de la espada. 

.63 El (kegb devoto ana jóveneá; y tfns 
vírgenes, no fueron plañidas. 

64 Perec^ron á cuchillo sus aacerd(H 
tes, y nadie lloraba las viudas de elloe^ 
^65 Entonces despertó el ^ftor,. á la 
manera del que ha dormido ;,<coiDO xa^ 
valiente guerrera refocilado con el vinoV 

66 É hirió el Sedor á sus enemigos en 
las partes posteriores ^; cubriólos de o^ 
probio sempiterno. 

67 Y desechó el Ubernáculo ', de Jo- 
mqjtki f fia eligió ñMurar.^ «nú trfta 
deiJSp^raim;, .1 

68 sino que eligió la tribu de Judi, el 
■ícente de Sion,, al cual amó. .. 
;.69.^qui.».eB. esa tierra (|ne h»bMi «le-r 
gurado por todos los siglos , edifica s« 
SentaiarMiiáxiúai^ /aMrl»t«Ma6 ^ó^ de 
HoiapraiQ.'. ,> ,-; . ' 'ir. •,'5 ', *.. .'..-.^ 
-^o>Yxé«|cOg1'ó á su.'eiervo David» ttv 
eásdole-^ entre los rebaitoe.det'iOvejas^ 
cuando las apacentaba cauustfaxnAi^u. 



..* QttkeyU. t/^36.v , o .., . ¿ . 
a Véaae,te«rfirM fl({w.. .,;^ q, ,. ,; j^j 



3 /. Re8:W:'v1iTr3eiefk:irti?v\ 

H EsfT e¿ ,'fa* ztrceTumarrl 
ti.^L Par, XVI. V. ir, ' 

5 Como un campeen valiente á quien el vine 
ha llenado de ardimiento y bríos 1 6>que des» 
piíes de haber bebido ana buena poroion de 
«%Qft •lieor es(Mtttoio , asómete íeapávido lA 
enemigo. 'í • • •* 



8 Segon el bebréo, debe (kcjr.: CQff^JffJyg 
alttirat. El cuerno ó asta del m onocmnieo 
"vulcorntu ^Ewna sóIg^ fsJbnUimo^j siidwi 
meíUo de Im frente del animal. Asi ei ft^atiario 
ó Tabornáoulo era único ó uno *oh; era la^Sh* 
fd^M del pueblo de Dios; y estaba sitaade ao- 
hfummemeá la visU de toda la Palestina. 
Te4o efCo ponvieoe mas perfeetasaenl^ i la 
Iglesia de Jesa4U»islo^:itoieai/^r<e,jrvJsilMs, 



Digitized by 



Google 



Savmo LXXVIIt, 

! Í\ pastere JaeoB servum ¿uunif tí Is- 
rael haredíiatem suam, 
' y^ Ei povii eos ¿n innoeentta cordis 
éUi:. ei in inieiieciíbus manuum tuarum 
deduxi'i eos. 



*0J 



71 para qa« pastorease k los h(io^ de 
Jacob su siervo I á Israel berencia suya» 
.7a Y los apaceatd con la inocencia de 
su coraion , j los gobernó coi^ la sabWr 
duria ó prudencia de sus acciones. 



S A L M O L X X V 1 1 1. 

*Orú,cion del pueblo de Dios y destrozado por los idólatras ; ó profecía 
contra los perseguidores de la Iglesia. 

. i Saino de Asaph. 

\Jh Dios, los gentiles ban entrado 
en tu beredad: ban profanado tu santo 
templo: bán dejado á Jerusalem tal co- 
mo una barraca de bortelano. 

a Los cadáveres de tus siervos Tos bah 
arrojado para pasto de las aves del cie- 
lo» ban dado las carnes de tus santos ' 
á las bestias de la tierra. 

3 Gomo agua ban derramado la Sfn^- 
jgre suya al rededor de Jerusalem : sin 
que bubiese quien los sepultase. 
. 4 ^omos el objeto de oprobio para con 
y&uestros vecinos , el escarnio y la mofa 
de nuestros comarcanos, 

5 ¿Hasta cuándo, SeSor, durará t¿ 
.inaplacable enojo? ¿basta cuándo a^djeri 

como fuego ese tu xelo? 

6 Descarga tu ira sobre las naciones 
^que no te conocen ,' y sobre los reinos 

que no adoran tu Nonibre; 

7 pues que ban asolado á Jacob, y de-* 
vastado su morada ^, 

t ¡Ahí no te acuerdes de nuestras ai|*- 
tigoas maldades : anticípense á favor 
nuestro cuanto antes tus misericordias: 
paes nos bailamos, r^d.ucidos á una exr 
trema miseria. 
9 Ayúdanos, oh Dios, Salvador núes- 

.tro: y por la gloria de tu Nombre lí- 
branos. Señor: y perdónanos nuestros 
pecados por amor de tu Nombre. 

_ ao No sea que ^e 4íga entre los gen- 
tiles : ¿ Dónde está él Qios de esos ? Bri- 
lle ^«« entre las naciones, y vean nues- 
tros ojos — la vengansa que tomas de la 
sangre d^ tos siervos, que ha sido der- 
ramada : 



1 Psabaas Asapb. LXXYUI. 

JL/eus^ veneruni Gentes in hmredi^ 
iaiem tuam, poliueruni tempjum san^ 
eium iuum: posuerunt Jerusalem in 
jíomorum cusiodiam, 

n Posuerunt morticina servorum tuo" 
rUm , escQS volaUtibus eceli, carnes san" 
dorum tuorum bestiis ierra, 

3 Bffuderunt sanguinem eorum ian^ 
quam aquam in €ircuitu Jerusalem : ei 
non eral qui sepelir et» 
j t )4 ' Fatii sumus opprobrium tncinis no^ 
jsí€is : subsannatio el iUusio hiSf qui in 
ySircuiiu nosiro suni, 

5 Psquequó, Domine^ irasceris in fi^ 
smnt aoundetur velut ignifi zelus iuus? 

'*. 

6 "Bffunde iram iuam in gentes ^ qu^ 

•U non noverunt: et in regna^ quat no~ 
-men iuum non invocaverunt : r 

7 quia eomederuni Jacob : ei locum €^ 
juá desola»erunt, 

.. 8 Ne .memineris iniquitatum nostra^ 
rum aniiquarum » citó aníicipeni nos 

'WiUserisoTdim ium : quia pouperes foeti 
msmus tumis. 

9 Adjupa nos, Deus^ salutaris íto- 
■Msri ei propter gloriam nominis tuif 
'Domine f libera nos: ei propitius esto 
peuatís nostriSf propter nomen tuumf 
' 10 las forte dieoni in gentibus ; Ubi 
0si Deus eorum P ei inrwtescat in naiior 
nibus , eoram oeulis nostris , ultio sanr 
guinis serporwn tuorum ^ qui ^usus 



1 Téasa &uiio. 



a Según san Gerónimo traduce : 
Stfna, esto es, su sadIo Templo. 



hermo^ 



Digitized by 



Google 



lio LlBEO DB 

1 1 intrumi ih temsptciu tu» gemitUM 

40tmpediáarum. Séeundum magnifud^ 

ngm éraMí iui, potéidé fiitaá mori^ 

eo/omm. 

19 JS/ redde pidni» nosirís s$piupium 
in tinu eorum : improperiwn iptorumf 
^uod txprobraveruni tibi^ Domine, 

t3 Nos mutem popuXuM íumís^ eí o/úcm 
pascucB ÜUB, eonJUebimur Ubi in sceeu^ 
iumi in generaiionem ei generaiionem 
annuníiabimus kntdtm iuam. 



LOS SALVOS. 

1 1 «aciendan ante la acatamieiito kt 
gemidos de los encarceladof • <-^ G>iiMr* 
va con la braio poderoso los hijos de 
aqaelkM qae han sido sacrificados á la 
muerte. 

la Págales, SeSor, áfiaestros vecinos 
con males siete veces mayores, por las 
blasfemias qae contra ti han vomitadow 

i3 Entretanto nosotros , pueblo tayo 
y ovejas de tu grey , cantaremos perpe- 
tuamente tas alabantas : — de genera* 
cion en generación publicarémoi tus glo- 
rias. 



SALMO LXXIX. 

Predicción de ta cautividad del pueblo de Israel entre los ássjrrioSy y de 

su libertad '^ ^gura de la esclavitud del género humano bajo elj>oder del 

demonia^ y de la redención de Christo. 

i Vara el fin : Vara aqodlos qae han 
1 lé Sáeft', pro tti qiiiWftniaianibttiiliir , W- He .eé médnAos» VéMündUM A» Asaph. 
stiamaiam AMphv AakMtt I1XM&. Oéim6> 

n Qni Yüj^i^ ístátf, íméháé; i/áS Úe* H Ei»vdta, olí 16 fnoMPh^le iMrftel^tú 
duds Hfehd tHitpM Jóáqs^. Qui sÉtki Ms que apacientas el pM6íó dé JoilSph , d»- 
per Cherubim^ t/tíiríiiftgtaté mo á ovejas ', — Tú ^^oé «sHás «ettiado 

'aobre los qaerublViei ) maUftMata 

S delante de E^hrátm, \Ae Bettjamte y 
de Manassés *. ^ Ostenta tu poder , y 
>eil á sAlVamofc 

4 Oh DIM> tx>ávi(miiW d #r, yiifiié^ 
tranos fapárám féMlúM^nm^, f SWÉ- 
IBiMMifvél. 

5 Oh SeSor, Dios «ft %Sl C^liclllt, 
¿uPasia cwtiMo ^nllnas OBWpMo ', vln ^s— 
^éíttcMt íh é^ÜtilMI *de %U M«yvé^ 

tar con pan de lágrimas; y liSIPta W ÜÜ 
do nos darás á beber lágrimas con aban- 
nSkVidk s^ 

'TradKciolk 'OT miekNVk ^euHos s y WMh 
ftVm enéUli)|Wi DMelHl^anilR%M>SStnjab 

Ihbl'l ti, y Mtt^i^sinoft «á WKIMH ^«o- 
rniloa iSaivcfia» 



3 Wiñtthi sphrdw^f 'JByñ/Bmñff at 2 

nasse. Excita poiMdñkPn flIdNk, ét iftni, 
l3á sáiOos JbdáÉ fié^. 

ciem iuam , tí sbfé} ét^tüák. 

5 Domine , Deus lAVftlAMs*, ^ÚüMjÚB 
ítúitérié yápti" bMOWiM éiñhn' iaii' 

^ 'Tfibabis háé pMé litéffMtñM^ *H 
pdldw *dhfffé *ftbbn tft'fwo^fmíís iH MUM— 
sura ? 

y Ptímatr'iMin^mBrákamríhá'^^ 

mis W^rris ; é» -ffá'Mtíihom^i^BidV^ 
naveráñí nos, 

ittnde fcteüehi WM , ^1 'ékm H-ibU»; 



' fTniteyttTt ■■ TfifUi nitii 



1 PárirsJ^seentteiidetátribadéBpiínaiBi, 

ó las diez tribus separadas de la de Jada , de 



tas cuales era cabcsa» d dcreeho ve 
gcnltura de ^ubcii pasó á loae)¡^. t 



fSt^, 



a Esto es, sé propicio á todo el paehlo. 
Véase Tabemáado , y Núm, 11, v. i8. 

S La palabra bebréa v^ schAlitchj qne 
laVulgau traduce meRjf!cnti,qifiMedeeiMH#tf« 
triptex mensura , mulíiplicüer , etc. 



Digitized by 



Google 



9 P'immnk dé jOSgyp^ ÉransUOitih 
éje€isti Gentes^ et ptanUuii eam, 
. lo Dux iiinerú/uuii in €9tupedu e- 
Jmt: pümiétuU radimé tjus^ tá impieUí 



1 1 Ofigrmü mümUs tmUrm^'msr di orv 
éuMia ^'UM cedras Dti» 

19 ExiendÜ paimiUm moé us^mt ttd 
man: «I UMftm aájhanmm 

tJUA- 

i3 Ui quU destruxúU 
fu9 : €t vindátniant tam oimntg f qid 
pratergrediuntur viatm? 

■ 4 Bxltrminopit eam aper de MÜvat 
4i 4Ü9gmlárié ftnu rfiyoifat tH mm. 

iS Dttu 9ÍHuium mmftrten: 
de ecUOf ei pide^ ei oUita \ 

iS Bi perJUe eam^ ifuam pkuUavM 
dexierm ium: ei euper fiUum hominU^ 
quem eoñfirmaeii tíU\ 

17 huemea fyat\ ei euf^sea ak inerte 
paikne%mUúe UUperibmmL. 



1 S Ftai manus iua euper eirwm 1 
Hrm imattei euper fiOmm hmUmá 
tenfinnasH iiéi. 

. 19 A non díeeedínme áU, Wn^fioa» 
he moe: ei nemen iuuminveeákimue. 



ao Domine » Deue mnmamm* y 1 
m#.- ei üe iende foekm Ummrid emhi 



LXXX.' XXX 

9 De E^ypto IrMladtile eeíé (u vite 
arrojaste Ut Daciones , 7 la plaotaMe% 

to Ftiista d«»la«t# ét «IW em M viafe, 
para irla gaiasA* x I w clrta k amJlciM^ j^ 
llenó la tierra. 

1 1 Cubrió coQ fto ioaabva lo» HMiiteii 
j loa alliaioioa cedfoa coa aiiaaanalttiitoa. 

I a Hasta el «ar eate»4ió sao pángiai 
Boa^ y hasta el rí» aua váitagoa» 

i3 ¿For^ boa ¿errihado aa cofca^ y 
«lejas f«t lo f eoáiadett lodoa loa paao* 
gen»? 

14 El javali del boaq«e laba dealnil- 
¿Ot ]r ao apódenla on ella bso fiar» aúa^ 
gttiar ó eotUaria. 

i5 Ob Dios de loa ejércitoa» voélvele 
hdeia noeoiroe , mira desde el cielo » y 
atiende , y visita esta vida. 

16 Renuévala , poea que la plantó t« 
dteatra , y en atención al bi)o del faim- 
bre *y á qaien tú te escogiste. 

1 7 Ella ba sidk entregada á laa llaaaa, 
y desarraigada : mae con un ceik> de tn 
semblante perecerán /o¿oa eue enemigue^ 

1 8 Tiende tu mano proiteiora sobre el 
varón de tn dkatra *, s^Mre el Hijo del 
hombre , á qnien tn escogiste. 

1 9 Entonces no nos apartaremos de tí: 
Boa daráa nuera vida, é invocarémoa 
inNoabee*. 

ao Ob Señor Dios de los ejércitos, con* 
vl¿rteiioa dii^ y nméatranoa la coatfo» 
y aerémoa aaWM» 



SALMO LXXIL 



EshoTiaeion á celebrar lasjiestas en memoria de los benefícioi de Dios. 

1 In finem» i pro torcuhnbus, Psahanslpsi 
ásaph. r ~ 



LXXX. 

% ExuUeíe l}eomd/uiQrimsirú:/m' 
WeOe De% JaeoA. 

tSumOe psaimum^ ei date tfmpe^ 



a lugocijdúa, alabando á Dioa naca- 
tro protector: celebrad con Júbilo ai 
Dioa de Jacob. 

9 Entonad salmoa f tocad el pandcrOy 



I Cslmet sospecha si tal vez esta cláusala» 

Sae viene muy bien ea el verso 18, se intro* 
ajo en este por descuido de los copiantes. 
En el hebreo no se halla la palabra nombreí 
pero si en el v. 18 , donde qotsá se habla del 
Ver6o encamado. 
% Alude tal vea á la palabra Benjamin, qae 



significa hijo de ¡a diestra, Ko solamente lp« 
Santos Padres, fino hasta muchos Rabinos 
creen que estas pabbras se deben entender 
del Mesías , llamado untas veces en el Evan- 
gelio ei Hijo del Hombre. A la lelra se en- 
tienden de David ó Zorobibel. 



Digitized by 



Google 



llú ÜBHO ¿S* 

itum, piátieriani jiiéUndum tum cA- 
ihara^ 

4 Baceinate in Neomenia tuba, inin^ 
$igni dié solemniiaite vesiree: 

5 guía proíeeptum in Israel esi: ei 
Judicium Deo Jacob, 

6 Tesiimonií^m in Josepk posuit iHud^ 
zumexiretde ierra AEgypii: iinguam^ 
quam non noverai , audivit» 

7 DSveriií ab oneribus dorsum ejus: 
manu» ejus in caphino servierunt. 

S In tribulatione invocasii me^ ei li" 
beravi ie : exaudivi ie in abseondiio iem^ 
pesiaiis : probavi ie apud aquam eon-^ 
ítadiciionis* 

9 Audi y popúlus meuSf et eoniesiabofi 
té .' Israel, si audieris me, 

i'^ non erii in ie Deus reeens : ñeque 
adorabis Deum aüermm, 

1 1 Bgo enim sum Dor0inus Deus tuus^ 
qUi eduxi ie de ierra AEgypii : dilata 
os iuum ) ei implebo iiludé 

1 a J5/ non audivii populas meas 90* 
eem meam : ei Israel non inieruíii mihí, 

i3 Bi dimisi eos seeunditm desidería 
eordis eorum: ibuni in adinpeniionibuM 
sm'si 

i4 Si populas meus audisset me: Is^ 
rael si in viis meis ambulasset: 

i5 pro nihilo forsiian inimieos eorum 
humiliassem : ei super iribulanies eos 
misissem manum meam. • 

^6 Inimici Domini meniiii sum ei: ei 
erii lempas eorum in saeuia* 

' ij Ei eibavU eos ex adipe frumenii: 
ti de peíra , meUe saiuravii eos. 



LOS SAlMOiL 

el armonioM uUeiíOy jabto con Ta cic- 
lara. » 

4 Tcx!ad las trompetas en el NoviluníOi 
tn el gran día de vuestra solemnidad. - 

5 Pues es un precepto dado á Israel» f 
vn rilo instituido por el Dios de Jacob. 

6 Impúsole para que sirviese de me^ 
moria d los descendtenies de Joseph, al 
salir de la tierra de Egypto, cuando IH 
yeron una lengua que no entendian. • 
' 7 Libertó 'sus hombros de las cargas, 
y sus manos de las espuertas con que 
servian en las obras. 

8 En la tribulación dice el Seíkr me 
iavocasté, y yo te libré: te oí benigno 
en la obscuridad de la tormenta: hice 
prueba de ti junto á las Aguas déla 
Contradicción. 

9 Escucha y pueblo mió, y yo te ins- * 
truiré. Oh brael , si quieres obedecerme, 

10 no ha de haber en tu distrito dios 
nuevo: no adorarás á dioses ágenos. 

1 1 Porque yo soy el Seiior Dios tuyo, 
que te saqué de la tierra de Egypto: 
abre bien tu boca, que yo te saciaré 
plenamente. 

la Pero mi pueblo no quiso escucfaai 
la voz mía: los hijos de Israel no quif 
sieron obedecerme. 

i3 Y asi los abandoné, dejándolos iv 
en pos de los deseos de su corazón, y 
seguir sos devaneos. 

■ 4 ¿Ah si mi pueblo me hubiese oido 
á mi , si hubiesen seguido los hifos dá> 
Israel por mis caminos ! 

i5 como quien no hace nada, hubie- 
ra yo seguramente humillado á sus ene^ 
iQ^<^» y descargado mi mano sobre soa 
perseguidores. 

16 Peroj hechos enemigos del Seilorf, 
le (altaron á la promesa ; y el tiempo 
de ellos ó su suplicio, será eterno. 
-17 Sin embargo los sustentó con ri- 
quísimo trigo , y saciólos con la miel 
que destilaban las pedas. 



I Según el hebreo debe traduciree quité ó 
liberté : como que Dios es quien habla hasta 
el fin del salmo. 

a Enendgot dd Señor llama también Isaías 



á los judíos: cap. I. ▼. 04* San Agustín en^ 
tiende la voz tempus de la Vnlgata , del tiem- 
po del castigo 6 saplicío de los mialos en la 
otra vida. 



Digitized by 



Google 



Ii3 



SALMO LXXXI. 



Los^ jueces^ los cuales son tomo unos picS'^Dioses ^ que administrnn Jús^' 
tíciaá los hombres, son ^responsables de sus Juicios al Dios deltíelo. . 

i BábmAám Am^, 

los dioses de ia Herráis y allí en i 



I PsakdQs Aisph. LXXXI. 
Deus sUeiit Ms^^rmgoga ád^ntm: t'n 



medio auiem dees di/udicat, 

a ife^uegua jadiómtis inüfUiMem^ sí 
f ocies peoeedorum eumiiisf 



3 Jadiemie egeno^ el pupÜto 
eípauperem justíficaie* 



hmñüem 



4 SHju'ie paaperem i H egenum de . 
manu peeeaioris ¡iberaie. 

6 Neecierunif ñeque inieiiexeruni ^ in 
ienebrie ambulani: moyebuniur omnám 
fundamenta ierne^ 

6 Ego dixii Dii esUSf eífiUi BxeeM 
0»nee. . 

7 Foe auiem eieut hominee moriemi" 
nf: el skui umu de ^ndpBus eadeUs. 

5 Surge y Deus , judiem iefram : quo^ 
stíaarn iu . kíeredHabie in omnibas' Gen^ 
tíbus. 



dio At ellOi jatga á los Ules dioses. 

a 4 Hasta coáado hs düe seguMio 
jasgando injaslamente, y guardaréis res* 
petos humanos en favor de los pecadores? 

3 Haced justicia al necesitado y al 
huérfano ; atended la raion del abatido 
y del pobre» 

4 Defended al pobre , y librad al dtS" 
▼alido, de las manos del pecador. 

5 Mae no tienen conocimiento, ni cien- 
cia, andan entre tinieblas: se han tn»« 
tomado todos los cimientos de la tierra"* 

6 Yo di)e: Vosotros sois dáoscs, é hv- 
jos todos del Altísimo» 

7 Pero habéis de morir como hom» 
bres, y caeréis como cada ñno ¿ít los 
Príncipes» 

% Oh Dios mh, levánAaU, íniga «á 
la tierra : pnes qne tuyas son por fai« 
reacia todas las naciones. 



S A L M O L X X X II» 

Los enemigos del pueblo de Dios, conjurados en gran número para exalar 
con el y son disipados por el Señor, como la paja por el viento. 

1 GantSonüPsalaiiAsaph. LXX:XII. 

a Dmsy quis eimüis tírit i&it m 
táseos f ñeque eompeeearis, Deus; 

3 quoniam eeee tnimiei fui eonueruntf 
c# qui oderuni te , extuleruní eapiUm 

4 Super populam tuum maUgnaoe^ 
rmtS eonsiidum: «I eegigaverunt adieer^ 
sus saneioe Utos* 

5 Dixeruni : f^eniie , ei dieperdamus 
tos de genie p e§ non memotHmr ñámese 
Israel ulird. 



a Oh Dios, ¿qnién hay semejante i 
ti? No estés aeí en silencio: no te con- 
tengas. Dios mio<. 

3 Ya ves cuánto mido meten tus ene* 
^^go$ , y cómo andan con la cabesa ei» 
guida los que te aborrecen» 

4 Urdieron contra tu pueblo malvados 
designios » y han maq ainado contra los 
santos, 

5 Venid, dijeron, y borremos esa gen- 
te de U.lista de la» naciones ^ y no qoo- 
de mas memoria del nombre de Israel. • 



I ó tsinbien Jsiste JHot en el Consejo 6 lrir__.. a Ésto es, la Ji(st^^ ^ las ¿O^ ► hasís 
buoal de los dioses, ¿ jaeces de la liíemi. dé toda sociedad. . 
Véase Jehot^y Dhses* . ' '■ 

ToH. IIL B 



Digitized by 



Google 



iv4 Libro db los salmos. 

6 Quoníam togHaverunt unfnfmiier^ 
simui adversum te tesiamentitm dispo^ 
Mur^nt ^,, ' • ...i . 

7 ¿aéternacuía fdumctoruin^ ei ísma^ 
hetiÍ€e'¡ Jaoab , et Agareni^ 

8 Gebai, eiAaénmn, eíAmmhc: aiie^ 
nigenct cum habiiantibus Tyrum. 

^ . JSlém&n Assur pénü títm Ütít, facti 
Mfitf.jA adfaioriu^JdMé Loi* 

10 J^'Uiim.^aU Madian, ei Síswre^ 
muáiJakin istiotftnU Cisioné 



11 Diéptrienud in Enáor; fadi surd 
vM tUttuM ierra» i 

la Pone principes eontm sieui Oreb^ 
eí Zeéfp ei ZéÓee , eá SMnana ; omnes 
principes eorum « 

i3 9tfi . dixeruntt HaredOaU possi^ 
deanUis SanUuaréum Det, 

«{ ¡}ems meim^ pone iUos u$ roiém; 
d sicui si^HÜam anU facktn ventí* 

^S Sieui^ni», ifmi eoméurü sSvam; 
ei sicui JJamma eomSurens montes ; 

i6 tia perssftterís iilos in tempestáis 
iMa; si «n inm iua tur^ndis eos» 

17 Imple faeies eonan ignomimd^ si 
qmsreni nomen iuum. 

1 8 Brudescani, ei conturbentur in sce* 
euium saseuli; ^ epnfundfi^tur , f/ /v-.. 
reant, 

19 Bt eognoscant ^uia nomen tíbiDó^ 
minus; tuy^s^tm MUssimus in omni 
ierra. 



^ Porjcuja iDoUro todos nnánimes ae 
han coligado : á ana at han confederado 
contra ti , . . . ' . \ 

f ^08 pal»e1 Iones de IO0 idaínéos, y los 
ismahelitasi^Móab, y \ób agá renos, * 

8 Gebal , . y Apomon , y AnnVec: ios 
philittheos con loa Tyriot. 

9 Uaíáae lasbieaicon tilos ^lasayrk»! 
é bisóse áaxiliador-de.loa lujos de Lot. 1 

10 Pero tú, Sehor^ has con ellos lo 
qat COA los madianitas y con Sisara ' f 
lo mismo que con Jubin en. el torréale ^ 
de Cisson. 

1 1 Perecieron elloe en Endor; TtB¡e< 
ron á parar en ser estiércol fara U tierra. « 

la Trata k%^% caudillos como á Oreb, 
y á Z^: y aonio á Zebée, y i Salaa-ii 
na * , « á todos sos principes) t 

ti los cuales han dicho : Apoderemos* 
nos del Santuario de Dios como here-\ 
dad que nos- pertenece* 

s4 AgiUlos/oh Dios mlOfOOfBoánmi 
rueda, ó como la hojarasca al soplo del > 
viento. 

iS Como fncgo qne ahnsnnna srtyaii 
cual llama que devora los montes; 

16 asi los perseguir&a eon el softh dk 
ta tempestad, j en mediare taira losv 
aterrarás. 1 

i 7 Cubra sus rostros de ignominia • que 
así» oh Seíhr^ raconocerán tu Nombre. 

1 8 Avergüéncense , y sean conturba- 
,dps para 4Íempre: quedeii corridos, y^ 

peréacan. 

19 Y conoscan que te es propio 
nombre de SbSdb, 6 és Jehosah ^, 
que solo tú eres el Altísimo en toda 
tierra. 



el 

y 
u 



SALMO.L XXXIII. 

' , • í. , . .• . . • . . • • • • •: 

Etipresa ef Profeta sus 'ardientes ansias de habitar m el Ttíbemdcub de' 



pfo^f flfe qae está alejado. 



lo finem , í Pro torcnlánba^ fillisXore , ^sal- * 
mus. LXXXIII. 



>losla^<tfai, ^ 



paral 



'B \/uám dilesiu iífht n i$ emla ftio, J>o*»- «1 |Oh coún«mablea son tos mora*' 
mine^irtuium! das, Señor de los ejércitos! 

3 Concupiscit, et d^Uit anima mea in ^ Mi alma suspira y padece deliqiM0S| 



I Judie, /f^. V. i5, !i3. 
a Jud, FU. 9. ai y aS. 



3 yéSse./efcoMA. 



Digitized by 



Google 



S jyJETS o 'r,(h XXriX.TI I. 



<liS 



exuliaveruni in Deum vhfuhí ^ ' '^ ^ 

' 4 Biení/n paaser invenií tibt donium^ 
0$ iurtur nidém >JSi*, ubi poMi puttai 
Míios* Altoria iua^ Domine vAiutí^f' 



if inMUuim. saemlórmm^ Jakdtt^ 
éuntie. 
• 6 Bemíus •»•« mtfiu MH-muaüiumi úb» 






.' ■ .1' /. » . •*. 






Deéé 



raiiomm memm .MaihíAím;; 
10 Pníit€l^ ifofl#r .oiirimiiDmU^ .«f 

tuiM€mptr\náitlim^'Mltgiw^íeiUif ««te i> 



I iS JVbf»t^riAiairfíJofiá^ taái^M 
f komOf ftti ^ptrmi im U. 



ansiando estar en lof «triot del Settor.»» 
Ifhiil^&hini^ át goKo mi oomon y mi 
caerpo, contempUnilp «1 JDios rirg. . 

i El pajarillo )^\\6' bn haeco 4ondt 
guarecerte ,* y iibfd«3^ miór'f ola part po« 
Bei*aii¿ po^inefos.— Tus altares « oh Se« 

mió ■ : : : 

.ft. AkiMiTittMMÍoiip3t*a»» Im ^ no- 
ras en la oaaa;i%ldbMrM lnui^.f«r Ias aíp 
glot de loa tigloa. 

6 DklMM ftl( homhrt q«e e*- ti iieoe 
iu ampami.^qae Im^ d l i yaMto en tm 



7 en eiiti willt.de JAgrivmi». Jo» gvar 
dnapam. «nbii??.l»«ilae«l Lvsar Jktmto 
qutábmiñáJUtmpamMfK . 
-S Aw^ae le ^ifé^anlieiidkio» «I £a« 
fkUder: yraminMtevdexTirtnd.e» irí*^ 
Ind; y el Dioa de ioi.dieeü vM>.,dajart 
veren'.fiiMib' ■-..•• 

9 Oh Seilor\0ioaAi<4oa eíácpitoii Pfe 
mi oracien: etcáchala atentO| oh Dioa 
de^JboBk^ .' -.* ./- ■• 'iv 
. ao. Viiélvtiftininmoa» eklMai pra^ 
lector MMtCra^v.yfin liiar.Q|aa.lii(4l 
flQftliQde,tftChriila(. ,.',.\ 

\ I p Maa'. vttle «n aok» iUa de .eilet m 
loaátrke.de la Templo, .qne^-millacea 
ftmn.de«eUM.«P«..H^ eteogMe «ef ^Mii- 
fimo^e« Je cMe.de^n&osf^.ma|l W«^Wfe 
Itahilar en le morada de lo». infto»x .^ 
\<m» Mfep^kie .IKoa< wne' le miaeHcordie 
y le .eeffded^<dMR&(e^ 8^aer^ le. gíbele y 
le glorie «• 

M3 JKo dijaiEá «fieUcnee* k» ifüe pfifH 
ceden con inocende. €^ Setar de Jm 
e jércitea , UeneTenUindo el |ionbre que 



4«rfi4. 



*¿m 



I Sean mi cea y ni nido, Véate Hebn Ufítme, 
-e^iud^ A*Jm cmfiiotas.gfadat <|ae haliía 

ri Mibir al Templo. Había allí cerca on.Ta* 
llamado Talle del ihnto ó de laa lá^mat . 
Judie. //• f. t. 5. Créete que lot Mmqt^fxt 



duáleM i b de lo$ grados y ñ 

aer loa qné'te ^eamabab tábieedq al Templo. 

3 Segao el hebreo puede traducirle ; estar 
d la puerta , 6 ser portero. 

4 A lot que le time. 



Be 



Digitized by 



Google 



ii$ 



Lisáo HE áos 






SAI^IAQ LXXX^V, 



MaegaefSaln^fs'fq^M^os que f^ muestre .pfopiciq ÚMquellos que ha líbralo 
\ M¿1¿- esclaviiuii &»Ífl^ con tanta seguridad d^ la protnesa. del Mesías f 

• > .... 1' Qovuh /¿ la-ifiese.ya eumpUdiu 

i'lafiMHi, etok efSt% v^lnm. LXXXIfJ' 






9^nt»'M'üm0áiip§édtAJ}eerumk • 

4 Müigastiomnem iram tuiamfy§9§t» 
tiM o^h'raiMigfAa^iéiíaafí > ' ' ^ 

«icr , el avtrñ^rá^miumnS^ imM/ ^'«^ 

j Dau , /tt conversas Wn j fa oi i t ntv / 

S^O«l0ii<fe nodisp DfSnine^ m t es fk tm* 
lítmv'ñíimt sts a té$is n ¡UsámdmhoMi. 

mus Deus : quoniam > 'iéiqáétat* pkcsnS in 
fMsé%'^suÍMí^y)ef4y^m Jsahel^é£os\ «I 
fin éwi^aieoii^iiuiltur ad*eor,'¡'-\'. .' [ 

tíM0aSúré ipsius: ' til ' itikakiSsí '¡-^ittit^* •iíft 
Urréf ttpetroi*^ 'í» 'í' '•»' »* '^^ '« ' ii*¡i¡rií 
f ■ 9 }Hiíestfkaédi»^ mHáa^jei^sMemsoi 
"^i^r/mtiá'arieífiád^úáaAié'ámai. u\ v 

-"19 '0r0rtlá^49itá^mkirkimsái sÉtiútU- 

i3 lUenim Bemkstsai^ócMttemigmilm^ 

9e9t^t' '••'"i 



i4 Justiiia üMe eum ámbuléóéS: 
ponst (n via grtssus suos. 



fc«Báidoir«obk« te.tiÉi«ftr id hM Ubcr* 
Udo del cautiverio á Jacok 
S.i%rdtottado has ka maidadaa de la 
(■Moc^liaa acpáltadoiodaaáiía pwsadfll^ 

4 Has aplacado ya toda ta ira : has 
calfl|^do> «I* líiror da- ta iadigMCMm» ^ 

5 Conviértenos, oh ^Díos, Salvadvr 
nnesleo « y aparta ta ira de nosotros. 
-6^ ¿Has Á 'estar '^lor v«aUum siemp^ 
aab}ada coa» a asol s osf ¿Has de ^rolon^ 
ta ira de genendcton nn> §cÉefacióa? 

7 Oh Dios,* volviendo 16 ti rostro há- 
oía n«ahfni,4wa^4«éa yifta ry *<• ^«t- 
hiO'te «pffaa&janá^ini^lá.- * *-^> 

8 Muéstranos, Seüor, la miserícésdid^ 
ftdinna^iu'aaliid. '»• - * '>» 

9 jfiTajB 911» %si9ache )r«^a^M!l.lov<pM'VM 
hablará el Se2orDios: paes él anuncia- 
«ft^'tepná é>i«r' paübAa^Ay^4 sus aa«toa<, 
f é'toa qaa se «OBvUrtaii mío caraaon. ^ 
t lO'Asft^ faÁ'W'salfld «rtorá oéron dls 
los que le teolelr'y^Maníi9^^)r'lnfeAtniA 
la gloría ea nuestra tierra. 

'<«•! VaeDAlráMMie f éolaMa «líidricoi^ 
AÍa^^l«>v«i4aé«H diéfwso^w éaoóla 
la justicia y la paa'. ' '^'^ 

- »^t.&Á^vdad ftro«VaA la «ion»: jrda 
fMllekimoafaa aaradn^éasde^Ia nU^M 
cielo. .' ^ w* '.»' - > »;>. kuv . o V v.i ... 
i3 Por lo que derramará el Selhnr sa 

ja firuto.*' - / i 

' t4 La jofticta maipehará detente de II, 
y dirigirá sus pasos. ' 



S ALMO L XXX V. 

Oración de Dauíd pidiendo socorro contra sus enemigos. Profecía de la 
conversión de los gentiles, 
-. Oratío ipsi David. LXXXV. Oraaion dol búsom Savid. 

1 Inclina, Domine ^ auremtuam^ ei i Inclina, Seitor, tu oido d mis rus* 



1 Véase ¿¡auto. 

9 De las Divinas proaMias,especíahBenle la 



del Metías. 
S Véase Jmtkia^ Au. 



Digitized by 



Google 



Salm o 
exaudí me: t^u^niam inope et pauper 
ewn ego. 

a Cugtodi atu'mam fneam, ^uoniafn 
eaneius sum: etüvum fac senmm tuum^ 
JDeue meuSf eperantem in te. 

3 Weerere mei , Dfumine^ quoniamad 
te elamavi iota die : 
, 4 ¡osifica animam serví iuí, fuomagn 
ad te^ Domine f animam meam levopí. 

5 Quoniám tu , Domine, suavíe , eá 
mitiSf et nmitcB miserieordiit ommdus 
inooeantióue te. 

6 Auribue perdpe^ Domine^ oratio-' 
nem meam : et intende voci depreeatia^ 
nis mea» 

7 In die tríbuJatíonis mete elamavi 
e¿d te: tfuia exaudieti me. 

8 Non eei simiiie tui in diie^ Do^ 
mine : et non est eetundum opera tua. 

. 9 Omnes gentes quaseumque feeieti^ 
venient, et adorabunt epram te^ Do*' 
mine: et giorifieabunt nomen tuum» 

. 10 Quoniám magnuo es tu, ei/aeienm 
fnitabiiia : iu ee Deue eoiuSé 

II Deduc me^ Domine, in oia iua^^ 
et ingrediar in veritate tua : leetetur cor 
meum ut timeat nomen tuUm. 

I a Confitedor Ubi, Domine Deue meus^ 
in toio cor de meo^ et glorifkabo nomen 
Mum in aéermtm: 

i3 quia miserieordia Uta magna est 
super me: et eruieti animam meam e» 
inferno inferiori. 

>s4 Deue, iniqui ineurreeeeruni super 
íhe , et synagoga potentium quíxsierunt 
animam fneam : et non proposuerunt te 
in eonapedu suo. 

tS Bt tu, Domine Deus^ miserator et 
fñiserieorst patiens ^ et muitte miseri-* 
eordieSf et (vrax. 

. i6 Réspice in me, et nuserere mei^ 
da imperium iuum puero tua: et sai'* 
Mmí fae fiüum antUkjt tuce. < 



LXXXV. iiy 

goe , y escúchame: ponpie me hallo 
afligido 3r nccesilado. \ 

a Guarda mi vida/ paesto c{iie-soy( 
santo '. Salva, oh Dios mió, á este sier^ 
vo tuyo, que tiene puesta en tí su es- 
peranza. . 

3 SeSor, ten misericordia de mí, por- 
que no ceso de clamar á tí todo el día : 

4. consaela el alma de tu siervo, pues 
á tí, oh SeSor, tengo de continua ele-- 
vado mi espíritu : 

5 siendo tú, SeAor, como eres, euavíS» 
y benigno, y de gran ciemenoia para 
con todos los que te invocan. 

6 Oye propicio, oh Sefior, mi oración 
y atiende á la vos de mis ruegos. 

7 A tí clamaré en el dia de mi-trthn.-^ 
lacion, pues tú siempre me haa oido 
benignamente. 

8 Ninguno hay entre los dioses que 
pueda, ohSeftor, parangonarse oontigO: 
ninguno que pueda imitar tus obras. 

9 Las naciones todas qnaAtas criaste^, 
vendrán , Setlor : y postradas ante tí te 
adoraWtn, y tdhutarán gloria ft tu 
Nombre. 

I o Porque tú eres el grande: tú el ha« 
cédot de maravillas); tú solo arta Dios* 

II Guíame, Señor, por tos sendCI, y 
yo caminaré según tu verdad : alegre- 

: se mi coraiott de modo que respete tu 
Nombre. 

la' Alabarte he; oh Seffor, Dios mió, 
con todo mi corason, y glorificafé eter« 
ñámente tu Nombre: . 

x3 porque es' graiidé tu misericordia^ 
para conmigo, y iias sacado mi alma 
del infierno profondo *• 
• i4 Ob .Olios» conspirado faan contra 
~ mi los impíosT y una reunión de pode^ 
rosos ha' atentado á' mi vida;, sin aten* 
4er á que tú te bailas presente. 
' i5 Pero tiú, Seilor Dioa,. compasivo. y { 
benéfico, paciente, misericordiosísimo^ 
y veraa, 

i6 vuelve hacia mí tu rostro, y tén- 
me láatima : dá tu imperio á tu siervo» 
y pon en salv6 al hijo de tn esclava.- 



1 O estoy consagrado A' til: IPéate Samo, 
a San AfUJrtín saspeoha si el'infierito profim- 
li», 4ialsríor I e» el logar-de los oondenadot. 
ToK» UL 



Si este leito se aplioa á Ghristo significa el US», 
bo ó lugar de loa santos , á dotede descendió 
para- sacarlos de allt Véase ¡nfienmi < ' . , 
H3 



Digitized by 



Google 



Il8 LlBAO PE LOS SAUfOS. 

17 Fae meeum sigman in honum^ ui 17 Obr» «Iftttt pnidigio i finror nioi 



videani qui oderunt me, €Í 4onfandan^ 
tur: qwmUMm iUf Domine^ tidju»ÍMU 
me, €t tonsolatus es me. 



para que los qae me aborrecen, véaa 
con' €son6isjon saya , como tú, oh SeSttr, 
jne has socorrido y consolado. 



SALMO LXXXVL 

Gloría y grandeza de Jerusalem , imagen de la Iglesia. 
I FaSs Cok, Pi&lmos Canlicí. LXXXVI. i JL los hífos ds Coré. ftidaM y 

J^ undamenia ejut in mnmíibue ean^ Ool 



étü: 
a dtiffii Domina» poriaeShn euper 
cmnia tabemaeuia Jaeob. 

3 Glúrioea dieta euni de te^ dvitae 
Dei. 

4 Memor ero Rahab ei Babjrlonis eaen- 
tíum me, Seee 'Olienigente^ ei Tjrrue, tí 
popuiue AEtfuopum , hifueruni iliic. 



5 Nunquid Sion ditet : Homo , ei Ao- 
mo naius eet in éa: ei ipee fundavü 
eam Attieeimue? 

6 JDominue nnrrabii in eeripiurie po^ 
pulorum , et prineipum ; horum 4iui fue^ 
runi in ea, 

7 Sica» keianliwfn mnmium JmbUaii» 
eei in le* 



hvt los montes santos * está Je^ 
ruealem fundada. 

n Ama el Seftor las pnertas de Sion, 
mas que todos los tabernáculos de Jacob* 

3 Gloriosas cosas se han dicho de tí, 
«h ciudad de Dios *• 

4 Yo haré memoria de Rabab ^ , y de 
Babylonia, agente» que tienen noticia de 
roí.— He aquí que los philisthéos, los 
de Tyro, y el pueblo de los etbiopes, 
todos esos allí estarán. 

5 ¿No se dirá entonces de Sion: Hom« 
bres y mas hombres ban nacido en 
«lia ^: y «I mismo Altísimo es quien la 
ha fundado 1 ? 

6 Soio el Seilor podrá contar en eue 
listas de los pueblos y de los principes, 
^el número de los que han nmrado en ella. 

7 Llenos de gOKO están, <th Sion^ ta<» 
<dos cuantos «n ti habitan ^. 



SALMO L XXX VIL 

El profeta representa ú Dios la enormidad de sus trabajos^ débil ^ura 
de los del Redentor en su.pasion. 

CanUcom Psalmi. 1 Filiu Core > in finem pro ^ ^ ^ *_ .^ , __. t^i~iZ, 

Maheleib ad re»pondendum , iniellecius Emao C^oté» basta eiinit Soto» Monelatn: para 
Ezrabilx. LXXXVH. 



Uorhine Deus satñtie mece , in die 




deJtor Dios de 



si salud, día y no- 



I De SioD y Moría. Véase Sion. Estaba el 
l^rofeía como «nagenado en la contemplación 
de las grandevas de la Jeruiaiefn celesiiiil ; y 
por eso eomísDxa 'Wtú»éx,ebruptú á hablar 
4e ella. 

a Tob. XIIL V. la. 

3 Rahab significa aquí lo mismo ({tx^' Ef^yptoi 
bajo esle nr^mbre y el de Bübvlonin promele 
IMos ki reenidn de f0das lai fgeiiies etiia iiue-> 
va Sáon.' fin ei salsso L^XiXVllC. t. m . y di 
eVcaOr LL de Is a ias , t^9» ea que.el. lexlo 
hebreo dice Bah^b^ oognombre del £gyplO| 
le Valgata trads^i utperhtim, 

4 Homa et hemoj etc* /Polfde baoer.estc 1 



tido : "Pues qué ¿no dirá cualquier hombre á 
aéíon t^ue ha nacido un homhre en «lia', y 
»qae ese mismo hombre la fondo, y <jne es el 
»AI(isiteo?^ Caiimjeí* Aquella oscondid een 
qne el Espíritu iSaniq quiso dictar cie^i^s pas»* 
ges misteriosos de las Escrituras , debe siem- 
pre conservarla el traductor , como dijimos eo 
el Discurso preUitdnftr k esta rersion ; pues 
sewejaaie -osoúridad'ipruiido» mayor rapeta .4 
las palal>ras d« ^os* r^W^W- ^V.fHW^MJ^N^^ 
. humildad coo que debeo. leersie* ... — 
5 Y Iwelio lacr pftpdloiB. c / • < 
-<> Vuede iraducirsu: /OA(¿r'c¿os«^a/> Casó- 
los hsWBiHi,deatro do. ki ,iTcbosao ak|iés*o.. 



Digitized by 



Google 



Salmo L 
tíamopi , ti noeh ewam le. 

3 Inirei tn eonspeciu iuo ontifo fntaí 
indina aurem tuam ad precem meam: 

4 quia repMa esi maiU anima mea: 
ei vila mea inferno appropinquaviU 

5 uíEstimatus sum. cum descendenií- 
bus in lacum : facías suni sieui homo 
tine adjuiwia » 

6 Ínter mortuos líber í sícut Qulnerati 
durmientes' 'i/> sepuiehris , quotum non 
es msmar amplias : ei ^side manu iua 
repiéisi siuii. 

7 Posueruni me in ¡aeu inferior i: in 
lentbrosis i ei in umbra moriis, 

8 Super me eonfiÉrmaius esi furor iuusf 
ei omnes fluctus iuos induxisii super 
mem 

9 Longé feeisU noios meo& á me: po*^ 
sueruni me abomínaiíonem sibi. Tradi^ 
ius sum, ei non egrtdiebtir : 

-lo omlí mei iangueruni pree inopia» 
Clamavi ad te^ Domine , iota díe : ex^ 
pandi ad ie manus meas. 

1 1 Nunquíd moriuis f ocies mirabiiia: 
aut medid suseitabuni , ei confiiebuniur 
tíbi? 

I a Nunquid narrnbii aiiquis in je-» 
puiehro míserieordiam tuam , ei veriia^ 
iem iuam in perdíiíoneF 

i3 Nunquid eognoseeniur in ienebris 
mirabiiia iua, ei justitia iua in ierra 
oUiwonis. 

1 4 Eiego ad ie^ Domine, oíamavi: ei 
mané omtiá mea prceifeniei te» 

1 5 ¿TU quidf Domine, repeiUs orpiio^ 
nem meam: averiis faeiem iuam á nu? 

1 6 Pauper sum ego , ei in labor ibus á 
jwfemuie meat exaUaius auiem , hwmi^ . 
liaius sufn ei coniurbatus, 

.17 Ja me iramsierurU iree ium: ei isr^ 
rfirss iui coniurbaperuni nur. 

1 8 Cireumdederuni me sicui aqua ioia 
disj.eireumdeder^nime simtul» 
,ig Mlongasii 4 ms amieum, ei pro* 
seimum^ ei noios me^ Ámise/tiáK 



— I' I • - - ■ . ■ ^ 

I O también : Yo soy Ubre ^ áeñoy libre-^ 
iMi»l« emre hi mueruts. SoUnnente puede 
d«eine eito propiameote de Jetu-Cliritlo: pues 



XXXVII. 119 

che estoy clamando en ta presencia. 

3 Sea recibida mi oración en tu pre- 
sencia: da oidos á mi súplica ; 

'4 porque mi alma está harta de maf 
•les, y tengo ya un pié en el sepulcro. 

5 Ya me cuentan entre los muertos: 
he venido á ser como un hombre des- 
amparado de todos» 

6 manumitido entre los muertos ' :— 1 
eomo los acuchillados que yacen en los 
sepulcros; y de quknea no te acuerdas 
ya , como desechados de tu maiM»« 

7 Pusiéronme en un profundo calabo- 
zo, en lugares tenebrosos, entre las 
sombras de la muerte. 

8 Tu furor carga do firme sobre mí, 
y has hecho que se estrellaran en mi 
todas las olas. 

9 Alejaste de mi mia conocidos: mirA« 
ronme como objeto de su abominación.— 
Cogido estoy, y no hallo salida: 

10 Me flaquearon de miseria los 
ojos.— A ti clamé, ob Sefior, todo el dia: 
hacia tí tuve estendidaá mis manos. 

1 1 ¿Harás tú por ventura milagros en 
iavor de los finados ? ¿Acaso los médi- 
cos loa resucitarán 9 para que canten 
tos alabanaas? 

la ¿Habrá tal vea algnno que en el 
sepulcro publique tos misericordias, ó 
desde la tumba lu verdad? 

i3 ¿Cómo han de ser conocidas en las 
tinieblas tus maravillas, ni tu justicia 
en la región del olvido? 

1 4 Por eso yo clamo á ti, oh Señor, 
y me adelanto á la aurora para presen- 
tarte mi oración. 

1 5' ¿Por qué , oh. Seiior, desechas mis 
ruegos y me escondes tu rostro? 

16 Y4» viví pobre, y criéwe en tmbajos 
deade mi liorna edad: no.bi«nvl«ii'eMal- 
zado, cuando me vi humillado y if batido. 

17. Sobre; mi ha recaído tu it^i f tus 
terrores , me conlnrbaron» ^ 

18 Inúndenme estos cada dia oMno 
avenidas de ago»; me cercan todos á una. 

49 Has alejado de mi á mis «mtgoe, 
parientes, y conocidos, por causa do 
mti denstres.' "' ; •- 



marió porque quiso , ó Ubre y yoliuNstismc»- 
te ; j resucitó por su propia vútod. 



H4 



Digitized by 



Google 



I20 



Libro db los salmos. 



SALMO LXXXVIII. 

El reino de David perpetuado para siempre en su descendiente el Mesías; 
de cuya pasión y muerte habla el profeta , y por cuya venida ruega 

á Dios, 



1 IntellectasEthaDEmhitc. LXXXYIfl. 

A JxliserieordkíS DominiindeUrnum 
eaniabo. In generatiúnem eí generaiio^ 
nem annuntiabo veriiattm iuam in ore 
mea, 

3 Quorriam dixisit: In asternum mi^* 
sertcordü» ctdificabitur in calis : prtepa^ 
rabitur veritas tua in tis. 

4 Disposui iestamenium eledis meiSf 
jwravi Da«>id servo meo : 

5 Usgne in aternum pntparabo semen 
iuum, Et adtyicabo in generaiionem et 
generaiionem sedem iuam, 

6 Con/Uebuntur codU mirabilia tua. 
Domine : etenim Qeritaiem tuam in ec^ 
elesia sanctorum. 

7 Quoniam quis in nubñus aguaéitur 
Domino : similis erit Dea infilOs De^ 

8 Deus^ qui gJorifieatur in eonsilio 
sanciorum : magnas et terribilis super 
omnes qui in cireuitu ejus suat, 

9 Domine Deus viriuium , quis similis 
Ubi? poiens es , Domine , et neritas tua 
in €u^cttitu iuo, 

10 Jli dominaris poteeiati maris : mo^ 
tum awtem JiuetHum ejus tu mHigos. 

11 TahunsaiattisiútU^uineratum^sw 
perbilim ten- braehio virtutis tues disper* 
sisU'iirimieoüs iieos. 

lA 2W sunt coetiy et tua ssi terra^ 
orbem terrea eá pten it u dim^ ejus tu 
funáasU: 

.x3 aquitonem simare iu eretati. Thoi^ 
bar el Hermon in nomine tuo exulta^ 
éunt:. 



1 Aiftnieeíoa de SÚuiii StttthHa. 

9 (yantando me estaré etemamenfe 
laa raiftericordiat del StSor. — Á hijos y* 
nietos haré notoria por mi boca ta fi- 
delidad. 

3 Porqae t6 dijiste: La misericor-^ 
dia estará eternamente firme en los cie- 
los, y en ellos tendrá segaro apoyo' 
tu veracidad. 

4 Tengo hecha alianza {dijiste) cott 
mis escogidos; he jurado á David siervo 
mió, diciendo: 

5 Apoyaré eternamente tu descenden- 
cia , ~ y haré estable tn trono de gene- 
ración en generación *. 

6 Oh SeSor , los cielos celebrarán tas 
maravillas; como también > ta verdad 
en la congregación de los santos. 

7 Porque ¿quién hay en los cielos qae 
pueda igualarse con el Señor? ¿quién 
entre los: hijos de Dios es semejante á él? 

8 ¿á Dios, al cual ensalza y glorifica 
toda la corte de los santos ; grande y 
terrible sobre todos los que asisten en 
tomo de él? 

9 ¿Quién como tú , ob SeSor Dios de 
los ejércitos? Poderoso eres, Seitor,y 
está siempre en torno de tf ta verdad. 

10 Tú tienes señorío sobre la bravu- 
ra del mar : y el alboroto de sus olas tú 
le sosiegas. 

11 Tú abatiste al soberbio, como á 
uno que está herido de muerte : con tu 
fuerte brazo disipaste tas enemigos. 

la Tuyos son los cielos, y taya es la 
tierra ; tú fundaste el mando y cuanto* 
él contiene : 

1 3 el aqotkm y el" mar tú laa crias-* 
te ^.^El Thabor y el Hermon saltarán 
de goso'«n tu nombre* ' '[ ■ 



j Ita palabn^ hebrea pn takiri significa po^ 

ner d plomo urna cota , afirmaHa , «le. 
ü //. Reg. FU. V. la. i3. 
3 £1 etenim de U Vulgau correspoade á la 



jUUrUcaia hebrea n^ af, quedes conjuntiva 
como el etf 6 eíiam. 
4 O lambieo: ambos hemsfiaiot obra soHde' 



Digitized by 



Google 



Saino LXXXVin. 



itt 



meiur manus iua , eí exmtUiur desttrm 
Uta: 

1 5 justHia ei /udieütrn pre^púrat/o se^ 
dis tuce. MUtricordia ti vcritaé prcUi^ 
dentfaciem iuatn : 

16 deaius popuUtSf ífui écíí Jubiláii^^' 
nem. Domine, in lamine vuliús tui am^ 
hulabuni , 

17 el in nominé Uto exuUmiant toia 
die: ei in Jusiitia iua extüiabuniur. 

iB Qaoniam gloria piriatíi mrum tu 
es : ei in beneplaeiio iuo ejBaiiaóiiur eor^ 
nu noiftrum. 

19 Quia Domíni eei aommpiio noeirof 
ei sancii Israel regís nosiri. 

a o Tune íoeaius es in Qisione sanetis' 
iuiSf ei dixisii: Posui mdjuiorium in 
potente , ei exaUopi eUdum de plebe 
mea, 

91 Inveni David serottm meum : oleo 
sánelo meo unxi eum, 

a a Manus enim mea auxiliabitur ei: 
ei braehium meum eonforiabü eum, 

a 3 Nihil projíciei inrmieus in eo , 'ei 
ftlius iniquitaiis non apponei noeere ei. 

a^ m eoneidam áfaeie ipsius inimi^ 
eos ejus : ei odienies eum infugam con^ 
f^rtam, 

aS Bi veriias mea y ei misericordia 
mea cumipsorei in noríiine meo exal** 
ÜBÜiur eornu ejus, 

a6 J?/ ponam in mari manum ejus,' 
Ht injluminibus dexteram ejus. 

a 7 Jpse invoeabii me: Paier meus es 
tu : Deus meus , el suseepior sahUis 
mece: 

^% et ego pfimogeññuin ponain itium, 
exulsum prce regibus ierras. 

ag InoBternumservabo ilUmiserieor^ 
diam meam: ei iséfamentam meumfi^ 
déle ipsi. 

9o Ei pónaM in- süKüktm oátíat m* 



i{ Lkoo ¿oíoHtikm MI tn k^c».^ 
Ostente su robustei U mano tay», y* 
5ca ensalmada tu fKestra. '-' > ' 

1 5 Jttstkta y ei|ttRkd son H» teses >4é 
la trono. — La misericordia y la ▼•rdad 
van siempre delante de tí. 

1 6 Dicboso el pueblo que s»be álc§rav« 
se en //. — Oh Señor, á la laa de ta 
rostro camioarán tus hijos, 

17 y lodo e4 ¿ta se regbciyaráit en t« 
Nombre, y mediante tu justicia serán 
ensalzados, 

18 Puesto qne tA eres la gloria de sn 
fortalesa , y por tu buena voluntad se. 
easalaarA nuestro poder. 

1 9 Porque nos ba tomado por soyos el« 
Seiior, y el Santo de Israel que es nnes» 
tro Rey, 

a o Entonces hablaste en visión á tna< 
santos, y dijiste ' : Yo tengo preparado 
en un hombre poderoso el socorro; y 
be ensalaado á aquel que escogí de entre 
mi pueblo. 

ai Hallé á David siervo mió: nngfle 
con mi óleo sagrado. 

a a Mi mano le protegerá; y fortalen 
cerle ha mi braso. 

a3 Nada podrá adelantar contra él el 
eñeibi^; ik>twdrAofebderle mas él faíi|o 
de la iniquidad, 

a4 Y exterminaré de su presencia á 
sos enemrgos; y pendré en fuga á lea 
que le aborrecen. 

a 5 Le acompaüarán mi verdad y mi 
demencia : y en mi Nombre Hré czal- 
tido su poder. \ 

a6 Y extenderé su mano sobre el mar, 
y su diestra sobre los rios *. 

a7 Él me invocará, dieiéndomez T6 
eres mi padre ' , mi Dios , y el autor 
de mi salud; ' '^ ^ 

a 8 y yo le constlHriré é él primogéni-» • 
to'*, y el mas excelso entre los Re^es 
de 'la tierra. • • i>^i»a \\ \j.ii \,. ^\ :¡ 

a9 EteHiaraentrlé'^sdnwrtftré «n'«ai«^t 
serícordia: y la alkiñaa mim con él sétiá 
estable. ' \ 

io Haré qitfé' stfblfMa^ bu ^asMldénein 



a Zoc/k. JX. 1». 10. ' Gblps. IT. í^. io\ :' ' • ",• ' 

3 ñom. FUL •*. 49.— »*. /. i;. 5. l3.-¿.^ 4 Véate Mnio^éttií&. » » • ^ '^^ ' ' 



Digitized by 



Google 



1M 



I4BVO ISB XOl flALMOfl. 



3 1 «Sí' aulem .díreUquerim filU eju9 
hlfem i^eaiH : et injudtciíf 4neiS non 
ámkuimuérifíi: 

3 a 3i j'tutitias meas ptofanmftritd : et- 
manMta mea non eusiodsen'ni : 

33 vUiiabo in Qtrga tnigutiaies eo^ 
rumj et in verberíbtu ffeeeafa eorum* 

34 Misericordiam autem meam non- 
dispergam aó eo : ñeque noeebo in verir" 
tafe mea: 

3 5 negué profánalo íeatamenium meume . 
et qme procedunt de iabiis mete non/a^ 
eiom irrita» 

3 6 Semei Juratfi in sando meo , si Da» 
ndmentiat: 

37 semen tjus in aíernum manebU. 

^^ Et thronus ejus sicut SoÍ in eon^^ 
speetu meOt ti sicut Luna perfecta in 
oBternum: et tesáis in aseio fidelis, 

39 Til pero repulisd et despesíi$ti: di-- 
stulisti Cfwistum iuum* 

4o! Evertísii .testamenium servi iu£¡ 
profanasti in ierra sanciuarium ejus* 

4 1 Destruxisti omnes sepes ejus : po^ 
suisti firmamenium ejus formidinem* 

^% Dir^uertuit 0um omnes ti^nseust* ) 
tes tfiam.facius esi opprohrium oicinis; 



43 Exaltasti dexieram deprimentium 
ewn : taslifieasti omnes inimicos ejus. 

44 Avertisii adjuiorium gJadii efus: 
et nófíi cs'iíf^'liftM^: ei in ieiior 

45 Desiruxisii eum ab eir^u^4f9ÍHtpe^ 
et spfíem sius:in4firr4mf^litíi^ÍF 

4a Minora^. 4mkmgogis ejí^^,; p^p^ . 

fudisii eum confusione. 



por lot «igloa de 1m «igloa, y wm trdao 
iiií«ii(r«s dureo lo» ciebis. 

3 1 Que si sus hi}os abandonaren mi 
Lcy/yBo procedieren coa forme A mis 
preceptos; 

3a si violaren mis jusUs disposiciones, 
y dejaren de observar los mandamienMM 
míos; 

33 yo castigaré con la vara de mi jus^ 
ticia me- maldades, y coa el asóte sus 
pecados. 

34 Mas no retiraré de él mi miseri- 
cordia ; ni Oiitac^ jamás á la verdad de 
ñus promesas» 

35 No violaré mi alianaa, ni retrac- 
taré las proflaesfts que han salido de mi 
Loca. 

36 Uoa ves para siempre juré por mi 
santo Nombre » que no fakaré á lo que 
he prometido 4 David : 

37 su linage durará eternamente;.^ 

38 y su trono resplandecerá para siem* 
pre en mi presencia , como el sol , y 
como. la luna llena, y comp el iris^ 
testimonio fiel en el cielo ^ 

39 Coa todo eso, Señor, lé has des- 
echado y despreciado á tu Ungido: te 
ha^ irritado contra él. 

.40 Has anulado la^aliansa coa ttt 
siervo: has arrojado por el suelo su sa- 
grada diadema *. 

4 1 Todas sus cercas las bss destruido, 
y su fortalesa la has convertido en es- 
panto. ; , 7 X 

4a jaquéenle cuantos pesaa por el ca*. 
mino : está hecho el «jh^ami , de sus 
vecinos^^, ' ; 

43 Has exaltado el poder de los que 
le oprimen, y llenado de contento á 
todos sus enemigos. . 

44 Tienes embotados los filos de su 
espada, y oo^ l^.has auxiliado, ^ U 
guerra. 

45 Aniquilaste su esplendor, y has 
hecho. pedasQs- su solio.- 

4Í 4w^»4« ÍW )]»» J^Sorifio*. .d|a# de 

su vida: tiénesle cubierto de ignominia. . 

i7 ¿9a^ ^Í4^t^9^^y^,^ ^ 



I-//»: Bfg>, JKJ/r y-^t!^ Gen,^ JX. w, i3* 

a Estas quejas amorosas que„los. isffieUm^, 

«aulivos en Babylonia , ,^fí¿^ ÍíM9*v99í 4^^ 



bajo la figura hipérbole^ ^,poipo,opipxeíi«^icis 
iU£Í<^s de yLfíi áoiinaLJUf^iQ 4^ fm^a^ur^r., ^ 



Digitized by 



Google 



Siti.if a 

«ronitfeitf «tel ipd» ira Uta? 



48 Memoren^ gua mea MuhtimniUn 
nuagmd enim vagié €9nstítui9íi ^tt^ius 
fiÜQM hominum? 

49 Qui* e#l hamo qui vivei , €i non 
vidtbit mortem : eruei animam mMnde 
manu inferí? 

50 Uit st$nl miserüordiáe tum nn$i* 
quas 9 Domine , ^íeul jurasii David im 
ventóte tma? 

5i .Mentor eeto» Domine^ opprobrii 
eerporum tuorum (quod eoniinui in «/- 
nu meo) muUarum s^nitum. 

5 a Quod exprobraveruni inimiei iuí^ 
Domine, quod exprobraverunt eommur* 
tmtionem Chrieti tai, > 

53 Benedictas Dominus in etternams 
fiat.fiat. 



LXXXIX: aiS 

moBirtír G«ilíiiii»attnl«;ádVéliM^{JIaifa 
ettándeeLTé»rAtomo Ine^o twiqdi^natiMí? 

48 Acuérdate eiiatí déUi- te mi ten 
^ Acaso tAMhat criado. en^ vmnO'Mdtoa los 
hi)o». do loo iiombre* ' ? 

49 ¿Qué hombre b«f que boyo de tí** 
irir sio ver jomas la muerte? ¿Qaién 
podrá aacor é 4u olmo del poder del 
io&erteo, fÓ eh im 'éáue^ete ? 

50 ¿Saibor, deudo «alan íqo onlígitek 
iiftisericordiaa ^ vii^e . promoiisto <Joa ju^ 
raméalo 4 iWid témprido te. .irtrdad 
por testigo * ? 

5 1 Tea presenté, <^h Señor, los,opn>- 
bios qao. toa sionrba boooufrido de va* 
rías naciones, oprobios que tengo sello* 
•dos en.m .)pechó»3 '^ . 'm 

5 a oprobios ^n %ím bos >doai tmxa^ 
tro, Sefior, tus enemigos, quienes noa 
tebamim cava .lo «nniracioi» de to- Cb^do. 

53 Benditoaoa ei^eao^'parasicniff*! 
jAsi sea! ¡Asi sea! 



SALMO XX XX IX. 



oon los anos de nuestra vida pocos, y están llenos de miserias; por lo 
/ mismo implora el^Prpfeta 4.^ D/t^iiíia. míseKÍcftrdi(^\\^:.y^^ ;:» 



f Oratio Df o¡f«í hoaiiois I>ei^ I/XXXiX/ • i> 

Umüne^ refagiam fmktue es mobie^ 
á generatioñe in genérationen^ ' - 

a Priueguam montee fierení^ emtpet^ 
ilitfroiÉr terreí et ^réi»\\ é deeatioVei ' «• 
Ofirr üe eei^eutatnSu eo Demeí^ ' 't\ .aA 

l ' '.t"\ ',11 • . , MSO ?. I .-I !lv. ' M l.> 

I No qv»ttttí»hcmimmiiin ñmdiHia j 
iem: et dixieti: Convertimini ^ filU Ao- 
minum* ^. ' 

4 Quoniam mille anni ante oeuloe 



> Oedor; 'Rf «édat >époe¿s bao Mo tú 
vnestro ampatiOL> " \ .' . \. \ > , . % 

a Tú, ob Dios, «res antes que fuesen 
liéolmvl^ ioMtéi.,il>bavft«ii^6fo^ tter* 
ra>^70li mando mnifevao^ ^roycobenow 
y\por4odaJ^»la ni iáÉA;^' . -^.'.w^. a\u)\ 

3 No redttscas ol boérbie rod \«lNrtiA 
miento; pues que dijiste: G>nirertiofj 
«b. bjjos 'de los hombres. 

4 Porque mil años son ante tos ojos 



íuos , ianqmnn die^ hfftej^fnf^qjmj^ílt^ v. ^°\?.*! Í\'H(^^^M^^k^V'^ 7y>f««^» 1 co- 



teriitf et custodia iri nocte 
5 qum yuti sWp'fti AWJt ^f /awytdrtrto an^ 

ni erunt. . , 

-&iJfaM jvlná herAf^Jran^^ i rkamé 
Jhnmk^ 'dlofré/im^s 'véeperk-^éteidaé^ 
induret , et areecmt. 

7 Qmim defea'mlu in ira, <!•»« .eí in 
/¿potieiU^ íttréútá emAuéí ...il 1 ^ '•( 



mo una de las vigilias dé la nocbe': 
5 ana iMDte«M»iikodoiii)o»aaM>que vive. 

;é;Ilun^iM4-4W.^doaB& tivAcA^evá^rece 
poir'.hfcAi a t M wo^» y\¥o^^aiá;->po'f\teolofd* 
inclina la cabeza, se deshoja, y se leca^. 
>7 AiordoO^^/tüirav.beatts )d«élillc- 
oMI^.,,^4tfo.]^drjunidiavi»ikKQ^.q(lt4aA 
mos consumidos. .nun i-.\ uv^v^'i 



«a Olrios JbNMkKoo a l^covMOf ia#f Ji^fo^ 
f d d 2a lenidad ó miseria? ele' .1 ».<) .u 



v9. Quf «loas ítm Ji94a(.uN^M0iiAf>cMt>.^ r 
i4 Jisto S»\Y«%0 jBn.k!A^j^isesicé4i^QS« n'^^ 



Digitized by 



Google 



1a< 



LlBEO DB 



xs% Potuüiá iaifmSiaigs nú$tt^9 in €o»n 
g/mcimiittb^ ufemhtth v norfruwfc i in iUun 
mánmtíon^ vUHúm ímúv> -ti >)>^ >-■ 
f*É^ jQmttmm omne$ wtíeB nakM d^ete*, 
runi : et in ira áua' deflicmius, jinai 
^io&if^simU arenca htedUaóúntur; 

n . * * ' * 

; i»o ^ieM\ahnorm9k jnagirarwn in ip9is'p 
stptuc^inta ánntx.Si míitem in^ottaü^* 
4¿Uf'^»acÍ9giintm;M9tnÍAieí> amplias 00- 
rum^'imówt idA^loAif. -i^^pioMm Miperv^ 
MrmmnmaeíM9t^.eiicoht^piiómiw, 

11 Qmis^noftifpáltsftttÉm irfe iiue^ et 
prtB tímóre tuoirmm imam dinunurattt 
". > * • * '' . 

la Dexttram tuam sü\ na$um /ae, «é 
smdik» 9ard0'in gapíentía,' 

r. '. . ' • *• * * . • . ' " 

i4 Repleii sumus mane misericordia 
4ua: et exuUabimue^ et deiüttétlsumAs 
opinibus diebus nosiris. 

1 5 LetUUi ^tUrhUs pro éiedaé\» ifúibiis 
nom^tMtília0éi§ ^Hn^f gttíbué vidénlts 
mala, 

jMG 'Bespéieiin^4eífv9s:tuoMc e$üf opera 
iua^ ei dirige filios eorum. 

-ju^i Blt ú »Mii p k ná0r,I>fkmM Iki ^natM 
m^HT'thpstfnof üptf» ma9kumítil»stran 
rum dirige ¿upe^tíoátotcpUé imumuim 
gtaiátmrtmn'diNgo.', lo ;...;-! >i 0/ 



u\ 



LOS SALK08. 

8 .Has colocaá^ HaCatna maldades dt« 
laote de tus ojos, y nuestra conducta al 
resplandor de la semblante : 
79 por eso todos nuestros días se has 
desvanecido « y nosotros venimos á falle* 
cer por tu enojo. >— Como una tela de 
araBa serán reputados nuestros años. 

10 Setenta años son los días de iMies«» 
tra vida; — cuando mas, ochenta años 
eU los muy robustos : lo que ' pasa de 
aquí ,. achaques y dolencias. — Según es- 
to, presto seremos arrebatados, pues va 
llegando ya la debilidad de la ve/ex, 

1 1 Mas ¿quién podrá conocer la gran- 
desa de tu ira, ni comprender cuan 
terrible es tu indignación? 

la ly^nos pues á conocer el poder de 
tu diestra, y concédenos un coraaon 
instmido en la aabidurü. 

i3 Vuélvete hacia nosotros ^ Señor. 
¿Hasta cuando te mostrarás airado f Se 
tú eiorable para con tus siervos. 

i4 Bien presto seremos colmados de 
tus misericordias; y nos regocijaremos 
y recrearemos todos los dias de nuestra 
-vida. 

.iS Alegrarnos hemos por los dias en 
que t4.Q0S:h«miliUste, por loa adoa en 
que sufrimos miserias '. 
. i6 Vuelve los ojos hacia tas siervoa, á 
estas obiíaa tayas * ; y dirige tú á añil 
hijos, w. • r 

«1.7' Yvt«spland^aca\.sobre. 4lOsoicos'^la 
lux del SeñanBic^.niiesicúí. y enderafa 
en nosotros las obras de nuestras manos, 
^«di'hueA ékito\4 «baeilreev empresas. <. 



SALMO XC 



"' . Et justo me confia én Dios' vente todoi los' pel{¿ros. ' '' * 

: iii >'i '.' ^U ,» 'f./ • . n» i...t. ' J ' V >^-'i .. ivv :"m). 'í \i •/». 

.).'!' -'"Miliib-eahtfdilIhtU* 9Uté -^1* •! 
f I 'QuikaÓitét ks.aéiutíirio.Améami^ 

•9 Bield Domino: Susekpknr meus es 
rabo in eum, <• > . 



: y.€l*htiétf A güyid^.y i 

1 £1 ^«eiaco|je al asila d^AUí£- 
mo , descansará sieMpre^ bajo \k .pkieteéí\ 
cien del Dios del cielo. 

a Él dirá al Señor: Tú eres mi ampa- 
ro y refugio; el Dios mió en ^en ean, 
peraré. 



I 8ao GerÓDimo tradijot^^fMMff psir ¡os masotasa, y <|ee en aada «a o^oae «alriexla 
dios en qwms t^igiBtB» y parios akoem hebreo. ' ' ' , ' ' ^ 

qm hemos expenmetuado males: tradnoeioa a A tus bechans éeárasAe tosí 



Digitized by 



Google 



Salmo X Cl. 



tiS 



. 3 Qaoniam i)»« líéeránü me ds ¡m^ 
itfiiÉQ vena^ium » ei á veréo agfiero* • 

4 ScapulU 9UÍ9 obumbrabU.iiki: el 
mh f>tnni9 tjuM spertAis* 

5 Scuío eireumdabU te fteriias tjus9 
non timebis á tímoteénodurno. 

6 A éogUia volante in die^ á nego^ 
UoperamMante in ienebris^ ab ineur^ 
su I ei damonío meridiano, 

. f Cadení á Imiere tuo miiU: ei deeem 

mülia á dejcirie iuiss ad ie íBUáetmnom. 

apprí^nquabii. 

. S ' Ferumiamen oeulie iUie eoneidéra» 

bie: el relributíonem peeebiorum vidtbie* 

" 9 Kiuúniam Í0 «#» Domine, epet meat 
AUiesimum poeuieli rrfu$ium Éumm. 

10 Non aeeedet ad le. maium : eijla^ 
g^llum noH' approfnnquabil tabetnaeiUo 
tito. 

m QiíiMiamAngelie'euiemandavilde 
Je: ul eusiodionlle in , ómnibus ifii» iuii» 

itk Jn manibue porlabunl leí ne forte 
4f^ndas qd k^tidenhipedtm Uutm» . 

14^ Sapear, e^epidem el baeüieewn am^ 
j^qbiéi eti eoneute^bie leonem él dra^ 
spifem», * »:;•!» » 

1 4 Quoniam in me eperoQÜ , liberaba 
mun: pro^egam eum f^i^mniam eogno»il 
Momen mctuv, 

i5 Clamabil ad jme, el ego extíudiam 
je^m : 0um ipeo #411». /fi IribHiníiope^ •«- 
j-ipi€Bm¡ etpn.f ^l glorifiemboeum». 

16 Longiiudine dierum repfeba 



3 Porque él me ho, Whnéo M Ubo de 
los tasadores, y de terribles adversidades. 

4 Con sas alas te bari sombra ; y de- 
bajo de Stts plumas estaris confiado *. 

5 Stt verdad le cercará como escudo: 
no temerás terrores nocturnos , 

6 ni la saeta disparada de día ; no al 
enemigo que anda entre tinieblas, ni los 
asaltos del demonio en medio del dia. 

7 Caerán á tu lado izquierdo mil sáe^ 
loe y diea mil á tu diestra; mas niiiga^ 
na te tocará á tf . 

3 Tú lo catarás contemplando con tus 
propios ojos f y verás el pago que ae dá 
á los pecadores , jr exclamarde s . * 

9 ¡Oib, y cómn eres ti, oh Snlor, mi 
esperanza! Tú, oh justo ^ has escogido 
ni Altísimo para asilo luyo. 

10 1^0 llegará á ti el mal, ni el asóte 
se acercará á tu morada. 

1 1 Porque él mandó á sus ángeles qne 
cuidasen de tí; los cuales te guardarán 
en cuantos pasos dieres. 

la Te llevarán en las palmas de sus 
manos ; no sea qne tropiece tú pié «n 
alguna piedra. 

1 3 Andarás sobre áspides y basilisoeai 
y hollarás loa leones y dragones : 

1 4 Ya que ha esperado en mí , yo le 
libraré.: yo lo protegeré , paes que éia 
conocido 6 adorado mi Nombre. 

i5 Clamará á mí, y le oiré benigno. 
Con él ektoyen la tribulación? póstre- 
le en salvn, y llenarle he de giorln. t 

16 Le saciaré con una vida muy larga; 
j lo hafé Ver t\ Sahrador q«o< enviaíré. 



6'ALMO XCI. 
üeUbrtMen este salmo la bondad jr la Jusli^íá de Dios en lodos las obrút{. 



ísalinus Canlicl. i tni die Sabbati. XCI* 

n Jjonum esl eon/lleri Domino ^ ei 
peallere nomini luo , AUisaime. 

3 Ad annunliandum mané misericor^ 
diam tuam f ei veriiatem iuam per no» 

olem , 



Salmo y.Cántiíeo. 
i Vara el din del sábado. 

n i5ueno es tributar alabansas al Se- 
ñor; y salmear á tu nombre, oh Altísimo; 

3 celebrando por la mañana tu mise- 
ricordia p y por la nochje tu verdad : 



I Jíua. XXXU. y. u. 



Digitized by 



Google 



]a6 Libro db IiOs salmos. 

' 4 iVi deeatüoráó , i^aatterh: atm úan^ 
tico 9 in tithara. 



5 Qaia deieeUuttmef DomiiKy in/tui» 
tura iaa : H in operikuá mmntuim iua» 
rum exuitaho% 

6 Quám magnijteaia nuH opera iua^ 
Domine í mmi$ profundos fmctdt ount 
oogiiatíoneo ñuo* 

7 .f7r insipiens non tognoieti: el mÍuÍ" 
iU9 non inieUtgtí fute* 

8 Ctffift exorii Jueríni poeeaions sieui 
famtim: et appmnterint omnts qui opo^ 
raniur iniquitaientf lU imUrtemi in tos^ 
tulum uteuli: 

9 /« auUm AUi$»imu9 in eeiornunh 
jíomino, 

10 Quoniam eeee im'miei iiu\ Dominé^ 
quoniam eeee inimid tui perHunt : et 
dispergentur omneé qui operisudor ini^ 
q^UtiUem. 

ti Et exaitaéitur otad utUeornis eor- 
mu meum : ét soneotms mem in mioeri» 
wrdia uberU 

: IB jffl despoxü oaUu9 meiu inimieoo 
llKO# : et in inaurgent&u» in mo mai^ 
gnanübme tntdiet aurie mea, ' > 

i3 Juetus uipmimaJloroifU: sktUee^ 
éms Lióani muUiplicabitwr» 



i4 Plantan in domo Dominio in o« 
iriis domue Dei nootrijloreéuni* 

1 S Adhuo nuOtipiieaSunttir in son eo tm 
uUrí: et bené paiSemiee entnt, 

.16 vt tMnmmtiená f Quomiam nectet 
Daminue Beue noster: ti non út ini» 
qjititao in eom . ^ . 



4 ftcomptSando el cíbIo con d mUc* 
rio de diet caerdM | y con ^ Mmido de 
la cíUra. 

5 Porque me hái recreado » oh SelloPí 
ooB tus obras : y al contemplar tas obras 
de tas manos sallo de placer^, 

6 fCuán grandes son, Sc8or, tns obras! 
¡Cttán insondable la profundidad de tos 
designios! 

7 £1 hombre insensato no oonoce es- 
tas cosas: ni entiende de ellas el necio. 

8 Apenas los pecadores brotarán como 
el heno I y brillarán todos loa malTa- 
dos'y*-Cttando perecerán para siempre. 

9 Pero tú^ 4»h SeSoFi gttdM eterna- 
mente el Altfsino. 

10 Asi es, Sefiori qne tos enemigo^ 
sí) tos enemigos perecerán « y qnedaráa 
disipados cuántos cometen la maldad. 



1 1 T mi fortaleía se levantará 
la del nnicomlo, y mi vejea oerá mgo^ 
rizada por la abundancia de tus mise- 
ricordias. 

IB Y mfraré con desprecio < á mis 
enemigos 9 y oiré hablar $in susto de los 
revoltosos que maquinan contra mi^. 

i3 Florecerá como la palma el yaron 
justo I y descollará cual cedro del li* 



14 Plantados A /asios en la casa del 
SeBor^ en los atrios de la casa de núes»* 
tro Dios floRcerán 1. 

i5 Y aun en su lotana ve}ei se máh* 
tiplicarán; y se Imitarán oon vigor y 
robustos, 

1^ para predicar qne el SeSor Qücis 
nuestro es justo, y que no hay en él ni 
i de iniquidad. 



1 Las criaturas maDÍfiestaa claramenle la sa- 
bidoria, el poder y la ioGnita bondad de Dios, 
Pero, como advierto san Áfnstio, no es ia 
criatura la que noiha €Íe deteüar^ smo Dios 
em la cnatura. 

9 O, Aa^nteffefCoOidbyó hecho su p^ 



en el amado por un 
do y etc, 

3 Y miraré por emeiina dd hombro, 

4 Oiré hablar luego de so castigo, d desu 



5 T se hsiáa frondosos* 



Digitized by 



Google 



lay 



SALMO XCIL 



Celebra el Profeta la gloria del reino del Mmas. 



lans caolici ipñ David in die ante sabbMoniy 
q«Ando ftindaU eat tenra. XCII. 

1 Lrmniniu rt^naoii, detorem indw 
tus esí: induius est Dúminus fortitudt' 
rtmi , ti prmeinxii »e. Btem'm firmavU 
oróem terr€t\ qui non commoveótiur» 

a Parata sedes tua ex tune : á SíteU'^ 
lo iuts. 

3 Sietfoveruni fumino f Domine: ele^ 
voptruntjlumina voeem suam, Bievavéf» 
runt Jlumina Jlucius suos » 

4 á voeibus aquarüm tnultarum, Mi^ 
rahiies elationes maris y miroóilis in al" 
iis Dominas, 

5 Testimom'a tua trsdibitia faela sunt 
nímis: domum iuam decei sanetituéo^ 
Domine^ in iongitudinem dierum. 



y CMatioo del núniío Bttvid, para 
la msf mm , del ■¿hada , que es cuando 
faé «riada la tierra. 

I Jiil SeSor reinó * ; reTÍslióse de glo- 
ria , armóse de fortalesa , y se ciñó todo 
de ella. — Asentó también firme la re- 
dondea de la tierra, y no será conmovida. 

a Desde entonces quedó, oh Señor^ 
preparado la solio; y tú eres desde la 
eternidad. 

3 Alsaron los rios » oh Se8or , levan- 
taron los rios.stt YdK: alzaron el sonido 
de sos olas , 

4 con el estruendo de laa muchas 
aguas. —Maravillosas son las encrespa-* 
duras del mar : mas admirable es el Se- 
jlor en las alturas. ' 

5 Tus testimonios se han hecho poi^ 
extremo creíbles. La santidad debe ser, 
Seilor, el ornamento de tn casa por la 
serie de los siglos. 



SALMO XCIIL 



De la Justicia y providencia de Dios 

premio de» 

Psalmusipsi David « qoarta sabbati. XCllI. 

I JLJetts uitíonum Dominus : Deus uh 
tionum libere egit. 



9 Exaltare gui jadieos terram:redde 
niributíonem saperbis. 

3 Vsquequo peeeatores, Domine^ asque* 
^tio peeeatores eloriabuntur t 



4 ejfabuntarj el lóqasntur inlquitatsm: 
lóqaentur omnes qui operantar injastf' 
tiámt 

5 P opulum iuam , Domine , humilia'*^ 

I O UnbieD: comenzó á remar, ó tomó pasesio» dd rano. Jeso-Gbnsto uittDÜuiie de hi 
■raerle tomó posesfon del reino elerao* 



en el castigo de los malos j y en ^l 
los buenos. 

Salmo dol mifino Bavíd , para el cuarto 
día do la semanaa 

1 lili SeAor ( Jehowth ) *es el Dios 
de las vénganlas: y el Dios de las vén- 
ganlas ha obrado con independiente li- 
bertad. 

a Hai pues brillar tu grandeza» oh 
Jnei supremo de la tierra; da su mere- 
cido á los soberbios. 

Zk ¿Hasta cuándo, SeSor, los pecado*^ 
res, basta cuándo han de estar vana- 
gloriándose ? 

4 ¿Charlarán, hablarán inicuamente, 
te jactarán siempre todos los que obran 
la iniquidad? 

5 ¡Ah! Sedor, ellos han abatido átn 



Digitized by 



Google 



laS Libro db 

verunl: ei hítredüaUm tuam vexttpn^ 
runt. . 

6 Viduam ei advenam inier/eceruni: 
et pupiii^s ooudtrunt* 

X 

7 Et dixeruni t Non videM 2k>muui», 
ne^ inteWgti Deus Jacob, 

¿ Iniei/tgite in»ifiiefUe9 in populo: tí 
siuití aii^uando sapiUx 



9 Qui píantavU aurem^ non audki^ 
aiU qui finxil oeukun , non consteUraiP 

10 Quí corripii gentes ^ non arguet^ 
qui docet hominem seientiam ? 

«I Dominu» *e¿i cogitatíoneg homi^ 
num t quonüun vanee sUnt, 

1 a Beaíus homo , quem tu erudierie^ 
Domine^ €i de Lege iua docueris tumi 

i3 u/ miliges ei á dkbus maiié: do^ 
nec fodiatur peuaiori fovea. 

1 4 Quia non r^eUet Dominas piebem 
suam : et ¡üerediiatem guam non dere^ 
linquet» 

1 5 Quoadusgue justiiia eontwiatur in 
Judicium: et qui juxía iJIam omnesqui 
recto sunt corde, 

i6 Quts eonsurget mihi adversus mo- 
íignantes? aut quis stabií mecum ad-- 
versas operantes iniquitaUm ^ 

17 Nisi quia Donu'nus adfuvit me: 
pauiominíis habitassei in inferno ani^ 
ma mea. 

1 8 Si dicebam : Motas esi pe» meus: 
misericordia tua^ Domine , euijuvabai 

19 Secundiim muliitudinem dolorum 
meorum in corde meo, consolationes tuce 
Íai(fieaverunt animam mcam* 

ao Nunquid adhcerei Obi sedes ini^ 
quitatiSf quifingis iaborem in prcec^ftoF 



LOS SA.I.XOS. 
pueblo, btn deyuUdo ta heredad. 

S Han asesinado á la viada j al ex* 
trangero, y han quitado la vida al 
huérfano. 

7 Y dijeron: No lo verá el Señor; no 
sabrá nada el Dios de Jacob* 

8 Rcfleiíonad, oh hombres los ma» 
insensatos del pueblo , entrad en cpno* 
cimiento; tened Enalmente cordura f 
vosotros mentecatos: 

9 Aquel que ha dado los oidos, ¿no. 
oirá? El que ha dado los ojos, ¿no verá? 

10 ¿No os ha de llamar á juicio, el 
que castiga á todas las naciones? ¿aquel 
que di la ciencia al hombre? 

1 1 Conoce él Señor los pensamiento» 
de los hombres, y cuan vanas son aui. 
ideas. ^ 

la Bienaventurado el hombre á quien 
tú, oh Señor, habrás instruido y amaea** 
trado en tu Lty, 

1 3 para hacerle menos penosos ' los 
días aciagos , mientras tanto qne al pe- 
cador se le abre la fosa. 

i4 Porque no ha de abandonar el Se- 
ñor á su pueblo ; ni dejar desamparada 
su heredad; 

1 5 sino que el juicio se ejercerá con 
justicia , y le seguirán todos los rectos 
de corason '. 

16 Mas entretanto ¿quién se pondrá 
*de mi parte contra los malvados? ¿quién 

saldrá á favor mió contra los que obran 
la iniquidad? 

17 \Jhl Si el Señor no me hubiese 
socorrido, seguramente seria ya el se-* 
pulcro mi morada. 

18 Si yo, oh Señor, te decía: Mi pié 
va á resbalar; acudia á sostenerme tn 
misericordia. 

19 A proporción de los muchq^ dolo* 
res que atormentaron mi corason , tus 
consuelos llenaron de alegría á mi alma* 

ao Porque ¿ acaso estás tú sentado en 
algún tribunal injusto, cuando nos im- 
pones penosos preceptos < ? 



1 Üt miliges eif'etc'. Parece que debe sa- 
pliroe eD la Vulgata dolorem^ ú otra palabra 
semejante; pero hemos traducido con una 
frase castellana el verbo miiiges : al cual cor- 
responde la palabra hebrea ia^pvnS iehas' 



chquit, que si^niBca dar reposo. 

a Algunos tradactores advierten que el rela« 
tito qtíi de la Vulgata es sapérflao. 

3 Quizá se traduciría mejor : Serd tu trono 
tro9io de iniquidad^ de donde std^an órdenes 



Digitized by 



Google 



SáXiMO 

ai Capta^uni in animam juttit H 
Mmn^imem innountem eomdemnaóuni» 

Sk^k Ei/acius est mihi Dominus inre^ 
fugiumy el Dtus meus in adj'uioríum 



a3 Bi reddet illis iniguiiaiem íp 
rum ; ei in malitia eorum dijtperdei eos: 
disperdei iJIos Dominus Deus nosUn 



XCIV. ' laj). 

ai Andan Xm malwtdos á c«m del 
justo , y condeiltn la sangre inocente* * 

a a Pero el Señor me ba aeryido de 
refugio : ba iído mi Dioa el soaten de 
mi esperanza. 

a3 Y bará caer sobre ellos Ja pena ds 
sus iniquidades; y por su malicia los 
bará perecer. Destruirálos el Sedor Dioa 
nuestro. 



SALMO XCIV. 

Exhorta el Profeta á los hombres á adorar á Dios^ y obedecerle^ 
acordándoles los beneficios del Señor. 



Laus caatici ipsi Darid. XCIV. 

I r enite^ exultemus Domino: júbi^ 
Unuu Deo sakiiari nostro» 

a Praoeeitpemus faciem ejus in con» 
fissione; ei in psaimis jubiiemus ei. 

3 Qumniam Deus magnus Dominusj 
ei rex magnus super omnes déos. 

4 Quia in manu €/us sunt omnes fi^ 
síes terree i ei ^iUudines nwontium ip^ 
ehu sunt. 

5 Quoniam ipsias est mane , ei ipse 
fteii iiiud; et sicoam manus ejus for» 
maoerunt. 

6 Venite adoremus , et proeidamus; ei 
pioremus. ante Dominum , quifeeü nos, 

7 Quia ipse est Dominus Deus no^ 
eier ; et nos populus paseuat tifus , et o» 
ves manus ejus. 

8 Hodie si vocem ejus audierOis, no' 
iáte. oódurare corda vestra ; 

9 sicut in irriiatione secundiim diem 
tentatíonis in deserto; ubi tentaveruni 
me paires vestri, probaverunt me^ ei 
vidftuni opera mea, 

I o Quadraginta annis effeneus fui 



Alaban— ó eéatm dd i 

I Venid, regocijémonos en el SeSor: 
cantemos con júbilo las alabanaas del 
Dios , Salvador nuestro. 

a Gdrramós á presentarnos ante sa a« 
cataroientOy dándole gracias , y ento- 
nando bimnos á su gloria. 

3 Porque el Seík>r es el Dios gran- 
de» y un Rey mas grande que todos loa. 
dioses ^ 

4 Porque en su mano tiene toda la 
eslension de la tierra ^ y suyos son loa 
mas encumbrados montes» 

5 Syyo es el mar, y obra es de ana 
nanos ; y hechura de sus manos es )« 
tierra. 

6 Venid pues , adorémosle; póstreme- 
nos , derramando lágrimas en In pre- 
sencia del Sedor que nos ba criado; 

7 pues él es el Se2or Dios nuestro, y 
nosotros el pueblo á quien él apacienta, 
y ovejas de su grey. 

8 Hoy mismo, sí oyereia su voi, guar- 
daos de endurecer vuestros coraaones*; 

9 como sucedió, dice el Señor ^ cuan- 
do me provocaron á ira, entonces que 
hicieron prueba de mi en el Desierto ^ 
en donde vuestros padres me tentaron ^ 
probáronme , y vieron mis obras. 

10 Por espacio de cuarenta ado» eatn* 



(i leyee) aue no podamos ctsmpfir? Eüo es, • 
aefásian injusto c|ue nos dejvssin tu auxilio 
para poder cumplir los preceptos difíciles que 
nos impones? No por cierto. 
I Al fin de este verso aftade san Geróain» 
TmlIL 



las sipuíenles palabnsí Quomam m 
Dominus pteüm stutm que la Iglena ha ááof* 
tado al renr este salmo al principio del o&oo 
Eclesiástico. 

a Hebr. IIL v.n. •*. - . 
I 



Digitized by 



Google 



i3o' 



Libro di loí salmos. 



gtneratíoni iQi^ ti dixi: Semper hi §r^ 
rani carde, 

ti Si Mí non eo^novemni vias meas;* 
tU jaraQi in ira mea : Si tniroióuai in 
réquiem meam. 



Ve irritado ocmim etU mn de gente, 
y decía: Steaipre está deicarríado el o»« 
rasoD de este pueblo. 

11 Ellos no conocieron' mia caminos; 
por lo que juré I airado , que no entra* 
rían en mi reposo *. 



S A L M O X G V. 

Convida el Profeta d todas las naciones d adorar al Mesías^ que sera 
juez de todos los /lombres, 

Cántíoo del mismo llaWd , 
Caotícumipsi David, i quando domos edifica- 1 ooaado se reedífieó la Casa db 
batur post capti¥Ítatem. XGV. después de la eantmdad 3. 



tyaniaie Domino eantieum novum: 
eaniate Domino omnis ierra, 

ft Cántate Domino ^ ei benedieite no^ 
mini ejus ; annuniiate de die in dieni 
saiuiare e/as, 

3 Annuniiate Ínter gentes gloriam e- 
jus I I/I ómnibus poputis mirabilia ejus, 

4 Quoniam magnue DominuSf ei lau-- 
dábiiis nimis ; ierribilis est.super omnes 
déos. 

5 Quéniam omnes dit gentium dcemo* 
ntof Donu'nus autem ecdos/ecit» 

% Conféssio ei putehriiudo in eonspe^ 
etu ejus; sanetimonia ei magnificenüa in 
saneti/itatione ejus, 

7 Aferts Domino pairiee Gentíum^ of'^ 
ferie Jhmino gtoriam ti konarem .* 

'^'í^rie Domino gtoriam nomini e- 
jus. ToiUte hostias , ei iniroite in oiría 
ejus; 

^ aderáis Domínum in atrio, sando 
ejus, Commoveatur- á faeie ejus uni^er^ 
sa ierra; 

I o dieite in gentihms qmia Dominus 
rsgnapU, Sienim eorremit ar^em terré 
quii non commoveiUurt judieabU popU'*' 
ios inefqúHaie, 

* II Latieniur eaii y si eetuttei- ^erra, 
eommoveatür mare^ ei píeniiudo ejus: 



dantad al Señor nn cántico nuevo: 
regiones todas de la tierra, cantad al 
Señor: 

a Cantad al SeSor, j bendecid sa 
Nombre : anunciad todos los dias la sal- 
vación que de él viene. 

3 Predicad entre las naciones sn glo-» 
ria, y sus maravillas en todos los pueblos; 

4 porque grande es el Señor, y digno 
de infinita alabansa : terrible §¿hrt to- 
dos los dioses^. 

5 Porque todos los dioses de las nn- 
ciones son demonios 5 * g^ro el Señor et 
el que crió los cielos. 

6 La gloría y el esplendor están al 
rededor de él : britlan en sn Santuario 
la santidad y la magnificencia. 

* 7 Ob vosotras familias de las nació- 
«es, venid á ofrecer al Señor ; venid i^ 
ofrecerle bonra y gloria^. 
- 8 Tributad al Señor la gloria dd>ida 
'á so Nombre«^ Llevad ofrendas, y cA* 
trad en sus atrios : ■ • ^ 

9' adorad al Señor en tu santa moli- 
da. — Conmuévase á m vista toda In 
tierra. 

io Publicad entre las naciones q'ne^ii 
reina el Señor. «— Porque él a€Hnd el 
orbe, el cual jamás se ladeará: juagará 
á los pueblos con equidad. 

1 1 Alégrense' los cielos, y salte de go- 
so la tierra, conmuévase el mar, y 
cuanto en %i contiene. 



- 1 Ó, noitfuiaieran segfdr, 
9 En ia liem que les tengo pro 

3 Btral, XVL v. a3. 

4 Qno los necios adonn.. . 



. 5 En el hebreo : son uada^ ó Ídolos vanos é 
elida. ín¿tilos. 

6 Otros iradueen: é rmduis pénms jr ko* 



Digitized by 



Google 



Sakmo XGVL 



iSz 



ka gauéekuU eampi\ ei cmttía qum in 

Müvarum 

i3 áfaeU IhmM, quia venii: quo^ 
nimm vtnit Judieare ierram, JudÍ€obtÍ 
aréem terree in eequitmte , eí populo* in 
veriiaie sua. 



la Maestrea mi jdUlo loe campos , y 
todas les coses qae hej en ellos, — Lee 
Arboles todos de las selvas manifiesten 
sil alboroio. 

i3 A la yista del Sefior, porqae vie- 
ne: viene I si, á gobernar la tierra.— 
Gobernará la redondea de la tierra con 
justicia: gobernará á los pneblos con su 
verdad '. 



SALMO XGVL 



Profetiza David el establecimiento del reino espiritual de Je$u*Christo y 

y exhorta d los hombres á prepararse para entrar en ¿L Puede tambiat 

entenderse este salmo de la segunda venida de fesu-'Ckristo al mundo* 



1 Huic David ^ quando térra ejas restitata 
est. XCVI. 



Uominus reg¥ta0ii , 
keteniur insuiee multas* 



exulM terrof 



a Nubes ei eaíigo in eireuüu e/us; 
jmstitia y et júdieium eorreetio seáis e^ 

¡US. 

3 Ifnis ante ipsunh preecedet > et in^ 
Jiammaóii in eireuitu inimieos e/usí 

4 liiuxerunt fulgura ejus orbi terree; 
vüíii 9 el eommota est térra. 

5 Montes ^ sieui cera Jluxerunt á fct^ 
sis Dominif á fatíe Domini omnis ierra» 

6 Annuniiaoeruni éeM /usiiiiame/us: 
ei 4Mderunt omnes populi gloriam ejus* 

7 Confandantur omnes ipU adorani 
eeuJpiilia; et qui gloriantur in simula^ 
.ekris sais* Adorote eum omnes Angelí 
^fus; 

8 audiéii , et leetata esi Sion, Et e-> 
'Seultatferunt filies Jmdet ^ propter fudieim 

tua. Domine: 

9 quoniam tu Dominus altissimus su* 
per omnem terram; nimis exaUatus es 
super omnes déos, 

10 Qui diiigiiie Dominum, odite ma^ 
lam: eustodit Dominue animas soneto* 
rum suorum , de manu peecatoris libe" 
rabit eos. 



1 lALMO de Havid, 



filé 



Jjil Seüor es el qoe reina : regocíjese 
la tierra ; muestre su júbilo la multi- 
tud de islas. 

a Circuido está de una densa y obe- 
cura nube; justicia y jaicio son el soa- 
ten * de su trono. 

3 Fuego irá delante de ¿I, que ab^a* 
sari por todas partes á sus enemigos K 

4 Alumbrarán sus relámpagos el or- 
be : violo y se estremeció la tierra* 

5 Derritiéronse, como cera, los monr 
tes á la presencia del Señor.- á la presen- 

. cia del Señor se derretirá la tierra toda. 
• 6 Anunciaron los cielos su justicia { y 
todos los pueblos vieron su gloria* 

7 Confúodanse todos los adoradores 
de los Ídolos , y cuantos se glorian en 
sus simiilacros:-^ Adorad al Señor vos- 
otros todos, ob ángeles suyos ^: 

8 oyólo Sion, y llenóse de albonMBO.i^ 
aliaron de alegría las bijas de Judá » 
en vista, oh Señor, de tus juicios: 

9 porque tú eres el Señor AUásimo 
.sobre toda. la tierra: tú eres infinita- 

. mente mas elevado que todos los dioses^, 
ío Ob vosotros los que amáis al Se- 
ñor, aborreced el mal. El Señor guar- 
da las almas de sus santos: librarlas ba 
de las manos del pecador. 



1 Según 8u Ley santa^ y 6egao sus promesas, 
a Sao Gerónimo en vez de cometió que se 
• lee en la Vukau , ^vmojirmamentum. 
3 //. Af. ÜL V. la. —//. l%es. L ^u 3. 



Heb. L V. 6. 
^ Los ángeles, ó potestades eriadaa. En el 
bebréo se usa aqui^ y ea el ▼. 7, la vos Ktbísn. 



t 



la 



Digitized by 



Google 



lU 



Libro db los sát^mos. 



1 1 Ztf» oriá eéifush^ el retth eorde 
kBÍUia, 

f la Lmknniiii /uB$i in Domino; ei eon^ 
fiiemim memoria saneitfieaiionie eju9. 



it kíúMntc\6 lá luí al {nato y y la 
alegría á loi de recto coraion. 

la Alegraos puet^ oh íustos, en el Sa* 
Sor; y celebrad con alabanzas su santa 
menu»4a. 



SALMO XCVIL 
Sigae el mUma cargumento del salmo precedente* 



^ 1 Psalmas ipsí David. XCVII. 

(^antaU Domino eaniieum novurñ; 
guía mirahilia feeit, Salvavit sibi dcx^ 
tera tfuéf €i iraehiam eaneíum e/tu, 

%^Noiumfecit Dominas saluiare suurh; 
in eonspedu gentium reveiaifii jusiiUam 
Muam» 

3 Recordahis esi miserieordice suee, ei 
veriiaíia 'suet donmi Jsraei, F'iderunt 
omnes iernUni terree saiutare Dei no^ 
strf. 

' 4 Jubilóte Deo omnis térra ¡ eantatef 
ei exultóte , et psailiU. 

*' 5 PealUte Domino in dthara f in st« 
ihara et voce psalmi^ 



r^ 



1 Salmo del Busmo David. 



€ in tuhis duttilibus y tt voee tuhit c 
iwcr. JubUate in eonepeetu regís Domini; 



*7 mooeatltr mart^ et/flénitudo*ej9s: 
ürbis terrarum » ei qui habitant in eo* 

S Ftumina plaudeni manm , sínusl 
montee exultabunt • 

9 á eonepeetu Domini f guoníam venü 
jwtdicare ferram. Judieabít orbem ter^ 
rarum in JustitoB, et pimíos in enfui" 
UUe. 



Vjantad al Sedor un cántico nuevo; 
porque ba becbo maravillas. _ Su dies- 
tra misma, y su santo braso ban obra* 
do su salvación '. 

a El Señor ha becbo conocer su Sal- 
vador: ba manifestado su justicia A lot 
.ojos de las naciones. 

3 Ha tenido presente su misericordia» 
y la verdad de sus promesas á fayor de 
la casa de Israel. —Todos los términos 
de la tierra ban visto la salvación que 
niieitro Dios nos ba enviado. 

4 Cantad puee festivos btmnos 4 Dioa 
todas las regiones de la. tierra : cantad 
y saltad de alegría, y salmead. 

5 Salmead i gloria del Seilor con la 
cítara , coa la cítara y con voces ar- 
moniosas , 

6 al eco de las trompetas de metal, y 
al sonido de bocinas.— Mostrad vuestro 
alboroao en la presencia de este Rey» 
que es el Saffoit. 

7 Conmuévase €fe ^oxo el mar y 'cuan* 
to en él se encierra : la tierra toda cOB 
todos sus habitantes. 

8 Los rios aplandirin con palmadas : 
los montes á una saltarán de contento» 

9 á la vista del SeSor: porque viene 
-k gobernar ■ la tierra. — Él fuagarA el 
orbe terráqueo con jnatícia^ y A lee 
pueblos con rectitud. . 



SALMO XCVII L 



Celebra, el Salmista el reino de Dios y de su Clirfsto; y convida d todos 

las hombres á reconocer á este Dios supremo , á quien, sirvieron Mojrsés, 

Aaron^ y demás Profetas* 

i.PsaloMisipsi DsTid. XGVIII. i Safano del mismo 9iivid. 

Dominas regnavit^ iraseantur po^ Keina ya el Señor; estreméicanse 



I Oíros tradocea: Sáhóie dsimiuno su dies- 
tray su stuuo braxo. 



a En bi Escritura jtn^ar y gobernar tignili* 
can lanchas Teces lo nusffio. Véase Jiocío. 



Digitized by 



Google 



Salmo 
puli: qui sedet super cherubinif moitfa- 
iwr térra, 

a Dominus in Ston magnuSf ei ex^ 
eeisus super omnts populas, 

3 Confiitantur nomini tuo magno: 
guontam ierribile^ et sandum est; 

4 et honor regís Judictum díiígit. Tu 
parasti dt'recttones ¡ judícium et justi" 
ttam in Jacob tufechti. 

5 "Exáltate Dominum Deum nostrum, 
et adórate scabellum pedum ejus : quo^ 
niam ¿anetum est» 

6 Moyses et Aaron in saeerdotibus f- 
jus ; et Samuel inter etís qui invocant 

nomen ejus: invocabani Dominum y et 
ipse txaudiebat eos; 

7 in columna nubis toquebaiur ad eos* 
Custodiebant testimonia ejus , et pra^ 
ceptum. quod dedit illis, 

8 Domine , Deus noster , tu exaudié^ 
bas eos ; Deus , tu propiiius fuisti eisy 
et ulciscens in omnes adinventiones eo- 
rum, 

9 Exáltate Dominum Deum nostrum^ 
et adórate in monte sancto ejus : quo^ 
niam sanctus Dominus Deus noster. 



XCIX. 



i33 



los pueblos : reina ya aquel que esti 
sentado sobre querubines; agítese la 
tierra '. 

A £1 Señor en Sion * es grande : ele;^ 
vado está sobre todos los pueblos. 

3 Tributen gloria á tu. grande Nom- 
bre, por cuanto él es terrible y santo; 

4 y la gloria del Rey está en amar la 
justicia.— Tú estableciste leyes rectísi- 
mas; tú ejerciste el juicio y la justicia 
en el pueblo de Jacob. 

5 Ensalzad al Señor Dios nuestro , y 
adorad el Arca , estrado de sus pies : 
porque él es el Santo. 

6 Moysés y Aaron entre sus sacerdo- 
tes, y Samuel el mas distinguido entre 
los que invocaban su nombre :—^ ellos 
clamaban al Señor , y el Señor les ola 
benigno : 

7 hablábales desd€ una columna de 
nube. — Observaban sus mandamientos 
y el fuero que les babia dado. 

8 Oh Señor Dios nuestro, tú atendías 
A sus ruegos: fuísteles propicio, oh Dios, 
aun vengando todas las injurias que te 
bacian <. 

9 Enaalzad al Señor nuestro Dios , y 
adoradle en su santo Monte ; porque el 
Señor Dios nuestro es el Santo por ex" 
celeneia. 



SALMO XCIX. 

Exhorta el Profeta á toda la tierra d alabar á Dios en su iglesia. 
Profecía de la poeacion de los gentiles, 

1 Salmo de 1« alabansa. 



2 Psabnus in confessioDe. XCIX. 

a J ubilate Dea omnis térra: servite 
Domino in laitiiia, Introite in eonspettu 
ejus y in txuJtations, 



3 Scitote qwmiam Domimts ^se est 
Deus : ipse fecit nos^ et non ipsi nost 
populus ejus, ei oves pasaim ejus; 



4 introite portas ejus in eonfessione. 



a Jyloradores todos de la tierra, can- 
tad con júbilo las alabanzas de Dios: 
servid al Señor con alegría.— Venid lie-* 
nos de alboroto A presentaros ante su 
acatamiento. 

3 Tened entendido que el Señor, 6 
Jehovah » es el único Dios. Él es el que 
ños hizo, y no nosotros A nosotros mil* 
moa. —Oh tú pueblo suyo, vosotros o-* 
vejas á quien él apacienta, 

4 entrad por 9vís puertas cantando ala- 



1 Enfurétcanse ahora coanlo quieran hs 
puebios idolátru, etc. 
9 Que tiene su solio en Sioo , etc. 
ToM. IIL 



3 ó tanibien s litaste can eUos de i 
eUüy al tiempo que castigabas todas sus jal' 
tas* Martini. 
13 



Digitized by 



Google 



i34 



Libro db i«08 saxmos. 



íUria tjua in hymnii: €onfitemini illL 
Laúdate nomen tjus: 

5 quoníam ^uavh^sí DominuSj 4nas^ 
iernum misericordia tjus , el usque in 
generationem ti generaiionem veritas 
ejas. 



bansas, venid á sus atrios enlonanda 
himnos, y Iriboladle tccioncs de gra- 
cias. —Bendecid su Nombre; 

5 porque «s un 5eSor Heno de bon- 
dad : es eterna su misericordia ; y sa 
verdad resplandecerá de generación en 
generación* 



SALMO C 



Retrato de un ñejr pió y Justo y en que deben mirarse los Príncipes para 
el gobierno de sus estados. 



1 Psalmtts ipá David. C 



1 Salmo del 



> ]>avid« 



Mi. 



liserieordiamti judicium tantaho 
Ubi, Domine: 

a psallam^ et inielligam in via im^- 
macuiaia: guando venies ad me? Per-^ 
amdulabam in innoeeniia eordis mei: 
in medio domas mea. 



3 Non proponebam ante oeulos meos 
rem injustam;faeiente8 pntvaricaiiones 
odivi. 

4 Non adhoísii mihi cor pratum : de~ 
elinantem á me malignum non eogno» 
scebam. 

5 Detrakentem secreto próximo suOf 
hune persegue&ar, Superbo oeulo , et in- 
saiiadili eorde f eum hoc nonedebam. 



6 Oculi mei ad fideles terro!, ui se^ 
deani mecum : ambutans in via imma» 
culata^ hic mihi ministrábate 

y Non habitaba in medié domas mees 
qui faeit superbiam: qui loqukut ini" 
qua f non direxit in eonspectu oeulorum 
meorum, 

8 In maiuiinó interficiebam omnes 
pSetatores terree : ui disperderem de ci^ 
píiate Domim' omnes operemSes iniqui*' 
tatem^ 



i^antaréy SeSor, las alabansas de ta 
misericordia y de lu )as<icia: 

a las cantaré al son de instrumentoa 
músicos: y estudiaré el camino de la 
perfección. ¿Y cuándo vendrás á mí 
para /oriaieeerme ? — He vivido con ino- 
cencia de corazón en medio de mi fa-^ 
milia, 

3 Jamás he puesto la mira en cosa in- 
justa: be aborrecido á los transgresores 
de la Ley. 

4 Conmigo no han tenido cabida hom- 
bres de corazón depravado : ni he que-) 
rido conocer al que con su proceder 
maligno se desviaba de mí. 

5 Al que calumniaba secretamente á 
sa prójimo, á éate tal le he persegui- 
do. — No admitia en mi mesa á hombres 
de ojos altaneros, y de coraion insa-> 
ciable, 

6 Dirigí mi vista en busca de los hom- 
bres fíeles del pais, para que habiten 
conmigo: los que procedian irrcprehen- 
aiblemente , esos eran mis ministros. 

7 No morará en mi casa el que obra 
con soberbia ó dolo; ni hallará gracia 
•en mis ojos aquel que habla iniquidades. 

S jíl lepantarme |K>r U maitana mi 
primer cuidado -era exterminar á todos 
los pecadores del país; para extirpar de 
la ciudad del Sefior á todos los facine- 



1 A todos los pecadores incofre|ilkks. Hom, XllL y. 4* 



Digitized by 



Google 



i35 



S A L M O C I. 



El Salmista, en nombre de todo Israel, implora la misericordia de Di'os^ 
y suspira por el Sahador que ha de restablecer á Jetusalem y á todo el 

pueblo en su gracia^ 

i OraeíoA ée un núeraUe , que ha- 



I Oratio paaperís y cum anxias faerit^et in 
GODspectii bomini effaderit precem suam. CI. 

a JLJominef exaudí orationem meamy, 
et ciamor meus ad ie veníate 

3 Non averias faciem iuam a me : in 
quacumque die iribuior^ incJtna ad me 
aurem iuam» In quacumque die tnvo^ 
taoero te , veiociter exaudí me : 

4 quiá defeeeruntsieutfumus dits m«> 
^ Qssa mea eieut cremÍMn arueruní* 

5 Pereussussum utfoBnum^ ei aruit 
eor meum: quia Milus sum eomedere 
ffanem meum* 

6 A vocegemitús mei adhasU os meum 
earni meas* 

7 SimüisfaeSus sum peUicano sotitU" 
dinis : f<u$us sum sieui nyUiearax in 
domicilio, . 

8 P^igilavi f eí fadus sum sieut passer 
solilarius in tecUh 

9 Toia die exprobraóani mihi inimicf 
mei: ei qüi laudaAani me adversum me 
Jurabarft* 

I o Quiadnerem ianquam panem man- 
ducalHsm^ ei poium meum eum Jlelu 
miscebam, 

%\ A faeie iriss ei indignatíónis iua: 
quia elevans altísisii me* 

. i^í.Dies mei sieui umbra declinaos 
runi: ei ego sieui fcenum aruL 

1 3 Tu aulem , Domine , in aiernum 
permanes .* ti memoriale iiuun in gene^ 
raiionem ei generalionem, 

ti Tu exurgens misereéerig Sion: ^tia 



ílándnut atríbnladQ derrama en la pr«« 
feneía del Señor ana plegaríaa. 

a Jiiscucfaa , oh SeSor, benigna menle 
mis ruegos; y Uegueo basta ti mis cla- 
mores. 

3 No apartes de mí tu rostro: en cual- 
quier ocasión en que me halle atribu- 
lado , dígnate de oírme. —Acude luego 
á mí , siempre que te invocare ; 

4 porque como humo ban desapareci- 
do mis diasy y áridos están mis huesos 
como lefia seca» 

5 Estoy marchito como el beno^ árido 
está mi coraaon; pues hasta de comer 
mi pan me he olvidado '• 

6 De puro gritar y gemir me he que- 
.dado con sola la piel pegada á los 

huesos. 

7 Me be vuelto semejante al pelíca- 
no^ que babita en la soledad: paréxco- 
me al buho en su iríeie albergue'. 

8 Paso insomnes las nocbes , y vivo 
cual pájaro que se está solitario sobre 
los tejados. 

9 Zahiérenme todo el dia mis enemi- 
gos, y aquellos que me alababan se ban 
conjurado contra mí. 

I o Porque el alimento que tomo va 
metclado con la cenisa; y mis lágrimas 
se mezclan con mi bebida ^, 

I I á vista de tu in é indignación ; 
.fNiea me levantaste en alto para estre*- 

ilarme ^» 

I a Como sombra ban pasado mis diaa, 
y heme secado romo el heno» 

i3 Pero tú, Seilor,. permaneces para 
•iempreí y tu memoria pasará 4e ge- 
neración en ^eneraci^n* 

1 4 Tú te levanUrás , y tendrás lásti- 



1 Que ni acierto á tomar el aumento. caería alguna sobre el plato en que comían. 

' ^ Qu e ti e n e tn morada en los agujeros de un Véase Vemzm, 

edificio arruinado. 4 Habiéndome ensalzado tanlp, abora pae 

3 Alude á la ceniza que esparcían sobre so abales hasta el suelo. 
cabeza en seAal de peniteocia, y de la cual 

u 



Digitized by 



Google 



l36 LlBAO DB LOS SALMOS. 

tempus mUerendi ejust tpiiavenii tern^ 
pus. 

1 5 Quontam pUtcueruntservié iuis /o- 
pídes ejus : et ierras tjus tniserebuntur. 



16 A iimebuní Gentes nomen tuum^ 
Domine , eí omnes reges ierra gioriam 
tuam, 

1 7 Quía adifieavii Dominas Sion : et 
videbitur in gloria sua» 

iB Respexit in oraiionem humilium: 
et non sprevii precem eorum. 

19 Scribantur hcee in generatione ah- 
iera: et populas^ i¡ui creabilur^ Ittude^ 
bit Dominum, 

' ao Quia prospexit de excelso saneio 
suo: Dominas de cáelo in terram as^ 
pexit: 

' at 11/ audiret gemiius eompediiorum: 
ut solverei filios interemptorum r 

^^ ut annuntient in Sion nomen Do^ 
mini: el laudem eJus in Jerusalem. 

a3 Jn conveniendo pópalos in unum^ 
et reges ut sertfiant Domino, 

a 4 Responda ei in via virtafis sua: 
Paudiatem dierum meortun nuntia 
mihi, 

aS Ne revoees me in dimidio dierum 
meorum : in generationem ei generatio- 
nem anni tai. 

a6 Initio tu , Domine , terram fandá^ 
sti: et opera manuum tuarum sunt 
cobU, 

217 Ipsi peribunty tu auiem permanes: 
et omnes sieut vestimentam veteraseent» 
Et sicut opertoriam mutabis eos , et mw 
tabuntur: 

Sí% tu auiem idem ipst tSf et anni 
tui non defieíent. 

a 9 Fi'lii servorumUtorum habitabunt: 
ei semen eorum in seeeulum dirigetur. 



ma de Sion ; porqae tiempo e« dé apU« 
darte de ella, llegó ya el placo. 

1 5 Y porque basta sus mismas ruinas 
son amadas de tus siervos, y miran es* 
tos con afición aun al polvo de aquella 
tierra. 

16 Entonces, oh Se3or, las naciones 
temerán tu santo Nombre , y todos los 
Reyes de la tierra respetarán ta gtoria. 

1 7 Porque el Señor reedificará á Sion, 
en donde se dejará ver con toda ma- 
gestad. 

1 8 Él atendió á la oración de los ha« 
mildes^ y no despreció sua plegarías. 

- 1 9 Igscribanse estas cosas para la ger 
neracion venidera ; y el pueblo que será 
creado glorificará al Sedor r 

ao porque desde su excelso Santuario 
inclinó los ojos hdcia nosotros. Púsose 
el Seüor desde el cielo á mirar la tierra» 

ai para escachar los gemidos de los 
que estaban entre cadenas, para liber- 
tar á los sentenciados ó destinados á 
muerte , 

aa á fin de que prediquen en Sion el 
Nombre del Señor , y sus alabancas en 
Jerusalem : 

a 3 entonces que los pueblos y Reyes 
se reunirán para servir juntos al Señor. 

a 4 Dijo el justo en medio de su flori- 
da edad<: Manifiéstame, oh iSSr^or, el 
corto número de mis dias. 

a5 No me llames á la mitad de Bii 
vida. Eternos son tus años *• 

a& Ob Señor, tú eres el que al prin- 
cipio criaste la tierra : los cielos obra 
son de tus manos, 

37 Estos perecerán ; pero tú eres in- 
mutable. Vendrán á gastarse como nn 
vestido. — Y mudaráslos como quien 
muda nna capa, y modados quedarán'. 

a 8 Mas iú eres siempre el mismo; y 
tos años no tendrán fin. 

a9 Los hijos de tus siervos habitarán 
tranquilos en Jerusalem f y su descen- 
dencia quedará arraigada por los siglos 
de los siglos. 



1 Al salir de sa cautiverio, 
a Pero tan breves los míos , que no podré 
ver la gloría de la santa ciudad de Jertúalem 



que vamos á reedificar. 
3 En otros cielos nuevos y naeva tiena. 



Digitized by 



Google 



,37 



SALMO CU. 



Acción de gracias á Dio$ por la 
inmensos beneficios 
1 Ipsi David. GIL 

Jjenedtef anima mea, Domino: eí 
omnia , guas intra me sunt ^ nomina 
soneto ejus, 

a Benedie i anima mea , Domino : et 
noli oblivisci omnes reírióutíones ejus, 

3 Qui propitiaiur ómnibus iniquitati'» 
¿US tuis: qui sanaí omnes infirmiiates 
tuas. 

4 Qai redimit de inierilu pitam iuam: 
gui eoronai ie in misericordia et rmse^ 
raíiom'bus, 

5 Qui repleí in bonis desiderium iuum: 
renovabUur ui aguiiee juvenius iua, 

G Fbeiens misericordias Dominus , ei 
Judicium ómnibus injuriam paíieniibus* 

7 Notas fecit vias suas Mojrsi, filiis 
Israel voluntaies suas. 

8 Miserator , et misericors Dominus: 
¡onganinus » ei muUtim misericors, 

9 Non in perpetuum irascctur: ñeque 
in ceiernum comminabitur. 

10 Non secundiim peecata nosira /«* 
cti nobis: ñeque secundim iniquitaies 
nosiras retribuit nobis. 

11 Quoniam seeundum aUiiudinem 
cceli aterra y eorroboravit misericordiam 
smam super timsntes se. 

I 

Id Quantum disiat Ortus ab Oeeiden^ 
SOf longé feeit á nobis iniquitaies no^ 
strms. 

• i3 Quomodo miseretur paier Jiliorum, 
misertus est Dominus timentibus se: 

i 4 guoniam ipse eognomt figmerdum 
nostrum. Recordaius est quoniam puh 
vis sumas: 

1 5 homOf sieuif cunan dies ejuSf tan^ 
quamjbs agri sic ejffhrebit. 

1 6 Quoniam spiriius pertransibit in 
Wot et non subsistet: et non eognoscet 



remisión de los pecados y demás 
que de él recibimos. 



i Del miimo David. 



Be 



>endice » oh alma rata , al Señor, y 
bendigan todas mis entrañas su santo 
iHombrc. 

a Bendice al Señor, alma roia, y guár- 
date de olvidar ninguno de sus bene- 
ficios. 

3 Él es quien perdona todas tus mal** 
dades: quien sana todas tus dolencias.* 

4 quien rescata de la muerte tu vida: 
el que te corona de misericordias y 
gracias : 

5 el que sacia con ^ii« bienes tos. de- 
seos; para que se renueve tu juventud 
como la del águila. 

6 El Señor hace mercedes, y hace jus- 
ticia á todos los que sufren agravios. 

7 HÍKO conocer á Moysés sus caminos, 
y á los hijos de Israel su voluntad. 

8 Compasivo es el Señor y benigna, 
tardo en airarse, y de gran clemencia. 

9 No durará para siempre su enojo , 
ni estará amenazando perpetuamente. 

I o No nos ha tratado según merecian 
nuestros pecados, nrdado el castigo de- 
bido á nuestras iniquidades. 

I I Antes bien cuanta es la elevación 
del cielo sobre la tierra, tanto ha en- 
grandecido él su misericordia para con 
aquellos que le temen. 

I a Cuanto dista el Oriente del Occi- 
dente, tan lejos ha echado de nosotroa 
nuestras maldades. 

i3 Como un padre se compadece de 
sus hijos, asi se ha compadecido el Se- 
ñor de los que le temen: 

i4 porque conoce bien él la fragilidad 
de nuestro ser. — Tiene muy presente 
que somos polvo; 

' \^ y que los dias del hombre son co- 
mo el heno: cual flor del campo, asi 
florece *f y se seea^ 

i6 Porque el espirita estaré en él co- 
mo de paso; y asi el hombre dejará 



l Job. XIU. V. a5. — Aif^. i». a. 



Digitized by 



Google 



1 38 
ampliUs lotum suum. 



LXBBO DB 108 SALMOS. 



17 Misericordia autem Domini ab <r- 
ierno , el usque in ceternum super ti" 
mentes eum. Et Justitia iliius in fiiios 
filiorum , 

1 8 his qui servant iesíamenium ejus: 
et memores sunt mandatorum ipsius, 
odfaciendum ea, 

19 Dominas in ccelo paravit sedera 
suam : et regnum ipsius ómnibus domi" 
nabitur, 

a o Benedicite Domino omnes Angelí 
ejus : potentes virtute , /acientes oerbum 
iliius y <id audiendam vocem sermonum^ 
ejus, 

A I Benedicite Domino omnes ifirtutes 
ejus : ministri ejus , qui facitis volun^ 
iatem ejus, 

a a Benedicite Domino omnia opera e^ 
jus : in omni loco dominationis ejuSf 
heñedic anima mea Domino* 



pronto de existir, y le desconocerá el 
lugar mismo que ocapaba'. 

17 Pero la misericordia del StAor per- 
manece abeterno^ y para siempre sobre 
aquellos que le temen. — Sa>astícia* no 
abandonará jamas á los bífos y nietof 

18 de aquellos que observan su alian- 
Ba^^^'y conservan la memoria de siu 
mandamientos, para ponerlos en práctica. 

19 El Señor asentó en el cielo sa tro- 
no; y su reino dominará sobre todoa» 

ao Bendecid al SeSor todos vosotros^ 
oh ángeles auyos, vosotros de gran po- 
der y virtud, ejecutores de sus órdenes, 
pronto» á obedecer la vos da aus man- 
daloa. 

ai Bendecid al Señor todos vosotroa 
que componéis su celestial milicia, mi- 
nistros suyoa que baceis su voluntad. 

a a Criaturas todas de Dios, en cual- 
quier lugar de su universal imperio, 
bendecid al Señor: bendica t&, ob'alma 
mía, al Señor. 



SALMO C 1 1 L 

Alaba el Profeta á Dios por la creación y conservación admirable 

del mundo. 



I Tpsi David. Cin. 

lienedic , anima mea , Dominor 
Domine , Deus meus , magnificatus es 
Mhementer, Confessionem ^ et decorem 
induisti T 

a amidas lamine sieut vestimento. Bx^ 
tendens cctlum sicui pellem: 

3 qui tegis aquis superiora ejus. Qui 
ponis nubem ascensum tuum : qui am^ 
buias super pennas pentorum, 

4 Qui/acís Angelos iuos^ ipiriius: et 
ministros iuos^ ignem urentem, 

5 Qui fundasti terrtím súptr stabUi^ 
taiem suafn: non ineiinah'iur in seecu^ 
ñtm seteuH. 



i Sel 

vjh alma mía, bendice al Señor. 
Señor Dios mió, tú te bas engrandeció 
do mucho en gran manera. ^^ Revestido 
te has de gloria y de magestad ; 

a cubierto estás de lus, como de un 
ropage.— Extendiste loa cielos como un 
pabellón ó cortina , 

3 y cubriste de aguaa la parte aupe* 
rior de ellos'.— Tá haces de las nubes 
tu carrosa : correa sobre las alas de los 
vientos. 

4 Haces que tus ángeles sean veloces 
cooM» los vientos, y tus ministros acti^ 
-vos como fuego abrasador. 

5 Cimentaste la tierra sobre s«s peo» 
iñas bases: a* se dcaaiiretará j 



I Si se entiende aquí por esptniu el alma 
racional , el senlido es que cuando la omni- 
potencia de Dios TueWa el alma al cuerpo 
donde estuvo, ésta no le conocerá, digámoslo 



asi; pues de morul que le dejó , le hailari in- 
mortal. 

a Esto es , su fidelidad en las promesas. 

3 Véase Mscrünm. 



Digitized by 



Google 



Salmo 

6 j/fy^ws, iiaU vesUm§ntum^ ami'^ 
dus tjüi : 9uper montes stabunt oquae» 

7 Ab tncrepaiione iua fugients á voee 
íonHrui tui formidabunt, 

8 Aseendunt montes j ti áescenduní 
campi in locutn , quemfundasti eU. 

' 9 Termtnum posuistí^ quem non irans^ 
gredíenturf ñeque eonuertentur operire 
terram, 

I o Qu¿ emittis fontee in eonvalUbus: 
Ínter médium montium pertraneibuni 
aguas. 

II Poiabunt omnes bestia agri: eX" 
peetabuni onagri in siti sua* 

1 a Sápet «o voiueres casii habitabunt: 
de medio petrarum dabunt voces. 

1 3 BJgans montes de superiortbus suis: 
de frueiu operum tuorum saiiabitur 
ierra, 

1 4 Producens fcenum jumentis , et 
herbam ^servituti hominum : ui educas 
panem de ierra: 

1 5 e/ oinum Icetifiui cor hominis : ul 
exhilarei faeiem in oleo : U pañis tor 
hominis confirmet* 

ft6 Saturabuntur ligna campi ^ ei ce^ 
dri Libani, quas piantavit: 

1 7 iilie passeres nidificabunt. Herodii 
áomus dux est eorum : 

1 8 montes exeeisi urvis : petra rrfu^ 
gtum herinaciis. 

19 FeeÜ iunam in témpora: sol co» 
gnotfit íKcasum suum, 

a o Posuisii t enebros^ W faeta est nox: 
in ipsa jferfransibuni omnes bestice 
silva, 

ai Caiuli leonum rugientes ^ ut ra^ 
piani 9 ei quarani á Deo escam sibi, 

_^% Orius est sol^ et congregati suni: 



GIIL i39 

6 Hallábase cabierti, como de un» 
capa, de inmensaa a^uas; sobrepujabaa 
éstas los monies, 

7 A tu amenaza «charon á huir, ame- 
drentadas del estampido de tu trueno. 

8 Álsanse como montes, y abájause 
como valles, en el lu^ar que les esta- 
bleciste. 

9 Fijásteles un término, que no tras- 
pasarán: no volverán ellas á cubrir la 
tierra. 

I o Tú haces brotar las fuentes en los 
valles , y que filtren las aguas por en 
medio de los montes. 

I I Con eso beberán todas las bestias 
del campo: k ellas correrán, acosados 
de la sed, los asnos monteses. 

la Junto á ellas habitarán las aves 
del cielo : desde entre las pedas harán 
sentir sus gorgéos. 

i3 Tú riegas los montes con las aguas 
que envias de lo alto: colmas la tierra 
de frutos que tú haces nacer. 

i4 Tú produces el heno para las bes- 
tias , y la yerba que dá grano para el 
servicio de los hombres; ^ á fin de ha- 
cer MÜr pan del seno de la tierra, 

i5 y el vino que recrea el coraxon 
del hombre: de modo que, ungiéndose' 
6 perfumándose f presente alegre su ros* 
tro, y con el pan corrobore sus fuerzas. 

16 Llenarse han de jugo los árboles 
del campo , y los cedros del Líbano , 
que él planta. 

17 Allí harán las aves sus nidos: — á 
las cuales servirá de guia la casa 6 ni- 
do' de la cigüeña. 

18 Los altos montes sirven de asilo á 
los ciervos; los peñascos de madriguera 
á los eriios. 

19 £1 Señor crió la luna para regla 
de los tiempos. £1 sol observa puntual- 
mente su ocaso* 

^o Tú ordenaste las tinieblas, y que- 
^ó hecha la noche: en ella transitará 
toda fiera del bosque. 

ai Bu^en en busca de presa los ca- 
chorros ¿e los leones, y claman á Dios 
por el alimento. 

a a Mas asi que el sol apunta, retf* 



I TéMse Unción, 

a La cigüeña forma su nido en las ramas de 



los árboles mas ahoá ; y le forma áoies que las 
demás aves. Üirjrsost, 



Digitized by 



Google 



x4o Libro x>s 

€t tn tubilibus éuis colloeabuntur. 

a 3 Exíbil homo ad opus suum: et ad 
operationem auam usque nd vesperum. 

a 4 Quám magnificata suni opera iua^ 
Domine! omnta in sapientia fedHi : im^ 
puta est ierra poseessione tua, 

a 5 Hoe mare magnum^ et spatiosum 
manibus : iilie repiilia , quorum non est 
numerus; animalia pusilla cum ma- 
gnis : 

a6 illie naves pertransibunt. Draco 
iste f quem formasii ad üludendum et: 

a 7 omnia a te expedant ut des ilUs 
eseam in tempore. 

a 8 Dante te iiUs, eoUigent: aperiente 
te manum tuam , omnia impleóuntur 
bonitate. 

a 9 Averíente autem tefaeiem, turba" 
buntur : au/eres spiritum eorum, et de^ 
ficient f et in puiverem suum ^everten^ 
tur. 

3 o Emittes spiritum tuum, et crea^ 
buntur : et renovabis faciem térra:, 

3 1 Sit gloria Domini in sceeulum : IcB" 
tabitur Dominus in eperibus suis: 

- 3a qui respieit terram , et faeit eam 
tremeré: qui tangit montes ^ et fumi" 
gani, 

. 33 Cantabo Domino in vita mea : psai* 
iam Deo meo quamdiu sum, 

'34 Jueundum sit ei etoquiwn meum: 
ego vero delectabor in Domino, 

35 De/ietant peeetgtores á térra , et 
iniqui; ita ut non sint: benedie, anima, 
mea, Domino. 



LOS SALMOS. 

ranse todos en tropel, y van á meterae 
en sus guaridas. 

a 3 Sale entonces el hombre á su ocu- 
pación y á su trabajo basta la noche. 

a 4 ¡Oh Señor, y cuin grandiosas son 
todas tus obras ! Todo lo has hecho sa- 
biamente: llena está la tierra de tas ri- 
quezas. 

a 5 Tuyo es este mar tan grande y de 
tan anchurosos senos: en él peces sin 
cuento; — animales chicos y grandes. 

a6 Por él transitan las iiAves'. -:^Ese 
dragón 6 monstruo * que formaste, pa- 
ra que retozara entre sus olas ; 

a 7 todos los animales esperan de ti 
que les des á su tiempo el alimento. 

a 8 Tá se lo das, y acuden ellos á re- 
cogerle: en abriendo tú la mano, todos 
se hartarán de bienes. 

a 9 Mas si tú apartas ta rostro, túr- 
banse: les quitas el espíritu, dejan de 
ser, y vuelven á parar en el polvo de 
que salieron. 

30 Enriarás tu espíritu, y serán cria- 
dos, y renovarás la faz de la tierra. 

3 1 Sea para siempre celebrada la glo- 
ria del SeSor. G>mplacerse ha el Señor 
en sus criaturas ; 

3a aquel Señor que hace estremecer 
la tierra con sola una mirada , y que 
si toca los montes humean 3. 

33 Yo cantaré toda mi vida las ala- 
banzas del Señor: entonaré himnos á 
mi Dios mientras yo viviere. 

34 Séanle aceptas mis palabras : en 
cnanto á mí, todas mis delicia» las ten- 
go en el Señor. 

35 Desaparezcan de la tierra los pe- 
cadores y los inicuos ; de suerte que no 
quede nipgnno. Tú, oh alma mia, ben- 
dice al Señor. 



I De una región á otra. 

a Esto es, U ballena ; d tal vez un pez ann 
mas monstraoso y disforme que la ballena; del 
cual se habla en el libro de Job con el nom- 
bre de lemathan; y qoe llamamos btUUnm^ 
por ser esta «1 pez mas grande que conoee* 



mo8. Lo mismo puede decirse del animal lia* 
mado en Job behemoth , por el cual comun- 
mente se entiende el elefante ^ llamado R^ 
de los oninales. 
3 Exod, XIX. V. 18.^ XX V. 18. 



Digitized by 



Google 



i4i 



SALMO C I y. 



* 

jíccion ¿e gracias á Dios por los beneficios ^hechos d su pueblo Jes Je la 
yocacion de Abraham , haHa la entrada en la tierra de promisión >• 



AUehiia. CIY. 

I tyonfiiemini Domino , ti ínwoeate 
nomen ej'us : annanUate Ínter Gentes 
-opera ejus. 

a Cántate ei , ei psailtte ei: nárrate 
ontnia mirabilia ejus. 

• 3 léoudamini in nomine soneto ejus: 
iaietur cor queerentium Donunum. 

4 QumrUe Dominum » et eonfirmamr» 
ni: (¡uetrite faciem .e/us semper, 

' S Mtmentote )aur€MbiÍium e/us ^ xfuee 

fedt : prodi$ia ejus , et iudieia oris e^ 

jus. 

> G Semen Abraham , tetvi ejus : fiÜi 
Jaeoh eieeii ejue, 

y Ipse Jbominms Deas noster: in un^ 
wersa térra judieia ejus* 

8 Memor fuU in s€teu¡um iesiamentí 
SttiJ ver&if quod mandavii in müJe ge^ 
nerédiones: • 

. ^ quod digposuit ad Abraham: et jw^ 
ranunti sui ad Isaac: 

to ei staiuit iilud Jacob in proecepium: 
ei Israel in tesiamenium cttemum^ 

I I dieens : Tibi daba terram Chanaan, 
funiculum fucreditatis vestra:, 

• I a €um esseni numero órevif paueie* 
simi ei Íncola ejus: 

i3 «# pertraneierUMÍ de gente im gen» 
ttm , ei de regno ad popuium ^iierumm 
' i4 Jfon reiiquit hominem mostré sis: 
et oorripuit pro eis reges* 

' iS Noiite iángere chrístdb mtos: si in 
prophetis meis nolite malignaría 

i6 JS/ voeoíH't famem super tsrram; 
eSemnefimamsntwn peatis eonirívii. 

1 /. Faralá XyL V. 8. 
a Eftio es , alabad al SeAor. 
3 O el .Miar ea au preaencMU 



Aleluya». 

I alabad al SeBor, é invocad «u 
Nombre : predicad entre las naciones 
sus admirables obras. 

a Entonadle bioinos al son de músi- 
cos instrumentos; referid todas ans ma- 
j^viUas. 

3 GloriáMM en su santo Nombre: alé- 
grese el corazón de los que van en bus- 
ca del Señor. 

4 Buscad al Seííory j permaneced fir- 
mes, buscad incesantemente sa rostro'. 

5 Acordaos de las maravillas que bi« 
lo , de sus prodigios , y de las senten- 
cias que ban salido de su boca , 

6 oh vosotros, descendientes de Abra- 
ham» siervos suyos, hijos de Jacob» sus 
escogidos. 

7 Él es el Sefiov Dios nuestro , cayos 
juicios son conocidos en toda la tierra. 

8 Nunca jam&s ha puesto en olvido 
sn aliansa , aquella palabra que dijo 
para miles de generaciones , 

* . 9 la promesa hecha á Abraham y su 
juramento á Isaac: 

a o juramento que confirmó á Jacob 
como una. ley, y á Israel como un pac- 
.lo sempiterno I 

I I diciendo : A ti te doré la tierra de 
Xhánaan, legítima de tn herencia. 

I a. Y eslo» cuando Jaeeó y sus hijos 
eran en corto número, poquísimos y es« 
trangeros en la misma tierra » 

ft3 y pasaban á menudo de una na- 
ción á otra y y de un reino á otro pueblo. 
i4 No permitió que nadie los moles- 
tase ; antes por amor de ellos castigó á 
los Reyes. 
. 1 5 Guardaos^ de locar A mis ungidos: 
na maltratéis i mis profetas, 

ifi Hiso venir A la hambre sobre la 
-tierra , y destruyó todo sustento de pao. 



4 Airado dijo A los Revés : Guárdeos , etc. 
/. Paral. Xn. V. aa. 



Digitized by 



Google 



t4si Libro db 

1 7 Misil ante eos 9intm : in servum 
venumdatut est Joseph, . • 

18 Hamiiiaverunt in wmpedibun pe» 
des ' ej'us ; ftrrunt pertransiii animám 
ejusy 

19 donet venirei verbum ejus. Eio-' 
quium Domini in/iammavií eum; 

a o misii reXf et solvit eum i princeps 
poputorum^ ei dimisit eum. 

ai ConstUuit eum dominum domas 
suetf ei prineipem omnis possessionis 

SUit. 

^% Ut erudirei principes ejus steut se^ 
tnetipsum : ei senes^ ejus prudentiam. 
doeerei, 

a3 £/ iniravit Israel in AEgypium: 
ei Jacob accoia fuii in ierra Cham» 

^^ Si auxii popuhim suum pehemen^ 
ter : ei firmavii eum super inimicos e- 
ius. 

a 5 Converiii cor eorum ui odfreni po» 
pulum ejus : ei doium facereni in ssr^ 
vos ejus, 

aS Misii Mojasen servum suum; Ao» 
ron , quem elegii ipsum, 

ay PosM in eis verba signorum swh 
rum , ei prodigiorum in ierra Cham» 

a 8 Misii ie nebros t ei obseuramit ei 
non exacerbaba sermones suos, 

a9 Converiii aquas eorum in sungui» 
nem : ei ocddii pisees eorum. 

3 o Edidii ierra eorum ranas in pe» 
neiralibus regum ipsorum. 

3i Dixiif ei venii eaenomjriáf si dni» 
fes in ómnibus finihus eorum, 

3 a Posuii pluvias eorum grandinem, 
ignem eombureniem in ierra ipsorum. 

33 J5/ pereussii vineas eorum , ei fi» 
eulneas eorum : ei eontrivii lignum fi» 
nium eorum, 

34 Dixiif si venii heusia^ ei bruduiSf 
eufus non erai numerus : 

f 35 ei eomedU omne fasnum in ierra 
eorum : ei eomedU omnem/rueium ler^ 
ra eorum. 



LOS SALMOS. 

17 Envió delante de loe enyes á im 
yaron, á Joseph, vendido por etclavo. 

18 Al cual afligieron, oprimiendo sns 
pies con grillos : nn puSal atravesó m 
alma; 

19 hasta qae se camplió sa vatici- 
nio — Inflamóte la palabra del Seüor. 

ao El Rey dio orden para que le soK* 
taran: púsole en libertad este Potenta- 
do de los pueblos. 

ai HÍEole dueño de sa casa *, y giM» 
bemador de todos sus dominios ; 

aa para qne comunicase sn sabidaría 
4 Stts Grandes , y enseüase la pruden- 
cia á sus Ancianos. 

a3 Entonces entró Israel en Egypto » 
y fué Jacob á vivir como peregrino en 
la tierra de Cblm*. 

a4 Y Dios multiplicó •■ pueblo so- 
bremanera, ó biiole mas poderoso qon 
sus enemigos. 

aS Permitió que el corason de estos 
se mudara, de suerte que cobrasen oje* 
risa á su pueblo de Israel , y ardiesen 
tramas contra sus siervos. 

a6 Mas envió á Moysés siervo snyO| 
y á Aaron á quien babia elegido. 

a 7 Dióles poderes para bacer milagros 

y obrar prodigios en la tierra de Chám* 

* a 8 Envió tinieblas, y todo' lo obsea- 

reció; no faltó ninguna de sus palabras. 

a 9 Convirtió en sangre sus aguas , y 
mató los peces. 

30 La tierra brotó ranas basta en los 
gabinetes de los mismos Reyes. 

3 1 Dijo , y vino toda casta de mos- 
cas S y de mosquitos por todos sos tér^ 
minos. 

3a En lugar de agua hacíales llover 
en su tierra granito y rayos de fuego 
abrasador. 

33 Con lo que abrasó sus viitedos é 
higuerales, y destroió los árboles de sa 
término» ^ 

34 Dijo, y vinieron enjambres innu- 
merables de langosta y oruga; 

35 y comiéronse toda la yerba de los 
prados, y cuantos frutos habia en los 
campos. 



I Gen, XLL v. i^, 4o. 

a Esto es , en E^to 9 donde Misraiin, bijo 



de Chám, propagó su linage. 
3 O , moscones. Véase Cosma^frit. 



Digitized by 



Google 



S A L U 
36 Ei pertUMSÜ omne prímogtnitum 
in ierra eorum ; pr-imUioM omnss iabo^ 
rU torwn. 

,ZyEi eduxit eos eum argento ei auro: 
ei non enU in iribubue eorum infirmus» 

38 Lataia eH AEgypiua in profeetio* 
guia ineuóuU iimor eorum 



39 Expanda nubem in proteei/onem 
eorum , ei ignem ui lueerei eis per no" 
etem* 

4 o Peiierunif ei venii eoiurnix: ei 
pane eetÜ eaiuravH eos. 

4 ■ Dirupit peiram , ei Jluxeruni a- 
quet: aÓieruni in eieeo Jhimina i 

4^ guoniam mentor fuit verbi saneii 
euif guod habuii ad Abraham puerum 
suum. 

43 A eduxii popuium euum in exuJ' 
iaiione,.eÍ eiedoa euoe in keiiiia» 

^^ Ei dedil iiiie regiones Geniium: 
ei labores populorum poesederuni : 

4% ui eusiodiani JustifieaOónes ejus^ 
ei iegem ejus requirani. 



O CV. i43 

36 Hirió de muerte á todos loi pri- 
mogénitot de aqaelU tierra, las primi- 
cias de su robustes. 

3.7 Y sacó á Israel cargado de oro 7 
plata: sin que hubiese un enfermo en 
todas sus tribus. 

38 Alegróse el Efypto con U salida 
de ellos, por causa del gran temor que 
le causaban. 

39 Eitendió una nube que les sirvie- 
se de toldo, é hiso que de noche los a- 
lumbrase como fuego. 

40 Pidieron de comer, y envióles co- 
dornices; y saciólos con pan del cíelo.. 

41 Hendió la peSa, y. brotaron aguas: 
corrieron rios en aquel secadal. 

4a Porque tnvo presente su sarita pa- 
labra, que diera á Abraham siervo sayo. 

43 Y asi sacó á sn |raefa]o Ikno de 
goio, y á sus escogidos colmados de 
júbilo. 

44 Y dióles el pais de los gentiles , é 
bisóles disfrutar de las labores de los 
pueblos : 

45 á fin de que guardasen sos mandar 
mientos, y observasen su Ley. 



SALMO CV. 

Los/iebréos en la cautividad hacen memoria de los beneficios recibidos 

de Dioéj desde que los sacó de Egypto hasta el tiempo de los Jueces: ¿& 

la ingratitud con que correspondían al Señor '^ y como el\ misericordioso^ 

los corregía y libraba de sus angustias. 

Áltelaia. CV. 

I vuonfitemini Domino guoniam óo- 
Mi#; guoniam in eautdum mieeritordia 
síue. 

, % Qui* loqueiur poienfias Damiñi, au- 
ditas féeiet omnes laudes ejuef 



3 Beaii gui eus/odiúni Judicium : ei 
faeiuni justiiiam in omni tcmpore^ 

4 Memento noatrif Domine^ in bene* 
plaato populi tui¡ visita nos ín saiutsiw 
ri iuo: 

5 ad videndum in bonitate eleclo^ 
rwn ikorum , ad ¿artandúm it^ Ualitia 



Alakkya*. 

I A labad al Seflor porque es tan 
-no, porque es elemm su misericordia < 

9 ¿Qnién'podf^ contar las obras del 
poder del Señor,. ni pregotiar todaa ana 
'alabansas ? > • 

. 3 Bienaventurados lúa qne obstrvatt 
la Ley, y practican eti todo tiempo la - 
virttid. ' I - 

4 Acuérdiite, oh &e^at.^ • de nosotn» 

según tu benevolencia para con tu pue- 

- blo: visítanos por medio de tu Salvador; 

^5 4 fin de que goccmoi los bienes de 

iua escogidos,. y participemos de la ale* 



1 Alabad á Dios. Yéase Alelu/a. Judith XUh^* %i. 



Digitized by 



Google 



j44 Libró db 

^erHia iuas ; ut lauderis eam hvredita-- 
te fu€u 

' 6 Peceaoimus eum patríbus nostrísf 
ínfuM egimus , ¿nífuiiaiem /ectmus, 

7 Paires nosiri in AEgypio non in^ 
ietiexenini miraéi/ta iua , non fuerunt 
memores multUudinís miserieorduz tuce* 
Et írrítaveruní ascendentes in mare, 
Mdre rubrum» 

8 Et saivavil eos propitr nomen suumf 
Ut notam faceret potentiam suam, 

9 Bi inerepuít Haré rubrum : et ex^ 
Siceatum est: et dsdttxU eos *n íMÓyssis 
gieui y» deserto. 

10 Et saloavh eos «le manu odien" 
Üum ; et redemit eos de manu inániei. 

11 St operad eufuas iribiOantes eos; 
unas ex sis non remansO. 

iSk Et crediderunt verbis ejus; ei ¡aur' 
daverunt laudem ejus* 

i3 Cito feeerunt^ obtUi snni operom 
eJuSf et non sustinueruní eonsÜium e* 
jus. 

1 4 Et eoneupierunt coneupiscentiam in 
deserto; ei tentaverunt Deum in in^ 
aguoso. 

i5 Et dedit eis peiitionem ipsorum; 
si misit saturitatem in animas eorum, 

iB Et irrUaverunt Mojsen in castris^ 
'Aaron sanctum Domini, 

17 Aperia esi^erra , ei deglutivit Da^ 
ihan^ et operuii super eongregaiionem 
Abiron. ' 

1^ Et esoarM't' ignis in synagoga eo^ 
rttm; Jlamma combussU peccatores, 

19 £/ feeerunt vitulum in Hóreb;"eí 
■adoraveruni scuiptiie^. 

ao Et muiaveruni gforiam suam in 
Sütíititudinem oHuii eomedentís /cenum. 

a 1 ObÜti suni Deum , 91»* salvamU e* 
0#i quifeeit mmgnalim in jÉSgypto^ , 



LOS SALMOS, 
grja ¿t to pueblo; 7 te gloríes en «qae* 
líos á quienes inirM coreo herencia tuym. 

6 Hemos pecado como nuestros pa- 
dres , nos hemos portado injustamente ^ 
cometido hemos mil maldades. 

7 Nuestros padres en Egypto no con« 
sideraron tus maravillas: no conserva- 
ron la memoria de tus muchas mise- 
ricordias. —Te irritaron cuando iban i 
entrar en el mar^ en el mar Rojo. 

S Mas el Señor los salvd por honor 
de su Nombre, para demostrar su podefi 

9 Dio una vos contra el mar Rojo ', 
y éste quedó seco al momento : y osm^ 
•dújolos por medio de aquellos abismos, 
como por un desierto. 

10 Y sacólos salvos de entre las ma- 
Aos de aquellos que los aborrecían , j 
rescatólos de la mano de sus enemigos. 

1 1 Sepultó «I agua á sus opresores: no 
quedd de ellos ni siquiera uno. . 

la Entonces dieron crédito á las pa- 
labras del Señor, y cantaron con aplau- 
so sus alabanaas, . 

1 3 Mas bien pronto echaron en olvi- 
do sus obras; y no esperaron su conse- 
jo ó amorosa providencia*, 

1 4 Y en el Desierto desearon con an- 
sia los manjares de Egjrpto : y tentaron 
á Dios en el secadal. 

i5 Otorgóles lo que pidieron, y los 
hartó hasta el alma. 

16 Estando después en los Campa- 
mentos se atrevieron contra Moysés , y 
contra Aaron el consagrado > al Señor. 

17 Abrióse la tierra y se tragó á Da- 
than, y sepultó á la facción de Abiron. 

t8 Se encendió fuego €n snoonciliába» 
lo, y las llamas devoraron i los pecadores. 

19 Hiciéronse un becerro en Horob» 
y adoraron aquella estálna fundida. 

ao Y trocaron su Dios que era sa 
gloria , por una figura dé becerro que 
come heno. 

Al Olvidáronse de Dios que los había 
salvada , que habU obrado tan grandes 
cosas en Egypto, 



I Exod, Xiy, V. ai. Por la figura prosa» 
pope/a habla David aqui poélicamenté del 
mar , como de una persona animada ; asi eo- 
ato en otros logares habla de iá tieiia, do. « 



los árboles, etc. 

9 Exod, Xf^. V, 34<— iViKÜn. Jd, V. ao. 
3 O Sacerdote. 



Digitized by 



Google 



Salm 

Sí f/iíreSBía 7n Ierra SSam; i^rn'Ai^ 
lia in more Bubro* 

a3 J?/ dixH ui disperder eí eae ; si non 
Mbyses eleeius ejus sUiiseet in confra^ 
ttione in cmnspedu e/us; ui averierei /- 
rom ejue ne disperderei tos ; 

:k^ eí pro nihilo habuerunt ierram de* 
Merabiiem, Non erediderunt verbo e^ 

a5 e/ murmuraverunt in tabernaculie 
suis; non exaudieruní voeem Domini. 

a6 Eí elevavü manum euam super 
eo»; ui prpsierneret eos in deserto» 

aj Bt ui defieeret semen eorum in na^ 
iionibuSf et dispergeret eos in regionibus» 

a8 A initiati suní Beelph^or: ei eo- 
nuderunt saerificia mortuorum* 

99 £/ irritaoerunt eum in adinoentio» 
nibus suis : et muitiplicata est in eis 
ruina. 

io Et sieiit PhineeSf et pJaeavit: et 
eessavit quassatio, 

3 1 tf/ repuiaium est ei in justitiam^ 
in generationem ei feneratiónem usque, 
in sempiternunu 

i3a A irritaverunt eum ad aquas eon-^ 
iradieOonis s et vex a t us .est Moisés pro^ 
pter eos: 

33 quia exaurbaverunt spirÜum ejus, 
Et distinxit in iabiis suis: 

34 non disperdiderunt gentes f quas 
dixit Dominas Hits» 

35 Et eommisii sunt inter gentes y et 
didiceruni cpera eorum: 

. 36 el servieruat seulptilibus eorum: 
et faetum, est iOis in soandalum. 

37 Ei immolaueruni filios suM^ ei fi-* 
Uas suas datmoniis, 

3% Et effuderunt sanguinetn innoeeh^ 
iem: ¿anguinem /tiiorum suorum etfi^ 
Uarum suarum p quas saerificaveruni: 
geulpiiiiifUs Chanaan. Et infesta est 
ierra in sanguinihus. » 
-3^ «I contamináta est in eperibus ah^ 



O CV. i43 

aa tantas maravillas en la tierra ét 
Cbám, cosas tan terribles en el mar* 
Rojo. 

a 3 Trató pnes de acabar con ellos; pe* 
ro se interpuso Moysés siervo sayo , al 
momento del estrago «, *- á fin de apla- 
car sn ira, para qi»e no los exterminase. 

a 4 Ellos empero ningún caso hicieron' 
de aquella tierra deliciosa. —No dieron 
crédito á sus palabras, 

a 5 murmuraron en %\ks tiendas: no 
quisieron escuchar hi vos del SeBor. 

a6 Y ievantó el Señor su mano con- 
tra ellos, para dejarlos tendidos en el- 
Desierto , 

a 7 y envilecer sn linage entre las gen- 
tes, y esparcirlos por varías regiones. 

a8 Y se consagraron á Beelphegor, y 
comieron de los sacrificios de los muer- 
tos '. 

¿■9 Y provocáronle á ira con %ík% in- 
venciones idolátricas^ y estalló contra* 
ellos grandísimo estrago. 

3o Pero levantóse Pbinées* , y le apla- 
có, y cesó la mortandad. 

3i Lo cual k fué reputado como jos-* 
ticia 3 , de generación en generación 
eternamente* 

3a Asimismo irritaron al Seftor en las 
Aguas de Contradicción ; y padeció Moy-' 
sés por culpa de ellos ^: 
, 33 porque habian perturbado su espí- 
ritu:— como lo manifestó claramente 
con sos labios. 

34 Tampoco exterminaron las nado- 
nes que les babia mandado el Sefior. 

35 Antes se mezclaron con los genti«- 
les, y aprendieron' sus obras ; 

36 y dieron en lio á sos ídolos; y fué' 
para ellos «n tropieío. 

37 É inmolaron sus hijos é hijas i 
los demonios. 

38 Derramaron la sangre inocente, la 
sangre de sus hijos y de sus hijas , que 
sacrificaron á los ídolos de Chánaan 1..-^t 
Quedó la iiem inficionada con tanta 
sangre,- . ... " • ^ 

39 y contaminada con sus ohraa: y 



j.Esto es« de las viciimas ofrecidas á los 
Idoloi. 

3 O acción díapa de premio. 
ToM. lU. 



4 Por hons después la peñ» coa algan» des- 
<;(iof¡aosa ; do tttvo el oonsueio de entrar en 
la. tierra dé promisión. /Vj<m« JCX i', a. la. 

5 Véase Moíoch. .i 

K 



Digitized by 



Google 



1^4^ Libro db 



SW4. 
4 o £/ iratus est furore Dominus út 

4 1 i^t iradidüí. co^in maniA9. gentíum: 



eí humtiiaii sunt m^ im9ini^»9 €orum: 
oBerba^prunt sunoí in, CQnsíii^. ^ug : ^ 

44 t* «^% €unkiri^íii¥wamh- eí oit- 

45 ^ nutwv fmi^ ieeiameníi mí: et 

jnisericordice suas, 
41} JK< dfdU é€^ i« wv(99rifi&r4i\s «1 

4^ 4Sai^|o^< «0#i/BKk X>a«Núf« Ih¥9 mh- 
éter: ti e6ngreg,qk OM:<<ft tnotiími^u^ ui. 

48 Benediaus, Dominus JíumUm^k 
4 ^em^ 9i u^qm irti ^efifiuki9ks¡ ^ dM 



LOS SALMOS. 

se profititiiycroil i loé Ualqs huko¡t%S 
sayas. 

4 o Por lo qne se encendió la saña del 
Señor contra su pnelblo, y abominó á 
su heredad. 

.41 Y entrególos en poder de Us na- 
ciones , y cayeron bajo del donunio de 
aquellos que los aborrecían. 

4a Fueron tratados duramente por sus 
enemigos , bajo cuya mano fueron htt» 
mil lados. 

43' Mucbes veces los libró lU>f« «-^ 
Ellos empero le exasperaban con sns 
designios : y fneron abatidas por dmaa 
de sus iniquidades. 

44 Mirólos el Señor cuando, ttlabaa 
atribulados, y oyó su oración» 

45 Acordóse de sa aliansa, y le pesó ', 
X los trafó según su gran misertoordia. 

4^ É biíA qne fnescn objeto de con- 
pasjon para coa todos Ws que lOi taaiii» 
cautivos. 

47 Sálvanos, ob Señor Bioe wmstro, 
y recógenos de entre ka^ «acioMa;— 
pava qtt!&. confesemos la saalo Nombre, 
y ños gloriemos en cantar Insalabanaaa. 

48 Bendita sea el Señor Sliot.da kraal 
por ioa aigioa de los sigVaat y^ respondecá 
todoi e^ pitAlot» j-Asi annl'jasi s«a^ 



$A,LMO CVL 
Et Señor Ubra de toí^a, SfJ^rte dfi valamidades d las que le invocan 

Aleluyas 

I Alabad al Saiar, povqno.ea <m» 
bnono, povqnea^eéemnsn mtsarlboniia. 

a Digim/^ aqaellor qo#> iaanm radr^ 
midos par el Señor, án los coalas «ascató 
del poder del enemigo , y qna b» leco» 
fido da las Mf íooca 

a del Oviante y de! Pbnmala^,,daiNpi»^ 
«avy dtviavpaaie de* mar, úMidMimK 

4 Asdlnf ierOA erranee» par lrsoM«id^ 
por lugares áridos ^ sin baHav «amia» 
pan llegar á algaa» aindad dmida al* 
bergai'sc^ ._ 

' " ■' J " ■■ wi ii^i ■■■■|i n m%%*^ ■ ■■■ ■ < I ■ 

1?; w» mfivióke ' áí úttmp a iiom y-noHas^faüigév a Alabad á Dios. 
pQamessaaixapíotiewiá daiasaiaWades. I^*- 3 Por nutr entiende aqut el JIMlM^t^llMl^ 
se l)io$. donde caía también al anr Sojos 



1 CenJUemiMIhmimeníi 
fuanifím. iH suBodutn». mUetnícordía tjéu. 

a Dicant qui redempii.emni. á. Dmninm^ 
^<miledemA dt mmntk iaümUi ei de 
regionibuM congrega»it eos:. 

& d,aafía onla lá tcnafa; a& mquihm^ 



4» Brnmvm^immktíiudiññJn Awqm^^ 
90 : viam civiUUi» haóüacuíi iioi| 



Digitized by 



Google 



Skzuú 

5 emrienteMp «I 9iikntet : aniña mh 
rum in ipsis deftcU* 

6 'Et ciámaverunt ad JhmtHufH tñm 
iribuiarentar : ei de neeesgUatibuM é9^ 
rum eripuii eos, 

7 Btdeduxií etk8 in vüm reetam: nH 
ireni in eiHiaiem futbitatíonis^ 

6 Confiieaniur Domino inherieardíét 
ejus f ti mirabilia ejus /Uiis hotfttnum» 

9 Qut'a éaíioQit animam inañtm: ei 
antmam esurientem satiavit óonis, 

I o Sedentes in ienebrie , eí umbra 
mortis : vindoe in mendieüate ei ferro* 

II Quia eJtaeeirbavertñfi eiofuia Deh 
ei oonsiiium AUiesimi irrítaverunh 

1^ Si humitiiOtnn eii in lábaríbue ebr 
eorum : infirmati Wrti » tiee fuii qui éd^ 
fwarét. 

t3 £l ttamafúetuni ad DcunfUmiín cui» 
iribüiareniur : ei de nee^ifitáiiifne eo^ * 
jtctn Übcr^QÜ eos» 

i^ Bi edUieit eos de ienebríSf ei rtm^ 
bra moriis : ei vincula eorum disñipH. 

i 5 Confiieaniur Domino mi^rieordiái 
vjus^ ei mirúbiiia ejus filOs haminmís* 

i6 Qku'o eontrivü portas ¿treas\ ei 
viMes ferreos eoirfregii. 

17 Ssnfiúepií eos de via Ini^Meáis «o- 
Tum : ph$Hbr injustifins énirn siu» ^Mfi- 
miiiaii suni. 

18 (knhem estám elbmfMéiia ési hni^ 
láa éonnn: ei afip'rofiihqua^fenkñiítü^ 
ad porias moriis, 

1 9 Bi eJamaiíeruhi ód Dominüm énm 
frfbaíareniur: ei de 'neéésséáiibitít ^ 
rum liberavii eos. 

ap Misii perbám smáhr^ tt Mnúifii tos : 
ei eripuii eos de InterAiektifius eoretht, 

^t Co^fiieantur Domino hkíseriéordiee 
^hbr & núYáifííid lefui fttíis ñoWiirtumí 

aa ei saerifieeni saerifieium Iññdíi: m 
"ünnmituM.tlp^a %JU9 fu ^exñhéthm. 

aS $ttir dtseendáni mate in nát;i1btiÉ\ 
foderdes operaiiontm in oquis m(0it9\ 



C V I. i4i7 

Meciendo ya sa «¡||íHlVI. 

6 CtaAiatoh «mpero al S¡^o^ en Ha 
tribulación^ )r sacóles dt íúb woi^tía». 

7 Y encatef hotos per Ya via rtecta, fia* 
ra que llegasen á In ciudavi ^ett qaé de^ 
bian habitar. 

S Glorífi^aén Al Setór por sti)i miM^ 
ricordias , y por sus maravillas á favor 
\de lós hijos de los hombres. 

9 Porqoe sMfó al alma.é^dietoltt: col- 
mó de bienes al alma bambri^tt\*. 

1 o íéibrá & Ibs que yad«n etit'ré tinie- 
blas y sombras de maerfe» aherrojados 
ten la aflicción j entre cadenas. 

1 1. Mas poiqué contradijeron las pa- 
labras de Dios , y despreciaron los de- 
signios del AltísittiO) 

la faé abatido %a cofszon cota tos tra- 
bajos: quedaron sin fueraas; y no hal>o 
quien tos socorriese. 

1 3 Pero clamaron ni SeSor vtéiido^ 
atribulados^ y librólos de sus angustias* 

i4 Y sacólos die las ünMiHii» y ioni- 
bras de la muerte; y rompió sus cadenas. 

tS Glorifiquen al SeiTor por sus mise- 
ricordias, y par sus nratavillas á Divor 
de los hijos de los hombres. 

16 Porque qüélA'antÓ ífts pútrtas de 
bronca I ^ lüio ^«fcAfe M ^rit>)os de 
hierro. 

17 R^e»oglót5s d«í cÉttiMo ^e «u ini- 
quidad; i^ués p6r *f» ttifiivdes habian 
sido abismados. 

iS Ltegó sú aliMi % «Iwríreceir todo 
iKMMÍo, y Ite'gkrbn basta las puet^tts 
de la muerte. 

19 PHi> c temaron al Si^sét W ve^se 
atvIbUMdO») y WlMfMB dé soS ángultiéá. 

an fiMVtó la fMtaWa, f \(5k sino, y 
los sélvy( de lu ^dtHírii. 

á 1 GtóV'ifif^tt it 5éflor ptír sus ifli^e- 
Ticordiaé*, y púr Sus tilkraV{1t*s, ^ AVót 
de los hijos de los hombres. 

aa Y ofriscanle éstos sacrificios de ala- 
l)att¿á, y cilefeVtMl e&h ¡úbilb ^ús obras. 

a3 Los que-sttireiSXl el mtir éft náveS 
y eslán maniobrando en medio de tan- 
tas águas.^ 
Ka 



Digitized by 



Google 



x48 



Luto DB LOS SALMOS. 



a4 ip9i videmniíipera Dominio ei mi" 
rahilia ejuM in prof^/Bdo* 

a 5 DixÜ^ ti steiit sgnrUus pr^eelkt: 
€i tícaiiaíí éuntJUutus tjuM* 

a6 AscenduM usqut ad cedas « et de^ 
scendunt tugue ad abyssot: anima ea^ 
rum in nutiis tabesce&ai» 

a 7 Turóaii suni ei mtíU Muni mícuí 
ebrias: ei omnie eapieniiá eorum devo^ 
raia esi, 

a^ Ei elamaveruni ad Domsnum cum 
iribuJareniur ^ ei de neceseiiaíibus ea* 
rum edujcii eos, 

ag £/ siaiuii proeellam efus in aw- 
rom: ei siiueruni Jluctus ejus, 

30 Bi latiaii suni guia siiueruni: ei 
deduxit eos in porium voluntaUs ea^ 
rum, 

3 1 Confiteaniur Domino miserieordiat 
ej'us: ei mirabiiia ejusfiliis hominum, 

3 a jSl exalteni eum in ecdesiá plebis: 
ti in eaihedra seniorum laudeni eum. 

33 Posuiijlumina in desertum^ ti e- 
xiius aquarmm in siiim^ 

34 ierram frusiiferam in sahuginem^ 
á maliiid inhabiiantium in ca. 

35 Posuii deserium in siagna aquo" 
rum : ei ierram sine tufua in exiiu» a* 
guarum, 

3S Si eoUtavU illie esurienies : ei 
eonsiitueruní tivUaiem habUationism 

Zf Bi seminaverum agros ^ ei plan^ 
iaveruni vintas : ti feeeruni fruttam 
naiivitaiis, 

38 A benedixii tiSf ei muUiplicaii 
suni nimis: ti jumenia eorum non mi- 
noravii, 

3 9 J?/ pauci/adi suni ; ei vescati suni 
á iribulaUone maiorum, ei dolore, 

4o Bffusa esi coniempiio super prin^ 
cipes: ti errare /tcii eos in inpiOf ei non 
in via. 

ii Bi adjuvii pauperem de inopia: ei 
posuii sicui oves familias. 



1 O también: sin saber qué hacent, ni qué partido tomar. 



a 4 esos bao yislo las obras del SclEor, 
y sus maravillas en.el profundo dti mar. 

a 5 Di lo, y sopld el viento tcnpéstuo* 
so 9 y encrespáronse las olas: 

a6 suben hasta los cielos , y bajan 
•hasta los abismos. En medio de estas 
angustias desfallecía el alma de ellos. 

a 7 Llenos de turbación vacilaban co* 
mo beodos ^ » y se desvaneció toda ta 
sabiduría. 

a 8 Pero clamaron al SeSor en la tri- 
bulación / y los sacó de sos apwros. 

a9 Gimbió el huracán en viento saaveí 
y calmaron las olas del mar. 

30 Regocijáronse ellos viendo el mar 
sosegado^ y el Seihr los condujo al 
puerto deseado. 

3 1 Glorifiquen al SeSor por sus mise* 
rlcordras, j por sus maravillas á favor 
de los bijos de los hombres. 

3a Y ensalcen sn gloria en la congre- 
gación del pueblo , y alábenle en el con- 
sistorio de los Ancianos. 

33 £1 Señor convirtió los ríos en pá- 
ramos^ y en sequedales los manan timlea 
de agua: 

34 la tierra fructífera en saldbreSay 
por causa de la malicia de sus habi- 
tantes. 

35 Convirtió el Desierto en un pais 
dt estanques de aguas, y la tierra seca 
en manantiales. 

36 Y estableció en ella á los hambrien- 
tos: y fundaron ciudades para su habfcr 
tacion. 

*37 Sembraran los campos, y planta- 
ron vifias , que produjeron abundantes 
frutos. 

38 Y hendí jólos ei Señor ^ y mnltipU- 
cironse sobremanera: y acrecentó íhs 
ganados. 

39 Y vinieron á naénos , y fueron opri- 
midos con trabajos y dolores» 

40 Cayó el vilipendio sobre los prin- 
crpes: é bisólos andar errantes por la-r 
gares desiertos , .donde no hahia senda 
ninguna. 

4i Y libró al pobre de la miseria; y 
multiplicó las £smilias como rebahos da 
ovejas. 



Digitized by 



Google 



.'S1.LMO 
timdf imi^iias appiUMt o» mmnu 
il Quis Mopiem ei eugiodiei ikr«? «< 



CVIL ' r49 

4^ Véráa €tlM coMt k» josUm j te 

Ucnarán de foaoi y loda iniquidid cer* 

nrá so boci. 
43 ¿Qniéa ct Mbio ptra eonscrvaret- 

tai C08M ' , y ctMoprthtiiderlÉs miieri^ 

cordÍM del SeBor? 



SALMO CVIL 

Prorumpe David en alabanzas de Dios por sus victorias : las cuales 

representan las espirituales conquistas con que Jesu^Christo sometió á su 

Iglesia las naciones infieles. 

i 



I CaiMieaiii Psalmiípii David. CTII. 

,% jTanUam cor metim, Deust paro^ 
Uun cor meum : eantabo , ei psalltun in 
gloría mea, 

3 Exurge gloria mea^ exurge psáüe^ 
ríum^ ei eiihara: exurgam düueuiOm 

' 4 Confiiebor Ubi in pofmtis , Domiñe:^ 
ei psailam Ubi in natíonibas* « 

• 5 Quia magna esi super eeeiqs mise^ 
títordia iua i eí usquefd nubes veriiae 
tua* 

'% BxaHare super emios Deus^ H m- 
per omnem ierram gloria iua : 



•7, íU libereniur dileeii iui. SaJommfac 
dexSera iua , ei exaudí me : 
' ft Deue loeuius eei in Sando suú : Jl- 
seuUabo , ei dividam Siehimam^ ei eon-^ 
waüem iabernaculorum dímetíar» 

9 Meus eei Galaad , ei meus esi M»^ 
mmsstsi ei Ephraím. suseepUo eopitís 
mei, Judá rex meus : 
' io Moaó lebee speí mex. In Idumxam 
(tMendam ealeeanuntum meum :■ mihi- 
etiienigencB amieifaeii sunt. 



9 UispaestaetU mi coraion, oh Dioe: 
mi coraion está diepaesto: cantaré y en- 
tonaré aalinos en medio de mi gloria. 

3 DeapierU pues^ oh gloria >| oft ahna . 
mia\ apresuraos, oh salterio y citara: 
yo me levantaré al rayar la aurora, * 

4 y alabarle be, Seilory en medio de 
los pueblos , y te cantaré himnos entra 
las naciones. 

5 Porque es mas grande, qne los cielos^ 
tu misericordia^ y mas eleradaqne laa 
nubes la verdad tuya^. 

.£ Eitaálxate, oh OioO, sobre los cielos, 
y ensalza sobre toda la tierra tu gloría^ 
para que obtengan la libertad los que 
t6 amas. 
7 Sálvame con tu diestra, y atiéflMlcme. 

•8 Dios habló desde SOL Santuario:!— y 
a#/ regoci jemie be, y rapariiréé Siehémi 
y mediré el valle de los Tabernécuios. 

9 Mío es Galaad, y mió es Maneases» 
y Ephraim es la ibrtalen prineipal 
mía. —Judá es mi Rey 5. 

to Moab el vaso ú.obfelo de mi espe- 
rante.: yo Je eonquisiarád ->- Por Iduméa 
extenderé mis plantas ^: se me harán 
amigos, «r me soxuUrén'^ los. eatrangeros. 



I O también : ¿Qf»é Hombre cuerdo no con- 
eeryará la memoiia de estas Cosas ^y no pro^ 
eorard, tttc, 

1 Los cíneo primeros venteólos de este sal- 
mo sop los ákimos del salmo LVI ; v los res-< 
taotes son los últimos también ' del LfX. El 
eardensl Belarmino cree qne 6ie obra del co • 
lector de los salmos para completar el né» 
mero de CL : aunque cooBesa que puede ha* 
ber otra causa superior, que él nealeaua* . 

Ton. m. 



Pero pierde toda su fuerxa esta congelura a| 
reflexionar oue después el colector de loa 
salmos reunió en el salmo GXtlI dos salmos 
del texto hebreo. 

3 Véase antes A. LFL v. 9. 
'4 ^ de tus promesss. 
- 5 ó cabeza de mi reino. 

6 ó , sujetaré la Iduméa d mi dojtdnio, Yéa* 
se el salmo LIX. 

K3 



Digitized by 



Google 



I So 



LlBftb B8 LOS tikLMQÍS. 



- 1 1 QuU deétéeei me in dvOtriem mw^ 
nUamf quit deéutH me utfot in Idu^ 
maam? 

'I a Nonne Hs Beus^ ^/ repuiiBÜ noé: 
H non exHis JOmm in virtuíibus nos$ris^ 



1 3 Da noble emxiiium ᧠triMmii^ne: 
guia pana saius itominis, 

1 4 Tn Deo fa€iemu9 virtuttm : tt ipse 
ad nihilum dtducet intmkos noHros. 



1 1 ¿Qitiéii me gaiará á 1» tiuémá foeHé? 
4Quiéa me coodacirá hatU U Uaméa? 

Id ¿Qaiéá tino tú, ob mi Dioét ^ue 
nos babtát desamparado? ¿ No VesdiHt 
tú , oh Dios mió , á la cabcsa de nues- 
tros ejércitos? 

1 3 Danos tá socorro en la tribula- 
ción s porque la salvación en vano se e^ 
pera del hombre. 

1 4 Con Dios haremos proezas, y él 
aniquilará á nuestros enemigos. 



SALMO C V 1 1 1. 



Da^fiden persona de Chrísto pide socorro al Padre contra sus perse 
dores : profetiza 7a perdición de Judas y X de los judíos sus complii 



t Id 6iieni , fsátmas Dsvkl. GTIII* 

a Ijtué I taudem memm ne ta^mri^f 
qm'a •# p€oeaU¡rÍÉ^ ei es dolosi super 
me itfférfum esi. 

3 Loeuii auni adversum me tingué 
éoíosé i «I strmenikte edii éitéumdede^ 
rmni me: ei eJtpugnai^ruM me grmíis. 

4 Prese ui m^ düigereni ^ deirehe^ 
énni mikií ego autem erabam. 

5 Ei peeueruni adeersum me mnin 
pro óonisf ei odium pro diieetiome mee* 

6 Ceneiétue super eum peeeaiorem: ei 
diaboiue stei á dexirie ejus, 

7 -Cum /mdibóimrf exeai eentkmmtius: 
ei ermiio ^ms fini in peetedum, 

S 'Wíani diee tium pamei^ ei episeopm^ 
tum ejue neeipiei atier^ 

9 Plañí fim itjúe orpkani: eé uxet e^ 
jue 9idua^ 

to Huianiee irmnefeeantur fiiit efue^ 
ei mmndieenit éS efidanSmr de iuMet^ 
iioniéus suiSm 

ti iSkrmieiuír /rnmneáer e mn e m eub*" 
siamiam e/uer et dir^riáni uHeni fubo^ 
res ejus. 



rseguU 
'ices. 

poM dlfai. 

% vJh Dios miOf no calles mi alaban* 
xa ■ ; porque el hombre inicuo y el tral* 
dor ban desatado sos lenguas contra mf* 

3 Con lengua falai hablaron contra 
mí; y oon discursos odiosos me han cer- 
cado, y me han combatido sin motivo 
alguno, 

4 En vei de amarme , me cilumnia» 
ban : mas yo oraba. 

5 Volviéronme mal por bien, y pagá* 
ronme con odio el amor qne yo les tenia. 

£ Sn|élale , Sefhr •, al dominio del pe- 
cador, y esté el diablo á su derecha, 

7 Cuando sea Juagado, salga condeni* 
do ; y au oración sea oti nmeeo delito. 

8 Acortados sean sus dias, y octtpi 
otro su ministerio 4 pueeio *. 

^ Huérfanos se vean ana hijos, y ▼»• 
da su moger» 

so Anden prófugos y mendigos sus U- 
jos^ y sean arrojados de t«8 babHacionlk 

1 1 El usurero dé caía á todos sus bie- 
nes, y sea presa de los «xtndos el frato 
de sus fatigas. 



I ó aprobaoioa de mi buena ecaduala. 

a Sujeta d mi eñem^ al dominio^ etc. Ka 
este aaimo debe tenerse preaeate qae tavid 
habla como profeta , y con b aMoódad » ó en 
nonbre de Dios anuncia ó profetica lo qne 
había de acaecer á los malvados, é impeniten- 
tes y obstinados enemigos de Dios, que le 



persegoiao. \éase Bvfeta. Kn el sentido pro- 
pileo se aplica á ludas,. y á los jodtos peise- 
guidoces de tbritlo. 
\ Joí. í, v^, 90. La vos hebrea impO pS" 
emdate significa umliien efioie , myejieifwa^b 
dignidad ^«e ftktia consigo el ím$peoeknarií 
les ■^^ — -* 



Digitized by 



Google 



Salmo 

la Nm sH üli ^Jmhr: me sü ipii 
fmistfwaiar fm^ÜiU ejué. 

t3 Fiani natí ejuM in interUum : in 
gemenUione una deieaiur nomen tjuM, 

i4 Ifi memoríátn redeai iniguUas ^tt- 
trum e/us in eonspeeíu Domiaiz el /wc- 
ttUuní mairis ejus non deieaiur» 

1 5 Fíaní contra Dotninum, semper^ d 
dispereoi de ierra memoria eorum : 

16 pro eo ^uod non eet reeordatus fa^ 
eere mieericordiam* 

1 7 JSi perseeuius esi hominem inopefn^ 
ti mendieum , ei eompunelum corde 
mortificare, 

18 £/ dilexit maJedictionem ^ et v§^ 
niet ei : ei noiuit benedieiionem^ ei elon^ 
gabitur ab eo, Ei induii maledictionem 
sieui veeiimentum^ ei intravH ticui a- 
ifma in interiota efus , ei eieui oleum in 
oeeHue e/iM. 

. 19 Fiai ei eieut veeHmemimm^ quo o** 
perUur : ei eiaU xoim, qua eemper prwt^ 
^n$itur, « 

a o Uoe opme eorum^ gui delrahuni 
mihi apud Domtmun: ei qui lotpmniur 
maia advereiie animam meam, 

ai Bi tu^ Domine, Domine ^/ae me^ 
€iim propter ñamen iuum : qmia etUBoie 
eei nUeericordia tua, 

-fta LUera me , quia egenua ei pauper 

ego eum: ei eor meum conturbaiam eei 

finirá me, 

a3 Sieui umhra eum deeUnaij adiaiué 

II ei eeeeuosue eum eieuí toeusiat. 



94 G^nua mea infirmain euni á jeju^ 
nio: ei caro mea immutata esi propter 
oleum, 

a 5 Ei ego f actué eum opprohrium il» 
ti»: oideruni me ^ ei mover uni capUa 
euo, 

a 6 Ad¡Ui>a me^ Domine Deue mcus: 
oaimun nufac eeeundüm mieerieordiam 
iuom. 

97 Et Éciani quia manus tua hcee: 
et tu , Domine , /tris/ i mm, •* 



CVIII. i&i 

la No halle filien 1c Umgk éompitíoat 
m quiea se afíiade de sus iiaérfanos* 

i3 Sean ealériDi nados todos sns hijos; 
pasada ana sola (generación qnedé jra 
borrado su nombre. 

1 4 Renuévale en la presencia de Dios 
la memoria de la iniquidad de sos pa- 
dres: nunca se borra el pecado de su 
madre. 

1 5 Estén siempre loa delitos de ellos 
ante los ofos del Se2or , y desapareaca 
de la tierra sn memoria , 

16 por cuanto no pensó en usar de 
misericordia : 

17 antes bien ha perseguido al honi" 
bre desamparado y al mendigo , y al 
afligido de corason, para matarle. 

18 Amó la inaldicion, y le caerá en* 
cima ; y pues no quiso la bendicicm, 
ésta s%retirará le)OS de él.-*Vistióse de 
la maldición como de nn vestido , y pe* 
netró ella como agua en sol entradas y 
y ímIó como aceite hasta sus hueaos. 

19 Sírvale como de ttoica con que se 
cubra , y como de oingulo coa que sien- 
pre se cifta. 

ao Esto es lo que ganan para con el 
Scfior los qué maldicen y AMMininan 
contra mi vida» 

ai Pero tú, oh Señor» Sedor l>i;ss 
mio^ ponte de mi parle por amor de tu 
Nombre; porque suave es tu miseri- 
cordia. 

- na Librame » porque soy pobre y ne- 
cesitado ; y tttriíado esté interioroiaiüe 
mi corason. * 

a 3 G>roo sombra que huye, asi voy 
desapareciendo; y soy sacudido como 
las langostas '. 

a4 Mis rodillas se han debilitado por 
el ayuno, y está extenuada mt carne 
por ialla de jugo*. 

a5 Estoy hecho el e|c*<"'^ío de ellos : 
me miran , y meneando sus cabexas me 
insultan. 

a6 Ayúdame lú, Settor Dios mío, sál- 
vame según tu misericordia. 



37 Y sepan que aquí anda tu 
*qiie es ro^a , Seftor, que lú haces. 



• y 



I Al impc'lu del vieoiu. 

% Ikbe soplirse alguna palabra en la eipre- 



sion proftirr olt.ttm que aiui 4a Vulgala. 9. Our 
róniroo tradujo obsque olco, Téase IMott* 

K4 



Digitized by 



Google 



tíSb 
.. a& MiMUnñi ñti, a tt 

99 Indaantur qui deirakuni mihif 
fmdw : éi operianlur míoU éiphdde i 
fu9iome 9ua» 

3 o Coa/Uelfw Domino ninit in 
meo: ti in nudio muJlorum 



TdMió'ibt tm'%iCtMÍ^ 



' 3 1 Quia asitUt á dgxáris pauperiB, ui 
aaluum faeer^ á peroefmeníibu» 0ni^ 



^8 BÜM me etháváii ttitfWcMfetyy 
tú me bendecirét: queden confandidoi* 
lát que se levanta n «sontra ilii : entre- 
Unto tn siervo estará Heno «le ale§ria% 

99 Cubiertos sean de ignominia mia 
•detractores , f envueltos en m afrenta 
«orno en una doble manta. \ 

3 o Mi boca se deshará en aecionei dt 
gracias al Señor: y cantaré sus alaban- 
aas en medio de nn nnmerosO ooncuiw». 

3 1 Porque se pnso^á la derecha de 
este pobre» para salvarle de los que 
«ónspiraban contra a« vidé. 

> 

SALMO CIX. 

Diifintdad del Mesías^ su sacerdocio y su reino. Este salmo y aun tomada 
4 la letra f conviene unicamenié d Jesa-Christo. 

I Psalmas Dnvid. CIX. m 

. DixU Deminus Domino meo: Sede 
á dextrie meist doñee ponam inimieoe 
tuoe^ aem/betlum podum tuontm, 
•a Vir^am tnriuiie tum emiUei Dom^ 
nue ex Síon: dominare in atedio ini^ 
mkorum tuorum. 

' 5 TWwra primeipium in die virUtiie 
tuat in epitndoribue eanetorum $ ex 9^ 
'aero ante luc^erkm genui te. 



4 JuraoU Dominue t eS non peenitebd 
tum ^ Tu es eaeerdor in teternum ae- 
ewkUim ordinem Meiekieedeth* 

5 Dominue á dextrie iéie, eon/regii 
ilo'die iree emee regee, 

■ & JudiomM in nationibue ^ impieóit 
ruinae: eonguaeeabil capüa in ierra 



do BnvM. 

El SefÜor di>o > á mi Seilor ; Siéntalft 
á mi diestra * ¡—mientras que 70 pongo 
•d tus enemigos por tarima de tna piea. 
n De Sion hará salir el Señoril cetff 
de 4a poder : domina tú en medio de 
tttt eneniigos* 

3 G>ntigo está el principado en el din 
de tu poderio, en medio de los reeplaai» 
•dores de la santidad: de mi« entrada*' 
áe engendré, antes de existir el lucen» 
de la mañana. « 

4 Juró el Señor , y no se arrepenlirá, 
j dijoi Tá eres Sacerdote sempRerao, 
legun el orden de Melchiaederii^. ^ 

5 El Señor está á tu diestra: en el din 
de su ira destrosó á los reye* >• 

6 Ejercerá su Juicio en medio de ka 
naciones ; consumará sn mina ^, y es* 



1 La voz hebrea O MI neiun , (^ue corres- 
ponde al dixil , signitica dCcho grave 6 $eH^ 
tencioso, 

» El 'sentido literal de esUs palabras se ve 
cUraen saa Hateo c. XXJt. i'. ^.-^Jct. U. 
V. 34.— /. Cor. Xf^. u. a5.— //<?¿». /. v, x3. 
6. f^íf, V. 17. X. •». i3. Ed el hebreo se lee: 
K'^vS rnn> DK3 ^eüm Jtthovah te Adonai: 
dijo Jehovah ¿Jdonei, Bavíd pues da á Di^ 
Padre el nombre de JehoiHih , 7 á su Hijo el 
V^rbo encamado el de Adnmai 6 Se&or mío. 
V asi el sentido es t Dios Padre dijo i su Hljia 
Unigénita, ni SeAor , j Dios como ¿I » v be-^ 
cho hombre por amor de nosotros » SieitUUe 
d midSesirmittko^ , gobierna» y reina oon» 



n' o sobre todo lo criado , con potestad ígufl 
I mía eomó Dios , j eomo hombre eon po* 
testad suprema sobre cielos y tierra. * 

3 De mt propia sustancia. 

4 Helf. Fll.v, 17. El saeerdooio d^Aaron 

3|uedó abolido. Y sutisislirá eternamente el de 
esu- Ghrislo , que se ofreció á si mismo en ía 
ara de la eruz como ▼ictima de propiciación 
al Rtono PadM. De este saeerdooio nié ignra 
el de Melchlsedecb , quien ofreció pan y vino 
al Aiiisimo, y bendijo á Abvaham y á su pos- 
terida<^ 

h Que se le oponían. 
6 Lo llenará todo de eslragoe. 



Digitized by 



Google 



.' Salmo CX. ' i53 

muiiorum» trelltrá contra el «uelo 1m crguNosas 

' • -tes|i|' dt machifliiDOt. 
7 De iorr^nie in vía biM; pr^pierem 7 Beberá del torrente' durante el c»* 

fmUaéU oyMi/. mimo * : por cao IcvattUrá su cabesa';^ 

SALMO ex. 

Lps obras del Señor son admirables , así en el Antiguo como en el ífuepo 

Testamento. . '. 



Affélnia. CK. 

• I Cóñfitébor Uki^ Domine^ in Mo 
€onU meo; in eonsitíó justarum, ei con^ 
^egcfiione. ' 

a Mat^na opera Domini; twquisiia in 
Vékmes voiuniaies efu9. 

• 3 CónfeMsio ei mo^ifuentia opUM e^ 
jus; ei /ñsiitia eju9 mnnéi in mtúulum 
'éíeeuli, 

- 4 MemorimaC feeü wnirtAHium su^rum^ 
miserieore «/ mi^eraior Bominus ; 

• '5 éeetím iftNMt ttmenfUu^ ««• Memor 
^erii in smeeuimm i$gtamenii ^ui ; 

■ % ^iríuiémt eperum smontm nnmtmiié-' 
'Hí populo m^f 

7 ui dsi mis h^rtdiiatem gentiam; 
iiptra^ fMmmtm íímsy weriias- ei j'udi^ 



8 Fidélia %mnia mandata e/me; eo/f- 
"firmáim in sweulum saatí/y /acia in 
psriimié ei mquiiaie^ 

9 Reáemptiúnem misii populo evo; 
.mmndmvH in etiernutn ^otomenHim 
; suum, SaneSum ei terribile nomen e/us; 
10 initium sopieniim iimwr Bomiini. 
hHhHekiu» éonms omn&as faeieniiSus 
eum$ imudaiio ejms manei in saeulum 
S€ectti¿ 



Akfciya. 

I Ob Sedor, loarte be con todo an 
corason en la sociedad de los justos, y 
«n la igiesia ó congregación. 

9 Grandes son las obras del SeSor: tJtr 
qoisttas para todos sus fines ^. 

3 Gloria es y magnificencia cada obrt 
suya ; y su justicia 5 permanece firme 
por los sig^ de loa siglos. 

4 Memoria eterna de|ó de sus mtra^ 
villas: misericordioso y xompasivé ^ 
elScüor: 

5 ha dado aliweatft á los qne le ie- 
'men..*Se acordará siempra de ao aliánn: 

6 manifestará á sm pueblo los obras 
de su poder ; 

7 para darle la herencia de las nació- 
oes : las obras de sna manos son verdad 
y íasticia \ 

8 Fieles ¿ invariables son todos sus 
mandamientos: confirmados en todos 
los siglos; yfifMlados en la verdad y en 
la rectitud. 

9 Envió la redención ^ á su pueblo : 
eslabtedó para Men»pre yi alfánia; — 
Santo y terrible eft'CY Nombre del Sedor. 

10 El temor déf- Sedor es el princi- 
pio d !a euma de la sabiduría. — Sabios 
son todos los que obran con este temor*: 
an alal>ansa dura por los siglos de los 
siglos. 



1 El torrente es símbolo de grandes aflíc- 
dones. Véate Jfíuas, 

a ó la carrera de so vida mortal. 

3 Y será gloriOinido 7 y i so iróm^ ae fA»s- 
trarto ladsa kis elialaráa, asi en el cielo como 
oii4a tierra^ y an los iofiemos, 

^ ó ejecutadas á la perfeecÍDa» y propor- 
«Mmadaa al fin i|n» an allaa so fNroposo sn 
altUinia Providencia. 

5 ó fidelidad en las promesas. 



6 Véase Justicia, 

*) ú un Redentor. Literalmente habla de la 
redención de los judíos cautivos en figypto; 
pero alégérica y priifdpsItoeDie delareoen- 
cioo aniversal de los hombres , ^oa biso Jesn* 
Cbristo. 

8 Los qne obran ditigídos por el temor. do 
Díoa sen loa veidaderanooie sabios é iotolí» 



Digitized by 



Google 



i54 



LtBBO DB UM SU.1Í0f • 



SALMO CXL 

FeUz es el hombre que teme á Dios , aunque sea aborrecido dé los impíos. 

Aleluya : del regicto de Aggéo y de 

AUeloia , reTcrsionU Aggoii et Zachans. CXI. 

1 Heatus vtr^^i timet' Dominum: 
in mandatts ej'us voiei nimis* 

9 Potens in ierra eril cernen ejus¡ gc^ 
$mr»iio' rtetortun htnedicetur^ 

3 Gloría eí dimiüe in dúmo tju» ; tt 
fu»tiáiÁ ^us manet in soBculum sacmli* 

4 Exortum ést in ieneéris lumen re^ 
€Íis¡ misericorSf et mieerator^ et jueUts^ 



5 Jaeundus homo gui misereiur ei 
^ommodatf dispanet sermonee suúe in 
Judieio : 

6 ifUia in aternum non eommoueUiur. 
f In memoria ^tierna erii Justas ¡ ak 

midUione mala non timékii» Parmtum 
cor ejus eperare in Domino f 



6 eonfirmeUum eet cor e/us ; non cem- 
movediiur doñee deepieiat inimicoe suos* 

9 Diepersit , dedU pauperihus ; justi- 
tía ejus manet in etteuium áeeeulif eot^ 
mt yus exaltakilur in gloria. 

i-o Peeeattír 9ÜMiff et irasetSur^ den- 
iiÓus sais fremet et tabesceS; desidt^ 
rium peeeaíorum perMí* 



I jDíena venturado el hombre que te- 
me al SeSor: y que toda su aficíoii la 
pone en cumplir sos mendamientoi. 

% Poderosa será sobre la tierra la des- 
cendencia- anya : bendM* teri U gene- 
ración de loa Justo». 

3 Gloria y riquesas habrá en an caa^i 
y su justicia durará eternamente. 

4 Ha nacido entre las tinicblai le los 
-para los de coraion recto ; el miseri«- 
cordioso, el benigno, el jnstA 

5 Dichoso es el hombre que se oon- 
padece t y dá prestado al po^s; y qne 
dispense sus palabras con discreción: 

6 porque éste tal jamas resbalará. 

7 Bl justo vltrirA eternamente en la 
memoria de Dios y délos hambres i no 

-temerá el oir malea nnevea'. —Sn en* 
raion está siempre dispuesto á esperar 
•en elSedor: 

8 fortalecido está su coraion : no tí^ 
cilará el justo : y mirerá con desprecio 
á sus enemigos. 

9 Derremd á menos llenas sos bienes 
entre los pobres: su justicie pennenace 
eternamente: su fortelese será exaltada 
con glorie. 

I o Verálo el pecedor, y se irHteiá; 
rechinará los dientes, y se consumirá; 
pera las deseos y esfuerzos de loe pe* 
cadoces se desvanacerán «orno «/ i 



SALMO CXIL 

Dignación amorosa del Dios Altísimo para con los humildes. 
AUeluia. CXII. Alehiya. 

I Ijsmdaie ^ pu^i y Dominum: /oii- . i Alabed^ oh jóvenes, al Seilor* : 
Domini. ded loores al Nombre del Seilor. 



1 msede Iradocine: no temerá lámala fa-^ 

* Me ) 6 umbíeo , les mahu lemgmu, ft. A^- 

tío lo entiende del fuego eterno. Mat. JTX^. 

4». 



a Segué el hebreo: Oh siervos del Señor^ 
mUAnd, afaéad el Mombm del Sehor. Véa- 
se Machadlo, 



Digitized by 



Google 



Salmo 
ft Sa tmmen Domini éeméiístum » éx 
húc imnc , ei us^ae in smculum* 



i/- 



éMU ñamen Dwnini. 



«4 RíceeUus éuptr omnes gentes D^mi^ 
ñus , tí super eceioe gion'm ejuu 
*5 Quie sicui Daminue Deue néster^ 
fcu in aiiie habitat , 

6 ti humiiia respieii in eaiio ét in terral 

7 Suseiiane á ierra iVio/wfn ^eide ster^ 
core trigene pooperem : 

8 ut eoi/oeet eum cum prineipiéme^ cmm 
priacipibue poptúi eui. 

9 Qui haó/tare faeU eterilem in 4^m 
mo, matrem JUiorum iatan/em» 



cxiir; id5 

9 Sea bendito tt Nombre del Scdor 
desde ahora mismo basla el fin de loa 
siglos. 

3 Desd^ Oriente basta Poniente es 
digno de ser bendecido el Nombre del 
Señor. 

4 Excelso es el Seikor sobre todas las 
gentes , y su gloria sobrepuja los cielof.« 
' 5 ¿Quién como el Scdor nuestro Dios? 
Él tiene su morada en las alturas, 

6 y está cuidando de las criaturas bu* 
mildes en el cielo y en la tierra. 

7 levanta deípmÍ¥0 de la tierra al des* 
valido, y alaa del estercolero al pobre, 

8 para colocarle entre los Príncipes ^ 
entre los Principes de su pueblo. 

'9 Él á la muger, dntes estéril, la b»» 
ce vivir en su casa alegre o/ verse ro^ 
deadn de bijos. 



AUeleia. CXIII. 

• 1 In ^seitu Israel de AEgypH^ dé* 
mus Jatfíb de popula bárbaro i 



' % faeia esi Judsea 
Israel poies ta s ejus. 



%neiifiuaiñ eJuM^ 



SALMO CXIII. 

Grandeza de Dios en los prodigios con que lihi-d d su pueblo. Fanidad 

de lo$ Ídolos *• 

AMnyn. 

I Cinando Israel salié de Egypto, s\ 
partir la casa de Jacob de en medio de 
aquel pueblo extrangero*, 

a consagré Dios á su servicio al p«e«> 
blo de Judá; y establéete su impecio 
en Israel. 

3 El mar le vio , y becbó á bnir : el 
Jordán volvió bácia atrás. 
' 4 L<M montes brincaron de goao cdmo 
carneros, y tos collados como corderitos^ 

5 ¿ Qué tienes tú , ob mar , que asi 
-bas buido ; y té , ob Jordán , por qué 
bas vuelto atrás ? 

€ Vosotros, ob montes, ¿por qué brin* 
cásteis de gOKO como cameros ; y voa* 
otros, ob collados, como corderitos? 

7 Por la presenria del Señor se estre- 
meció la tierra , por la presencia del 
Dios de Jacob ; 

8 que conviftié la pefia en estanque 
de aguas y y en ínenles de aguas la drU 
da roca. 



' % More itidii , eifiígit ; Jórdanis 4 
vtrsus est reírorsum, 

4 Montes exuliaverunt vi arietes , ei 
eolies sieut agni oviam, 

5 Qu/d esi Ubi mare quod fugisti^ st 
ta Jórdáuns, fuia conversas es retrar-^ 
sum? 

6 Montes espaJtastis sieut arkfes^ si 
nties sieui agni ovúms» 

7 jifaeie Domini mota esi isrra^ á 
fmde Dei Jaeoé. 

' % Qtti eonoertU pstram in siagna «- 
^gmorum, ei rupem in fontes aqmarumé 



I Este salmo reone los do« qae en el texio nota al safana €VN. 
bebréo son el L\I y el LIX. Véase áotcs la a Téase bárbara. 



Digitized by 



Google 



zS6 Limo M 

Sed nommi iuo da ^hríám* . 

a Super miserieardia. ium s eí vetUaüt 
tua ; ne guando dkani GtfdeM s Uk¿ eji 
'Déus eorum? 

Z Data auiem nMer tn eaeló: omnia 
qmeeumque voiuit ^ /ttí'L 

4 Stmulachra genlium argenium ti 
murumf opera manuum homimwn* 

5 Os habent y et non hqueniun oetths 
h0bent , eí non videbunL 

6 Aures habent , et non audient : na^* 
res habent , ei non odorabunU 

7 Manas habent ^ et non palpahuntt 
pedes habent , et non ambuiabunt i non 
alamabunt in gutture suo* 

8 Símiles iUi» fiant gui/aeütní oa: tí 
wnnes qui confidunt in eis, 

9 Domus Israel speravií in bomino: 
€i4/utor eorum eí protector eorum est, 

I o Domus Aaron speren/ií in Domino: 
adjutor eorum et protector eorum esí, 

I I Qui timent Dominum, speraperunt 
Un Domino : adfutor eorum ei protector 
torum est, 

\% Dominus memor fuit nostri : et ber 
wudixit nobis, Benedixit domui Irrof /, 
benedixií domui Aaron, 
: i3 Benedixit ómnibus qui timent Dof 
ttíinum , pusillis eum majoribus. 

< 1 4 Adjiciat Dominus super ifos ; su^ 
per vos i et superfinos vestros. 

i5 Benedieti vos á Domino » qui fe* 
tií eatium et terram» 

i6 Ccelum cali Domino: íerram au^ 
Um deditfiiiis homimun. 

17 Non mortui laudabuní te^ Domi- 
ne : ñeque omnes qui deseenduni in iit' 
fernum, 

' iS Sed nos qui Qivimugf bemedieimus 
Domino , ex hoe nune et usque in mt- 
eulum. 



zm sktMóté 

B. No A hmbomS Stikéfti BoáittaH 
otros, tÍBO á la K^mhn dm ^adm hh 
gloría, 

•a parm hacer brillar la miseric6rdia 
y tu verdad : á &a de que |aaiat digaü: 
ios gentiles: ¿Dónde está so Dios? 
-3 Maestro Dios esU en los cielos: él 
ha hecho todo cnanto quisob 
. 4 Los ídolos de las naciones no son 
mas que plata y oro, obra de las ma-» 
nos de los hombres. 

5 Boca tienen , mas no hablarán; t¡e« 
sen ojos, pero jamás verán* 

6 Orejas tienen, y -nada oirán; narí-r 
oes ^ y no olerán. 

' 7 Tienen roanos, y tto palparán; pies^ 
naas no andarán; ni articularán ana ' 
vos con su garganta. 

8 Semejantes sean á estos ídolos los 
que los hacen , y cuantos ponen en ello* 
su confianza. 

9 La casa de Israel colocó en el Seftor 
SH espera nsa^ el SeSor es su amparo y 
su protección. 

" I o La casa de Aaron esperó en el Señor* 
el Seilor es su amparo y sp protección. 

II En el Sefior han esperado los que 
4e temen ^ adoran *i,éí .Sedar es sa 
amparo y su protección. 

I a Acordóse de nosotros el Señor, y 
nos bendijo. •« Bendijo á la casa de b- 
rael, bendijo á la casa.de Aaron. i 

1 3 Bendijo á todos los que temen al 
Señor , asi á los pequeños , oomo á lOi 
grandes. 

§4 Aamenle el Señor sobre Toaotros 
SOS bendiciones , sobre vosotros y sobra 
vuestros hijos. 

> tS Benditos seáis vosotros del Señor, 
el cual biso el cielo y la tierra. 

j 6 El cielo empíreo es para el Señor; 
mas la tierra la dio á los hijos de los 
hombres. 

1 7 Oh Señor, no te alabarán los mue^ 
tos, ni cuantos descienden al sepulcros 

• 18 Nosotros sí, los qne vivimos, ben- 
decimos al Señor desde ahora, y por 
todos los siglos. 



I Er el hebreo eomienta sqol otro Salmo. 
Pero en los Setenta^ como ea Is t^tdffata^ 
solo eoniensa aoeva numcracioa de versos; 



a De cttahjnier nadon qne sean. Odüms. IU^ 
r. II. 



Digitized by 



Google 



i57 



SALMO CXIV. 



Jccion de gracias d Dio* por 
Alleluk. GXIY. 

1 JJiJexi^ quofuam txaudiei Dami^ 
mu voeem oraitonís meas. 

d Quia inüimnit aurém guar» mM: 
et in dieótu nuis invoeaóOm 

^ Circumdederuni tns dohrgs mértis: 
cf pgricula infwni inveneruni me. Tri'* 
MattQngm ei dolorem inveni: 

4 *i nomen Domini inpotaH. O 2^ 
iRi/ie, libera animam meatn: 

5 mieerieor» Dominas ^ ei jaetuM; ei 
Deue nosier mieeretur. 

6 Cttstodtene párvulos Dwninus : hw 
müiaius sum , ei UieravU me* 

7 Conmeriere anima mea in réquiem 
iiuun : quia Dominas bene/ecii Ubi, 

& Quia eripttH animam meam demora 
U, oeulos meos á iacrjrmiSf pedes meos 
á ¡apsu^ 

9 Piáeeba Domino in regione vivorum. 



SU auxilio en un grande peligro. 

I Amé »l ScSor, sefmra de qmt #M 
U voft de m» oración '» 

d Pon|ae se dignó inclíner hácb mí 
tttt oidot ; y asi le inyoceré en iodos 
loe dim» de m> vidftr 

3 Cercároome morleles enfaslias, me 
cmbisiieroa los horrores de^ iaftemo , 
ó sepulcro, ^Mt hallé en medio de la 
tribulación y del dolor ; 

4 é invoqué el Nombre del SeSor* — 
Libra , oh Sedor , el alma mia. 

5 Misericordioso es el Seilor ^ y joato: 
compasivo es nuestro Dios. 

6 £1 SeSor guarda á los peqnedaeloi: 
yo me humillé p y él me sacó* á pai y 
á salvo. 

. 7 Vuelve, oh »lma mia, A ta sosie- 
go ; ya que el Seüor te hm íavorecidp 
ionio* 

8 Pues él ha librado de la maerte i 
mi alma , b» enligado mis lágrimas^ y 
apartado mis pies del precipicio. 

9 Acepto seré yo al Señor en la re* 
gion de los vivos. 



SALMO ex y. 



jíccion de gracias d Dios por sus beneficios* 



JOlelaia. GXY. 

ro CfredidigpropSerqúoddoáaussum: 
ego ttuiem humiiiaius sum nimis. 

is Bgo dixi in exssssss meo: Ornáis 
heenomendmxm 

la Quid reiribuam DbminOf pro o-» 
auiibus qa» reiribuü mUtíF 

iS Calíeem sahOaris aeeqifiam^ei no* 
Domina inwoeabOh 



JÜaliV*. 

- to Cireí 4 Diósp por eso hablé eonfia'» 
do*f «unque me vi reducido al mayor 
abatimiento. 

1 1 Ya dije en mi trasporte de áni- 
mOf á periurbadon;^ Todos los hombree 
son ialacesr 

I a Mas ¿cóm» podré coiresponder al 
Sejkor por todas, las mercedes que me 
he becrbo? 

s3 Tomaré el calis 3 de Im salad, é 
innocaré el Nomhns del Señor, 



I Diof debe ser amado ñor su bondad j y 
aon preadndieedo de los beneficios que nos 
ba becbo; pero la caridad no eiehiye' todo 
aquello qoe sirve para excitarla, como son los 
beneficios qoe el Seftor nos hace. Santo To- 



mas 3. a. qtuesi. XX^IL a..3. 
a //• Cor, IK v. \^.^FU>m. X. v. lo.— 

luc, xiL V. a. . 

3 Presento mt la Ley para dar gracias k 
Dios. Véase, taliz. 



Digitized by 



Google 



t58 LlBBO DS 

1 4 F'oia mea Domina reddam cortan 
Omnt populo ejus : 

i5 pretiosa in eonsptdu DominimorM 
sanctorum efus^ 

16 O Domine^ tpiia ego servas tuus: 
ego servus tuus , ei filias antillm toas. 
JDirupisti f'iVtwto mea : 

17 Ubi saerificóbo hostiám UntiU , ei 
normtn Domihi 4n^Htcúho. 

1 8 Fbia mea Domútfo reé d tím €ñ con- 
tpe€ia \omnis pogiM tfu$ t 

19 út «iMKff lOamÚB D^mim's íñ medio 
fui Jerwsmkmi 



LOS SÁtMOS, 

1 4 Cumplirá al StHor mis votos en 
presencia de todo su pueblo. 

1 5 De gran precio es á los ojos del 
Señor la muerte de sus santos. 

16 Ob Señor, siervo tuyo soy» siervo 
tuyo, é hijo de esclava tuya.— Tú rom- 
piste mis cadenas ; • 

17 á ti ofreceré yo an sacrificio do 
•Isbansa, é invocaré el Nombre del 
Señor. 

1 8 Cumpliré mis votos al Señor á vis- 
ta de todo su pueblo , 

19 en los atrios d« la casa del Seftor^ 
en medio de ti » oh Jentsalem. 



ÍAlLMO€xVí. 

Jiiíñojr y gehíitbs deh'éh atáhaf á Dios pói" haberles dado él Mesías 

prometido. 



HUetuia. CXTI. 

t Lúúdate Í>ontínain %mhtk nenies: 
UMiíte éu^ d^nes popufí. 

ú ^UúhíéM i^rijfíi'yhaia kJl stípUeí' nos 
maériéóréía iéfus ^ H WHÍoé -Bémiití 
manet ^ tíiúfñmrkt 



Aldnyn. 

t Alabad al Señor, ttácioMs todas 
de la tierral pueblos lodos cantad sos 
alabanzas. 

- d Parqué sñ unsericbrdiá U hk ton« 
firrttado Sdbre hoábli*o»; y H fti^Ú de! 
Señor permanece eternamente. - 



SAtMt) CXVIL 

Solemnes gracias que toad tá tglesiá dad Dios por los beneficios 
recibidas j espeeialmenie por, la venida del Mesías >• 



Allelttia^ QI^VII, 

I CvoA^CfefkM Bomiiiíó ^úúniahí Ao- 
nus i gémttíam \fn sacmtmn mjüMriéa^ 
dia eju», 

a Diítat yvoflt fkr'tíH ffUom'Üm tomas; 
fuahíHfá Ak suehuktfn tkíÉ^ié'érdt'd ^tei 

3 Dicai nunc domas Aaron-; yúéhñíM 
in MffiMtM mfi^ehléortiiú ifa^. 

4 iK^42i/il KTtt/io ^aí Umtki BomMtmi 
quoniam in sceculam misericordia éjááí 

5 in» ff-iékirátiórte iává^iM Dúmnúm; 

«/ exaudid liáelk ia^imfOM Ihmimtn 



T Alfebod al Señor> . f&i^ es inis 
bueno; {mrqaa baco brtHñ «tCBtoamaa* 
te su misericordia. 

9 ll)g«' «bora- isrvcl «|úe \b1 fiSHor es 
bueno, y que es elerna su ritswitmd tái 

3 Diga ahora la casa de Aaron , que 
€t eterna ia «riftrieDTdMi Hct 6eil9r.' 

4 Digan afiMii téméSth ios ifme tfracK 
al Señor, que su misericordia es eterna. 
' 6 En «ndio-de^a iWbwlacioá tdvdiyué 
al Señor, y otorg^kaa «I BUtar üboMl 

•y anchura *• 

' ■ «, , ■ fff fci 



g T • ■ n I fl I M ■! < ti l ' ' ' •'! 

y obtener m bendícidn ^rá k» Vefaidero. 
& (^'^néendiám^éeñor'dnqMa j^gikro^ 



- 1 Eile salmo es á mbUo de tib dfá>DS¿\ en, 
el que se considera á David I la p\«erla úA 
tefnjUb coTividando á todo» ávntraf en él t>aía 
dar á Dios solemnes gracias {nAr itas beneficio^ 



Digitized by 



Google 



S ▲ fi M • 

1 Domimkf mihi a^íui^p ^ 0g0 ¿é- 
tpieiam inimieOM^ mmf* 

9 BomuH eH ^Hfedw€ in. 
guám mmfiátre in hmmitWK 

^ Marmm ^si sptfmre im 
quátm sperare in prin^ipüuíu, 

I o Omnes gentes cirmeruoá SM.- <<<ib 
\ Bomini quia tUCiit «na» in «o»» 



11 CircumdnfíiM 
ei im nqnJne Mémtm ^u/a aitfii* sum 
in Mth 

\% dreumdséivuná mf sieaf fl|9M, ^ 
txartaruni Mtcui ígmis. im j^ai»; «# tit 
nomine Jhmini nmn uHut #«■» im mtk 



i3 Impuisus etm'éus sum ai eadbn m^ 
€i Dominas suseepit me^ 

1 4 JP^itudo mea^ ei ¡aus mea Do^ 
minusi ttfatítus <esl mihi in salutem^ 

i5 Vox €xuIiaiionis €t saíuiis 4n ia» 
lernaeuUs Jusiocwn* 

x^ Dexifrm Ihmini fedi PÚrhUemi 
demUrtt Domina c:eioMmM uní^ 4^w<y^ 
Bomini fedi viréuism» 

17 Awimríatr» mA mmm.it Hi aae- 
rat» opem Mhmunü. 

«8 Cmiiigans oasi^tHl mi-. AüOlÚMMt 
et mnrti non iradidU me*, 

i^ áptrü^ mm porim JmUtíúk^ imm 
§ rm mé ^M4mmmnJúetog^tk k mmp 



aitf; €i/aeius ts müu in smiuimms 
«1^ mfy-ai^aeyin oíi^ts^ nosfrik. 



GXVin k59 

.<! BEl Selor «i^ ni iMám) na c«m 
Bada d^ciunlo p«€d« ka<;Minr«l koi&hM^ 

7 £1 S«2Qr «sÜ 4ft ni pactt^ y»dtft- 
preciaré á mis e»a aMg <a^ 

9 Me}or es coalí*r m» cA Safier y ^m 
€4m£ar en el hoahra^ 

9 Mejor es poner la esperanta tm «I 
^Aor; que pontffU tn ka Fríaripes *, 

10 CercárwMie lodiaa las Baoionaf; 
mas yo en el Nanlirü éel Seflar tomé 
vengansa de ellas. 

ii Cercáronme estrechamente; pero 
«Bfe vengué de elks en ti IHombre del 
Stfier. 

la Rodeáronme á awier» deii#»#f»» 
jambre de irrOndas abafas, y eedienQoi 
«m ira como fuego qae prende en secos 
osunos; paro em el r<(oMbre 4elSeier 
temé de tlUs Ttnganaa. 

i3 A empellones procuraban derrt^ 
barme , y estuve á punto de caer ; mas 
el Se$or me sostuvo. 

1 4 El Sedor es mi fortalesa y mi |^le- 
T¿a; el Se$or se he ceastitiiido salva* 
clon mía* 

i5 Voces de jubile y de salvación son 
las que sé oyen e» las HKiradas de los 
justos. 

16 L« die«li»del^eiwr hisopvoAMuí; 
la diestra. dftV Señor me hk «¿dteda^ 
triunfó la diestra del SeAor. 

17 Ifo morM ^ «ía« gu» \hithk úknt^% 
y publicar^ U» oknn éti Seiioei 

1 8 Castigado me ha el Seüor severa- 
mente; mas no me ha entregado á la 
nKiertCh 

19 Abridme» ^ s m mmMt ^ hé pie«<« 
tal dni Taimmámim dt U im^it[^ y 
santidad ; y entrado en ellas trihitUn 
E<.g«acíee^al ^»8e«<> . .^ 

ao ésu. aa la pnetla dal Sedara 1^. 
ay^enireeén lee íiMiiee« ^ 

ai ^9ia\t^<eMefá«hNMiMa*^4;artift 
tud , por haberme oído, y sido nú Sal- 
vador. 

a»s I41 pieAní qjie dexeAbaroo Um f^i;- 
qnJiteGioe^» eia wíÍ^ím^ k^^^ piMa^paii 
piedra angular del edificio. 

a^nSefiore* quien Ib-baficdio'; y 
ca| nnn (C!9sa sumamente a4iafráMl( á¡ 
nuaijíi»» ojos, ;., . .. ' . 



I Aonqoeieao los masbenéliooey poderMo»^ a Mal qw le» pese á Mis e iiw ü g s s i 



Digitized by 



Google 



i6o LiB&d dx 

a4 Hete esi dieif quam feeü Demi^ 
ñus: exuliemuSf ei laiemur in ea, 

aS O Domine t saJvum me/ac: ó Dih 
tninCf bene prosperare t 

fl6 benedieius quí venit in nomine Dé" 
mini, Benediximus voéis de domo 1^ 
mini: 

a 7 Deus Dominas ^ ei iUuxit no6is, 
Constííuiie dtem solemnem ia eonden^ 
siSi usqiu tíd mrnu sUlaris* 



a 8 Deus meus es tu , ei eonfiiebor ii^ 
hi: Deus meus es iu, ei exaliado is*. 
ConfUehor Ubi quoniam exaudisii me: 
eáfaeiue es mihi ia sabUem. 

'%% Confiiemíni Domino quonimm ¿o- 
ñus: quoniam in steeuium miseneardié 

SJUSé 



LOS S1UIÓ8. 

a 4 Este cft el ¿h. que Va Kectio el Sé- 
dor. Alegrémonos 7 refocijémoi&oi en él. 

-aS Ob Señor, sálvame : concede » Se- 
ñor » un próspero suceso* 

a6 Bendito sea el que viene en el 
Nombre del Señor. — Os bemos echado 
mii bendiciones desde la Casa del Señor* 

a7 El Señor es Dios, y él noe bá 
alumbrado.— Celebrad el día solemne 
de ios TaAernéeuios: celebradle con en- 
ramadas de árboles frondosos que lie* 
guen basta los lados del altar '• 

al OA Señor, tú eres mí Dios, y á tí 
tributaré acciones de gracias; tú eret 
mi Dios, y ttt gloría ensalzaré. — Tus 
alabanzas cantaré, poeqne me bas oidO| 
y te biciste mi Salvador. 

a9 Alabad al Señor por ser iftfiniia» 
merUe bueno; por ser eterna su mise- 
ricordnL ' 



SALMO' CXVIII», 



Encomios de ta Ley de Dios: oración para peñir á Dios la gracia de 
entenderla , amarla^ y observarla. 

AUelttta. GKVIII. 

■'ALBPH. I JLJeaii immaaüaíi in pié: 
qui umbulani in lege Aomini. 



t a Meaiiquiseruimniur tesiiménia ejus; 
in ioio eorde sxquiruni sunu 



3 Non enim quioperaniur iniquHaiém^ 
in viis e/us ambulatferurti, 

4 Tu mandusH msndaia iua eusiodlti 

5 Utinam díriganiur ^ia ínete ad «iH 
gté4'^füias jissiifitátiones 4uas. 

6 Tune non eotrfundar^ emm persp&^ 
geéro in' ómnibus mstñdmSis íuisk- 



Aleluya. 

I Jjienaventnrados loa fue 
prooeden sin mancilla, losqae*c«mnitt 
según la Ley del Señor, 
-a Bienaventurados los que examina 
con cuidado los testimonios del Señor 
6 suLej^anlá: los que de todo eoM- 
son le buscan. 

3 Porque los que cometen la maldad» 
no andan por los camiñoa del Se^or» 

4 Tú ordenaste que se guarden exac- 
tisimamente tus mandamientos. 

5 Ojalá que sean enderezados mis pa-. 
ios á observar tiís jnstisinias leyes* 

6 Entonces no seré confundidoyxnan* , 
do tuviere fijos mis ofos éi' lodos tos 
preceptos. -^ . . 



*i l^aede traducirse segan eK hebreo: Cori^ 
dudd atad4 t»n graeMu cmrda$ ia 9ÍCiimtC 
hcísia el aliar» . ' * 

$1 Da ios 176 versos que tiene este salmo 00' 
hiiy sÍDo ano solo, que es el lai, en que cóa^ 
lio nombre ú otro no se baga mención de la 
Lej de Dios, i lo menos una vez ; pero siera*' 
pre cou disliiito moUvó,^ bajo diferente a^ 



pecto. Con doce nombres se Hkbla déla ¿ey 
del aeller,'q<té soa ¿s^t ■Geumn&\ TVsiuN^-x 
niOf precepto. Mandato^ Dicho , Palabra, Juh- 
dos, Jumcia, y, Just^cacÍQ9tes, JS$caUtta* y 
Verdad', Todos estos nombres sízpífican una 
misma cosa, due es Ü Ley del Sefíor: bien' 
que á algunos les parece que la significan de^ 
qistiota manera. ./ / 



Digitized by 



Google 



£n eo ifuod didid'íuékia JuMéitím tact, l 

d Jasif/íeai/oFtes toas eUMfodtam : non 
mt deteiimfuas usqueqmaquéé ■ 

Bbth. 9 In quo eorrígit adoIeseenHor- 
vhm MuamF in tusiodiendo sermones 
tuos, 

10 In foto eorde meó -exquisivi te : ne 
rallas me á mandatis iuis» 

I > ' J/i eúrde meo abstondi eJoquia tua: 
tti non peecem íibL 

-ia Benedieius esj Domine: doce me 
Jusiifieationes iuas. 

i3 Jn Ipbiis meis pronuníiavi omnia 
juáida otis fui, 

t^ In via iesiimoniorum tuorum de- 
ieeiaius sum , sictU in ómnibus dfynltiis,' 

1 5 In mandáiis iuis exereebor : ei eon^ 
sidembo was tuas. 

16 In JiMtifieationibus tais medüabort 
non oóiiviseár sermones tuos. 

Gimt. 17 iR^ribue servo iuo^ moifiets 
me, ei eusiodiám sermones luos. 

i4l ReéeiaoatiosmeoSí ¿i eonsidsrabo 
mirabiiia de iege iuéh 

-I9 íncola ego sum in ierras non a^ 
séondas' ó me mandato Uta, 

no Conéupim'í anima mea desiderare 
/Usiffkaiionss $uas in omni tempors* 

^\ Intrepásti superbos í maiedidi quf 
dedinemi á mandatis iuis^ 

m^ Jufsr i me opprobrium^ si eon^ 
tempium: quia testimonia tua ssnfuisii^ 

tS Btsnim'Ssderunt prine^, ét ad^ 
versum me ¡oquebaniur: ssnms emiem^ 
tkus éxsresbaéur injustifieationikusiuis. 

d4 Nam el tesiHnos^ia tua meditaüá 
mea esi: ú eonsiiium mmm JusUfieit^ 

wU^w9w9 wWmW^o 

]>Auni. 95 jidhatsa paoimsnto ani* 
ma mea : pioffSea me seeundian perbum . 
tUum» 



CXVIII.' 

7' Con sincero 



l6$* 
tt okkiié^ 
porque aprenda los ÍMCÍoe ó disposición' 
nes de tu justicia. 

8 Obacnraré tus (asios decretéis no 
me desampares jamásk 

Bam. 9 ¿Cómo enmendará el liemo* 
joven sn oondocta? Olisenrando iús pa- 
labras ó preceptos. 

10 Yo te be bascado con lodo mi 00» 
rsson : no me dejas desviar de tos man* 
dsmientos. 

1 1 Dentro de mi comon deposité tos 
palabras, para no pecar contra td 

xa Bendito eres tú, oh S«2or, cnsé^ 
dame tus justísimos preceptos. 

i3 Anunciado han mis labios todos los 
orAculos que han salido de tu boca. 

1 4 Me be deleitado mas qne en todos, 
los tesoros , en seguir el camino de tus 
preceptos. ^ 

i5 Yo contemplaré tus mandamiml^ 
tos 9 y consideraré toa leyes* 

16 Me deleitaré ',en tua preotptosy 7. 
no me olvidaré de tas palabras. > 

OIHB&. 17 Concede estn grada á* ti|« 
siervo de que viva, y guarde tus palabms». 

18 Quita el velo á mis ojos , y 'con*- 
tem piaré las maravillas de !« Ley. \ 

19 Peregrino soy yo sobre la tierra: 
no me ocultes tus preoeploa.* 

no Ardió mi aloift en deseos ^e amar 
tu santa y justísima Ley en todo; 
tiempo •. 

ni TA aterraste 4 los'joberbios.* tnal« 
ditos aquellos que se desvian de tna^ 
itendaméentos. 

nn Líbrame del oprobio y del despvo>\ 
cío ; pues be gnardado exactame¥í$s tns. 
testimonios. 

a 3 Hasta los. principéis se pasienm 
muy de asiento á deliberar contra mí; 
maa tn siervo contemplalm tas juatisf« 
mos mandamientos. • 

a 4 Porque tus decretos son Uamlerin. 
de mi meditación^ y toa Jnslaa leyes mi 
norte ó consejo. -^ . 

IMxvni. a5 Pegada está contra el sne* 
lo mi alma: vuélveme la vida segnn* Ui 
palabra. 



1 An lo dice el texto bebréo usaodo de hi 
FtWwa txarsrwn «tea/Moaiy. 
a Otros traducen t Ds^bMee^i nd oIbm pof» 
T011.IIL 



la vthsmemáa con que askdo por tusjuidoS' 



Digitized by 



Google 



mj Wétmk iuttífltatíomtm 
sirue met ei extrmkar im 

eonfirma me tn tferóístSuh^ 
de ¿eiet SUmi 



; eá exmudieíi 



4n^ 



ámeiH 



non sym «MMiin 
^t jídhmée ísetímmiim Udi, Jhmhm: 
noii me emffunátreé 



ItaüiMi JLmgem pm 
viam juelifietdiaémm 
rmm* ^ebjm^ mptpeK. 

¡egem te 




rum H»átmkr ifuim j|owmíi v«lili¿. 

m füdMnor. em memm im IMénoaAi 
Uta ei non ¿»éi WH q Wj w »: 

^f 'Aeer$e»oeiUa9'^meoe9 ne.videaM mah 
miimiem^ in-mik Ahí ^MJftm me^, . 

^% Siaimésmm^ tm ^ibi^mkmí imim ia 
Hmoré-^uei. '.-••. 

39 Ampuia opprobrium memeik^ V*Mrf 
eu»piudtáe emn " >M» jíWfcib Atd >» 

^o Eeee eoneupivi mandaím áw»; iaí 
aequiiate'itím %í% ^ fiwm :w^,-' > • 



eordta iua^ Domine f. 
cúndfnm rtbflriw> ftae^, 
4a Ei resj^omdekú exi 



nU 



•6 Te typM* ti e«te¿o 4« ni «#nt r% 
7 Mt^Attadifld: aiiué«tim»B ea iiu )«ac. 
títiniM ditpofticiones. 

dad j justicia , f coalcmplar^. tm.^iait^ 

fl^ft A4«ciiieciAie de Udj^ el 4I41A wií^. 
comanfceme vigor con tus palabras.. . 

*9 Aléjaot de U «euda de I», iiaiqair 
dad, y háxqMe la gracia dr que v«it%ae- 
gun tu Ley. 

3o Csoegido be. el eaiPHio, d4 lawe^- 
dad: tengo siempre prese^tM tua juicioeij 

^.< Me he apí»ya4o» Sedor» en los ie#- 
timonios de tu Uy; no peroilM qffffv 
«tt vee p oaftin d ida^ 

3 a Corrí gozoeo por e| ^in|n<9 da Um 
BMndomcotoa, cuando *¿ ^ epMa^cbaste 



.jmu 3^ Dawn <^h Se^kicV p^ 

na el camino de tus .>«it<sÍ4Mis naildw^ 
menlos ; 4 i«á.aie«ipire por éU. . 

34 Dame i^teUfettcía; y..efMidliaoi. 
lAenlanenlo %m JLey» y la o|iser?ar4iA9« 
todo mi coraion» 

^Á GttiMtf .por le senda ¿» Mu^piA» 
cepios; pues esa es.U.q«»e dese<K 

i^ loefina oai' coraaoo 4 %m UiHimt^ 
nios; y no le de|eaiff.e«|ios dyal^oaitMNik. 

3^7 Aparta nieic^ para'fiKi.«íMiite» 
la tt#n¿iaA» Un^f «II viv« a%iik«4ek lA 
camino , ó Ley sania, 

M Haa fnn t« aíerva se^afaM cu %i 
palabra, por medio»^ U|,#ni<o>.lnwer%> 

39 Aparta de mi el oprobio que yo 
b«ianiido>|MMa^pai^tuii)uif:iof'i«i le» 



4o Mira como estoy enamorado de tus 
MMioia ipni^iMiiiyilaa»hÉan» tkim.omr 
finnaiá I» ynticti^ 

'Vaa. ^» V %eiiia.9» ob^Aiiort» M*Mt 
ni tu misericordia; venga á mi tu sal- 
tMHitflm».«egn« tift.pimMsi^ 

4h Y d^ri parreepuaat» á loe>^iie nft' 



•1 Coir la etfrMffi^ • 02' • . • 
is éi lüain^y Ma>r^,pmkff)^' seedi n em eft 
camino f etc. . ^ 

Mn todor en ia vulgaU «oa la p iM tiea k ei^ 
porque en el hebreo esU Is pasllo«is«.\.«««^ 
ef . k COJO fio es de stber que este laigo salmo 



os ocho prímcrof comienzan con la 






asidli kandamealMeli^el lroao.ielnM Jldqfi 
ouc eomensa. «ns eV A Itrntg 4lMlBft,h||Bit 



Digitized by 



Google 



Sai.» o 
-weréum: fiñ&t if^entét iVt werménñtis 
tuis. I ! 

4Z Bi ñe at^as de ore meo Ptrhátn 
verikUie usque^uaquef quia ín judien 
iuis eupereperavu 

^^^'Éi oteiodiMii legem iuam mimpen 
4n eacúiutn ei in eetetUum eetduU. 

i$ Ei amóuladam in laítíudines goim 
-rntandiiia fuá ext/uísivA 

46 BtJo^uebar de éesiimoniiM htíe im 
eonspedu regwnc ei nem eonfündedar, • 

• 47 Si medUaAat in numdidü imiá^ 
guag dt'Iexi, 

i% Ei ievavi manue meéis ad manda» 
ia tita quá dUewls ei eeeetcébér tn y)k- 
miifiee^ionikuM-tuis, » < 

Zaih« 49 Mimei' eéto vetii^tU eereú 
Un ^ in fmo Mhiepem dedieiL 

'5o üMriteeidnáMlBte «01 im fá^múi» 
iaie meé;f«Mi 

, '5i Apeñbiiimigtté ^e^eémti 
que: á /iigi MMÉiw idm 

!>5a Memer fui fudimomm 
eetetOú'i íDaMme ei t d n aú iaáu e emm^ > 
' (3 De/eOiO'iemmi^mer pTú pe&áiori-' 
vii# mernentfntnitoete we^em Hránif • 

54 Caniadilee mihi e/tuvK fuei^taüo* 
4Wf iéet:^ Í9i ime ^eregtinaáionie ftieoB. 

55 Mtmarfui noeie nmninis tei% JDúp 
Wtíne 'i ei emMadiái legem iuam, 

> M Aee .fittia eei mMe i/uia ^utíf^ 

Hmi. 57 Pwriio niM, Demine^ éimii^ 
wueiodéte^em 



58 Depreeaime ' eUm faeiem iunm ié 
4hié eeití^eneoí.'táietreré mei eeettnémm 
wíoquiumiétun. 

59 Cogiiavipieig'meá^teiemtvéHip^ 
tf« ifftMi ót ieeitmonia lno» 



CXVIII. ^«8 

M en tos prcMeMí»» 

. 43 Y nunca quitet 4» mí hbc^ U pa- 
labra 4t la verdMr y» qae tanto he 
confiado en tus promeMi. 
- 44 Omi obo obsenroré aiemprelta Ley» 
pera siempre 7 por siglos de Higios* 

45 To caminaní con libertad y sosio» 
-go; porf ne bnsipsé ins innndtaBiÁtés* 

46 Y hablaré de Mi^ tcali«UMiioa de* 
lante de los Reyes , y no me avergon- 
aaré -de ellos. 

47 Y me recrearé^ en ina pveeeptoa» 
objeto de mi aroor. 

45 Y alzaré mis manos bicia tns man- 
4amÍ€nto&t tpie be amado éiempre) y 
flMdttaré tns jmeHe diefíiMÍcl#neft *• • 

Xaw.49 A'cttérdate M H pKMiasa 
^ne bidste á.lB sknrOi con f oe me 4ÍS¥ 
te espersnia. 

•\5o Ella me«6ssoléi en madlo^^de mi 
bumillatlo»;>y ba fnMca «m.>dié 4a 
-irida. 

5 1 Los soberbioa mecacarníieia» bm^ 
ta el extremo; pero yo no por eso me 
•separé de intiy. » 

5a Acordéme^ ob SeSor » ieiuB aleó- 
nos juicios , y quedé coniaJlad»» 
-^ Desmayide éolorv/pof c«ttsa^e 
te pecadores qne aband^puiban lu Ley. 

54 Ea el lugsr de mi destierro aran 
-tns justísimos mandamientos el asanto 
de mis cánticosw 

55 Durante la nocbe me acordaba de 
ineoear tu Nombra, v>b Sedar^ 7^«#/ 
guardaba exaeiamenie to L^y« 

' >56 Sito paseen mí » po«V(oe' yo pro- 
caraba obiertftr. bíen« t«s .JMtisioMs 
decretos. 

Wmtm. 57 Yo dije: Oh Señor » mi por« 
^0n de heremeiu íes elgvatfdaír t«>#4i»/r« 
laey.- • ^ '■• .■ .^ -. - 

58 Tu favor be implorado de tod^ 1^ 
apiádale dfraotf, f^^m a yro- 



59 He examinado mi vida, y eodere^ 
tadó asfa pasoftá ia a btaftran oier^e ««is 



I Es dificil tecoir todo este rtIUkó \ eoMn^ 
vsnd^ en Utradobdoa Utéi^ Itf teiri ^e Cor- 
responde psnTqtté ia>ab <n tí¡%9í ffcnSüico;' 



COBO en el original bebrúo. 



^l^«b: 



Ln 



Digitized by 



Google 



l64 LlBHO BB 

€o ParaktÉ nwi, ei nom sum turbmi^ 

ius: ui eiuto4iam mandaia íuoé 
Ai • Flaneé peteaiñrwn cirtumpiexi suni 

me¡ H legmn Umm non wmm oUiiuSé ' 

6i Media noeté wargedam od wúñfUén» 
dum tíM^ suptr jadiué /U9iifkaiüm£$ 



ni« tBrt^ 



me n>« 



61 ' I^ariie^ff» tgo Mum omnimm timénf 
tínm Í9t ^ mttúdimtkim m&ndaia iua. 

64 Miserteordía tua, Domine ^ pienm 

TiTB, Aft JBóniiaUm feéstí cttm JwU 
vo iiiOf Domine, oeeundian ^érhum 
tuum. 

' 6S BoniÍaUm^€Í¿iuiptínam\ tt étien' 
iiémi dbót mér quin mé^ndatíw ly/# ete* 
didu 

' 67 Préúéfunm hámüiárer ego deli^s 
própiereé e/oquium itmm euwiodivi, 

68 Bonus es tu: ei in óonOaie tttm 
doce me /uei^UatUme» tuue. 

69 MMipUeeAa eetmper fheini^uitat 
mtperhútum: ego áuiem in'lúio eorde 
meo seruiaBor mandada iua. 

70 Coaguimtum eei eieui iae eor eo^ 
rwh: ego ^eré legem iuam medüaiuk 



' 7 1 Boñum mM quia hnmñiaM Mé: 
Ui diecam justifieaUones Utas* 

7d Bónúm mihi iex cris iui^ super 
miilta auri et argentt 

JoD. 73 Manus tuw feeeruni me^ si 
piasmaveruni mes da mihi inieiieeiuin, 
ei diseam mandaia iua» 

74 Qui iimeni U pidséuni ms^eiim* 
iabuntur^: quia in verba iua super* 
spentvi. 

-7S Cbgftoi^, Domine f'quíá etquiias 
Judida iua : ei in verüaie iua humüém^ 
sti me, 

7^6 JFTaimiseríhardiaiuaui'eonsoleimr 
me 9 seeundiun eioquium immm mtpo tua, 

77 Feniani mihi mise r a i ionoe ium^ ^ 



60 ReMitlCoettof, y 
drará ¿o cumplir tas preccpCot. 

6t Lm Imos de loi peéadoret 
úton por todaj perles; moM 70 tía aé 
olvido de lu Ley. v 

6a A laedU aocbr me leva Alaba á 
tributarte gracias por tus juicios Wtnm 
4o justicia. 

63 Yo entro á la parle» ó iengo «••• 
diedad ooa todos los qpe la teme» y oh» 
servan tus mandamientos. \ 

64 LleAa está la tierra, ob Se&or, de 
tos piedades. AoUéstráme en tas jaslí« 
simos preceptos. 

Tmwm. 6S Usado bas de bondad* ob 
SeBor, coa esie tu sierro» según tn 
promesa. 

66 Eüséftame U bondad, la docfrUia 
y la sabidnriai paos^ne be creido. toü 
preceptos. 

67 Ahtes de sef yo bumillado» pequé; 
«sas abara obedetco ya tn pslabra. 

68 Eres, oh SeUor^ infiniiamerds bae* 
«o : instruyeme pues, por tn bondad, 
en tus justísimas disposiciones* 

69 Los soberbios ban forjado mil ca* 
kimnias contra mi; pero yo con todo mi 
coraion guardaré tus mandamientos* '. 
- 70 Encrasóse sn coraion como sdo 6 
lecbe cuajada ; mas yo me ocupo en me* 
ditar tu sania Ley *• 

7 1 Bien me está que mft bayas burnl^ 
Hado; psra que asi aprenda tus justisi* 
inos preceptos. 

7a Mejor ei psra mi la Ley que sallé 
de tu boca, que millones de oro y plata. 

Mn« 73 Tus manos» «ft^ar» me bi^ie* 
ron , y me formaron ; dama el don' do 
antendimieoto, y aprenderé tus manda* 
nrienios. 

74 Veránme los qner te temen, yat 
llenarán de goso » porque puse toda mi 
osperansa en tus palabras. 

75 Conocido be» SeSor» qno tus jai» 
cios son justísimos; y coniforme á tn 
irerdad me has bomillado. 

76 Venga pues la miseritocdia tuya á 
consolarme, según la palabra que disto 

"á tn siervo. 

. 77 Vengan sobre mi tos piedades^ y 



1 Ea ei hebreo t me dddto. 



Digitized by 



Google 



S i. I< M o C 
WtMnfi: qiUa Itx Uim nudUatío mea téi. 

78 Confundaniur superbi^ quia injik^ 
M iniquUaUm feurunt in me: ego OU" 
iem exereedor in mandaiU iuis. 

79 ComferUntiur mihi iimentes te^ ti 
qui noperutU Ustimúnia Uta» 

80 FkU ^r memm ímmamMam in 
JfUtificaiionibus iuiSf ui non confundar» 

Ckn. 81 DcfeeU in saJuiare iuum. 
anima mea; et in verbum iuum wper'» 
^ravL 

8 a Defeeeruni oeuii mei in tloq/uium 
iuumf diceniesi Quando amsoiaierig 
me? 

83 Quia faeiue eum eieui uter in fHV 
inaijuHificaiioneM tuae non sum oUiiUA 



84 Quot suni dies eerpi iui: ¿quando 
/ocies de persequeMóus mejudiciumf 

85 Narraveruni mihi iniqui fábula-^ 
iiones: sed non ui iex iua» 

86 Omnia mandaia iua periiéu: ird^ 
que perseeuii suni mSf adjuva me* 

87 Paulominits consummaoeruni me 
in ierra: ego auicm non dsrsiiqui man* 
data iua* 

88 jfecundiun misericordiam iuam 9Í* 
9ifica me : ei eusiodiam iesiimania oris 
iui. 

Lamió. 89 Di eeiernum, Domine ^ fvr« 
bum iuum permanei in ccbIo. 

90 Jn generaiionem ei generaiionem 
neritas iua: /undasii ierntm^ ei per'* 
manei» 

91 Ordinaiione iua persevsrai diest 
quoniam omnia serviuni tibi, 

9a Nisi quód lex iua mediiaiio mea 
esi: iune forte periissem in humiiitai0 
mea. 



1 Segiin ei lexlo hebreo cbbe tradaeíTiei 
groto$ , y que no $e cot^maban con tu Ia^, 



XVIIL i65 

viviré; pacato que ta Le^ tt mi duite 
meditación. 

7 8 CoD fundido! lean loe soberbioe , por 
los inicnot aientadoe qot bon cometido 
contra mi: entretanto yo meditaré to» 
manda míen toe. 

79 Reúnanie conmigo loe qae te to- 
men, y loe qne conocen toe sagrados 
teetimonioe. 

80 Haa que mi coraiMi le coneerre 
puro en ia prédica de toe manda mien- 
toa , para que yo no quede confundido. 

Céwm, 81 JJeefallece mi alma, anepi- 
randopor la salud que de ti viene: mas 
yo siempre be esperado firmemente en 
tu palabra. 

8 a Desfallecieron mis ojoe de tanto 
esperar tu promesa. ¿Cuándo será, Ss^ 
ñor , decia yo, que me consolarás? 

83 Porque me he quedado seeo y ári^ 
do » como un odre espueeto á la escar- 
cha ^ mas con iodOf no me he olvidado 
de tus justísimos preceptos. 

84 OA Séihr, ¿cuántos son los dias do 
tu siervo? ¿Cuándo baráe justicia de 
mis perseguidores? 

83 Contáronme los impíos mÜ fábu- 
las y fruslcrias ■ : | cuan diferente ee 
todo esto de tu santa Leyl 

86 Todos tos preceptos son la verdad 
pura. Me han perseguido injustamentet 
socórreme tu , oh Señor. 

87 Poco faltó que no dieran conmigo 
en tierra ; pero yo no abandoné jamas 
tus preceptos. 

88 Vivifícame I oh Señor ^ según ta 
misericordia; y observaré los manda* 
mientos salidos de tu JDivina boca. 

&Amo. 89 Eternamente, oh SeSor, 
permanece en los cielos tu palabra. 

90 Tu verdad duraré de generacioa 
en generación» TA fundaste la tierra» y 
ella subsiste. 

9 1 £jr virtud de tu ordenación con- 
tinúa el curso de los dias; pues todas 
las cosas te sirven. 

9a K no haber sido tu Ley el objeto 
de mi meditación, bubiera sin duda pe- 
recido en mi angustia. 



Lai soberbioc me propoman proyectos peli'" 
L3 



Digitized by 



Google 



t66 LñBo DB 

93 In asáernwm non Mivisear justifi'* 
taiiones tuas: quia in ipsis vÍQÍfic(»sti 
me. 

94 Tuus sum ego^ salvum me fae^ 
guoniam j'usitfieaiiones tuas exquisivL 

95 Me expedaveruní peceaiores vi pet'- 
dereni me: testimonia tua intellexi* 

96 Omnis eonsummaiionis Qidifinem: 
latum mandatwn tuum nimis* 

Mn. 97 (Juomodo dilexiJegem tuath^ 
Domine F tota die meditatio mea est* 

9S Saper inimicos meos prudentem 
me fecisti mandato tuo : quia in ttter^ 
num mihi est, 

99 Super omnes docentes me iniellexi: 
quia testimonia tua meditatio mea est, 

100 Super senes intettexi: quia man^ 
data tua queesivi, 

101 Ab omni via mala prohibui pe^ 
des meos: ut custodiam verba tua. 

10% A judiciis tuis non deelinavi: 
quia tu legem posuisti mihu 

' ib3 Quám duleia faueibus meis elo^ 
quia tua, super mei ori meo! 

loi A mandaiis tuis intellexi: pro-^ 
ptereá odivi omnem viam iniquitaiis, 

I^uif. io5 Lucerna pedibus meis ver^ 
búm tuum « et lumen semitis meis, 

106 Juravi , et staíui custodire Judi^ 
eiafustitia tua. 

107 tíumiiiatué sum usquequaque^ 
Domine i PioiJScm me setundüm verbuní 
tuum, 

loS FoHintmria oris mei benepladta 
fac I Domine: et judicia tua doce me. 



109 Anima mea tn manibus meis 
éémpéri tt legem' tuam non sum oblUus. 

lio Posuerunt peeeatorts laqueum mi*' 
hi: et de mandaiis tuis non erravié 



LOS SALMOS. 

93 Nunca jamás olvidaré tus juBtisi- 
mas iuslit aciones ; pues me diste en ellas 
la vida. 

94 Tuyo soy yo, «Sí^r^ sálvame: pues 
que he investigado con ansia tus man«- 
áamientos. 

95 Estuvieron los pecadores á la mira 
de mi para perderme: yo me dediqué 
entonces á estudiar tus Divinos oráculos. 

96 Tengo visto el fin de lo mas per- 
fecto y cumplido; solo tu Ley no tie- 
ne ningún término ni medida. 

'*'''' 97 i^uán amable me es tu 
Ley , oh Señor i Todo el dia es materia 
de mi meditación. 

98 Con tu mandamiento 6 Ley Divi^- 
na^ me hiciste superior en prudencia 
á mis enemigos; porque le tengo peren- 
nemente ante mis ojos. 

99 He comprendido yo mas que todos 
mis maestros; porque tus mandamien- 
tos son mi meditación continua, 

IDO Alcancé mas que los ancianos; por« 
que he ido investigando tas preceptos. 

101 Desvié mis pies de todo mal ca- 
mino; para obedecer tus palabras. 

loa De tus estatutos no me he desvia- 
do; porque tú me lo prescribiste por 
Ley. 

io3 ;0h cnán dukes son á mi paladar 
tus palabras! mas que la miel á mi boca. 

104 De tus mandamientos saqué gran 
caudal de ciencia : por eso aborrezco to- 
da senda de iniquidad. 

io5 Vim. Antorcha para mis pies es 
tu palabra, y Iqe para mis sendas. 

106 Juré, y ratifiqué el observar tos 
justísimos decretos. 

- 107 Ahatido he sido, Seilor^ en gran 
manera : vivíficame según tu promesa. 

to8 Recibe, oh Señor, con agrado los 
espontáneos sacrificios de alabanza que 
te ofrecen mis labios ; y enséñame tiis 
juicios. 

109 Tengo siempre mi alma en la ma- 
ho, d e/i un hilo: pero yo no me olvidé 
d« tu Ley. 

1 1 o Tendiéronme laxos los pecadores; 
pero yo no Salí del camino de tna man- 
damientos. 



Digitized by 



Google 



Sá tMO 
111 HitrtdHaU acquisM testimonia 
iua in aternwn : quia extUtúiio eordi*' 
mei Muni, 

1 1 a Inelinavi cor meum adfadtndoM 
juHificatione* tutu in áster num , profitef 
retributionent. 

SaxiGH. it3 Iniquosodio badtii: ei 
iegem tuam dilexi, 

1 1 4 Adjuior , et sueeeptct meUÉ e« tu: 
et in verbwn tuum superspermvi, 

1 15 Dedinate á me maligni: eí «ertf- 
íab<w rmandata Dei mei, 

ii6 Sascipe me ¿eeundttm eioqutum 
Uiumf et vivam : et non eünfundas ms 
a& expeeiatione mea, 

1 1 7 Adjuva me, et salvtte ero : et me- 
ditabor in Justificationibue tuis sempen 

1 1 8 Sprevisti omnes discedentes á /•- 
diciie tuis: ifuia injusta eogitatio eortim* 

119 Prasvarieantes reputopi omnes pee^ 
tatores terree: ideó dilexi testimonia tua^ 

lao Confye timore iuo carnes meast 
ájudieüs enim tuis timui, 

Khí. lai Feei judieium eí justitiam: 
tion iradas me ealumnianiibus me. 

I asi Suseipe serpum tuttm in bonumj 
non ealunütientur me superbi. 

f¿3 Oeuli mei de/eeerunt in saltltars 
tuum: et in eioquium justiiht tucé, 

ia4 ^ot tum servo tuó seeuiídian mi-* 
serieordiam tuam: et /üst^cationes tuas 
doce me, 

laS Servus tuus sum égó: da m9U 
intetteetum » ut seiam testimonia tuo, 

ia6 Tempusfaeiendif DúMne: dissi^ 
paverunt iegem iuam¿ 

137 Ideó ditexí mandátá tuaf^ super 
^urum et iopaxion. 



CXVIII. itfy 

111 He adquirida loa tefttlmouioft de 
tu Ley, para que sean elemamentt mi 
patrimonio; pues son ellos la alegría d« 
mi coraaon. 

lia Incliné mi coraaon á la prictica 
perpetua de tus justísimos mandamien* 
tos, por la esperania del galardón, 

SAMwa. 1 13 Ahorreci loa impiot; jr 
amé tu santa Ley. 

1 14 Tú eres, Sehor ^ mi aaxíHo y am^ 
paro , y en tu palabra Itngo puesta to<« 
da mi esperanza. 

ii5 Retiraos de mí, malignos; yo me 
ocuparé en estadiar los mandamientoa 
de mi Dios. 

116 Aoógeme, Sehor , Kgan in pro- 
mesa , y has que yo viva , y no permi« 
tas que quede burlada mi esperania* 

1 17 Ayúdame, y seré salvo, y medi- 
taré conlí unamente toa {ustos decretos; 

1 1 8 Miraste con desprecio todos aque- 
llos qne se desvian de tus preceptos; 
porque ÍQ)usto ci su modo de pensar. 

119 Reputado be por prevaricadorta 
á todos los pecadores de la tierra 'e por 
oso amé tus testimonios. 

lao Traspasa con tu sanio temor* 
mis carnes $ pues tos juicios me han lle- 
nado de espanto. ^ 

Anr. lai Ejercido be la rectítud y la 
justicia: no me abandones ^n poder de 
mis calumniadores. 

laa Da la mano á tu siervo para 
obrar el bien: no rae opriman con ca- 
lumnias los soberbios. 

ia3 Desfallecieron mk erjoé^ eápe'nn- 
do me viniera de tí la salvación , y el 
k ifnmfplimiento de tu palabrik 

1 a4 Trata á tu siervo conformé €«f tcA^ 
sericordia, y enséñame tus jusfí^nkea 
decretos. 

laS Siervo tuyo S07 yo: ¿ime i Alelí- 
genCfa, («hrfr qué comprenda tus pre- 
ceptos. 

ia6 Tiempo es, ob SeSor, de obrar 
ton rigor: tos soberbios biti ecfeado pbr 
el- suelo itt Ley.- 

1^7 Por lo mismo he amado tas man- 
damientos mas que el oro y |qs tc>pajcios. 



1 El hebreo: Hat desccfto como la espuma 
d todoteu. 



a Como con un agudo clavo. 

L4 



Digitized by 



Google 



Lomo DB LOS 8ÁLM08* 
manéaia Uta i a8 Por eso mt encaminé por la «en- 
mam iniquam odio da de iodos toa preceptos, y be detet^ 
tado iodos los caminos de la iirfquidad, 

'Smm* 129 Admirables son ios te»* 
timonios: por eso los ha observado exac- 
iamente mi alma '. 

1 3o La explicación de tus palabras 
ilumina y dá inteligencia á los peque* 
Suelos. 

i3i Abrí mi boca, y respiré* ; por- 
que estaba anhelando en pos de iua 
mandamientos. 

.|3a Vuelve bácia mí tus ojos, y mi«- 
rame con piedad^ según sueles hacerlo, 
con los que aman tu Nombre. 

i33 Endereza mis pasos según la 0or- 
ma de tus palabras, y has que no reine 
en mí injusticia ninguna. 

i34 Líbrame de las calumnias de los 
(lombres, para que yo cumpla ius mai^ 
damientos. 

. i35 Has brillar sobre ia siervo la Iue 
de tu Divino rostro; y enséñame ius 
justísimos decretos* 

1 36 Arroyos de lágrimas han derra«- 
mado mis ojos ' : por no haber obser- 
vado tu santa Ley. 

Sadb. i37 Justo eres, oh Señor , y 
rectos son tus juicios. 

.i38 Recomendaste estrechamente la 
observancia de ius preceptos, que son. 
la misma justicia y verdad. 
■ 139 Mi se lo me ha hecho consumir 
de dolor ; porque mis enemigos se haa. 
olvidado de tus palabras. 

1 4o Acendrada en extremo es tu pa- 
labra ^ y está tu siervo enamorado de ella*, 

i4i Pequeñuelo soy yo^, y de poca 
estima ; mas no he puesto en olvido tus 
justísimos oráculos. 

i4a Tu justicia es eterna justicia, y 
In Ley la verdad misma. 

143 Sorprendiéronme las iribulado- 
nes y angustias : tus mandamientos son 
ini dulce medita^cion. 

1 44 Llenos están de eterna justicia 
los testimonios de iu Ley • dame la in- 
teligencia de ellos, y tendré vida. 



la^ Proffiereiad 
dirig^ars omnem 
habtti» 

.Pn. 129 JVlirabilia testimonia tua: 
ideo serutata est ea anima mea^ 

1 3o Declaraíio sermonum tuonim iUái^ 
minat : et inteUeetum dat parvulis^ 

• i3i Os meiun aperui^ et atiraxi spi^ 
riium: quia mandaia tua desiderabam* 

■I 3a Aspiee in üm, et miserere mei^ 

seeuadian /udicium diiigeniium nomen 

tuum, 

•i33 Gressus meos dirige secunditm 

eloquium tuum: et non dominetur mei 

omnis injusticia» 

i34 Redime me á eaiumniis homi" 
num : ut eustodiam mandaia tua. 

i35 Faeiem tuam illumina super ser- 
vum, tuum: et doce me justificaiiones 
íuas. 

1 36 Bxitus aguarum deduxerunt oeu- 
li mei: guia non eustodierunt legem 
tuam, 

Saoc. i 3^7 Justus eSf Domine: et re- 
etum jfdicium tuum, 

1 38 Mandasti justitiam testimonia 
tua { et veritatem tuam nimis* 

i39 Tabeseere me feeií seius meus: 
quia oblUi sunt verba tua inimiei mei* 

i4o fgnitum etoquium tuum vehemen- 
ter: et ssrous tuus dilexit illud, 

i4i Adol^centulus sum ego^ et eon^ 
temptus: Justificaihaes tuas non sum 
Oblitus, 

1 4a Justitia tua^ justitia in eeternum: 
et lex tua oeritas^ 

. 143 TribulcUio et angustia invenerunt 
me : mandaia tua med'itatio mea est» 

i44 jéEquiÍ£ís testimonia tua in eeter" 
num : inteilecium da mihi, et vivam. 



; 1 O , An hecho en eUoi mi alma un detenido 
estudio. 
a Tomé hueigo 6 aliento. 



3 ó también : Fuente» de lágrimas han ndo 
mis ojos, 

4 /. Reg, XVI. V. II. 



Digitized by 



Google 



SM%no CXYIIt. 



1^9 



Cora. »<9 CylamaviinioioeordemeOf 
epeaudi me. Domine: j'mlfficaiiones tua* 
requiram, 

i46 Clamavi ad Uf ealpum me faa 
uí eusiodiam mandaia tua, 

1 47 Pracveni in maiuriiaie^ ei eligma* 
vi: guia in verba tua eupereperavi* 

1 4^ Pretvenerunt oculi mei ad te di' 
Jueulo : ut tnedUarer eltxfuia tua* 

14^ Voeem meamaudi seeui^iifnini'' 
éericordiam iuam^ Domine t ei secun^ 
dumjudieium tmtm vivifita me, 

. i5« Appropinquaoerunt persequeiúee 
me iniquUatii á lege autem tua ¡on§é 
fatti sunt, 

,i5i Prt^ es tu y Domine ^ et cmnes 
^iw tuag veritas, 

.iSa Jniiio eognovi de teetimoniis tuis: 
fuia in eeiernum fundasti ea. 

Rs8. i53 Videhumilitaiem meam^ et 
eripe me : quia legem tuam non eum 
oóiiiue» 

i54 Judica judicium meum^ et redi" 
me me: propter eíoquium tuum vipjjif- 
ea me» 

i55 Longi á peecatoribus ealue: guia 
juetificationee tuas non exquiéierunt. 

i56 Misericordia tua multa ^ Domi^ 
netseeunditm Judicium fuum pivifica me. 

i57 MuJti gui perteguuntur me^ et 
trUmlant me: á iestímoniis tuie non de» 
eiinavi, 

. i58 Fidi pravarieantes y et tabesee-" 
ham: guia eioguia tua non eustodierunt» 

. i59 F'ide guonican mandata tua dile* 
:eif Domine: in misericordia tua vivi" 
fica me* 

i6o Principium verborum tuorum^ 
veritas: in atcrnum omnia fudieiájU" 
siitia tua» 

CsiN. i6i írrintipe» perseeuti sunt 
me gratis : et á perbis tuis /ormidavit 
€or meum» 



Ooni. 1 45 Glané de todo mi 
ion; escúchame, oh Sedor, y has que 
yo vaya en pos de tus justísimos pre*- 
ceptos. 

1 46 A ti clamé diciendo: Sálvame de. 
ta tentación , para que yo observe tus* 
mandamientos. 

1 47 Me anticipé y clamé muy de ma^ 
fiana : porque esperé firmemente en tus 
palabras. 

1 48 Antes de amanecer dirigiéronse 
bicia ti mis ojos para meditar tu Ley. 

1 49 Escacha , Seilor, mt vos sega» 
la misericordia; y vivifkame conforme 
lo has prometido^ 

1 50 Arrimáronse á la iniquidad mia. 
perseguidores, y alejáronse de tu Ley. 

1 5 1 Cerca estás de m/, ob Seiior ¡ y 
iodos tus caminos son la verdad misma* 

i5a Desde el principio conoci quo, 
bas establecido tus preceptos para que 
subsistan eternamente. 

aas. 1 53 Mira, Señar^ mi abatimie»-. 
to, y líbrame; pues no me he olvidado 
de tu Ley. 

i54 Sentencia tú mi cansa, y libér- 
tame : por respeto á tn palabra vuélve- 
me la vida.. 

1 55 Lejos está de los pecadores 1». 
salvación; porque no han cuidado de 
obedecer tus justísimos preceptos. 

i56 Tus misericordias. Señor, soni 
ipucbas: vivifícame según tu promesa. 

i57 Muciios son los que me persiguen, 
y atribulan : pero yo no me be desvia- 
do de tus mandamientos. 

i58 Veíalos prevaricar, y me consu- 
mia de dolor \ al ver que no hacían ca- 
so de tus palabras. 

. i 59 Mira, ob. Señor, cuánto be ama-, 
do tus mandamientos ^ por tu miseri-. 
oordia otórgame la vida. 

160 £1 principio 6 suma de tus pa- 
labras es la verdad: eternas son todas 
las disposiciones á promesas de tu jus- 
ticia. 

Ctnr. 161 ibin cansa ninguna me han 
perseguido los Príncipes; mas roí cora- 
aon ha temido siempre tus palabras. 



Digitized by 



Google 



170 LlBKO DB 

16a LcDiabor ego super eloquía tua: 

steui qui invenit spolia multa, 
i63 IniquUatem odio habui ^ ei abo» 

minQÍus sum: legem cmiem iuam dilexu 

164 Septies in díe laudem dixi tibiy 
super judieia justUií» tuct^ 

1 65 Pax mulla diligentibus legem 
iuam: et non est illis scandalum, 

166 Expectabam salulare iuum^ Do^^ 
mine: ei mándala tua dilexi. 

167 Cuslodtvii anima mea testimonia 
tua : et dilexit ea oehementer. 

168 Servavi mándala tua ^ et iestimo» 
nia tua : guia omnes viat meas in eon^ 
Mpeetu tuo. 

Thav. 169 Appropinquet depreeatio 
mea in eonspeetu tuo^ Doemine : juxta 
eloguium tuum da mihi inielleeium, 

170 Intret postulatio mea in conspe» 
etu tuo : secundiim eloquium tuum eri» 
pe me. 

171 Sruelabunt labia mea hymnum, 
eum docueris me justificat iones tuas, 

17a Pronuntiabit língua mea e/o- 
quium tuum: quia omnia mándala 
tua aquilas» 

173 Fiat manus toa al sáhtt mez 
quoniam manéala tua ehgi, 

174 CorMipivi sahítare taUrAf D^mi** 
tfe: st h» Hta meáñaHo mea es0. 



175 Flvet anima mea, et laudahit 
te ; et jadieia tua ad/uvahunt mé^ 

176 Errai^i^ sicut ovis quct periÜT 
quütre serpum tuum , quia mándala 
tua non sum oblítu». 



LOS SltMOS. 

1 6a Alegrarme be en tos promesu; 
como quien halla ricos despo)os« 

i63 Aborrecí la injusticia, la detesté| 
y be amado tu santa Ley. 

164 Siete veces ai día' te tributé ala- 
banzas por los oráculos de tu justicia. 

165 Gozan de suma pas los amadores 
de tu Ley ; sin que bailen tropieio 
alguno. 

166 Yo eiperaba, Seilor, la salud que 
de ti viene; y entretanto amaba tus 
mandamientos. 

167 Mi alma ba guardado tus precep* 
tos, y los ba amado ardientemente. 

168 He observado tus mandamientos 
y sagrados testimonios ; porque sabia 
que todas mis acciones están presentes 
á tus ojos. 

Vbav. 169 Jjleguen , oh Seüíor, á ta 
presencia mis plegarias ; conforme á ta 
promesa dame el don de entendimiento. 

170 Penetren mis ruegos hasta llegar 
ante tu acatamiento: líbrame delmal*^ 
según tu palabra. 

171 Rebosarán mis labios en himnos 
de alabanza, cuando tú me habrás en« 
sedado tus justísimos oráculos. 

17a Mi lengua anunciará tu palabra; 
porque todos tus preceptos son la mis^ 
ma equidad. 

173 Extiende tu mano para salvarme; 
pues yo he preferido á todo tus man- 
damientos. 

174 Oh Seftor, árdietfiémetite he de-* 
áeado- la salud que de ii viene,* f fu 
Ley et el objeto eanttnu& de mi nsedí-^ 
tacion. 

175 Vivirá' Qit alma, y té alábate; y 
iwh jnfcíos será«t mf apoyo 7 d^ehstít 

176 He andado errante como una 
oreja descarriadar f vén á buscar á fa 
siervo i ^tqfie no me hé óHrid^iá^ dH 
Señorf de tus mandamientos. 



I Véase Steté. Quizá de aqUí traen orlgcti 
Ittf Siete-horas eofiánicüi del roso eétesltttico. 



ú 0'1tbémiaedelmangftOéi{]^fyiiU. 



Digitized by 



Google 



lyt 



SALMO C X I X. 



El justo en su destierro pide á Dios que le libre de las calumnias y 
crueldades de sus enemigos; y suspira por la patria celestial. 

1 Oáatíeo de lof gradof , 6 CIBA9VA&. 



I Cantícom grtdaam. CXIX. 

^d Domínum eum tribularer ela^* 
mavi , £t exaudivií me. 

a Domine^ libera anímam meam á 
loóits miquis , et á Ungua dolosa. 

3 Quid detur iibi^ aut quid appona» 
tur Ubi ad lingumm dolosam f 

4 Sagitlet ffOtenUs amta, €um carbo^ 
tubus désoUUoriis* 

5 fíeu mihi , quia ineolatus meus 
prolongatus est: habUavi eum habilan^ 
tibus Cedar: 

4 muliitm inealafuii anima mea, 

7 Cum hi9 qui oderuní paeem , eram 
pueificus : eum loquebar iUis » impur 
fnmbani wne gratis.. 



\j\^mé al Señor en mí tribulación, 
y me atendió. 

a Libra » oh Señor, mi alma de los 
labios inicuos , y de la lengua dolosa. 

3 ¿Qué se te dará , ó qué fruto saca* 
rea de tus calumnias ^ oh lengua frau- 
dulenta > ? 

4 Bl ser traspasada eon agudas sae- 
tas, vibradas por una mano robusta, y 
ser arrufada en un fuego devorador *• 

5 ¡ Ay de mi , que mi destierro se ba 
prolongado! Habitado be entre los mo* 
radores de Cedar': 

6 largo tiempo ha estado mi alma pe- 
regrinando. 

7 Yo era pacifico con los que abor- 
recían la paz ; pero ellos , asi que les 
hablaba , se levantaban contra mi sin 
motivo alguno. 



SALMO CXX. 



Bl hombre fiel á Dios tiene seguro su auxilio en los peligros qu9 le 
asaltan durante su viage á la patria celestiaL 



Caniicam graduum. CXX. 

t JL/evavi oeulos mtos in montes, un» 
de ifsniet auxilium mihi. 

a Auxilium meum á Domino^ qui 
feeit aoehan tt terram. 

3 Non dtt in eommotionem pedem 
Amm : fíeque dormitet qui custodit te, 

4 Beee non dormittUtit ñeque dormietp 
fu/ eusiodit Israel. 

5 Dominus eusiodit te , Dominus pro^' 
tedio tua^ super manum dexteram tuatn. 

6 Per diem sol non uret te , ñeque 
kum per noetem. 



Oántíeo gradual. 

I Alzé mis ojos hacia loa montes de 
Jerusalem^ de donde me ha de venir 
el socorro. 

a Mi socorro viene del SeiSor que crió 
el cielo y la tierra. 

3 Mo permitirá que resbalen tos pies, 
oh olma mia ; ni se adormecerá aquel 
que te está guardando. 

4 No por cierto, no se adormecerá , ni 
dormirá el que guarda á Israel. 

5 £1 Señor es el que te custodia : el 
Señor está á tu lado para defenderte. 

$ Ni de dia el sol te quemará , ni de 
noche te dañará la luna. 



T Puede tradocirse; ¿Qué mayor mtd puede 
etHadined una lengua fraudidenta? 

3 Cumcerbonibus desolaionis: corresponde 
á k vos hebrea Q^DJI^ relamim, de donde 



la casteitana retama, arbusto qoe da un fuego 
muy mo é ioteoso. 
3 ó bárbsrot sarracenos , t|ue van diragan- 
do sin morada lija. 



Digitized by 



Google 



^^^ 



LlBBO DB IOS SALHOS. 



7 Dominus aistodil U ah omni malú: 
eusiodtai animam iuam Dominus, 

8 Dominus cusiodiai iniroitum iuum^ 
ei exiium tuum; ex hoc nune, eí usque 
in sacuium. 



7 £1 SeSor te preservará de ledo nuL 
Guardará el Señor tu alma. 

8 El Sedor te guardará en todos los 
pasos de tu vida , desde ahora y para 
siempre* 



SALMO CXXL 



Bajo la alegaría de los que iban á visitar el templo del Señor en Jerusom 

lem en las tres fiestas solemnes del año^ y publicaban las exoeteneias 

de aquella ciudad santa ^ se representan las alabanzas de la Iglesia de 

Jesu^Christo y de la celestial Jerusalem. 



I Cantieam gradaam. GXXI. 
J-Jixiatus sum in his, qum dieta suní 
mihi: In domum Domini ibimus* 

a Staníe» erant pedes nostrif in 'airüs 
iuiSf Jerusalem, 

3 Jerusalem , quas asd^ficatur ut «iW<- 
ias: eujus participaiio ejus in idipsum, 

' 4 liiue enim aseenderunt tribus^ tri^ 
tus Domini : testimonium Israel ad 
tonfiSendum nomini Domini, 

5 Quia illic sederunt sedes in judiciOf 
sedes super domum David^ 

^ Rogaíe quee ad paeem sunt Jerusa* 
lem : ei abundaniia diligeniibus te. 



7 Fiat pax in virtute iua : eí abun^ 
dantía in turribus iuis, 

8 Propter fraires meos^ ei próximos 
meos y loquebar pacem de te : 

9 propter domum Domini Dei #fO* 
siri, qutesivi bona Ubi* 



\^ 1 Oántiao gradual. 

Cxran contento tuve cuando se mt 
dijo: Iremos á la casa del SeSor. 

a En tus atrios descansarán auestro» 
pies 9 oh Jerusualem. 

3 Jerusalem, la cual se va edificando 
como una ciudad, cuyas partes ó habi'» 
tantee están en perfecta y mutua unión'. 

4 Allá subirán laa tribus, todas las 
tribus del Señor, según la ordenansa 
dada á Israel , para tributar alabamae 
al Nombre del Señor. 

5 Allí se establecerán los tribunales 
para ejercerse la justicia, el trono para 
la casa de David. 

6 Pedid d Dios los bienes de la paa 
para Jerusalem,^ decid*: Vivan en la 
abundancia los que te aman, olí eiU" 
dad santa, 

7 Reine la pas dentro de tus muros*, 
y la abundancia en tus torres ó patacios, 

8 Por amor de mis hermanos y de mis 
prójimos I be pedido yo la paa y pros^ 
peridad para tí. 

9 Por respeto á la casa del Señor Dios 
nuestro te procuré ionios bienes. 



SALMO cxxn. 

El justo 9 afligido por los mundanos , levanta sus ojos á Dios , de soló 
el cual espera el remedio, 

Caoticum graduum. CXXII. . Cántíoo gradual. 
I Ad te levavi oeulos meos , qui ha'" i A ti , Señor , que habitas en lof 
bitas in ecelis, ' cielos, levanté mis ojos. 

I El ejuM de la Yolgata no se traduce , por 
«er una redandancia del texto bebréoi que 
conservó aqui el traductor latino. 



a Aquí sobra el et en la Vulgata , el cual ni 
•e lee en el bebréo • ni le puso sao Gerónimo 
en tu veníon» 3 Ó entre tu inmenso lemfo* 



Digitized by 



Google 



S iiI.M O 
' a Scct 9iéui muH strvontm in ma* 
nibtu dominorum suorum , steui úemli 
aneÜim in mmniba» dominae suet : iia 
oeuK nofiri ad Dominmm Dmm no* 
sirumf doñee miséruUur noeiri^ 



S Miserere noeirif Domóte , mi^rere 
^neeíri s quia muUum repieii eumue 
*deepeeiiú»e: 

4 quia muHum repUta eei aninm 
poetrui kipproérium a&undantíku , ei 
deepeciio euperUe* 



CXXIV. I173 

a Gomo \oe ojos de lof tienrte téU^ 
mirando siempre las manos ó insinúa^ 
eienee de sos asM: «¿^u^omo la asclcva 
4íeae ñjae-eae ojos en"lar maiAis de w 
Mftor»; asi ii«»l»oa o)oa «estéá olav«áéM 
en el Señor Dios nuestro, para moverie 
^'^e se apiade' de nosotros;' « 
'3 Apiádate^ Seior, tea miscrkardi* 
de Bosofroa ^ por^M MeMO* muy kée*» 
tos de opnebios: 

4 llena de el loe está nuestra alma , 
kecha la mola de lói rkoa » f el-^cér» 
nio de los soberbioa* 



S ALMO GXXIII. ^ 

El pueblo de Israel bendice al Señor ^ porque sola su protección pudo 
/laberle libertado de sus fieros enemigos. 

I Canlicom gradoum. CXXIII. 1 Oántíeo gradual. 

A BO haber esudo. el, SeSor- con 
nosotros I confiéselo ahora Israel , 

a 4 no haber estado el Sedor 4 favor 
nuestrOy—^naado amvieiicvtedaa gen* 
tes contra nosotros , 
3 BOi hubieraft sin d«de tni|«do vItos: 



I\/iei quA» Dominus eral in nobis, 
dieal nune íeraei: 

a ni$i ifuia Dominus' erat in iio¿i>y 
OH» exurgerént komtneé in nos » 



eum 



' 3 forte ifivós áéfiutisseni /fO#> 
'iraseertturfuter eóntm in noSf 
4 fer sitan a^ua aósorbuisseí nos» 



•' 5 T^íTfienéem'ffeiHrühsMi anima no» 
'seru i /oreitan peritansieset anima no» 
sita afUam intoieraáiiem, 
6 Benedidue J)ominuSf quinen dedU 
nos in capiionem dentibus eorum, 

*f Anima nostta sieui pmeser erépia 
^ésí^ ia^eo 'eeOantiwh, t Lm/ueue ton» 
ir/tus estf ei nqs tiberaii sumus. 

^ Adjuteríam' noetrum in - nómüne 
DominSf qui /eeéi' eeeium et terrmm* 



4 bttbiérannoe infaliblemente sumer- 
gido la» aguas, ^eAióiMé»i|iie ieinia* 
mó au ftirorconlra^aoaotioff. " ^^ 

* S 9ei*ú ha gradeado nueatra ahn)i> «I 
torrente. Segurameu'te"'BO hubiera'' tto* 

-4ido vadear unas'egda&'tuii proftiiidaa*. 

6 Benditeí te» el Siflor, q«e no 'p«V^ 
mitió que fuésemos presa de sus rabia» 

rMos diébte». ."•*• -'- . •••■•'^ ^ 

7 Mtteathi »lmÉ,>^ Viltoy'escapóeeNil 
pájaro del laio de los catadores: fué ro« 
to el laso, y nosotros quedamos libres. 

-' ((' Nuestro socorro' %^iie ^1 Mimbre 
del Seiüor, jcriador del délo ' y de ta 
tierrti'''^ 



SALMO €XXf V. 

La confianza que el justo tiene en Dios es inexpugnable. Ruina 

de los malos. 
l Camicum graduum. C)CXIV. 1 Oáatloo gradual. ' '. 

(Jui eot^idunt in Domino, eieut mons - Lioe qtle ponen en. el Seftor su eoa- 
Sion: non eommovebitur in asUrmim fiante ettalrln firme s <seaiO et monledé 
I Síq el socorro del Seftor< 



a Fonium aqua, etc. Puede traducirse : por 



poco no hubiera^ ele, ó también : estuvünee 
d pi^ue de Mumergimo». 



Digitized by 



Google 






.XfBEO HA LOS SALMOS. 



:! 



U0tm'a ttt: Dormhu&> ¿m ^einauiim poputí 
itéLfékt koanHwei timámm un gasmiitmi. 



3 Quia naai^retínqmi- Bámimu wv 

i^ é im» p eee a iormm sfip^ ítúriatt fmtiénán: 

manué suas. • • . ■ 

- í4 Bént/acy Súmiñe^ dénis^ ti reetÍ9 
torde. 

5 DeeJínanies autem in Migaiione»^ 
itddiieet Dominas eum cperanfiéus M*>, 
quitatem : pax Muper Israel. 



^0« : nsnca ítmáli icrá Jerrocájo el 

uoradef 

^ % de Jerasaltm.— Circttida c«tá Jera- 

•Mlcm lie m#aie8 , y el 6effor es el an^ 

temaral ^de svl piieblo desde abon jr 

pars siempre. 

3 Porqae no dejará el Seftor sujeto 
•por largo tiempo ' ' al doaunio Ae los 
pecadores el lioage de los justos; pam 
qae agoviados no se echen al partido 
de la iniquidad. 

4 Bendice, oh SeüUMr, á los huesos^ y 
á los rectos de corasoñ. 

5 Pero á los que se desvian por ca«* 
mino» torcidos, envolverlos ha el SeSor 
con los malhechores. La paa de DioM 
estará sobre Israel* 



SALMO CXXV. 

'Ebs'fu^^^ 'c¿fMHR>s^ Éeébylmia^ y en figura de ettos lá Iglesia^ pide 
su libertad por Jpsu-Christo. 

£SXVi i 



: /i&ii If iw wrMn i i p lOoManii» úapUpUa'- 
Um Sion : facfi eumue eiatí eonsolaii: 

^ai*émmifwphktetLyeU,gaudíUk9t e^trUm; 
rl lingua noeítm eíc»ltaéfOimv úFum dit- 
l^nf'éi^ertfenfñsi Mkgmífiptivii Bomi^ 
,4m^Éifiu»éemneie, - 
. "A, hUngñjfieapii Demimue fmtéxt nMe* 

4 Converle , iSomine , pt^feuUaiem 
t9ie9li<em>fitie0i\l<^eam\(m «due/ r e* 

-0*1 .»".i .<••!<* ■..:.»'.* ••■.' !» '..'..' ••'•* •• «; 

. .S iQm' M^i9w0finilmBKg^mitt4ú^aM'' 
§piií^eim0MU^: . 

6 Euntee ibant el Jlebant, müéerntee 
semina sua, F'enieniee attiem venieni 
eum exultaiione , portanlee; tmatti/mlú^ 



Ctoando el Seifanr liavá solver i Slon 
los cautivos , aera , iadedbUi noeailo 
consuelo* 

a Entonces rebosará de goto nnestni 
boca , y de júbilo nuestra lengua.— Di* 
.rase entonces tntre^W iiacMnok:>'Oran« 
4iosas cosas ha faechospor ellos el Seftor. 

3 «$/, cosas, grandes ha obf«do el Se* 
vdof á ¿Mror nuestro : imoodcdoa eslaittoa 

de goao. 

4 Pero^ SeSor, libra de la esclavitud 
•A los.<lciaia« de ntiesUds.>Afnnanfiov caa- 
•livos: imelvan cono tanrentos al «opla 

del Mediodía*. . 

..S. Aqoellos.que sembraban con. lágri- 
mas» segarán Ikuttos.dé^ júbilo. 

6 Cuando iban » esparcían llorando 
sus semillas : — mas cuando vuelvan , 
iVeaidMkit cdn gran regocijo, trayendo las 
gavillas de eus mieeesK 



I ó» fT'jetp ya por mas tiempo al domi- 
4#ndp'4M *«ev»s4traial0S.>toi*niiHiM«. < 



3 Metáfora que alude á los sudores t afanes 
del labrádoi* antes de coger el frúlO de« hi si- 
mientet y á sn gofooiaiida n^oéfornaamin- 
daiMafvsecbft. 



Digitized by 



Google 



vA 



&A:lí.Me ex XV I. 



19^ 



i'.\~'.\ S^i\\ 



" muM em^emá^der empPéML teda dUigenaa é mJmstria humana; '"-' * 
í GiiDÜ^fm Sr^^iHfP $a^n»(i»i% QWU , vi Oái»«oj> g^^durt 4e 

jy¡ Ui DwninuM ccdifieavtrit domum^' 
i I vanum Jaboraveruni quf ,a^i£cf^n^. 
eam, NUi Dominus eusfodieríi' civtl'a^ 
iem^ , J^rusírá vij^ilqt qui fiHsto4U ><:^'^-; 

a Fanum esi %H¡his ante láeem ' swT'^ '* 
gere: surgite, ffqjtfguam , f^^eniis ^ qui 
mandueafts panem dolon's, Cum dede^ 
rU^diUjijU, ^i^,^r^nfi^:y , , . ^ ^ 

^ ecee hctredítas Vomini\^j^f^^n^f'* 
4 Sícúí Magitia: ín maná pq(^i^i$; ^ 

'!} R^ui vic q/ií imffIcvU d^4tíei:ff^m' 

suum ex iptís : non eon/uñdei^ur c^Ph, 



I el SeSor no es el que edifica U 
caM^.cn.vanqse fatigan los que la fa- 
brican.— Si el Señor no guarda la ciu- 
dad , ii^tilniente^^fte ^^esve^a ^l^^e.^ U 
guarda* ■''•.■ v '' 

a 'fin vano ttti ti levantaros antes de 
amanecer } : levantaos después ^e haber 
descansado', y acudid aí ienor los que 

coméis i^i^.d^Ugfjin^rrrl^Ut^i^^j?'^-- 
cede Dios el B^f^o,xri:pq^o i sH|,ai^4(?V. 

3 he aquí que les viene del l^ílor la 

b^p^nQij^, loa. hjj.<MiK bu. CM)#«<;i^> jr 

las crUi df^lqjf g^nados,*^ ^ ... .,,^ 

4 Cómo las flechas en mano de un 
hiiwíírfi^íoJbiHta,;» «^ 4w bígqíLili^ l^f 
7V/o« ^i^tribuladlpA.'. , „. ^ ., 

5 Dichoso aquel varón que Y¿ CM)g0t,T> 
plidos sus deseos con respecto á tates' 
him ; ^o. qiAnAft^á. cojgü[uq4i()(v.xi«f n^o 
hubiere de tratar con sus éui^0ljl(i4M> ^m 
la* pitfJCta4 4 <r jbf n(i/«4., . ■ ; * 



SAíiMó ex XV IX 



I Cantlcum gradüam. CXltVUy 
. ^€^ti •mmfk qfü tÍ9M»l ^qM W^ 
ftfl ,<«l8|^fl¿«^ it\ ?f*Í4, W^i' ' ' .'. iM.i. 



,.. '• . • /: I. ! , í '. . -h i,¡ -.u 

a Labores manuum luarum quia 
mandueabis : beatus es , et kinf JiU 
erif. 

Z üxor l^ia sicfU viiis abundans.^ in 
lateríhus dúmús iuee. Fnií tai sfeixí 
novelice olivarum , in eircuiiu "fhsnsm 



^ 



_ 1 Oáotíoo gradoal. . 

/o# camino^* -,, ,. ^, ;,./.,,,,.„.- 

a Dichoso fúf oh Justo; porque come* 

2^Q (faz .el fruto del trabajo de toa 
nos: dlchW serás, y todo te irá bien. 
3 Tu i^posa será como una p>rra í¡p«> 
Wn^a' en el recinto de. tu castrar i- ál^ 
redtáát de in mesa estarán tus hijos 
como piy^»4,l^s de plivog. 



I|l íiiliM lili ^ h 



I Si Dios no bendice vuestras fatigas , eo ya- 
lyi msdnigaia fMra hm»f wiieatf^ stmeniío. 
Buscad primero á Dios» y todo lo demás le os 
dari pqr aftadidtira. Véase if<c. X/^. v. ^i. 

% Acrai ha^ una especie de proverbio par^ 
slgi^caf que loa sierros de^ DioS' «leaaiali wm 
pandes fatigas lo necesario para so.snslanto; 
lo <^ultii9 nicedv ñochas veces á los malvados* 



3 Son la dcfeosa de sus padres. FUii ejccuuo^ 

tfitis , como traduce san Gerónimo ; pero t^M)^ 
bien puede traducirse hf luiot de lot^it^ 
cnadot , ó atribttbdos. ^ . ' 

4 <^taasMt»s. C^^eJ^Ma* smá'em Hb < 
como umt WiSa abwtdante enJnH^^fi^ 



Digitized by 



Google 



J^ 



LlBEO DB LOS SALMOS. 



^ Bcee ste henediedur homo , qui //- 
nut Domtnum. . , /' . 

5 Benedicai Ubi Dominas ex Sion: el 
viseas kona Jeru^fem, qfAoibt^. dMué 

6 Bi ¥íéea9 filht fitíármn iubrüm^ 
pacem super Israel. . ; . 



4 Tales áerán las beadiciones ¿si hMiH 
bre f(ue teroe al Señor. 

5 El Señor te bendiga desde Sion , 
parA ^ue contemplet los bieaes de M^ 

. ruj#1?iii,r^ «^'V^ifto d^ssOot Ao40i^ loa 
días de tu vida , 

6 y veas á los hijos ét tas bijos, y 1á 
paa ei^ Israel. 



'; :/ SALMO c XX VII I. 

El pirofeia exhorta á los hijos de Israel á alabar al Señor por la 
V. ! protección .que. les lia concedido* 



1 Caalicamgradtiain.GXX.YIII. 

'üiep^ expugnavérünl me i juvenU^ 
te fnea, dicat nuné tsraef^ 

k Sn^ph expugnaverunl me á juvenlu' 
te meq : etenim non poiuerunt mihi^^ 



3 Supra dorsum inettm fítbrihavérúnf 
peuatores: prolongaiterunl íniquSWem 
éUarn. 

*'H Úámiims juslüs eonddil cervices 
péceatorum: 

5 confundantur et convertahlur re''* 
trorsum omnes, <fui oderunt Sion. 

6 Fioní sieut feenum lectorum , qufíd 
priusquam eveUatur , exaruil: 

9 de quo non implevit manuns Süam 
qui meiií , el sinum suwn quimón^'* 
ios eoiiigil, > 

S Bl non dixerúni quí prttteHbant: ^ 
Bériédielio Domini super vos: henedixi'*' 
vms vobis in nomine Dominio 



1 OAntíoo gradiMl. 

jyLuGbM veces me han asaltado los 
enemigos desde mi tierna edad; dígalo 
abora brael ; 

a machas veces mé han asaltado' des<»' 
de mi tierna edad; pero no han podido 
conmigo.^ 

3 Sobre mis espaldas descargaron crtt« 
ilotf golpes los pe^dores i por largo 
tiempo me hicieron sentir su injusticia 
ótirártta. ■ 

4 El Seftor empero que es justo , ha' 
cortado ■ la cabeaa 4 los pecadores : 

5 confundidos sean, y puestos en fuga 
todos Iqs gue aborrecen 4 Sion. 

"6 Seaá como yerba de tejados, la cnal 
4ntes de ser arrancada se seca : 
'7 de la que^ nunca llenó su puño el 
segador, ni sus braios el que recoge loa 
manojos; 

S ni dijeron los pasageros: La bendi- 
ción del Señor continúe sobre vwotrúst* 
os la deseamos en el Nombre del Señor* 



íií verdadero peniteriie, confiesa sus pecados ^ y espera el perdón de la 
. ,, misericordia de Dios. 

I CiiH ii*T^ gradonnu CXXDL * Oáalipo gradual. 

De profanáis Oamam od fe, Do^ Desde lo mas profundo clamé á t/, 

mine: oh Señor. 

n Domim!, exaudi^ocem meam. Fianl a Oye , Señor, benignamente mi ▼os.— 

aures ttum intendentes in voeem depre* Estén atentos ios oidos 4 la voa de mía 

ealionis mees. plegarias. 

I, Poede traducirse: /ía «piulad. 



Digitized by 



Google 



% Siini^ftíÍak»9hÉénM»P€rí9f Domine: 

4 Qum apmd te propüiaiío tHset ^rflK 
pht Mgem /«am susitmti ie^ DmtUne» > 
SútÜnuii ^nma me» in vertn eJíU; 

5 ^lena^ii anima mea in Domino, ~ 

6 A tnuéodia nuUutína tuque ad noe^ 
Icm, Mptr^ Israel in Domino. 

7 Quia apad Dominum miáerieoráia: 
ei Mfii^ea apué eum redem/Uio. 

$ A ipee redimei ítraelf ex emniBm 
iniguOaUáue ^W. 



ex XXL: 177 

a Si te poses é^eitmninar, Selor, mes* 
ir»» oíaldUidets ¿quién podfA «alitittiry^' 
oh SeSor, en fu presencia f 

4 AUft tfb K te baila como de aeienio 
la cleoieiMM 1 y e« vjstf de taXey be. . 
confiado en ti , oh Seüor. -^ En la pro- 
mesa del Señor se ha apoyado mi alma: 

5 en ^ Sedor ha pneato sa etperaBaa. 

6 Desde el amanecer basta la noche., 
espere Israel en el SeBor. ^ 

7 Porque tn el Seüor está la miseri- 
cordia; y en su mano tiene un» redeo'* •. 
cion abundantísima. 

S Y él es el qae redhntri ^ Israel de 
todas sus iniquidades. 



SALMOCXXX. 

David pon&á Dios por testigo de tfue su corazón estaba libre del orgullo 
y ambición que le imputaban. 

t GaDiiems gradoam David. GXXX. i 1 CáatMo gandodl de llmd. 

Domine^ non ee$ eesaUatum eor. Oh SeSor^no se ba engreído mí' 

fuemn.- ne^te eioti. sunt eeutí meÍ4 iVe-' conion» ni mis ojos se han moatrado 

que ambuinvi ¿9 maifaist nffue in m*'^ altivos. ^ P^cr be .aspirado 4 coff s gran*. 

rataibus euper me. . ^ des, ni A cosas elevadas sobre mi ca«> 

!.' , pacidad*'. 

*« Si mn humOUer eentfeham: e^ a Sí yo na Jhf sentido bajamente dt. 

esDoUánri anúmam meams simt atíojpfé^ mi, sino que al contrarío se ha enso- 

íue^sS^eupermaireeua^ Ha retriitt^ herbecido mi Mmo ; w^tsoaao , el jiMIp 

inanimnmea. ... recien desteta^ , está /Monomio, ea loa, 

braaorde su m.i^.% tal sea la peiMi 

• » ' . t . , dentro de mí comapn^ . .^ . ^ ^ 

3 ^rei Israel in Demino^ ^ Jm 3 Espere Israel en el Señor /desde 

msmc H usfiU0^ in emsn^nm^,\ / ., «hora x E9K «icmpre jam(s* , ,^ 

^ "'■'•'•• • ••••..•:•/ .- w; • .^ ...u. .• •. 

S A L UO C X X X L 

••-•■' ' • . , ....• .- . . ...... • • \ - • 

^ '^téga élpaebU d Dios qua hsiaure su reim por medio del Mesías. 

.1 CaoticQm^radoaiii. CXXXI. i CMntíoo gmdwd. 

iifeM«lto»jpQ^/ne» l)(0v¿/el ¿. l'.Acuéi^li? diDavíd, ob Seftdr, y4c 

mhismfmsmeiudini^tiuei toda su ^rán manse<|umbre: 

% eiaa Jura^U Domino^ ocium^ooeM n de oe^jnré aF Señor, é hiio «oto 

'^^/aup^t '' • ' " tlDiosde Jacoí>,<#íci>fM#o- ^ 

3 .»/ introiero in tahemaáúum 'Umujf 3 tto W meteré yo al abrigo de' mi 
meatt si ascenderé in leeium sireiimei: casa: no subiré 4 reposar .en mi' lechot 

4 sidedero somnum oeulis meis^ ei 4 no pegaré mis ojos, ni cerraré mis 
palpeóris meis dormilaíionem. párpados , 

I Ó aparudo de lot pechos de so madre. "" —————— —^ 

ToH. IIL M 



Digitized by 



Google 



1^9^ Lnáo-M 

S E0 iMet/fiiem femp6ríbu9 mviV? éhnee 

invenfam loeum Domino, iaéernotttluin 

Dto Jacob, 
6' "Étet aUáMmtí€ eamt tn EffknUa: 

ihvenúnui eatn in 'oimfiiÉ iiYtfor. 



7 tñhroiSBimué tn taBernntufum éfué: 
aitHi'aBtmur in loco, ubi gteferuni pédek 
e/us. • 

9 SÚr^e, Dontíñe', in réquiem tuam, 

ta'ti'tifcít ¿ánafftctíttbnítiütís. - 

'gr Sacétátle9 tul ínáuantur fuHitiam: 
ei tancii tui exulient, 

10 Proffter David gervum tuam, non 
avertof faciem Christi íui. 

1 1 Jurctoii Dominas David veriiatem^ 
ti nom/rtí9irakHur eam: dt frusUk9tn-> 
iri* tui ponam super seder^ tjumm» 

I a Si custodierint filii lúi testamenium 
meumi ^tféstSmámüi^ mét^^hett) quce do^ 
cebo eos: et filii eorum usque in setsfí^ 
lÉHh , ' sedéiant '^per Miefñ' íuítm; • 

*i^ ^bwliVMtr ehgitlhmihuif Siánt eh^' 
^'éMr m ItébtMíié/mri MÍ. 

i4 Hoic tequies mea in seeeultMi tdt^ 
Mi} hi€ nábUkíOó ifitórítíní éléfi etími\ 

'i5 Viauamtffnbémméetil^béneáiéáné 
páUpétes éfttífscítul^a^ pariakti.' ' ^ 

H^ Saeefdttii^ejus miúatn suluiicé^l 
e€ saneti ejus exultaübné eJmiktbánL 

17 Illue proáUeémí tbrtm Báviái' pa^ 
ravi lueernam Christo meo. 

' '. / í 

18 Inimücos eJus induam eon/usione: 
supsr ipsUm úiiUa^^OKMti^mmH^hf^: 
iio mea* 



UOS 'HALMOS. 

5 ni #6cl¡ittffé nn titanes hattá qot 
tenga una babitacioa fwra el Señor, «n 
tabernáculo para el Dios de Jacob*. 

6 N<>so€kvi beoMK oído <|«e su 1^0* 
rtfcftf «alaba- ^Mes tn M^\ tíerrm de 
Epbrata: la baUanos disspuss en Cw^- 
riathiarim 6 Campos de la selva *• 

7 EntraYékioa, paer^ eñsu pabeHnis, 
adora Icemos la peana de sospléi*, y U 
diremos: 

8 Ob Sedor, levántate, 7 ven al la- 
gar de lu^oiMmda^i itj el Aren«iifiw 
brilla tu santidad. 

^ Revístanse' de justfcía ó^gemtidad 
tus sacerdotes, y regoof)eiise tas sanios. 

10 Por amor de David , siervo tuyo, 
t no apante» tu rostro de tu Ungido. 

1 1 Juró el Señor á David esta pro- 
meem , que no reiractnvá : Colocaré ^o^ 
bre tu trono á tu descendencia 9. 

la Con tal que tus bijos sean fieles á 
mi alianaá f á los preceptos qoe yo les 
enseñaré^, .-4ian los bijos dmbtos. «ca- 
brán tn trono párt siempre. 

i'S Porque' el Seíor ba eMogido fün* 
pí'ft'Sfon) la iia'élegMft para I^üMimími 
suya, diciendo: - ' 

14 Este es para siempre el lagftr de 
M re]p6so : éqirf iMbIf Até '; pm^ut eiHe 
e» ^1 sttio qne in« he etüMi^Moi 
^iS Cblmáré dé Iveildíeion^ ^ üi» tltt*^ 
das; bartaré de pan 4 sai pobres; ' *' <' 

16 Revestiré á sus sacerdotes de tan- 
tidad; y sus santos 6 fieles siervos sel* 
terán'de jtfWk»."' ^^ ^ ' ' 

17 Aquí bafíf'llérecet tY^s^rt %t í^^ 
vid 7 : preparada tengo ana entorcbe á 
mi^Uilgido^. 

18 A sus enemigos los cubriré de o* 
probier maseft é\ btílUvá U gíori0jU 
mi propia santidad. 



% Hipérbole , ó m^do d^ eiipres^r con ,%xa- 
girraeiM la grande ¿oíídtAd y etA^o de Da- 
vid en constreirel tete|^Oi ' ' >> • 
i« h Bsg: VU. ¥. *. Véaie Testpk^ * l 

3 Véase Atta. 

Abl Templo febricado j^p ienuakai. U* Ai- 

5 /. iley. Fir.v. l«; 



6 4ct. II, 9r 3o. , 

"'i ¡ñus está paest6 éit tes de Mb 6 SUc, 
jmextemU^ MMvttwMMnSt S^^eA»' A 

El Medas que uucsiji de su 
stnmdo. Mam. ítír^ 




Digitized by 



Google 



17& 



SAL M O C X X X I L 



Compárase el placer que causan -Ai concordia y caridad fraternal ^ con 
la fragancia del bálsamo precioso» 

1 GaatíeiiiD gridanm David. CXXXII. 

Ilf 9ee quém bonum, «I quém JutMr^ 
dum haóitare fraires in uaum : 



f CáatMo gradoiJ de 9mM. 



;0h 



A eimU unguentmm in tapiU, tfuod 
éeseendU in bt^bam , bttwbam Aaron^ 
qmsd deseendü in oram vestinunii eiusf 

3 eieui reg'Bermon, qui desetnáU in- 
moniem Sien, Quonieam Hité mandamS 
Deminas henMetienem^ H vOam asqme 



l\Jh coáa biitoa y coáii dulce coiá 
es el yivir los hermenos en muta» 
«nioa! 

a E» canso el otoroto perf««e » q«a 
demmado en U csbeta , ▼« destilisod* 
por le respetable barba de Aaron ', -^ y 
desciende hasta. la orla de sn ▼estidara: 

3 .como el fodo qoe cae sobre el moa* 
te Hermon, como el qne desciende siw 
bre el monte Sion *• — Paes alli donde 
reina la eoneordia^ derramo el Seüor 
sus bendiciones y ylda sempiterna. 



SALMO CXX^IIL 
Exhortación á los ministros del Señor para que le ahben. 

f Oáalíoo gnidwda . 

x!«a pues» bendecid al SeAor abom 
miemOf vosotros todos » oh sierros del 
SeAor. ^Vosotros los ^e asistís en la 
cas* del SeSor» en loa filrios del tea»* 
pío de nnestro Dios, . 

n levanud por las. noches Taeslrat 
manos báci» el Santnario , y alabad il 
Seftor. 

3 Bendígate desde Sin el SeÜor ^«e 
crió el cielo y la tierra. 



l €sMie«n fradma. GXXXHI. 

iLees nune 6enedie£te Damintm^f o^ 
mnee serpiMamini: qui ététie in domes 
dhmiái, in atriie dmnus Dei mstrt^ 



,'a imneetiBus ewteiiite Ynanue veeirús 
in «Msstoy «i heñedieiU Jkeainum* 



.^.BenedicaiU 



SSen^^ 



SALMO ex XXIV. 



Se dan gracias d Dios por haber escogido d Israel por pueblo suyo y 
se demuestra la vanidad de los idotos. 



t AUeloU. CXXXIY. 
LéúééU nomsn DomM^ iéudate 
eerifi Mhmimun. 
n Qui etaiie in domo Demint^ in 
atriie demme Dei noetri. 



. i Aleluyo. 

Alabad el Nombre del Sellos: tri- 
butadle olabanias ¥osot«es sierfoe svyoe^ 
n que asistís en la casa del Señor, en 
loe atrios del templo de nuestro bies. 



-AMtfkMti» 



I ieunr* yiU. V. 19. Véase Nebraismoi. 
-n-^uede t tadac i fs e t Carne el roció que cae 
eehre d moru ¿TerMon, qm detdeede haeta 
si moms TWm. Teniendo presente que Tsm, 



es distinto del moote Súm, y iiomo nnase- 
boa iaferíor ti alto Htrmoñ^ ee quiui la difi- 
colttd príneípal de la cfistsoeía áé Henlem al 
Siee p qoe se alega centra está tUHeui venion, 
Ma 



Digitized by 



Google 



i8a Libio db 

3 Laudait Dominum , quia óonus 
Dominas: psallite nomíiu tjUs^ tfu^t' 
niam suave* 

4 Quoniam Jacob elegit gibi DonUmu: 
Israel in possessiónetn sibL 

5 QaÚB tgo eogrwvi qubd magrms , esi 
Dominus^ eí Deus nosierpnit omnibfu 
dsáS. 

6 OmrUa guascumque votuii^ Dómiaus 
fédi in saio, in ierra^ in mari^ et in 
éhuubus abjrssis, 

7 BdtusnS' nubes. ab eseirema ierrets. 
fulgura in piuviam feeil^ Qu$ produdt 

venios de ihesaunié suis s ^ • 

' 8 qui'peneussU primtígenila jiEgypli,^ 
ab homine usque dd pecus* 

9 Ei misil signa ei prodigia in medio 
tuiy AEgypie; in Piuwaonem » ei in 
omnes seriHUS bJus: . . 
. I o Qui percussii geñies mUIias : et 
oeeidii regeisforiee^ . 

II Sehon regem AmorrhoBorum.^ et 
Og iregeni Basan', etomsiia regtfa £lba- 
naan, » . ^ -' • 

I ia< JStf dedit terrean eotwn hesrediéa^ 
tem>i heerediimÉem Israel. pópuióiucfi < 

1 3 Domine , notften ¿smm: -in etter'* 
num : 'Donkine , útemoriale ttaak in 
generatiónem et generáttonern* ' 

i4 Quia judicabii Dominus popuhoA 
'gumma'et in .servia sUis^depreehbUmré 

1 5 Simuiachra genOUm otgentum'et 
aurum , opera manuum hominum, 

1% Os habeni, et non loquentur: ocu- 
¡os habenl f et non videbuni, ^ • ^ • 
^' ij Aures ñábeni y et non audienf: 
ñeque enim est spiritué in ote' ipsórum, 

. iB SMü^.ifiié'fi^nt qUi faéüknt.ea: 
,et omnes qui oQf^fidunt in éi4* ' í . ; i > <* 

•"' . . ■ : ' ■ r • '^ y ' i- .'.!'•• • j: 

.19 D9mu0 Uraelf benediípite Domimt 

rfo iT im -Aaron-M boncdiMie JDomino» 
A o Domus Lé^if benedieéfe DúmiñCf: 



X Ó tambieii: B hizo los ixldmpc^goM «A«e- 
jksXf ó ekmedio eU A» Uupia, 



LOS 8A.LMOS, 

3 Alabad al SeSor^ porque el Seliíor 
t^'iñ/initttmenie baeno: canUd himnos 
á su excelso Nombre, porque es jiuna* 
mente suave. ' , 

4 ^<^^ cuanto el Se&or ha escogido 
para sí k Jacob; k brael para propie- 
dad suya. 

5 Porque yo tengo bien conocido que 
el ^Sor es grande» y que nuestio Dios 
es sobre todos los dioses. 

6 Todas cuantas cosas quiso 9 ha he- 
efao' el Señor; asi en el cíelo como en 
la itefrra, en el mar y en todos loa^ 
abismos. 

7 Él hace Teñir las nubes de la ex- 
tremidad de la tierra t y convierte en 
Hisviaslos relámpagos'.-^ Él -es el quo 
hsat jaJiír 'los' vientos de sos depéaítoe; \ 

8 el que hirió de muerte i los piímo^ 
geni tos de Egypto, sin perdonar á hom- 
bre ni bestia; 

9 é -hiaoyseilales y prodigios en medio 
de tí, ob Egypto» contra Pharaon j 

* , todos sqs. vasal los. \ 

10 El que destrosó muchas naciones, 
y quita la vida é Reyes pederosoa: 

1 1 á Sebón Rey de los amorrhéoa , y 
4 Og Rey de lisÜeJá^ j desUruyák todos 
la» Mino» de^loS'^ánanéo•* > ^ 

li^ Y dio la tierra «de calos e^hertnv 
ciai en herencia á Israel pueblo suyo. 

i3 Oh Señor» tu Nombre subsistirá 
etefnamenter la mtoifeoria de tí,* Scñor^ 
pasará de geiáéracion en "genenfciott* .\ 

14 Porque el Señor hará justicia á stt 
pi^tlih», yiaerá'propi^io/cdnattssiétTéa. 

i5 Los ídolos de.las.ikadoees no soa 
mas que oro y plata » hechura de ma- 
) ^oa de f honores*. 

lé Tienen boca, pero no hablarán: 
,.ojosv mas^no ver^: -^^ . 

ij' orejas tienen ,[ y nó oirán; l^ues tío 
hay 'atiento' ó espirita de vida en sa 
boca. ■•; t 

.j- 1^ Semejantes ae^yi, á elloa los^né los 
fabrican, y cuantos en ellos pmieii su 

19 Ob tú, casa d^ Israel, bendice aj 

. Señor ; bendice al Señor^ tasa de-Aanm. 

ao Casa de l^eví, bendice al Mior. 



Digitized by 



Google 



S>XrMo CXXZV. \Si 

qui UmttU Ikminúm , benedicüt Ho^ Vosotros iodos lof qu€ teméis al SeSor, 

bendecid al SeSor eitrnamtnie. . 

ai Bendígase al Señor desde Sion: o/. 
Stñor que habita en Jerusalem. 



mi/io. 

ai Benedictas Donunus ex Ston^ qui 
hoMai in Jerusalem, 



SALMO CXXXV. 

' Exhortación á alabar á Dios por los grandes beneficios hechos 

á su pueblo. 



1 AUeloia. CXXXV. 

Confitemini Domino guoniam honust 
quoniam in etternum misericordia ejus. 

sf Confitemini Deo deorum : quoniám 
ia mternum misericordia ejus, 

3 Confitemini Domino dominorumc 
qnoniam in ceternum misericordia ej'us, 

• 4 Q^' /acit miradilia magna soius: 
quoniam in ceternum misericordia ejus, 
. 5 Qui fecit calos in intellectu : quo^ 
'f9iam in aternum misericordia ejus, 

6 Qui firmavit terraní super aquas: 
'quoniam in ceternum misericordia ejus, 

• 7 Q^ /^^^ luminaria magna i quo^ 
niam in eeternum misericordia ejus. 

8 Sólem in potsstatem diei: quoniam 
in aternum misericordia ejus, 
. 9 liUnam et siellas in potestatem no» 
etis : guoniam in aternum misericordia 
ejus, 

so Qui pereussit AEgypium eum pri-» 
mogenitis eorum : quoniam in ceternum 
misericordia ejus, 

1 1 Qui eduxit Israel de medio eorum: 
quoniam in aternum misericordia ejus. 

\ \2 Jn manu potenti et braehio excsl" 
so : quoniam in aternum misericordia 
isjus, 

1 3 Qui divisit Mare rubrum in divi^ 
sionesi quoniam in aternum misericor^ 
dia ejus. 

f i4 Xt eduxit Israel per médium ejus: 
tquoniam in aternum misericordia ejus, 

: iS Et excussit Pharaonem « et virtu^ 
Jem ejus in Mari rubro : quoniam in 
aternum misericordia ejus. 



i Aleluya. 

ixiabad al Señor , porque es infini» 
tómente bueno: Porque es eterna aa 
piisericordia'. 

a Alabad al Dios de los dioses : Por* 
que ea eterna su misericordia. 

3 Alabad al Señor de los señores-: Porr 
que es eterna su misericordia. 

4 Al único que obra grandes mara- 
villas: Porque es eterna su.miaericordia. 
. 5 Al que con su sabiduría crió los 
cielos: Porque es eterna su misericordia. 

6 Al que afíanió la tierra sobre laf 
aguas: Porque es eterna su misericordia. 

7 , Al que biso los grandes luminares : 
Porque es eterna su misericordia : 
. 8 el sol para presidir al día : Porque 
es eterna su misericordia ; 
. 9 la luna y estrellas para presidir á 
la noche : Porque es eterna su mise- 
ricordia. 

10 Al que hirió de muerte al Egypto 
en sus primogénitos: Porque es eterna 
su misericordia. 

1 1 Al que sacó 4 Israel de en medio 
del Egypio: Porque es eterna su mi- 
sericordia : 

. la ejecutándolo can mano poderosa y 
braso levantado: Porque es eterna su 
misericordia. 

1 3 Al que dividió en dos partes el 
.mar Kojo : Porque es eterna su mise- 
ricordia ; 

' 1 4 y condujo á Israel por en medio 
de sus aguas: Porque es eterna su mi- 
sericordia ; 

1 5 y sfimergió á Pharaon y á su ejér- 
cito en el mar Rojo : Porque es eterna 
su misericordia. 



' I Se cree que las palabras; Porque es éter» 
fM <« mieencoixkat eran como la respuesta 
que daba el pueblo A la exhortación del «que 



cantaba i á lá manera de la que se dá en las 
letanías que se cantan en la Iglesia, 

M3 



Digitized by 



Google 



x8a Libro db 

16 Qui traduxH populum suum per 
éesertum : quoniam in ^asternum mi9t^ 
rieordia tju^ 

1 7 QtíM percussU reges magnos : quo^ 
niam in edermun misericordia ejus, 

1 8 J?/ oeddil reges fortes : ^uoniám 
in aeternum misericordia ejus. 

19 Sebón regem Amorrhceorum: quo^ 
niam in ^eiemum misericordia ejus, 

90 Si -Og regem Basan:: quoniam in 
tetemum misericordia ejus, 

9t Si dedil ierram eorum hceredita^ 
tem: quoniam in aiernum misericordia 
eju9. 

a a Hareditaiem Israel servo suo: 
qooniam in ceiernum misericordia ej'us. 

a3 Quia in humilUate nostra memot 
fuU nosiri: quoniam án 4tternum mise^ 
rieordia ejus, 

üi Ei redemit nos ab inimicis no^ 
étris: quoniam in ceternunt miserieor» 
dia ejus. 

a 5 Qui dai eseam omni car ni: <juo^ 
niam in ceiernum misericordia €jttSm 

a6 Confitemini Deo €ocH: quoniam in 
ceiernum misericordia e/us, Confiiemini 
Domino dominorum : quoniam in OBitr» 
num misericordia ejut. 



LOS áÁIíJfOS. 

16 Al que gyÁó á sa pueblo por el 
Desierto : Porque es etenu su misen* 
cordia. 

17 Al que hirió ó derribó k los gran* 
des Reyes : Porque <es eterna ¿a mise- 
ricoMia. 

iB Al ^ue mató á Bey«s -valeroeos: 
Porque es eterna su misericordia ; 

194 Sebón , Rey de los amorrhéoi : 
Porque es eterna su misericordia : 

ao Y á Og, Rey de Basan: Porqne ct 
eterna su misericordia. 

ai Y dio la tierra de ellos en beren<^ 
cia : Ponqué es eterna au misericordia : 

a a en berencia á Israel i^trvo anyot 
Porque es eterna su misericordia. 

a3 Al que se acordó de nosotros «a 
nuestro abatimiento: Porque es eterna 
fu mtserioovdsa ; 

a4 y nos rescató del poder de núes* 
tros enemigos: Porque es eterna «a 
misericordia. 

a 5 Al que da el alimento á todos loa 
avientes : Porque es eterna au mise- 
ricordia. 

a 6 Bendecid pues al DSos del cielo : 
Porque es eterna «u misericordia. ^ 
Bendecid al 5c8or de los aeSores : Por- 
<que es eterna sn misericordia. 



5ALMO CXXXVI. 



sLos cautiífos suspiran por su patria. Ptvfecia de la -caida de Babjrlonia. 
IPsalmus Dairid , Jeremiae. CXXXYI. 

1 lOuperJSumina BaBjrlonis^ iUiese^ 
dimos ei Jlevimusn tíun recordaremur 
Sion. 



a In saücibus in medio -ejuSf suspen- 
dimus organa nostra * 

3 Quia ffiio iníerrogaoeruni nos » qui 
olivos duxeruni nos, verba cantio^ 
num : el qui abduxerunt nos: Hymnum 
eaniate nobis de eanücis Shn* 



4 Quomodo eafdabimus eaniieam Do* 
mini in ierra aliena ? 



Salmo de Havid 9 para ileremias» 

1 llin las márgenes de los ríos del 
pais deBabylonia, allí nos sentábamos, 
y nos poníamos á llorar, acordándonos 
de ti, oh Sion. 

a Allí colgamos de loa «anees vucf- 
tros músicos instrumentos. 

3 Los mismos que nos bablan llevado 
esclavos, nos pedian que les cantásemos 
nuestros cánticos : — los que dos habían 
arrebatado de nuestra patria , decian : 
Cantadnos algún bimno de los qae can- 
tabais en Sion. 

4 ¿ Cómo bemoa de cantar loa cánti- 
cos del Señor (les respondíamos) ^ tm 
tierra extraña? 



Digitized by 



Google 



Salmo 

5 Si ébUUu fíurú Uu'f Jtnualemf 
ubiivioni deUw dextera nua* 

6 jidhmrtai iingua mea/aueihus meÍM^ 
SI non numinero iui: sí non pmposuero 
Jeriuaian ^ in principio imtitiw mcce^ 

7 Memor esto,. Domine » JUiorum E" 
domf in die Jerusaiem , qui dieunt: 
Mximanitt , txinaniie usque ad funda» 
nuntum in ea* 

S Filia BahyUmiM misera t beatas, 
qui retribueí Ubi reiributionem tuam^ 
quam rHrübuistí nobis. 

9 BeaiuSf qui tsnsbU^ sí oUidet par^^ 
^uhs titos ad petram* 



CXXXVIL i83 

5 ¡Jh! Si na olvidare yo ¿e ti, oh 
Jerasalem » entregada sea al olvido, se€a 
quede mi mano diestra, 

6 Pegada quede al paladar la lengaa 
mía, si no me acordare de ti, oh Sion 
santa : — si no me propusiere 4 Jerosa- 
lem ^t el primer objeto de mi alegría. 

7 Acuérdate , ob Sedor , de los bijos 
de Edom, los cuales en el dia de la 
ruina de Jerusaiem,— decían: Arrasad- 
la , arrasadla basta los cimientos. 

9 \ Desventurada hi ja , oh ciudad de 
Babylonia! Afortunado sea aquel que 
te djere el pago de lo que nos has he- 
cho tú padecer 4 nosotros '. 

9 , Dichosa sea aquel que ha de coger 
algún dia en sus manos 4 tus chiquitoa^ 
y estrellarlo» contra una peda *. 



SALMO CXXXVIL 

Dapid da gracia» á Dios por haberle oido y y convida á que adoren al 
Señor todoe loe Reyes de la tierra. 



1 Ipá David. CXXXYU. 

iyonfiiebor tibi ^ Domine f in toto 
sorde meo ; quoniam audisti verba oris 
meim Jn eonspeetu Angelorunk psaUank 
Ubi: 

a adorahoadtemphtmsanctumtuum^ 
et eonfitcbor nomini tuo^ super miseria' 
eordia iua^ et veritate tua: quoniám 
magnifieasti super omne , nomen san^ 
ciutn tuum^ 

3 Jn quacumque die invoeavero te^ 
exaudí me; multiplicabis in anima ifsea 
w'rtuhm^ 

• 4 Céi^eantur tibi, Domine^ omnes 
reges terree : quia audierunt omnia 
verba oris tui. 

5 A eantent in viis Domini: 
\ magna est gloria Dominio 



^ iíuoniam exeelsus DominuSy et hu^ 
müia respiul .* et alta a Jonge eognos-^ 
dt. 



7 Si €Bmbulavero in medio trifyilfttio^ 
nie , vivfficabis me : et ^up^r irpm ini-» 
mieorum meorum extendisti manum 

"i 'Kai^JOJL V. i6, Yéaw tíeüraúmos, fr^Ut. 



>]l«vid. 

1 e alabaré, SeSor, con todo mi co- 
razón ; porque oíste las peticiones de mi 
boca. — En presencia de los 4ngeles te 
cantaré himnos: 

a te adoraré en tu santo templo, y 
tributaré ala bancas 4 tu Nombre,^ por 
la misericordia y verdad de tus prome^ 
sas , con que has engrandecido sobre 
todas las cosas tu I^omhre santo. 

3 En cualquier dia que te invocare, 
óyeme benigno: tú aumentar4s la for- 
talesa de mi alma. 

4 Alábente » oh SeiKor , todos los Re- 
yes de la tierra , ya que han oido todas 
las palabras de tu boca. 

5 Y celebren las disposiciones del Se- 
ñor; visto que la gloria del Sejlor es 
tan grande. 

6 Porque siendo el SeiKor, como m, 
altísimo , pone los ojos en las criaturas 
humildes, y mira como lejos de í^i 4 las 
altivas. 

7 $i me fiallare , ob «Sedor, e^ medio 
de la tribulación^ tú me animarás, 
porque extendiste tu mano contra el fu- 



a Tal dewtoto te sfuar^. 
M4 



Digitized by 



Google 



i84 



LlBAO DB LOS SAIiMOS, 



iuam , ei sahum me fetü d€xiera iua, 

8 Dominus reiribuei pro me: Domine^ 
misericordia iua in sacuium : opera 
manuufn iuarum ne despidas* 



rorde mit eii«mifa»i y nno mIvó (a 
poderosa diestra. . < 

8 £1 Señor tomará mi defensa. £ter<» 
na es, oh SeSor, tu misericordia: no 
deseches las obras de tus manos. 



SALMO CXXXVIII. 



Particular y admirable providencia de Dios sobre los justos. Dios todo 
lo uéy y á todo provee. Los impíos perecerán. 



I Infiaem,Psslmus David. CXXXYIU. 

1j omine ^ prohasii me , et eognovistt 
me: 

% tu eognovisti sessionem meam , et 
resurreetionem meam, 

3 Intellexisti eogiiationes meas de 
longé: semiiam meam ^ et funicuJum 
meum. invesiigasti, 

4 Et omnes ifias meas prcevidisti: 
guia non est sermo in lingua mea, 

5 Beee^ Domine t tu eognovisti omnia^ 
novissima el anliqua : tu formasti me, 
et posuisti super me manum iuam, 

6 Mirabais /acta est sciemtia iua ex 
me: confortaia est, et non potero ad 
eam, 

7 Quo ibo á spiritu tuo? et guo áfe^ 
tie tuafugiam? 

8 Si ascendero in eeelum , tu illit es: 
si deseendero in infernum, ades. 

9 Si sumpsero pennas meas düueuiOf 
et habitavero in extremis maris : 

10 etenim illue manus tua dedueét 
me: et tenebit me dextera iua, 

11 Et dixi : Fbrsiidn tenebree eoneul^ 
eabunt me : et nox illuminatio mea in 
deliciis nteis, 

13 Quia tenebree non obseurobunfur 
á te, et nox sicut dies iJIuminabitur: 
sieut tenebree e/uSf ita et lumen ej'us, 

i3 Quia tu possedisti renes meos: 
suseepisti me de útero matris mea:. 



i Para el fia 

\Jh Señor , tú has hecho pmeha de 
mi, y me tienes bien conocido* 

a Tá sabes cuánto hago, ora esté 
quieto , ora andando. 

3 De lejos penetras mis pensamientos: 
averiguaste mis pasos y mis medidas *. 

4 Tú previste tod»s las acciones de 
mi vida; todo lo sabes ^ aunque mi len- 
gua no pronuncie palabra. 

5 Todo lo conoces, SeSíory lo pasado 
y lo venidero: tú me formaste, y pu- 
siste sobre mi tu mano bienhechora» 

6 Admirable se ha mostrado tu sabi- 
duría en mi creación : se ha remontado 
tanto^ que es superior á mi alcance. ^ 

7 ¿A dónde iré yo que me aleje de tn 
espíritu? ¿Y á dónde huiré que me ar- 
parte de tu presencia? « 

8 Si subo al cielo, aYli estás tú; si 
bajo al abismo, allí te encuentro* 

9 Si al rayar el alba me pusiere alas, 
y fuere á posar en el último extremo 
del mar; 

I o allá igualmente me conducirá ta 
mano, y me hallaré bajo del poder de 
tu diestra. 

I I Tal vez (dije yo) las tinieblas me 
podrán ocultar: mas la noche se con- 
vertirá en claridad para descabrirme 
en medio de mis placeres. 

I a Porque las tinieblas no son obscn- 
ras para tí, y la noche es clara como 
el dia: obscuridad y claridad son para 
tí una misma cosa. 

1 3 Tú eres dueSo de mis afectos: des- 
de el vientre de mi madre me has to- 
mado por tu cuenta. 



1 ó basta donde pueden alcanzar. Hebreo: Me uenes cogido por todas partes. 



Digitized by 



Google 



Sai*mo G 

% 4 Co9tflMor tibi ^ia UrribUUer ma^ 
§nifeeaius ess mirabilia optra tum , H 
anima mea eognoMcU rtímíM» 

1 5 Non €9Í oeeuUaUun oa meum á te, 
guod fecieti in oceuHo : et subetantia 
mea in inferioribu» terrajé 

iB Imperfccium meum Qideruni oeuli 
tui p et in abro tuo omnee ecribeniur: 
dies formabuntur, et nemo in eis. 



17 Mihi auiem nimis hanor^ieaii sunt 
ermid tui^ Deue: nimis con/ortaitu est 
prineipatus eomm, 

1 8 Dümmerabo eos , et euper arenam 
multipiieabuniur : exurrexi^ et adbuc 
eum tetum, 

t^ Si oeeiderie , Deue , peeeatores : v^- 
ri eanguinum declinóte á me: 

90 ífuia dieitie in eogitatiane: jiceir 
pient in panitate eivittttee tuas, 

ai íhnne fui úderunt te. Domine^ 
cderam : et super inimieoe iuoe tabean 
I? 



9a Perfeeto odio oderam ii¡09:et ini^ 
midfaeii eunt mihi. 

93 Proba me^ Deus , et eeito cor 
meum: interroga me ^ et eognoeee «a* 
miiae meas» 

94 Et vide f ei 0ia iniquitatie in me 
estf et dedue me in via aterna. 



XXXIX. ]85 

1 4 Alabarte he, S^kor , k visU de tu 
estapeoda grandeía: maravilloMs son 
todas tus obras , de cayo conocí míen td 
está penetrada toda mi alma. « 

i5 No te iOB descooocídoi mis bae-» 
sos ' formados ocultamente , ni la sus- 
tancia mia* formada en las entrañas de 
la tierra. 

iS Todavía era yo un embrión infor* 
me^f y yft nie distinguían tus ojos: to? 
dos loa mortajes están escritos en tu 
Libro: irán y vendrán dias; y ninguno 
dejará de ser escrito \ 

17 Mas yo veo, Dios mío, que tú has 
honrado sobremanera á tus amigos: su 
imperio ha llegado á ser sumamente 
poderoso. 

t8 Póngoae á contarlos, y veo que 
•on mas que las arenas dei mar : me 
levanto, y me bailo todavía contigo 5.. 

19 ¿No acabarás, oh Dios, con los 
pecadores? Oh hombres sanguinarios, 
retiraos de mí : 

90 vosotros que andáis diciendo en 
vuestro corason: En vano se hará due* 
ilo Israel de tus ciudades. 

91 ¿No es asi, Sefior, que yo be abor- 
recido á los que te aborrecían? ¿Y no 
me consumía interiormente , por causa 
de tus enemigos? 

99 Odiábalos con odio extremado, y 
los miré como á enemigos mios ^. 

93 Pruébame, oh Dios mío, y son- 
dea mi corazón: examíname y reconoce 
mis pasos; 

94 mira si hay en mí algún proceder 
vicioso, y condácemc por el camino dft 
la eternidad. 



SALMO CXXXIX. 

Pide á Dios amparo contra sus enemigos j cuya ruina predice. 
I In fincm, Psalmas David. CXXXIX. 1 Vara el fin : Salmo de Hnvíd. 



9 ÍLripe me i Domine ^ ab homine 
malo; á viro iniquo eripe me. 



9 i^íbrame, oh Señor , del hombre 
malvado, líbrame del hombre perverso. 



I ó la estmctura de mi cuerpo. 

9 Formada en el seno de mi madre, como &c. 

3 La- palabra hebrea qS¿ gidem no si¿ni« 
tica precisamente Jkiu$ infomú», nno tam- 
bién yopciii in placenta, ó in muís involucris, 
como se lee en varios Diccionarios antiguos , 
en que aquella vos se hace derivar de qS;i 



gaiam , canvohere. 

4 Puede traducirse : De día en día se irán 
Jbrmando. jT nada de ello» se te pasará por 
. alio. 

5 Todavia me hallo delante de ti en la i 
ma imposibilidad de contarlos. 
. 6 Asi que lo fueron tuyos. 



Digitized by 



Google 



i86 



XilBRO DS 



3 Qui eogiiaveruni íniquitateé in eoT'^ 
de; tota d^ constiliubant pralia, 

4 Aeuerunt íinguas suas sieui serpen^ 
iisf venenum aspídum sub labiis eorum^ 

5 Custodi me , Domine, de mana pee 
eaiorís; et ab hominibus tníguis erípe 
me. Qui eogilaveruni eupplaniare gres^ 
tus meos; 

' 6 obstonderuni superbi laqueum mihi^ 
ti funes e^lenderuni inicufueum; JuxUs 
iier scandaium pasuevunt mihi, 

7 Dixi Domino: Deus meas es tu) 
exaudí f Domine f oocem depreeationis 
mece, 

8 Domine, Domine ^ virtus saluiis 
mece; obumbrasii super eaput meum in 
die beiOi 

9 iVe iradas me y Domine y á deeide^ 
n» HM» peceaiori ¡ cogiiaveruni contra 
me; ne derelinquas me , ne forte exai^ 
teniur, 

10 Capui dreuHus eorum; tobar ia^ 
biorum ipsorum operiet eos. 



1 1 Cadent smper eos carbones , in i'^ 
gnem delicies eos; im miseriis nom 
subsistefd, 

la Fir linguosus non dirige wr in 
Ierra ; virum injusiuim meda eapieni in 
inieritu* 

1 3 Cognovi quiafaciet Dominas judi^ 
cium inopiSf et vindictam pauperum* 

i4 Ferumiamen justt tonfUebantsur 
nomini iuo: et habitabunt redi cuní 
vullu tuo^ 



LOS SALMO!. 

3 Aqnellos qae maqaiaaBftn mü inl*^ 
quidades en su mierior, todo el día cs« 
tao armándome contiendas. 

4 Aguaaron sus lenguas viperinas: ve* 
neno de áspides es lo que tienen debajo 
dfe ellas. 

5 Defiéndeme, Seüíor, de las manof 
del pecador; y líbrame de los hombres 
inienoa^^qne intentan dar conmigo 
en tierra. 

6 Un laao oculto me armaron los so« 
berhios: — extendieron sus redes para 
sorprenderme: pusiéronme Iropiesos jun- 
to al camino. 

7 Mas yo dijfr «1 SeSor: Tú eres mi 
Dios: escucha,, ob Señor, la vos de mi 
humilde súplica^. 

8 iSeitorl ¡Scfior! de cuya fortalesa 
depende mi salvación ^, t& pusiste á cu* 
bierto mi cabeza en et día del combate. 

9 No me entregues, Señor, contra mi 
deseo en roanos del pecadon Maquinado 
ban ¡os impíos contra mí:: no me des-^ 
ampares tú , no sea que triunfen.. 

I o El resultado principal de sus ar* 
tificios ó enredos y toda la malignidad 
de sos labios vendrá á descargar con- 
tra ellos mismos. 

I I Caerán sobre ellos ascuas 6 royos 
del eieio; tú los precipitarás en el fue- 
go, y perecerán abrumados de desastres. 

la Et hombre deslenguado no medra- 
rá en la tierra : el hombre injusto no 
-espere sino un fin desdichado. 

i3 Yo sé de cierto que el Señor to- 
mará á su cargo la causa del desvalido, 
y la vengansa de los pobres. 

i4 Y asi los justos glorificarán eter^ 
ñámente tu santo Nombre, y los hom- 
brea de iirobidad gozarán de la vista de 
tu Di9iifía cara» 



SALMO GXL. 

Pide á Dios la pacienta en las tribulaeionesy x V*^ '^ defienda de 

sus enemigos. 
i Psalmus David. CXL. t M^io d« Jlnwí« 

Domine, elamavi ad #«, exauSt-me: Oeftor, á tí tie.cUmatlo, dftnie be- 

intsndc vod mete^ €Mm damavero -ad nigno: atiende á mi vo«, cnando 'hacia 

/í. ti la dirijo. 

1 Poderosa salvación müi, 6, por cv/a virtud espero saitwme. 



Digitized by 



Google 



Salmo 
s DiHjgaittr 9rmtta mea skui inten^ 
sum in úonspeeiu iuo¡ ehvatio manutan 
mearum saerificiutn vesperiimun. 

3 Pone I Domine , eusiodiam orí meo; 
ei osiium tircunuianUm iabüe meis, 

4 JNon declines cor nuum in verbm 
maliíicB^ ad exeueandae exeusaiiones in 
peeeaiis, Cum hominióus operaniibue 
iniguUaiem , el non ^etmrnnunicabo €uak 
electie eorum. 

5 Corripiei me fuetus in mieerícoT'» 
dia f ei iiUT'epakit me ; oieum autem 
peeeaioris non dmpinguet eapui nuum» 
Qttoniam adJmc «< oraíio mea in bene^ 
/fiadiie eorum ; 

6 obeorpii sunl juneii petr<K judieee 
eorum. ^udieni verba mea quoniam 
potuerunti 

7 eieui eraeeitudo ierra erupta eei su-» 
per ierram, Dissipaéa 4Unt ossa nostra 
oeeus in/ernum ; 

8 quia ad te^ Domine, Domine, ocuJi 
meif in ie speravi^ non au/eras ani-» 
mam meam* 

^ Cusiodí me á laqueo , quem staiue-' 
runi mihi; ei a scandaÜs operantium 
iniquiiaiem. 

10 Cadeni in reiiaeulo ejus peceaiores; 
-tínguiariier sum ego doñee iranseam. 



CXLI. 187 

a Aicienda tni oración ante ta acaU- 
nientOf como el o/or del incieoao ' r 
Bca la elevación át mis manos ian eteep' 
ia^ como el sacrificio de la tarde. 

3 Pon, Sedor, nna guardia á mi ht>s 
ca, y nn candado que cierre entera-, 
mente mis labios. 

4 No permitas que se deslice mi co- 
ratón á palabras maliciosas , para pre- 
textar excusas «n los pecados; &- como 
liacen los bombrea malvadoa : en sos 
•delicias no quiero tener parte. 

5 El justo me corregirá y reprenderá 
•con caridad y misericordia; pero nunca 
llegará á ungir con bálsamo mi cabeta 
•el pecador*. ^Porqne mis oraciones st 
dirigirán siempre contra sus antojos: 

6 perecerán -sus caudillos, estrellan* 
<dose contra las peiSas.~Oirán como ban 
sido eficaces mis palabras *. 

7 Al modo que en el campo se des- 
menuza el grueso terrón; — asi fueron 
desencajados nuestros buesos : estoyi^ 
mos á punto de morir. 

8 Pero, Señor, pues que mis ojos es* 
4án levantados bácia ti; oh Sei^or, pues 
ique «n ti be esperado , no me quites 
la vida. 

«9 Guárdame de los laxos que me baA 
armado, y de las emboscadas de esa 
malvada {ente. 

10 Caerán los pecadores en sus mis- 
mas redes , mientras que yo pasaré 1h» 
. bre y eeguro ♦• 



SALMO CXLL 

Oración del justo ^n «/ mayor conflicto. Conviene d Christo jr d 

la Iglesia. 

1 Intellectns David , «ara esset in spelonca, * «almo dé íntelígana do Jfeavld : si 
oraUo. <}XLI. 



^ r oee mea ad Dominum eiamavi; -a Aisé mi vos para clamar al "SeSor: 
vQce meaad Dominum depreeaius eum: al Seiior dirigí los clamores de mi pie- 

tgaria. 



1 Que diaríaroenle se te ofrece eo el Templo. 

a Detesto á los aduladores. 

3 ó también: Oxenm mis palabra» ¡ puet 
que pudieron oírlas, 

á O lanbien : Yo estaré bien apartado de 
ea^ hasta mi tránsito á la oirá vida. La tra- 



ducción que hiio de este verso el autor de la 
Yulgata DO es la mas clara , ni tal vez la aus 
•elegante. Quisa el sum fué aAadido para aeia> 
rar el sentido ; y esUndo puesto al margen , 
se inlrodujo en el texto fM>r descuido de los 
copiantes. CatvajaL i /. Reg, XXiy, 



Digitized by 



Google 



1 88 Libro bb 

3 effundo in conspedu tjuB oraiionem 
meam , ei iribulationem meam ante 
ipsum pronuniío, 

4 In deficiendo ex me spiritum rneum^ 
et tu eognopísií semitas meas, In oia 
hac qua ambulabam , abseonderunt Ja^ 
queum mihi, 

5 Considerabam ad dexteram, et vU 
debam ; et non erat qui cognoseeret me» 
Per üt faga á me; et non est qui requi" 
rat animam meam, 

6 Ciamavi ad te. Domine^ dixi: Tu 
es spes mea « portio mea in térra vi^ 
ventium, 

7 Intende ad deprecationem meam; 
quia humtliatus sum nimis. Libera me 
á persequentibus me; quia eonfortati 
sunt super me, 

8 Mduc de custodia animam meam, 
ad confitendum nomini tuo¡ me expe^ 
ctantjusti doñee retribuas mihi. 



LOS SALMOS. 

3 Derramo en su pnMncla mi ort- 
cion , y le represento la extrema tri- 
bulación mia. 

4 Está ya para desfallecer mi espiri- 
ta; y tú, Señor f coooces bien. el reeio 
proceder mió. -* En este camino , por 
donde yo andaba, me tendieron ocul- 
tos lasos. 

5 Pensativo miraba si se ponia algu- 
no á mi derecha para defenderme ; pe- 
ro nadie dio á entender que me cono- 
ciese. — Hálleme sin poder huir ; y sin 
nadie que mirase por mi vida. 

6 Clamé á ti, oh Señor, diciendo :Tá 
eres la única esperanca mia , mi por- 
ción en la dichosa tierra de los vivientes. 

7 Atiende á mi humilde súplica; por- 
que me hallo sumamente abatido. *« 
Líbrame de los que me persiguen por^ 
que son roas fuertes que yo. 

3 Saca de esta cárcel á mi alma para 
que alabe tu sanio Nombre: esperando 
están los justos el momento en qne mé 
seas propicio'. 



SALMO CXLIL 

Implora Daí^íd el socorro del Señor ^ y le pide perset^erañeia en la nuepa 
vida. Castiga Dios á sus enemigos. 

Salmo de Bavíd 1 enando Je persegnia 
sv mo Ahsalon*. 

\Jh Señor y escucha benigno mi ora- 
ción; presta oidos á mi súplica, según 
la verdad de tus promesas : óyeme por 
tu misericordia K 

a Mas no quieras entrar en juicio 
con tu siervo ; porque ningún viviente 
puede aparecer justo en tu presencia^. 

3 Ya ves cómo el enemigo ha perse- 
guido mi alma : abatida tiene hasta el 
suelo la vida mia. ^ Me ha confinado 
en lugares tenebrosos « como á los qne 
murieron hace ya un siglo i 

4 mi espíritu padece terribles angus- 
tias ; está mi corazón en continua so- 
sobra. 



Psalmos David, i Qaaodo persoqaebatur eam 
AbsaloD filias ejus. CXLII. 

JJ omine ^ exaudi orationem meam: 
auribus percipe obsecrationem meam in 
vertíate tua i exaudí me in iua justitia, 

n Et non intres in judieium eum servo 
tuo : quia non justificabiiur in conspe-^ 
clu tuo omnis vi^ens, 

3 Quia persecuius est inimicus aní^ 
mam meam : humiliavit in térra vitam 
meam* Cotlocavit me in obseuris sicut 

^mbrtuos sasculi : 

4 et anxiatus est super me spiritus 
meus : in me turbaium est cor meum. 



• I ó también : Los justos están en expecui" 
'CioH hasta que me recompenses, 
a //. Reg. XVIL 



3 7/uttcia'en este lagar, como en otros, 
significa misericordia, uvysost, 

j^ ó umbieoí No quedará justificado en tus 
OJOS ningutio de los mortales. 



Digitized by 



Google 



Salmo 

% Mkmorfiii dignan mniUfuontfn^ ">«- 
diiatus sum in ómnibus operibus iuis: 
infactié nuuuuun iuahtm meditobar. 

6 Expandí mmmíM meas ad U : aní-» 
' ma msa sicui ierra stne a^ua Ubi: 

■ 7 FeJceiier txaudi me , Domine : de^ 
fedí spiritus meus. Non aoeriae /aeiem 

iuam á me: eí eimitíe ero deseendeníi-^ 

bus in laeum. 
'8 Audiiam fae mihi mané mieefteor^ 

dium iuam: fuia in te Mpera9i. Noiam 
fite mihi viam^ in qua ambuiem: quia 

ad te ietfavi animam meam» 

^ 9 Eripe me de iaimieis meiSf Domine f 
qd te eonfugi: 

. lo doce me Jaeere oaiuniatem iuam^ 
guia Deue meus es tu. Spiriius tuus 
bonus dedueet me in ierram reeiam : 



. 1 1 propter nomen tuum , Domine , «i- 
vifieabis me in 4e4fuiiaie üuu Eduees de 
iribuMione animam meam : : 

. 12 et in misericordia tua disperdee 
immicos, meos, Et perdes omnes ^ qui 
iribulant animam meam: quoniam ego 
serous tuus sum* 



CXLIII. 189 

5 Has acordtee Juego de üm dí«s aii«- 
tígaoft; púieme á mediUr todas tus 
obras ; ponderaba lo« efectos maraeiiló» 
sos de Itt poder. 

6 Levanté mis manos bácia tí: como 
tieira falta de agna» asi está por ti sus- 
pirando el alma mía* 

7 Óyeme luego, ob Sefior: mi espí* 
rita ba desfallecido.— Mo retires de mí 
ta rostro; para qne no baya de contar- 
me ya entre los linertos. 

8 Hazme sentir cuanto antes tu mi- 
sericordia , pues en ti be poesto mi es- 
peransa. — Muéstrame el camino qae 
debo seguir, ya que báaia ti be levan- 
lado mi coraion. 

9 Líbrame 9 ob Señor « de mis enemi- 
gos; á ti me acojo. 

10 Ensédáme á cumplir tu voluntad | 
pues tú eres mi Dios, ^Enióntes tu es- 
píritu, que es infinitamente bueno, me 
cionditcirá á la tierra de la rectitud y^ 
santidad '• 

• SI Por amor de tu Xiombre, ob Se« 
Sor, me darás la vida ^. según la justi- 
cia de tus promesas- '^K mi. alma la 
•acaras de Ka tribulación ; 

la y por lu. misericordia disiparás á 
mis enemigos.— Y perderás á todos los 
^^ aQigen el alma mia» puesto que 
aiervo tuyo soy. 



SALMO GXLIIL 

Salmo euearistico^ en que David dd gracias d Dios por la$ victorias 
conseguidas j y le pide que le continúe su protección. 

Plumas David 1 «kersus Golislb. GXtIU. SafanodtoPmld i eoalMi Ooliatb. . 

. JLjenedicfus .,Pomiftus Deus fneus^ 
qúi docet manus meas ad pnfiium , si 
digilos meos ad bellum» 
a Misericordia mea^ et re/ugifim me^m: 
suseeptor meus^ et liberator' meus : pro» 
teetor meus j et in ipso speravi: .qui 
subdit pópulum meum sub mi?. 

3 fiqmine,^ qi4id esi boma , quia inno» 
iuieti ei? aut fiiius hominis^ quia re- 
puias,^9^mF, • ; 

4 Homo vanitati simiJis /actus esi: 



JDendito sea el Señor Dioa mió, .que 
adiestra mis manos para la pelea, y 
mis dedos pare manejar las armas. 

a Él es para conmigo la misma mi- 
sericordia, y el asilo mió, mi amparo 
y mir libertador; — el protector mió, ^n 
quien tengo mi esperansa : el que so- 
mete mi puebld t la' autoridad mía. 

3 Ob'lfeilori ¿qué es el bombfe para 
que te des á conocer á él ? ¿ó el bijo 
del bofobre, que asi le aprecias * ? 

4 £1 bombre por el pecado ba venido 



1 ÁJI^olim tera'de.leajusios. 



a O también: para qúsiloeeíime» «a^go?> 



Digitized by 



Google 



tgo LlBAO BS «.Oft SULVOSi 

dttM eju0 sieai umhra prmiéréuni. 



5 Domine f indina ccbÍom tuos, ei d€É^ 
eende : tange montes et fttmigabunt. 

G Faliura eorustai/onem , éi dijtsipa'^ 
bis eos ; emitte sabinas iuas^^ co/i/ttr* 
bMs eost, 

j Bmitle manum taam de alto , eript 
me , et iiéera me de oquis muMs ; de 
wianufiliorum aHenérum* 

S Qmorum os heuium est vamtatems 
ttt dextera eorum, dextera iniquiiatis* 

9 Deus , eanticum noaum eaniabo tí^ 
bi : in psalíerio deeaehordo psaUam 
Ubi. 

. fro ^1 dms safutem regibus: qui re- 
demisti David senmm tuum de gladh 
}maiigno: 

it eripe me. El eme me de mamtfi* 
Uorum alienorum , quorum os loeuium 
TtH vanilatem : tí dexUra eorum , dem^ 
téra iniquilalis* 

t% Quorum filii^ sieul nooeliee plan^ 
iaíiones in juifénUUe sua. Filies eorwn 
wmpontús : eireumornaia ui ^imüiiudo 
íempli, 

iS Promfiuaria eorum plena ^ erw^ 
€ianíia ex hoc in illud. Oves eorum fot* 
fosee y abundantes in egressibus suis ¡ 

i4 boves eorum erasses. Non est ruina 
macsrim^ ñeque transituSf ñeque cla^ 
mor in pialéis eorum» 

1 5 Beédum disserum popuium^ eui hese 

sunt : beaius populas f eujus DominuM 
Detuejus. 



á ser nada : tsa áJM ptMn 

sombra. 

5 Seiior, inclina eaoi •tiia«ie1oay y 
desciende á socorrernos: toca los mon- 
tes, y se desharán en hamo* 

6 Vibra rayos, y disiparás mié ene^ 
migos; arroja tus saetas» y .los llenarás 
de turbación, • 

7 Alarga desde lo alto tu maso, j 
arrebátaoie del aWsoH» d« las aguas de 
la tribulación : líbrame de caer en po* 
der de estos extranjeros » 

8 cuya boca no habla sino Tanidad 6 
mentira t y cuyas manos están Ueiiaa 
de iniquidad. 

9 Oh Dios mió , yo te ' cantaré nn 
cántico nuevo con nnr salterio de dki 
cuerdas; te cantaré himnos de alábanse.' 

10 Scfhr^ tú qoe das la salud ó fifí» 
eidad é los Reyes, que libraste á Dn«« 
vid siervo tuyo d« la espada sangrienta,* 

1 1 sálvame ahora ^ — . y sácame de las 
garras de estos extrangeros; de cnyn 
boca no sale sino vanidad x mentira^ j 
cttyaa manos están lleiias de itaiqntdadf 

' I a los hijos de los cuales son como 
nuevos plantíos >en la flor de sn edad;-* 
sus bi{as compuestas y engalanadas por 
todos lados» como ídolos de nn templo: 

i3 atestadas están sos despensas, y 
rebosando toda suerte de frutos : — ft« 
cundas sus ovejas, salen á pacer en 
.Bomerosos. rebaSos : 

1 4 tienen gordas y lozanas sus ya- 
eaa: «A. jso ae ven portillos, ni mina en 
sus muros 6 cercados : ni se oyen griUM 
de llanto en sns platas. 

i5 Felia llamaron al paeUo q«e go* 
la de estas cosas. Uas yo digoi Felii 
aquel pnebb qne tiene al ScSor por 
in Dios. 



SALMO CXLIV. 

Ataba d Dios^ que como Rey bueno y misericordioso gobierna y conserva 
todas las cosas. C^npiene á fesu^CAristo. 



t LÉidatiú fpá David. CXLlY. 

E'xtatabo U^ Detís mms rtx: cf 
Hiéñi^aica'm nominl ti» in saculum^ et 
in émemlmn seesHli* > 



Ensalzarte be, oh Dioa, y Rey ttifiú^ 
j bendeciré ta saMo Nombre -detdf 
ahora yper lM-stftoi4elot eiflo». 



Digitized by 



Google 



S- A X M O 
ft Ptr Miñguioi dtes'Benedi'eam Ubi: 

et laudabo nomeniuum in gíteulam^ei 

iJt MOreuJatn Mbeeuík 
3 Hafnu9 DmmitmM ti ¡audabUin ni^ 

mis: tí magnitudinis tjut non t9t finia, 

^ GtnerMo ti gtrttraiiú laudabil f>p9ra 
iua: tt poitniiam tuam prwmniíabmni. 

5 Hagnifictniienn gloria saneiiiaiis 
iuas toqutniur: tt mirabiiia iua nam^ 
buni, 

.S Bi virtutem ttrribilium iuorum di" 

ctni: ti magnitudinem tuam, narrabuni, 

y Memoriam abundantice suavitatis 

ium értuiabuni : ti Jusiiiid tuá txuiiof' 

buni» 

-8 Wstíwlat ti mi$erÍ€or9 Dwnintmt 
pméitnSf c# muMum misericors. 

9 Suavit Dominus univtrtiti ti mit^ 
ttaiioms €jus tuper inania optra tifus. 

lOi'Confiitaniur Mfif> Dwm'ntf amnia 
9pera iua.' si smnctí iui btntdiconi iibi. 
' 1^ 1 GMriam ngm iui disetU : si psisn» 
iiam iuam loqutntur^ 
'Id' ui moéam faesanH filüs haminum 
tmientiam tuam: ti gtoriam magnifi^ 
ssniict rsgm iui* • . . 

1 3 Regnum iuum rtgnum omniws» 
ésteuiorum: tk dsmánsdiQ iua in úmni 
gtntraaone ti gtnsratiooém, Ffdslis Dih 
mimta ia ó mn ibu s vtrbis suis: si san^ 
slus in ómnibus sptribuM suis» 
' 1 4 Mls0ai Dominus omnss fw' 00r«^ 
rtmnií ei srí$ií mmmss tUsm^ 

' éS Osuliomnium in U spsfamí^ Dú^ 
mAié í si iu das tssam Olsrum ih Ésim* 
port opportunon 

•^6 Jipsrisiu ma num tuam: ti imptsé 
tmtte anihiai btntditiions, 
. 17 Justas Doniinus in ómnibus vUé 
suis: ti sanetus ih ómnibus úptribus 



li Propé €sá DamMusr ómnibus Msa^ 
Wániibus tum: ómnibus irtvocaniibui 
m^ in vtriiait» 

■9 Folun iaitm iimtniium se faeiti, 
"i O flMidad en empttr bi proneM». 



CXLIV. it^T 

d T*dos los éUs le bendeciré, y can- 
taré alabaiiaas 4 tu Nombre ahora en 
este siglo, y ile>pueseier na mente. 

3 Grande es el S«dor, y digno de ser 
infinitamente loado : su graudesa no 
tietie h miles. 

'4 I-ss generaciones lodas , oh Srrhr , 
ceiebrarán tus obraa, y pregonarán Iu 
pider infinito^ 

5 Publicarán la magnificencia de la 
san'^a gloria , y predicarán fus mara- 
villas. 

6 Hablarán de cuan terrible es la 
poder, y pregonarán tu grandeza. 

7 A boca llena b;iblarán de continuo 
de U abundancia de Iu suavidad //»e-> 
fabtt, y saltarán de alegría por la 

justicia*. 

8 Benigno et el Seitor (eactiamarány 
y miserícorAioso, sufrido y de mocbi« 
tima clemencia. 

9 Para con todos es benéfico el Seilor, 
y tttt misericordias te extienden tobre 
todas sus obras. 

•10 Alábenle, ok Sei^or, tddat cllat^ 
y btndiganle lodos Un satfloa» 

it Ellos publicarán la glotia de t» 
reino « y anunciarán tu poder infinito; 

la á fin de bnter conocer á' los biíót 
de loa bontbrti tn poder, y \m glorióte 
magnificencia de tu reino. 

1 3 El reino tuyo, reino es qae te ex- 
tiendr * toéts hiíl ligios; y 'tu imperio 
á todat lat gencmaciones. -^ Fiel es el 
SeBor cu todas tus promesas^ y santo 
#n todat iíiia obm. 

^4 rMi*«l Seitor alarga la mano á 
todos los qoe van á caer, y endeveas 4 
todos lot agobiadot. 

* i5 JPltr sso fi^n'en tÍYnsojos'^ éh 
SeÜorv ios triaiuras todas; y tú les dat 
* á tu tiempo el alimento ntetsario, 

%^ Abret ttt tibtrai nano, y eolm — 
ée bendídOBet á todos tos vivienleW. * 

17 Justó etel Señpr en lodát sús'dit^ 
posiciones » y santo en todas $m$ obras* 

18 Pronio está el Mkor-'pwr» tod«t 
lot qne le {ñvócati, p^i*a cutiítos; \é iu'f 
tocan de veras« , \ '" ','„,'• ", .¡. 

19 Coades cen detá con U volomtoA di 



Digitized by 



Google 



íg^k LfBHO DB 

et deprer^iionem eorum exaudiét: H sah 
vos faciei eos, 

9 o Cusfodii Dwninus omnesdiiigen^ 
tes se : eí omnes peeeaiares disperdei. 

21 1 Láudationem Domini ioquefur os 
mewn: et benedietíl omnis caro nomini 
saneio ejus in saseulum eí in sueeulum 
soecuii. 



I.05 SAI^MOS. 

los que le temen-* oirá benigno int pe-¿ 
ticíones y j los salvará. 

a o El SeAor defiende á todos los «pe . 
le aman; y exterminará á todos los 
pecadores. 

ai Canta ri mi boca las aUbansas del 
Seilor: bendigan toilos los mortales sa 
santo Nombre en este siglo presente j 
por toda la eternidad. 



SALMO CXLV. 



Debemos poner nuestra confianza en 
poder j bondad y fidelidad^ 

I Alleloia , Agg»i , et Zacbam. €XLT. 

a Ijauda , anima mea, Dominum^ 
httídabo Dominum in vita mea: psaOam, 
Deo meOf quamdiu fuero, Nolite confia 
dere in prineipibus; 

' 3 in fiUis hamimtm^ in quibiu non esi 

salas. 

, 4 Bxibit spiritus ejus^ ei reverietur in 

íerram ¿uam : in iiia die perióuni omñes 

OQfHotioms eorum. 

S Beatas , eu/as Deus Jaeob ad/uior 
^fuSf spes ejus in Domino Deo ^ffsius: 



S qai/eeit oriamHttrrmm^ maro¿ ei 
Omnia quse in eis suni. 
1 7 Qui eastodU veritaiem in oaeubím^ 
fatU juditium, injuriam paiientiAUSí da$ 
éseam esurientibus. Dominas soi^H eom^ 



Dios y no en los hombres: alabear sa 
y celebrar sa reino eterno. 

1 Alehiya: de Agg¿o y de \ 



• i Dominmsíiluminaiéet€Os.Dúln9nus 
orifií siisos » Dominas düigit fasSos. 



a Alaba al Seilfor, ob alma mia: s(^ 
be de alabar al Seflor toda mi Vida : 
mientras yo existiere, cantaré himnos 
A mi Dios.1— /^A/ no queráis confiar 
en los poderosos de ¡a tierra^ 

3 en hi)oe de bombres , loa coalet no 
tienen en su mano la salud. 

4 Saldri sn espíritu del eaerpo^^ y 
volverán á ser polvo: entonces ac des-> 
vanecerán «orno Aluno Codos sos pro- 
yectos. 

5 Dichoso aquel que tiene por pro- 
tector al Dios de Jacob, el qne *tieVMV 
puesta su esperansa en el Seilor D¡o»> 
aoyo , 

€ Criador del cielo y dé la tíerrar,d^. 
mar y de cuanto ellos contienen * i 

7 el *cual mantiene etenaamenle In. 
verdad de sus promesaSf bace justkila 
á los que padecen agravios, da de co- 
mer á los hambrienloo.-^EÚns:rtoio Se&or 
da libertad á los que están encadenados: 
• 8 £1 'Señor alambra A los cicgdá.^EI 
Señor levasU A. los caldos t amña el So* 
2or á /otlo# los justos. . \ 



1 .0 tambieo: su eudrisu seii^^ y elcu 
po de cada uno de ellos se etc. Alega el StA- 
mista otra razoo poderosa para no confiar 
Ua%tó en los hombres, sean lo qne fueren ; y 
es qae todos son mortales ^ j á lo mejor de 
sulfoHuna jfesafAfficen de «ste amado, ftn- 
dq;iU;aima^ al tiuar qne ,lui merecido co9 W« 
obrase y convirtiéndose el cuerpo en polvo, 
de que fué formado. El verbo m^erfefur qué 
io mamé 4^6hf\'ét'>9 «éf* A je tmumrtíMsi, es 
^vCflübTe 409 toó pfiédrieAilfK risialábra 



$piriuu, por^e en el bebréo nD "^ spi^ 
tus es lememno , como el verbo M^n theué 
exibit ; pero e) verbo 3^ iacsuh re%wtetur 
es masculino. En la lengua hebrea loé verbos 
tienen terminaciones mascolioas j femeninae« 
Ademas de eso HSX1 no feolamente Significa 
eir¿6j< saldrA/.sino lambían enugrqbU, emígia» 
rá. T asi es qne podría traducirse^ pasará é 
habitar en mu tierra 6 patria ; ó taubiep , eiMA 
grará de nt éuerpo 6 habitación, ^ <« > ^ 



Digitized by 



Google 



Sai:.mo 

9 Zhminusmsíodii advenas: fmpiilum 
et viduam susetpieí: ti píos peceaiorum 
dtsperdtU 

10 Rtgnabii Dominus in9€teuJa^Dtíis 
iuus Síon^ in generationtm ei genera^ 
iíonem. 



CXLVI. ,¿3 

9 El Seaor protege á Io« pere^no».- 
amparará al boérl'ana 7 á U viada , y 
desbaratará loa designios de lot pe* 
cadores. 

10 El Señor reinará eternamente : el 
Dios tuyo, oh Sion , reinará en toda la 
serie de generaciones. 



SALMO CXLVI. 



Cuan justo es que alabetnoi á Dios por su admirable providencia. 



I AUeluia. GXLTL 

LtaudaU Dominum, ^uoniám honus 
est psalmus : Deo nastro sit Jucunda, 
deeorague laudatíó, 

a jíEdifieans JtrusaUm Dominus: 
dispersiones Israelis congregaba, 

3 Qui sanai eoniríios eorde : ei aii^ai 
eoniritíones eorum. 

4 Qui numerat muiiíiudínem steilom 
rum: ei ómnibus eis nomina voeai» 

5 Magnus Dominus nosier, ei magna 
virios e/us: ei sapiéniia ejus non esi 
numerus, 

6 Saseipiens mansuetos Dominus: hu^ 
milians auiem peeeatores usque ad ier^ 
ram, 

7 Pracinite Domino in eonfessione: 
peallite Deo nostro in tiihara, 

S Qui operii eoehtm nubibus, ei parai 
ierra pluviam. Qui produtU in múnti^ 
bus fanum , ei herbam servituii ho^ 
minum. 

9 Qui dai jumeniis eseam ipsorum, 
ei pullis eorvorum invoeantibus eum. 

'10 JfoninfortUudineequivoiuniaiem 
habebit : nee in tibiis viri beneplacHum 
erii ei. 

II BenepJacHum est Domino supera- 
mentes eum : ei in eis guisperani super 
misericordia ejus» 






1 Alelnjm. 

Alabad al Seftor; porfne jasta cosa 
es canUrle himnos. Cántese á nuestro 
Dios nn grato y digno cántico. 

a En edificando el Sefior á Jernsalem, 
congregará á los hijos de Israel , qoe 
andan dispersos por ei mundo, 

3 Él es qaien sana á los de coraion 
contritos y venda sos heridas, 

4 el qae cnenU la machedambre de 
Us estrellas, y las llama á todas ellas 
por sas nombres. 

5 Grande es el Sedor Dios noestro, 
y grande sa poderío, y sin limites sn 
sabiduría. 

6 El SeíKor es quien ampara á los hu- 
mildes, y abate hasU el suelo á los 
soberbios pecadores. 

7 Entonad himnos al SeUór, con ac- 
ciones de gracias: cantad salmos á núes* 
tro Dios al son de la cítara. 

8 Él es el que cubre el cielo de ao- 
bw, y dispone asi la lluvia para la 
tierra* : —el que produce en los mon- 
tes el heno, y la yerba para ios ani-^ 
maies del servicio de los bombros. 

9 El que da á las bestias el alimento 
que les es propio, y á los poUuelos de 
los cuervos que claman á él «. 

10 No hace el Jiraorjcaso del brío del 
caballo ; ni se complace en que el hom- 
bre tenga robustos y veloces pies ♦. 

11 Se complace si en aquellos que le 
temen y adoran , y en los que confian 
en sa misericordia. 



4 ^ también: No te comudáce elSeíioren el 
Hombre que monU mn énoso cabaUo: mhaes 
COMO del que tiene robusuu j Teloces pies. 



Digitized by 



google 



is4 



Libio db los sí^luos. 



1 a L/iMuda , Jerusalem , Damtnum .* 
lauda líeum tuum , Síon, 

1 3 QttOfiÁin» eonforiavii seras porta» 
rum (uarum: benedixU filiis tuis in U, 



1 4 Qui posuii fines tuos paeem : 
adipe /rumsiUi saUat te* 



ei 



SALMO CXLVII. 

Debemos alabar al Señor y porque solo él es el que nos dá todos los bié* 
nes] y es Jerusalem una ciudad especialmente favorecida de Dios. ' 

Allcluia. CXLYII, Aleluya. 

la Alaba al Señor, oh Jerusalem; 
alaba , oh Sion , 4 tu Dios. 

i3 Porque él ha asegurado con fuer** 
tes barras ó cerrojos tus puertas' ; ha 
llenado de bendición á tus hijos ^ que 
moran dentro de tí. 

i4 Ha establecido la pai en tu ier- 
rMorio , y te alimenta de la flor de 
harina *. 

1 5 Él despacha sus órdenes á la ticr» 
ra; órdenes que se comunican velociai- 
mámente. * 

i6 Él nos da la nieve como oyxw de 
lana : esparce la escarcha como ceniza. 

1 7 Él despide el granito en menudos 
pedasos' : ¿al rigor de aa frió quién 
resiatirá ? 

1 8 Pero luego despacha sus órdenes , 
y derrite estas cosas: hace soplar su 
viento, y fluyen las aguas. 

1 9 É^l anuncia su palabra A Jaoob, sos 
preceptos y ocultos juicios á Israel. 
~9o Ho ha hecho otro tanto con las 
demás naciones : ni les ha manifestado 
A ellas tus juicios 6 preceptos. Aleluya. 



1 5 Qui etniUii eioquium suum ierran 
velociier eurrü sermoe/'us» 

i6 Qui dat nitfem sieut lantun: nebu^ 
ktm sicui einerem spargii^ 

1 7 Miliit erysialium suam eieui buc-' 
eslías: ante faciem /ngoris ejus <fuis 
sustinebit? 

iS Emiitet verbum suum^ et lique^ 
fadet ea : flabit spiritus ejus , etjíuení 
mquee. 

1 9 Qui annuniiat verbum suum Ja^ 
eob^: justüias et judicia sua Israel. 

ao Non/ecit taliter omni nationi: ei 
judicia sua non nutfu/sstavit eis, Alls" 
luia% 



SALMO CXLVII L 



El Profeta convida d todas las criaturas á alabar á su Criador. 



1 Alleluia. CXLVIII. 
I fmidítft Dominum de eeelis: leuidate 
eum in exeelsis. 

9 Laudáis eum ^ omnes angeli ejus: 
laúdate eum , omnes virtutes efus* 

3 Laúdate eum, sol et luna: laúdate 
eum omnes stelUt et lumen, 

4 Laúdate eum, eceli eeelorum : et aguse 
omites , quee super eeelos sunt^ laudeni 
ñamen Domini. 



. i Aleluya. 

Alabad al Sedor vosotros que estáis 
en los cielos $ alabadle los que estáis en 
las alturas. 

9 Alabadle todos vosotros, Angeles 
suyos ; alabadle vosotras todas milicias 
suyas. 

3 Alabadle, oh sol y luna : alabadle 
todas vosotras, lucientes estrellas. 

4 Alábale t6, oh cielo empíreo, y 
alaben el nombre del Señor todas las 
aguas que están sobre el firmamento ^. 



1 ó tanbien: ha puesto fuerUi cerrojos en 
loe puírtat de tos moros. 
% 0§ coupanJwttuoOm 



3 Otros traducen: Emvkí el hieh como pe* 
diidto» de critud, 

4 Véase (rc«. /. v. 7. jr Escritura. 



Digitized by 



Google 



Sáim o 

5 QuUt ip9€ dixüf et faeta sunix ipMc 



€ Siaiuii ea in aternum , ti in settU" 
' iumr teetuii: pratttptum pomiit , tt non 
prwUribií^ 

7 Laúdate Dominum de ierra , dra^ 
eones, ti omnes abyssi. 

8 Jgnis , grande , nix ¡ glacies , épíri-^ 
tus procellarufn: qwz faciuni verbum 
ejut: 

9 monÍe$f ei omnes coUes: lignafru- 
difera^ ei nmnes cedru 

10 Bestia t ei universa pécora: ser'- 
penies^ ei oolucres pennato!, 

1 1 Reges ierree , et omnes populi: prin^ 
tipes\ ei omnes Judicts iernjt. 

la JuveneSf ei virgines: senes eum 
/unioriéus taudeni nomen Domini: 

i3 quia exaliatum esi nomen ejus sO' 
lius. 

1 4 Con/essio ejus super eselum ei ier^ 
ram ; et exaitaoit eornu populi sui. 
Bjrmnus ómnibus sanetis ejus: fitiis 
Israel, populo oppropinquanti sibi, Ah' 
ieiuia. 



G X L I X/ XpS 

5 Porque el Señor faabl^, y ton soio 
querer io , quedaron hechas las cosas : 
él mandó que existiesen , y quedaron 
criadas. 

6 Estableciólas para que subsistiesen 
eternamente j por todos los siglos: fijó- 
les un orden que observarán siempre. 

7 Alabad al SeSor vosotras criaturas 
de la tierra ; monstruos del mar, y vos- 
otros todos , oh abismos. 

8 Fuego, graniao, nieve, hielo, vien<» 
tos procelosos , vosotros que ejecutáis 
sus órdenes : 

9 montes y collados todos, plantas 
fructí leras, y todos vosotros, oh cedros: 

10 bestias todas silvestres y domésti- 
cas, reptiles y volátiles; 

1 1 Reyes de la tierra y pueblos todos; 
príncipes y jueces todos de la tierra : 

la^ los jóvenes y las vírgenes, los an* 
cíanos y los niilos , iodos las criaturas 
canten alabansas al Nomhre del SeSor; 

1 3 porque solo el Nomhre del Se2or, 
y no otrof es digno de ser ensalsado. 

i4 Su gloria resplandece sobre cielos 
y tierra; y él es et que ha exaltado el 
poder de su pueblo. —Himnos le can- 
ten todos sus santos, los hijos delsraol, 
el pueblo peculiar suyo. Aleluya. 



SALMO CXLIX. 



Convida el Profeta á su pueblo á cantar un cántico nue90 al Señor en 
acción ile g^^aias por la saltación que de el ka recibido. 

i Állelaia. CXLIX. 
L/mmtats Domino eantieum 
iáus e/us in ecciesia sanctorum, 



^ I Alolvya. 

V^antad al Señor un cántico naeTO : 



a Leeietur Israet in eo , quifedi eum: 
si fita Sion exulte ni in rege suo. 



3 Laudeni nomen e/us in choro: 
tempano ei psalterio psaliani ei: 



in 



4 quia beneplacitum esi Domino in 
populo suo : et exaliabii msvtsuetos in 
sabitem, 

5 Exultabunt sancti in gloria i iaeta^ 
buntur in cubi/ibus euis. 

6 Exaltationes Dei in gutture eoru m: 
I Véase ¿¡amo. 



resuenen sos loores en la reunión de 
los sanios *. 

. a Alégrese Israel en el Señor que le 
crió, y regocíjense en so Rey los hijos 
de Sion. 

3 Celebren su excelso Nombre con ar- 
moniosos conciertos; y publiquen sos 
alabansas al son del pandero y salterio. 

4 Porque el Señor ha mirado benig- 
namente É su pueblo; y ha de esaltar 
á los humildes y salvarlos. 

5 Goiaránse los sanios en la gloria, y 
regocijarse han en sus moradas. 

6 Resonarán en sus bocas elogios «u- 



Na 



Digitized by 



Google 



1S^ LlBftO DB LOS 

ei glodii aneipiU9 in marUbuM eorwn .• 

7 ad facienáam vindietam in naitá^ 
nibuSf increpatíoneM in popuUs. 

8 Ad alligandoe reges eorwn in eom^ 
pedióos: e$ nobiiee eorum in manicis 
ferréis, 

9 Utfaeiani in sis Judieium conseri'- 
pium : gloria hae esi ómnibus sanáis 
ejus, 4iieiuia, 



SALMOS. 

blimes de Dios' i j Tibr&ria en sos ma- 
nos espadas de dos filos , 

7 para ejecutar la jD/pi/mb . vengania 
en las naciones , j castigar k los pue- 
blos impios\ 

8 para aprisionar con grillos k sus 
Reyes « y con esposas de hierro á sus 
jnagnates : 

9 para ejecutar en ellos el juicio de- 
cretado; gloría es esta que está reser- 
vada para todos sus santos. Aleluya, 



SALMO CL. 



Solo el Señor es digno de ser infinitamente alabado. 



X Alleluia. CL. 

l.jaudmte Dominum in sanctis ejus: 
iaudaie eum in firmamento virtuUs e^us» 

% Laadaíe eum in virtutíbus ejus: 
Iaudaie eum seeundum mulUtujinem 
magniiudinis ejus* 

3 Laúdate eum in sonó tubes: iaudaie 
eum in psaJterio et ciihara. 
- 4 JLaudate eum in iympano , et choro: 
Múdate eum in ehordis et órgano, 

5 Laúdate eum in exmbaiis beneso- 
nantibus: Samtaie eum in eymbalis ¡u- 
bHationis: 

, 6 omnis spiritus laudet Dominum. 
AUeluia- 



i JJelaya. 

Alabad al Se2or que reside en su 
celestial Santuario: alabadle sentado en 
el firmanento ó trono de su poder. 

a Alabadle por sus prodigios á fapor 
muestro: alabadle por su inmensa gran- 
deía. 

3 Alabadle al son de clarines : ala* 
badle con el salterio y la citara. 

4 Alabadle con panderos y armonio- 
sos <^nciertos*: alabadle con instnUnen- 
tos músicos de cuerdas y de viento. 

5 Alabadle con sonoros címbalos jala** 
badle con címbalos de júbilo. 

6 Empléese todo espíritu > en alabar 
á Dios. Aleluya. 



I O tambteot saUirdn de sus labios elogios 
sablimes de Dios. 

a la TOS hebrea S^TTQ "lahjol no solo tig- 
oifica coro , sino tambien^aKía : pero vario» 
expositores creen que aqoi significa un con- 
junto de Yoces armoniosas , y que por eso el 
intérprete latino tradujo Iv xop¿ sn choro. 

3 Ó I toda criaUirai ó bien , todo h que 



respira. De este último modo traduce el do- 
minico P. Fernandez en su versión lí^nof del 
Salterio que imprimió en Segovia el año i8oi, 
dedicada al sabio y piadoso obispo Seitor 
Santa María. Pero asi en éste como eq otros 
muchos lugares , he creído deber ceñirme mas 
á la letra de la Vulgata para no exoluir varias 
sentidos que A veces tiene una misma palabra. 



FIN DEL LIBRO D£ LOS SALMOS. 



Digitized by 



Google 



^97 
ÍNDICE ALFABÉTICO 

de hs Sahnos^ por Ja tetra con f¡ue eemienxan en laiin. 

Safm» "• Pigínm 

JX9 Ad Dominam cam tribularer 171 

37 Ad te , DoroÍDe , clamabo : Deus 07 

^4 Ad te, pdmiae, levavi auiimam meam. . . 34 

j!}a Ad te levavi oculos meos 17a 

38 Aflferte Üomlno filii Dei 38 

77 Attendite, popule meus 104 

48 Audite bsc omoes gentes 6b 

B 

]i8 Beati iminacolati in yia x$o 

237 Beati omaes qui timeot Domiaam 175 

3 1 Beaú quorum remissae sunt iniquitatei. ... 4^ 

4o BealuD (|ui iateUigU supcr egeDum 56 

I Bealua Tir qui noa abiit 7 



21 X Beatus Tir qui timet Dominum iSÁ 

102 Benedic, anima mea, Domioo. .' 137 



33 Benedicam Doroinum in omiii tempore. 



% 



203 Beoedie, anima mea. Domino x38 

Benedictas Doininus Deus meus , 189 

Benedixisti ^ Doinine , terrám tuam j 16 

91 Bonum ést confiten Domino ia5 

c 

95 Canfate Domliio cantícum noTum - i3o 

97 Cántate Domino canúcum novum x3a 

140 Cántate Domino canticum novum 195 

18 C<b1í enarraní gloriam Dei. . . .- 37 

74 Confiiebimur tiui^ Deus 201 

9 Confitubor tibi, Domine. lá 

210 Confiíebor tibi, Domine i53 

237 Confiitbor tibi, Domine i83 

204 Confiíemini Domino, et invócate , lAl 

205 Confiíemini Domino, quoniam bonus. . . .* iZS 

206 Confitemini Domino / quoniam bonus. . . . 246 
217 Confitemini Domino, quoniam bonus. . . . ]58 
235 Confitemini Domino, quoniam bonus. ... 181 

25 Conserva me. Domine . . . '. ai 

2x5 Credidi proplcr quod locutus sum 167 

4 Cum invocarem , exaudivit me Deus 9 

. D 

29Q De profandis clamavi 17G 

& Deus , auribus noslría audivimns 09 

¿9 Deus deorum Dominus (»7 

OQ Deus , Deus mcus, ad te de luce vigilo. . . 8q 

ax Deus, Deus meus, réspice in me * 3o 

^ Deus, ín adjuioríum meum inlende 93 

53 Deus, in nomine tuo salvum me íac. ... 7a 

72 Deus, ¡udicium tuum regi da o5 

X08 Deus, laudem ñnéam ne tacueris .25o 

06 Deus misereaiur nosln. 86 

45 Deus Doster reftigium el virtus* 6a 

pa Deus, quis simflis erit tibí. 2i3 

ToM, UI. N 3 



Digitized by 



Google 



19* 



S4mé ^ W¿««» 

59 Deas, repnlisti nos 79 

81 Deus sleui in synagoga deorom 111 

^8 DeiM Tenerunt gentes 109 

93 Deas , ultioDum DomÍDUs 1^7 

]i4 Dilexi quoniam exaudiet Dominus i57 

12 Diiigam te , Domine ^i 

38 Dixir costodiam vias meas 53 

100 Dixit Dominus Domino meo iSa 

55 Dixic injustas , ut delinqaat 4^ 

i3 Dixit inápiens io corde suo • 19 

5a Dixit insípiens in corde suo j' 

1^0 Domine, clamaTÍ ad te ]o6 

7 Domine , Deus meus, in te speraYÍ la 

87 Domine , Deus salutis me» 1 18 

8 Domine « Dominus noster i3 

loi Domine , exaudí oraiionem meam , i3S 

' láa Domine , exaudí oralionem meam « 188 

90 Domine , in virtute tua ag 

6 Domine, ne in furore tuo 11 

37 Domine , ne in furore tuo 5a 

|3o Domine, non est exaltatum 177 

|S8 Domine , probasli me . lo¿ 

3 Domine, quid multiplícati sunt. o 

14 Domine , quis habitabit ao 

80 Domine , reffiígium fáclus es nobis • |a3 

93 Domini est térra • 33 

96 Dominas íllumtnatio me». * 36 

aa Dominus regít me 3a 

9a Dominus /tegnavít , decorem indutus est. .• ia7 

96 Dominas regnaTÍt, exultet térra. ...... i3l 

98 Dominus regnaTÍt, irascaolur popuU. . . • l3& 

E 

i33 Ecce nunc benedidte Dominnm. ...... 79 

'l3a Ecce qu&m bonnm et quám jueiUidam. . . ib» 

58 Erípe me de inimicis meis. J? 

j[39 Erípe me , Domine , ab homin» malo. . . « 1.85 

M EmctaTÍt cor meam Terbam bopum. ... 61 

l44 Exalubo le, Deus meua 17<> 

99 Exaltabo te , Domine • 3o 

19 Exaudiat te , Dominus jo 

60 Exaudí, Deas, deprecationem oa 

54 Exaudí , Deus , oralionem meam « 7^ 

& Exaudí, Deus, orationem meam o3 

x6 Exaudi , Domine , justilíam meam aa 

39 Expectans expectaví Dominum 54 

80 Exultale Deo adjatori nostro Iii 

3a Exullate, justi, in Domino 43 

67 Exurgat Deus, et disatpentor. • , 07 

F 

88 Fundamenta ejos b montibns. ti8 

I 

85 Inclina, Bombe, anrem taam ti6 

IS3 In conTcrtendo Dominas «... 174 

10 In* Domino conflde l? 

ii3 In exitu Israel de Mgj\fio 255 

3o In te. Domine, sperari 4¿ 

70 In te 9 Domine , sperati. . . . * 9^ 



Digitized by 



Google 



>» 



65 Inbilite Dm ernnb leiM "^t «^ • » 85 

QQ labtUl« Deo omoU térra • • - x33 

34 Jíudica , DomÍDe , nooeiilet me. ...••• 4^ 

4a Jadica me » Deiu /H^L/^isGeme 58 

95 JodÍM me , Domine ,^t|iioiiiam ego* 95 

L 

lA5 Lauda» anhna mea, Domtnum iga 

1Z7 Laada , Jerusaiem , DomÍDum lo^ 

148 Laúdate Domioum de eslis ib. 

l5o Laúdate Domioum in Mnclia ejua 106 

116 Laúdale Dominum omoea gentca l58 

146 Laúdate Domioum , <^uooiam booua Ig3 

1I4 Laúdate Domen Domioi 170 

lia Laúdate, pueri , Domioum iS) 

lai Ljetatus sum io bis 17a 

lao Levan oculoa meos io montea 171 



.fi 



M 

ITafwia Domtnot, et laudabüla nimia. • • » 414 

Memento, Domine, David 177 

56 Miserere met, Deua, miserere mei. . • . • 7$ 

55 Miserere mei, Deus, quoniam 7a 

5o Miserere mei, Deus, secondum magoam. . 60 

100 Misericordiam et judióom eanlabo 1S4 

88 MisericoriUaa Domioi. laa 

N 

]a6 Nisi Dóminos «dificaTerit domom 175 

133 Nisi quia Domious eral in oobia 173 

36 Noli wmulari in roatignantibus Íq 

61 Noone Deo sobjecta erit 80 

75 Nota» ín ludiea Deua 101 

o 

45 Omnet gentea plandite manibuf 63 

P 

107 Faratnm cor meom Deoí 149 

Q 

SQohn bonoa Israel Deua 97 

Ouiím dilecta tabemacula toa 114 

a Quare firemuerunt gentes 7 

41 Quemadmodóm desiderat cerroa 57 

1^4 Qui confiduol ín Domino, 173 

5i Quid gloriarís in roalitia 70 

90 Qui habitat in adjutorío. « 134 

79 Qni regia Israel , iotende. iiu 

8 

68 8almm me be , Deas • . • 9» 

11 ftalTum me fae , Domine , . . . • 17 

ia8 8»pé espogoaveront me 176 

57 8i veré uüqoe jostitiam loqnímini 76 

i3C gnper flnmíM DabjUma, 186 

«4 



Digitized by 



Google 



. 64 Te decet hjmnuA, Deas, la Sion. . ... 84 

V • 

94 Veníte, ezMltemiu Domino 199 

5 Verba mea auríbus percipe 10 

76 Toce mea ad Dominam clamavi xos 

i\\ Voce mea ad Dominum cUmaTÍ 187 

ü 

i« üaquequó , Domine, obtiTiscerís me. . . . }8 

7S Ot quid, Dcof , repolbti in finem 99 



Digitized by 



Google 



ADVERTENCIA 

SOBRE EL LIBRO DE 

LOS PROVERBIOS, o PARÁBOLAS DE SALOMÓN. 

£l ÍAbro de los Froyerbioe es el primero de los cinco de la Sagrada Escritura 
que comunmente se llaman Sapienciales , porque nos instruyen en la ciencia mas 
importante, que es la de las buenas costumbres. Este libro ^' el Ecletiaitcs , y el 
Cantar de Cantares tienen indubitablemente por autor á Salomón ; y juntamente 
con los otros dos , que son la Sabidaría y el Eclesiástico , han sido reconocidos 
siempre por la Iglesia católica como sagrados y canónicos. Los Proverbios , como 
observó S. Basilio, contienen documentos para arreglar nuestra vida^ y ñas di- 
cen en brevísimas sentencias todo lo que debemos hacer ó evitar, Inexhansto tesoro 
llama S, Gerónimo á este libro; pues hallamos reunidas en él las reglas segurar 
de moral , de sana política , y buena economía para toda clase de personas. Jó- 
venes y ancianos 9 ricos y pobres f amos y criados, padres ¿ hijos, maridos y 
mugeres, Magistrados , Reyes, todos hallan en los Proy erbios lecciones de sabi- 
duría , acomodadas á su estado y á su capacidad. Asi es que los Padres griegos 
llaman á este libro el itxvdpiTov Panaretos, como quien dice, el Códice ó libro de 
todas las Tirtndes. 

En dos partes puede dividirse este libro. Desde el capitulo I hasta el IX 
contiene una bellísima y eficacísima exhortación á la sabiduría : y después desde 
el capitulo IX hasta el fin los documentos de la misma. En la Vulgata se hallan 
algunas pocas sentencias, que vienen del texto griego de los Setenta , del cual han 
sido ingeridas en la versión de $• Gerónimo: por eso no van señaladas con ná— 
mero y aunque recibidas por la Iglesia , pertenecen , como las otras , al sagrado 
depósito de la Escritura, 

En el libro III de los Reyes , capitulo IF, v, 3a , se dice de Salomón que 
compaso tres mil parábolas. Reunidas muchas de ellas en un volumen por el 
mismo Salomón, y recogidas otras de los demás libros suyos, por orden del Rey 
Ezechias (cap, XXV. v, i.) , se formaría este sumario. Las variantes que ofrecen 
las versiones antiguas, según observa el Umo, Sr, Bossuet en su prólogo á los 
Proyerbio»9 teniendo á su favor la autoridad , aprobación y uso de la antigüe- 
dad y de los Padres , pueden servirnos de mucho provecho ; pues nos presentan 
diversas y excelentes sentencias, muy acomodadas á las regias de la fé ; senten- 
cias que, sin el menor perjuicio del sentido, principal , sirven para hacer mas rt" 
comendahU la abundancia y fecundidad de las Divinas Escrituras, 



Digitized by 



Google 



909 



LIBRO DE LOS PBOVEBBIOS 



DE SALOMÓN. 



MM^MH 



CAPÍTULO PRIMERO. 

Designio de este libro. Consejos á los jóvenes. Exhórtase á oir la sahOwria. 
Amenazas á los que la desprecian. 

1 Aarabola Salcmonss , JUíi David^ 
regis IsraeL 

a Ad seiendam sapUntiam , ei disei-^ 
pUnam ; 

3 ad intelligenda verba prudenUa , el 
suecipiendam erudtiionem doctrinas^ jw 
MÍUiam^ ti Judicium , et ctquiíaiem : 

4 ui deiur parvulis osiutia^ adolesccn^ 
tí seierUia , et inUilecius. 



5 Attdiens sapiens, Mapieniior erii: ei 
inteUígengf guóernaeuia poesidebii, 

6 Animadvertei paraBoIam « eí inter^ 
pretationem^ verba sapienium^ ei eeni" 
gmaia eorum. 

7 Timar Domiai-, prineipium eapien^ 
iim. Sápieniiam , aique docirinam eiuUi 
despieiunt, 

8 Audi, /SU mi, diseiplínam patrie 
Saig et ne dimüiae üegem mairie iuas: 

9 ui addaiur graiia eapiiiiuOf ei ior» 
^uee €oilo iua: 

1 o Fi'fi mi, si fe laeiaverini peteaH 
reSf na aeguieseas eis, 

\\ Si dixerini : Veni nobiseum , insi" 
diemur eanguini, abscondamus tendió' 
éulae eonira ineonfem frustra : 



I JTarAboUs' ¿t Salomón , bijo do 
David , Rey de Israel , 
• a para aprender la sabida ría j la di«« 
ciplina*, 

3 entender lot contejos prodenlcs , y 
recibir la instraccion de la buena doc* 
trina» la justicia, la rectitud y la equidad; 

4 á fin de que los pequefiuelos adquie* 
ran sagacidad 6 dieerecion , y los moioa 
saber y entendimienta 

5 El sabio qac escachare estas ptwd^ 
bolas se hará mas sAbio ; y al que las 
entendiere le servirán de timón*. 

6 AtinsrA sa significación, y la In- 
interpretación de ellas; comprenderá 
los dichos de loa sabios y sus enigmas. 

7 El temor del Sedor es el principia 
de la sabiduría. Los insensatos despre* 
cían la sabiduría y la doctrina. 

8 Tá , oh bijo mió , escacha las cor* 
recciones do tu padce, y no dttstcfaae 
las advertencias de tn madre i 

9 ellas serán para tí como una co« 
roña para tu cabesa » y como un collar 
preeioeo para tu cuello. 

10 Hijo mió , por mas qnc le hala*- 
guen loa pecadorea, nik ff<indairliadiii 
cim ellos. 

I I Si te dijeren : Ven con nosotros 
pongámonos en acecho para matar al 
prójimo , armemos por mero ante)(r 
•cuUoa laaoa al inoeenttt 



I ó Mcntendas, Véase Parábola, 

« ó coiveooloD do eostmfaaes. Ia pabbra 
griega itxtdiix paideia ,,j la hebrea ^"(D otm- 
ear, denoiaD toaibiea la losimccloii que va 



acompañada de reprensión y casliso, come 
aaele ser la qoe dá un padre á toa bfáe. 
3 Para saber (oberoarse bien. 



Digitized by 



Google 



Caftt 

I» éegluiiamUÉ etim ¿ítui infemuÉQi" 
ventem^ ei Megrum quasi descendentem 
in lacum: 

1 3 omnem preiÜMam substanttam re-» 
periemu9 ^ impitbimuM damos nosiras 
^fOiÜÉ : 

1 4 sortem miite nobineum^ marsupium 
Untun gíi omnium nostrúm* 

1 5 Fía mi\ ne ambules cum e#>, pn^ 
hibe pedem iuum á temith eorum, 

1 6 Pedes entm íiiorutn ad tnaium 
eurrunif etfesiínant ut effundant san» 
guinem. 

17 Fnuirá autem jaeitur rete anis 
ocúlos pennatorum» 

1 8 Jpsi quoque eonira sanguinem suufn 
insidiantur , tí moliuntur fraudes ton» 
ira animas suas, 

19 Sie semiiit omnis avarif animas 
pQssidentium rapiunU 



a o SapitMia foris prcedieai, in plateis 
dtd ooeem suam ; 

ai in eapite iurbarum eiamiiai^ in 
/bribas poriarum urbis proferí verba 
sua, dieens: 



aa Usquetptb parvuli ditígitís infai 
Éiam, ei siuiii co, qum sibi suni noxia, 
tupiente ei imprudentes odibunt seien- 



a3 Conperiimini ad eorrepiionem 
meam: en proferam vobis spiriium 
meum , ei osiendam vobis verba mea, 

a4 Quia voeavi^ ei renuisiis; extendi 
manum meam , ei non fuii qui aspi^ 
eerei. 

a 5 JDespexisiis omne eonsiitum meum^ 
s$ inerepaiiones meas negisxistis. 

a6 ISgo guoqus in inieriiu vesiro r^ 
debo f ei subsannabo , aun vobis id fuod 
timebaiiSf advenerit. 



uto L »o3 

I a tra^némoale vivo * 1 como trsga el 
^pulcro ¡08 cadáveres^ y todo entero» 
como si cayese en uha sima; 

i3 ^ encontraremos con su ruina toda 
«uerte de riquesas , y henchiremos de 
despojos nuestras casas; 

14 une tu suerte con la nuestra, sea 
nna sola la bolsa de todos nosotros: 

i5 No sigas, oh hijo mío, sus pasos; 
guárdate de andar por sus sendas; 

16 porque sus pies corren hacia la 
maldad, y van apresurados á derramar 
la sangre inocente, 

17 Mas en vano se tiende la red ante 
los ojos de los pájaros voladores*. 

1 8 Las asechanzas que arman los im- 
píos, se convierten también á veces co»» 
tra su propia vida, y sus maquinaciones y 
engaños sirven para perderse á si mismos» 

19 Asi es que el camino ó ia con» 
duda que siguen todos los avarienloi, 
lleva arrebatadamente sus almas ó ia 
perdición, 

a o La sabiduría ensei^a en público: 
levanta sn voz en medio de las plazas : 

ai hácese oir en los concursos de gen* 
le: expone sus útües documentos en las 
puertas de la ciudad, y dice á todos ios 
kombresi 

%^ ¿Hasta cuándo, á manera de par* 
ralos', habéis de amar las niiterias^? 
¿hasta cuándo, necios, apeteceréis laa 
iosas qne os son nocivas; é imprudentes 
aborreceréis la sabiduría? 

a3 Convertios á la fuerza de mía re* 
prensiones! mirad que os comunicaré 
mi espíritu, y os ensefiaré mi doctrina» 

a4 Mas ya que estuve yo llamando, y 
vosotros no respondisteis; os alargué mi 
mano , y ninguno se di6 por entendido; 

a 5 menospreciasteis todos mis conse- 
jos, y ningún caso hicisteis de mis re- 
prensiones: 

aS yo también miraré eos risa vata« 
Ira perdición, y me mofiíré de vosotros 
cuando os sobrevenga lo qne temíais. 



I Metáfora usada en la Escrítara cap, XXX. 
V. i4.*A. XIII. v.^. 
a Los pájaros conocen en ebrio modo el 
) que les amenaza cuando ven manió* 



orar á kw candores ; y huyen biego do aquel 
lugar. Así debe caulelarse el hooibro, hu- 



yendo de los peligros con las alas etpirítualea 
del temor de Dios, y de lá oración y reti- 
ro, etc. Otros traducen: Porque no te jprra* 
den en redes las a\^fs qrte no poema en iienmm 

3 ó mortales ioconsi« 

4 O bienes caducos. 



Digitized by 



Google 



io4 Libro db loí 

37 Cum irrucrit repentina calamiias^ 
et ínien'ius quasi tempestas ingruerit: 
guando venerit siiper vos tribulatio et 
angustia ; 

a 8 tune invocabunt nu^ et non exaUf 
diam; mané consurgent , ei non invc 
nient me ; 

39 eó guod exosam hahuerint disdpli' 
nam, et timorem Domíni non susee^ 
perint , 

'3o nee acquieverint consilio meo ^ et 
detraxerint universa: correptioni mea:, 

3 1 Comedent igitur fructus vite guaif 
Muisque consiUis saturaóuníur, 

■ 3 a Aoersio parvulorum interficiet eos, 
et prosperitas stultorum perdet illos* 



33 Qui autem me audierit , ahsque 
terrore requiescet ^ ei abundantiá per^ 
fruetur^ timore malorum sublato. 



nOTEABlOS.' 

a 7 Cuando de improviso os asalte la 
calamidad, y la muerte se os arroje en« 
cima como un torbellino; cuando os 
acometa la tribulación y la angustia: 

a8 entonces me invocarán ios impío9 
y no los oiré ; madrugarán ' á buscar- 
me, y no me bailarán: 

39 en pena de haber aborrecido la 
instrucción y abandonado el temor de 
Dios, 

30 desatendiendo mis consejos, y bor- 
lándose de todas mis correcciones. 

3 1 Comerán pues los frutos de sb 
mala conducta, y se saciarán- de los 
productos de aas perversos concejos*. 

3a I^ indocilidad causará á los igno- 
rantes su perdición; y aquella que ner 
clámente creen ser su felicidad, será su 
ruina 3. 

33 Mas el que me escuchare, reposará 
exento de todo temor, y nadará en la 
abundancia, libre de todo mal. 



CAPÍTULO II. 

La sabiduría nos acarrea grandes bienes. Cuan útil es para vivir 

felizmente. 



Fu 



1 JL' ili m,i , si suseeperis sermones 
meos , et mandaia mea abseonderis 
penes te , 

a ut audiat sapientiam auris tua^ in-^ 
dina cor iuum ad cognoseendam pru'^ 
úentiam, 

3 Si enim sapientiam invocaveris , ei 
inciiríatferis cor tuum prudentice ; 
; 4 éi queesieris eam quasi pecuniam, 
et sieut titesauros effoderis illam : 

5 tune inteiiiges timorem Domini, ei 
seientiam Dei invenies ; 

6 quia Dominus dai Mapientítun^ et ex 
•re ejus prudentia^ eí seientia* 

7 Custodiei reeiorum saluiem, ei pro^ 
feget gradientes simplieiter. 



I xlijo mió, ¡oh si recibieses mis 
consejos, y depositases mis mandamien- 
tos en tu coraaon! 

a Para que tus oídos estén siempre 
atentos á la vos de la sabiduría, aplica 
tn áaimo al estudio de la prudencia.- 

3 Que si tú invocas la sabiduría, y st 
aficiona tu coraion á la prudencia; 

4 si la buscas eon el ardor con que.se 
buscan las riquezas, y la procuras des- 
enterrar como se hace con un tesoro, 

5 entonces aprenderás el temor del Se- 
ñor, y alcántaras el conocimiento de Dios; 

l> pues el Señor es quien da la sabi- 
duría, y de su boca sale la discreción y 
la ciencia. 

7 Él guarda la vida de los buenos , y. 
es el escudo de los qiie caminan en la 
inocencia ; 



I Hebraitmo , para deootar que harán loa. 
mayores eafaerxos. 

a ó también : de esos hombres mmhathsy ó 
sil! juicio. 



3 ó UmbioD! ¡M prosperidad de los necio» , 
esa será la que los ha de perder. Por iiecio 
se entiende casi siempre en este libro el p«-< 
eador. 



Digitized by 



Google 



8 UTPanB umüas ^uiiUim^ H mas 
san€lontm eustcdUas, 

9 TwH MMJtjfgs Jwiiiiam » H judi-' 
cíum^ éí aquAaitm^ gt cmnem umitam 
banam. 

10 Si iniranerii sapíentia c«r /mu», 
€i sdutiia mnimat ium pioauriá: 

1 1 eongilüim cuétodiei is , d jprudtW' 
iim servaba te : 

Id ii# eruarU Á i^ia maia, et ab Ao- 
nUne qui perversa l9^Uur : 

i3 gui relinquunt iter reeium^ tt am^ 
bulani per vias tenebrosas : 

1 4 gui imtamtur eum nuflefeeerihi , et 
secultant in rebus pessimis : 

f 5 guorum vía perversee suntp et it^ 
fames gressus eorum» 

iñ Vt eruaris é mútisre aUsna^ et ab 
sxtrmnsa^ qum moUU sermones suosy 

ly et reiinguit dusem pubertmtis smat^ 

li et paeti Dei sui obUta est: ineJíno' 
tm est enim od mortem domms ejus » ei 
sui i'n/eros semitíx ifisius^ 

' 19 On^nes gui ingreditmiur ad eam, 
non reverteatur, nee apprehendeñt ss^ 
mitas pi'ltf. . 

ao Ut ambuJes in vUs bona : ei eailss 
Jttstorum custodias* 

ai Qui enim reetí sunt, habOabunt 
in térra, et simpiiees permanebunt in ea. 

oa Jmpii vero de térra perdentur .*- et 
gui inigué agunt, au/erentur ex ea. 



iio III. fto5 

S tomo gus es el qae defiende 1a« sen- 
das de los JQstoi I y dirige los fM9á de 
los santos ^ 

9 Entonces entenderás tá la fasticia^ 
la rectitud 7 la e^fíiidad» y todoe los 
buenos caminos. 

10 Si entrare Ya sabiduría en tn re*' 
raion , y se coaaplactere la alma en la 
ciencia» 

1 1 el bmn consejo será tn salvaguar- 
dia, y la prudencia te conservará , 

la librándote de todo mal camino, y 
de los hombres de lengua perversa, 

i3 de aquellos que abandonan la senda 
recta, y andan por veredas tenebrosas; 

1 4 que se goaan en el mal que hnn 
hecho, y hacen gala de su maldad ; 

i5 cuyos caminos son torcidos, é ii^ 
lames iodos sus pasos. 

16 Asimísaio ia sabiduría te tibrorá 
de muger agena ó adúiiera; y de la éa- 
trafta, que usa de palabras melosas; 

17 y que abandona ak esposo qno la 
gní6 en su juventud , 

18 y se olvida del contrato heeht> en 
mothbre de su Dios* ; por lo que su casa 
camina á la ruina , y se dirigen sus pa« 
sos hacia el infierno. 

*9 Todos los que tratan eon ella no 
volverán atrás , ni tomarán á la senda 
de la vida 3. 

ao Anda té. pues, hijo mio^ por el 
buen camino, y no salgas del carríV de 
los justos. 

ai Porque los buenos poseerán la tier^ 
ra, y los inocentes permanecerán en 'ella. 

aa Maá los impíos serán ei terminados 
de la tierra, y los malhechores arito- 
cados de ello. 



CAPÍTULO IIL 

Frutos preciosos de ta sabiduría: felicidad de les justos: ruina 
de los impíos. 



. 1 Í! ili mif ne obiívisearis iegís 
et prteeepta msa cor tuum eustodiat s 



t xlijo mió, no te olvides de mí Ley, 
y guarda' en tu coraion mis manda- 
mientos; 



1 Dorante la peregrioacioD de esta vida, 
a Mahch. if. v, i^* 

3 A no ser una gracia muy especial de Dios. 
Varios Pa^hres y expoálores , á mas del senti- 



do lileral , entienden por la moger adáltera la 
}ierrgia 6 comipcion del siglo ; lo cual se 
representa también en el jipocaUpsi$ por 
la prostituta. • 



Digitized by 



Google 



2o6 LlBAO* DB LOS 

» iongiUidiñtm tnim dkrum, ti annot 
viiof ei paeem apponent tióL 

'3 Misericordia el ^ériiaé te non dese^' 
rant , dreumda eos guUtiri iuo , ei dé^ 
ÉCribe in iabulie coráis iui: 

4 ei ingenies graiiam , ei diseipiinam 
bonam , coram Deo el hominióus» 

5 Hlaóe /idueiam in Domino ex ioio 
eorde iuo > ei ne inniiaris prudenticc Uut, 

6 In ómnibus viis iuis cogiia illum^ 
ei ipse dirigei gressus iuos. 

7 Ne sis sapiens apud iemeiipsums 
time Deum , ei reeede ó malo : 

8 saniias quippe erU umAüico iuo , ei 
úrigaiio ossium iuorum. 

9 Honará Dominum de iua substan^ 
iia^ ei de primiiiis omnium frugum. 
iuarum da ei: 

to ei impiebuniur harrea iua saiuri" 
itUe^ ei vino ioreuiaria iua redunda^ 
Auni, 

11 Diseipiinam Dominio fü mi , ne 
ed^idas: neo deficias eum> aó eo corrí" 
peris : 

t a ptem enim diiigii Dominus , oor- 
ripii: ei quasi paier in JUio eomplaeei 
sibi. 

i3 Seaitts homo qui invenii sapien^ 
liam, ei quiaffluii prudeniiá: 

i4 meiior esi euquisiiio efus negoOo^ 
iione argenii » ei auri primi ei purissi» 
wu frustas ejus ; 

1 5 preiiosior est eunctis opihus , e< o- 
mnia qute desiderantur ^ huic non va- 
¡ent eomparari, 

i6 Longitudo dierum in dexiera ejus^ 
ei in sinisira illius diviiia ei gloria, 

17 F'iee eJus vim pulchrte » ei omnes 
^osmitm illius padfióet, 
- 1 S Lignum ■ vitas est his qui apprehen» 
derini eam: ei quitenuerii eam^ óeaius, 

19 Domina» sapientia fundavii ter» 



PR0TBEBI08. 

d porgue eltos te colmarla de Urgoe 
dia^, y de años de vida, y de perpé* 
Iua paa. 

3 No se aparle de tí la misericordia 
y la verdad t ponías como collar en ta 
garganta , y estámpalas en laa telas de 
tu corason, 

4 y hallarás gracia y bnena opíníoB 
delante de Dios y de los hombres. 

5 Confia en el Seftor con todo tu eo« 
raaon , y no te apoyes en tu prudencia» 

6 En todas tus empresas lénle pre- 
sente , y él sea quien dirija iodos loa 



7 No te tengas á tí mismo por sabio. 
Teme á Dios, y huye del mal $ 

8 de este oíodo gotará to carne de st^ 
lud robusta, y estarán llenos do jugo 
tus huesos. 

9 Honra al Seitor con ta hacienda*, 
y ofrécele las primicias d* todos tot 
frutos, 

10 Gm eso tus trofes so colmarán de 
granos, y rebosará el vino en tus lagares.. 

1 1 No rehuses , hijo mío , la corree* 
clon del Señor : ni desmayes cuando él 
te castigue. 

I a Porque el SeSor castiga á los qué 
ama*, y en los cuales tiene puesto sn 
afecto, como le tiene an padre en ana 
hijos. 

i3 Dichoso el hombre que ba adqui- 
rido la sabiduría , y es rico en pru- 
dencia; 

1 4 cuya adquisición vale mas qne la 
de la plata; y sus frutos son mas pre- 
ciosos que el oro acendrado. 

i5 Es mas apreciable que todas las 
riquezas; y no pueden parangonarse con 
ella las cosas de mayor estima. 

16 En su mano derecha trae la larga 
Tida, y las riqueaas y la gloria en sa 
iaquienia. 

17 Sus caminos son caminos delicio- 
.sos, y llenas de paa todas sus sendas. 

18 Es el árbol de la vida para los 
que echaren mano de ella : y bienaven- 
turado el que la tiene asida <. 

19 Por la sabiduría fundó el SeSor U 



3 Martini traduce t ^r«e la estrecha en su 
eeao: ó que estd i nti ma meats unido osa cUs. 



I Tob. ly, ^. 7.— ¿lie. Xll^. V. i3. 
a Hebr. XIL f. ^.-^Jpoc-IU. 19. 



Digitized by 



Google 



Capitu 
rom , ÉtahUitfU ectlos prudeniiá* 

ao Sapitñtia illius eruperuni afyssi^ 
et'fUióeM rote eonerescuni* 

9 1 Fi/i mi, ne effiuani fictc ab oeuiis 
iUi's: cusiodi legem alque eonstiíum : 

ad et erü oüa animct ium » ei graiia 
fauabuB tui* : 

a 3 tune amhuJahit fiducioiHer in via 
iua y 9t pe§ tuué non impinget : 
,a4 m' dormitrh^ non timebU: quies^ 
ees , et suavis erii somnus tuus ; 

aS ne paveas repentino terrore^ et ir^ 
ruentes tibi pOUntiae impiorum» 

a6 JOomimu enim erii in laiere tuo, 
et euHodiet pedem tuum ne tapiarig. 

a 7 Noli prohibere benef acere eum qui 
poteet : si pales , et ipse behefae. 
, aS Ne dieas amieo tuo : F'ade , ei rs'^ 
verteré: eras dabo tibi ^ cum statü» 
possis daré» ' ' 

39 Ne motiaris amieo tuo maiumf 
eum ate in te habeat fiduciaau 

Zo Ne contenaos adversas homiaem 
frustra f cum ipse Ubi nihit nutli/ecerit, 

^i Ne etmuleris hominem iiyustum^ 
nec imiteris vias ej'us^ 

3a guia abominatio Domini est omnis 
illusor^ et eum simpticibus ssrmoeinatio 
e/us» 

33 Egestas á Domino in domo impii; 
habitacuJa auUmjustorum benedicentur, 

34 Tp^^ deJudet ilíusores^ ei mansue^^ 
tis dabit gratiam, 

3 5 Gioriam sapientes possidebunt: stui* 
torum esMitatiOf ignominitu 



LO 1 1 L 307 

tierra, y por medio de ella^ 6 de U 
prudencia, estableció los cielos. 

a o Por su sabiduría brotan copiosas 
aguas los manantiales, y las nab¿ des- 
tilan el roció. 

ai Hi)0 mío, nunca pierdas de vista 
estas cosas : observa la Ley y mis con- 
sejos; 

a a que ello* serán la vida de tu aV 
ma , y como un precioso collar para tu 
adorno*. 

a3 Entonces seguirás lleno de confian** 
la tu camino, y no tropeiafá tu pié. 

a4 Te acostarás sin aoaobra: te ccha^ 
ras á dormir, y tu sueño será tranquilo* 

a 5 No receles ningún susto repenti- 
no, ni que venga sobre ti la desolación 
ó violencia de los impíos; 

a6 p«es el Sefior estará á tu lado, y 
guiará tus pasos, á fin de que no seas 
presa de ellos. 

37 No impidas el bien al que puede 
baccfrle: háale tú.lambien, si puedes. 

a8 No digas áinMoígo: Andary viiel« 
ve: mañana te daré lo que pides y pu- 
dieudo dárselo luego. - ^ - 

aj9 Blo maquines nin^n mal contc^ 
tu amigo, puesto que éi se fin*de .ti., >. 

30 No litigues sin ratón contra el 
que no te ha hecho mal.niíiguiio** ■ 

3 1 No envidies »1 hombre injusto, ni 
imites sus procederes; 

3a porque todos los tramposos ó per^ 
versos* son abominados del Seilor4 .el 
cual solo 4*on«»rsa con los sencillos^ ..t 

33 £1 Señor introduce la miseria en 
la casa del impío: pefo echará sa ben- 
dición sobre las' casas de los justos*, i 

34 Él se burlará de los burladores, y 
dará su gracia á los humildes^. , 

35 La gloria será la herencia dic ka 
sabios ; pero á los necios se les conver- 
tirá su exaltacÍMi en ignominia* ^ r 



I Véase Gen. XLI. v. 42. 
a /. Cor, Pl, ^\ ^. 

3 d mafhéores é impisté 

4 Los Setenta tradacea : El Sehor resitíe á 



loa soberbios , jr dd gracia d los humildes : y 
asi se lee en la Epbtola de SantiaiEO ata. IF» 
í'.e. y/.Al.Kf. 5. 



Digitized by 



Google 



208 



LlBEO DB LOS FROTBRBI08* 
CAPÍTULO IV. 



Salomón^ con las instrucciones propicu de un padre j da á todos 
saludables documentos* 



1 Audiie^ filüt dtseipiinam patriSf 
eíaUendiU ui seiatis prud^níiam, 

% Donum bonum triduam vobis^ ¡egem 
meam ne deretínquaiis, 
3 iV0i3t, ei ego filius fui patrie mei: 
sé unigenilus €oram matre 



^ et dcegAai me aique dieebai: Suscít 
piát vsrAa num cor tuum , custodi pr€t^ 
tepta meOf et vives, 

S FossideÉopienHam^pessideprudea- 
tíám2 ne obUtfiecaris ^ ñeque declines 
á verbie oris mei. 

^.Ne dimitios ernn^ et eustodiU U: 
dUige AMiy eí eesuervabU te* 



7 Prineipium sapientice , posside jia« 
pkntiam: et in cmni possessione tue, 
aequire prudentimm $ 

% urríjpe iilam ei exatiaUt tes gtorifi^ 
éatfsris ab ea^emm sam fueris ample^ 



. 9 4M1IÍ ei^iti tuú augmenta gratim* 
rum f et eorona íneixta proteget te. 

' 10 jiudif /Uimif e$ suseipe verba mea^ 
Ut muitiptícentur tibi anmi vites. 

II Fiam sapienties monstrabo tibi^ 
düeam te per semitas mquitatis: 



Id ipias emm ingressus fueris, non 
arstabuntur gressus tui^ et currens non 
habebis offendiculum. 

i3 Teñe dieeipUnam^ ne dimittas eam^ 
eustodi iüam^ quia ^ftsa est vüa tua. 



I Vjid, hijos mios, \ñ» instmcciones 
.d« an padre, y estad aléalos para apren- 
der la pradencia. 

9 Yo quiero daros na rko doa , no 
abandonéis mis preceptos. 

3 Porque Umbien yo fui un hijo que^ 
rido de mi padre» y anudo tiemamenle, 
como único, de mi madre 9 

4 y él , instruyéndome p me decia : 
Reciba tu coraaon mis palabras, obser- 
va mis preceptos, y vivirás /e/ix, 

5 Procura adquirir la sabidaríai veaa 
de «Icansar la prudencia , y no te oí* 
vides ni apartes de las palabras de mi 
boca. 

6 No abandones la sabidaría , porque 
ella será tu protectora : ámala | y ella 
será In salvación. 

7 El principio de la sabiduría es tro» 
bajar por adquirirla. Y asi^ á costa de 
cuanto posees f procnrm adquirir la pra- 
dencia' ; 

3 aplica todos tus esfoenoa para al- 
cansarla , y ella te ensalsará : te llenará 
de gloria cuando la estreches en tus 
braios: 

9 afiadirá adornos graciosos á la ca- 
braa, y ceñirá tus sienes con esclarc* 
cida diadema. 

10 Oh hijo mió, escucha y recibe mis 
documentos p para que logres muchos 
•2os de vida: 

II yo te mostraré el camino de la 
sabiduría , te guiaré por la senda de la 
justicia; 

la y entrado qué hayas en ella, na 
se verán tus pies en estrechuras, ni hm** 
liarán tropieio alguno en su carrera. 

1 3 Mantente adicto á la instrucción^ 
nunca la abandones; guárdala ¿«r/i, paet 
ella es tu vida. 



I Téngase presente aue las palabras pru" 
denaa^ ooraura^ inteligencia^ ete, se usan 
promSseuamente para simplificar la sabiduría ; 
y que esU es lo aúsno qae el temor de DioSf 



ó la ciencia de la salvación , qae posee el 
que sírre á Dios , junto con los demás áansM 
del Espifittt Santo. 



Digitized by 



Google 



Cápitu 

1 4 iVe áéíttUria in $emitis impiorum^ 
nee Ubi placeat malorum vía, 

i5 Flige ab ea, nec tránseos per tl~ 
lam : declina , et desere eam ; 

16 non enim dormíunt nísi maJe/eee^ 
rint: et rapiiur somnus ab tis nisisup^ 
plantaverint ¡ 

' 1 7 eomedunt panem impietatis , et vt" 
■nutn tnítfuüatís bibunt, 

1 8 Justorum autem semita quasi lux 
splendens , proeedit et eresat usque ad 
per/eeíam diem, 

19 F'ia intpiorum tenebrosa: nesciunt 
-mbi eorruant, 

•' flo Ji^li mif ausculta sermones meos^ 
e$ ad eloquia mea inclina aurem tuam: 
' ai ne recedant ab oeulis tuis : eustodi 
ea in medio eordis tui: 
' 99 vita enim sunt invenientibus ea, 
si universm earni sanHás, 

a 3 Omni custodia serva eor tuum^ 
quia ex ipso vita proeedit^ 
. a 4 Remove á te os pravum^ et detro" 
hsntia labia sint procul á te. 

p5 Oeuliiüi recta videant^ et palpebrce 
tum prxesdant gressus tuos, 

,' a6 Dirige semiiam pedibus tuiSf et o» 
mnes via tuce stabiUentur» 

aj Ne declines ad dexteram^ neqUe 
Md sinistram : muerte pedem tuum á 
-malo: vials enim^ quce á dextris sunt^ 
novit Dominus: perversm pero sunt qum 
á sinisti^is sunt, Jpse auiem rectos fa^ 
tiet cursus tuos , itinera auiem tua in 
pace producet. 



LO IV. a09 

i4 No te aficiones á los caminos de 

los impíos; ni te agrade la senda de 

los malvados: 
i5 huyela, no pongas el pie en ella; 

desvíate , y abandónala. 

• 16 Porque los impíos no' duermen , »si 
antes no han hecho a^un mal ; y si príf» 
mero no han causado la ruina de al^ 
guno, no pueden conciliar el suedo. 

17 Como de pan se alimentan de la 
impiedad, y beben como vino la injuA» 
ticia. 

• 18 La senda de los justos es conu> ufta 
lu£ brillante, que va en aumento f 
crece hasta el medio dia'. 

1^ Al contrarió y el camino de loe iúA- 
píos está lleno de tinieblas: no advier- 
ten el precipicio en que van á caer. 

ao Escucha, hijo mió, mis razona- 
mientos^ y atiende á mis palabras: 
. a I jamas las pierdas de vista : depo- 
sítalas en lo íntimo de tu cpraaon ; 

a a porque son vida para Los que las 
reciben , y salud ó medicina para todo 
bombre. 

a3 Guarda tu corason con toda vigit 
lancia , porque de él mana la vidít. > 

a 4 Arroja de tu lengua la maligni-r 
dad ; y lejos esté de tus labios la de- 
-frftccfon. • T 

• a 5 Dirige siempre tus ojos rectamenv 
te, y adelántese tu vista á lo^ pasos 
que des. 

a6 Examina la senda en «[ue pones 
tus pies , y ser4n firmes todos, tus pase^ 

a7 No tuertas ni á la.dieatra ni. 4 Ja 
siniestra*: retira tu* pie da VmIo mal 
paso\ porque ama el Seüor los caminoa 
que están á la derecha; pero )Qis>.^«e 
caen 4 la siniestra son .camioos.de per- 
dición h Mas él hará <}ue sea re€l# Xm. 
camino « y que avances felismente en 
-lu viage,. • , 



1 ó también : E* como la luz del alba^ que 
va en aumento hasta el perfecto dta, 

á Ed el medio^ y en nuir de los extremos 
está la virtud. 

* 3 El camino de la jostícia se dtee estar á la 
'derecha f ai ae ceondera eon respecto á la 



injusticia. Mas aun en el camino derecho no 
debemos torcerá un lado oí á otro : ni al^o 
derecho, engriéndonos del bien aue liaceroo»; 
ni al izquierdo , cajendo en la desidia y pe^ 
vtxá. San Agust. £&. XLf^IÍ, ad fa&nf. De 
peccat. mer, iik» iJ. «. 35. 



Toii. m. 



Digitized by 



Google 



ftlO 



CAPÍTULO V. 
Contrapónete al amor deshonesto el amor conyugaL 



1 jTÁtf mi^ atiende ad sopieniiatn 
nuam , ti prudentím num indina aurem 
tuam^ 

a 41/ eusiodiat eagiiaiionts ^ et disd'^ 
pUnam laóia iua eonservent, Ne aiicn^ 
das/aJ/aeioí muiitris; 

3 favos enim disíilians iabia mere^ 
iricis , H niiidius oleo guttur ej'us: 

4 novissima auiem ilUue amara ifuasi 
absjrnihium , ei acuia quasi gladiue 
bíceps, 

5 Pedes ejus deseenduni in mortem^ 
et ad inferoe greesus itiius penetrant, 

6 Per semitam oüce non ambulani: 
vagisUfU gressusejus, et inpesttgaót/esm 

7 Nune ergo, fili m(, andi me ^ et ne 
reeedas á veréis oris mei. 

S Iiongé fac ad ea viam tuam, et ne 
appropinques foribus domas ejus» 

9 -Ne des alienis honorem tuum^ el 
annos tuos crudelif 

10 ne forte impJeantur extranei viri^ 
bus tuiSf et labores tui sint in domo 
atienaf 

it et gemas in novissimiSf quando 
eonsumpseris earnes lúas et corpas 
íuum^ et dieas r 

i± Cut deiKstaius stnn disdpUnam^ 
tí increpaiionibus non acquievit cor 
meum'\ >- 

>t3 'nte audivi voesm doetntium me^ 
et magistris non indinavi aurem meam^ 

t4 Pené fui in omni malo fin medió 
tcdesicB et sjrnagogce. 

iS Bibt aquam de dsíerna tua , et 
fluenia putei tui, 

1$ Deriventar fonies tui foros ^ ei im 
piateis aquas tuas diifide. 



I Atiende» hijo mioy á lo qae te eii« 
seSkk misabidttria, é Inciina tus oidot á 
los documentos de mi prudencia; 

a para que observes mis eoosejos, y 
ao se apartea de tus labios mis instrac- 
ciones. No te dejes llevar de las lison- 
jas de la muger ; 

S porque los labioa de la ramera son 
como un panal que deslila miel, y son 
mas suaves que el aceite sus pálabraa. 

4 Pero ana dejos son amargos como 
ajenjos , y penetrantes como espada de 
dos ülos» , 

5 Sus píes se encaminan b'ácia la muer- 
te , y sas pasos van á parar al infierno: 

6 andan descarriados; incierta é in- 
comprensible es su oondncta. 

7 Ahora pues, hijo mío , escáchame y 
note apartes de losdocumentosqnetedoy; 

8 huye lejos de ella': jamás te acer- 
ques á las puertas de an casa: 

. 9 á fin de que no entregues tn honra 
á gente eztraSa , ni tvtsjloridos afios á 
una cruel: 

10 á no ser que quieras que los ex- 
traios se enríquescan con tus bienes^ y 
que vaya 4 parar en casa de otro el 
fruto de tus sudores; 

I I por donde tengas al fin que gemir, 
cuando habrás consumido tus carnea y 
to cnerpo , y hayas de decir: 

la ¿Por qué detesté yo la corrección, 
y no se rindió mi corazón á las repren- 
siones, 

1 3 ni quise escachar la vos de loa que 
me amonestaban , ni la instrucción de 
mis maestros? 

1 4 En toda suerte de males ó vidos 
me TÍ casi engolfado en medio de la 
congregación y del pueblo *. 

i5 Bebe pues el agua de tu aljibe, y 
de los manantiales de tu pozo'. 

i6 Rebosen por fuera tus manantia- 
les , y espársanse tus aguas ó tas hi/oe 
é hijas por las placas. 



I El remedio de este mal está eo huir da 
él. /. Cor. VL ^. i8. 



a A TÍsta de todo el mundo. 

3 Ecto es, trata solamente coa la esposa* 



Digitized by 



Google 



Cápitü 

t7 HéUiú eat soiUSf net s¿ni aít'eni 
participen tui. 

1 8 «SSfJÍ vena iua benedicta ^ «/ l<ttare 
€um muiiere adolesíeniice tuce : 

19 eertfa ebariegúma^ ei gratiseimue 
hinnulus; ubera £Jus inebrient te in 
dmni tempore , in amare ejue deUciare 
jugiier. 

90 Quare sedueeris , fili nu\ ab aliena, 
ei fovéris in einu alieriue^ 

a t Respieit Dcmifms viae hominis^ ei 
\ greseus eju* tansiderat. 



LO VI. aii 

17 Sé iá solo el ¿ueiJío d¿ ellas, y no 
entren 4 la parle contigo los extraños'. 

18 Bendita sea esa tu vena de aguas*^ 
j vive alegre jr conten f o con la esposa 
que tomaste en ta juventud, 

19 Sea ella tus delicias, como hermo^ 
eijtima cierva , y como gracioso cerva- 
tillo^: sus cariSos sean tii recreo. en 
lodo tiempo^: busca siempre lo placer 
en su amor. 

Ao ¿ Por qaé le dejas , hijo mío , em-» 
baucar de muger agena, y reposai en el 
regazo de la estrada? 

a 1 El Sefior está mirando atentamente 
los camina» del hombre, y nota todos sua 



a 9 Jniquitates euee tapiuni impium^ 
eifunibiu peeeaiorum Juorum xonstrin-' 
gHun 

a3 Tpse mwriHur, quia non habuit di' 
seiplinam, ei in muUUuditm síaitiiim 
gum dedpietur. 



a a El impío será presa desvs mismaa 
iniquidades , y quedará enredado en los 
lazos de su pecado. 

a3 AlfinAX morirá infelizmente^ por- 
que desechó la amonestación ; y se ba^ 
liará «ngafiado por el exceso de sn lo- 
eura. 



CAPÍTULO VI. 

Del fiador^ del perezoso y del apóstata: de siete vicios que aborrece 
Dios, y de la mala muger. 



1 JT iii mi i si spqponderis pro amko 
iuú, dsfiKisti apud exiraneum manum 

•a lUaqueotus es verbis joris iiti ^ si 
eaptus pr€priie eernumibus. 

3 Fac ergo ijuod dieo « /iii mi , ^t te^ 
metipeum ¡ibera j guia incidisti/n ma^ 
num proximi tui. Discurre^ festina^ 
smssHa amieum iuum: 

4 ne dederis somnum oeulis tuis^ skc 
dotmitsnt paipebrm tum. 

5 Eruere guasi damula de mana , ^ 
guasi a9§§ de manu aueupis, 

6 Fade a4formÍeam^ opiger^ ei con^ 



4 Jl1í)o mió , si incautamente saliste 
por fiador -de tu amigo, ^ has ligado tu 
mano con un extrado, 
-a tú te has enlaaado mediaate laspa-» 
labras de iu boca , y ellas han sido ti 
laso en que has quedado preso 5. 

3 fias pues, hijo mió, lo qoe te digo, 
y líbrate á tí mismo , ya que has caida 
«A manos de la prójimo: corre d^ ana 
á otra parte: apresura te% despierta á 
tu amigo, 

4 no conceda^ snefto 4 toa o^i, ni 
dejes que se cierren tas párpados: 

5 sálvate como el gamo que espapa de 
la trampa,' y cOmó el pájaro de las ma- 
nos del cazador* 

6 Anda, ob perexosp, vé á la hormiga. 



I Véai» jignae. Bajo de fstaa metáfbrm» sa 
amonesta á los casados que se contenten con 
al nao del matrimonio. 

a Ksio «s, baga Dios fecoada tn esposa. 



3 ADÍmales sencillos 7 sin biel , que se aauía 
mucho eaire si. 

4 Véase i. Cor. FIL v. ag. 

D ó tsmbient jr hae guedkáio ptuo por tms 
propino promemu* 
Oa 



Digitized by 



Google 



tía LiBB¿ bs X.OS 

gidera viá$ íJuéí ei din* 9op¿entiom¡: 

. 7 fiMT eum non htüttai ducem , nec 
pracepiorem , nec príneípem , 

8 paral in aisiaie ctóum sibi^ ei con» 
gregtU in messe quod eomedaU 

.9 Usquequo pigér dormks? quando 
eonsurges é somno iuo? 

■ to Púáduiñm dormicÉ, pauluhtm dor^ 
ihtlabis , pauluJum eonsere* manus , uí 
dormios : 

ii £Í veméí iibi^ quasi viaior, egesiaSf 
ei pmup9ri£8 quasi vir tumaiué. Si fero 
impiger fuerte , veniei ui fone mesÉÍ$ 
kUBy et egesíae iongéfugiét ó te» 



1 a Homo apoetaia , vir inutUie^ gra^ 
diiur ore pervtreo , 

I Z annuit oaüis , terit pede f digOo 
toquiiur, 

1 4 pravo eorde machinaturn^nlu^^ 
et omni iempore Jurgia eeminat : 

1 5 huic extempló veniei perditio sua , 
eí súbito eonteretur^ nec *habebií ultra 
medieinam. 

'k6 Sea: suni quas odU Dominus , «I 
septímum dtíeUatur anima ejus: . 

17 Oeulos sublimes^ iinguam mendaz* 
ees^ p nuume tsfundeaíe» innoScimn stm^ 
gminemt 

1 8 cor maehinans eogHaiiones pessi*^ 
mas\ peéee veloces ad curreadum ín 
tkaiumf f 
*i9 proferentem mendaeia iestem /«-t 

iiaeem^ei eum qui seminai Ínter fra^ 

tres discordias, 1 

a o Conserva ffiÜ mi^ preeeepía patris 

iuif et ne dimUtas iegem matris tuse, • 

-sa: Liga ea in corde tuo ju^iier ^H 



PROVCB^IOS, 

f cúnsideva iirobriírS y «pMiidé á*«r 
sabio. \ 

7 Ella' sin tener gaia» ni maeilco, ni 
caudillo, ) 

8 se provee de alimento daranle el 
verano, y recoge su comida al tiempo 
de la siega. 

9 ¿Hasta cuándo has de dormir tú, ob 
peresoso ? ¿ cuándo despertarás . de tit 
sueño ? 

10 Tú dormirás nn poquito, otro po- 
quito dormitarás, otro cruzarás tos ma^ 
nos para dormir*; 

' 11 y hé a qui que vendrá sobre tí la 
indigencia como un salteador de cami<4 
no, y la pobresa como un hombre aro- 
mado. Al contrario, si fueres diligente, 
tus cosechas serán como un manantial 
perenne f y huirá lejos de tí la miseria*:, 

in El hombre apóstata es nn bombee 
perniciosísimo, no habla mas qoe ini^ 
quidades': • « 

i3 guiSa los ojos, hace señas con el 
pie, habla con los dedos, 

j4 maquina el mal en su depravado 
cora son , y en todo tiempo siembra dis- 
cordias. 

i5 De repente \h vendrá á éste su 
perdición, y 'súbitamente quedará he- 
cho añicos , sin que tenga ya remedio. 
V t6 8ets son las cosas que abomina el 
Sedor, y otra ademas le«s detcstablt. . 

17 Los ojos altaneros, la lengua men^ 
liTQsa.y.las manos que derraonMi la san- 
gre inocente, 

1 8 el corason que maquina perversos 
designios , los pies ligeros para correr . 
al mal, 

. J9 el testigo falsa qoe' foi^ embustes,- 
y el que siembra discordias entre her-- 
manos. 

aa Obeervm, htfo mió , los'preceptée 
de tu padre , y no abandones la ley d> 
¡os doeumenios de tu iñadre. 

a I Teñios siempre grabados en- tu co«* 



k ó sus earríles. En las hormigas debe apren* 
der el<)risli«Be á proveerse de buenas obras 
jMva caandp llegue el tiempo de la muerte : 
ó también, de máximas de piedad para ek 
tiempo de la adversidad y tríbulacioQ. 
'.a vPaede firadecirse lambien« No mucho dor- 



mir, m dormitarmucfto, poco dees^recfu[\ 



do con las manos ermadbs ; poñftíf teH^ 

drd, etc. .•-... 

3 ó también: És un hambre fitü i 6 que 
lut' sacudido el jrugo de la Lej de Dios. JamasP- 
habla con sencillez. En hebreo sediee: Annt^ 
bre dej^ed\ oosso deciaioe^ea cmtelÜMie^ 
hombre del diablo. 



Digitized by 



Google 



Cávitv 



tirtumda guHuri iu9. 



a a Cum ambuíaveris^ gradtaniur /«- 
tum : cum dormieris , custodiant U ¡ €i 
tvigilans ioquere eum €is ; 
" ai quia mandatum lucerna est^ et Ux 
lux, ti via viio! increpaíio dUtíplinct: 



a4 vi tusiodiant U ¿ mulkre mala^ 
€i á blanda ii'ngua extranect, 

a 5 Non eoneupiseat puiehríiudintm e» 
/US C9r tuum, neo capiaris nuít'&us 
üiius: 

a 6 preiium enim tcorii vix est unius 
. pañis: multrr auUm viri pretiosam ani" 
mam coptL 

a 7 Nunquid poUst homo abscondert 
ignem in sinu suo^ ut iftsiimenia illius 
non ardeani? 

a 8 auí ambulare suptr prunas, uí 
non comburanlur plantw ejus F 

a 9 sie qut ingredilur ad mulierem 
proxími sutf non eríi mundos eum 
teiiserii eam, 

30 Non grandis esi culpa, tum quis 
furalus fuerit: furatur enim ui esw 

rienUm implcat animam : 

3 1 deprehensus quoque reddet sepiu^ 
plum , et omnem substaníiam domús 
suaeJrodeU 

3a Qui auiem adulter esi, propter 
tordis inopiam perdct animam suam : 

33 turpiiudinem ti ignominiam con^ 
gregal sibi ^ el opprobrium illius non 
delebilur : 

34 quia xehts el furor viri non parcei 
in die vindicice , 

35 nec aequiescet eujusquam predbus, 
nec suseipiel pro redempiiont dona plur 
rima» 



LO VI. ili3 

rason, y tírrante como de collar pre- 
ciólo '* , 

aa Cuando caminares vayan contigo, 
guárdente cuando durmieres, y.en dea* 
pertando conversa coii ellos; 

a3 pues el mandatnienlo de lu pádré 
es á manera de antorcha, y la ley 6 
inslrueciones de tu madre como una 
luz, y la corrección que conserva á los 
jóvenes en la disciplina , es el camino 
de la vida: 

a4 para que te libren de la mala ma- 
ger, y del lenguage zalamero de la ex- 
traña. 

a 5 No codicie tu corazón la hermoso* 
ra de éstas , ni te cautiven sus miradas; 

a6 porque el precio de la meretriz 
apenas es el precio de un. pan*: mas es^ 
muger aJi///«ra' cautiva la preciosa al- 
ma del hombre. 

a 7 ¿Por ventura puede un hombre 
esconder el fuego en su seno , sin que 
ardaja sus vestidos? 

a 8 ¿ó andar sobre las ascuas, sin que^ 
marse las plantas de los pies? 
. a9 Asi el que se llega á la moger 
agena, en tocándola quedará manchado. 

30 No es tan gran cpilpa el qna nno 
hurte , pues que hurta para saciar su 
hambre. 

3 1 Con todo tso , si le cogen , lo pa- 
gará con las setenas , y tendrá que dar 
todos los haberes de su casa. 

3a Pero el adúltero acarrea con su 
inse^isatez la perdición á su alma^: 

33 va acumulando para %i oprobios é 
ignominias , y jamás se borrará su in- 
famia^ 

. 34 porque los zclof y furor del mari-r 
do no le perdonarán en hallando co-; 
yuntura de venganza : 

35 ni se aplacará por súj^licas de na- 
die, ni aceptará en satis^ccion dones, 
por muchos que sean. 



X Deut. P7, V, 6, 7, 8. 

a Según el hebreo puede traducirse : Por^ 
que á causa de una muger ramera se llega 
hasta no tener un pedazo de pan. Mas la 
muger eauiwaalalma del hombre , etc, 
Toir. III. 



i fin el hebreo el genitivo viri está regido 
de mutier¡ 7 asi puede significar la propia 
esposa. 

4 Deut, XXIL V. aa.~Zewí. XX. v. 10. 

O 3 



Digitized by 



Google 



ái4 



t^IBEO' BB X^S 9R0TUBI0S« 



CAPÍTULO VIL 

Exhortación al amor dé la Sabiduría. Descripción de lamuger adúltera 
en ausencia de su marido-, y males aue sobrevienen á los que se dejan 

engañar de ella. 

t Hijo mío, guarda mis consejos, y 
deposita en tu corazón mis preceptos. 

a Observa , ob hijo tnio , mis manda* 
«lientos, y vivirás ; y guarda mi ley co- 
mo las niñas de tas ojos. 

3 Pónlela como sortija en tus dedos; 
«acríbela en las telas de tu corazón. 

4 Di á la sabiduría : Tú eres mi her- 
mana; y llama amiga tuya á la prudencia: 

'5 para que te defienda de la muger 
leztraSa, y de la agena^ y de sus lison« 
jeras palabras. 

6 Pues estando yo observando desde 
la ventana de mi casa, por detras de 
las celosías , 

7 vi á unos incautos mancebos*; j 
fijé mis ojos en an joven sin seso , 

8 que pasaba por la plaza junto á la 
esquina, y se paseaba por cerca de la 
•casa de aquella mala muger, 

9 allá entre dos luces , después de 
anochecido, en medio de las tinieblas i 

I o cuando faé aquí que le sale al en- 
cuentro dicha muger con atavíos de ra* 
mera , apercibida para cazar almas: ha^ 
bladora y callejera , 

I I incapaz de sosiego , cuyos pies no 
pueden parar en casa; 

I a y asi se pone en acecho ya fuera 
de Ja ciudad, ya en las plazas, ya en 
las esquinas. 

i3 Esta muger ^ pues, le echa sus bra- 
cos al incauto mozo, le besa, y con 
semblante descarado, requebrándole, le 
dice: 

1 4 Había hecho iroto de ofrecer vícti- 
mas pacificas por tu salud * : cabalmente 
boy le he cumplido: 

1 5 por cuyo motivo he salido á tu 
encuentro , ansiosa de verle , y al fin 
te hallo. 

1 6 Tengo tendida mi cama sobre cor- 

nna parábola para expliear las maños de una 
muger mah. a Levít. FU. v, i^. 



t Fm mi, eusiodi sermones meos^eí 
praseepta mea reconde tibi. FUit 

a serva mandaia mea , eí vives : H 
Ugem meam guasi pupillam oculi fui; 

3 liga eam in digitis iuts , seribe illam 
in iabulis coráis tui: 

4 Die sapieníias: Sóror mea es; H 
prudentiam voca amieam iuam , 

5 ui cusiodiaí te a moliere exiranea^ 
et ab aliena, qum verba sua duldá 
facit. 

6 Defenestra eaim donuts mete^ per 
saneMu prospexif 

7 eí video párvulos^ eensidero vecor-- 

íMemjttvenemt 

8 quUtransitper plaiwmjuxtaangu-^ 

lUm , ei prope viam domús Hlius, gra^ 
ditur 

9 in obscuro , advesperascente die , in 
neetis tsnebris, et calcine. 

to Bt ecee oecurrit illi mulier ornatu 
meretridOf praparata ad capiendas 
animas: gárrula y ei v&ga^ 

Yi quietis impaiiensy nee valens in 
domo consisiere pedibus suiSj 

la nune foris^ nunc in plaieis , nune 
fuxta ángulos insidians. 

i3 Apprehensumgue deosculatur ju-* 
penem , ei procad vultu blanditur , di- 
tens :' 

i4 Victimas pro 
reddidi voia mea^ 



salute vovif hodis 



i5 idarco egressa sum in ouursum.. 
iuum, desidtrans te videre, ei reperi. 

i6 Intexui f unibus leciulwn meum, 
1 La palabra bebréa a^HllD petaim sig- 
nifica simplei ó incautos. Todo esto es como 



Digitized by 



Google 



^méiiúiMia9»fkU^i 



Gafitvii 



1 7 aspersi euMé numm mjrrrhd , ei 
aloé'f el cinnamomo. 
.18 fTsPu, inedrJemur uhen'buM : et 
fruavmr wpUU umpUseihus., dome ti'* 
luceseai di'es, 

• 19 Non €st tním vir in domo sua^ 
mbiU vid Jongissimd; 

a o saeeulum pecuniís seatm iuh't; in 
die pierwB iunct reversurus esi in do- 
'mum éuam. 

ai Irretivii eum múlUs sermonibuM, 
•I óiandiiM iabiorum protraxii üíum. 

a a Síaiim eam Mttfuitwr guasi bo€ 
dueius ad victimam y et guasi agnus 
iasewiehtf et ignorans guód ad vineiUm 
stuitus trahaíUTf 

:a3 doñee transfigai sagitta jécur eju»: 
veiut si avis fesiinet ad laqueum , et 
nescit quód de periculo animct illius 
agitan 

a 4 Nunc ergOf fili nti^ etudi me^ et 
atiende verbis oris mei. 

a5 JVtf abstrahaiur in viis iUius men* 
iua: negus deeipiaris semitis ejutt 

a6 mulios enim vuineratos de/eeit, st 
fortissimi guigue interfeeti sunt ad eo. 

a 7 P'iee inferí domus ejus , penetran^ 
tes in interiora mortis. 



VIIL • ^i5 

^«/la b« caliicrlo dw cdkte n« 
cao^adat de Egypto; 

17 he rociado mi alcobe con mirra, j 
áloe , y ciaamomo: 

'j8' vtfn, puta, tíúp^ipémonoñ ea delei- 
tes , y gocemos de-, los amprei tan de^ 
seados, basta que amanetca. 
' 19 Porque mi marido se baila auscj^- 
te de casa , y ha ido á un viage muf 
largo: 

a o un talego de dinero lleTÓ consigo; 
^ensa regresar 4 su. casa para el día 
del plenilaniob 

a 1 De este modo la muger p á faena 
de requiebros, le mete en la red, y le 
arrastra á su casa con ñm caricias. 

aa Al ponto la va siguiendo, coma 
Jboey que llevan al matadero , y cual 
corderito que va retocando ,' y el men« 
tecato no conoce que es conducido á una 
.firísion *, 

a3 hasta que la saeta le traspasa las 
entradas : como vuela el ave hacia laa 
vedes, asi va él, sin adveMir que corre 
á perder la vida. 

a 4 Ahora pues , hi}o mió, escáchamei 
y atiende bien 4 lo que te digo* 

a5 No dejes arrastrar ta coraion d« 
sus atractivos, ni sigas seducido ras ca* 



a6 porque son muchos los que ella ha 
herido y derribado ; y han muerto 4 sos 
manos los varones mas fuertes s. 

a7 Sn casa es el camino del infierno, 
camino ^ue remata en la mnerte mas 
funesta. 



CAPÍTULO VIH. 

F'oces con que la Sabiduría convida á todos los hombres: su excelencia: 
bienes que trae á los que la escuchan, y desastres que padecen los que 

la desechan. 



1 lyunguid non sapientia eiamUat^ 
et prudentia d€U voeem suam ? 



1 ¿r^or ventara la sabiduría no est4 
clamando, y no levanta sa voa la pm^ 
dencia ? 



1 Alude al estilo oriental de las camas de 
fegatk) , qua tenían cordones ó cutas en ves 
de tabías, para que estoriesen mas blandas*. 

a Como el loco qao es Uetado 4 la jaula, 
sia que lo entienda. 



S Como David, Sansón, etc. Y aun el mis* 
mo Salomón , después de haber dado tan ex- 
celentes documentos para huir de estas re- 
des , quedó preso en ellas, por haber conisr» 
do en si , y no en Dios. 

04 



Digitized by 



Google 



:2it6 Liino ¿B BOft 

prawarn^ inmediis semi$*sstitnsj 

htM lotjuiiur, dicMs: 

4 O viri, ad hm cfamiíf» » ctf «oo; mea 
adfitíoB hominum* 



5 ItOéltígiU^ panfUk\ asUtUamf €Í 
intipierOes , iuumadveriíáe. 

\ 6 Audile^ fuoniam de rOtu magnU 
JoeuUwa Mtm: ei aperienimr ¡abia mea^ 
ai recta pretdieeni* 

7 PleriUUemmediiatiturgutiurmemmt 
ei ¡aüa mea deie e Ut buni ur ünpium. 

8 Justi eunt omnee eermonee mei, 
non eeOneie pramun qmid^ neqae per^ 



9 reetí eunt inUUigenUbme f ei eeqm' 
invenienti'bus eeientianu 

10 AceifdU dieeiplimun meam^ ei non 
peeuniam .* doetrínam magie , ^uám aw 
ntm etígíüe, 

XI Melior e$i enim eapieniia euneiie 
pretíóeteeimie : ei omne deeiderabiie ei 
non poieei eompararL 

, xa Bgo eapieniia habiio in eonsitíOf 
ei erudOie iniereum eofUaiioa^ue, 



i3 Timor Domini odU mahnn: arro^ 
gaitiiam , ei euperbiam , ei piam pra^ 
pamt ei os bilingüe deieeiv. 

' x4 Meum esi eoneilium^ ei acquitas; 
mea eei prttderUiá, mea esi /oriiiudo : 

. i5 per me regee regnani^ ei legum 
ea n d O^ ree justa deeernuni: 



vbovsebIos. 

9 jRaesto eii'i^* en Iti tons «ttat j 
elevadas cimas, en xnedio de las carre- 
lerai » en las encrucijadas de los ca- 



3 jnnto á las pnertas de la ciadad^ 
«n la niuna entrada, da voces » dx<* 
ciendo: 

4 Qb Tarones* 9 á vosotroa es á ^ie* 
nes estoy contínaaolente clamando , f á 
Tosotros todos hijos de los hombres di- 
rijo mis palabras. 

' 5 Aprended, hombres incantos, la 
prudencia , y estadme atentos, vosotros 
pecios. 
J& Escuchad » porque yo voy 4 bablac 
de cosas grandes , y van á abrirse mis 
lobios para anunciar la justiei*» 
^ 7 Publicará mi boca la verdad que 
he estado meditando, y mis labios abo- 
minarán la impiedad. 

8 Justos son todos mis discursos ; no 
hay en ellos cosa torcida ni perversn* : 

9 son rectos pam aquellos que tienen 
inteligencia , y fáciles para los que han 
hallado la ciencia. 

I o Recibid mis instrucciones, con 
mayor gusto que si recibieseis dinero: 
anteponed al oro la ciencia; 

1 1 puesto que vale mas la sabiduría 
que todas las joyas preciosísimas, y 
nAda de cuanto puede apetecerse es 
comparable con ella. 
' in Yo la Sabiduríu habito 6 preeido 
en los buenoe consejos, y me hallo pse-* 
senté en los sabios x discretos pensa- 
mientos >: 

x3 £1 temor del Seitíor aborrece el 
mal : yo detesto la arrogancia y la so- 
l>erb¡a , todo proceder toixido , y tod« 
lengua dolosa. 

1 4 A mí me pertenece e! don de con- 
sejo , y la equidad : mia es la prudencia, 
mía la fortaleza ; 

iS por mi reinan los Reyes, y decre- 
tan los Legisladores leyes justas; . 



X Bd hebreo C3^1Z7^t*< itchim , que eorre»* 
poode al castellano t^arones ú hombres ilus- 
vrei : después se lee Ca^H ^22 bené adam , 
que denota el coidiid de los hombres. 
- a No sucede asi eo la doctrina de los Gloso- 
íigis T moralistas , aun los mas acreditados, co- 
me S4cratei, Plutarco^ Séneca, Confueia, etc. 



que contiene muchas cosas contrarias á la 
misma razón y á las buenas costumbres, mea- 
eladas con exoeleaies máxians, que por tra- 
dición , ó tal Tei por los mismos Libros Sa- 
grados del pueblo de Dios babiaa aprendido. 
3 ó pmdentes dictámenes. 



Digitized by 



Google 



CAPIttJtO VIII. 



aiy 



, 16 per me printípe» impenmi » tí po^ 
tenies decernunt jusíitiam, 
' 17 Ego diligentes me diiijgo: ti qui 
mumé pigHaiU ad me , invenieni me* 

ift Meeum sunt dhitíee ^ ef gloria ^ 
opee superda , ei /usiitia, 

1 9 Melior eet enim frucius meue aurOy 
ti lapide preiioeo^f ei genimina mea ar^' 
genio eledo, 

Ao In viie iueiUU» amimlOf in medio 
eemiiarum judicii, 

ai 11/ diiem diligentes me^ ei ihesau* 
ros eorum repleam» 

a a Domimu possedii meia inilio via^ 
rum suarum , antequam quidquam /a- 
cerei á principio. 

Ski M ceterno ordinata sum, ei ex 
aniiquis antequam térra fieret. 



. »4 Nondrnn erant aiyssif ei eg^Jam 
eoneepia eram : needum fontes aquarwn 
-eruperani : 

a 5 needum montes groQÍ mole eonstí* 
Urani.: ante eoUlss ego pariuriebar : 

i 

a6 adhue terram non feeeraiy etfiur 
mina^ ei eardinee oráis ierret,. 

37 Quando pneparadai calos aderam: 
Mfuando eertá lege ^ ei gyro vallabai 
abyseos: 

. aB quando eethera firmábaá sur sum: 
et iióraóat fontes aquarum : 

a 9 quando eireumdabai mar i termi-^ 
wmm smimy ei legem ponebai aquis 9 ne 
iransireni fines suos: quando appende^ 
^i fundamenta terree^. 

3 o thun eo eram euneta eamponens, 
ei deleetadar per singulos dies , ludens 
eoram eo omni iempore^ 

' Zi ludeñs in orbe ierranan; ei deli" 
$iee mea , esse eumfiliis hominum, 

' 3 a Nune ergo^filiiy auáite mt:^ Bew 
ti, qui eustodiunt vias meas* 



' 16 |M>p mi loft Príneipts -mandan , y 
los jueces admtnwtraB la josticia. 

1 7 Yo amo á los que me aman ; y me 
hallarán los que madrugaren á bus- 
carme. 

18 En mi mano están las riquesas y 
la gloria , la opulencia y la justicia. 

19 Pues mas valen mis frutos qué él 
oro y las piedras preciosas; y mis pro- 
ducciones que la ñas acendrada plata. 

a o Yo camino por las sendas de la 
justicia , por la carretera de la rectitud, 

ax á fin de enriquecer á los que me 
aman, y henchir sus tesoros. 

aa £1 Seilor me tuvo consigo al prin- 
cipio de sus obras , desde el principio, 
antes que criase cosa alguna. 

a 3 Desde la eternidad tengo yo el 
principado de todas las cosas ^f desdé 
antes de los siglos, primero que fuese 
hecha la tierra. 

a4 Todavía no existian los abismoá ó 
maree ^ y yo estaba ya concebida: ana 
«o habían brotado las fuentes de las 
aguas, 

a 5 no estaba asentada la grandiosa 
jDole de los montes , ni aun babia OD- 
Hados, cuando ye babia ya nacido: 

a6 aun no babia criado la tierra , ni 
los ríos, ni los ejes del mundo. 

a 7 Cuando extendía él los cielos esta- 
ba yo presente,*- cuando con ley fija en- 
cerraba los mares dentro de su ámbito: 

a 8 cuando establecía allá en lo alto 
las regiones etéreas, y ponía en equili- 
brio los manantiales de las aguas : 

39 cuando circunscribía al mar en sus 
términos, é imponía ley á las aguas 
para que no traspasasen sus límites: 
cuando asentaba los cimientos de la 
tierra ; 

30 con él estaba yo disponiendo todas 
las cosas; y eran i»i« diarios placeres el 
JM>lgarme continuamente en su pre« 
•cncia, 

3 1 el holgarme en la creación del uni- 
verso; siendo todas mis delicias el estar 
con los hijos de los hombres. 

3a Ahora pues, oh hijos, escuchad- 
me: Bienaventurados los que siguen mié 
caminos. 



- «minos. 

• 1 .0 soy «1 principio d« tode. Segua el hebreo : so/ Bi¡jrna desde la eternidad. 



Digitized by 



Google 



ai8 LitíkÚ BB X4IS 

aa JmdUe diáapKmnn^ tá eMU Mr- 

pienies^ ei noliie aój'kere eam. 

' 34 Beaius homo ffui audit me^ ei qui 

vigilai ad /ores meas quotidie , et 06'^ 

servai ad postes osUi mei. 

35 Qui me invenerít , ¿aweníei vitamf 
0i haurtei saitUem á Domino : 

36 qui auiem ih me peccetoerii^ Jatdet 
^nimam suam. OmneSf químeoderunt^ 
4üi8Uni mortemé 



33 Oía nU donsoifoa, y tfe4 aál&o^ 

j no queráis desecharlos. 

34 Bienaventurado el hombre que ne 
escucha» y que vela coatí nuamente á 
las puertas de roí casa» y está de ob- 
servación en los umbrales de ella'. 

35 Quíeu me hallare hallará la vida^ 
y alcanaará del Seftor la salvación : 

36 roas quien pecare contra mí, da- 
fiará á su propia alma. Todos los qo^ 
me aborrecen á mi» aman la muerte* 



CAPÍTULO IX. 

De la misteriosa casa en que habita la Sabiduría : y del convite que ella 

da ; bien contrario al convite que da la mala muger d los necios , que 

le aceptan , jr con esto se hacen desdichados. 



I ibapientia mdifieavit sibi domttm , 
exoidií coiumnas septem, 

a Jmmolavii vieíimas suas , miscuii 
pimtm I el proposuii mensam suant^ 

3 Misií andiias suas ut voeareni ad 
arum , ei ad maema eivitaiis : 

4 Si quis esi parouius^ ventai ad me. 
Ei insipientidus ioeuia esi : 

5 Venus f eomediie panem meum , éi 
tibiie vinum quod miseui poóís. 

6 Reiinquüe infantiam , ei vivite , ei 
mmbulate per tfias prudeniice. 

7 Qui erudii derisorem , ipse injuriam 
sibifaeii : ei qui arguii impium , aibi 
maculam generai. 

S Noli arguere derisorem , ne oderii 
ie* Argüe sapisniem^ si diligei is, 

9 Da sapienii ocmsionem , ei addstur 
ei sapientia. Doce jusium, ei fesiinabü 
Siseipere* 

10 Prindpiítm sapieniisb^ iimor Do-» 
mitti:,ei seieniia sanctorum^ prudentia, 

I I Pnr me enim muUiplieahuntur dies 



I JLa Sabiduría se fabricó una casa 6' 
palacio : á cuyo fin labró siete columnas. 

- 9 Inmdló ^ne víctimas para el éonvÜei 
compuse el vino, y preparó la mesa: 

3 envió sus criadas á convidar que vi«> 
niesen al alcasar ; y desde las murallas 
de la ciudad grUíUfat 

4 Quien tea párvulo ó seneOlo^ vén-* 
gase á mi. Y á los que no tienen juicio 
>les dijo : 

5 Venid á comer de mi pan y i beber 
el vino que os tengo preparado. 

6 Dejad las niñerías; y vivid y cami* 
nad por las sendas de la prudencia. 

7 El que instruye al mofador ó impío^ 
se acarrea ignominia ; y el que corriga 
al desalmado, se adquiere infamia. 

8 No quieras redargüir al mofador, 
para que no te aborresca*. Onrrigc al 
sabio , y te amará. 

9 Da al sabio ocasión de aprender , y 
crecerá en sabiduría: enseña al justo, y 
se apresurará á aprender. 

10 El principio de la sabidaríaes el 
temor del Señor ; y la ciencia de los 
santos es la verdadera prudencia. 

I I Porqne por mí se multiplicarán 



I Para lograr la entrada. 

a En todos estos versos se babla de los im- 
píos obstinados , y que con descaro hacen 
públicamente burla de la corrección. Cuando 
se vé que ésta no es escuchada , antes si rí- 
drcoKzada por tales impíos , con peligro de 



hacer titubear en la virtud á los débiles ó tí- 
midos ,. debe excusarse ; se^n el consejo que 
nos dá el Sabio en el Eclesiásiico^c* XXJlIL 
%f. 6. Y ja dijo un filósofo gentil t AmonesUir 
d wi hombre obstinado en el mal , es lo mis'^ 
mo que poner um espejo delante de un dsgo. 



Digitized by 



Google 



Gapitu 

fut , et addeniur itbt anni vUet. . 

I a Si sapiens fueris , iibime^ipai erii: 
^i auSem tVuéor, golus portahis malum. 

1 3 Mfulier stulta et elamosa , plenaque 
illecebris , et nihil omnino sciens , 

1 4 sedii in foribus domas suce super 
sellam , in excelso urbis loco , 

i5 »< vocaret transeúntes per viam^ 
et pergenies itinere suo: 

t6 Qai est párvulas ^ dedinet ad me. 
JEt vecordi locuta est : 

1 7 jíqua furtivas dulciores sunt » eí 
pañis absconditus suavior, 

1% Bt ignoravit guód ibi sint gigan^ 
les y et in profundis inferni conviva: 
ejus. 



LO X 2lt^ 

tus días, y se te tSadirán aflíos de vida, 
m S¡ fueres sabio, para tu proveclMb 
lo serás ; roas si eres un mofador , tá 
solo pagarás la pena. 

1 3 Una rouger loca y vocinglera, f 
rebosando caricias , y que no sabe nada 
sino el seducir y 

1 4 se sentó en nna silla á la puerta 
de su casa , en un lugar alto de la 
ciudad, 

i5 para llamar á los que pasan por 
la calle, 4 los que van en derechura 
por su camino , dieiéndoles : 

1 6 El que es mosuelo 6 simple, taer- 
aa hacia mi su paso ; y al mentecato le 
dijo : 

1 7 Las aguas hartadas ó deleites pró^ 
hibidos son mas dulces , y el pan to- 
tasado á escobdidas es mas sabroso. 

i8 Y no sabe el mentecato que allí 
ton ella están los gigantes ó demonios; 
y que sus convidados caen en lo maa 
profundo del infierno. 



CAPÍTULO X«. 

Sentencias que van alternando sobre el sabio y el necio y sobre la virtud 

y el vicio. 



I J* ilius sapiens ketifieai pairemt 
filias vero stultus maesiiíia est mairis 

a Nihil proderunt thesauri impietatis; 
/ástitia vero liberabit á morte, 

3 Non affíiget Dominas fanu animam 
Jusiiy et insidias impioram subvertet, 

4 Egestatem opérala est manas re- 
missa ; manas auiem fortium divitias 
par ai, Qai nititar mendaciis^ fue pasaé 
ventos: idem auiem ipse sequilar aves 
iolanies» 

'5 Qui eongregat in messsy filias sa^ 
piens est; qui autem stertit cestatSy fi^ 
lias confusionis. 



1 ÍLI hijo sabio es la alegría del pa^ 
lire ; asi como el necio es la aflicción de 
•a madre. 

a Nada aprovecharán los tesoros mal 
habidos; pero la justicia en todas las 
acciones librará de la muerte. 

3 £1 Señor no afligirá con hambre la 
persona del justo, y desbaratará ' las 
tramas de los impíos. 

4 La mano desidiosa produce la men« 
dicidad ; pero la mano activa acumula 
riquezas. -. Quien se apoya en mentU 
ras, ese tal se alimenta de viento , y 
corre neciamente tras las aves que 
vuelan. 

5 El que recoge en tiempo de la sie- 
ga, es hombre cuerdo; mas quien Ji/er- 
ms y rMca en verana, es un insensato. 



1 Los noeTe capíluiM anteriores son cerno San Geróatmo , y varías edicionos de la Vol- 
uoa especie de preracto; y tal vez por eso en gata se lee aqai como titulo Parábolü Salo* 
el texto hebreo , cháldéo , y en la versión de noms, Parábolas de Salomón. 



Digitized by 



Google 



dSO LtBEO mt LOS 

€ Beneéitíio Ikumáii m/Kr taimi Jur 
sis i o» ituiein impiorum o¡^U iniquiiaSm 

7 Memoria justi cunt Imudibus; ti m^ 
men impionun puirtwceié 

8 Sapiens cor de proBcepta nutipii; 
§ÍU¡iU8 eeeditur ia^iis. 

9 Qui ambulai simpUciter^ ambulai 
ewnfidenUr; qm auiem deprovat vias 
suas , manifeslue eriL 

I o Qui annuií oeuio , dadU dolorem; 
H stuitus Ut^iir vtrberabitur* 

I I F'ena vitm , ot jueti; et os impüh' 
nun operií iniquitaiem, 

I a Odium suseitmt rizas ; et universa 
delicia operií eharitas. 

i3 Xn labiis sapientis inveniiur sa^ 
pieniia; et virga in dorso ejus qui in^ 
diget eorde. 

1 4 Sapientes abseondunt seientiam; 
os auiem stulti eonfusioni proximum 
est, 

i5 Suhstantia divitis , urbs fortitudi^ 
nis ejus ; pavor pauperum , egestas eo-^ 
rum, 

1 6 Opus justi ad vitam; fruetus aw 
tem impii ad peeeatum, 
. 17 F'ia vilae^ eustodiénii disapíinam; 
qui autem increpationes relinquií^ erriU. 

, 1 8 Abseondunt odium labia mendacia; 
qui profert eontumeliam , insipiens est» 

19 Xn multiloquio non deerit peeea^ 
ium : qui auiem moderatur labia sua^ 
prudeniissimus est. 

a o Argén tum eleetum^ lingua /usti¿ 
sor autem impiorum pro nHulo. 

ai Labia juiti erudiunt piurimos; qui 
autem indocti sunt^ in cordis egestate 
morisntur. 

.aa Benedietio Domini divites faeit^ 
nse sociabiiur eis aj/lictio. 



PaOTSEMOS. 

6 La bendición del ScSor descaiiM ao» 
bre U cabeta del jatto; mientras la fai 
de los impíos está cubierta de maldad. 

7 La memoria de los jastos será ce- 
lebrada ; pero el nombre de los impíos 
sera abominable. 

8 El que es sabio de corazón , recibe 
bien los avisos : mas para el mentecato 
cada palabra es un acote. 

9 Quien anda con sencillez, anda se- 
(furo; pero el de proceder taimado, ven- 
drá á ser descubierto. 

10 El que guiSa de ojo', acarreará 
dolor ; y el necio padecerá por sus ha- 
bladurías. 

1 1 Vena de vida es la boca del justo; 
mas la boca de los impíos encierra la 
iniquidad. 

la El odio mueve rencillas; pero la 
caridad cubre todas Us faltas*. 

1 3 En los labios del sabio se baila la 
sabiduría ; y el azote en la espalda del 
que no tiene juicio. 

14 Ocultan su saber los sabios; mas 
la boca del necio cerca está de la con- 
fusión. 

1 5 El caudal le sirve al rico de plaia 
fuerte': á los pobres los llena de pavor 
ó timidez su misma miseria. 

16 El justo trabaja para poder vivir; 
las (ganancias del impío son para pecar. 

17 Quien recibe la corrección, va por 
el camino de la vida: quien no hace 
caso de ella , descarriado anda. 

18 Los labios mentirosos disimalanln 
malevolencia : quien profiere contume- 
lias es un insensato. 

19 En el mncbo hablar no faltará 
pecado; mas quien sus labios refrena, 
es hombre muy prudente. 

ao Plata finísima es la lengua del 
justo; pero el corason de los impíos no 
vale nada. 

ai Los labios del {osto instruyen á 
muchísimos ; mas los que no quieren 
recibir la instrucción, morirán en su 
ignorancia^. 

aa La bendición del Setor hace rkoa 
d los hombres; sin que padezcan aflicción. 



1 Cap. yL ^^, Z.-^EccU, XXy/L v. a5. 
a /. Cor. XIU. •». 4— /• A*- í^' •'• «• 
3 /. Tim. VI, r. 17. 



4 o morirán en tu necedad jr voluntaria ig- 
norancia. 



Digitized by 



Google 



Cavitü 

eo3 Qiiait p$r riium éiuHks épéraiur 
seelüsi sapícniia auiem.esí viro pm^ 
dentia^ 

i 94 Qf^od iémei hnpius , veraei super 
eum ; desíderíufn suum justis dabitan 

■■■ " > 

-aS Quasi iempesiaa transiéns vún erii 
knpiuM ; jusius auiem quasi fundamtn'* 
tum sempiternum, 

-afi SÍ€Ut áeeium denUbué ^ H fumus 
ocuiís ; sic piger his qui rntseruni euni» 



197 Timor Domínt apponet dtéé ; et 
anai imptorum breviabuníur. 

'38 ExpecUU/o j'usíorum latítia ; 9pea 
oMiem impiórum períbii^ 

.99 Fbriüudo- aimplkia via Homini 
«I paoor híSf qui operarUur tnaium. 

-3o JuHus in aitrnum non commovú' 
biiar; impü aitíem non habiíabuni su^ 
per terram» 

l3i Qfjusii parturiet s<Mpienti«Ktn; Un* 
gjua pravorum peribil» 

•3a Labia júaii considerani pfáeHa; 
ei os ímpiorum pervÉtsm* * 



LO XI. ^ aat 

' a3 El inaensito comete los crine nts 
como jugando; mas la d»bidaría del 
hombre e$tá en su cordura. 
'*a4 Le sobrevendrá »1 ímirio el nral 
que está temiendo: á. loa justos se les 
concederá lo que desean. 
. a 5 Como el tarbion que pasa, asi des- 
aparecerá el impío; pero el justo suh^ 
sistirá como un fundamento que per- 
manece eternameatt. 

a 6 G>iiio el agraz entorpece loa diea* 
tes, y el humo los ojos: asi es el pere» 
iMO*p»ra los que le envían. 

a 7 £1 temor del Señor alarga la vida^ 
mas los años de los impíos serán acortados* 

93 La expectación de los justos pa- 
rará en cotttento; pero la esperansa da 
los impíos parará en humo. 

a9 JSi seguir la- senda del Señor hace 
foerte al justo; peno aquel loe que obran 
mal están llenos de pavor. 

30 £1 justo jamás será conmovido; 
mas los impíos no durarán sobra U 
tierra. 

3 1 De la boca del justo manará sabi- 
duría .' la lengua de los malvados ser4 
cortada. 

• 3a Lo» labios del insto se emplean en 
hablar cosas agradables á Dios; y e» 
hablar cosas perversas la boca del impío.. 



CAPÍTULO Xh 

Contrapónese la felicidad de los justos y sabios á la desdicha de los 

malos ¿ insensatos. 



• 1 Otaiera dolosa^ abominaiio est a- 
pud JDominum; et pondus ttquum , vf^ 
tuntas ejus. 

a Ubifuerit superbia , ibi erii et eon^ 
tumetiaf ubi auiem est humüitas , ibi 
at sapientia, >' 

3 Simplteitas j'ustorum diriget eos ; ét 
gmpptantatío perversorum vastt^U Utos. 

4 Non proderunt dii^itias in dié ultüH 
nU$ /astitia mútem tiberabit á marte. 

5 Justitia simpiids diriget í>{am e/usf 
el in impietate sua eorruet impius. 



I JLa balams falsa 6s abominable á 
los .ojos del Señor; el peso cabal es la 
que le agrada. 

-a Donde hay soberbia , allí habrá ig- 
nominia ; mas donde hay humildad , ha-' 
brá sabiduría. 

3 La sencillea servirá como de guia 4 
los jttslos: y' la dobles acarreará á lor 
pecadores su perdición. 

4 Nada servirán las riquesaa en el día 
de la venganaa} mas la justicia librará 
de la muerte. 

5 La justicia del hombre sencillo di- 
rigirá sus pasos; y ál Impío le hará 
caer en el precipicio su impiedad. 



Digitized by 



Google 



&19 LlBEO Dfi IOS 

6 JiuiUia reáorum tíberabít eos ; et 
in iíuiduM suis eapientur ¿níquí, 

7 Ufortuo homíne imph^ nulla erii 
uUrá spes ¡ ei expeeiaíio Mollicilarum 
ptribit, 

8 Ju»tu9 de angustia überaius esi¡ 
et tradetur impías pro eo, 

9 Simulator ore deeipU amitum suumt 
jusii aulem liberabuntur scientid» 



JO In bonis justorUfnexuUabit 
ios; et in perdüionem impiorum erit 
iaudaiio^ 

1 1 BenfidictSone fustorum exaltabiUtr 
€Í9ÍU^Si ei Qrfi impiorum subvertetur, 

I a Qui despicit amicum suum , indi" 
gens corde est ; vir /autem prudens ta» 
ceUt. 

iS (¿ui ambuiat fraudulenter f reoehU 
arcana; qui autem fidelis €St animif 
celat amici commissum» 

i4 Ubi non est gubernaíár , populus 
eorruei ; salus autem , ubi multa con^ 
siiia. 

1 5 AJJUgetur malo ^ui Jideni faeit pro 
extraneo ; qui autem cavet iaqueos , se^ 
curus erii» 

1 6 Mulier gratiosa inoeníei gloriamg 
et robusti ftabebuni divitias» 

1 7 Bene/acit animes suas vir miseri'^ 
eors ; qui autem erudelis est , etiam 
propinquos abjicit, 

lé Imipiusfaeit opus instábUef semi^ 
nanfi uutem justitíam metices fidetís. 

19 Clemeniia preeparat »iiamt si se^ 
eiatio makwun» moHem^ 

ao jibamitmbiis Domino éor pratium: 
et votuntms eiu» in iiif ifui sitnpiieiter 
ambulant, 

ai Manus in manu non erii ínnouns 
malus ; eemsn mtfem jusiorum eafvo-* 
bitur. 



raOTSEBXOS. 

6 A los hombres buenos sn ¡osticia 
los salvará: pero los malos qaedarátt 
cogidos en sus mismos lazos. 

7 Muerto el imfno, muere tambieii 
su esperansa; y la expectación de loa 
codiciosos parará en humo. 

' 8 El fusto es libertado de la tribala- 
cSoo; Y en su lujgar será el impío atrí* 
bulado. 

9 El hombre falso enga&a con pala- 
bras á su amigo : mas los justos se li- 
brarán <con ei don de la ciencia. 

10 En la prosperidad de los justos se 
alegrará la ciudad : y Ja perdición de 
los impios se celebrará con canciones. 

1 1 Por la bendición de los justos será 
ansalsada la ciudad; mas por la lengua 
de los impíos quedará arruinada. 

I a £1 que desprecia á sn amigo y cS 
de corason menguado; pero d yecon 
prudente callará sus defecios. 

i3 £1 que va de mala fe« descubre 
los secretos; pero el de corason leal, 
calla lo que el amigo le confió. 

tf JHxe falta de gobierno se arruina 
el pueblo: donde abunda el consejo,^ alli 
bey prosperidad. 

1 5 Padecerá desastres el qne sale //i* 
eautame¥tie por fiador de nn extraño; 
pero el que no se enreda en fianaas vi* 
vira tranquilo'. 

1 6 La muger de bellas prendas ad- 
quirirá gloria ; y los hombres de valor 
obtendrán riqucsas, 

17 £1 varón misericordioso se hace 
bien á sí pri>pio, asi pomo el hombre cruel, 
basta á sus próximos parieotas desecha. 

18 El impío trabaja en vaso; mas el 
que siembra obras de justicia, tiene se- 
gura la cosecha. 

19 La clemencia es camino pera la 
vida; y la afición al mal conduce á la 
muerts. 

a o Abominado as del Seftor el eore- 
«ao perverso» y se complace en •qaelkíe. 
que proceden con sinceridad, 

ai Aanque se esté meno sobre me* 
no*« no será inocente el hombre ^«nal*^. 
vado; pero la descendencia de los justos 
será puesta en selvo. " 



1 Esto es, el qne ao fia neciamente. Véase 
eap, f7. y. I. 



a Segnn el hebreo: fhr una parte ú' pop* 
otra I ao quedará sin castigo d malvado. 



Digitized by 



Google 



€a9Ivvi»o Xli. 



aa3 



a» Cirtmimti dama in nariHüÉ miSf 
muUür fmitbra ei fuíua^ 

d3 Desideríum jusfarum ^amne honum 
-ÉSÍ.; ftrocsiolatio ímpíorum /ur^r,- 

a 4 Jiiü dwMutit prapria^ et diitóres 
JSuni; aiii rapiuni non sua ,.ei nmptr 
in 0gesfaf€ sunU * 

a5 Anima » qum benedicii » impingutt^ 
bilur : et gui ineéríai , ips€ quogue ioe* 
^ehriabilur^ 

a6 Qui obMúndii frumento » moledí" 
€€iur in popuiis : benedietío auUm super 
€0puí pendeníium, 

37 Bene eonsurgií diiueuio gui.qmcrU 
éona : qui auiem invtsiigaior nuüorum 
€§t ^ opprütHtur ab eis, 

a8 Qui confidit in diviíiit éuii , cor- 
nui:justi auiem quasi virtne foíium 
^rminabunL 

39 Qui toniurbat domúm euam^ poe^ 
sidebU ventos : et qui sluitUs e$t ^ icer* 
Wei fopienti, 

^ 3o Éructus justi ifgmim uitias : ei qui 
suseipUtonimas^ sapiens esL 

3 1 Si /ustus in térra redpit , quanto 
metáis impius et pecuUor t 



aa La belleta en niia AMigar Cktua, es 
eomo aoriija de oro en el hocico de un 
cerdo. . 

a 3 Todo deseo de los justos se dirige 
al bien: ios malos ao anhelan sino el 
desfogar sa furor. 

a 4 Unos reparten sus propios bienen, 
y se hacen mss ricos: otros robsn lo 
ageno, y están siempre en miseria. 

a 5 £1 sima benéfica será colmada de 
bienes; y será como embriagada de ellos, 
la que á otros embriaga'» 

a6 Quien esconde los granos será mal- 
dito de los pueblos; mas la bendición 
descenderá sobre la cabesa de los ^e 
lo sacan al mercado '.- 

a 7 £n buen hora madruga eT qae 
busca como hacer el ftien ; mas el que 
basca oomq hacer el mal , será dci mal 
oprimidor 

aS Quien confia en sns riqneías, caerá 
por tierra : al paso que los juslo^ ilorc^ 
cerán como árbol de verdes ramas. 

39 Quien trae en desorden su propia 
casa , noposeerá mas qoe aire; y el ne- 
cio habrá de servir, al sabio. 

3 o £1 fraio del obrar del jnsto, et 
como del árbol de la vida: y aquel que 
gana almas para Dios es hombre sabio. 

3 1 Si el justo es castigado en la tierra 
porsiis defectos y ¿cuánto okas lo serán 
el impío y el pecador'? 



CAPÍTULO XIL 

Cotejo entre los que aman la torreccion jr los que huyen de ella. 



1 \fui diligit disapiinamf ditígfi 
seienáiam : qui auiem odit.inerepationeSf 
insifátns est, 

a Qui bonus est , haurtbi gratiam fk 
.DominoA qúi outém túnfidii in' sogita^ 
Mtnibus muís f impié agü* 

3 Non roborabítur homo ex impieáate: 
si rsuUx justm^um non eommovsbUUrk 

4 Muiier diligens corona est viro suü: 
ti puiredo in ossibus t¡us^ quas confw 

1 O colma d« beneficios. 



I \/u¡en ama la corrección , ama la 
ciencia ; mas el que aborrece >as re- 
prenaioiiesy es na insensato. 

a El hombre de bien alcansará el lar 
ver del Seflor • pero el que pone la con- 
fianta en ana propias ideas, obra como 
impío. 

3 No logrará el hombre consistencia 
por medio, de la impiedad; mas la raia 
de los justos permanecerá inmoble. 

4 Corona de su marido es la moger 
hacendosa; asi como es carcoma de sns 



a A precio moderado y siamioi I 



3 /. Pét. ly. 18. 



Digitized by 



Google 



aa4 LiBEO »8 1^01 

sione res dignms gerii, 

m5 Cogt'tatíones justorum judida: el 

consilia impiorum fraudulenta, 

6 yerba impiorum insidiemiw san^ 
guini: os justar um liberabit eos. 



7 Ferie impios , sí non eruni: donuts 
•autem jusiorum permane&Hé 

S Doctrina suá nosutur vir : qui au^ 
4em fianus ei excars est ^ paiebii con'" 
'iemptui, 

' 9 Melior est pauper ei suffieiené sibi^ 
quámgioriosus et indigens pane, 

' lo Nooii jusUn Jumentorum suorum 
janimas : viscera autem impiorum crun 
delia, 

1 1 Qui operatur ierram suam , saiia^ 
-bitur panibus : qui auian seetatur <^- 
iium , stultissimms esi. Qui suavis esi 
in vini demoratiom'bus ^ in suis muni" 
4ionibus reiinquiá contumsliam. 

1 a Desiderium impii munimentum est 
pessiffiorum : radtx autem justorum 
profteiet, 

'.. ti Prapier peeeaia iabiorum ruina 
proximat malo i effugiei atUem justu9 
de angustia, 

i^ De fructu oris sui unusquisque re* 
plebitur bonis , et j'uxta opera monutfm 
suarum ' retribuetur ei. 

1 5 Fia stulti recta in 'oculis éjus : qui 
auiem sapiens est^ audit consilia. 



1 6 Fatuas stalim indicat ¿ram.¿ 
qui autem dissimulai is^uríttsn^ eaUidtns 
-est: ■ . ^ 

•17 Qui quod nboit ioquiiur, MIéseJ»' 
stitisc esi : qui autem' rpenüiurf iesOs 
est fraudulentus, 

: iS Esi qui promiiíity et quiui gladip 



Jiaesos lá de niftlM eoslunibM». 

5 Rectos y sinceros son los pensamie»* 
tos de los justos: frauda lentos los con« 
0e|osde los impíos. 

6 Las palabraa de los impíoa soa .«Mr 
chanzas puestas á la vida de los próji'- 
mos; mas 4 éstos- \oñ librará la boca de 
k» justos. 

7 Dé un vuelco á los impíos ' , y no 
''quedará rastro de ellos ; pero la casa de 

los justos será permanente. 

8 Por su doctrina se dará á conocer el 
hombre; pero el vano j sin cordura será 
objeto de desprecio. 

9 Mas a preciable es un pobre que sabe 
ganarse su vida » que un fanfarrón que 
ni pan tiene que comer*. 

10 El justo mira hasta por la vida 
de sus bestias';, pero las entrada^ de 
los impíos son crueles. 

- II El que^ labra su tierra, se saciará 
de pan : mas el que se entrega al ocioi, 
es sumamente necio« ->- El que pasa el 
tiempo saboreándose en el vino, deja 
estampada la infamia en su familia^. 

I a £1 deseo del impío es que se hagan 
fuertes los hombres peores ; mas con 
todo , la rais de los justos ii^ retoSan^ 
do cada vez mas. 

1 3 Por los pecados de la lengua se 
acarrea el malo su ruina ) pero el |usto 
escapará de la angustia. 

i4 £1 hombre será colmado de bienes 
conforme afueren los frutos de su boca; 
y según las obras de sus manos será sa 
galardón. 

i5 Al uecio se le figura acertado su 
proceder; pero el sabio toma los conse- 
jos de otro. 

, 1 6 Maestra I uego su ira el fatuo ; pero 
el varón circunspecto disimula la in^ 
juria. ' '♦ 

' 17. £1 que solo a^rma lo que sabe, 
ese es fiel tesUgor; mas el que miente, 
luego deja conocer que es un testigo 
lira údu lento. 

ift' Hay qaica bmo%Jns9nsÍdtrjtdam$nie 



• I ó lnmbltf9 : f'^oltéa d fns htfpioS' Su fuier- 
^le nctide uucbaa veces üc U yuclta de uo 
tlado. 

a A»i lo vemos en los ()uet preciados de su 
nobleza , viven en la ociosidad y miseria \ y 



í 



\9f coosigaie^te Henos da vicios , 7 estaiando 
los deinas, Éccli. X. i». 3o. 

3 Deut, XXir. V. 6. - j^t^. XXJV, i'. 18. ai . 

4 Antes acreditada , ó bien gobernada , y 
ainiíoaáa despaes por.4us.|M>n»(;))éras; . 



Digitized by 



Google 



Capitulo XIII. 



aaS 



punfiiur tonseientUtf UfigUa auíem so" 
pieniium sanitás est. 



19 Labiúm veritaiis firmum erii tn 
perpeiuum : qui autem iesiis esi rtpen^ 
iinusj eoneinnat linguam mendaciL 

ao JDolu* in eorde cogitantium malas 
ifui autem paeis ineunt consilia , seguid 
tur eos gaudtum. 

ai Non eontristabii jusium quidquiá 
ei aedderii: impii auíem repMuniur 
malo. 

aa Abominatio est Domino labia meñ- 
daeia : qui auiem fideliter aguni , plo'^ 
cent ei. 

a 3 Homo versutas eslai seieníiam: ei 
sor insipieniium provocai siuiiiiiam, 

a 4 Manus fortium. dominabiiur: qum 
auiem remissa esi^ tributis serviet. 

a 5 Mioeror in eorde viri humiliabii 
iUum 9 et sermone bono Icetifieabitur* 

a6 Qm* negligit damnum propter aemi'» 
Off», juHus eet:,iUr auiem impiorum 
decipieí eos. 

a 7 Non inveniet fraudulentus luerum: 
et subslanlia hominis eriá auri preiium* 

%% In semita justitías ^ vita: iter oif- 
tem éevium dudt ad moriem. 



uní promesa ; y al instante , como he- 
rido de uaa espadi , se vé estima lado 
de su conciencia ' ; mas la lengua de los 
sabios acarrea la salud jr bienestar, 

19 La. boca que habla verdad está 
siempre firme ; pero el testigo inconsi- 
derado zurce una jerga de mentiras*. 

ao Lleno está de engaSo el coraaon 
de los que maquinan el mal ; pero los 
que ée ocupan en designios de paa , se 
bañarán en goio. 

a I Ningún acontecimiento podrá cod« 
tristar al justo: los impíos al contrarío 
estarán llenos de pesadumbres. 

aa Abomina el Señor los labios mcn« 
tirosos : ios que oliran fielmente esos le 
son gratos. 

a 3 El hombre canto encubre lo qnt 
sabe; mas el coraaon de los impruden- 
tes descobre su necedad. 

a 4 La mano de los fuertes dominará; 
pero la mano perezosa será tributaria. 

a5 Abate al hombre la melancolía del 
corazón ; y con la buena conversación 
se alegrará. 

. a6 £1 que por amor del amigo no re* 
para en sufrir algún daño, es hombre 
justo : mas á los impíos el proceder co/t- 
irario los dejará burlados. 

a 7 No sacará ganancia el tramposo; 
al paso que el caudal del hombre de bien 
será oro precioso. 

• a8 En la senda de la justicia está la 
vida; roas el camino extraviado conduce 
á la muerte. 



CAPÍTULO XIIL 

De la circunspección en el hablar. Del pobre rícOj y del rico pobre. 
pe las riquezas y de su mal uso. Deseos del perezoso. De la prudencia 

en el obrar ^ etc. 



^ Jt ilius sapiens , doctrina patrie : 
qmi autem Hiusor est^ non audit eum 
arguitur. 

a De fruetu oris sui homo satiabitur 
banist anima atUem presvaricatorum 
iniqua» 



I Jiil hijo sabio atiende á la doctrina 
del padre : el perverso no hace caso de 
sus reprensiones. 

a £1 hombre justo se saciará de los 
bienes que son frutó de sus labios; mas 
el alma de los prevaricadorea saei<irse 
ha de iniquidad. 



I Mauh. XJF, V. 9. 
ToM. IIL 



a Según el hebreo : pero la lengua mentiros 
sa varia á cada momento. 
P 



Digitized by 



Google 



Ú26 Libro de los 

3 Qui eustúdit os suum , cusiodii ani^ 
fnam suam: qui auiem ineúnsidtratu» 
est ad ioguendum , sentieí tnala, 

4 Vult ei non vuit piger : anima au* 
tem operantium impinguabHür, 

5 F'erbum mendax justas deiesiabi^ 
tur: impius auiem confundit , et con" 
fundetur, 

6 Justiiia custodia innoeentis oiamr 
impidas autem peccatorem suppJantai» 

7 Bei quasi dives, eum nihil habeati 
et est quasi pauper^ cum in nuiltis di^ 
ifitiis sii. 

8 Redempiio anünse viri^ dioitue sutts 
qui auiem pauper est, increpationent 
■Off süstineU 

9 Jmx . fusiotum icetifioat .*. lucerna aW' 
tem impiorum extinguetur, 

, 1 o IrOer superbos semper jwrgia sunU 
tpii auiem agunt omnia cum. eonsilio , 
reguntur sapientia,' 

1 1 Subsianiia festinata tninuetur : 
ipua autem páuleUim coiligitur mana , 
muUipUcabitur, 

I a Spes quct differtur, affUgii ani^ 
mam : lignum pitee desiderium veniens. 

1 3 Qui deirahit alicui rei, ipse se in 
futurunt obligat : qui autem timet prct^ 
eeptum, ih pace versabitur. Animas do^ 
loses errant in peecatis : Justi autem 
misericordes sunt , et miserantur. 



1 4 Lex sapientis fons vitee , nt decli^ 
net á ruina mortis, 

1 5 Doctrina bona dahit graiiam: in 
Hiñere contemptorum vorago» 



1 6 Asiuius omnia agit eum eonsilio: 
qui autem faiuus est, aperit stuititiam, 

ly Nuniius impiioadei in malums 
legatos autem fiddis, sanilas* 

\% Bgeitas, et ignominia ei qui de^ 



PROYBABIOft. 

3 Quien gatrda au boca *§aarda tu 
ftlma ; pero el inconsiderado en habUr 
sentirá los perjuicios. 

4 £1 perezoso quiere y no quiere: mas 
las personas laboriosas se llenarán de 
bienes. 

5 Detesta el (asto la mentira ó eahtm* 
nia\ mas el impío, que infama ^ seHl 
infamado. 

6 La justicia protege los pasos del ino« 
centc; pero la impiedad suplanta al pe- 
cador. 

7 Elay quien bace del rico, no fenieñ* 
do nada; y quien parece pobre, tenien* 
do muchas riquezas. 

8 Con sus riquesas rescata el rico so 
propia vida; pero aquel que es. pobre 
eatá exento de amenazas. 

9 La luz <5 prosperi4ad áe\ Tos justos 
causa sólida alegría: pero la lámpara de 
los impíos se apagará. 

I o Entre los soberbios bay contínaas 
reyertas ; mas los que obran siempre con 
consejo, se gobiernan prudentemente. 

I I J^s bienes que se adquieren mny 
á priesa, luego se menoscaban; asi como 
Tan en aumento los que se juntan poco 
á poco á fuerza de trabajo. 

la La esperanza que se dilata, aflige 
al alma: pero es como árbol de yida el 
buen deseo que se cumple. > 

1 3 Quien vitupera una cosa queman^ 
da la ley, se hace reo para en adelante; 
pero quien respeta el precepto , vivirá 
en paz..Las almas taimadas andan pcr« 
didas de pecado en pecado: mas los jus- 
tos son benignos, y ejercitan la miseri- 
cordia. 

1 4 La ley del sabio es una fuente de 
vida para evitar la ruina de la muerte» 

i5 La buena doctrina hará amable al 
hombre; pero aquellos que la desprecian 
hallan el precipicio en el camino que 
siguen. 

i6 El hombre cuerdo todo lo hace coa 
consejo ; mas el insensato ' descobre aa 
necedad* 

17 El enviado del impío caerá en mü 
desastres* ; pero el mensagero fiel«\«iar« 
rea la salud d los pueblos, 

18 Miseria é ignominia experimentará 



1 No qaelñcndo coosultar á nadie. 



a Porque coopera al mal. 



Digitized by 



Google 



Cafitvi 
terü díseipUnami qui auiem acquiescii 
arguenti glorificahilur. 

19 Desiderium si eompJeoiur^ dele^ 
eiaí animam : detesfantur siuiti eos , 
qui fugiunt mala. 

a o ^ui eum sapientibus gradtiür, set» 
piens srit : amieus slulíorum similia 
sffideiur, 

a I Peeeaiores perssquüur malum : ei 
Jusiis retribuentur bona, 

9 a BonuM relinquíi fut redes filias ^ tt 
nepotes : ei eustodiiur Justo substartlia 
peceaioris, 

a3 ¡íuiti eibi in noval/bus patrum,' ei 
oU£s eongregoniur abstfue jüdiclo** 



H üui parcii ffirgtÉ, odii filAtm 
Muum: qui auteni dtíi^ii fl/unif fñsían^ 
ter erúdii, 

aS Justas eamedity ei répiéi anitfuOh 
suam: vsnier antem impiwum insa^ 
iurabUii. 



O XIV. aay 

el que hüft la corrección: mas el qae 
obedece á quien le corrige será coronado 
de gloria. 

19 El deseo, cuando se cumple, re- 
crea el ánimo: detestan los necios á los 
que huyen del mal. 

a o Quien anda con sabios, sabio será; 
el amigo de los necios se asemejará á 
ellos. 

ai El mal persigue á los pecadores; 
pero los justos serán recompensado» con 
bienes. 

aa £1 hombre de bien deja por here- 
deros á sus propios hijos y 'nieto»; mas 
la hacienda del pecador está 'reservada 
para el justo. 

a 3 En los barbechos qne se heredan 
de los padres nacen abundantes frutos; 
pero por falta de juicio se recogen para 
otros. 

a 4 Quien escasea el castigo, quiere 
mal á su hijo : mas quien le ama , le 
corrige continuamente. 

a5 Come el justo, y satisface sn ape- 
tito 'v pero «1 vientre de los impíos no 
M saciará. 



. CAPÍTULO XIV. 

Debemos aconsejarnos tintes, de hacer las cosas ^ y gólernarnos por la 
Ley de Dios^ y no por nuestras pasiones. 



1 Oaptsns mulier asdificaS domum 
mtam: insipisns extrueiam queque ma-- 
nibus destruet, 

a Ambulans resto Üinere^ ei iimena 
Ikumj despidfur ab eo, qui infami 
graditur via, 

3 In ore siuiti virga superbies : labia 
ouiem sapisfUium custodiuni eos. 



4 Ubi non suni bovee^ preeeepe va- 
euum eei : ubi auiem plurima segeiesj 
ibi manifesta esifwtitudo bwis. 

. '. ^ 

-ft: TéHiáfidelis non mentitun ptoferi 
atíSéth menétNXum dútosue téstis; ^ 



t'él^deieosdesn^léa,- ♦' :• ■ 
9^ 8egUD el hebreo: El que Anda 'por^étca» 
mmo derecho f respeta 4 Dios\ pero el que 



t Ija mnger prudente edifica á realza 
su casa : la necia, aun la ya edificada la 
destruirá con sus manos. 

a £1 que va por el camino derecho y 
teme á Dios, es despreciado por el que 
anda en malos pasos*. 

3 En la boca del insensato está lavara 
6 el castigo de su soberbia : mas á los 
0á%k>s les sirve de >^arda la modestia 
de sus labios. 

i Donde faltan los bueyes para arar, 
están vácfts /a« frf>/tey sin paja los pe- 
sebres: donde abnndatt lasmieses, alli se 
ve claramente la fuerza ^/ro^/o del buey. 

S' No Hoéenlie el Céttt^b fiel: el iéstign 
fslso nó")»rófieré ntás^qoe mentiras^. « 



va por teedei totttde» ; le desprecia» 
3 O lo hace descaradamente. 



Pa 



Digitized by 



Google 



ttaS Libro ob los 

6 Quasríi derisor ^apicnUam , et non 
invenit: doctrina prudenWum faeilU^ 

7 F^ade contra virum stúUum^ el ne- 
sci't labia prudeniias, 

8 Sápieniia callidi est inteiligere viam 
Si/mm: ei imprudentia stuUorum errans. 



9 Sluiius iiiudet peccatum^ ei inter 
j tutos morabitur gratia, 

I o Cor quod novit amaritudinem a- ' 
nimet suce^ in gaudio ejus non miscc" 
bitur exiraneus. 

I I Domus impiorum delebitur : ta^ 
bernacula pero j'ustorum germinabunt, 

I a Est vioy qucc videiur hominijus" 
ta: novisaima autem eju9 dedueuni ad 
mortem, 

1 3 Risu9 dolore mieeebitur^ ti extr^^ 
ma gaudii tuctiu occupai, 

i4 ^iis ¿uis repíebitur sfulius, ei #»- 
per eum erit vir boniu. 

i5 Innocens eredii omni verbo: o- 
status considerat gressus suos. Idilio do^ 
loso nihil erit boni: servo autem sa^' 
pienti prosperi erunt actus, et dirigetur 
via e/us. 

1 6 Sapiens iimei^ ei deetinai á malo: 
stultus iransüitf et confidit^ 

17 hnpeUiens operabitur sUtUitimm: 
si 9ir versutus odiosus est» 

1 8 Possidebunt parvuli stultitiam^ ti 
tsepeciabunt asiuti seientiam. 

19 Jaesbunt maii ante bonos: si étt* 
pü ante portas j'ustorum, 

ao Etiam próximo suo pauper odío^ 
sus erit: amid vero divOung multi* 
I 

.a t Qui despieU proximum suum , pe^ 
eati qui autem nkiseretur paupsris^ beor- 



PAOTERBXOS. 

6 Busca el mofador la «abidaría, y no 
la encuentra: el hombre prudente se 
instruye fácilmente. 

7 Toma tú un rumbo opuesto al que 
sigue el insensato: no conoce éste loa 
dictámenes de la prudencia. 

8 La sabiduría del varón prudente está 
en conocer bien su camino ' : la impru- 
dencia de los insensatos anda descami- 
nada. 

9 El necio se burlará 6 jugará con el 
pecado ; mas la grada morará entre los 
justos. 

10 £1 corason de cada uno es el que 
siente la amargura de su alma ¡ asi como 
en sus placeres no tiene parte el extrafio. 

1 1 La casa de los impíos será arrasa- 
da : al contrario esta ni floreciente la 
morada de los justos. 

la Un camino bay que al hombre le 
parece camino real y derecho; y no oha-* 
tante le conduce á la muerte. 

i3 Mezclada anda la risa con el llan- 
to: el término del goao es el dolor. 

i4 El necio saciará sus pasiones; mas 
el hombre virtuoso lo pasará mejor 
que él. 

i5 El hombre sencillo / inexperto* 
cree cuanto le dicen ; pero el hombre 
canto mira donde asienta su pié. — Al 
hijo doloso nada le saldrá bien; pero el 
siervo prudente será afortunado en todo, 
y caminará felizmente. 

16 Teme el sabio y se desvia del mal; 
pero el insensato pasa adelante , y se 
presume seguro. 

17 El hombre impaciente obra como 
loco: y el solapado se hará odioso. 

18 Los imprudentes' tendrán por he- 
rencia la necedad ; y los juidosoi la ea- 
peransa de la ciencia^. 

19 A los pies de los buenos yacerán 
algún dia los malos , y los impíos ante 
las puertas de los justos* 

no El pobre es enojoso aun á sus mia- 
mos deudos : mas los ricos tienen ma- 
chos amigos. 

ni Peca quien á au prójimo meno^ 
precia ; pero el que del pobre se <?om- 



I Y aaegurarse de que es bueno, 
a O el liombr^ iin experiencia. 
3 O poco adTertidos. 



4 ^n el hebreo : Y lo$ prudentes se coro- 
norrfn ds sabiduría. 



Digitized by 



Google 



Gapitül 
tus eriL Qui credil tVi Domino ^ miseri" 
ewdiam diiigií, 

aa Errant qui operantur malum: mi' 
éerÍ€Ordia ei verilas praparani bona, 

a3 In omni opere erit abundartiia: 
ubi auiem perba surtí plurima , ibi fre^ 
quenter egestas. 

a 4 Corona saptentium. divitia: eorumt 
fatuiias stultorum imprudentia, 

a 5 Liberal animas /esiis fidelis: ei 
proferí mendacta versipelUs, 

a6 Jn limore Domini fiducia forliiu^ 
dinis, el filiis ejus eril spes. 

a 7 Timor Domini fons vikCf ui de^ 
elinenl á ruina mortis, 

a8 J/i muJliiudine populi dignitas re^ 
$i»: el in pauciiate plebis ignominia 
prineipis, 

a 9 Qui paliens est, mulla guberna^ 
tur prudenliá: quiautem impaiiens esl, 
exaUal »iultiiiam suam, 

30 F'Ha earnium, nanitas eordis: pU'- 
trtdo ússium invidia, 

3 1 Qui ealumniaíur egeniem , expro^ 
hral factor i ej'u»: honoral auiem eum^ 
qui miserelur pauperis, 

3 a Xn maiilia sua expeiietur impius: 
sperat auiem Juslus in morle sua» 

33 In carde prudentis requieseit aa^ 
pieniiaf si indodos quosque erudiei. 

3{ Justiiia eieoai gentem: miseros au- 
Um fácil popuios peeealum. 

SS Aessplus esí regí minister inMü" 
gtnst iracundiam ejus inuiüis susUneM. 



O XIV. aap 

padece será hicnavenlurtdo. >— Qoien 
cree en el Señor, ama la misericordia'. 

a a Errados van los que obran el mal: 
la misericordia y la verdad son las que 
nos acarrean bienes. 

a 3 De toda ocupación se saca prove- 
cho; pero del mucho hablar, solo mi- 
seria. 

a 4 Las riquezas les sirven á loa sabios 
de corona de gíoria : la sandez de loa 
necios es imprudencia. 

a 5 El testigo fiel salva las vidas de ¡os 
calumniados: el doloso profiere menti- 
ras, y pierde d los hombres. 

a6 En el temor del Señor se halla la 
firme esperanza: en ella vivirán bom 
hijos. 

a 7 El temor del Seiior es una fuente 
de vida para librarse de la mina de la 
muerte. 

a 8 En la muchedumbre de pueblo está 
la gloria y poder de un Rey : la escasea 
de gente es deshonor del Príncipe. 

ag Quien es sufrido, se gobierna con 
mucha prudencia; pero el impaciente 
pone de manifiesto su necedad. 

30 El corazón sano da vida al cuer- 
po; mas la envidia es carcoma de los 
hueso». 

3 1 Quien insulta al necesitado, in- 
sulta ó zahiere 4 su Criador : asi como 
le honra quien se compadece del pobre* 

3a Desechado de Dios será el impfo 
por causa de su malicia: mas el justo 
aun en su muerte conserva la esperanza. 

33 La sabiduría reside en el coraaon 
del bombre prudente , y ella iluminará 
á todo ignorante. 

34 La justicia es la que engrandece 
laa naciones; pero el pecado hace des- 
dichados los pueblos. 

35 * £1 ministro entendido se gana la 
voluntad del Rey; maa ek inepto incar* 
rirá en su enojo. 



i La fé viva va Memprt aconpaftada de la caridad. 



Toa. IIL 



P3 



Digitized by 



Google 



i3o 



LlBBO DE tos PROTBRfilOS. 



CAPÍTULO XV, 

Máximtis )' preceptos para iu'ifír en paz con nosotros mismos y con los 
otros. Comparación entre el bueno y él malo. 

1 Lra respuesta suave y humilde que- 
branta la ira : las palabras duras exci- 
tan el furor. 

a La lengua de los sAbios dá lustre á 
la sabiduría : bierve en necedades la 
boca délos fatuos. 

3 En todo lugar están los ojos del Se- 
i^or contemplando 4 los buenos y 4 loa 
malos. 

4 La lengua pacifica es 4rbol de vida; 
pero la desenfrenada quebrantar4 el co- 
rason« 

5 £1 necio se mofa de la amonestación 
de su padre : roas el que hace caso de la 
corrección, se hará mas avísado.^Don- 
de abunda la justicia, se halla suma 
fortaleaa ; pero los designios de los im- 
píos serán arrancados de cuajo. 

6 La casa del justo está bien arraiga* 
da ; pero en las ganancias del impío no 
hay mas que inquietudes'. 

7 Los labios de los sabios difundirán 
la sabiduría : no asi el coraaon de loa 
necios. 

S DetcsU el Señor las víctimas de loa 
impíos: aplacan le los votos de los justos. 

9 Abominable es al SeBor el proceder 
del impío ; es amado de él aquel que ai* 
gue la justicia* 

. le Al que abandona el camino de la 
vida, le «s ingrata la ensedanaa : quien 
aborrece la corrección , perecerá. 
'II £1 proftuidQ infierno , y iugaf de 
perdición están patentes al SeSor; ¿cuan* 
lo mas los corazones de los hombres? 

la El hombre corrompido no ama al 
qoe le corrige» ni va en busca de loa 
sabios. 

i3 £1 coraion contento hace rebosar 
la alegría en el semblante : con la tris- 
teaa del ánimo se abate el espíritu. 

i4 £1 corason del sabio procura ser 
instruido : la boca de los necios se ali- 
menta de sandeces. 



t lie/tponsio moiiis frangii iram í 
sermo duras susciiat furorem» 

a Lingua s€tp/eníium ornai seienttam: 
os faUtorum ebulUí síuiiiiiam. 

3 Jn omni iaeo ocUli Domini eoniem- 
plantar 6anQs et malos, 

4 LingUa placabais , lignum viía : 
4fua! autem immoderaia est , eonierei 
spiriium, 

.3 SluUujs irridet disciplinam patrie 
sai : qui autem eustodii inerepationes , 
astuiiot fiel. In abundanti justitia vir» 
tus masBÚna esi: eogitaliones autem im- 
piorum eradicabuntur. 

6 Domus justi plurima fortiiado: et 
in fructibus impii conhurbaHo* 

7 Labia sapieniium disseminabuni 
seientiam : cor siultorum dissimiie erii, 

8 F^iciimag impiorum abwninabiUe 
Domino: vota justar um plasabUia, 

9 Aóominaiio est Domino, vía impii : 
foi sequilar j'usiitiam » diligitur ab eo. 

to Doctfina mala deeerenli piatn vi- 
tes: quí iacrepatiooes odü, mesrietur^ . 

X 1 Infernas et perditia eoram Domi- 
moi quanlo magis 4¡orda filioram Ao* 
minum? 

sa Non amdt. posáHen» eum ^ qui se 
eorripiti nec.dd eapientes graditar,. 

1 3 Cor gaudtns exhilarat faciem : in 
maarore animi dejieitur spiritus. 

i4 Cor sapientis quarit docirinam: et 
os stuJtorum pascitur imperitid» 



1 ó también: pero el desorden seré él fruto de la ganancia del impío. 



Digitized by 



Google 



t5 Omnes dies pauperiSf mali: éetu^' 
•ra metts ^uasijuge eonvívium, 

1 6 Melius esi parum eum timare Do^ 
mtni i quám thesaurí magni ei inga» 
tiabiles, 

17 Melius esi voeari ad olera eum. 
éharUate, quám ad viiulum saginaium 
eum odio. 

1 8 yir iracundas proooeai rixas : qui 
patiens esi , miiigai suseiia/as, 

1 9 Iler pigrorufn quasi sepes spinw 
rum: via Jusiorum absque offendiculo, 

a O Fiiius sapiens lastifieat patrem: et 
stuHus homo despicit malrem suam» 

91 Stuliitia gaudium stulto : el vir 
prudens dirigil gressus suos. 

9a Dissipanlur togilaiionesj ubi non 
sst eonsilium: ubi cero sunt piares eon^ 
süiariiy eonfirmaniun 
- aS Lettatur homo in senleniia oris 
sui: si sermo opportunus esi opfimus, 

94 Semita viles super eruditum , ut 
dselinet de inferno novissimo» 

95' Domum superborum demoUetur 
Dominus : et firmios faciet térmicos 
^idMt. 

• a6f Abominaiio Domini eogi/ationes 
mahef et purue sermo putcherriinus 
ftrmabilur ab eo. 

97 Coniurbat domum suam quiseeieh' 
tur avaritiam : qui autem odit muite^ 
ra » vivet. Per misericordiam el fiderñ 
putgantur peuAla: per timorem autem 
Domini deelinaP omnis ú malo. 



9S Mfensjusli meditatur obedientiam: 
os impiomm redundat mafis. 

99 Longé est Dominus ab impUs"' et 
orat iones Justorum exauditt. 



lO XV. 23l 

i5 Todos l05 diAS ¿t\ pobre ton trt- 
Injosos ; mas U buena conciencia es 
como un banquete continuo. 

16 Mas vale poquito con temor de 
Dios, que grandes riqueaas , las cuales 
nunca sacian '. 

17 Vale mas ser convidado á comer 
unas verduras en la casa del que noa 
ama ; que á comer un ternero cebado en 
la del que nos odia. 

18 £1 hombre iracondo suscita riSas: 
el sufrido apacigua las que se han ex- 
citado. 

19 A los perezosos les parece el ca- 
mino un vallado de espinas: los justos 
no bailan en él embarazo alguno. 

30 Es la alegría de su padre el bijo 
sabio : el necio vilipendia ó a/renta á 
su propia madre. 

91 £1 insensato baila placer en sus 
sandeces: mas el hombre prudente mide 
sus pasos. 

99 Donde falta el consejo*, disípanse 
los proyectos; pero donde bay muchos 
consejeros adquieren firmeza. 

93 Aficiónase el hombre al dictamen 
que ya ha manifestado ; mas aquella es 
óptima palabra, que es la mas oportuna. 

94 £1 varón instruido se dirige hacia 
lo alto por la senda de la vida, á fin de 
desviarse del abismo del infierno. 

95 Derribará el SeSor la casa de los 
soberbios : y mantendrá segura la here- 
-dad de la viuda. 

96 Abominables son al SeSor los ma- 
los pensamientos : las palabras castas y 
decentísimas son las que él aprueba. 

97 El que se deja llevar de la avari- 
cia , mete el desorden en su casa: el que 
aborrece los sobornos, vivirá feliz^,^ 
Mediante las obras de misericordia y la 
viva fe se purgnn los peeados? y por 
medio del temor del SeSor evitará todo 
hombre el mal. 

98 El justo pone todo so «studio en 
la obediencia : mas la boca de los in- 
piosTebosa soto maldades. 

99 Lejos está el Sedor de oir á los im- 

{»íos; pero serán oídas las oraciones de 
os justos. 



I Según el hebreo: £n las cnalcé te haUdn 
siempre dssatones, • *: 



a En el hebreo » el secreU>, 
5 £xod. XXIIL V, 8. 
P4 

Digitized by 



Google 



á3a Libro de los 

• - 3o Lux óeulúrum i€ttificat animam : 
fama bona impinguai ossa^ 

3 1 Awris^ qutt auáii inwepaiiontM qI^ 
.iCBf in medio saptenlium cQmmwrabííur , 

3 a Qui abjicii discipUnam , despieií 
animam suam. : qui auiem acquítscil 
incrtpatianibus i possessor esl coráis. 

33 Timor Domini, disciplina sapien~ 
iiúB : ei ^loriam prascedií Immilitas^ 



PROVERBIOS, 

30 Asi como la luz de los o)ot es Im 
alegría del alma, asi la buena repata- 
cton llena de jugo los huesos'. 

3 1 £1 que escucha las reprensiones 
saludables', conversará entre los sabios. 

3a Quien desecha la instrucción , me- 
nosprecia su propia alma ; pero el que 
se somete á las correcciones, se enseño- 
rea de su corazón*. 

33 El temor del Señor enseña la sa« 
biduría; yá la gloria ha de precederla 
humildad. 



CAPÍTULO XVL 

Cmn rectas son las disposiciones de la proifidencia de Dios en el go* 
tierno del mundo. Todo lo hace con el peso y medida de su sabiduría 

infinita. 

I Uel hombre es preparar dentro de 
su alma el razonamiento) y del Señor el 
gobernar la lengua <• 

3 Todas las acciones del hombre están 
patentes 4 la humana vista '^; mios el 
Señor pesa los espíritus ó Juzga ios in-* 
teriores. . 

3 Dirige hacia el Señor tus obras; y 
tendrán buen éxito tus designio». 

4 Todas las cosas las ha hecho el Se- 
ñor para gloria de- si mismo 5 • y tam- 
•bien al impío» al eual reserva^ para el 
dia aciago. 

5 £s abominado del Señor todo arro- 
gante: aunque parezca que nada hace, 
no es inocente.— £1 principio ó lo prin^ 
eipal del buen camino consiste en prac- 
ticar las obras de justicia ^; la cual es 
mas agradable á Dios que el inmolar 
víctimas. 

6 Con la misericordia y la verdad se 
expía el pecado, y con el temor del Se- . 
ñor se evita el mal. 

7 Si fuere grato al Señor el proceder 
del hom4i::e^ aun é h^h enemigos los re- 
ducirá á pedir la pas. 



. t TÍominis est animam prasparare : 
ei Domini gubernare linguam, 

a Qmnss qío! haminis paieni oculis 
ej'us : spiriiuum ponderalor esí Do* 
,minus^ 

. 3 Rebela Domino opera tua , st diri-* 
geniur cogilaliones iuct. 

4 (/niversa propter semetípsum operO" 
tus est Dominas; impium quoque ad 
diem malum. 

5 Abominatio Domini est omnis ar-^ 
jrogans: etiam si manus ad manum 
fueriíf non est innocens, Inilium vics 
bonét ,_ faceré jusíiOám: accepia est aU" 
Jsm apud Deum magis^ quám immola-- 

Ks hostias^ 

G Missricordi4 st verUaie rsdimitwr 
¿niguitas: st in tímore Domini decli'' 
naiur á malo, 

7 Cum placuerint Domino Pn* homi* 
niSf inimieos quoquc ejus convertet ad 
pasem. 



. 1 O de intimo goto el tilma, 
. a O domina sus pasioaes. 

3 Se necesita una nueva gracia de Píos pa- 
ja ejecutar ó explicar un buen peosamiento. 
Téase V, o. — Esíher XJK. v. i3. — //. 
Cor, m. V. 4. 



4 SeguD el hebreo : San puras d su vista ; 
pero el SeUor^ etc. 

5 O para sus designios. 

6 Las palabras al cual reserva , se ,lecn en 
los Setenta y en el Chdüiéo, 

7 Msuh. XIL 7. 



Digitized by 



Google 



Capitv 

8 Metías 9si fforum iñtm justítia^ quám 
multi fructua cum iniquitait, 

9 Cor hominis dispontt viam suatn: 
ud Domini esi dirigere gfessua tfu»^ 

I o pivinaiio in labiU regis , ith judi^ 
cío non errahit oa ejus^ 

X i Pondus et aiaUra judicia JDomini 
suni : et opera ejue omnee lapides sae- 

1% AiominíBbiles regi gui aguni mr- 
pié ; quoniam Jusiiiia firmatur soiium, 

1 3 Voluntas regum taita fusta: fui 
recta loquiiur^ dUigetur* 

' 1 4 Indignaiio regís ^ nuntíi mortis: et 
9ir sapiens placaóit eam* 

x5 Jm hilar itate ifultus regís, vitm: et 
éUmentía efus quasi imber seroíinus» 

%% Posside sapíentiatn , quia auro 
melior est: et acguire prudsntiam ^ quia 
pretissimr est argento. 

17 Semiia justwum detlinat mala : 
smstos anima suas servat viam suttm^ 

bS ContrUionem, prmeedit euperbiaiet 
omte ruinam exaitalur spirilus/ 

19 Melius est humíliari cum tnitibus^ 
quám dividere spclia cum superóis» 

d» Brudiius in verbo repen'et bona :^ 
et qui sperat in Domino y beatus est. 

at Qui sapiens est eorde , appellabi- 
iur prudens •* et qui dulcís eloquióf ma- 
jara percipíet^ 

as A/Df vitas erudítio posside nlis: docr 



LO XVI. a33 

8 Vale mas poco con justicia, que mu- 
cbos bienes cou injusticia. 

9 El corazón del bombre fornia sus 
designios ; mas del Sefior es el dirigir 
sus pasos'. 

10 Las palabras del Rey son «orno unos 
oráculos ; y no errará su boca al pro- 
nunciar el juicio*. 

11 Pesados están en fiel balanaa loa 
juicios del Sefior; y todas sus obras son 
justas como las piedras que se llevftneu 
el saquito pora servir de pesas, 

I a Son abominables ftl Rey les que 
obran injustamente: porque la jusliem 
es el apoyo del trono. 

i3 Son gratos »l Rey los labios que 
hablan siempre \o justo: amado será 
quien babla lo recto. 

■ 4 La indignación del Rey anuncio es 
de muerte; pero el varou sabio sabrá 
aplacarla. 

1 5 £1 semblante alegre del Rey da la 
vida; y su clemencia es como la lluvia 
tan áesetula del otaSo. 

16 Procura adquirir la sabiduría, paes 
vale mas que el oro; y poseer la pru- 
dencia, que es mejor que toda la plata. 

17 La senda de los gustos está apar- 
tada del mal: no se desvia de ella quien 
guarda su alma. 

18 A la caida precede la soberbia, y 
antes de la ruina se remonta el espíritu. 

19 Mejor es ser humillado con los man- 
sos d modestos, que repartir despojos 
con los soberbios.. 

ao> £1 inlerigente en un negocio, sal- 
drá felíamenlede él: mas el que espera 
en el Señor, siempre será dichoso. 

ai El que es sabio de coraaou , será 
llamado prudente ; y el qac tiene dul- 
sura ea el hablar, conseguirá mayor 
fruto. 

aa Fuente de vida es la sabidurfa para 



j Esto es : El hombre propone, y Dios 
dispone. 

a Otros traducen: deben ser como de ord- 
cuh: su boca no dtebe preimticar en las spn- 
tendas , 4 no debe trasvasar el juicio. Dios 
inspira firecueniemente a los boeoos Reyes lo 
pertenecieote á su oficio de f'icanos á Mi'- 
mstros de Dios para gobernar la tierra : de 
soerte que á veees parece que adivina a , ó 
previendo lo que ba de suceder , ó descu- 



briendo lo que está muy oculto ; y deciden 
dudas que los minisiros mas hábiles y pruden- 
tes no saben resolver. — Véase Gen. XLIK 
i5.— ///. Ri-fí. in. 16. etc. Ordcuhs se lla- 
nan las palabras del Rey, esto es, sus biyes 
j órdvws ; porque debemos respetarlas como 
salida» d« Dios , y obedecerlas , no solo por 
el temor del castigo ó pena que U ley impo- 
ne , sino aun por principio de conciencia , 
conforme nos aijo san Pablo. 



Digitized by 



Google 



el 



a34 
trina siultorum ^ /aiuüas. 



a 3 Cor sapitnlis erudiet os ej'us 
labüs ejus addtt gratiatn^ 

a 4 FavuM melits , eomposiia verba 
duicedo amma , santias osiium. 



' a 5 Esi via qutz videiur homint recia: 
et novissi'ma ej'us dueunl ad moriem, 

a6 Anima laborantis ¡aboraí sibi ^ 
guia eompulit eum os suum, 

a 7 F'ir impius fodii malutn^ ei in la* 
hii$ ejus ignis ardescit. 

a 8 Homo perversas suseiiat Otes : et 
verbosas separat principes, 

a 9 f7r iniguus latíai amiewn suum : 
ei ducii eum per viam non bonam, 

3 o Qui attonitis ocuiis eogiiat prava f 
mordens labia sua perficU malum. 

3 1 Corona dignitaiis senetius, qum in 
viis justitUt reperietur. 

3 a Mellar esi paiiens viro forlis ei 
gui dominaiur animo suOf expugnalore 
urbium, 

33 Sories miltunfur in sinum^ sed á 
Domino íemperaniur. 



LlB&O DS LOS PROTSABIOS. 



quien U poae«.; U doctrina de loi nccii^ 
es fatuidad. 

a 3 El corazón del aáluo amae^trari su 
len|[ua , y añadirá gracia á sus labios. 

a 4 Son un panal de miel las palabras 
elegantes', dulaora del alma, y vigor 
de los huesos. . 

a 5 Un camino bay que al bombre le 
parece recto; pero su paradero es la 
muerte. 

a6 El hombre que trabaja, para %i 
trabaja; que 4 esto le fueraa su boca. 

a 7 El hombre desalmado cava hoMia 
desenterrar e\ mal; y de sns labios sak 
el fuego de la discordia '. 

a 8 Suscita pleitos el hombre perverso; 
y el chismoso siembra la discordia entre 
los príncipes. 

a 9 £1 hombre inimo halaga á su ami« 
go , y le guia por malos caminos. 

30 El que con ojos atónitos está ma« 
quinando maldades, mordiéndose los la- 
bios de puro furor ^ ejecuta el mal. 

3 1 G)rona de gloria y de dignidad es 
la vejes del qae ha seguido los caoainoa 
de la justicia. 

3a Mejor es el varón sufrido qne el 
valiente ; y quien domina sus pasiones, 
qne un conquistador de ciudades. 

33 Métense en el cántaro las suertes; 
pero el Seftor es quien dispone de eiks. 



CAPÍTULO XVII. 

Varios efectos de la prudencia y de la necedad: de la piedad y de 

la impiedad. 



1 jVLelior est buceella sicca eum gaU" 
dio, guám domus plena viciimis eum 
Jurgio. 

a Servus sapiens dominabilur filUs 
éiultis i ei Ínter fraires hetrediiatem 
dividei. 

. 3 Sicul igne probatur argentum , et 
aurum camino: ita corda probat Do^ 
fninus. 



1 iVIas vale nn bocado de pan acco*, 
con paz y alegría, que una casa en que 
hay pendencias , aunque esté llena de 
victimas, ó viandas* 

a Ll siervo que tiene juicio «será el 
que gobernará los hijos necios de su 
amo, y repartirá entre los hermanos la 
herencia s . 

3 G>mo la plata se prueba en la fra- 
gua , y el oro en el crisol ; asi prueba el 
Señor los corazones con la iribulaeion. 



I Jacobi JIJ. 6. 

a En el hebreo se lee la palabra nS'^n /a* 
rebah , que es tüiqua en laÜD , y en casis- 



Uano alffarfoba. 

3 Y participará Umbien de ella. EcH* X 
V. a8. 



Digitized by 



Google 



Gi^PITÜL 
i- Malas íihedii iingum iniqua , tifa^ 
I9X obUmperaí labiis mendactóus. 



5 Qut despicii pauperem, exprobmí 
factori ejus : el qui ruina iaiaiur alie^ 
ritu , non erit impunitus* 

6 Corona senum filii JUíorum: eí glo- 
ria filiorum paires eorum, 

7 Non deetni siultum verba composi- 
ia : nec principan U$bium mentiens, 

ft Gemma gratissima^ expeeiaiio prcs' 
siolaníia: quocumque se veriii , pruden» 
ter inielligU. 

9 Qui eelat delieium^ quctrii árnica 
Has : qui altera sermone repelil , sepa- 
ral fcsderatos, 

I o PUis profieU eorreptio apud pruden- 
iem , quám eenium plaget apud siultum, 

I I Sempef jurgia quarit malus : án- 
gelus autetn erudeUs mitMur eonira 
eum, 

1 a Mxpedii magis ursse oeeurrers ra- 
ptis foetibus f quám fatuo confidenti in 
síultitia sua. 

i3 Qui reddit mala pro bonis f non 
reeedei malum ds domo ejus, 

1 4 Qui dimiUii aquam , eoput es$ 
pirgiorum; et aníequam patiatur ton- 
Utmdiam , judieium deserii. 

1 5 Qui j'usiífieai impium, ei qui con- 
demnat jusium , abominabais est uter- 
que apud Deum. 

16 Í2uid prodesi siulio habere dwi- 
iiaSf eum sapienliqm entere non possitT 
Qui alfam faeit domum suam ^ quarii 
ruinam : et qui evitat discere , incidet 
in mala, 

17 Omni iempors diligU qui amieus 
esi: ei/raler in angusiiis eémprobatur. 



O XV IL a35 

4 El malvado se de-a llevar de las su* 
gestiones de lenguas inicuas , y el em- 
bustero da oídos ó se atempera á los 
labios mentirosos. 

5 Quien menosprecia al pobre, insulta 
á su Criador ; y el que se gosa en la 
ruina de otro , no quedará impone. 

6 Corona son de los vie|os los hijos 
de los hijos ; y gloria de los hijos son 
las virtudes de sus padres. 

7 IHo le está bien al necio el lenguagt 
sentencioso' ; ni al Principe unos labios 
mentirosos. 

8 Estimada es como perla la didiva 
con ansia esperada*: dó quiera que el 
hombre ponga su mano, obrará con pru- 
dencia ¿fin de conseguirla, 

9 Quien oculta las faltas agenas, se 
concilia amistades : el que las cuenta y 
repite, desune á los que están unidos'. 

10 Mas aprovecha una reprensión al 
prudente, que cien asotes al insensato. 

1 1 £1 malvado anda siempre armando 
pendencias; pero el ángel cruel será en- 
viado contra él para castigarle, 

la Mejor es encontrarse con una osa 
á quien robaron los hijos; que con un 
fatuo presumido en sus necedades. 

1 3 Quien retorna mal por bien , fa- 
mas verá su casa libre de desgracias^. 

1 4 El que comienza la pendencia , es 
como el que suelta el diqus de las aguas; 
y si es prudente y retírese de la querella 
antes de ser afrentado. 

i5 Quien absuelve al impío y quien 
condena al justo, ambos son igualmente 
abominables á Dios. 

16 ¿Qué le aprovecha al necio tener 
riqueaas , no pudiendo con ellas com- 
prar la sabiduría P^Quien levanta muy 
alta su casa busca su ruina ; y el que 
rehusa aprender caerá en desdichas^ 

17 Quien es amigo verdadero lo k% 
en todo tiempo; y el hermano se couo« 
ec en los trances apurados. 



I O las palabru pat es y sentenciosas. 

a ó también : Piedra preciosa, es el regalo 
para el que le hace : conseguirá todo cuanto 
pretenda, 

3 El que oculta ó disinrala la injoría bécba 
á si 6 á otros se coacUia el amor del mis- 
mo injuriador: mas el que la publica y babla 



de ella á todos, siembra la discordia enlrv 
asucboss é irrita mas á su eneaúgo. Esto baeo 
el que siempre interpreta en el peor sentido 
lus eipresioncs del prójimo. 
4 Rom, JC/r. 17. — /. Thci. V. 5.—/. iV- 
tri IIL 9. 



Digitized by 



Google 



236 LlBAO DS LOS 

1 8 Stuittu humo plaudit manibus^ 
cum spoponderii pro amieo suo, 

1 9 Qui meóiiatar discordias , diiigit 
rixas : el qui exaJíai oslium , qu€erit 
ruinatn, 

a o Qui per ver si eordis est , non inve» 
niei bonum : el qui vertit linguam , in" 
cídei i'n malum» 

ai Naius est stuUus in ignominiam 
suam : sed nec pater in fatuo lattabitur, 

a a Animus gaudens cetaiem floridam 
faeit: spiritus tristis exsiceat ossa* 

a 3 Manera de sinu impius aecipit^ ut 
perveriat semitas judieii, 

a 4 In facie prudentis lucet sapientia: 
Qculi stuitorum in fini&us terror* 

a5 Ira patrie , /itius stuiius: eí dolor 
mairis quas genuit eum* 

a6 Non est bonum » damnum inferre 
justo : nec percuíere principem^ qui recia 
judicaL 

a 7 Qui moderatur sermones suos^ 
doctus et prudens est : et pretiosi spiri^ 
tus vir eruditus* 

a 8 Sluitus quoque si taeuerit^ sapiens 
r^putabitur : et si eompresserit labia 
sua^ intelligens» 



PROTBRBIÓS. 

i8 El hombre necio ^mo^ém'y haét 
gala de haber salido por fiador de sa 
amigo. 

1 9 Amigo es de discordias el que hace 
nacer pleitos'. Busca la ruina quicin 
aUa demasiado su portada*. 

ao Quien es de corazón perverso, 
nunca lo pasará bien : y experimentará 
desastres aquel que es doble de lengua. 

ai Nacido parece el necio para igno« 
minia suya: ni aun el mismo padre ht* 
liará gozo en el bifo fáloo. 

aa El ánimo alegre mantiene la edad 
florida : deseca los huesos la trísteía d« 
espíritu. 

a 3 El impío recibe regalos oculta* 
mente, para pervertir los trámites de 
la jusiicis. 

a 4 En el rostro del varón prudente 
brilla la sabiduría: los ojos de loa in- 
sensatos andan vagantes por los cabot 
de la tierra. 

a 5 El hijo insensato es la indignación 
del padre , y la amargura de la madre 
que le parió. 

a6 Cosa mala es ofender al justo, y 
dañar al principe 6 Juex que hace jua* 
ticia. 

a 7 El varón sabio y prudente mide 
sus palabras; y el hombre entendido ea 
de ánimo reservado. 

a8 Aun el ignorante, si calla, aera 
reputado por sabio ; y pasará por enleii- 
dido si no desplega sus labios. 



CAPÍTULO XVIII. 

Del amigo infiel: de la confianza del Justo, y del rico : de la verdadera 
prudencia: de la muger buena y de la mala* 



\ Oeeasiones queerit qui vuU reeedere 
oh mmieo ; omni tempore erit exprobra^^ 
luis. 

a Non reeipit stultus verba pruden^ 
tice : nisi ea dixeris qum versantur in 
eorde ejus. 

3 Impius^ eum in prcfundum venerit 
peccatorum , contemnit : sed sequitur 
eum ignominia el opprobrium, 

^ AqUa profunda verba ex ore virií 



I £jl que anda buscando pretextos pera 
separarse del amigo, será cubierto de 
oprobio en todo tiempo. 

a £1 insensato no recibe los avisos de 
la prudencia, sí no se le habla al gusto 
de su corazón. 

3 De nada hace ya caso el impío cuan- 
do ba caído en el abismo de los pecados; 
pero se cubre de ignominia y de oprobio. 

4 Son como una agua profunda éina* 



1 O el que va forjando chitmes* 



a Este medio verso no se halla en los Setenta . 



Digitized by 



Google 



Capitulo 
e$ iorrem redundúrts fons sapícntíct. 



5 Aecipere personam impii non esi 
bonum f ut declines á veriiate JudidL 

6 Labia siulii miscent se rixis : ei os 
ejusjurgia provocai, 

7 Os siulii eoniriiio ejus » ei labia i-> 
psius , ruina animct ejus. 

8 Verba bUinguis , quasi Simplicia: ei 
ipsa perveniuni usque ad interiora ven^ 
iris* Pigrutn dejicii iimor : animas oa- 
iem effeminatorum esurieni, 

9 Qui moilis ei dissoluius esi in ope^ 
re suo^fraier esi sua opera dissipaniis^ 

I o Turris foriissima , nomen Domi" 
ni: ad ipsum currü juslus , ei exalta-^ 
biiur. 

I I Subsianiia divitis urbe roboris e^ 
jus: ei quasi murus validas circum-^ 
dans eum* 

I a jániequam eonierafur , exaltatur 
cor hominis : ei aniequam glorifiutur^ 
humiiiaiun 

i3 Qui priiis respondet quám audiai, 
siulium se esse demonsirai , ei eúnfw 
sione dignum. 

1 4 Spiriius viri susieniai imbeeilliia^ 
iem suam: spiritum vero ad irascen^ 
dumfadlem quis poierii susiinere^ 

1 5 Cor prudens possidebii seieniiam: 
ti auris sapientíum qucerii docirinam, 

i6 Donum hominis dilaiai viám ejus: 
ti ante principes spaiium ei/acH, 



17 JusiuSf prior esi aecusaior sui: 
wenU amieus ejus^ ei invesiigabü eum, 

1 8 Coniradicíiones eomprimii sors , ei 
Ínter poienies quoque dijudicai. 

19 FrtUer , qui adjuvatur á fraire^ 
quasi cioitas firma : ei judicia quasi pe^ 
eiss urbium. 



XVIIL a37 

gotable , la« palabras que salen de la 
boca del varón sábto ; y es/a fuente de 
la sabiduría es un caudaloso torrente. 

5 Cosa muy mala es tener miramien- 
tos á la persona del impío, para torcer 
la rectitud del juicio. 

6 Mésclanse en las reyertas los labios 
del necio; y su boca provoca á con- 
tiendas. 

7 Al tonto la boca es lo que le pierde; 
y sus labios son la raina suya. 

8 Las palabras del hombre doble ó jo- 
lapado parecen sencillas : mas ellas pe- 
netran basta lo mas intimo de las en- 
tradas. — El temor abate al perezoso; y 
las almas de los afeminados hambrearáo. 

9 Quien es flojo y desmadejado en sus 
labores , hermano es del que disipa sus 
bienes. 

10 Es el Nombre del Señor una torre 
fortísima ; á él se acoge el varón justo, 
y será ensalzado. 

X 1 El caudal es para el rico como una 
plasa fuerte , y como un muro firme que 
le circuye. 

I a Engriese el corazón del hombre, 
antes de ser abatido ; y humillase antes 
de ser glorificado. 

i3 Quien responde antes de oír, mues- 
tra ser un insensato y digno de con- 
fusión. 

X 4 El espíritu ó vigor del hombre sos- 
tiene su flaqueza; pero ¿quién podrá 
aguantar un ánimo fácil de irritarse? 

i5 El corazón del varen prudente ad-- 
quiere la ciencia : buscan la instrucción 
los oidos de los sabios. 

16 Las dádivas le allanan al hombre 
el camino para conseguir sus intentos f 
y bácenle lugar ^para presentarse á los 
Príncipes'. 

17 £1 justo es el primero á acusarse á 
ti mismo; viene después su amigo , jr le 
ajruda^ y le toma residencia. 

18 La suerte acaba las contiendas, y 
las decide aun entre los poderosos. 

19 £1 hermano que es ayudado de sa 
hermano, es como una plaza fuerte; y 
los juicios rectos son como los cerrojos 
de las ciudades. 



I Alude á la costumbre de los Orientales , 
entre los cuales siempre va el regalo por de- 



lante , especialmente cuando se visita á loa 
Principes. Véase Présenles. 



Digitized by 



Google 



238 Libro db los 

^o De /ructu oris viri repl€bitt$r ven^ 
ter ejus: et genimina labiorum ipsius 
saiurabuni eum* 

ai MorSf tí vita in manu lingwe: 
qui diliguni eatn comedeni fructus ejus. 

9 a Qui invenii mulierem bonam^ in^ 
venii bonum : et hauriet Jucunditafem á 
Domino, Qui expellit mulierem honam^ 
Éxpellit bonlim : qui autem ienei adultf 
ram , stultus esi et impius, 

a 3 Cúm úbéecrationibu» loquetur pau* 
per : et dives effabitur rigidé.' 

a 4 y ir amabais ad societatem, magis 
amieus erit quám frater. ' 



P&OTCUIOS, 

ao El vientre del hombre fe henchU 
rá de lof frutos de su bocft; y saciarse 
ha del producto de sus labios. 

a I La muerte y la vida cstia ea po- 
der de la lengua: los <|ue tendrán caen» 
la de ella ' comerán de sus frutos. 

aa Quien baila una muger buena, ha 
hallado un gran bien, y recibió del Se- 
ñor un manantial de alegría.— Echa ds 
su casa el bien , quien repudia la mq- 
ger virtuosa : mas el que retiene la a- 
dú Itera , es un insensato é impío. 

a3 Habla el pobre suplicando: el rico 
i^ponde ásperamente. 

a 4 El hombre amable en el trato aeri 
mas estimado que un bermanOt 



CAPÍTULO XIX. 

La sabiduría maestra de la verdad^ de la mansedumbre ^ de la 

paciencia. 



1 Melior est pauper^ qui amAuIút iñi 
simplicitate sua , quám dives torquens 
labia sua , et insipiens, 

a Ubi non est seientia animes^ non- 
est bonum : et qui festinas est pedibuSf 
offendei. 

3 StuUitia hominis supplantat gressus 
ejus : et contra Deum feroet animo suo, 

4 Divitias addunt amicos plurimos : á 
paupere autem et ft/, quos habuttf *c- 
parnntur. 

'5 Tesiis falsus non erit impunitus : et 
qui mendacia loquUur, non effugiet. 

'6 Multi colunt personam potentis^ et 
amici sunt dona tribuentis. 

7 Eratres hominis pauperis oderunt 
eum : Insuper et amici procul recesse^ 
runt ab eo. Qui tantiun verba seeiatur^ 
nihit habebit : 

8 qui autem possessor est mentís^ diti^ 
gil animam suam , et eustos prudenties 
invenid bona. 

9 Falsus testis non erit impunitus .* et 
qui loquitur mendacia peribit. 



t JVlas «preciable es el pobre qne 
procede con sencillez, que el rico de ll« 
bios perversos» é insensato. 

a Doqde no hay prudencia^ que es la 
ciencia del alma, no hay nada bueno; 
y quien anda precipitado, tropezará. 

3 La imprudencia del hombre es la 
que le empuja hacia el precipicio; y en 
sa corazón se irrita contra Dios. 

4 Las riquezas aumentan mucho el 
número de los amigos; pero del pobrt 
se retiran aun los que tuvo. 

5 No quedará impune el testigo falso^ 
y no escapará ílel castigo * quien habla 
la mentira. 

6 Son siempre muchos los que hacen 
la corte al poderoso , y los que son ami- 
gos de quien distribuye dones. 

7 Aborrecen al pobre sus mismos her- 
manos; y hasta los amigos se van ale- 
jando de él.— Nunca. tendrá nada qaien 
solo busca palabras : 

8 mas el varón cntfdo y sensato^ ese 
ama su alma: y quien conserva la pru- 
dencia, logrará abundancia de bienes. 

9 El testigo falso no quedará sin cat«» 
tigo, y perecerá el que habla la men* 
tira. 



1 O como los Setenta : quien ¡a contiene ó refrena. 



a Jkimel. Xlli. v, 6. 



Digitized by 



Google 



Capitu 

lo Non deeeni stuUum deitdasj nee 
serpum dominan prindpibua. 

- 1 1 Doctrina viri per patientiam no*- 
seiiur: et gloria est iniqua pnttergredk 

19 Situi fremitus leonis , Ha ti regia 
ira : et sicut ros super herbam , Ha et 
hiiaritds ejus* 

i3 Dolor patria , fiUus siuHua : et 1e^ 
cta Jugiter persiUianiia , litigiosa mu-^ 
lier. 

1 4 Domus et divitias dantur á paren*- 
tihus: á Domino autem proprié uxor 
prudensm 

1 5 Pigredo immitiit soporem , et ani" 
ma dissoluta esuriet, 

i6 Qui cusiodit mandatum , custodit 
«utimam suam: qui autem negUgit viam 
suam, mortificabitur. 

17 Fcensraiur Domino qui miseretur 
pmuperis: et vieissitudinem suam red'- 
det eL 

' i 8 Brudi filium tuum , ne desperes: 
má inttírfeetionem autem ejus ne ponas 
animam tuam, 

1 9 Qui impatiens est , sustinebit dam^ 
smm : et eum rapuerit , aliud apponet. 

ao \Audi consilium , et suseipe disci" 
ptínam , ui sis sapiens in novissimis 
mis. 

ai Multes eogiiationes in cor de virit 
pohtrtías^ autem Dómini permanebit. 

aa Homo indigens miserieors est : et 
VuHur est pauper, quám w'r mendax, 

ii3 Timor Domini ad vitam: et in 
pUnitudins eommorabitur, absque visi^ 
teUione pessima. 

a 4 Abseondit pigsr maman suam 
Sttb asseUa^ nsc ad os suum applieai 



a5 PesUlepOe JUtgeUaio^ eiuttus «»- 
pisniibr erit y w autem eorripuerÍ9 éit'* 
pientem, inteOiget disdplinean, 

a6 Qui affh'git patrem^ et fugai ma^ 



LO XIX. aSp 

10 No corresponden al insensato las 
delicias: ni al siervo el mandar á los 
príncipes. 

1 1 La doctrina del hombre se conoce 
por la paciencia , y su gloria es no ha* 
cer caso de las injurias. ' 

la Como el rugido del león, tal es U 
ira del Rey: mas su rostro placentero 
es caal rocío qué desciende solre la 
yerba. 

i3 Dolor es del padre un hijo insen-^ 
sato; y la muger rencillosa es como un 
tejado con continuas goteras. 

14 Casa y riquezas se heredan de los 
padres; mas la muger prudente la dá 
solo el Seüor. 

i5 La pereza hace venir el sueño; y 
el alma negligente padecerá hambre. 

16 Quien observa los mandamientos 
de Dios, guarda su vida;' pero quien 
descuida de su obligación, corre peligro 
de muerte. 

17 Quien se compadece del pobre, da 
prestado al Señor, y éste se lo pagará 
con sus ganancias. 

18 Corrige á lu hijo: no pierdas las 
esperanias; pero no llegue tu severidad 
hasta ocasionarle la muerte. 

1 9 Quien es impaciente lo pasará mal; 
y si usa de violencias, añadirá nuevos 
males. 

a o Escacha el consejo y recibe la cor- 
rección , para que seas sabio en tu edad 
postrera. 

ai Muchos pensamientos se forjan en 
el corazón del hombre; pero la voluntad 
del Señor es siempre la que se cumple. 

a a El hombre necesitado es compasi- 
vo ; y asi mejor es ser pobre que men- 
tiroso. 

a3 £1 temor del Señor conduce á la 
vida , y el justo nadará en abnndanciii 
bien libre de todo maP. 

a4 Mete el peretoso su mano debajo 
del sobaco, sin querer tomarse, eltru'- 
bajo de llevarla hasta la hote. 
' a 5 AEOtado el hombre impío ó'éseon^ 
dttlosOf el necio será mas cuerdo; mas 
si corrigieres al varón sabio, luego se 
aprovechará éste del aviso, 

a6 infame es y desventurado aqael 



1 Martím traduce : Ubre de lu mita 6 de las asechanzas del maligno. 



Digitized by 



Google 



a4o LlBEO DS LOS 

trenif ignaminiosiMs esi ei inftlix* 

37 iVofi cesae» y fiU , audire doeirí'^ 
FHtm , nee ignores sermones scienUce. 

a 8 Testts iniquus deridet judicáim: ei 
os impiorum devorai iniquikUem, 

39 Paraia suni derisoridus judüeia: 
ei mallei percuiienies siuiiorum eorpo^ 
ribus. 



PEOTSRBIOS* 

que da pesadumbres 1 sa padre, y ecb« 

de si ó de easa á la madre. 

97 No te canses» hijo mío^ de esca-> 
cbar las advertencias , ni quieras igno- 
rar las máximas juiciosas. 

a 8 Mofase de la justicia el testigo fal- 
so, y la boca de los impíos se traga la 
iniquidad. 

39 Pero aparejados están los ierribles 
juicios de Dios para casiigar á los mo- 
fadores, y loa maios para machacar loa 
cuerpos de los insensatos. 



CAPÍTULO XX. 

Huir de la embriaguez ^ y de ofender á los que gobiernan: evitar pleitos 
y la ociosidad^ son cosas que debe procurar, el hombre. 



I JLiUxuriosa res , vinum^ ei iumul'- 
iuosa ebrietas s quieumgue fus deiecio" 
tur y non erii sapiens» 

a Sictíi rugiius ieonis ^ Ha ei terror 
regis : qui provoeai eum , peecat in ani' 
mam suam. 

3 Honor esi homini^ gui separai se á 
eonieniionibus : omnes autem siuiii mi» 
seeniur eoniumeliis, 

4 Propier frigus piger eurare noluii: 
mendieabit ergo assiaie , ei non dabitur 
illi. 

5 Skuí aqua profunda , sis eonsilium 
in cor de viri^ sed homo sapiens exhau» 
riei iliud. 

6 MuJi* homines miserieordes voean» 
tur: virum auiemjideiem qu¿s inveniei? 

7 Justas, qui ambulai in simpiiciiais 
sua , beatos posi se filios derelinquet, 

8 "Rex , qui sedei in solio judidi^ dis~ 
sipaí omne maium intuiiu suo» 

9 Quis poiesi dieere : Mundum esi cor 
meumf puras sum á peceaio ? 

10 Pondas ei pondus^ mensura ei 
mensura » uintmque abominabiie esi 
apud Dsum* 



I J^njoriosa cosa es el ▼ino, y llena 
está de desórdenes la embriagues: no 
será sabio quien á ella se entrega. 

a Gnno el rugido del león , asi iVi* 
funde terror la ira del Bey : peca cob-> 
tra su propia vida quien le irrita. 

3 Es bonor del hombre el huir de 
contiendas; pero todos los necios ae mea- 
clan en los altercados. 

4 No quiso arar el peretoso por mie- 
do del frió; mendigará puea en el ve« 
rano , y no le darán nada. 

5 Como las aguas profundas, asi aon 
los designios en el corazón de un bom-. 
bre; mas el varón sabio los llegará 4 
conocer. 

6 Muchos ton loa hombrea llamado» 
misericordiosos: mas un hombre en lo- 
do fiel ¿quién le hallará? 

7 Ei justo que procede con aeiicilleii 
dejará después de si hijos dichosos. 

8 El Bey sentado ea el trono, donde 
administra justicia, con una aola mira* 
da disipa toda maldad. 

9 ¿Quién es el que decir pueda : W 
coraton ealá limpio 1 puro soy de teda 
pecado > ? 

• 10 Un peso y medida para dOTf y 
otro peso y medida para rsdbir*^ ao» 
dos cosas qae Dios abomina. , 



j ///. Reg. niL V. 46.— /r. fár. VL 
f». 36. — /. Joan, 1. 1^. 8. 
a O puofáko jr medida faUa, También se. 



condena el juzgar ó el distribiár premios por 
respetos humanos , faltando á la justicia. 



Digitized by 



Google 



Gápitü 

1 1 Bx siadiis suU initUígitur puer^ 
si inunda et recia auni opera ejue* 

19 Aarem audieniemy ei oeulum vi^ 
deniem, Domtnus fecít utrumque. 

i3 Naii diiigere somnum , ne te ege-- 
élite opprímai .- aperi oeuias iuoSf et ea^ 
turare panibue. 

1 4 MaUtm est , maíum eei , dteít o- 
mnte emptor; et eum reeeeeerit^ tune 
gloríabitur* 

1 5 Sst aurum , et muUltudo gemma-' 
rum : et vas pretiosum labia seienlicB, 

i6 Talle vestimentum ejus, gui fide^ 
Jussor extitit alieni, et pro extrañéis 
aúfer pignus ab eo. 

1 7 Suaois est homini pañis mendacii: 
et postea implebilur os ejus calcula. 



i8 Cagitationes consiliis roborantur: 
et gubernaculis tractanda sunt bella. 

1 9 Ei gui revelat misterio , et ambur 
lat frauduleniery et dilatai labia sua^ 
ne commiseearis, 

ao Qui maledicit patri suOp et matri, 
exiinguetur lucerna ejus in mediis te^ 
nebris, 

9 1 Hdtreditas , ad guam festinatur in 
principio y in nopissima benedictione ca^ 
rebit. 

u% Ne dicas: Reddam ntalum: expe^ 
da Daminum , et liberabit te, 

a 3 Abominatio est apud Daminum 
pondas <4 pondus : staiera dolosa non 
est baña. 

a 4 A Domino dirignntur gressus yiri: 
guis auiem hominum inteUigere polesi 
viam suam ? 

a 5 Ruina est homini devoreure san^ 
ctos, ei post vota retractare. 



LO XX, 94< 

11 De las iacrinaclones del niño se 
deduce, si sus obras serán en adelante 
puras y rectas. 

I a £Í oído que escacha y el ojo que 
mira, obras son del SeSor. 

i3 No seas amigo del sueSo, para que 
no le veas oprícnido de la indigencia : 
abre tos ojos , desvélate , y te sobra- 
rá pan. 

1 4 Esto es malo » esto no vale nada , 
dice todo comprador; y después de ha- 
berse llevado la cosa, entonces se glo- 
ria de la compra. 

1 5 Es cosa apreciable el oro, y la a- 
bundancia de pedrería; mas la alhaja 
preciosa es la boca del sabio. 

i6 Tómate el vestido de aquel que 
salió por fiador de un extraño , y llé- 
vate de su casa alguna prenda por la 
deuda del extrangero. 

17^ primera vista grato es al hom- 
bre el pande mentira'; mas en hin- 
cando el diente, se Uena la boca de a- 
rena , ó de ehinitas, 

18 Corrobóranse las empresas con los 
consejos: y las guerras se han de diri- 
gir con la priidencia. 

19 No te familiarices con el hombre 
que revela los secretos, y que anda con 
solapa , y hace grandes ofertas. 

ao A aquel que maldice á su padre ó 
á su madre , apagársele ha la candela * 
en medio de las tinieblas'. 

ai El patrimonio adquirido desde el 
principio malamente y á priesa, al fin 
carecerá de bendición. 

aa No digas : Yo me vengaré ^ : sino 
espera en el SeSor, y él te librará. 

a 3 Abominables son al SeSor las pe- 
sas falsas; malísima cosa es la balanza 
infiel. 

a 4 El SeSor solo es quien dirige los 
pasos de los hombres; ¿y qué hombre 
bay que pueda por si conocer el cami- 
no que debe llevar ? 

a 5 Es la ruina del hombre devorar' 
los santos , 6 hurtar los bienes de los, 
santos^ y despnes ofrecer estos para vo- 
tos á Dios. 



. 1 ó adquirido con fraudes, 
a Etto es , la vida suya ó la de sus hijos. 
3 Exod, ^XL V. 17. — Lev. XX, v. 9.— 
Ton. UI. 



Matth, Xr. V. 4. 
4 Rom. XII. V. 17. /. Thes. V, v. i5.— 
/. Petri III. V. 9. 

Q 



Digitized by 



Google 



a4ti 

a 6 Dissípat impioM rex sapiens ^ el in^ 
euroai super eos fornicsm, 

97 Lucerna Domini sptraeulum ho-' 
minis , quas inoesiigat amnta secreta 
venirts, 

a 8 Misericordia el Qeritas eusiodiuní 
regem , et robofatur clementia ihronus 
ejus. 

39 Exuitalio juvenum , fartUudo ro- 
rum : et dignilas senum^ canities. 



Zo^ Livor vulneris absterget mala i 
plagce in seeretioribus ventris» 



LlBftO DB LOS PR0VBRBI08. 

a6 El Ref sihio disipa los impíos « 
y levanta encima de ellos un arco 
triunfal '. 

37 El espíritu del hombre es una an- 
torcha Divina que penetra todos los se- 
cretos del coraion*. 

a 8 La misericordia y la ¡asticia guar* 
dan al Rey; y hace estable su trono la 
clemencia. 

29 Es la gala de lo;^ mocos sn forta- 
leza; y son las canas la dignidad de los 
ancianos. 

30 Púrganse los males por las heridas, 
y con incisiones qne penetren hasta las 
entradas <• 



ei 



CAPÍTULO XXL 

Dios es el que lo gobierna y dispone todo: y el hombre que se entrega á 
él y será dichoso en esta %fida y en la otra. 



I lOieut divisiones aquarum , ita cor 
regis in manu Domini: quocumque vo«- 
lueritj inelinabil iUud. 

a Omnis pia viri recta sibi videtur^ 
appendit autem corda Dominus. 

3 JF'acere misericordiam et judidum^ 
magis placel Domino , quam pictinuM. 

4 Exaltatio oculorum est dilatatio 
cordis t lucerna impiorum peeeatum, 

5 Cogitaliones robusli semper in a- 
bundantia : omnis autem piger semper 
in egestate est, 

6 Qui congregal thesauros lingua 
mendacii^ vanus et excors est, et im^ 
pingetur ad laqueos mortis» 

7 Rapin<z impiorum detraheni eos, 
quia noluerunt faure judieiuth, 

8 Perversa via viri , aliena est : qui 
autem mundus est ^ rectum opus e/us. 



I Eu\ corason del Rey está en la ma- 
no de Dios, como el agua que se re- 
parte desde un depósito : él le inclinará 
hacia cualquier parte que le pluguiere. 

a Pa récenle rectos al hombre todos sus 
procederes ; pero el Seitor eiamina los 
corazones. 

3 El ejercitar la misericordia y la |us- 
ticia , place mas al Señor que las Tic- 
timas. 

4 La altanería de los ojos es efeUo de 
la hinchaaon del coraaon : el esplendor 
de los impíos es el /ruto de/ pecado. 

5 Los pensamientos del hombre activo 
y diligente siempre traen la abundan- 
cia ; pero todos los peresosos viven siem* 
pre en miseria. 

6 Quien allega tesoros á fueraa de men* 
tir con su lengua, es un tonto é insen- 
sato, y caerá en los laaos de la muerte. 

7 Las rapiftas de los impíos serán sa 
ruina , por no haber querido obrar se- 
gún justicia. 

8 El proceder del hombre perverso es 
desordenado ; mas si el hombre es puro 
ó recio ^ es también recto su proceder. 



I En hebreo: hace pasar sobre ellos el car-' 
ro. //. y?c,^. XZ/.r. 3i. 
a /. Cor, TI. r. 1 1 . 
3 Ó también: £1 mal inveterado se fim- 



pia , etc. Esto es. Dios suele valene de laa 
enrermedades 7 de otros castigos para corre- 
gir A los pecadores obstinados. 



Digitized by 



Google 



Gapitü 

9 Melius €si sedere in angula doma'^ 
iis , quám eum muUere litigiosa , et in 
domo eommuni, 

I o jinima impii desiderai malum: 
non mistrebitur próximo suo, 

1 1 Mulciaio pestilente^ sapíentior erit 
párvulas: et si sectetur sapientcm^ su*' 
mei seientiam. 

la JSxcogitat justas de domo impii, 
ut detrahat impios á malo^ 

1 3 Qai Murai aurem suam ad ela^ 
morem pauperis^ et^ipse clamaóit , ei 
non exaudietur^ 

1 4 Munus aAScondiium extinguit aras^ 
et donum in sinu indignationem mar- 
xwiam, 

1 5 Gaudium justo esi /acere j'udi-^ 
cium I ei pavor operantióus i/túfuitatsm» 

1 6 yir qui erra»erit á oia doctrina!^ 
in coetu gigantam eommorabitar» 

1 7 Qai diligil epulaSf in egestaíe erit: 
qai amai QÍnum^ et pinguia » non dita^ 
bitur, 

i8 Pro j'usio datar impius: et pro 
rectis im'quus» 

1 9 Meiius est habitare in ierra deser* 
ta, quám eum moliere riscosa et ira^ 
cunda, 

a o Thesaurus desiderabilis , et oleum 
in habitasulo justi : et imprudens homo 
dissipabit illud* 

a I Qui sequitur j'astitiam et miseria 
eordiamf inveniet vitam , j'ustitiam , ei 
gloriam. 

a a CivHaiem fortiwn aseendit sa^* 
piens, et destruxit robur fiduua ejus, 

a 3 Qui eusiodit os sUMim » ti linguam 
suam^ custodit ab angustiis animam 
suam, 

a 4 Saperbus et arrogaos voeatur in^ 
doduSf qui in ira operatur superbiam, 

a 5 Desideria oeeiduni pigrum : nolue» 



LO XXL 243 

9 Mejor es vivir al descubíerio en un 
rincón del terrado, que dentro de la 
inisnia Casa con una muger rencillosa, 

10 Desea el mal el alma del impío; no 
tendrá compasión de su prójimo. 

1 1 Castigado el escanda la<io, el párvu- 
lo d simple se hará mas avisado; y si se 
arrimare al sabio, aprenderá la ciencia. 

la Pónese el justo á discurrir acerca 
de la casa del impío, para ver como po^ 
drá retraer del mal á los pecadores. 

1 3 Quien cierra sus oídos al clamor del 
pobre, clamará también y no será oído. 

1 4 La dádiva secreta calma los enojos; 
y el don, metido oportunamente en el 
ñtnode ofrOf aplaca la mayor cólera. 

1 5 Halla su gozo el justo en practicar 
la virtud: pero los que obran la iniqui- 
dad , están en continuo susto. 

16 £1 hombre que se desviare del ca- 
mino de la doctrina, irá á morar con los 
gigantes ó condenados*» 

17 Quien gusta de dar banquetes, pa- 
rará en mendigo: no strA jamás rico el 
aficionado al vino y á los manjares re* 
ga lados. 

18 £1 impío es entregado en expiación 
del justo; y el hombre perverso en lu- 
gar de los buenos'. 

1 9 Mas vale morar en un desierto, que 
con unateuger rencillosa y colérica. 

a o Hay en la casa del justo un tesoro 
inestimable, y pingüe; pero el bombrc 
sin juicio lo disipará todo. 

ai El que ejercita la justicia y la mi* 
sericordia, hallará vida, justicia y gloria. 

aa Machas veces el varón sabio se ha 
hecho daedo de una ciudad llena de 
guerreros, y ha destruido las faenas en 
que ella confiaba >. 

a3 Guarda de angustias su alma el 
que guarda su boca y lengua. 

a 4 El soberbio y presumido es verda- 
deramente tonto; pues arrebatado de la 
cólera comete mil desatinos é\vk9o\tnc\M, 

a 5 Los deseos consumen al pereíoso: 



1 O láoMMos malhechores. Véase Job XX^L 
ven. 5. 



a Josite VIL v. ao. — /#. XWL v, 3.— 
^.LXXVlll.v.^, 
3 Sap. VL V. 1. 
Qa 



Digitized by 



Google 



a44 Libro de los 

runt enim quidquatn manus ejus ope^ 
rarí : 

a 6 ioia di'e coneupisdi et desidenU: 
gui auttm justua esi , tríbaei , et non 
eessabiL 

37 Hostioi impiorum abomiiUMbües^ 
quia offeruntur ex acelere, 

a 8 Tesit's mendax peribit : vir obe» 
diens loquetur vidoriam» 

a 9 F'ir impius proeaciier oh/írmat 
vtüíum suum: qui auiem recíue esi, 
eorrigit víam suam* 

3 o Non esi sapieniia , non esi pru" 
deniia , non esi consilium eonira Do- 
tm'num. 

3 1 Equus paraiur ad diem beUi: JDo- 
minus aúíem saluism iribuii. 



PROTSEBIOS, 

pues tus manos no quieren trtlMjar poco 

ni mucho. 

a6 Todo el dia se le va en apetitos y 
antojos: el justo empero ¿^ á los oiros^ 
y no está nunca sin obrar. 

ay Abominables son las víctimas de los 
impíos ; pues son frutos de iniquidad. 

a 8 El testigo falso perecerá: el hom- 
bre obediente á la ley cantará la vic- - 
toria sobre su calumniador, 

39 El impío descarado no desiste ja- 
mas de sn intento ; pero el hombre de 
bien corrige sus extravíos. 

30 Contra el Señor no hay sabiduría^ 
no hay prudencia 1 no hay consejo que 
valga. 

3 1 Aparéjanse los caballos para el dia 
de la batalla; mas quien dá la victoria 
es el Señor. 



CAPÍTULO XXIL 

Del buen nombre : / del modo de tratar á los prójimos. De la caridad 

y confianza en Dios. 



1 JMeliUS esi nomen bonum , quám 
diviiScB multa : super argentwn ei au^ 
rum , graita bona, 

a Dives ei pauper obvíaveruni sibi: 
uirtusque operaior esi Dominus» 

3 Callidus vidii malum., ei abseondti 
«e : innoeens periransiit^ ei afflidus esi 
damno, 

4 Finís modesiine iimor Dominio di^ 
viiice et gloria ei vita. 

5 Arma ei gladii in via perversi: ai^ 
aios auiem animee suat longé recedit ab 
eis. 

6 Proverbium esi : Adolescens Juxia 
viam suam , eticun cum senuerit , non 
recedei ab ea. 

7 Dives pauperibus imperai : ei qui 



I V ale mas el buen nombre que mu- 
chas riquecas ' .' la buena reputación es 
mas estimable que el oro y la plata. 

a Se encontrarán ;^iffc necesitarán mu- 
tuamente el rico y el pobre: á entram- 
bos los ha criado el Sefior. 

3 El varón prudente vio venir el mal, 
y se precavió: el simple ó incauio tiró 
adelante , y tuvo que padecer, 

4 El fruto de la humildad es el te- 
mor de Dios» las riqueías» la gloria, y 
la vida. 

5 Armas y espadas* hay en el camino 
del hombre perverso : mas el que guar- 
da su alma se alejará de ellas. 

6 Dice el proverbio : La senda por la 
cual comenzó el joven á andar desde el 
principio , esa misma seguirá también 
cuando viejo 3. 

7 El rico manda al pobre: y quien 



I Eccles. VII. V. a. 

a En hebreo: Espinas jr lazos ^ es decir, 
cODtmaos peligros. 

3 Esto es , coDservará , siendo vieío , las 
buenas ó malas mañas que aprendió de niño. 
Ed el hebreo se lee : Instruye al tierno niño 



al comenzar su carrera de la vida. : Cuan 
errados van loe padres que descoidao la cor- 
rección é instrucción de los hijos en la tier- 
na edad , ó qae aguardan á hacerlo cuando 
han entrado en la edad de las pasiones ! 



Digitized by 



Google 



CkttT.V'Xi» < XXII. 



94$ 



m^/tíi nmtmkm v mtow iéi fwneraniis» 

'• ' ' » • ' , > I 

S QuiseminatiniquiíaiermpmgM man 

la, ei virgd ¿ras succ consumnuUfUurí. . 

9 Q^ pronas est ad misericordittm^ 
benediceiur: de panibus enim skis dedS$ 
pauperi. F'ieioríam el honarem acquirtt 
fui dat mmncra : animam autei^ ám/erí 
a$€ipi€ntiumt - j 

I o B/ice der*sorem , H exiitU tum et 
jur^iuM I €€99Qbuní^t €au$tt ei cohhi» 
irulkt, 

I I Qui dtligü iordi» mundUiam, pro' 
pier gratiam labiorum suwutH habebii 
amitum rtgem» 

1 a OcuU Ihn^ini eusiodiunt etientiam^ 
tt supplantaniur ñeróa iniqui^ i 

1 3 Dicii piger: Leo esi fortSf in medip 
plaUíurum ocddendu* sum, 

i4 'FWea profunfU» C4 aiíenat: euS 
ir atas est Dominas ^ ineidet in,$49i^ :' 

. • '" í 

1 5 SiuJtitia eofJigaia esi in cor de puS" 

ri, ei pirga. dis^plina fugakii eajm. 

1 6 Qai eatummalur pauperem , ut 
augeat' diviiias saaSf dabií ipse ditiori, 
el egebit» 

• 1 7 Indina aursm íuam « eí audiver^ 
ba sapieniiufn: appone aalem cor m^ 
doeirinam meam: 

. 1 8 fUi^..puÍ€hra,eri( UbÍ4 ^um servm^ 
veris eam in ventre iuo , et redanáobii 
fn iakiis iuis : . : 

19 ai sil in Domino fidaciaiaa^ and^ 
si osiendi eam Ubi* hodie, ■. 

a o Ecce dtscripsi eam tibí, triplieiteri 
in e^gitalionibas ti scientid: 

a 1 ui ostenderem Ubi firmitaifim » eé 
eloquia oeritaiis responderá ex fus. iUis 



8 Males ó desastres segará quien tieoo^^ 
bra maldades ; y será destrocado con la 
mtsaia ^var* .d« sü faror. 
' 9 Qaien es con) pasivo, seri bendito; 
porque ^a partido su pao con los po^ 
jbres, ^ Quien es dadivoso conseguirá 
victorias y bonoMa; pues arrebata el cor 
raapiK de loa .^oe. reciben. ' 

I o Ecba ínera al .nolador impío ' ; qoe 
na» él taldrái^ A» dia<(or4ia»« y tesarán 
i^w pfoitoa- y , cnniumc^iaa» 

I I Quien ama la candidez de corazoui^ 
gozará la amistad del Rey por causa de 
ftt^babler duke y 'agt«iableí. 

« la Lodoíoft del ^ñoe ettán cnétodian-' 
do á los sabios; mas los discucsoa^^eloa 
inalo# .van iodi^ for el e^o. 

1 3 Díte el pti^esASO : Fuf ra bay, .m 
león *; y si salgo leré muerto en medio 
de la callea -. 

14 La boca de la adálterii, cuando 
halaga y t% una profunda fosa, en la cual, 
caerá aquel que tiene merecida la ira 

«del'MWrS.x 

i5 Pegada está la necedad al cotaion 
del mcichacbo;, mas la vara del castiga 
la arrojará fuera. 

16 Quien oprime al pobre á trueqae 
de acrecentar sus riquezas , tendrá que 
cederlas á otro mas rico, y vendrá á 
^^edaí miaewHeV •. -. Vr r 

.17 Pr^ia «^entQ^oido».]r Aipucbá 1a^ 
palabras de los «ábi^: apliÍB^^ii cofaxon 
4 mis -iu«M^ccÍQnes<} - !^-. ... \. \^ 
. i 8. Jas cuales te serán dulces y ama-t 
bles en depositándolas en tu pecho , de 
tfond^ rebqSfkfiUl^por.iaa.Ubi^s;. 

19 y pon en el ^¡euoic, ia>,co.nfi^fm 
pft^Q^pei^.uo ^ las ba boy enae^a^o. 

ao Ya ves qiMv^O -irea. ui añeras V ^ 
deio.e;Kp«esta«n|i,do^Uina/¥oa ouapbiis 
reflexiones y sentencias; . . , 

. ai .piav«.baoeft^4;onocerAi»<certi4am-v 
bre, y las razones verdaderas con que 
^<f</q««^IIMM)#rM<ll filie, te. )ia|l en- 
viado. •.••..'-'•» V ,■ . ..\x . .. 



1 En el hebreo j^ en los Setenta c/^eíí//<frt/e. 4 ^". a^S""'** í íWias^' sé lee aTlin (íe este 
'^ O taWezbay ascsítios. ' ' « _yeno'FÜi mi\ como [«labras j)«rtenccíén\ííl 
$ Por sus pecados, y el desprecio qpe bá al Tenjp.sigiHeñie . . ." ~ , , ', 



hecbo de ios Dítíom aaúlios, 
ToM« IIL 



^e varios jvipU^, y¿fM S^e. 
Q3 



Digitized by 



Google 



&40 



LlSaO os LOS PftOTBE8IOS« 



guía pauper est: ñeque conteras fgérmm 
íM partú\' • 

. . j .• ■ ' ■ ' 

a 3 guia juditabii Domimu céuutam 
e/us , ei éénfigei eoé , gui 'eonjfixeruni 
anhnam'^/us* 

A 4 ffsN raw amíeus homM traeund^f 
negué 'ámáutés eum vitó furioso i 

aS /i0 forte 'diseae' semiias ejui^ ei 
%umu» 9tAñá&Utm uúimce tua, 
• a& Nbii ^sée eum Aitf \ gui difignnt 
manas suas: éi gut oades- se (0éruní 
pro debitis: 

27 si enim non haéé^r 'uhde resíHuas^ 
ífttfd ^tküsce esi ' üÉ téll'ai* operimeniwn 
ée eébmtmof 

28 iVtf transifrédiariif • términos ant^ 
ifms\*gu^ pósuérunt'^pm^róS' tui, 

('bc^ Vidistt virum veiotem *ñ opere saoP 
coram regióos stabit , nec erií ante igm^* 
bUesi ^ . ' 



aa lio oses de prepoUncia con %\ p»* 
bre, por lo mismo que es pobre; ni 
airopellet en \satio al dsmdsr q»e Ba¿a 
tiene: 

a3 porqué el Señor le hará justicia, y 
traspesará á los que Iraspasaiün él alnoa 
de aquel pobre. 

a4 I^ tengas amistad con el hombre 
IracMido, ni te acompañes con el farioao: 

a5 no sea que imites sus procederes^ 
y des á tu alma ocasión de ruina» 

a6 No te asocieé con aq«uBlloa qac 
imprudentemente contraen obligaciones 
alargando su mano, ofredéndoae por 
fiadores de deudas; 

37 porque si no tieneaconque pagar, 
¿k «fué fin «aponerte á qne te lleven la 
c abierta de tu cania ^ • 

a8 No traspases los términos antiguos 
qtie piMleron liis -padres. 

a 9 ¿ Viste algún hombre puntual y ez« 
pedito en sus negocios? ese tendrá ca- 
bida con los Reyes, y no quedará entre 
la plebe. 



. , , CAPÍttjXO XXIIL 

Z)é ta fnóíerdcióri que dehe ohienfarse en la mesa de tos Grandes: eda* 
QQ^ÍQn (ifijos JiiJQS,: (¿inpfanza , continencia , / perseverancia en el santo 

temor, de Dios. 



' j ^.. 11 <i 



1 Quando sederis^ ü^' eOmOas €um> 
priné/peS d9ii¡feoter'^átÍtA^f^ guas '^affp^ 
MifiÉ- éunf vni€¿ faóimí ' tadní > ' <; • 

a et statue eultrum iwfútiWre ta^^ si 
tamen habes in potestafe animam tuam, 

3 Ne désidetei de- eSbié ejfü»\ in guo 

est páriirrñénd&tfí: '• ' • • . ' 

4 Ñófi laborare üi éifétis: aed pru-^ 
derdiíÉ fúit pone -kióéu^t ' ' • < • 

5 h» ^rí^s^btaUs 4uó»^ád opesVifútk 
non potes habéTt: gítía fadent sibi 
pennas guésí aguiia: , et volabUnt' in 
eeelum. 

' 6 Ne eoftiedkits sumí hominHitMOo, «H 
ne desideres cibos ejus : •' ' «- ' 

7 guoniamTrf simililüdihem ariolt ef 
eonjectoris ^ astimai guod ignorat, Co^ 



I (cuando te sentares á comer con un 
Prfnálpe, repara eén atención lo que te 
ponen «detofile ; 

a y si es que dominas tn apetito, apli- 
ca el cuchillo como para tapar tu gar- 
anta': 

3 no apetescas sos exguisitas viandas, 
piuet son uñ manjar engaik>so *. 

4 No te afanes por enri<faeoerle; ántéa 
bien pon coto'á tn industria. 

5 No pongas tos ojos en las riquecas, 
que no puedes adquirir; porque ellatf 
tomarán alas como de* águila, y se irán 
volando por el aire. * 

6 No vayas á comer con el • hombre 
envidioso, ni desees su mesa; 

7 puesto que , á nid riera de adivino y 
astrólogo, está calculando de antemano 



1 ó, como para refrenar tu ^«¿a/Bn he- 
breo : si te domina el apetito. '^ 



a Otros Iradocenr iVd apetezcas lá tnesa dk 
aguel gue gana sus bienes ú^stúmente. 



Digitized by 



Google 



.Capitulo 

mede^ ei BiZe , éieei íAi í e$ mens éjua 
non est íeeum, 

S Ciko^, ^mo4 comederms » émimeM : £i 
perdes pulcitros sermones too». 

9 In aurióus insipieniíum ne lotftu^ 
ria : gusa despicíeni dodrinam ehquii 
im\ 

10 Ne aitíngoí paeouiorwn íertntnos: 
0i agrum pupülorwn ne introüús: 

1 1 propinquui enim ülorum, fcriia esi: 
ei ipse judicabit contra te eatUam HIo^ 
rum, 

la Jngredtaiur ad doetrinam' eor 
Uiunt f et aures ium ad veróa eeUniiáR 

i3 Noii súbtrahere á puero diafiipli^ 
Tuam: si enim pereusseris 4wn virgdj 
non morieiur, 

1 4 TVf 0irgd peraUies eum : ef ánimam 
e/us de inferno liberakis, 

1 5 jPi/t mi , si sapiens fusrit amimtm 
imtSj gaudebii Ucum cof.meum.ti 

j^ ei exiütabuni renes mei, cimtié* 
suia/uerint reestum ¡abiá iua. 

ly Non ctmuietwr eor iuum pecoaio^ 
ress sed' in iimore Dominé esto tola 
die í ' . !> 

1 8 guia hadebis spem in novis9Ím9, 
et prcestoiatio iua non auferektñ . « 

i'9 Audi^ fiUnU^et rnsto smpiems(ttg^ 
dirige in pia anámum liium. - •■ 1:ú'í 

a o Noli esse in conviviis potoáamm^ 
nee in comessationibus eorum , gui car^ 
nes ad veseendum eonferuní-^ • / / O ] 

a 1 ^MM vacantes potibus , et danies 
symbola , consumentfar ^ si ., vesticti^r \ 
pannis dormiiatio. 

aa jiudi patrem Iuum , gui genuii te^ 
€t ne conienuáas cUnh- sénmerit mater 
tua. 
,ü3, FenOaiem* esme^.etx^wtoii vei^dsre 



\m.f eidocáhinath.^ eé ípásUtf «tliá«d^>^»M*i 
gentiam* i\¡».' 'ij? 

a4 iMku¡iaá 9m tdia üjfdimtímiii gui 



XXIIL a47 

]o que >ann «o.Mbe jgué .le i gastarás* v» 
G>me y bebe , te dirá él : mas su cora- 
ba no' está coxUtga . 

8 Yomiiarás cuaiklo comUie , y habrá» 
desperdiciado tu> aiftesa copveraacioft. 

9 No le metas á discurrir en presencia 
de los necios; porque despreciarán tus 
juiciosos razonamiepios. 

101' Ho . mude» los cotos d mo/ones de 
los menores de edad^ ni te melaA en. la 
herencia de los huérfanos; 

11 iM»r<|Qe> es su curador ¿i Tgdo* 
podeivsot y defenderá contra ti la causa 
de ellos. 

la Apliqúese tu corazón á la doctri- 
na , y tus oidos á las máiimas de sa- 
biduría. 

'. iS- Mo eacaaees W t^oerfccioa «1 mai- 
chachoe. pine^ sianqlM. i.fti4ea^»l^i^ juísr 
tigo, no morirá. 

1 4 Aplícale la vara del caatigo^ y li- 
brarás su alma del inftepno. 

i5 Hijo mió, si tu aUña .pQfefer^4% 
•iabidkiría». tei «oreaMtvSe.MgOcijei'áefiOn 
eL'tityo; '.'.,.*. \.::, 

i6 y saltarán de júbilo mis ent railes 
cnerdo pt^oferirán' .tua labiOftu itdzOlitk- 
mientos recios. . . ■ ) 

17 No envidie tu coraaon á los peca- 
dores ; sino mantente síemf^> firme en 
el temdc.^l.S^íkir, w , 

18 con lo que al fin logr»rás.QiMBAo 
esperas: no quedarán burladas tus es- 
^ra|isas.Nuvi vvc% w.N V •.?.•,.'%» \'» I*. 

u 119 £scuteha>'oh.htíObn0O , -.^ft .Miáa^sár 
iéé', y«iidereaafáá'tu^^iDQr«eMa p^r.eltc»- 
mino recto. "..a ^..-.,11 

a o No asistas á los convites de los beo- 
dos, ni á las comilonas de aquellos que 
^opqH^nyey á esoole para los banquetes; 

ai porque con la frecuencia de beber 

V. su soñolienta uesidia loo reducirá á ser 
u nos' á II d ra josos.' 

a a Escucha á tn padre que te. ¿id la 
véda^'.y .no.de»pfeciesá tu snadi»/ ^ui^- 
do se hallare emUi^ttíUi» v> ^ . í 1 •„.. ..v 
><a3- Procurar, vnAqiiáriikiá.i^ «M^üla 

biduria, de k doctrin», ni de la inte- 

a4 Salta de júbilo^ «I pftdfffMjfMMf 
Q4 



Digitized by 



Google 



948 



LnilO DS LOS PHOTSRinOS. 



^' ...;]... ■ '. .1 r •.■ . * 

a 5 Gaudeat paier 4imw y >»i fnaitm éhík, 
éi txúlM ^iOfí^tfüii U^ • • / . 

a6 Proíóe , yí//- m/ , €üí^ tuum mihi: éi 
oeult tai was meas cusUáiant, 
( ^7- Fbmea tfihn pro/untia eéi mereirix: 
et puteas angusius , stlitña^ . • 
: 'aH Insidiaiur in *vÍ4i quasi lotro^^ et 
i^ü/w incautos tiíderiif inierfisisi. .. ' 

-(¿9' ^£^> vm atufas patri va? eui rítcee? 
itui/bvéce? eui sine causa vuloer» ? ad 
suffusio ocuJQrumd 



•vtm^ i ' él: stadent '^atí^tus spoi^ndis^. > 

- 3 1 . Né intutaris w'mtm quanáojlave^ 
scií , cum sptéñdueríi fh uítro color sjus: 
4ngre^itur btandé ^ i 

i 3a^- sed 'in. novissímo .monkkM,ui^¿oksr> 
her^ et sícut regulas venena diffundát. > 

;;r',:''i.'i '} . i.;.' '•; ' ' f ■ !, '^ I 
-48d •OtuU 4ui i^idebaná ^saetroneasf et 
€or tuum loqueíur perversa:* 

( 34 Bt sri^' si'eui dormiensiin medio 
mari^ et quasi sopiius^ guAo^aéor^) a^ 
fM^to eikv9fí • >;t <'> n- > ' i 

35 «I dkes: Verheravermnt.mu^y.:ee^ 
-téérf^túhiif^tttrmxéMátiime^y^eti'egb ^n 
'eltn'sií^q^€m^90igUbéo ^ ^ruitau^ vüsé 
rtperiam? 



•.{» 



ifaiea.eDgcnjlrAiiifcli^iábiOi haliaii «n 
él su consuelo. 

a 5 Tengan este gozo ta psdre y ta ioa« 
Ürc f. iT'Mlte de placer la ^«e. ¿e pariéL 

a6 Dame, ob faijoniio, ta coraaoiiy j 
lija tas ojos en mis «an^of caminos; 

aj visto que la ramera «s una sima 
profunda, y un estrecho poso la adúltera. 
. a8 El lis acecha e»«| eamibo,* como aa 
salteador; y á caa»los incaatoa pasan, 
les quita la vida. 

•*a9\;Para qaién s6n los ayes? ¿para 
qué padre son las desdichas? ¿contra 
quién serán las riñas ? ¿ para quién los 
precipicios? ¿para quién las heridas sin 
motiva alguno? ¿quién trae los o joa en- 
cendidos? 

•'3o ¿no son estos los dados al vino, y 
)oa que.fanllan sus delicias en aporar 
copas? 

' 3i ¡Ahí no mires al vino cnapdo 
bermejea; cuando resalta aa color en el 
midríos él entra suavemente ; 

3a mas.A.k postre muerde como en-* 
lebra , y esparce veneno como el ba- 
«iüseo. 1 . ' . 

33 Se itén.despues toa ojos.iras de k 
muger de otro, y prorumpirá ta co- 
razón en palabras perversas é indecentes. 
. 34 Y vendrás á ser como el que está 
dormido en medio del borrascoso mar, 
^conió.elvpiioto.sodolíenl6 que* ha per- 
dido el.ttoon; v . ..>\\ 

35 y al cabo dirás: Me han acotado; 
)wnM«ió me ilan ^da)ldo 'Ids áaoáéa; ar- 
rastráronmei mas .yo daada he sentido : 
¿cuándo quedaré despejado para volver 
^'heherl _ 



.. ; M.i a-...., .„,,,,, , C'Jí'f'ÍT'ÜLO XXiy.' 



"^Jorta^^^ deriiaroh' sabio, míen 'socorrerse los 

* c. '^^'\p^i;^¡^¿y^' j^.f^^,¿¿^^ ¡^ ociosiiad. "*'"' ' " 



~^V 1 Y^ iwnuferí^ ' virqe malos j» nee 

desideres esse dimneié:* •> ol> 
f^n^i)!^ ^réj^riáSi^rhe^iéatanrmeés* eo» 
imrñ\, *itfruuÉt4 lobiá 

-9lUÍ fil 'ji; iíl 

3 Sapientia cedifieabitur domiesv^^éí 

IffhééeKdíu^ñobOKo^i^* '• ' ''' '- i^ 



loquuktssn. 



t jLNI O envidies á los hombres malos, 
ni desees estar en su compañía; 
sTsV^porqúte su' ánhno» eaté-lnedftaado 
Túhé^'r y hablando jaieJDi^oB em fc ns á fs 
sus labios. .4».. 

3 G>n la sabiduría se edificará la ca- 
'sn>) y le tonolidacá omi In pimdencia. 



Digitized by 



Google 



4 Tü dodrintí repJehuniur ceUaria^ 
universa subéianita pretiosa ei puithet-^ 
rím 

5 F'ír sapiens f fortis esi: et vir Jo- 
€iw I robustas sí validas. 

6 Quia €um dispasiiione iniiar beJ^ 
¡um : eí erit salas ubi multa consilia 
sunt. 

7 Excelsa stulto sapientia , i/i porta 
190/1 aperíei os suum. 

8 Qui eogitat mala faceré , stultus vo- 
tobitur. 

9 CogÜatio stulti peeeatum esi : et o* 
bominatio hominum detractor, 

'> I o Si desperaveris lassué in die an^ 
gustíat f ímminuetur fortitudo tua, 

, 1 1 Jf rué eos qui dutuntur ad mortem: 
et qui trahuntur ad interitum liberaré 
ne eesses. 

- la Si dixerisí Vires non suppetanti 
qui inspector est cordis, ipse intelh'gU^ 
ei sercafortm animas tute, nihil fallit^ 
reddstqus Itomimjuxta opera sua» 



' s3 Gomedt t fili mi y mel, quia bo~ 
num esif et.fa»um dulcissinium §gatturí 
iuo, 

t^ Sis éi doctrina sapierHies animas 
tuw : quank.cum invneris y habebis in 
novissimis spsm y ti spes iua non pe^ 
ríbit. . .. . . 

-iS Neinsidieris , ei qtusr^s impiétU" 

íem in domo jUsii^ nequs ^mstss requieni 

ejus, 

• !& Sepiles énim cadei /usius , et r»- 

surget.'^impii amiem corrusnt in ma^ 

lum, 

" 17 ^Cutn ceddtrü inimitus iuuSj nm 
gaudeaSj et in ruina sfus n^iemíliéá 
^or-ftn^m : 
18 neforth pideat Dominas, et displi" 



XXIV. ^49 

4 Por medio de la ciencia se henchi- 
rán las recámaras de toda suerte de 
bienes y preciosidades. 

5 El varón sabio está lleno de forfa-* 
leaa de espíritu ^ y es esforzado y vigo-> 
roso el ánimo del que tiene ciencia. 

6 Puesto que la guerra se dirige con 
el buen orden y disciplina; y donde 
hay muchos ^ sabios consejeros allí 
habrá prosperidad. 

7 Ardua cosa es para el insensato )• 
«ahiduria: no abrirá él su boca en pú^' 
blico ó en los tribunales. 

8 Insensato será quien se propone el 
hacer mal. 

9 Peca el necio has/a en lo qne pien- 
sa : abominado es de los hombres todo 
"hombre detractor. 

i o Si en tiempo de. la adversidad des- 
mayares, perdiendo la esperanz», des- 
caecerá tu fuerza. 

1 1 Procura salvar á los justos qce 
son condenados á muerte, y has lo po- 
sible por librar á los inocentes que van 
á ser ái^rastra^ il suplicio^ 

I a Si dijeres : No alcauaaa á ello mis 
fuerzas: sábete que aquel que vé los co- 
rásonés, lo conoce bien; y nada se le 
pesa por aiio al Salvador de tu alm», 
el cual ha de remunerar al hombre sc«- 
gun sus obras. 

-*i3 Come, hijo mió, la miel, que es 
cosa bncma : gusia el • panal , pues será 
dulcísimo á tu paladar. 

14 Tal será también par« tu alma la 
doctrina de la aahidurfa : con cuy» ad-. 
quisicion tendrás esperanza en loa 4lti« 
moa dtas^ y esperanza qa« no será 
frustrada, 

. t& No bodes acechando, ni bascando 
delíloa «11 easa del |asto , no perturbes 
sa reposo: ' - 

- iS porque siete veces* caerá el {usto, 
y siempre yú\rttá é levantarso: «I con* 
trario, los impíos se despeñarán nuts y 
mas en el mal. ' 

17 No te alejes de la calda dota 
enemigo, ni se regocije tu coraaon en* 
iir mina ; ~ ' 

18 para qne el Seitor, que lo está 



1 Ó muchas veces. Véase ¿«rte. 



Digitized by 



Google 



aSo LlBftO DK L08 

€£al ei\ et auftrúi oh eo iram suam, 

1 9 iVíf eonUndaé ewn pessímís , ne$ 
asmulerís imptos: 

a o guoniam non fmbeni fulurorunt 
spem mali: ci lucerna ¿mpiorum txiin^ 
guetur, 

a I Time Dominum , fili mi , ei re- 
gem : et cum deiracíori&us non eommie^ 
eearis : 

• a a guoniam repente eonsurget perditio 
eorum : et ruinam uiriusque guts novitt 

a 3 Hcec guogue sapientibus: Cogno* 
seere personam in Judicio non eet 
bonum, 

^i Qui dieunt impios Justus ea: mor 
Jedicent eie popuii^ et deU^teUfuntur ^os 
tribus, 

a 5 Qui arguuní eum, iaudaduniur: 
el super ipsos veniet óenedictio, 

a6 Labia deoseuMOur ^ gu¿ reeta 
verba respondéis • - 

a 7 Prc^Htra foris opus tuum^ H düi^ 
genter exeree agrum tuum: ui postea 
cedificea domum tUQtn* 

u% Ne Mis te^is frustra contra proxi- 
mum tuum t AM laetes guemguam ia^' 
biis tuis, 

a9 Ne ditas t Quomodbfeeit mihi, sie 
faciam ei: reddam unicuigue seeundiaii 
opus suum, 

3 o Per agrum haminia pig^i tranaivi: 
et per vineam viri stulti ¡ 

Zi et etce iotum repleverant urtieee, 
ei operuerant superjieiem ej'uM apinaí^ 
et materia lapidum deatructa erat, 

3a Quod cum vidisaem, posui in cor* 
de meo^ et ñxempiQ ati^M diseipiinam^ 

33 Parum inguam^ dqrmiee^ modi^. 
eum dormUafyís t pfimmiUum manua 
eonaerea^Mhgtiiá$€aafi j. :.. 



PROVBaBZOS. 

vienclo , no se ofenda, y aptrte de .él y 
traslade á ti sa enojo. 

19 No porfies con los mslvadoiy ni 
tengas envidia de los impíos: 

ao porque los malos no «ienea espe« 
ranta alguna para lo venidero ; y la 
lámpara ó el esplendor de los impios 
se apagará. 

a 1 Teme , hijo mió , al Señor y al 
Rey; y note acompañes con los detrac- 
tores 6 revoltosos f 

a a porque de repente se dcspUuMirá 
sobre ellos la perdición. ¿Y quién sabe 
los suplicios que padecerán ? 

a 3 Digo también á los sabios: Es oo<v 
sa mala» cuando se juega « el tener mi- 
ramiento á personas. 

a 4 Aquellos jueces que dicen al mal- 
vado: Tú eres justo; serán malditos de 
los pueblos^ y detestados de todas las 
tribus : 

a 5 o/ contrarié los que le condenan , 
serán alabados y colmados de bendi* 
dones. 

a6 El que responde arreglado á lo 
recio y justo, es como quien da al ami" 
gú un beso en la boca ^. 

zj Arregla tus labores de á fuera , 6 
la labranza , y cultiva con esmero tu 
campo, para poder después formar la 
casa*. 

a 8 No seas, sin motivo, testigo con- 
tra tu prójimo ; ni adules á iiadíe coa 
tu bablar. 

»9 Tampoco digas : Como él me trató 
á raí , así le trataré yo á élt pagaré á 
cada uno según sus obras. 

30 Pasé un dia por el campo de un 
perezoso, y por la viña de un tonto; 

3 1 y vi que todo estaba Heno de or- 
tigas, y la superficie Cabierin de espi^ 
ñas , y arruinada la cerca de piedras. . 

3a A vista de esto , entré dtnfro de 
mi,. y. con este ejemplo aprendí á g^^ 
bemarme. ... 

33 Duerme poco, dije, no bosteces 
mucha.» estáte poco tiempov parado con 
ks^ manes cruaadaa: 



1 Alu4ie á la costumbre, de los orientales, 
los Cuales se'saludan cohW b^soí tfosolrbi 
diriamosT es ce rn o si fe - tÜertt ii sjwwAúf * 
me abrazo. Véase Ósculo. Según ei hebreo 



puede traducirse : El aue responde al casp^ i 

con ex^ctitijd, ca£/s¿t placer aigue le escucha, 

■* ü Bsto es y úóntriter matri/nonio. ytsx^lffff^ 



Digitized by 



Google 



Cávitvlo XXV. f^5i 

i %^' et ceniwHiht qua$i tíkrtw egetías^ 34 porque te akaniará de repenh ^ 
wt mtndídtas ^uasi vir armaius* cocho bo» poMa )a indigencia ; y la 

mendigaes como un salteador armado. 

CAPÍTULO XXY. 

íh los Reyes y de los vasallos. Se ha de hacer hien aun á los enemigos. 



1 Jilee quoque paraMce Saiomam's^ 
tfuas transiulenmi viri Ezeehiee regis 
Juda. 

% Olmia Dei esi uhere werbum^ ei 
gloria régum invteiigewe sermonem. 

' 3 Ceelum eureum , et ierra deorsumy 
9Í eár regum inscrutabUe. 

- ^ Airftr rmé^inem de argenio , et e^ 
grtdieíui* vas purieeimum. 
' S Aufer'-impktatem de valtu regie, et 
firmabHur JueOtia ihronue ejue. 

6 Ufe gim-ipius appareas eéram rege^ 
et in loco mognorum ne Heterie. 



7 liníius etd enfm ui dieatur titi' 
jíeeemiehiíc , quám uS humilieris coretm 
principe. • 

S i¿u(je videruni oetiliHil, ne'preferae 
itf /urgié^eitó^: f9e poeieáemendkre non 
poséis \ am . dehonestavene amieum 
luum, 

9 Causam tuam traeta cum. amdé 
iuo , et sccrefum extraneo ne reveíes? 

I o ne forfé insullet Ubi eum audierfi, 
et exprobrarf non eeesei* Grafio et- a^ 
miciiia liherant : '^uas Ubi serva , ne 
exprobrabilis fias. 

I I Mala áurea in lectis argentéis , qui 
loquitur verbum in tempore suo, 

I a Inauris áurea » ei margaritum 
fulgens, ffuiarguU sapieniem, et aurem 
oóedientem. 

i3 Situt frigus nivis in die meM/s, 
ña legatus fidelié eiy qui mieü eum^ 
animam ipsius requiescere facité 



1 1 ambien son de Satomon estas pa- 
.rabotas siguientes^ que copiaron ios va- 
rones encargados de Esecbias, Rey de 
Jttdá>. 

- a Gloria es de Dios el cubrir con un 
▼elo sa Divina palabra ; y gloría es de 
los Reyes el investigar el sentido de ella. 

3 Como la altura del cielo » y la pro- 
fundidad de la tierra ; asi es dificil de 
penetrar el corazón de los Reyes. 

4 Quila la escoría á la plata , y saldrá 
purísima la alhaja: 

5 quita los impíos de la presencia dei 
Rey, y se afirmará su trono sobre la 
justicia. 

6 No bagas del grande delante del 
Rey, ni te asientes en el lugar de los 
uagiMites; 

7 porque mas vale qne te digan: Su* 
be OMs arriba ; que no el que ^^en ba- 
mil lado en presencia del Príncipe. 

8 No corras luego á contar , con mo- 
tivo de alguna rifia, lo qae'han visto 
tos ojos en el prójimo: no sea que des- 
pués de haber infamado á tu amigo, no 
puedas remediarlo. 

9 Tas cosas trátalas con tu amigo, y 
no descubras tus secretos á un extradft 

le no sea que éste después de haber- 
los sabido te insulte, y no cese de son» 
rojArte.— £1 fsrvor y la amistad J i ber- 
tan al hombre: procura conservar uno 
y otro para no caer en desprecio. 

1 1 Como manzanas de oro en ¡echo ó 
canastillo de plata, así es la palabra 
dicha á su debido tiempo. 

I a La reprensión dada al sabio, y al 
hombre de dócil oído, es una arracada 
de oro y perla reluciente. 

1 3 G>mo la (Vescura de la nieve en 
tiempo de la siega ; asi el mensagero fiel 
refrigera al alma de aquel que le env¡<^. 



1 Véase l^. fíeg. XyiU, v. q6. 



Digitized by 



Google 



dSa 



LimtO DS'LQS 



1 4 Nuhéé , W venias , '4¿ pluvü» non 
sequentes , vir gloriosa* y tf/ promísam 
non compiens» 

i5 Patieniia lenietur princeps^ et 
linsua mollis confringet durUt'anu . 

16 Mel invenísttf comcde quod sufficU 
Ubi i ne forte saiiatus evomas iJlud, 

17 Suhlrahe pedem iuum de domo 
proximi iuif nequando soiiütus oderil íe^ 

1 8 Jaculum , ei gladius , el Sagitta 
aeuta , fwmo gUi loquiiur contra proasi- 
mum 9uum fatsum tettimonium, 

19 Den* putriduM, el pes ¡assu*^ gui 
speral super infideii in die angustite » 

ao e/ amiltit palHum in die frtgoris, 
^cefum in nitro , gui cantal carmina 
cor di pessimo, Sicui linea oeslimenio^ et 
vcrmis ¿igno f Ha trislitia vir i noceí 
cordi. 



31 Si esurierit inimicus tuus ^ cibm 
iiium : si siUerii , da ei aguam bibere; 

a a prunas enim. congregaáis super co- 
pul tius 9 ti Dominas reddet Ubi, 

a3 fíenlas aquilo dissipat pluvias » ti 
f ocies triséis Unguam delraiuntem* 

a 4 Melius esi sedere in ángulo doma^ 
iis , guám eum muliere iiligiosa , et in 
domo communi, 

a 5 Agua frígida animm sitienti ^ ei 
nuntius bonusxdfi ierra J^ngingun, 

a6 Fbns túrbalas pede^ et vena cor* 
rupia f j'usius cadena coram imp^ 



a 7 Sicul gui mef multum eomedit, 
non est ei bonum : sic gui scruíator esi 
ma/esUUiSi opprimttur á gloria^ 

a 8 Sicul urbjf poleas el absgus murom 
rum ambilá , Ha vir gui non potesi in 
logutado oshibere spirUwttk sfiwn' 



jp&oYimBite. 

. 1 4 Nubes ét vteiU^V 4116 no itslta 
lluvia, es«l bo«Db^A fMifiurron que n& 
cumple sus promesas. 

1 5 Con la paciencia se aplacará el 
Principe, y la lengua blanda quebran- 
tará la duresa de un peñasco, 

16 ¿Hallaste miel? come lo qae áe 
baste, jr no mas: no sea que abito de 
ella tengas que vomitarla. 

. 17 IHd frecuentes demasiado la cas^ 
de tu vecino, si no quieres que harto 
de tí te cobre aversión. 

18 £1 hombre que atestigua falsa- 
mente* «iootrasts préikno, es un i^ejoo, 
un estoqae , una aguda saeta. 

19 £1 que confia en un hombre pér- 
fido en el dia de la tribulacieo » ea co- 
mo el gue guiere valerse de un diente 
podrido, ó de una pierna rota , 

ao ó oomo 0I que pierde sn capa cuan- 
do hace frio..^£l cantar letrillas á un 
Gorason afligido 6 mtíancálieo, es echar 
vinagre, en el nitro, es atormentarle 
mas,— Como la polilla al vestido, y la 
carcoma al madero; asi la ntelaücolía 
daña al corazón del hombre. 

ai Si tu enemigo tiene hambre^ dale 
de comer, si tiene sed, dale de b^r; 
. aa.que con eso amoo^onaráa ascuas 
ardientes de caridad sobre su cabeza, y 
el SeUor te rtoompeasarA >• - 

a3 £1 viento ISocle disipa las lluviass 
f ua semblante severa xeptinu la len- 
gua murmuradora, 

a 4 Mejor es habitar en un ángulo del 
terrado, que vivir en una misma casa 
con mugePTencillosa» 

.a5 Es como agua fresca para el sedien- 
to, una buena nueva q«us vjene de lejos* 
.a6 £1 justo que cae en pecado^ vién- 
dolo el impío, es una fuente enturbia- 
da con los pies, y un manantial cor- 
rompido. 

a 7 Como la miel dafia á los que co- 
men de ella en demasía; asi el que se 
mette á.escud rular la magestad ds Jiios 
será aprirni4p del peso de so gloria. * 

a 8 Como ciudad abierta y .sin muros» 
tal es el hombre, que» ofreciéndose ha- 
blar, no puede reprimir su necia ver* 
bosidad. 



i Matth, y, V. 4V — ^^'^' XIL V. ao. 



Digitized by 



Google 



asa 



CAPÍTULO XXVI. 

Contra los necios presumidos ^ y Ic^ perezosos ^ los pleitistas ^ y los falsos 

amigos. 

1 Así como la nieve es ítioporiuna y 
noetva en el verano, y h» lluvias da«» 
rante la siega ; asi la es la gloria em 
el necio ^. 

a La maldición pronunciada sin can* 
sa contra algún», pasará sin dgtenerse 
por encima de él , como el ave que pa- 
sa volando A otro clima , y el pájaro 
que gira á s» pUcer. 

3 £1 látigo es para el caballo , el ca^ 
bestro p»ra el asno , y la vara para la» 
costillas de los necios* 

4 No respondas al necio, imitando sa 
necedad en el hablar; para qne no te 
bagas á él semejante. 

5 Contéstale, sí, como sn necedad se 
merece; á fin de que no se crea él que 
•s nn sabio. 

6 Quien despacb» para sns negocio» 
un mensagero tonto , se corta los pies ^ 
y se bebe la pena de su pecado *. 

7 Aai como en vano tiene un co)e 
hermosas piernas : asi desdicen de la 
boca del necio las palabras sentenciosas. 

8 El que honra y prciege á un in- 
sensato, obra del mismo modo que quien 
tira 9u piedra en el montón dedicada 
á Mercurio 9. 

9 La parábola á sentencia en fiocar del 
necio , hace lo que un espino 6 zarza 
que clava •! hombre borracho que le 
maneja. 

io La sentencia del juez decide lo» 
pleitos ; y quien impone silencio al ne- 
cio, aplaca los enofos. 



1 (yuomodd nix in ceetaie , et pluvia 
in méese s' sic indecene est siulio glo» 
ria. 

a Sieuí avie ad alia iransvolans , eí 
passer quolibeí padens : sic tnaledíctum 
/rustra prolaíum in quempiam super"- 
peniet, 

3 F^agellum equOf et eamus asinOf 
tt virga in dorso imprudentium» 

4 Ne respondeas stulto juxta mIuUÍ" 
tiatn suam , ne efficiaris ei similis. 

5 Responde stuUo juxia eiuliMam 
suam , ne eibi sapiens esse videtUur, 

6 Claudus pedibuSf et iniquiiatem b¿^ 
bens, qui mitiit verba per nuntium 
stullúm. 

7 Quomodo pulchras frustra habet 
claudus libias f sie indecens est in ore 
stullorum parábola, 

8 Sieut qui millit lapidem in acer^ 
vum Mereurii; Ha qui retributi insi" 
pienli honorem^ 

9 Quomodo si spina nascafur in ma^ 
nu iemulenti: sie parábola in ore ttul-^ 
torum^ 

10 Judidusn determinas causas: et 
qui imponií siulto sileniium, iras mi^ 
tigai. 



I La gloría ó el distinguido empleo que se 
conGere al necio le daña á él , porque suele 
abosar de sus facultades; y daha al Estado, 
porque enfría 6 apaga en aanchos el ansor á 
la sabiduría y á la virtud , siendo prueba de 
que el mérílo no es atendido : de lo cual se 
sigue siempre la ruina del reino. 

a O lamlAen : Es un hombre $hí piée mea-- 
heza ti que envia para tus negocios un 
mensagero tamo; y pagará la pena de su 
yerro. 

3 O también: Es como d cammanu^ que 
al pasar tira su piedra en el montón dedica" 



do d Mercurio. Alude á la adoración que 
daban los gentiles al dios Mercurio , al cual 
creian numen tutelar de los Tiajeros. Solían 
poner su estatua en los caminos , y al rede» 
dor de ella, ó de la columna á^adorat^rio e^ 

2ae estaba^ ecbaba el pasagero uña piedra, 
ntre nosotros se ve una cosa semejante en 
las piedra» qne suelen ecbSr los eaminanles 
al pie de las cruces que se fasHan en los ca- 
minos. Péró las piedras echadas en honor de 
Mercurio, sertfair después para quitar la vida 
á los que debían monr apedreados. 



Digitized by 



Google 



a 54 Libro ds los 

1 1 Sieui eanís , guí recertitur ad vo- 
mitum suum: síc imprudenSy qui ÜercU 
stuititiam suam» 

la F'idtsii hominem sapíeniem sibi 
vidert? magis illo spem habebii insi^ 
piens. 

. i3 Dicii piger: Leo est in oia^ ei leoe- 
tna in ilineribuM : 

1 4* síeui btUum veriitur in eardíne suo^ 
Ha piger in leetuio suo> 

1 5 Abscondit piger ntanum ntb amoe^ 
lia sua » ei laboral si ad os suum eam 
<on9érteriL 

t & Sopisniior sibi piger ifideiar sepUtk 
viris loquentibus senUníias. 

1 7 Siemi qui apprehendit ouribus ea*' 
nem , sic qui iransit impatiens^ ei eom-^ 
mtsutur rixce aiterius. 

1 8 Sicul noxius est qui miliU sagit*- 
iaSf ei lanceas in morism : 

1 9 ila vir, qui frauduUntsr nocet a* 
mico suOf ei eum fuerit deprehensas^ 
dicii ^ Ludens./eei* 

- *o Gum drfeeerini Ugna , exiingueiur 
tgnís ^ ei susurróos suóiraeiOf Jurgiá 
coaqaiésceni. 

a I Sicui carbones ad prunas y et li'» 
gna ad' ignetn : sic homo iramndus su- 
sciiai riscos, 

a a Feróa susurronis quasi Simplicia f 
et ipsa perveniunt ad intima veníris. 



a 3 Quomodo si argento sórdido orna^ 
re vélis tfas ficiile , sic labia tumentia 
eum pessimo corde soeiaia, 

a 4 Labiis auis inítelligilur inimieus^ 
eum in corde traciaoerit dolos, 

. a 5 Quando submiserii vocem^ suam^ 



PROVERBIOS. 

1 1 Como el perro qae vuelve á lo 
que ba vomitado; asi ea el imprudeote 
que repite ó recae en so necedad. 

la ¿Has visto á un hombre que se 
precia de sabio ? pues mas que del tal 
puede esperarse el acierto de un hom- 
bre que ti jr se reconoce ignorante '. 

1 3 £1 peresoso dice: Hay un león en 
el camino: está una leona en los desfi- 
laderos, estar ¿ms quedo en casa, 

i4 Como la puerta se vuelve sobre 
su quicio y asi se revuelve el peresoso 
en sa cama. 

1 5 Esconde la mano debajo de sa so- 
baco el peresoso ; siendo para él gran 
fatiga tener que llevarla á la boca. 

i6 Imaginase el peresoso ser mas 
sabio que siete varones que no hablan 
sino aentencias*. 

17 El que yendo de paso se métela 
acalorado en riñas de otros, corre pe- 
ligro que le suceda lo que á quien a- 
garra por las orejas á un perro irritado, 

1 8 Asi como es reo quien por diver^ 
tirse arroja saetas y dardos que matan 
d alguno; 

19 asi lo es el hombre que fr&uda* 
lentamente hace dañó á su amigo , y 
que cuando viene á' ser descubierto da 
por eicusa: Yo lo hacía por chansa. 

ao Como en faltando la leña, se ex- 
tingue el fuego; asi también apartado 
el chismoso, cesarán las contiendas. 

a 1 Como la brasa enciende el carbón, 
y el fuego las bastillas ; asi el hombre 
iracundo enciende las riñas. 

aa Parecen sencillas ó blandas las 
palabras del chismoso; mas ellas pene- 
tran hasta lo mas intimo de las en- 
trañas. 

a3 Los labios hinchados jr coléricos 
acompañados de un corazón pésimo , 
son como plata muy tomada , con que 
quisieras adornar una vasija de barro. 

a 4 Por sns labios^ se da á conocer el 
enemigo , cuando está maquinando en- 
gaños en su corason. 

a 5 Por mas que te hable con tono 



1 Pues éste obra ,coq consejo de yarooes 
prudentes , "^ 00 es engañado da su misma 
pasión , como sucede en los presumidos de 
sabios. Rom. L v, aa. — Js. v, v, ai. 



a Como si dijéramos: que los tiete sabios de 
Grecia. Véase Siete, 
3 O por su modo de hablar. 



Digitized by 



Google 



GAPlTütO XXVI 1. 

ne erediderís ei: quúniam geptem- /le- 
gutitcB sunt in carde iiltus. 



255 



a6 Qut operíi odium frauduíeníer^ rt» 
velabitur maliiia tjus in concilio. 



^7 Quifodit foveam , incidei in eam: 
ei qui volvii lapidem , revertetur ad 
eum, 

a 8 Lingua fállax non amai veriia" 
iem ; et os lubricum operatur ruinas. 



samUo, no h«y que fiarte de él: por- 
que entonces mismo no hay maldad que 
no abrigue en su pecho ■. 

a6 Mas la malicia del que con fin«» 
gidas apariencias oculta su odio» se- 
rá descubierta algún dia en pública 
asamblea *. 

37 Quien abre una hoya ', caerá en 
ella : y la piedra caerá encima del que 
la remueve. 

a 8 No gusta de la verdad U lengua 
embustera: y la boca aduladora es cau<* 
aa de ruina. 



CAPÍTULO XXVII. 

Máximas para la pida política y pastoril. Sobre el cuidado de las cosas 

domésticas. 



i lye glorieris in crasiinum, igno^ 
rans quid superveniura pariat dies, 

a Laudel te alienus , et non os tuum: 
extraneus ^ ei non labia tua, 

3 Grave esi saxum, et onerosa arena: 
sed ira stulti uiroque gratfior, 

4 Ira non habet misericordiam , nee 
erumpens furor : ei impeium conciiati 

ferré quis poterii ? 

5 Melior esi manifesía eorreptio, quám 
amor abscondiins, 

6 Meliora sunt vulnera diligentiSf 
quám fraudulenta oscula odientis, 

7 Anima satúrala calcabii favum : ei 
anima esuriens etiam amarum pro 
dula' sumet, 

8 Sicui avis transmigrans de nido 
suo , sic vir qui derelinquit locum suum, 

9 Ungüento ei variis odoribus delecta' 
tur cor : ei bonis amici consiliis anima 
dulcoratur, 

10 Amieum, iuum , ei amicum pairis 



I JNo te jactes de cosa que has de 
hacer el dia de mañana ; pues no sabes 
lo que dará de si el. dia siguiente. 

a La boca de otro, no la tuya, sea 
la que te alabe; el estrado , y no tus 
propios labios. 

3 Pesada es la piedra y pesada es la 
arena; pero mas pesada «s- todavía que 
éstas cosas la ira del necio. 

4 La ira y el furor exaltado no dejan 
lugar á la misericordia ; pero el ímpe- 
tu de nn hombre arrebatado de xelos 
^quién podrá soportarle? 

5 Mejor es una corrección manifies- 
ta, que el amor que no se muestra con 
obras, 

6 Mejores son las heridas que vienen 
del amigo, que los besos fingidos del 
enemigo. 

7 El que está bien comido, aun de la 
miel hace ascos; pero al hambriento k 
parece dulce aun lo amargo. 

8 Asi como peligra el pájaro que sale 
de su nido, asi el hombre que abando- 
na su lugar ^. 

9 El perfume y los varios olores re-, 
crean el corazón : con los buenos con- 
tejos del amigo- se baihi «1 alma en 
dulzura. 

10 No te deshagas de tu amigo , ni 



1 Véase Siete. 

a Luc. XIL V. a. —A. FIL v. 



16. 



3 Para que caiga otro. 

4 Su vocación ó destÍDO. 



Digitized by 



Google 



a56 



Libro vé ios motubios. 



fui ne dimiseris : H dcmum fratría tai 
ite ingrediaris in dt'e afflictionU tuce» 
MeUor est vía'nus juxtá , quám fraUr 
procui, ^ 

1 1 Stude sapieniias f fiU mtf et lúttifi'- 
ea cor meum : ui possts exprobrtuái 
retpondere sermonem. 

I a Astutas videns malum^ abscondi-' 
tus esi : parvuli transeúntes sustinue* 
runt dispcndia, 

1 3 TolU vestimenium éjus , y«i 4/yo- 
pondit pro extraneo : et pro alienís, aw 
ftr ei pignus. 

1 4 Qui benedicit próximo suo voce 
grandif de nocie consurgens, maledi" 
eenti st'mi'Ii's erít. 

i5 Tecta perstillantia in die frigoris^ 
ei iitigiosa muiier comparantur : 

i6 qui retineteanif guasi gui ventum 
ieneat.f et olsum dexterce suas voeabU, 



1 7 Ferrum ferro exaeuiiur » «I homo 
exaúuit faeiem amieisui. 

1 8 Qui ssrvat fieum , comedtt fruUus 
ejus : ei gui cusios esi domini sui, glo^ 
rificabitur, 

'9 Quomodo in aguis respUndent 
QulUts prospieisniium , sic eorda honU* 
num manifesta suní prudentibus. 

' do Infernusei perdUio numguam im^f 
pientur : similiier et oeuli hominum 
insaiiabiles, 

ai Quomodo probaiur in eonflaiorio 
argentum , et in fornace aurum : sis 
probatur hamo ore iaudanOs. Cor inigui 
inguiriá mola, cor amiem rseimn ínguir 
rii seientiam. 

aa Si eontuderis sUilium in piia gush 
si ptísanas feriente desuper pilo^ non 
aufersiw 4Mb eo stuiiitia ejus* 

«3 lUiígkntsr agnosee vuUum pesotis 
lui, tuosgue greges considera : 



del aiDÍgo de ta padre; y cuando te 
vieres en aflicción , do vayas á la casa 
de tu hermano': — pues roas sirve el 
vecino qoe está cerca, que un hermano 
desviado. 

1 1 Aplícate , hijo mió, á la sahidu- 
ría , y alegra mi corazón ; para qiíe 
puedas responder con acierto al que te 
vituperare. 

I a Retírase el varón prudente al ver 
vfnir el mal; pero los incautos pasan 
adelante, y sufren el daño. 

i3 Coge el vestido de aquel que salió 
por fiador de un extraño ; y sácale la 
prenda gue ha dado* por los forasteros^. 

1 4 El que con grandes voces se pone 
á alabar á su prójimo intempestivamen- 
te, es como si dijere mal de él^. 

1 5 Casa con goteras en tiempo de in- 
vierno , y muger rencillosa son dos co- 
sas que van á la par : 

1 6 quien quiere contenerla á ésta, ea 
como el que intentare detener al vien- 
to, ó trabajare para estrechar el aceite 
dentro de su mano. 

1 7 El hierro con hierro se agusa , y 
el hombre aguaa el ingenio de su amigo. 

i8 Quien cuida de la higuera, come- 
rá sus frutos ; y el que cuida bien de 
aa amo I será honrado. 

19 Como en las aguas se representan 
los semblantes de los que se miran en 
ellas; asi los corasones humanos son 
manifiestos á los prudentes. 

ao £1 infierno y la muerte nunca di- 
cen, basta 5: asi también son insacia- 
bles los ojos de los hombrea. 

a 1 Como en la hornaza ae prueba la 
plata, y en el crisol el oro, asi se prue- 
ba el hombre por la boca del que le 
alaba..*. Va en busca de males el cora- 
son del inicuo; pero el buen coraxon 
íaq^iere la ciencia. 

a a Aun cuando majases al necio ea 
nn mortero, como se maja la cebada 
con el maaO| no desprenderías de él sa 
necedad. 

a 3 Ten exacto conocimiento de tna 
ovejas, y no pierdas de vista tus rebafioa ; 



1 &i este te mira con indiferencia* 
a U ofrecido • 
3 Cap. XX. 16. 



4 Los aduladores dañan á las claras ; loa 
detractores ocultameDlc. 
6 £ccM. XIF. f . 9. 



Digitized by 



Google 



Capitulo 

a 4 non enim habebis Jugiter potesta^ 
tem, : sed corona tribuetur ín generaiío^ 
nem et generationem» 

a 5 Aptria sunt praía , et apparuerunl 
herba virentet , et coliecia sunt fctna 
de montibus, 

a 6 Agni ad vestimentum iuum : et 
tutdíf ad agri pretium. 

37 Sufficiat tibi lae eaprarum in «i« 
bos tuoSf el in necessaria domús iuoe^ 
et ad victum aneillU tuU* 



XXVIIL 



a57 



a 4 porque no aiempre tendrás el po« 
der ó fuerza para hacerlo : pero reci- 
birás por ello uoa corona eterna* 

a5 Tieoes á tu disposición los prados: 
brotaron las verdes yerbas, y recogióse 
ya el heno de los montes. 

a6 Los corderos te darán el vestido; 
y los cabritos servirán para la paga del 
campo ó dehesa, 

a 7 Conténtate con la leche de tus ca*. 
bras para la alimento^ y para la sub-- 
sislencia de tu familia | y para mante- 
ner á tus criadas. 



CAPÍTULO XXVIIL 

De la paz sincera ^ del honor verdadero^ y de las riquezas estables. 



1 í^ ugit hnpius, nemine persequente: 
justus autem quasi leo confidens^ absque 
terrore erit, 

a Propter peeeata terree multi prinei» 
pes ejtts : et propter hominis eapieniiam^ 
et horum seieniiam quas dicuntur , vita 
dueis iongior erit. 



3 f7r pauper eaiumnians pauperes^ 
similis est imbri vehementi^ in quo pa" 
ratur /ames, 

4 Qui derelinquunt Jegem , laudant 
impium: qui cusiodiunt f succenduntur 
eontra eum, 

5 F'iri mali non eogitant judieium: 
qui autem inquirunt Dominum^ ani'^ 
madverlunt omnia. 

6 Melior est pauper ambulans in 
simpiieitate sua , quám dives in pravis 
itineribus, 

7 Qui eustodit legem^ filius sapiens 
est: qui autem comessatores paseit, 
eon/undit patrem suum, 

K Qui coaeervat tUvitias usuris etfce* 
nore ^ ¡iberaÜ in pauperes eongregat 
eos, 

9 Qui dedinat oures suas ne audiai 
legem, oraiio ejus erit exeerobilis, 

T(M. m. 



1 Jtluye el impío sin que nadie le 
persiga: mas el justo se mantiene á pie 
firme como el león, sin asustarse de 
nada. 

a Por loe pecados de la tierra hay 
machos príncipes en ella de corto rei'- 
nado : pero será mas larga la vida del 
príncipe , si es sabio , y adquiere la 
inteligencia de las cosas que aquí se 
enseUan. 

3 El hombre pobre que oprime á 
otros pobres para hacerse poderoso , es 
semejante á un recio aguacero que a- 
carrea la carestía. 

4 Los que abandonan la Ley de Dios 
alaban al impío; pero los que la guar- 
dan se enardecen contra él. 

5 Los malvados no se cuidan de lo 
que es justo ; pero los que buscan al 
Señor, miran todas las cosas con aten- 
ción. 

6 Mas ápreciable es el pobre que pro- 
cede con sencilles, que un rico que an- 
da por caminos perversos. 

7 £1 que guarda la Ley, hijo sabio 
es ; pero el que mantiene á glotones a* 
vergUenza á su padre. 

S Quien amontona riquesas con usu- 
ras é intereses injustos, las allega para 
el que ha de ser liberal con los pobres. 

9 Quien cierra sns oidoa para no es- 
cuchar la Ley, execrada será de Dios 
$u oración. 
R 



Digitized by 



Google 



358 Libro db los 

- 1« Qui dea*p¡i justos in via mala , i/i 
interiiu suo eorruei : ti simplices possí* 
deburU óona ejus, 

1 1 Sapiens sibi vidttur vir díves: 
pauper autem prudens scrutadíiur eum. 

la In exultatione justorum multa 
gloria esi: regnantibus impiis ruims 
hominum, 

- 13 Qut abseondii sedera sua , non 
dirigeiur : qui autem confessus fuerii^ 
et reliquerit ea, misericordiam conse^ 
quetur, 

1 4 Beaius homo , qui semper est pa~ 
vidus : qui vero mentis est duras , cor^ 
ruet in malum, 

i5 Leo rugiens, et Ursas esuriens^ 
prineeps impius super populum pau^ 
perem, 

i6 Dux indigens prudeniioy muitos 
9pprimH per calumniam: qui autem 
odit avaritiam , longi fient dies ejus^ 

1 7 Hominem , qUi ealumniotur animas 
sanguinens^ si usqus ad iacum fugerit^ 
nemo sustinet. 



i3 Qui ombulat simpliciter ^ salvus 
erit : qui perversis graditur viis, eonei" 
det semel, 

1 9 Qui operatur terram suam^ saiia^ 
bitur panibus: qui autem seetatur oiium^ 
replebitur egestate, 

a o Vir fidelis muUum laudabitur: qui 
autem festinat ditari ^ non erit inno-* 
cens. 

ai Qui eognosat in judicio faeiem^ 
non benefacit : iste et pro buccella pañis 
deserit verHatem, 

U2 Vir qui festinat ditari, st aliis 
invSdetf ignorat quid egestas superve- 
niet 01. 

■ a3 Qui eorripa homin em f gratiam 

1 Ó con él/ajr! si ofendo d Jhos, Job IX. 
V. a8. 



PROVERBIOS. 

I o Aquel que seduce á los jostot guian* 
áolos por el mal camino, caerá en el 
mismo precipicio, y los inocentes po* 
seerán sus bienes. 

I I Tiénese por sabio el hombre rico ; 
pero el pobre dotado de prudencia sa- 
brá quitarle la máscara. 

la En la exaltación ó prosperidad de 
los justos está la mayor gloria de los 
Estados: el reinado de los impíos es la 
ruina de los hombres. 

i3 Quien encubre sus pecados no po* 
drá ser dirigido: mas el que los confe- 
sare y se arrepintiere de ellos , alcan- 
zará misericoñlia. 

1 4 Bienaventurado el hombre que es* 
tá siempre itmeroso de ofender d Dios^; 
pero el de corazón duro jr descuidado 
se precipitará en la maldad. 

1 5 León rugiente y oso hambrienta , 
es un Principe impío que reina sobre 
ut| pueblo pobre. 

i( Oprimirá á muchos con Tejacio- 
nes el Príncipe falto de prudencia ; jr 
asi perecerd luego: mas el que ahorre* 
ce la avaricia vivirá largos dias. 

17 Al hombre que» valiéndose de ca« 
lumnias, derrama la sangre de una 
persona; aunque huyendo llegare hasta 
el borde de un abismo, nadie acudirá 
á detenerle. 

18 Quien procede con sencillea, será 
salvo: el que anda por caminos torci- 
dos, al fin caerá. 

19 £1 que labra su tierra, tendrá 
pan de sobra; pero el que ama la ocio* 
•idad , estará lleno de miseria. 

a o £1 hombre de un proceder leal se-r 
rá muy alabado: mas quien se afana 
demasiado por enriquecerse ^ no estará 
exento de culpa. 

ai Obra muy mal, qnien, cnandi» 
juaga, hace distinción de personas: éstt 
por «0/0 un bocado de pan venderá la 
justicia. 

aa El hombre que tiene afrn por ttt^ 
riquecerse y envidia á los olroe , no se 
hace cargo de que k sobrevendrá do 
repente la pobreza*. 

a3 Quien corrige á una penóte» strá 



a Y que solo podrá llevarse al sepulcro ana 
pobre mortaja. 



Digitized by 



Google 



Capitulo 
pontea inveniei apud eum , magis quám 
ifiCf quiper linguce blandinunta deeipit, 

a 4 Q^i éU&trahtt aliquid á paire suOf 
el á matre , et dicii lioc non esse pecca^ 
ium , pariiceps homicida: esi, 

a 5 Qui se /aeiat^ et diiatai ^ Jurgia 
eoneiiai: qui vero sperai in Domino^ 
sanabiiur, 

a 6 Qui eonfidii in eorde suo , siulius 
esi : qui auiem gradilur sapienier , ipse 
salvabiiur, 

a 7 Qui dai pauperi^ non indigebit: 
qui despieit depreeaniem, sustinebil pe^ 
nuriam, 

a 8 Cum surrexeriní impiiy abeeon" 
deniur homines : cum üli peritriní, 
muiiiplicabuntur jusii. 



XXIX.' aSg 

al fin mas grato á ella , qae oiro que la 
engaita con palabras lisonjeras» 

a4 El que burta algo á so padre y á 
s« madre , y dice no ser eso pecado , es 
semejante en el crimen al homicida. 

a5 Aquel que se jacta y se bincha 
de soberbia , excita contiendas : mas, á 
quien espera en el Seüor, todo le sal- 
drá bien, 

a 6 £1 que confia en su propio conse- 
jo , es un insensato: mas quien procede 
sabiamente, ese se salvará. 

a7 El que da al pobre, nunca estará 
necesitado: pero quien menosprecia al 
que pide rogando , padecerá indigencia. 

a 8 Cuando los impíos alaaren cabeza, 
se esconderán los hombres de bien: mas 
cuando perecieren aquelloa , los justos 
se multiplicarán. 



CAPÍTULO XXIX. 

Ai^isos á los Príncipes y d los vasallos; á los padres y á los hijos. Del 
temor de los hombres. Dios es el Juez supremo. 



1 y iro p qui eorripienieni dura cerviz 
€€ eontemnii , repeniinus ei supervenid 
inieritus ; et eum saniias non sequetur, 

a In multipiieatione justorum latabi'» 
tur vuigus : eum impii sumpserint prin» 
eipaUim , gemet popúlus. 

3 Vir qui amat eapientiam, Jíttificai 
pairem euum ; qui autem nutrit scortoy 
perdet substaniiam. 

4 Rex justas erigit ierram^ vir «va- 
rus destruet eam. 

5 HomOy qui biandis ficiisque sermo^ 
pibus loquitur amieo suo , rete 'expau/^ 
dit gressibus ejus, 

6 Peetantem virum iniquum invoivet 
taqueas : et j'astus laudabit atque gow 
deba. 

7 Novit justas eausam pauperum: 
4mpius ^norat sdentiam* 



1 Al hombre de dura cerviz, qae 
desprecia al que le corrige , le sorpren* 
derá de repente su total ruina; y no 
tendrá remedio. 

a Cuando se multiplican los justos, 
ae llena de gozo el pueblo ; cuando los 
impíos toman las riendas del gobier- 
no ', el pueblo tendrá que gemir. 

3 El hombre que ama la sabiduría, 
es el consuelo de su padre: roas aquel ^ 
que mantiene prostitutas, disipará su 
hacienda '. 

4 El Rey justo hace felices sus esta- 
dos; el hombre avariento los arruina 
vendiendo la justicia. 

5 El que hablando con su amigo, osa 
de palabras balagfleüas y fingidas , le 
tiende una red á sus pies. 

6 £1 hombre pecador é Inicuo caeci 
eo su mismo lazo; y el justo cantará 
himnos y se regocijará. 

7 El varón justo se informa de la 
causa de los pobres: el impío de nada 
de esto se cuida. 



I B^guB el hebreo : cuando son enuUuuioé. 
a ¿«c.»^.j;..i3. 



3 Y arruinará la familia. 
Ra 



Digitized by 



Google 



u6o Libro db los 

8 Homínes pestilentes dissipant dvi^ 
taiem : sitpUntes vero avertuni fwrortnu 

9 Vir sapiens^ si cum siuUo conten^ 
derttf sive irascaiur, sive rideai, non 
inveniet réquiem, 

10 f7rx sanguinum oderuní simpli-^ 
cem : jusii autem qucerunt animam ejus* 

1 1 Toium spiriium suum prcfert siul" 
tus: sapiens differt^ ei reser^ai in po^ 
sterum. 

1 a Princeps , qui libenter audit verba 
mendacii, omnes ministros habet im^ 
pios, 

1 3 Pauper et creditor obviaveruni si^ 
bi: utr tasque üluminalor esi Dominus, 

1 4 B,ex , qui judicat in vefitate paU" 
peres f ihronus ejus in ceternum firma • 
bilur, 

i5 F'irga atque correpiio iribuit «a* 
pientiam : puer autem , qui dimittitur 
volunlaii suce , con/undit mairem suam* 

i6 J/7 multipUcatione impiorum mul^ 
iiplicabuniur sceJera: et Justi ruinas 
eorum pidebunt, 

17 Erudifilium tuum^ ei refrigeraba 
le y et dabit delicias animes tuce, 

1 8 Cum prophetia defecerit^ dissipabi" 
tur populus: qui vero custodit legem^ 
beatus esi» 

19 Servas verbis non poiest erudiri: 
quia quod dicis inteUigH , et responderé 
coniemnit. 



a o Vidisti hominem veloeem ad io^ 
quendam? staltitia magis sperandaest^ 
quám illius correptio, 

3 1 Qui delicaté á pueritia nutrU ser^ 



PROVERBIOS, 

' 8 Los hombres malvadoi son la ruina 
de la ciudad: mas los sabios la salvan 
del furor. 

• 9 El varón sabio que disputare con 
el insensato, ora se enoje contra él, ora 
se ria , no logrará estar con sosiego. 

10 Aborrecen al sencillo los hombres 
sanguinarios; mas los justos procuras 
salvarle la vida '. 

11 El insensato habla luego cnanto 
en su pecho tiene ; pero el que es sabio 
no se apresura , sino que reserva alga«* 
ñas cosas para en adelante. 

I a El Príncipe que escucha con gusto 
las mentiras y chismes^ no tendrá sino 
ministros perversos. 

i3 Encontráronse el pobre y su «cre- 
edor: á entrambos alumbra el Señor 
Dios •. 

14 El Rey qne hace justicia á los po- 
bres /uz^aiu/o según la verdad, afiania 
su trono para siempre. 

i5 El castigo y la reprensión acar^ 
rean sabiduría ; pero el muchacho a- 
bandonado á sus antojos, es la confu- 
sión de su madre. 

16 Multiplicándose los impíos, se 
multiplicarán las maldades; mas los 
justos verán la ruina de los iníraos. 

17 Instruye 6 cria bien á tu hijo, y 
será tu consuelo, y las delicias de tu 
alma. 

18 En faltando la profecía', seré di- 
sipado el pneblo; pero bienaventurado 
será el que guardare la Ley. 

19 1^0 bastan las solas palabras para 
corregir á un ánimo que solo obra por 
temor : porque conoce bien lo que tú 
dices; mas no quiere darse por en- 
tendido. 

ao ¿Has visto tú algún hombre que 
se precipita para hablar ? Mas antes se 
puede esperar la enmienda del necio « 
que del locuaz. 
' ai Quien cria en el regalo desde la 



1 A. CXL. V. 5. 

a Esto es (según indica el texto hebreo) d 
ambos dará su merecido j al pobre por su 
pacieocia , y sri acreedor por sus usaras. Gi- 
pUulo XXÍJ. V. a. 

3 Esto es, Ja explicación de la palabra de 
Dios. Véase Bofeta. I. Cor. Xjr. v. 39. 



Guando vino el Mesías, habían faltado ente* 
rameóte los enviados extraordinarios de Dios» 
que con su zelo encendido y pureza de vida 
apartasen al pueblo de los vicios y errores. 
Véase la pintura que hacia Jesu-Christo de 
los escribas y pbanséos, de los doctores de 
ia Ley, y sacerdotes de su tiempo. 



Digitized by 



Google 



vum nmm » po^ieá nnUtt ium eoniu^ 
maeem, 

aa F'ír iraeundui prooocai rixasí et 
qui ad indignandum facilU MÍ ^ ^U ad 
peeeandum prociivt'or, 

•a3 Superbum seguiiur humilitai: tí 
humilem spirilu suscipiei glorío, 

•a 4 Q^ twnfure portíeipaí^ odií ani" 
mam utarn; odjujrantem €tudU^ el non 
indicaí. 

•aS Qui timei hominem , «i'/p corrudl: 
qui éperaí in Domino , tubletfobi'iur» 

a.6 MuUi reguiruni fatUm principiM: 
H judieium á Domino egrtdiiur singU" 
iorum. 

.a 7 Ahominantur juéti Qirum impiumí 
€i aóomifioniur impii eos , quí in recia 
mtní via, F'erbum custodUné filwe^ eX" 
ira perdiiionem eriL 



a XXX. afti. 

niSes á «a lierro , después le expert* 
mentará con turnas. 

aa Levanta quimeras el hombre co- 
lérico: y quien fácilmente se enoja esp- 
iará mas expuesto á pecar. 

a3 Sigue al soberbio la humillación' : 
mas el humilde de espirita será glori- 
ficado. 

a 4 Quien con nn ladrón se asocia , á 
su propia alma aborrece : oye al que )e 
toma ¡uramento, y nada declara. 

a 5 £1 que soio al hombre teme, pres- 
to caerá : el que espera en el Señor ^ 
será exaltado. 

a 6 Buscan muchos el favor del Prín- 
cipe; mas del Señor há de venir él jui- 
cio ó deHino de cada unb. 

a 7 Los justos abominan á los impíos y 
y los impíos abominan á los que siguen 
el buen camino. ^£1 hijo que observa 
esta doctrina , seguro está de no per- 
derse. 



CAPÍTULO XXX. 

El sabio cree no saber nada^ Se habla enigmáticamente de cuatro vicios 
pésimos é insaciables que tienen perturbado al mundo ^ y que debemos 

procurar épitar, ^ 



•t y trba Congregantis filii Vomentie, 
Visio quam iocuius est vir , eM$m qua 
est Deus^ et qui Deo seeum mwanáa 
eanforíaiae-p aii : 



' a Stalifsiimus sum virorum , et em^ 
pientía hominum non eet meeum, 

3 Kíon didici sapienáiam^ et non novi 
scientiam eanctorum. 

4 Quis aseendit in eeüum mique de^ 
seendit ? quis eontinuii epiritum in ma» 



. t 1 alabras ó sentencias de aqael qne 
Copgreg^f hijo del Afluente en sabidu-^ 
ría *. Revelación que expuso un varón, 
con quien está Dios , y el cual habien- 
do sido confortado por Dios , que mora 
en él , babló de esta manera: 
;a Yo soy ^ mas ignorante de los hom- 
bres:. ai t^go sabiduría humana* , 

3 No he aprendido la sabiduría, ni 
fae'eniendidp pf>r, mly^ísmo la qif neja 
de los santos. 

4 ¿Quién ha subido al cielo y ha ba- 
jado de allá, pafa poder hablar sabía" 



-1 Job XXIL Vi ^,^lMC, Xir. v. 11. 
9 O también : Palabras que un hijojiel re^ 
cogía de su padre que rebosaba en sabidu" 
ría, Opinsn algunos expositores qoe la Val- 
gata trsdajo a^ui con nombres apelativos los 
nombres propios. Véase f^ulgata. Según el 
t^xto hebreo debe traducirse : Palabras ó sen- 
tencias de Af^ür, hijo de Jakeh, Profecía que 
dijo el tfaroH á Itlueljrd Vcah Pcro.eonian- 
ncnie los Padres y aipositorei lun cHíido 
ToH. IIL 



que Salomón se llama á sí mismo : El que 
confírefía 6 reone é los hombres para escu- 
char los docnmefttos de la Sabidorhi: al modo 
que en otro libróse llama á si propio £ccle* 
siastés ó Cohéleth , esto es , el que predica 
en la reunión y la instruye. Y aftade ser hijo 
del q fie, rebosaba, esto es, de David, que, 
inspirado de Díds,^ detriiBió en ImIs' Balólos 
tanta sabiduría Divina. \ 



R3 



Digitized by 



Google 



tlfla^ LlBaO DB LOS 

píbifs suis ? guié e&ii/gavU aguas guaai 
in vesiimeniof guis suscHavii omnes 
términos ierres ? guod nomen esi ejuSg 
$t guod rkmcnfiUi ejus , $i nosiiF 



5 'Omnis sermo Dei Ighitus ^ tfypeus 
est sperántibus in se: 

6 rae addas guidqUam vtrbis iilius, ti 
arguariSf inveniarisgue mendax, 

7 Dúo ragavi te^ ne deneges mihi arn 
ieguam moriar. 

8 Faniiaiem , ei oerba mendacia longé 
fac á me. MendicHatem , et divitias ne 
dederis mihi: tribus taniitm oiciui meo 
necessaria : 

9 ne forte satiatus ilHciar ad negan^ 
dum^ ei dieam: Quis esi DominusF 
aut egestate eempuJsus furer ^ ei perju^ 
rem nomen Dei mei. 



lo Ne aeeuses servum ad dominum 
suum y ne forte maledicat tibi^ si cor-- 
mas, 

' 1 1 GeneratiOf guee patri suo mateáis 
ai , ei guee matri sues non benedieii, 

la GeneratiOy ífueB sihi munda vide^ 
tur ; ei iamen non esi Iota á sordibus 
suis. 

i3 Generatio^eujusexceísisuni ocuK, 
d palpebrag ejus in alia surreeées» 

i4 Generatio^ guatpró denübus gla^ 
dios hadeif ei eommandit motaribus 
suis f ui eomedai inopes dt ierra ^ ei 
pauperes ex kominibusi 

iS Sanguisuga duee sunt filia f dieen^ 
Íes : Affer^affer, Tria suni insaturabi-- 
Ha » et guarium, guod numguam didi: 
Sujfieit. 

i6 InfernuSf si os vulva f ei terra^ 



FftOYBBBfOír. 
mente? ¿Qaién sa)et6 el viento con soi 
manos? ¿Quién envolvió en densas nu» 
bes las aguas como en un envoltorio? 
¿Quién ba dado estabilidad á todas lat 
partes de la tierra? ¿Cuál es el nombre 
de éste gue tal hizo? ¿y qué nombre 
tiene sn hijo ? Dito /ú , si es que lo 
sabes. 

5 Toda palabra de Dios está como a- 
crisolada * al fuego: es un escudo para 
los que en él confian. 

6 Ño añadas una tilde á sns pala- 
bras * ; de lo contrario serás redargüido 
y convencido de falsario. 

7 Dos cosas te he pedido oh Sethr, 
no me las niegues en lo que me rcsU 
de vida. 

8 Aleja de mi la vanidad y las pala- 
bras mentirosas. — No me des ni men- 
digues ni riqueaas : dame solamente lo 
necesario para vivir ; 

9 co sea que viéndome sobrado » me 
vea tentado á renegar de //, y diga He* 
no de arrogancia'' ¿Quién es el Señor? 
ó bien que, acosado de la necesidad, 
me ponga á robar, y á perjurar el Nom- 
bre de mi Dios. 

10 No acuses ligeramente al siervo 
ante su^amo; no sea que te maldiga , y 
tú te pierdas. 

i 1 Hay una casta de gente que mal- 
dice á su padre, y también á su madre» 
«n vet de bendecirla. 

la Otra casta de gente qne se tiene 
por pura , y por Jo mismo no se ba la- 
vado de sus manchas '. 

1 3 Otra casta hay de gente qne tiene 
siempre altivos sus o)os, y erguidos x 
Uvantados sus párpados. 

i4 Otra casta de hombres qne tienen 

nnos dientes como cuchillos, y despe- 

daian con sus quijadas, y se tragan los 

desvalidos de la tierra , y los pobres de 

* entre loe hombres. 

1 5 La sanguijuela de Ja concupiseert^ 
da tiene dos bijas ^, las cuales están 
diciendo siempre: Dame, dame. — Tres 
cosas hay insaciables , ó mas bien cua- 
tro, qne jamas dicen: Ya l>asta. 

1 6 El infierno, la matrit de la esié^ 



I Pt. xyiL v. 3i. 

a Deiu. ir, V. a. XIL v. 3a. 



3 luc, XP'llL V. 9. 

4 La avaiicía j k anbicion. 

Digitized by 



Google 



Gapttitx. 

^/lUg non 9aiiaiMr a^ i ignh ver6 
mtmquam dkií: Sufficii. 

1 7 Oeulum , qui BUbsannai pairemf 
ei qui despieil partum mcUrís suw^ tffá* 
éiant eum €orvt de iorreniióus , ti co- 
medani twnfiUi aquiia* 



iS Tria éunt diffieüia mihi^ H quar^ 
ium penitus ignoro : 

19 ^iam aqutttt in eaiú^ oiam coiméri 
mtper pétram^ viam netvis in nudio 
marij ei viam viri in adoJeeoeniia* 



so Taiie esl ei vüm muJiérie aduUemt^ 
qtuB eomedii, ei iergene oe suum dieüt 
Non eum operaia malum» 



ai Per iriá movetur ierra ^ ei queu^ 
ñtm non poiesi sueiinere : 

Sk9 per eervum eum regnaverii: pin* 
Hulium eum eaturatue fuerii dbo: 

93 per odioeam mulierem ewn in ma^ 
irünonio fuerii aesumpia: ei per anei^ 
lleun eum fuer H heeres domince euee» 

a 4 Quaiuor suni mim'ma ierra ^ ei 
Ipea euni eapieniiora eapieniibue: 

%^ formieas^ popuJus infirmas f qui 
prmparat in méese eihum sibi: 

a6 iepueeulus, pleBe inpalida^ quíeoi^ 
ioeai in peira tubiie euum: 
' «7 regem ioeusta non habei y ei egrs** 
dOur universa per iurmas suas : 

aft sieilio manibus nUiiur^ ei mora-* 
iur in eedibus regis, 

ag Tria suni , quas ben^ grmdiuniur; 



O XXX. 



a63 



I El útero estéril denota , en frase hebrea^ 
los placeres camales. 

a Este es e\ sentido de la expresión bebróa 
«|ae la Volata tradujo et anartum , en Tez de 
et quaiuor. Asi lo entenáió también el Car- 
denal Cayetano explicando este lugar. 

3 Por ser el joven tan lino é inconstante 
en sus cotas. ^ ^ 



ritf oía ItBsehfiá*, y la tkm qna nun* 
ca se sacia de agua; ademas el fuego» 
él cual nanea dice: Basta. 

17 A quien hace mofa de so propio 
padre, y desprecia los dolores que al 
parirle padeció su madre , saquéale los 
ojos los cuervos que viven á lo largo 
de los torrentes, y cómanselos los agui« 
luchos. 

18 Tres cosas me son difíciles de en- 
tender , ó mas bien cuatro * ; las caalea 
ignoro totalmente: 

19 £1 rastro del águila en la atmós* 
fera, el rastro de la culebra sobre la 
pefta, el rastro de la nave en alta mar, 
y el proceder del hombre en la mo» 
ccdad*. 

ao Tal es también el camino de la 
mugcr adúltera ; la cual después de ht^ 
ber comido^, limpiándose la boca, di- 
ce con descaro: Yo no he cometido mal 
ninguno. 

a I Por tres cosas se perturba la tier* 
ra, ó mas bien por cuatro; las cuales 
ella no puede sufrir: 

aa por un esclavo que llega á reinar; 
por un tonto harto de comida; 

a3 por una muger que se casa con el 
que la aborrece ; y por la cscUva que 
es heredera de su ama. 

a 4 Cuatro cosas hay de las mas pe- 
queñas á ruines sobre la tierra; las cua- 
les superan en saber A los sabios : 

a 5 las hormigas, ese pueblo débilísi- 
mo , el cual al tiempo de las miesea se 
provee de víveres.; , . . in 

a6 los conejos, tímidos animalea^qnt 
colocan sa madriguera entre las peiias: 

a 7 las langostas, que sin tener Rey« 
se mueven todas oiáenadas en escaer 
drones : 

' a8 el éslél¡oa,.i|ne trepa <eon «os pies, 
y se aposenta en . los mismos palacio^ 
de los Reyes ^. 

ag Tres cosas hay que andan con ma« 



4 Ségün el hebreo puede traducirse : des- 
pués de haber pec^thi, . '-^ 

5 ó la salamanquesa. Le\nt. XI. 3o. En 
hebreo TÍ^XXW stunamkh^ la arañax la cual 
tiende sus redes para la casa de las moscas ú 
otros insectos. Otros traducen la iagart^. 
Plinio dice qoe el estebon hace su nido en 
vim pner^ y vealpuias» £i& %XX* tf .3« 



R4 



Digitized by 



Google 



t64 LlBftO VE LOS PROVnB!05« 



3 o £eo /oriÍ84Ímu9 beMÍiarum p ad 
niiiiáus ¡tavebil oceurswn ; 

' 3 1 gallas suceineius iumóos : $t aries: 
nec €sl reXf qtu re9Í$$aí </< 



-3a Bsi qui siulius apparuU postquam 
elévalas est in sublime: si enim intell&* 
xissfil, ori suo imposuisscí matmm. 



. 33 Qui atiiem foriiter prtmii uhera 
md elieíeadum loe » exprimii buijrrum: 
ti gui vehemenier emungit , elicií san-^ 
gitinhm 3 el qui pnovotal iras , 'produ^l 
éiéco^dios. 



cho gafbo, ó tnM ble» ctitlro; Im cua- 
les aiarchan con gran gallardía: 

3 o El leoai que como el mas fuerte 
de iodos los animales, no teme el en* 
cuentro de nadie : 

3 1 el gallo, que anda erguido: el car- 
nero padre , que va al frenle del rebaí^, 
/lo; y el Rey, con quien nadie puede 
medir sus fuerzas. 

-3a Hay quien ^ja¿a por sabio ^ gue 
descubrió ser un insensato, luego do 
elevado á un alto puesto: si hubiese 
tenido entendimiento, no bubitra de»« 
plegada »a5 labios pafa pedir lal desliao^ 

33 Quien exprime á bate fuertemente 
la ubre para sacar leche ' , hace salir 
de ella un jugo espeso; y quien se sue- 
pa coa vehemencia' saca sangra: asi 
aquel que provoca la cólen enciende 
discordias. 



CAPÍTULO XXXI. 

Concejos de la Keina'metdre al Rey su hijo. Retraía jr elogio de la mitger 
. . , fuerte. 



I y erba Lamuelis regis. F'isiOf gua 
•r^di^ií eum rmaler sua, 

- a Qutíl ^liettt ¡m% guid dlUcU uleri 
wui, dilecte votorum msorumf 



S Ni dettíri^^mulleribas subslemlioi 
tuam , el divilias Juas ad delendas 
yfégóé. ' ' r. . '■ * • : . 

4 Noli regilms , d Lamtteif noli regibu» 
,dare vinum: gala nullum seireium xsl 
ubi rtgnal sbrielasf » 

»''6\et he fi>t*H' htbtsa^ „ ei MiviSeanlur 
júdieiofum^f el mulená taitaam fiiiorum 
pauperis. • ^ 

6„ Dult siqeram marenlibuSf el vinum 
his gui amaro sunl animq: 



1 x alabras del rey Lamuel*. Profe* 
-cía ó doctrina inspirada con que le ins« 
truyó su madre. 

' a I Qué te diré yo , oh amado n|¡o ! 
¡qué '.te encomendaré^ oh hijo de -mis 
cntrailas ! ¡ qué , oh dulce objeto de 
lodos mis deseos ! 

3 No entregues tu sustancia é bipnes 
i. las mugeres, ni emplees tus riquesas 

-en Xo que es Im k-ui^ de Joa Reyes.. 

4 No quieras, oh Lamuel, no quie- 
bra» dar vino á los Reyes <; porque no 
hay secreto seguro donde reina la em<* 
briaguea ; 

-•5 vy porque dO socada que bien bebi- 
dos se olviden de administrar la justi- 
cia , y hagan traición k la causa de los 
•hijos del pobre.' 

6 Dad la cervesa 6 los licores á los 
afligidos, y el vino 4 los que tienen el 
conMoa lleno de amarguea: 



I Segon el hebreo t Asi como el giie bate 
muc/io h lecfie que saca de la ubre , la hace 
¡leaiifeca ; x ogwdgue se suena', eíc, 

% En hebreo, íamiéd WOÍ. «Sn>fi«9 i» 



quF. es de Utos, Gomuomenie opinan los ex* 
nosiiores que por J^amuel se eaiiendc Sa- 
lomón. 
3 No creas bueno el beber mucho. 



Digitized by 



Google 



Capitulo XXXL a65 

9 híbani 9 ei Miviseaniur egeslaitg 7 beban esto)i para tcbar en olvidó $u 
«liie »' el ¿aioris sui non reeordeniur, miseria, y no acordarse maA de sa dolor. 



ampitüs, 

8 ^fferí os iuum muio , ti causis o-> 
mnium filiorum qui periranstunt: 

. 9 «^r/ otf Utum , decerne quod ya- 
jliii?» «tf/| #/ j'udsea inopem ei paw^ 
perem, 

10 Múiierem foriem quis invenid? 
proculi ti de uUimis finibus pretiunt 
ejus. 

1 1 Confidil in ea car viri sui, ei spo^ 
Uis non indigcbit, 

1 a Reddei ei bonum , ti non maJum^ 
ómnibus diebüs vñce suas, 
. 1 3 Qucesivü lanam ei linunt , ei ops'* 
raia esi consiiio manuum suarum, 

1 4 Facia esi quasi nawis insiiioris de 
iongé portans pancm suum. 

1 5 Eide nocte surrexii , dcditque pree* 
dam domcsticis suis , ci cibaria ancÜ^ 
¡is suis, 

16 Consideravii agrum, ei emii eum: 
de frudu manuum suarum planlavii 
vineam, 

1 7 Accinxii fortiiudine lumbos suos^ 
ei roboravii brachium suum, 

1 8 Gusiavii ei vidii quia bona esi nC'^ 
goiiatió ejus: non exiinguetur in nocie 
lucerna ejus, 

1 9 Manum suam misii ad fortia , ei 
digiti ejus apprehendcruni fusum, 

90 Manum suam aperuii inopi^ ei 
palmas suas exiendii ad pau perem, 

9 1 - Non iimebii domui suas á /rigor i" 
bus nivis: omnes enim domestici ejus 
vesiiii suni duplicibus, 

a 9 Siragulafam vesiemfecii sibi: bjfs^ 
MUS ei purpura indumenium ejus, 

93 Nobilis in poriis vir ejus, quando 
sederii cum senaioribus ierres. 



8 Abre fu boca á favor del qne es 
mudo, ó no puede defenderse, y en de« 
fensa de todos los pasa ge ros. 

9 Abre tu boca , decide lo qae es fut- 
ió , y baa justicia al desvalido y al 
pobre. 

10 ¿Qai^n hallará nna moger fufr* 
te ' ? De mayor eslima es que todas láa 
preciosidades traídas de lejos , y de tos 
últimos términos del mondo. 

11 En ella pone su confianza el ro<* 
razón de su marido; el cual no tendrá 
necesidad de bptin ó despojos para vivir, 

19 Ella le acarrea el bien todos los 
diaa de su vida , y nanea el mal. 

i3 Busca lana y lino^ de que hace la- 
bores con la industria de sus manos. 

1 4 Viene á ser como la nave de ou 
comerciante, que con la industria trae 
de lejos el sustento. 

i5 Se levanta antes que amanezca , y 
distribuye las raciones á sua domésiicoa, 
y el alimento á sus criadas. 

16 Puso la mira eu unas tierras, y 
y las compió: de lo que ganó con sus 
manos plantó una viña. 

1 7 Revistióse de varonil fortaleza , y 
esforzó su brazo. 

18 Probó, y echó de ver que su tra- 
bajo le fructifica : por tanto tendrá en* 
cendida la luz toda la noche. 

19 Aplica sus manos á los quehaceres 
domésticos t aunque fatigosos, y sus de- 
dos manejan el huso*. 

90 Abre su mano para socorrer al 
mendigo, y extiende sus brasos para 
amparar al necesitado. 

91 No temerá para los de su casa I09 
frios ni las nieves: porque todos sus do- 
mésticos traen vestidos aforrados. 

99 Se labró ella misma para sí un 
vestido acolchado': de lino finísimo y 
de púrpura es de lo que se viste. 

93 Su esposo hará un papel brillante 
en las puertas 6 asambleas públicas, 
sentado entre los sei^^dores del pais. 



I O uoa completa matrona. 
9 Maneja con su mano la rueca , jr con 
sus dedos el huso. Asi «1 hebreo. 



3 fin el hebreo: se labra ella cubiertas, 6 
tapices de vanos colores. 



Digitized by 



Google 



^G6 Libro bs los 

a 4 Sindúnem fteü^ el vtnáidU f ti 
€in$ubim iradidtt Chananato» 

a 5 Fbrtíiudo ei decor indumentum 
tfjust ei rideóii in die navissimo* 

ft6 Os suum aperuit sapienikBf ei lex 
ikmeniim in lingua ejus. 

Aj Consideropt'i ¿emüae demue eU4t: 
ei panem oiiosa non eamedii. 

a 8 Surrexeruni filii ejus^ ei heaiisti^ 
mam pradieoperuni ¡ vir ejuSf ei lau^ 
davii eam, 

a9 Muiia filim eongrefoperuni divi» 
tiáe: tu supergressa es universas. 

30 FhJiaxgraiia,eivanaesipuIehri'* 
iudo : mulier iimens Dominum , ipsa 
Jaudabitur, 

3 1 Date ei de /rucia manuum sua* 
rum : ei iaudeni eam in poriie opera 
ejus* 



PmOTBBBIOS. 

a4 Ella \t\t finUimae ieHfl, y !»• vett- 
de , y eotrega también ríeos ceftidoret/ 
6 fajas ^ k los negodantes cbánanéoa. 

a 5 La fortaleaa y el decoro toa ana 
atavíos; y estará alegre y risueikt * en 
los últimos días. 

a6 Abre su boca con sabios discanoe, 
y la ley de la bondad ó amor fobien» 
0u lengua. 

ay Vela sobre los procederes de su fa- 
milia; y no come ociosa el pan. 

a8 Levantáronse sus bijos, y aclami« 
ronla dichosísima : su marido iambienf 
y la alabó, diciendo: 

ag Mucbas son las bijas 6 esposas qot 
han allegado riqueaas : mas á todas has 
tú aventajado. 

30 Engañosa es el donaire, y vana la 
hermosura : la muger que teme al Se«- 
dor, esa será la celebrada. 

3 1 Dadle alabanza para ipu gou del 
fruto de sus manos , y celébrense sus 
obras en la pública asamblea de loe 
jueces. 



I Con raion se rie de cuanto puede sucederie , j espera tranquilamente la hora de su 
mterte. 



rnf DBIi LDKO DI LOS PROVERBIOS. 



Digitized by 



Google 



ADVERTENCIA 

SOBRE EL LIBRO DEL EGGLESIASTÉS. 



i^AMAaoii los griegos 'ExjfXnnxsrlit EcctraAsria, nombre que significa Predicador, 
á este libro de la Sagrada Escritura , llamado entre los hebreos TlSnp Goliéleth, 
terminación femenina , que significa Predicadora : porque en él la Divina Sabidu^ 
rim predica contra la vanidad y fragilidad de las cosas humanas » para que Ips 
hombres aprendan á gob^^rnarse sabiamente mientras 9iven en este mundo » y se^ 
pan enderezar siu pasos hacia la eterna bienaventuranza. 

La mayor parte de los sabios le atribuye á Salomón , por llamarse su autor 
bijo de Dafid y Rey de Jerasalem, y por^e varios pasages de este lihro solo 
pueden apUcarse á Salomón, Qrocio opinó que es obra de algunos escritores pos^ 
teriores á Salomón ^ los cuales se lo atribuyeron á éste: y no alega otra razón 
que la de encontrarse en este libro algunas voces que solamente se hallan en Da^ 
nielf en Esdras y en las Paráfrases chaldaicas; como si el sabio Scdomon no hu-^ 
biese podido tener conodmiento del cháldéo. También en el libro de Job hay mu^ 
chas voces derivadas del árabe , del chaldéo y del syrlaco. Según otros , en el U^ 
bro del Ecclssiast¿s se habla con demasiada claridad del jaício de Dios , de la 
Tida Tenidera, y de las penat del infierno: y de aqui nacen las dudas ^ que 
procuran avivar varios impíos 9 sobre el tiempo y autor de él^ sin refiexUmtar qua 
esas mismas verdades se hallan claramente expresadas en los libros de fob^ de 
los Salmos , y aun en los del Pentateuchb , ciertamente anteriores á Salomón. 

Jl contrario 9 algunos antiguos heregesf y modernos incrédulos^ han dicho 
que el Egclbsiastís habia sido compuesto por un impío , por un saducéo , por un 
epicúreo , ó por un pyrrhánico^ que no creían en la vida futura. La iniquidad te 
desmiente & si misma, dice el Señor por' su Profeta, Jqud que^ después de ha^ 
her hecho una larga enumeración de los bienes y placeres de este mundo , saca 
por conclusión que todo es pura vanidad y aflicción de espíritu , ¿puede contarse 
entre los epicúreos antiguos ó modernos ? Porque un escritor raciocina consigo 
inísmo , y propone dadas , no por eso ha de ser pyrrhónico ; sobre todo cuan^* 
do A mismo manifiesta la solución de días* Pues esto es lo que hace d autor 
del EcctuiASTÉs ; como se advertirá en varias de las notas foo se Tuin puesto al 
pie de algunos textos» 



Digitized by 



Google 



a68 



LIBRO. DEL £€GLESL4ST£S. 



CAPÍTULO PRIMERO. 

Fanidad de todas las cosas mundanas. Ninguna cosa es nue^a de todas 
cuantas pasan debajo del sol. 



1 r erba Ecdestasta Jiiií David , re-* 
fiS Jerusaien. 

a Vaniias vanitatum , dixH BccJesias» 
tes : vaniías vanitatum , et omnia va- 
nitas. 

3 Quid hahet amplias homo de uni" 
verso labore suOf guo laboraí sub solé? 

4 Generatio prceierit , et generatio ad^ 
venit: térra autem in ceternum slat. 

•5 Oritur sol^ et oeeidii^ et ad locum 
suum revertitur: ibique renascens^ 

6 gjrrat per Meridiem , ei Jlectitur ad 
'Aquilonem : íustrans universa in eir-' 
euitu pergit spiritus , et in circulas suos 
revertitur. 

7 Omnia Jlumina intrant in mare^ et 
tnare non redundat : ad loeum , unde 
exeunt Jlumina^ revertuntur^ utilerum 

Jlaant. 

8 Cunctce res áiffeciles: non potest eas 
homo explicare sermone. Non saluratur 
oculus visu , nec auris auditu impleiur. 



9 Quid est quod fuU? ipsrnn quod fu» 
turum est. Quid est guod factum est? 
ipsum quod /aciendum est. 



1 xaUbras de Salomón , llamado el 
EclesUfttésS hijo de David, Rey de Je^ 
rusalein. 

a Vanidad de vanidades, dijo el Eccle- 
siastés; vanidad de vanidades*, y todo 
lo de acá bajo no es mas que vanidad. 

3 ¿Qué saca el hombre de todo el tra- 
bajo con que se afana sobre la tierra 6 
debajo de la capa del sol? 

4 Pasa una generación, j le succede 
otra : mas la tierra queda siempre es« 
table. 

5 Asimismo nace el tol y se pone , y 
vuelve á su lugar; y de allí renaciendo^ 

6 dirige su curso bácia el Mediodía, y 
declina después hacia el Norte': corre 
el viento soplando por toda la redondea 
de la tierra , y vuelve k comensar des^ 
pues sus giros. 

7 Todos los ríos entran en el mar, y 
el mar no rebosa : van los ríos á des- 
aguar en el mar, lugar de donde salie- 
ron , para volver á correr de nuevo. 

8 Todas las cosas del mundo son di- 
fíciles : no puede el hombre comprender^ 
las ni explicarlas con palabras. Nunca 
se harta el ojo de mirar, ni el oido de 
oir cosas nuevas, 

9 ¿Qué es lo que basta aqaí ha sido T 
lo .mismo que será. ¿Qué es lo que se ha 
hecho ? lo mismo que se ha de hacer. < 



1 Esto es^ Predicador de la Divina sabiduría. 

1 Es un hehraiséño <yie ya está usado en 
castellano , y es lo mismo que vanidad mi- 
nUima , ó cosa vanísima : asi como cantar 
de cantares equivale á cantar excelentUimo. 
Véase Hebraísmos, rano se llama aquí , no 
lo que es malo por naloraleza, sino lo que 



f^uede hacer feliz al hombre , y al contra* 
e acarrea males, liom, y I II, f . 30.- 



Da 
le 
3 Ninguno de estos cuerpo» trat^pasa las le* 

Íes que les puso Dios: y solamente el bom- 
ire , becho á imagen de »q Criador , las tras- 
pasa para ir en pos de la vanidad. S. Greg, 
Thatunat. 



Digitized by 



Google 



Capxtij 

10 Nihil sub ¿ole novunif nec valei 
quisquetm dicere: Eece hoc recens esl: 
jam enim prcccessU in sctcuiis j qum 
fuerunt ante nos, 

1 1 Non est priorum memoria: eed nec 
eorum quidem , quce postea futura sunt^ 
erít reeordatio apud eos^ qui futuri suni 
in nooissimo. 

1 a Ego Eceiestasies fui rex Israel in 
Jerusalem , 

\Z et proposui in animo meo quarere 
el investigare sapienter de om.mbus^ quae 
fiuni sub solé. Hanc oceupationem pes-^ 
simam dedil Deus filíis hominum , ut 
oeeup^renlur in ea* 

i4 Vidi cuneta y quee fiunt sub solé ^ ei 
eece universa vanitas , et afjlictio spi^» 
rilús, 

i5 Perversi dif/icilé corriguntur ^ et 
siullorum infinitus est numerus» 

1 6 Loeuitts sum in cor de meo, dicens: 
Eece magnus effectus sum^ et prttcessi 
omnes sapientiá , qui fuerunt ante me 
in Jerusalem : et mens mea contémplala 
€st mulla sapienter , et didici. 



17 Dedique cor meum ut seirem prw 
dentiam , atque doctrinam , error esque 
et stultitiam : et agnovi quód in his quo^ 
que esset labor et afflictio spiritús: 

18 eo qubd in multa sapientiá^ multa 
sit indignatio: et qui addit sdentiam^ 
addit et lakorem. 



LO II. 269 

10 Nada es nuevo en este mundo: ni 
puede nadie decir: He aquí una cosa 
nueva : porque ya existió en los siglos 
anteriores á nosotros'. 

1 1 No queda memoria de las cosas pa« 
sadas : mas tampoco de las que están por 
venir habrá memoria entre aquellos qut 
vendrán después al último. 

1:1 Yo el Predicador fut constituido 
Rey de Israel en Jerusalem; 

1 3 y propuse en mi corazón inquirir 
é investigar curiosamente acerca de to-> 
das las cosas que suceden debajo del sol.* 
Esta ocupación penosísima ' ba dado 
Dios á los hijos de los hombres , para 
que trabajen en ella. 

1 4 Yo he visto todo cuanto se hace 
debajo del sol, y be hallado ser todo va« 
nidad y aflicción de espirito. 

i5 I^as almas pervertidas con dificul- 
tad se corrigen; y es infinito el numera 
de los necios. 

16 Hice también dentro de mí mismo 
estas reflexiones: Yo he llegado á ser 
grande ó poderoso , y be aventajado en 
sabiduría á todos los que florecieron an* 
tes de mi en Jerusalem: mi espíritu ha 
contemplado machas cosas sábiamenle, á 
con grande atención^ y be aprendido 
mucho: 

17 aplicado he igualmente mi coracOH 
al conocimiento de la prudencia y de la 
doctrina , y de los errores y desaciertos. 
Mas he visto que aun esto mismo era 
lo(/o. traba jo y aflicción de espíriln>: 

1 8 puesto que la mucha sabiduría trae 
consigo muchas desazones; y quien acre- 
cienta el saber , también acrecienta el 
trabajo. 



CAPÍTULO IL 

Delicias, riquezas y afanes de los hombres^ todo es pura vanidad. 



I Uixi ego in eorde nteo : Fadam^ 
et affluam deliciis^ et fruar bonis, Et 
vidi quód hoc quoque esset panitas. 



I ííintonces dije yo ea mi coraion: 
Iré á bailarme en delicias , y á gotar de 
los bienes presentes. Mas luego eché de 
ver que también esto es vanidad. 



I Pues aunque no vuelvan las mismas cosas 
que perecieron, vienen otras muy semejantes, 
a En pena del pecado. 
3 Habla Salomón de la sabidarSa ó ciencia 



humana: la cual enr si mbma no es mas que 
vanMad. Si no va acompaftada del temor de 
Dios ^ principio ile la verdadera sabiduría^ 
dafta mas que aprovecha. 



Digitized by 



Google 



ajo 



Libro dbl 



a Risum repuiapi errorem ; ei gaudío 
dixi: (¿aid frustra deeiperis! 

3 Cogiiavi in corde meo absiráhere á 
vino carnem meam , ut animum meura 
transferrem ad saptentíam , deoitaretn'» 
que síulit'itam , doñee viderem quid esset 
uiile filiis hominum: quo fado opus esl 
sub soie numero dierum viice suce. 



4 Bíagníficaoi opera mea, adificapi 
mihi domos f et piantavi vineas , 

5 feci hortos^ et pomar ia^ ei consevi 
ea cuncli generis arbon'óus , 

6 ei exlruxi mihi piscinas aquarum^ 
ni irrigarem siivam lignorum germí^ 
nantium : 

1 possedi servos et anciilas^ muHaní' 
que famiiiam fiabui, armenia quoque^ 
ei magnos ovium greges , ultra omnes 
quifueruni ante me in Jerusalemz 



% coaeervaPt mihi argenium^ et au^ 
rum, et substantias regum^ ae provin^ 
aarum : feei mihi cantores , et eanta^ 
trices, ei delicias filiorum hominum: 
scyphos ei urceos in ministerio ad vina 
fundenda : 

^ et sttpergressus aum opibus omnes, 
qui ante mefuerunt in Jerusalem: sa" 
pientia quoque perseveravit meeum, 

10 Et omnia^ quoe desideraverunt 
otuli mei , non negavi eis : nee prohibui 
cor meum quin omne volupiaie fruer^* 
tur, et obleciarei se in his qucc prarpa^ 
raveram: ei hanc ratus sum paríem 
meam , si uierer labore meo* 

1 1 Cumque me converiissem ad uni-' 
versa opeta^ quasfecerani mmnus mete, 
•I ad labores^ in quÁbus frvtsttá Bud»* 



ECLESIASTE5. 

a Por tanto , á la risa la tave por des- 
vario , y dije al gozo , ó placeres mun^ 
danos: ¡Cuan vanamepte te engañas'! 

3 Enseguida resolví en mi interior el 
negara mi cuerpo el uso del y \no y de^ 
mas deleites, para dedicar mi ánimo á 
la sabiduría, y evitar el error, hasta 
experimentar qué cosa seria la mas útil 
á los hijos de los hombres; ó en qué 
deben emplearse en este mundo en los. 
pocos días que vivan en él. 

4 Yo mandé hacer magníficas obras, 
me edifiqué casas de placer, y planté 
viítas : 

5 formé huertos y vergeles, y puse en 
ellos toda especie de árboles: 

6 construí estanques de aguas, paca 
regar el plantío de los árboles. 

7 Poseí muchos esclavos y esclavas, y 
llegué á tener numerosa familia : asi- 
mismo ganados mayores, y muchísimos 
rebaños de ovejas , mas que los que ha- 
blan tenido cuantos fueron antes de mí 
en Jerusalem. 

8 Amontoné plata y oro, y los tesorot 
de los Reyes y de las provincias que sU' 
Jetó mi padre. Escogí para mi palacio 
cantores ó músicos, y cantoras, y cuanto 
sirve de deleite á los hijos de los hom- 
bres: vasos y jarros preciosos para ser- 
vir el vino en mi mesa : 

9 y sobrepujé en riquezas á todos los 
que vivieron antes de roí en Jernsalem* 
En medio de todo esto permaneció con- 
migo la sabiduría*. 

10 En suma: nunca negué á mis ojos 
nada de cuanto desearon: ni vedé á mi 
corazón el que gozase de todo género de 
deleites , y se recrease en las cosas que 
tenia yo preparadas: antes bien juzgué 
ser ésta mi suerte , el disfrutar de mi 
trabajo 6 industria, 

11 Mas volviendo la vista hacia todas 
las obras de mis manos, y considerando 
los trabajos en ^ue tan inútilmente jne 



1 ¡Y CODO intentáis embaucarme ! 

a Según varios expositores, la sabiduría Be 
que habla aqui Salomón , es aquella instruc- 
ciou ó conocioiienlo que puede permanecer 
en el alma sin la justicia 6 santidad , 6 des- 
pués del pecado. Y asi^por sabiduría enliea- 



de aquí el arle de reinar ó la ciencia del 
mundo. Mas oíros expositores creen que Sa- 
lomón escribió este libro antes de caer eo los 
vicios; y que los placeres de que habla, de- 
notan solamente la regia opulencia compaüLtle 
Qon ki verdadera sabiduria y virtud. 



Digitized by 



Google 



Capxt 

veram^ vidi in ómnibus vanitatem ct 
afflietionem animi, et mlui permaneré 
sub solé. 

' I a Transivi ad contemplandam sapien" 
fiam , erroresque et stuUiiiam (quid eat^ 
inquam , homo , ut sequi p09*it regem 
Fctctorem suum?) 

1 3 r/ vidi quód iantüm praeederet sa» 
pientia siultitiam^ quantum differt lux 
ú tenebris. 

1 4 Sapientis oeuli in capiíe ejus: stul" 
tus in tenebris ambulat : et didici quód 
unus utriusque esset interitus. 

iS Et dixi in eorde meo : Si unus ei 
Stulti et meus oceasus eritj quid mihi 
prodest quód majorem sapientice dedi 
operam? Locutusque eum mente mea^ 
animadverti quód liac quoque esset va" 
nitas, 

1 6 Non enim erit memoria sapientis 
similiter ut stulti in perpetuum , et fu^ 
tura témpora oblivione cunda pariter 
9perient: moritur doctus similiter ut in- 
doctus, 

fj Et idcireó tctduit me vites mea^ 
videntem mala universa esst sub solé, 
tí cuneta vanitatem et afjlictionem spi^ 
ritús, 

1 8 Rursus detesíatus sum omnem in- 
dusiriam meam , qua sub solé studio^ 
sissimé laboravi , habilurus hceredem 
post me ^ 

19 quem ignoro ^ utrum sapiens an 
stultus futurus sit, et dominabilur in 
iaboribus meis, quibus desudavi^ et sol- 
fieiius/ui; et esi quidquam fam vanum? 

ao Unde cessavit , renuntiopüque cor 



ü L O II. 371 

había afanada» vi que todo era vanidad 
y aflicción de espíritu , y que nada hay 
estable en este mundo. 

I a Pasé de aquiá contemplar la sabi- 
duría , y Tos errores , y U necedad de 
los mortales; (pero ¿quién es el hom- 
bre, dije, para poder seguir las obras 
del Rey su Criador?), 

i3 y eché de ver que tanto se aventaja 
la sabiduría á la necedad , cuanto se di* 
fercncia la luz de las tinieblas. 

1 4 Tiene el sabio los ojos en su fren- 
te' ; pero el necio anda á oscuras*. Con 
todo observé que amlios á dos vienen á> 
morir igualmente. 

i5 Por lo que dije en mi corazón: Si 
yo he de morir lo mismo que el necio, 
¿de qué me sirve haberme aplicado con 
mayor desvelo á la sabiduría? Y discur^ 
rienda para conmigo, inferí que aun esta 
por si solo era vanidad.. 

i& Porque na ha de ser elema la me- 
moria del sabio , como no lo es la del 
necio ; y los tiempos venideros sepulta- 
rán en el olvida todaa las cosas; murien- 
do asi el docto como el ignorante'. 

17 Por tanto he cobrado tedio k mi 
propia vida , viendo que debajo del sol 
no hay maa que males, y que todo es 
vanidad y aflicción de espirita.. 

18 Detesté también toda aquella apli- 
cación mia , con que en esta vida me 
habia afanado con tanto empeBo ; ha- 
biendo de tener después de mí un he- 
redero, 

1 9 ^e ignoro si será prudente ó tonto^ 
el cual poseerá eV fruta de mis trabajos, 
que tantos sudores y cuidados me costa- 
ron. ¿Y puede haber cosa mas yana que 
esta ? 

a o Por cayo motivo he dado de mano 



I Para mirar donde pone los pies. 

9 Gomo si no los tuviera , ó los luciese en 
tas espaldas. 

* 3 Mueren los sabios t los necios: y al fin 
se olvida en esle mundo so memoria : y esto 
forma una oroeba evidente de otra vida , eñ 
la cual se dé el premio á los justos ^ue han 
seguido las sendas de la sabiduría Divina > y 
al eastigo á los necios ó pecadores. Porque 
vinnos ni otros (isn recibido en esta vida 
su merecido. Luego no sería Dios justo , ó dq 



babria Dios, si no hubiese otra vida para nos- 
otros. Y como- dice el Apóstol fl. Cor, XK. 
V. ig,^ seriamos tos mas desdichados de to^ 
dos los hombres , ji espéraseme en Chritto 
solamente para esta vida. La diferencia pues 
entre justos v pecadores se verá después de 
la muerte : fa cual es preciosa en aquellos , 
y pésima en estos, como dice David Ps. /K 
V. 9- — XXXllí. 9. aa. — LXXXVIL. 
v.S^^CXy.v. i5> 



Digitized by 



Google 



^7^ 



Libro bel ect^siastbs. 



meum uliri laborare nib soJe. 



ar Nam tum aUus laboret in sapien» 
tüif doctrina i et soUidiudine ^ homini 
othso guasi'ia dtmtttít: el hoc ergo va* 
níiaSf €i magnum malum. 

a 9 Quid em'm proderit homini de uni^ 
verso labore suo, et afjlictione spirilús^ 
qua sub solé eruciatus esl? 

a 3 Cuncti dies ejus dolor ¡bus et úerum* 
mis pleni_sunt: nee per noeiem mente 
requiescil : et hoc nonne nanitas est ? 

a 4 Nonne melius est eomedere et bi" 
kere , et ostendere anima suee bona de 
laboribus suis? et hoc de manu Deiest* 

a 5 Quis Ha devorabit , et deliciis af^ 
fiuH ut ego ? 

a6 Homini bono in conspeetu suo de^ 
dit Deus sapientiam » et seientiam , et 
Itetitiam : peecaiori autem dedit afflic'» 
tionem , et curam super/laam , ut addat^ 
et eongreget , et tradat ei qui plaeuit 
Deo : sed et hoc vanitas est , et eassa 
sollicitudo tnentis* 



á todas estas cosas , y be resuelto en ni 
corazón no afanarme mas por nada de 
este mundo: 

a I visto que después de haber uno tra- 
bajado con sabiduría y doctrina, y des<» 
veládose , viene á dejar lo adquirido á 
un bolgaaan: cosa que ciertamente ea 
una vanidad y mucha desdicha. 

aa Porque ¿qué fruto saca el hombre 
de todos sus afanes, y de la aflicción, 
de ánimo con que se atormenta en este 
mundo ? 

a 3 Llenos están de dolor y de amar- 
gura todos sus días ; ni aun por la no-r 
che goza de reposo su alma. ¿Y no es 
esto una suma vanidad ó miseria^ 

a4 ¿ No sería mejor comer y beber 
con sosiego^ y regalarse con lo ganado 
á costa de sus fatigas' ? Pero este don 
viene de la mano de Dios. 

aS ¿Quién podrá regalarse y abundar 
en delicias tanto como yo? jr con todo 
soy infeliz, 

a6 Dios, al hombre que le es grato, 
le da sabiduría, y ciencia, y contenta- 
miento ; mas al pecador le envia aflic-v 
cion, é inútiles cuidados de acumular 
y almacenar bienes para dejarlos á quien 
Dios quiera: lo que no menos es vani-^ 
dad , é inútil tormento del ánimo. 



CAPÍTULO IIL 



Todas las cosas pasan con el tiempo; y asi debemos arrojamos en los 

brazos de ¡a Procidencia, y esperar otra vida^ en la que Dios juzgará 

á los buenos j á los malos. 



I (Jmnia tempus habent , et suis spa-^ 
ais transeunt universa sub calo, 

a Tempus nascendi ^ et tempus mo^ 
riendi. Tempus planiandi^ et tempus 
evellendt quod plantaium est, 

3 Tempus oeeidendi, et tempus sa» 
nandi, Tempus destruendi^ et tempus 
ítdificandi, 

4 Tempus JUndi y et tempus ridendi, 
Tempus plangendi^ et tempus salíandi. 



I 1 odas las cosas tienen su tiempo , 
y todo lo que hay debajo del cielo pasa 
en el término que se le ha prescrita 

a Hay tiempo de nacer y tiempo de 
morir: ^ tiempo de plantar, y tiempo 
de arrancar lo que se plantó* : 

3 tiempo de dar muerte, y tiempo de 
dar vida: — tiempo de derribar, y tiem* 
po de edificar : 

4 tiempo de llorar, y tiempo de reir:— 
tiempo de luto, y tiempo de gala : 



1 Y no privarse , como hacen los a v oros , 
liasla de las comodidades licitas y honestas. 
9 Todas las cosas tienen su tiempo deier* 



minado: la vida del hombre, la de las plan* 
tas y animales; y en fin todo lo de este 
mundo. 



Digitized by 



Google 



CktlTV 

5 "TempUM spargendi lapides , eí tem^ 
puM colii'gendi'. Tempu» amplexandi^ ti 
UmpUM iongé fieri ab amphxibus. 

6 Ttmpus aequirendtf ei iempus ptr^ 
dendu Tempus eusiodiendif ei iempus 
abjieiendi, 

7 TempuM scindendt , ei tempus con^ 
suendi. Tempus tacendíf ei iempus /o<« 
guendi. 

8 Tempus dileeiionis^ ei iempus odiL 
Tempus beUi^ ei tempus paeis. 

9 Quid habei amplias homo de íaÓo^ 
re suo? 

I o Vidi afflittionem , quam dedit Deus 
fiiiis hominum , ii/ distendantur in ea» 

I I Cuneta fecii bona in iempore suOf 
ei mundum iradidit diupuiationi eorwn^ 
Ui non inveniat homo opus^ quod ope-' 
raius esi Deus ab iniiio usque ad 
finem» 



i^ Ei eognopi quod non essei meJius 
nisi imtari i ei faceré bens in vita sua» , 

i3 Omnis enim homOf qui eomeditei 
bíbitf ei videt bonum de labore suOf 
hoe donum Dei est* 

i4 Didiei quod omnia opera ^ quesfe^ 
eit Deus , perseverent in perpetuum : 
gfon possumus eis quidquam addere^ nee 
muferre quee/edi DeuSf ui timeaiun 

i5 Quod faetum esi f ipsumpermanet: 
qucB futura sunt , jam fuerunt : ei Deus 
insiaurat quod abüt, 

1 6 yidi sub soie in toco Judicii im^ 
pieiaiem , ei in ioeo justitics iniquitatem* 



17 Ei dixi in corde meo: Justum ei 
impiumjudicabii Deus, ei tempus omnis 
rei tune eriim 

18 Dixi in corde meo de fiiiis homi'- 



1.0 II L ' .973 

5 i¡emp«.de ef|Hircir pícdnt, y iieoi^ 
po de recogerUs 'latiera po de abrturt 
y tiempo de alejarse de los abrazos: 

6 tiempo de gan^r, y tiempo de per- 
der: ^tiempo de conservar, y tiempo 
de arrojar : , 

7 tiempo de rasgar*, y tiempo de co* 
cer:— tiempo de callar, y tiempo dt 
hablar : 

8 tiempo de amor, y tiempo de odio:-^ 
tiempo de gaerra , y tiempo de pai. 

^ Y al cabo ¿qaé fruto saca el hom-* 
bre de su trabajo? 

10 lie visto la peoa qae ha dado Dios 
á los hijos de los hombres, para su tor-^ 
mentó. 

1 1 Todas las cosas que hiao Dios son 
buenas, usadas á su tiempo ' ; y el 6e^ 
ñor entregó el mundo 4 las vanas dis- 
pulas de los hombres: de suerte que 
ninguno de ellos puede entender per'» 
fectamente las obras que Dios crió dcsd« 
el principio hasta el fin» ^ 

la Y asi he conocido que lo mejor de 
todo es estar alegre , y hacer buenas 
obras mientras vivimos: 

i3 porque cualquier hombre que co« 
me y bebe, gozando del fruto de sua 
fatigas, de Dios recibe este don. 

14 He visto que todas las cosas que 
ha criado Dios, duran perpetuamente: 
ni podemos añadir ni quitar nada de lo 
que Dios biso para ser temido j ado'^ 
rado \ 

i5 Lo que fué hecho, eso mismo per- 
manece : lo que ha de ser ya fué , por- 
que Dios renueva lo que pasó. 

16 He visto debajo del sol , ó en este 
mundo f la impiedad en el lugar del 
juicio , y la iniquidad en el puesto de 
la justicia ; 

17 y be dicho luego en mí corazón: 
Dios ha de juzgar algún dia al justo y 
al impío ; y entopces será el tiempo de 
ordenar todas las cosas. 

18 Dije también en mi corazón acer- 



1 Alude al modo con que se tomaba ven- 
ganza del enemigo. ly. ñe/f. III, v. a5. d 
tal Tez , por piedras se eDlienden aqui loa 
ftijoi. Véate Hijo. 

a Ea alguna calamidad. Véase fesddos. 

3 Pero el hombre las convierte en su mal : 
ToK. UI. 



porque no bacc de ellas el uso convenieolc. 
A Pues el fin que el Seftcr se propuso eo 
ellas, fué para ser temido y adorado. Niogu» 
na sustancia de cuantas crió Dios al pr¡ncipi9 
del mondo se aniquila ó pasa á la oaaív 
Santo Tomdi L P. qucst, CIl^, orí, 4. 
S 



Digitized by 



Google 



%y4 LlBftO BEt 

Hum t ut prc^arti eos Detu , et osiend^ 
rH simiUs etée besiii*. 

1 9 Idctrco unuM interitus esi homtnis 
H jutneniorum^ ei ctqua utriusgue con" 
dttio : sicui moritur homo , 9ic et illa 
moriuniur: simiUter spirani omnia , eí 
m'Ml habeí homo Jumento amplias: eun» 
eta subjauni vanittUif 



ao ei omnia pergunt ad unum loeum: 
de ierra facta suni , ei in icrram pari'- 
ter retferiuniur, 

91 Quis nooii si spiriius filiorum 
Adam ascendai sursum, et si spiriius 
jumentorum. descendai deorsum ? 

aa Ei deprehendi nihil esse melius 
quám laiari hominem in opere suo » ei 
hane esse partem illius, Quis enim eum 
adducet , ui post se futura cognoseatf 



BCCLESIÍ.STES. 

ea de los bi)ós de los hombres, qaeDlos 
los probaba y kumiilaba su orgullo^ con 
hacer ver que son parecidos á las bestias: 

19 porque muere el hombre á seme- 
janza de las bestias, y en tener que mo^ 
rir soo ambos de igual condición ; pues 
como el hombre muere , asi mueren 
ellas: todos respiran de la misma ma^ 
ñera ; y el hombre , después del pecado^ 
Bo tiene ninguna exención sobre la bes- 
tia ' : todo está sujeto á la vanidad dei 
sepulcro , 

ao y todo va á parar i un mismo la- 
gar : de la tierra fueron hechas todas 
esas cosas, y en tierra igualmente d 
polvo vuelven á parar. 

ai ¿Quién ha visto si el alma de loa 
hijos de Adam sube hacia arriba , y si 
el alma de los brutos cae hacia abajo*? 

aa Entiendo pues que no. hay cosa 
mejor para el hombre que atender coiv 
alegría á sus ocupaciones, y que ésta es 
su suerte mientras vive. Porque ¿quién 
podrá ponerle en estado de conocer lo 
que ha de acontecer después de sos diaa'? 



CAPÍTULO IV. 

Disgusto de la vida al ver la opresión de los inocentes ^ y la envidia 
avaricia f ¿ inconstancia de los afectos humanos* 

I y erii me ad alia^ ei vidi eálum^ 1 Volví iodaoía mi atención á otraa 



1 El hombre , en cuanto al cuerpo , muere 
y se deshace como las bestias, árboles, etc., 
y en esta semejanza halla el alma del sabio 
un poderoso motivo para no fijar so corazón 
en los bienes terrenos , y para suspirar por 
los celestiales y eternos , propios oe la no- 
bleza de los espíritus inmortales, cual es el 
alma del hombre. 

a Seguramente que ningún mortal lo ha TÍs- 
to , á lo menos con los ojos del cuerpo. Ó 
tambicn : ^ Cuántos hay que sepan en el 
mundo si el espíritu de hs hijos de jidam 
sube d lo alio , y si el alma de hs brutos 
^cae Itdcia abajo? A tanta ceguedad habiaa 
llegado los sabios del tiempo de Salomón ; y 
por eso dice que estaba el mundo lleno de 
tinieblas. Foeron estas disipadas con la an- 
torcha de la fé : por medio de la cual una 
simple musercilla sabe mas que lo que ellos 
tupieron. Sanct. Jug, £p. ¡11. ad fblus. Y 
después de tanta luz, ¿es posible que haya 
«ntre nosotros tantos ciegos, que se tienen 
por Uostradof 6 filósofos? 



3 Estos necios , presumidos de sabios filó- 
sofos, que se juzgan semejantes á los bratos, 
no estiman otra suerte que la de gozar de 
los bienes terrenos. ¿ Quién pues les persua- 
dirá qoe esperen una vida eterna mas feli2 
que esta? Se niegan á recibir las luces del 
cielo ; y es cierto que quien no cree á estas» 
no creerá, como decia Jeso-Christo j[ ¿ci- 
ca Xf'/. V. 3i.), á los muertos que viniesen 
de la otra vida á predicarles: y mas cuando 
toda especie de apariciones es para los tales 
materia de risa y mofo. Es muy extraño que 
á Salomón , que pone aquí al descubierto el 
fin de estos ciegos , le traigan ciertos escrito- 
res impios en apoyo de su tenebroso maíe^ 
rialismo ; sobre todo cuando en el verso 1^ 
babia dicho ; Jusium et impium judkabu 
Deus , et tempus omnis rei tune erit. Si pues 
no hay otra vida ¿cuándo se verificará este 
juicio r Tal es la ceguedad de los qne no tie- 
nen el temor de Dios que aquí se mspira , ni 
quieren su juicio que aquí so les predica. 
Véate cap. XIL f. 7. 



Digitized by 



Google 



hias, qum 9uh tole geruniur^ ei laery^ 
mas innoeenítum^ ei neminem consola» 
ioremz nec posse resistere eorum vio^ 
lentice , cunctorum auxilio desiiluios* 



a ei laudavi magis moriuos^ quám 
viffenies: 

3 ei /eliaorem uiroque juditaví^ qui 
needum futius esi , nee vidii mala qwB 
sub solé fiuni, 

4 hurswn eoniemplaius sum omneM 
labores hominum , ei industrias ani'» 
madverii paiere incidiíB proximi : ei 
in hoc ergo vanilaSf ei cura super» 
Jlua esi. 

5 Siullus eomplicai manus suaSf H 
oomedii carnes suaSf dicens: 

G Melior esi pugillus cum requie^ quám 
plena utraque manus cum labore ^ ei 
affiidione animi, 

7 Considerans reperi ei aliam oaniia» 
íem sub solé: 

8 unus esi, ei seeundum non habelf 
nonfilium^ nonfrairem^ ei lamen la» 
horare non eessaif nec saiianiur oculi 
ejus diviiiis: nec recogHai^ dicens x Cui 
UAoro , ei fraudo animam meam bonis? 
in hoe quoque vaniias esi f ei aJ/Udio 
pessima. 

9 MeliuM esi ergo dúos esso simul, 
quám unum: habeni em'm emolumen» 
itun societaiis suce: 

10 si unus ceciderüf ab mliero /uleie» 
iur. Ves soiil qum eum eeaderti non 
habei subletfanfem se, 

1 1 Si Si domuerini dúo, fovebuntur 
mutuo: unusquomodó eaUfiei? 

1% Ei si quispiam prmoaUusrii contra 
unum f dúo resisiuni ei: funiculus iri» 
plex diffieilé rumpiiur. 

1 3 Melior esi puer pauper ei sapiens, 
rege sene ei siuliOf qui nescii presvidere 
in posierunu 



CiPiTrLO IV, 2175 

cotas, y vi Its tropelÍAf qnt se comelen 
debajo del sol, y las lágrimas de loe 
inocentes , sin haber nadie que los con* 
suele ; 7 la imposibilidad en que se ba-> 
1 lan de resistir i. lá violencia , estando 
como están destituidos de todo socorro» 
a Por lo que preferí el estado de lo» 
muertos al de los vivos; 

3 y juzgué mas feliz que nnos j olroe 
al hombre que todavía eslá por nacer, 
ni ha visto los males que se hacen de*' 
bajo del sol. 

4 Pasé tamfiien á contemplar todaa 
las obras ó deslinos de los hombres ; y 
advertí qtae %n% habilidades están ex- 
puestas á la envidia del prójimo, y 
que asi aun en esto hay vanidad y coi- 
dados inútiles. 

5 Por otro extremo , el necio se esli 
con las manos cruzadas y y se consume 
á si mismo diciendo: 

6 Mas vale un puñadito de bienes 
con descanso, que las dos manos llenas 
con trabajo y aflicción de espirita. 

7 Reflexionando hallé aun otra vani«¿ 
dad debajo del sol: 

8 Un hombre solo qne no tiene here* 
dero, ni hijo, ni hermano; y sin em* 
bargo no cesa de afanarse, ni se hartan • 
de bienes sus ojos, ni le ocurre el pre-* 
guntarse á sí mismo: ¿Yo para quién 
trabajo? ¿ y por qué me privo del uso 
de estos bienes? Vanidad es ésta tam» 
bien, y aflicción grandísima €/e/ ánimo, 

9 Mejor es pues vivir dos jan tos qne 
nno solo; porque es ventajoso el estar 
en compadía. 

I o Si uno va á caer, el otro le sos- 
tiene. Pero ¡a y del hombre que eslá solo! 
pues si cae , no tiene quien le levante* 

I I Si duermen dos juntos , se calen- 
tarán mutuamente, y defenderán del 
frió : uno solo i cómo se calentará ' ? 

la Y si alguien acometiere contra el 
uno de los dos, ambos le resisten j re- 
chazan. Una cuerda de tres dobleces di* 
ficil mente se rompe. 

i3 Vale mas un joven, ann^ife pobre, 
ai es sabio, qne un Rey viejo y tonto, 
que no sabe dar providencia para en 
adelante. 



1 LocueioB nieiaf6nca & iavor da la vida iodal : 



la soiaaria es un don pankalar de Dios. 
Sa 



Digitized by 



Google 



Áj6 



LXB¿Ó DEt 'BCCUBSLifrÉS. 



r 1 4 Qaod ᧠earéére taUnisqut iniéT'' 
éUm quis efrediaíurad regftum : ei alias 
hmius in r€gno^ iñopid eonsumaiur» 

• 1 5 Vidi cundoM viotrUe», qui ambu-^ 
lani sub solé eum adolescente secundo^ 
ffui cónsurgei pro eo, 

16 Infinitut numeras esi popuU o- 
mnt'utn , qui fuerant ante eam. : ei qui 
postea fuiuri sunt , non l<ztabantar in 
eo ; sed et hoc vanitas et afflicltio spi-^ 
rttús. * 

* 17 Custodi pedem tuum ingrediens 
domum Dei, et appropinqua ut audtas, 
'Multo enirh nuíior esi obedientia , quám 
stultorum victinuz^ qui neseiunl quid 
fadunt maii. 



1 4 Porqae tlgan» veces de U cárcel 
y de entre cadenas sale uno para rei^ 
Bar; y otra nacido en el trono acaba 
en miseria '• 

1 5 He visto yo á todos los hombres 
que viven debajo del sol, acompañar al 
}óven Principe que ha de succeder al 
padre ». 

16 Intuito es el numero de la gente 
que le precedió , y llenó de aplausos : 
mas los que vendrán después , ya no 
estarán contentos con él. Con que tam- 
bién es esto vanidad y aflicción de es« 
píritu. 

' 17 G>nsidera la santidad del lugar 
en que pones tus pies, cuando entras 
en la casa de Dios; y acércate con ání* 
mo de obedecerle. Porque mucho mejor 
es la obediencia de los humildes ^ qae 
los sacrificios de los insensatos y obsti* 
nados pecadores; los cuales no sabea 
tlios cnanto mal hacen. 



CAPÍTULO V. 

Se ha de hablar de Dios con mucha circunspección : deben cumplírsete 

los votos: adorarse la Dii^ina proifideiicia^ que permite la opresión de Iqs 

inocentes: contentarse con lo que da Dios; y huir de la acaricia. 



' 1 IMe temerá quid loquaris^ ñeque 
xar tuum sit velox ad proferendum ser» 
-monem coram Deo, Deus enim in ccslo, 
sí tu super terram : idcirco sint pauei 
sermones tui» 



' 9 Multas euros sequuntur sommof ei 
'ih multis sermonibus invenietur stul» 

Uiia. 
3 Si quid vovisti Deo, ne moréris red" 

dere: displicet enim ei infideliset stultk 

promissio i sed quodeumque ooveris ^ 

redde: 

' 4 multoque melius esi non ^fooerei 

quám post votum promissa non reddere* 

5 Ne dederis os tuum ai peecare f acias 

tarnem tuam : ñeque dieas coram An^ 



I JNo hables nada inconsideradamen- 
te, ni sea ligero tu corazón en proferir 
palabras indiscretas delante de Dios > : 
porque Dios es el Señor que está en los 
¿ieiós, y tú u/1 vil gusano iohre la tier* 
ra. Sean pues pocas y muy medidas tos 
palabras. 

' a A los machos cuidados se siguen 
Buenos molestos^ y en el mucho hablar 
no faltarán sandeces. 

3 Si hiciste algún voto á Dios, no 
tardes en cumplirle; pues le desagrada 
la promesa infiel y la imprudente. Por 
tanto cumple todo lo que hubieres pro- 
metido : 

4 porque mucho mejor és no hacer 
votos, que hacerlos y no cumplirlos. 

5 No sea tu lengua ocasión de que 
peque tu cuerpo. Ni digas en presencia 



1 Por caasa de su necedad. 

a Abandonando al Rey ya anciano. 

l.San Gerónimo explica este logar diciendoi 



Dispone Saloman que en nuestro pensar y 
hablar de Dios, no nos propasemos mas alld 
de h que permite nuestra Jlaqusza p etc. . 



Digitized by 



Google 



Capit 

geíú : Non eH pravidentía : ne forte ira-' 
tus DeuM contra sermones iuos , dissi-» 
pet cunda opera manuum iuarum. 

6 Uát muiia suní somnia^ plurima 
eunt vanilaies f eá sermones innumerí: 
tu vero Deum time, 

7 Si ifideris calumnias egenorum , ei 
piiUsnia Judicia , et suboerti iustitíam in 
propíneütf iwn mireris super hoc nego^ 
iio: guia excelso excelsior esi alius^ et 
super kos quoque emineniiores sunt aiii^ 



ft tí insuper univsrsm ierres rex im^ 
peral servienti» 

9 Avarus non implehitur pecunia , ei 
qui amai dúfitias , fruelum non eopiei 
ese eis : ei hoc ergo vanilas* 

10 Ubi multa! sunt opes, muliiei qui 
eamedunt eas, Et quid prodeaipossessori^ 
nisi quod.cernit divitias oculis suis? 



s I Dulcis esi somnus operaniif sive 
' parum , sive mulium comedai: saturitas 
auiem divUis non sinii eum dormiré, 

la Esi et alia injírmilas pessima^ 
quam vidi sub solé: diviiits consérvales 
in malum domini sui* 

i3 Pereuni enim in affiidione pessi^ 
mas geoerauit fiUum^ qui in summa 
egestaie erU. 

i4 Sieul egressus esi nudus de ulero 
matris suce, sie reverfeiur, ei nihil au' 
ferei secum de labore suo, ^ 

i5 Miserabilis prorsus infirmitas;. 
quomodó venii^ sie reverieiur. Quid ergo 
prodesi ei quod ¡aboravii in ventana? 

i6 Cunciis diebus vites sum eomedii 
in teneóris, ei in caris muliiSf ei in 
arumna aique iristitia» 



L O V. ayjF 

del ángel ' : No hay proviclencia : no 
sea qoe Dios irritado contra tus pala- 
bras , destruya todas las obras de tus 
manos. 

6 Donde los sueños son muchos, son 
muchísimas las vanidades , y sin fin las 
palabras: pero tú teme á Dios. 

7 Si vieres la opresión de los pobres, 
la violencia que reina en los juicios, y 
el trastorno de la justicia en una pro- 
vincia, no hay que turbarte por este, 
desorden ; pues que aquel que está en 
alto puesto, tiene otro sobre sí, y sobre 
estos aun hay otros mas elevados, 

8 y hay en fin sobre todos un Sobe- 
rano, á quien toda la tierra sirve rs* 
oerente. 

9 El avariento jamás se saciará de di- 
nero; y quien ama ciegamente las ri- 
quezas, ningún fruto sacará de ellas. 
Luego también es esto vanidad. 

10 Donde hay muchos bienes, hay 
también muchos que los consumen. ¿Qa¿ 
provecho , pues , saca el poseedor , sino 
el estar mirando con sus ojos los teso- 
ros que tiene ? 

1 1 Dulcemente duerme el trabajador, 
ora sea poco , ora sea mucho lo que ha 
comido; pero está el rico tan repleto de 
manjares, que no puede dormir. 

I a Hay todavía otra dolorosísima mi- 
seria que be visto debajo del sol: las 
riquezas atesoradas para ruina de su 
dueüo. 

1 3 Pues las ve desaparecer con terrible 
aflicción suya*. £1 hijo que él engendró 
se verá reducido á la mayor miseria ; * 

1^ y él mismo t asi como salió desnu- 
do del vientre de su madre , asi saldrá 
de esta vida, sin llevar consigo nada de 
lo adquirido con su trabajo '. 

1 5 Verdaderamente que es ésta una- 
desdicha bien lamentable: como vino 
ai mundo ^ asi se volverá. ¿ Pues qué le 
aprovecha el haberse afanado en balde? 

i6 Todos los dias de su vida ha co- 
mido á oscuras , y en medio de mu- 
chos cuidados, y con mezquindad y me« 
lancoHa« 



1 Del ángel del Señor que te guarda ó 
custodia. 

9 fhmo cnando se hs roban ^ r $obre todo 
ToK. UL 



cuando es muerto por hs ladronesi y lo mía» 
nio en su muerte patural. 
3 Job L V. 91 — I. Tim. Vh 9. 7. 
S3 



Digitized by 



Google 



s^8 Libro del bgcibsustés. 

i 7 Hoc ítague vtsitín est tnihi bonum^ 



ut eomedal guis , ei bibat, tt fruaiur 
loctiliá ex labore suo , guo laboravit ipse 
sub solé, numero dierum vita sutE^ 
guos .dedU ei Deus : et fute est pars 
üiius. 

.1% "Et omni homim\ eui dedil Deu* 
divflias f atque substantiam^ potesia" 
iemque ei Iribuit ui comedai ex eie , ei 
fruaiur parle sua , el la:teiur de labore 
4UO : hoc est donum Dei. 

1 9 Non enim eaiis reeordabiiur die^ 
aun vita euas , eo guód Deus occupet 
deliciis cor ejus. 



17 Por tanto yo Unfo por ona cdia 
bien hecba el que el hombre coma f 
beba sobriamente, y disfrute con ale* 
gría del fruto de las fatigas que ha de 
soportar en este mundo, durante los diaa 
de vida que Dios le conceda; y ésta ea 
la suerte que le pertenece. 

1 8 Y cuando concede Dios á un hom- 
bre conveniencias y hacienda, dándola 
al mismo tiempo facultad para goaar-de 
ellas, y disfrutar de la parte que le ha 
tocado , y alegrarse con el fruto de sa 
trabajo, es esto un don de Dios. 

19 Los dias de su vida se le pasarán 
casi sin sentirlo, porque Dios le llenará 
el corazón de delicias. 



CAPÍTULO VL 

Infelicidad del hombre ai^arlento. Uso que debe hacerse de los bienes 

de fortuna* 



' \ SLstet aliad malum^ guod vidi sub 
solé , et guidem fregtuns apud homines: 

a f7r, cui dedil Deus divitias^ et 
^ubstanliam, etkonorem^ ei nihildeest 
animes sua ex ómnibus gua desiderat: 
nec iribuit ei poteslaíem Deus ut come" 
dat ex eo , sed homo extraneus oorabii 
iilud; hoc vanilaSf el miseria magna est. 



3 Sigenueril guispiam eenlum liberoSf 
et ifixerit mullos annos, el plures.dies 
mtatis fiabuerit, et anima illius non 
utatur bonis subslanlia sua^ sepultu^ 
rdgue eareat ; de hoc ego pronuniio 
guód melior illo sil abortitfus* 

4 Frustra enim venitf et pergU ad 
tsnebraSf ei oblivione delebitur nomen 
e/us, 

.5 Non vidii solem^ negus eognovU 
distantiam boniei mali: 
. -6 etiam si duobus millibus annis vi* 
xerit , ei non fuerit perfruitus bonis: 
nonne ad unum locum properantomnia? 



, I xle visto todavía otra miseria en 
este mundo, y que es harto común ea* 
tre los mortales: 

a un hombre á quien Dios ha dado 
riqueus, y haciendas , y honores; sin 
que le falte cosa de cuantas desea sa 
alma: mas Dios no le da facultad para 
disfrutar de ellas; sino que, abandO'^ 
ndndole á la avaricia^ otro hombre ex- 
traído lo ha de devorar, todo: vanidad 
es ésta ,~ y miseria muy grande. 

3 Supongamos que tenga un centenar 
de hijos ^, y viva muchos afios hasta la 
mas avansada edad ; pero que su alma 
no se sirva de los bienes que posee , y 
aun venga á carecer de sepultura : de 
éste tal digo . yo que es de peor condi- 
ción que un aborto* 

4 Puesto que éste en vano vino al 
mundo , y luego va á las tinieblas del 
sepulcro, y quedará su nombre sepulta* 
do en el olvido, 

5 sin haber visto jamás el sol, ni co- 
nocido la diferencia del bien y del mal. 

6 Mas el avaro aunque baya vivido 
dos mil a2os, si -no ha podido gosar de 
los bienes * ; ¿acaso no corren todas las 
cosas con ^ á un mismo paradero? 



I Esto es, muchísimos. Véase ¿Hete. 



a ¿De qué le ha servido la vida sioo de 
tormento r 



Digitized by 



Google 



7 OmnU labor homínís in ore ejus: 
sed anima ^'c non implebUun 

8 Quid fwbet amplias sapiens á siul» 
to? ei quid pauper, nisiut pergai illue^ 
ubi tsí viia^ 

9 Melius esi videre quod capias, quám 
desideraro quod neseias ; sed el hoe va« 
nitas esi , ei prcesumpiio spiritús. 

10 Qui/uiurus esi , jam vocatum esi 
nomen ejus % ei scitur quod homo sii^ 
ei non possii eonira /oriiorem se in jw 
dicio conisndere» 



II F'erha suni plurimay muliamquc 
in disputando habeniia vaniiaíem. 



Capitulo VIL sLjg 

7 Todo el áfan del hombre es para sa- 



ciar su boca, ó apetito: mas su alma, ^cm 
es inmortal, no quedará con esto saciada '• 

8 ¿Cuál es la veotaja del sabio res- 
pecto del insensato? ¿Cuál la del pobre, 
sino el encaminarse allá donde se halla 
la verdadera vida * ? 

9 Mejor es el ver jr gozar lo que de- 
seas, que codiciar cosas que ignoras ^ ; 
pero también esto es vanidad y presun- 
ción de espirita. 

I o £1 que aun ha de ser engendrado ^ 
ya es conocido de Dios por su propio 
nombre } y se sabe que, siendo como se- 
rá un hombre mortal, no podrá con- 
tender en juicio con Dios, que es mas 
fuerte que él. 

I I Mucho se habla y discurre en Jas 
disputas, y en todas ellas se ve mucha 
vanidad^. 



CAPÍTULO VIL 

Innumerables molestias que el hombre se acarrea á si mismo. De la me^ 
diania en todas las cosas; y de otros documentos saludables. 

.1 ^¿uid necesse esi homini majora se 
quarere^ eum ignoret quid condacai sibi 
in vita sua , numero dierum peregrina^ 
iionis suce , ei iempore quod velui um^ 
bra prctteril? Aui quis ei poterii indi-» 
«orr quid posi ewnfuiurum. sub sofe sit? 



% Mklius esi nomen bonum, quám urf 
guenta preiiosa ; et dies mortis die na- 
iivitatis. 

3 Melius esi iré ad domwn luctúsf 
quám ad domum oonvivii: in illa enim 
finis eunctorum admonetur hominum^ 
ei wvens oogiitU quidfuturum sit, 

4 iíelior esi ira risa : quia per iris^ 
iitiam valtús corrigitur animas delin* 
queniis. 



1 ó también : mas el apetito del avaro no 
ce ULciard. 

ji ó también : tino el encaminarse donde 
haüeeon aué sustentar la vidn? 
^ Si le harán daho ó provecho. 

4 O tttnbien : Sobre esto se habla mucho 



i ¿\Jaé necesita el hombre andar in- 
quiriendo cosas superiores á su capaci- 
dad, cuando ignora lo que le es condu* 
cente durante su vida , en el corto nú- 
mero de dias de su peregrinación , y en 
el tiempo de ella, que pasa como sombra? 
¿Ni quién podrá descubrirle lo que ha 
de suceder después de él , debajo del sol? 

a Mas vale la buena reputación, que 
los mas preciosos perfumes; ^ me/'or es 
el dia de la muerte del justo, que el dia 
del nacimiento. 

3 Mejor es ir á la casa del luto, que 
á la casa del festin ; pues en aquella se 
recuerda el paradero de todos los hom- 
bres, y el que vive considera lo que le 
ha de suceder un dia. 

4 Mejor es el enojo del justo, que la 
falsa risa del lisonjero ; porque con la 
tristeza del semblante del justo ae cor- 
rige el corazón del pecador 5. 



' j^ se suscitan muchas di/tcuiíade» f pero le- 
das llenas de vanidad j sin ninguna sustancia. 
5 ó también : Mejor es la senedad, que la 
risa: porque un aspecto serio contiene H 
ánimo del que delinque. 



S4 



Digitized by 



Google 



aSo 



Libro dbIi 



S Cor sopieniium ubi tristUia esi\ 
tur stuUorum ubi keíHia, 



6 Melitts est á sapiente eorripi, quám 
siuliorum adulattone deeipi: 

7 guia sícul soniíus spinarum eu-den" 
tium *ub oiia, sic risus siuiii: sed ei 
hoc vaniias. 

8 Calumnia conturbai sapieniem , eí 
perdei robur cordis iiiius, 

9 Melior est finis orationis , 911001 
principt'um, Melior est patiens arro^ 
gante, 

10 Ne sis veJox ad irascendum\ quia 
ira in sinu stulti requieseit, 

tw Ne dicas : Quid putas causee esi 
guód priora témpora meliora fuere quám 
nune sunt? stulta enim est hujusce'' 
modi iníerrogaiio. 

la Utilior est sapientia cum divitiis, 
et magis_ prodest videntibus solem, 

1 3 Sieui enim protegit sapientiam » sic 
protegit pecunia : hoc autem plus habet 
eruditio et sapientia , guod pitam tri" 
buunt possessori suo. 

i4 Considera opera Dei, quod nemo 
possit corrigere quem Ule despexerit, 

1 5 Jn die bona /mere bonis , et mu- 
lam diem preecave ; sicut enim hanCf 
sic et illam/ecit Deus, ut non inoenitU 
homo contra eum justas querimonias. 



• 16 Heee quoque vidi in diebus vanitu" 
tis meas: Justus perit in justitia sua, 
etimpius multo 0ipit iemporein malitia 



17 Noii esse justas multiim: ñeque 



BGCLB9IAST¿S. 

5 Y asi éi corasoo de I01 lAlifaif eMi 
contento en la casa dood^ hay ^risteu^» 
y el corazón de los necios donde hay 
diversión* 

6 Mas vale ser reprehendido del sébio, 
que seducido con Us lisonjas de los necioa: 

7 porque las risas ó aplausos del in- 
aensato son como el vano ruido de laa 
espinas, cuando arden debajo de la olla'; 
y asi también esto es vanidad. 

8 La calumnia conturba aun al sibio, 
y le hace perder la fortaleza de su co- 
rarán *• 

9 Mejor es el fin de nn discurso ó ne* 
godo, que el principio. Mejor es el hom- 
bre sufrido , que el arrogante. 

10 No sesíS pues fácil en airarte, por- 
que la ira se abriga en el coraion del 
insensato. 

1 1 No digas nunca: ¿De qué proviene 
que los tiempos pasados fueron mejores 
que loS de ahora? pues es esta ana pre* 
gunta necia. 

lA La sabiduría con riquezas es mas 
útil, y aprovecha mas á los otros hom- 
bres. 

i3 Porque como la sabiduría es un 
escudo, asi lo es el dinero; pero la ins- 
trucción y la sabiduría de Dios tienea 
la ventaja de que dan vida á quien las 
posee. 

I ( Considera las obras de Dios , y qne 
ninguno puede corregir, ó enderezeur á 
quien él ba dejado de su mano. 
-i5 Tú pue% en el dia que tengas bue- 
no, goza del bien , y prevente para pa* 
sar con paciencia el dia malo : porqué 
como Dios ba hecho aquel, asi ha hecho 
á este; sin que ningún hombre tenga 
justo motivo para quejarse. 

16 He visto asimismo en los cadnoae 
y frágiles dies de mi vida , que perece 
el justo en medio de su justicia, y el 
Impío vive largo tiempo en medio de 
su malicia. 

17 No quieras ser demasiado }asto h 



1 Y ciegan con su espeso humo los ojos de 
lodos. 

a Ei jaslo sopona con pacieneía los agra- 
vios ; pero^ no hay duda que muchas veces 
uaa caiuffiDia atroz le pone eq peligro de per* 
dcr su eoDstancia, ó á lo menos le disminuye 



el zelo ó amor ¿ la virtud. Por eso David pe- 
dia á Dios que le libertase de las cainmniaa 

3 Ó traspasar el medio donde está la virtud. 
Esto es : ifo quieras hacer ó tenerte por de- 
masiado justo , porque degenemrb en craeJ» 



Digitized by 



Google 



Capitit 

étupeseas» 

18 iVe impié úgaM muitum: et noli 
gsse Cultas f ne moriaris in iempore 
pon iuo. 

19 Bonum e$í te nutentare juétum^ 
9ed et ab úio ne mibírahas manum 
iuam : quia qui iimei Deum , nihil 
negU$ii. 

ao Sapientia tonforiavU sapientem 
wper decem principes eiviUttis» 

a 1 Non est enim fiomo justas in ter^ 
ra, qui/adat bonum^ et non peeeet, 

a a Sed et eunctis sermonibus qui di* 
euniur, ne aecommodee cor tuum : ne 
forte audias servum tuum maJedicen'^ 
tem tibí. 

a3 Scit enim eonseierttia tua ^ quia et 
^ tu erebro maledixisti aiiis* 

a 4 Cuneta ieniapi in sapientia, Dixi: 
Sapiens efficiar^ tt ipsa longiia recessii 
á me 

aS multb mogis quam erai : et alta 
pro/unditaSf quis inveniet eam? 

a6 Lustravi universa animó meo » ut 
seirem , et considerarem , et qu<rrerem 
Sapientiam , et rationem : et ut cogno^ 
scerem impietatem stulti ^ et errorem 
imprudentium ; 

Sáj et iñvení amariorem fnorte muíie^ 
rem , quce Utqueus venatorum est , et 
sagena cor ejus, vincula sunt manus 
illius : qui placet Deo , effugiet illam: 
qui autem peedator est ^ capietur ab 
illa. 

»S Bese hoc inveni, dixit Eeelesia- 
siss f unum et alterum , ut invenirem 



LO VIL a8i 

ni saber mas ¿t lo que conviene ' , no 
sea que vengas á parar en estúpido. 

18 IHo multipliques pecados sobre pe- 
cados, ni quieras ser insensato difirien^ 
do la enmienda ¡ no sea que te coja la 
muerte antes de tiempo. 

1 9 Bueno es que socorras al fosto ; 
mas no por eso retires tu mano de otros 
que no lo son: pues quien teme á Dios 
á nadie desecha. 

ao La sabiduría hace al sabio mas 
fuerte que dies ó muchos poderosos de 
una ciudad; pero no le hace impecable, 

ai Porque no hay hombre justo en la 
tierra , que haga el bien , y no peque 
jamás *. 

a a IHo te pares á escuchar todas las 
conversaciones que se tienen: no sea que 
oigas á tu siervo murmurar de tí : 

a 3 ya que tu conciencia te atestigua' 
que tú también has murmurado fre- 
cuentemente de otros. 

a 4 Yo hice todo lo posible por alcan- 
sar la sabiduría. Dije para conmigo*. Yo 
be de llegar á ser sabio. Pero ella se 
desvió lejos de mí 

a5 mucho mas que antes. ¡Oh cuan 
grande es su profundidad ! ¿ quien po- 
drá llegar á sondearla'? 

a6 Recorrió mi espíritu todas las co- 
sas para saber y considerar, y buscar la 
sabiduría y la raaon ; para conocer asi- 
mismo la malicia de los insensatos, y 
el error de los imprudentes; 

a7 y hallé al fin que es mas amarga 
que la muerte la muger; la cual es un 
lazo de cazar, y una red barredera sa 
corazón , y sus manos unos grillos. 
Quien es grato á Dios hmrk y se libra'- 
rá de ella ; pero el pecador quedará 
preso. 

a8 Esto es lo que bailé, dijo el Ecle- 
siastés, habiendo recorrido una cosa tras 



y tu amor propio ' 110 hallará nada justo si no 
está conforme á tu sereridad ; y lo mismo 
respecto del saber. El justo ni ha de portarse 
con excesivo rigor con el prójimo, ni eon 
excesiva condescendencia: no ha de tener 
tanta delicadeza de conciencia , qae viva sin 

r interior , y tema donde no hay que temer. 
Bem, serm, IP', in iV. XC^S, Jug. in 



Joan, Tract. 96. 

1 Rom. XIL V. 3. 

3 Prov, XX. u, 9. 

3 Job XXyiII, •'.la. a7. Aquel que mas 
se acerca d h sabiduría , oice San Gregorio, 
conoce que está ntas disiente de ella , d dt 
comprenderla. Moral, XXXIJ. c. /• 



Digitized by 



Google 



a8i 
rationem , 



Libro dsi. bgclsszástés; 



ag quatn adhue quasrü anima mea, 
et non invení. F't'rum de milU unum 
reperi , mulierem ex ómnibus non in-» 
veni. 

3 o Solummodo hoc invenid quodfeee^ 
rU Deus hominem reeium , et ipse se 
infinitis miscuerit qucMiionihus. Quis 
iaiis ut sapiens est ? et quis cognovit 
soiutionem ver di? 



otra, para avérlgnar la rasOB de te 
pérdida de tantos fiambres: 

29 razón cfue aan anda buscando mi 
alma, sin haberla podido descubrir; á 
saber ^ porque entre mil hombres bailé 
ano, y ninguna entre las mogeres todas'. 

30 Solo esto hallé, qne Dios crió al 
hombre recto, y el mismo hombre se 
enredó en infinitas cuestiones y psli^ 
gros, ¿Quién es igual al sabio? ¿Quién 
conoce la solución de esta difieil pa- 
rábola ? 



CAPÍTULO VIIL 

» Guardar la Ley de Dios: no abusar de su misericordia: venerar sus 
juicios j y dejarse con alegría en sus divinas manos. 



1 áapientia hominis lucet in vultu 
ejuSt et potentissimus faetem iilius com- 
mutabii. 

a Ego os rcgis observo , et prcecepta 
juramenti Dei, 

3 Ne festines reeedere áfaeie ejus^ 
ñeque permaneas in opere malo : quia 
omne quod voluerit faciet : 

4 et sermo iilius potestaie plenus est: 
neo dicere ei quisquam potest: Quare 
ita facis ? 

5 Qui custodit prceceptum. , non expe* 
rietur quidquam mali, Tempus ei re^ 
sponsionem cor sapientis intelligit, 

6 Omni negoiio tempus est, et oppor'^ 
Umitas y et multa hominis ajjlitiio: 

' 7 quia ignorat prcblerita, et futura 
nullo scire potest nuntio. 

8 Non est in hominis potestate prohi^ 
bere spirilum , nec habei potestatem 
in die moriis , neo- sinitur quiescere in^ 



I r(esalta en el rostro del hombre sa 
sabiduría *, y el Todopoderoso le mu- 
dará el semblante '. 

a Yo por mi estoy atento á las pala- 
bras del Rey, y á los preceptos de Dios, 
confirmados con juramento. 

3 Tú no le apresures á retirarte de sa 
presencia, ni perseveres en el pecado; 
porque hará todo lo que quisiere , y te 
castigará como mereces: 

4 pues su palabra es muy poderosa; 
hi puede alguno decirle ¿por qué ha- 
ces esto ? 

5 El que guarda sus órdenes , no ex- 
perimentará mal ninguno. El cora ton 
del sabio conoce el tiempo y la maner» 
de responder. 

6 Tiene cada cosa su tiempo y sazón ; 
mas es grande la pena del hombre ai 
querer saberlo; 

7 por cuanto ignora lo pasado , y por 
ninguna vía puede saber lo venidero. 

8 IHo está en poder del hombre el re- 
tener el espiritn ó prolongar su vida ¡ 
ni tiene potestad alguna sobre el día 



1 Cuya conversación no me fuese peligrosa. 
Habla aquí de las rougeres con quienes tfata- 
ba en los días de sus descarríos. Ó quizá .es 
una locución hiperbólica, para denotar á cuán- 
tos hombres ocasiona la ruina el trato fre- 
cuente é incauto con las rougeres. 

a Eccli. XIX. i', a6. 

3 ConGrma lo que ha dicho en las palabras 



antecedentes : la sabiduría que viene de Dios 
acomoda el semblante ó aspecto del honilirie 
á lo que eligen bs drconstancias y los tieati* 
pos; de manera qaese baga siempre amable 
y respetable á los ojos de sus hermanos; y fo- 
lia para todos, como hacia el Apóstol, oou 
el santo fin de ganarlos para Jesu*Cbnsto. 



Digitized by 



Google 



(¡mente heüo^ 
impium. 



Gapitül 
eaJ^abti impietae 



9 Omnia hite €onsiderefVi\ ti dedi eor 
meum in cuneiie operíéus^ 4fute fiuni 
eub 40¡e, Interdutn dominatur homo 
homimi in maium stium, 

10 F'ídi impioe sepultos: qui etiam 
eum adhue viverent ^ in loco sánelo 
eraní , eí iaudabaniur in civUate quasi 
j'usiorum operum: sed et hoe vanitas 
est. 

1 1 Eienim quta non profertur cito 
tonira malos senientia » absque timóte 
Uiiofilii hominum perpetraní mala. 

ta Aliamen peeeaior ex eo quód een^ 
tees faeU ma/umf et per patieniiam 
eusientaiur^ ego cognovt guód erii bo- 
num timentibus Deum^ qui verentur 
fáwiem ejus. 

1 3 Non sii bonum impio^ nee protón^ 
ientur d/es ejuSf sed quasi umbra irans^ 
eant qui non iimentfaeiem Dominio 

i4 ^st el alia vanitas , quee/U super 
ierram: sunt justi^ quibus mala pro-^ 
veniunt , quasi opera egerint impia^ 
rum : et sunt impii, qui ita seeuri sunt, 
quasi j'usiorum /acia habeant , sed et 
hoo vanissimum judico* 

1 5 Itoudatu igitur leetitiam , quód non 
tsset honuni bonum sub solé, nisi quód 
eomederetf et biberet , aique gauderet: 
et hoe solum secum auferret de labore 
stío , in dtebus vitce suee , quos dedil ei 
Hciw sud solé. 

i6 A apposui eor meum ut sdrem 
et^ieniSamj et intelligerem disíeniionem 
quee versaiur in ierra : est homo , qui 
diebus ei noetibus somnum non eapit 



O VIH. a83 

de 8a muerte ; ni se le dan treguas en 
aquella guerra que le amenaza. No le 
valdrá al iropio su impiedad en aquel 
tronee. 

9 Todas estas cosas consideré , y ap1i« 
qué mi espíritu i la meditación de 
cuanto se hace debajo del sol. Y observé 
que un hombre domina sobre otro hom- 
bre á veces para su propia desdicha. 

10 Vi también los pomposos entierros 
de los impíos; los cuales aun mientras 
vivían impíamente residían en el lugar 
santo, y eran alabados en la ciudad co- 
mo de buenas costumbres: mas también 
es esto vanidad. 

1 1 Y sucede que los hijos de los hom- 
bres, viendo que no se pronuncia luego 
la sentencia contra los malos, cometen 
la maldad sin temor alguno. 

I a Pero al contrario , ésta misma pa- 
ciencia con que es tolerado el pecador , 
aunque peque cien veces , me ha hecho 
conocer i mí que serán dichosos aque- 
llos que temen á Dios y respetan su 
magestad. 

i3 \Ah\ no haya bien para el impío, 
ni sean prolongados los días de su vida; 
antes bien pasen como sombra los que 
no temen la presencia del Señor '. 

1 4 Hállase todavía otra miseria sobre 
la tierra : hay justos que padecen ma- 
les, como si hubieran hecho acciones 
de impíos ; é impíos hay que viven tan 
sosegados, como si tuvieran méritos de 
gustos. Cosa es ésta que también me pa« 
rece muy vana. 

i5 Por tanto alabé la alegría del jus* 
to; pisto que no hay bien para el hom- 
bre en esta vida, sino el comer y be- 
ber moderadamente , y estar contento , 
y que esto es lo que únicamente sacará 
de sn trabajo en los dias de su vida, 
que le ha concedido Dios en la tierra *• 

i6 Y apliqué mi corazón para apren- 
der la sabiduría, á fin de conocer la 
causa ¿t esta disipación de ánimo en 
los que moran en la tierra. Hombre hay 



- 1 En el texto hebreo y en la versión griega 
no te leen eatas palabras en tono de impreca* 
cioB , tino de anuncio de futuro. Véase Profi» 
te, Hebnmmoi, 
a La alegría interior del áiúnio del justo , hi- 



ja de la rectitud de sus pensamientos y afee- 
tos^ es el ánico bien que puede hacernos co- 
nensar á goxar en la tierra de la eterna leli- 
eidad^que esperamos en el cielo. 



Digitized by 



Google 



¡i84 

oeuli's. 



ij Et ínMIexi, quid omnium operutn 
Det nuilam possii homo invenire raiio^ 
nem , eorum quae fiunt suó so/e ; et 
quanio plus laboraverit ad quasrendum^ 
tardo minus invemat : etiam si dixerU 
sapitf^ se nosse^ non poierií rsperire. 



LUEO DS& XCCLBSIlSTifl, 

qae ni de dia ni de noclie admite en scm 
ojos al sueño. 

17 Al fin entendí qae no puede el 
hombre bailar razón completa de todas 
las obras de Dios que se bacen en eate 
mundo; y que cuanto mas trabajare por 
descubrirla , menos la hallará: aunqae 
dijere el sabio que él la aabe» nuaca 
podrá dar con ella* 



CAPÍTULO IX. 

Nadie sabe si es digno de amor ó de odio. Debemos hacer buenas obras 

mientras es tiempo. Los t^erdaderos bienes son invisibles y eternos : y d 

el/os debemos aspirar^ sin turbarnos por los sucesos de este mundo. 



i {Jmnia hete iraeicnri tn eords meOf 
ut curióse inteWgerem : Sunt justi ai" 
que sapientes , tt opera eorum in manu 
Dei: €Í tomen ncscit Aomo, tUrum a- 
mwe an odio dignus sil : 

a sed omnia in futu^um servantur 
incerta , eó quód universa cequé eveniant 
Justo et impio^ bono et nialo^ mundo et 
in^mundOf immolanti víctimas ^ et sa^ 
erificia contemnenti; sicut bonus^ sic et 
peccator: ut perjurus^ ita et ule qui ve^ 
rum dejerat. 



S Hoe esí pessimum inter omnia^ 
qua sub solé fiunt^ quia eadem cunctis 
eveniunt ; unde et corda filiorum homi'^ 
num implentur malitiá, et contempla, 
in vita sua^ et post hasc ad inferos 
dedueeniur. 



4 JV¡nn# cff qui semper vivat , et qui 
hujus rei habeat fiduciam: melior est 
eanis vivuM leone mortuo. 

5 Viventes enim seiunt se esse mori^» 
turos , mortui vero nihil noveru'nt am^ 
plius , nee habent ultra mereedernt 



I J. odas estas cosas traté en mi co- 
rason , poniendo todo cuidado en averi- 
guarlas. Los justos y los sabios, y las 
obras de ellos están en las manos de 
Dios; y con todo, no sabe el hombre al 
es digno de amor ó de odio , 

a sino que todo se reserva incierto 
para lo venidero: porque ahora todas 
las cosas • suceden igualmente al justo 
como al impío, al bueno y al malo, al 
limpio y al no limpio, al que sacrifica 
victimas y al que desprecia los sacrifi« 
cios: en suma^ asi es tratado el inoqen- 
te como el pecador, y el que jura ver^ 
dad como el perjuro. 

3 Esta es la cosa mas intrincada y pe- 
ligrosa de todas cuantas pasan debajo 
del sol, el ver que todos están sujetos 4 
los mismos azares : de donde nace que 
los corazones de los hijos de los hom- 
bres se llenan de malicia y de orgullo 
durante su vida, y después de esto son 
llevados á los infiernos '. 

4 No hay hombre que viva siempre, 
ni que pueda presumirse esto. Con /odo, 
hasta el perro que vive vale siempre 
mas que el mismo león ja muerto ; 

5 pues los vivos saben que han de 
morir, y pueden disponerse; pero los 
muertos no saben ya nada, ni están en 



I O manMon de los oiuertos. Tomaa los loa* 
los oeasion de escándalo y ruina de aquello 
mlsDo qua ba dispuesto Dios con iafiaita sabi^p 
duría para la aaatificacioo de los justos, y 
para instrucción y conTenion de los mismos 



pecadores. De los castigos con .que Dios pu- 
rífica en esta vida de las ligeras faltas á sos 
siervos, se deduce elararoenle la severidad de 
los castigos eternos reservados para los peca* 
dores impenUentea. 



Digitized by 



Google 



■ 'Capitu 
^i& úMviófti iradüa esa numoria «o-* 
nim. 

'^.Amor quoque ei edium^ €i invidiág 
aimul perierunty nee ha^ni parietn in 
bbe sáculo^ ei in opere quod 4ub soiú 
geritur* 

7 F'ade ergo ei eomede in latiiia pa^ 
nem iuum t ei bidé cum gaudio vintun 
iuutn : quia Deo piaeeni opera iua» 

S Omni iempore eini veeiimenta iua 
eandidaj ei aieum de eapite tuo non 
defieiat, 

9 Perfruere vOa eum uxore^ guam 
diiigie , cunciis diebue viias inetabilita" 
He tuce , qui daii euni Ubi eub eole o* 
mni iempore oaniiatís iuee : hete esi 
enim pare in viia ei in labore Íuo^ quo 
laboras eub soie* 



10 Quodeumque /acere potesi manus 
iua , instanier operare : quia nec opus, 
nec raiio , nec sapientia , nee scientia 
eruni apud inferas , quo iu properas, 

1 1 Verii me ad aliud, ei pidi sub so* 
U I nec veiocium esse cursum , nee for^' 
iium bellum^ nec sapieniium panem^ 
stee doctorum diviiiast nec artíficum 
graiiam ; sed tempus , casumque in o^ 



1 9 Nescii homo finem suum : sed si^ 
sui pisces eapiuniur hamo, ei sicui aves 
laqueo eomprehenduniur , sic eapiuniur 
homines in iempore maio » citm eis eX" 
Jempió supervenerii. 

1 3 Hane quoque sub solé vidi sapien'* 
4íam f ei probavi maximam: 

1 4 eiviias paroa , ei pauci in ea viri: 



LO IX. * á85 

cauda de mereeer, y su memoria ht 
qaedado sepultada en el olvido. 

6 Asimiamo el amor, y el ódio« y lai 
envidias se acabarán juntamente con 
ellos, y no tendrán ya parle ninguna 
en este siglo, ni en cuanto pasa debajo 
del sol. 

7 Anda, pues, y come con alegría ta 
pon , y bebe con goso tu vino , mientras 
tus obras son agradables á Dios * . 

8 Estén blancos y limpios en todo 
tiempo tus vestidos , y no falte en ta 
cabeza el bálsamo ó perfume^. 

• 9 Gosa de la vida en compañía de ta 
amada esposa, durante todos. los días do 
tu vida instable, que se te ban conce- 
dido debajo del sol por todo el tiempo 
de tu vanidad ó frágil vida, ya que 
mientras vives ésta es la parte que te 
toca de tu trabajo con que andas afa« 
nado en este mundo. 

10 Todo cuanto pudieres bacer de 
bueno, bazlo sin perder tiempo^; puer- 
to que ni obra , ni pensamiento, ni sa- 
biduría , ni ciencia ba lugar en el se- 
pulcro » bácia el cual vas corriendo.^ 

1 1 Volví mi consideración á otro a^ 
aunto; y observé que debajo del sol, ni 
la ventaja en la carrera es de los lige- 
ros, ni de los valientes la victoria en 
la guerra, ni el pan para los sabios, ui 
para los doctos las riquesas , ni de los 
peritos en las artes es el crédito ; sino 
que todo se bace como por azar y á la 
ventura^. 

la IHi sabe el bombre su fin; sino que 
como los peces se prenden con el an*- 
suelo , y como las aves caen en el lazo» 
asi los hombres son sorprendidos de la 
adversidad, que los sobrecoge de re- 
pente. 

i3 Vi también debajo del sol una es* 
pecie de sabiduría, que yo reputé gran- 
dísima : 

i4 Habia una ciudad pequeña , y de 



I ffQuierei gezar, dice san Ambrosio, de 
una verdadera alrgria ? Haz obras agrada^ 
bhi d Dios, El gozo es uno de los frutos del 
Espirito Santo. Gal, f^, v. aa.— %/ac. JJ, v. a. 
VéaaefhH'. Xf'.i'. i5. 

a Yéaae Unción, £1 vestido blanco ae Usaba 
en señal de alegría, como los perfumes, elo* 
Matíh. VL V. 17. 



3 Gal, VI. sf, 10.— 77. Cor, VL v. a. 

4 Asi les parece á los necios, que no consi- 
deran que lo que ai hombre le parece casual , 
no lo es respecto de Díos^ que dirige con sfa 
altísima providencia al lio que se propuso to» 
dos los sucesos , aun los mas pequeños é in- 
significantes para nuestra débil raion. Rom, 
iXv. 16. 



Digitized by 



Google 



d86 LlBUO BBt 

penii eonifa eam rtx magnu», ti tn»/* 
lavii eam^ extruxitque mumii9n€s ptr 
gjrruin , ei perfecía esi obsüiia* 

1 5 Invenitufue esi in ea vir pauper 
ei sapiens , ei liUravii urban per «o- 
pieniiam suam , ei nuiius deinctps re-^ 
eordaius esi hominis ílitus pauperis. 

t6 Jf/ dicebam ego » ntelhrem esse 
éapieniiam foriiiudine: quomodó ergo 
sapientia pauperis eoniempfa esi , si 
verba e/us non suni audiia? 

1 7 F'erba sapieniium audiun/ur in si'^ 
ienito , plus quám damor prineipis in-* 
ier siuiios, 

1 8 Melior esi sapientia , quám arma 
JbelUea : ei qui in uno peeeaverii, muiia 
lona perdei. 



XCLBSIAtTis. 
pora gente: vfoo cdAtrt «llá ott Rey 
poderoso, j U bloqueó, y levantó for* 
laleftas y máqaitus «1 rededor, y qaedó 
concia ido el cerco. 

1 5 Hallóse dentro au hombre pobre t 
pero muy sabio, qiie con sn saber li- 
bertó la ciudad : mas luego nadie se a* 
eordó de él. 

i6 Y decía yo: Ya que la sabidaría 
vale mas que la fueraa , i cómo es ^a 
despreciada la sabiduría del pobre, y 
no se hace caso de sus consejos ? 

ty Las palabras de los sabios son oí- 
das en silencio» durante los apuros^ mas 
que los grítoa de un príncipe puesto 
entre tontos. 

1 8 Mas vale la sabiduría qne las ar** 
mas militares; pero quien errare en un 
solo punto, perderá mucbos bienes. 



CAPÍTULO X. 

Recomiéndase la sabiduría ó prudencia ; y se manifiestan los daños de la 
necedad ó imprudencia. 

1 l^as moscas muertas en el perfume, 
donde /tan eaidOy echan á perder su 
fragancia : del mismo modo una peque- 
ña y momentánea imprudencia es men- 
gua de la sabiduría, y de la gloria mas 
brillante >. 

n El coraeon del sabio está siempre 
en su mano derecha para obrar recta^ 
mente: el corazón del insensato en sa 
iequierda para obrar siniestramente, 

3 Ademas el necio que va siguiendo 
su torcido camino, como él es un in- 
sensato tiene por tales á todos los demás. 

4 Si el espíritu del poderoso* se al- 
zare contra tí, no desampares tu pues- 
to; porque tu vigilancia atajará pecados 
gravísimos. 

5 Otro desorden hay, que vi debajo 
del sol , causado como por error del 
Príncipe, mas que por malicia : 



I Jkttisetw morientes perdunt suavi» 
tótem unguenti: pretiosior esi sapientia 
et gloria, parva ei aá iempu» stultitia* 



ft Cor sapientis in dextera ejus f ei 
cor siulti in sinisira illius. 



3 Sed et in via stultus ambulans^ 
eum ipse insipiens sit^ omnes stuitoa 
astimat. 

4 Si spiritus potestaiem habentis a* 
stenderii super te , locum tuum ne di^ 
miserisi quia euratio faeiei eessare 
peecata máxima, 

5 Esi malum quod pidisubsole, qua-* 
si per errorem egrediens é fade prin^ 
mipis : 



I Deut, I, Vé 09. 

a Alguoos expositores enlieodea por este es- 
pirita del que tiene potestad el espirita de 
eoTÍdia , de calorania , de malicia , etc. ó bien 
UD superior de dura j recia condición. Enton- 
ces el labio debe conservarse en buinitdttd y 
paciencia i y aquella tribulación curará todu 



las enfermedades de sa alma. Otros lo entien- 
den así : Si á benefício de un viento ó soplo 
favorable subes á alto puesto , no te engrías ; 
conserva tn buena conducta de vida; sigue 
obrando bien como antes. Mi d Ilustrui" 
mo Scio. 



Digitized by 



Google 



GÁriTiT 

6 pMÜum ÉiuiUtm in dignUate lubli'» 
mif ei díviies sedere deortum^ 

7 Vidi servo» in equis , et principes 
amduiantes super ierram guasi serves, 

8 Qui fodil faveam » inddet in eam: 
et qui dissipaí sepem^ mordebii eum 
eoluber. 

9 Qui transferí lapides , affiigetur in 
eis .*- et qui seindit ligna , vulnerabtiur 
eti eis, 

10 Si retusum fuerit ferrutn , et hoe 
ston ut priits , sed hebetatum fuerií^ 
multo labore exaeueiur^ et posi indu* 
Miriam sequetur sapieniia. 

11 Si mordeat serpens in silentiot 
Wiihil eo minus habet qui oeeulté detrahít, 

1 a yerba oris sapientis graiia : et la- 
bia insipientis praeipilabuni eum : 

i3 initium verborum e/us stultitia^ 
ei nooissimum oris illius error pes^^ 
Mitnus. 

1 4 StuUus verba mulifplicat, Jgnorat 
homo I quid ante se fuerit : et quid posi 
se futurum sit , quis ei poterit indi" 
eare? 

iS Labor stultorum af/Iigei eos, qui 
neseiunt in urbem pergere. 



1 6 Vee tibi térra , cujus rex puer esi, 
ei cujus principes mané eomedunt, 

17 Beata ierra eujus rex nobilis est^ 
et cujus principes vescuntur in tempore 
suo f Cid refiaendum , et non ad lU" 
xuriam, 

1 8 J/t pigritiis humiliabitur coniigna^ 



LO X. 287 

6 el tonto colocado en alta dignidad ^ 
j sentados en loa puestos bajos los ricos 
en prudencia y sabiduría. 

7 Vi á esclavos montados á caballo, y 
á Príncipes andar á pie como si fuesen 
esclavos. 

8 Quien abre an boyo para que caiga- 
el prójimo f en él caerá; y quien des» 
truye ó aportilla el vallado, mordido 
será de la serpiente <• 

9 £1 que trasporta piedras , se lasti- 
mará con ellas; y quien raja leSa, he- 
rido quedará de ella. 

ib Si el hierro se embota, y no corta 
jra como antes » sino que ha perdido los 
filos, no sin mucho trabajo se afilará ; 
asi la sabiduría vendrá tras de la in- 
dustria ó del trabajo, 

1 1 £1 detractor oculto es semejante á 
la sierpe , que pica sin hacer ruido. 

la Las palabras de la boca del sabio 
salen llenas de gracia: los labios del in- 
sensato le precipitarán. . 

i3 Sus primeras palabras son nna ne- 
cedad, y nn error perniciosísimo el re- 
mate de su habla. 

i4 £1 tonto habla mucho. Ignora el 
hombre lo que pasó antes que naciese i 
y lo que sucederá después ¿qiiién se lo 
podrá mostrar? 

i5 El fruto de las fatigas del necio 
será la aflicción : porque ni el camino 
saben tan siquiera por donde ir á la 
ciudad *. 

16 Desdichado de tí, oh pais, cuyo 
Rey es un niño , que no sabe gobernar , 
y cuyos príncipes comen de mafiana '. 

17 Dichosa la tierra cuyo Rey es no- 
ble^, y cuyos príncipes comen á sn 
tiempo, para sustentarse y no para ce- 
barse en los deleites. 

18 Por pereza en retejar se desplo- 



1 Ptüv. XXyi. V. vj.-^-EccU. XXVIL 
V. ag. 

9 Buscan los necios la manera de ser felices, 
y se fatigan ioútilmente ; porque son tan cie- 
gos é ignorantes, como aquellos aldeanos que 
ni tan liquiera han aprendido el camino para 
ir á una ciudad vecina. 8ao Gerónimo por la 
ciudad entiende la tterdad. Lee d Piaton (dice) 
estudia la» tutües meditaciones de prístate» 
les , ohseiva diliffente d Zenon y á Carnea'- 
de», y verás ctidn verdadera e» aquella ten^ 



tencia: Las fatigas del necio ttruirdn para 
su propio tormento. 

3 Y pasan el día en diversiones, /j. ///. v.^, 
— f^. I'. 1 1 . Usándose en la Palestina , como 
entre los Romanos y otras naciones , el comer 
tarde ; el anticiparlo mucho era mirlido como 
un desorden ageno de la parsimonia y grave- 
dad de los que mandan. 

4 Por sus obras y por la. ilustre serie de as- 
cendientes. 



Digitized by 



Google 



a 89 LiBBO rat. 

iiú I ei in infirmUatú manuum perti/i" 
iabit dQtnus^ 

i^ In ritumfaciuni pantm ei vtnum^ 
ui epuleniur vivantes: €t pecuma o¿«- 
diuni Qtnnia» 

ao In eogiiafiorie iua regi ne deira'» 
has , et in secreto cubicuU tui ne male^ 
dixeris diviíi: quia et aves emti porta'» 
buní voeem tuam , et qui habet penntMM 
onnuniiabü senteniiam» 



bcglssiastís. 

mará la techumbre^ y por flojedad ésk 
obrar será toda la casA una gotera. 

19 Sirvense aquellos de los man jares 
y bebidas para reir y banquetear; pacs 
todo obedece al dinero* 

do Tú no murmures del Rey « .vi aun 
por pensamiento, ni bables mal del rito 
en el interior de tu gabinete : porque lu 
mismas aves del cielo llevarán tus pm-* 
labras , y los pájaros publicarán cuanto 
has dicho'. 



CAPÍTULO XI. 

Procura hacer bien á todos: en todas las cosas mira al fin ^ acordándole 
de la otra vida y del juicio de Dios. 



• t JMuie panem iuum super irans-» 
cuntes aquas: quia posi témpora tnul'^ 
4a invenies ilium, 

,a Da pariem septem<, neenon et ocio: 
quia ignoras quidfuturum sit mali sU" 
per terram» 

3 Si repleta fuerint nubes , imbrem 
9uper ferram ^undent. Si ceeiderit li" 
$num ad Austrum^ aut ad Aquilo^ 
nem^ in quocumque loco ceeiderit , ibi 
erit, 

4 Qui observat ventum , non seminaS: 
et qui considerat nubes , nunquam me* 
tei. 

5 Quomodó ignoras quoí sit vio spiri^ 
tus , et qua ratione compingantur ossa 
in ventre prcegnantis ; sic neseis opera 
Deif qui fabricator est amnium. 



& JMm^ semina semen iuum , et ve*- 
speré ne cessei manus iua : quia neseis 
quid magis oriatur , hoc aut illud^ et si 



X iLcha tu pan sobre las aguas oor^ 
rientes*, que al cabo de mucho tiempo 
le hallarás. 

a Repártele á siete y aun á ocho , ú 
mas personas ; porque no sabes tú los 
males que pueden sobrevenirte en la 
tierra : 

3 haz como las nubes que cuando es* 
tan cargadas derraman sobre la tierra 
la lluvia benéfica. Si el árbol cayere 
hacia el Mediodía, 6 hacia el Norte» 
do quiera que caiga, alli quedará?* 

4 El que anda observando el viento» 
no siembra nunca; y el que atiende .i 
que hay nubes , jamas se pondrá á segar. 

5 Asi como ignoras por donde viene 
el espíritu al cuerpo f y la manera con 
que se compaginan los huesos en el 
vientre de la que está en cinta; asi 
tampoco puedes conocer las obras dt 
Dios, Hacedor de todas las cosas. 

6 Siembra pues tu simiente desde la 
maiíana de tu vida , y no levantes por 
la tarde tu mano de la labor, pues que 



I üennosa hipérbole que equivale i la ex- 
presión castellana hastauts paredes oyen, 

a ó socorre á cuantos pobres pasen. Por 
o/fuas que pasan se entienden los hombres ; 
cuya vida pasa tan velozmente. Apoc^ Xf^IL 
V. ]5. Véase Aguas* Otros lo entienden de 
las tierras de ret^adio. 

3 ó como el rústico que corta un árbol sin 
cuidar de que caiga al Mediodía 6 al Norte , 
sino caiga donde cayere. Esto signíGca , según 
muchos expositores , que debemos procurar 



antes de la muerte hacer limosna t otras obras 
de misericordia para alcanzar el perdón de 
Dios; porque en la parte ■ que caiga el árbol, 
ó á la del Mediodía que representa la eterna 
gloría , ó á la del Aquilón que f^ura al infier« 
no , allí quedará sin mas remedio. Abasan de 
este lu(;ar alsonos hercges para negar el dog- 
ma católico del Purgatorio i sin reflexionar que 
todos conocemos que este pertenece ya al 
Mediodía ó lugar eterno de los justos. 



Digitized by 



Google 



Capitv£ 



MMrumqtu símul, metías eríL 



7 JDuiee lumen , ei deiedaüU est ooi» 
lis videre soiem, 

8 Si annis muliis vixerit homo, ei in 
hts ómnibus IcetcUua fueril^ meminisee 
debet Unebrasí íemporis , ei dierum muí" 
torum : qui eum veneri'ni , vamíaiis ar^ 
gueniur prceierUa. 



9 Luetare ergo juvenis in adoleseeniia 
iua , ei in bono sii cor iuum in diebus 
fuveniulisxtua f ei ambula in viis eoT'» 
dis iuif ei in^iniuiiu oeulorum iuorum: 
ei seito guod pro ómnibus his adducei 
fe Deus injudicium, 

1 o Aufer iram, á eorde tuo , ei amove 
maliliam á carne iua» Adoleseeniia e^ 
m'm ei wolupitís vana suni. 



O XIL aSg 

BO sabes qaé nacerá primerio , si esto 6 
aquello : que si naciere todo á nn tieía^ 
po, tanto mejor. 

7 Dulce cosa es la lus de la vida, j 
deleitable á los ojos el ver el sol. 

8 Pero, aunque viva un hombre mu- 
chos afios , y en todos ellos contento, 
debe no obstante acordarse del tiempo 
de tinieblas , y de la muchedumbre de 
días de la eternidad: llegados los cuales^ 
quedarán convencidas de vanidad las co« 
sas pasadas'. 

9 Gózate pues, oh joven disoluto , en 
tu mocedad, disfrute de los bienes ta 
alma en los floridos dias de tu juven- 
tud , sigue las inclinaciones de tu cora« 
Eon , y lo que agrada á tus ojos ; pero 
sábete que de todas esas cosas te pedirá 
Dios cuenta en el dia que te juzgue. 

10 Por tanto , arranca de tu coratoa 
la ira , y aparta todo vicio de tu carne: 
puesto que la juventud y las delicias no 
son sino vanidad* 



CAPÍTULO XII. 

Veseription enigmática de los achaques de la vejez. Epilogo de los 
documentos que ha dado el Ecclesiasiés, 



I IVL emento Creaioris iui in diebus 
iuveniutis iucsy aniequam veniai /em- 
pus a/fliclionis , ei appropinqueni anm\ 
de quibus dicas : Non miki placeni: 

a aniequam ienebrescat sol, ei lumen^ 
ei luna , ei steflce , ei reverianiur nubes 
posi pluviamt 

3 guando eommovebuniur eusiodes d<i^ 
musjci nuiabuni viri fortissimi , ei 



1 Esto viene á ser la conclusión de todo lo 
que ba tratado basta aquí , y como una clara 
solución de los argumentos que ba puesto en 
boca dé los necios. 

'3 ó tu razón. 

S Esto es, se oscurezcan tus potencias. 

4 O sean continuas las fluxiones y maloa 
humores , como al agua succeden negras nu- 
bes. No esperes á obrar bbn cuando veas va- 
cilar los apoyos de tu casa , esto es , cuando 
te tiemblen las roanos , ni puedas tenerte en 

Eie , por mas que bayas sido varón fiíerle ; y 
Ls escasas muelas 6 colmillos , ya corroidás. 



1 Acuérdate de tu Criador en los dias 
de tu juventud, antes que con la vejes 
venga el tiempo de la aflicción, y se 
lleguen aquellos años en que dirás: ¡Oh 
aitos displicentes! 

a Antea que, debilitándose tuoisia*^ 
se te oscureica el sol, y la lus de la luna 
y de las estrellas'; y tras la lluvia 
vuelvan las nubes ^. 

3 No esperes á obrar bien cuando tem» 
blarán tus manos y piernas guardas que 



estén del todo ociosas, y las niftas que se 
asomaban k los párpados, queden eclipsadas; 
y te cierren las puertas en la plaza, no qu/e- 
dándote diente en la boca , y Dables con po- 
ca ó muy baja voz ; é insomne se conmuevan 
^ al roído de un péiaro las orejas bijas de la ar- 
monía , ya ensordecidas ó torpes para la me- 
lodía : cuando trémulos tus pies temerán subir 
á lugares elevados , y tendií&n miedo de caer 
en camino llano : cuando tu cabeza con ca- 
bello cano se asemeje al almendro florido; 
y tu vientre 6 piernas á la langosta, y se di- 
sipe la alcaparra ó todo tu apetito, roes el 



Digitized by 



Google 



s^o Libro dsxi 

étiosas erunt moUniés in minuto numer 
ro , et ienebreseent videntes per fora^ 
mina : 



4 ei eJaudent ostia in platea , iVi hu^ 
militóte vods moientis, et eonsurgent 
ad vocem volucris , et obsurdeseent o«* 
mnes fUiee earminis. 



5 Excelsa quoque timebunt^ etformi^ 
dabunt in via^florebit amígdalas: im- 
pinguabitwr locusta , et dissipabitur 
eapparis: quoniam ibit homo in domum 
asternilatis suee , ei araiibunt in platea 
plañientes. 



6 Antequam rumpaiur funkulus ar^ 
genteus , ei reairrai vitta áurea , ei 
conteratur hydria super fontem ^ et con^ 
fringatur rota super cisternam , 



7 et revertatur pulois in ierram suam 
unde erat , et spiritus redeat ad Deum^ 
qui dedit illum. 

8 Vanitas vanitatum , dixii Beele^ 
siasies , et omnia vanitas* 

9 Cumque esset sapientissimus SecJS" 
siasies, doeuii populum, et enarravil 
quai fecerat : et inoestigans composuit 
parábolas multas, 

10 Quassivit verba utilia , ti eonstri^ 
psit sermones rectissimosy ae veritate 
plenos, 

11 F'erba sapientium sieut siimuli^ 



XGCIiBSlA8tfi8. 

son de la casa de tu alrña^ f dMHtadág 
las rodillas bambolearán los varones ro- 
bustos; y cuando las que muelen tn la 
boca la comida serán en corto número 
f estarán ociosas; y cuando quedarán en 
tinieblas los ojos que miran por las ven- 
tanas; 

4 y cerrará nse los labios y poertas qus 
son de la calle , por la vos débil de la 
lengua <t que hace el oficio del que mtte<^ 
le : é insomnes los hombres se levanta*» 
rán á la voz de un pájaro, y quedarán 
sordas sus orejas y que son las que per- 
ciben el canto ó la armonía : 

5 cuando , trémulos , temerán subir 4 
los lugares altos, y tendrán miedo ée 
caer en el camino llano t cU€mdo flore-* 
cera el almendro, ó se pondrá sana su 
cabeza y se engrosará la langosta, d hin^ 
futran las piernas , y se disipará la al- 
caparra 6 todo apetito. Porque el bom^ 
bre ha de ir á la casa de su etemidad| 
y los enlutados' le acompaSarán algún 
dia por las calles. 

6 Acuérdate de Dios antes que se rom- 
pa el cordón de plata, 6 medula espi'» 
nal y y se arrugue la venda de oro, d 
membrana que envuelve el cerebro , y se 
baga pedazos el cántaro sobre la fuente, 
y se quiebre la polea sobre la cisterna; 

1 y en suma , antes que el polvo se 
vuelva á la tierra de donde salió, y el 
espíritu vuele á Dios, que le dio el ser *. 

8 Vanidad de vanidades, dijo el Eocle- 
aiastés, y todo es vanidad. 

9 El Ecclesiastés 6 Predicador ^ siendo 
como era sapientísimo , enseñó al pae-* 
blo , y refirió las cosas d indagaciones 
que babia becho: y filosofando sobre 
ellas compuso muchas parábolas. 

I o Recogió sentencias provechosas , J 
escribió documentos rectísimos y llenos 
de verdad. 
.II Los dichos de los sabios son 'como 



boflibre entonces partirá á la casa de la eter- 
nidad , mientras acá lloran al rededor de su 
cadáver. Acuérdate de Dios antes que aquella 
unión de tierra y mente , ó de alma y cuerpo 
se disipe ( la cnal es de mas precio y decoro 
qae un cíogulo de plata, ó una banda de 
oco) y se rompa el contineole 6 los vasos de 
la sangre vital , como ei cántaro sobre la 



fuente , y la polea sobre la cisterna. Ponpie 
entonces lomará el polvo á la tierra , y el es- 
píritu á Dios , que le dio el ser. 

I Véase Sepulcro. 

a Bé aqui bien explicado el verso «t del ea-i 
nitulo 3. ¿ Quién ha visto ti el alma ds los 
nijot de Adam sube hacia arriba.^ etc. 



Digitized by 



Google 



Capitü 
í!t quasi dapí in attuM defixi\ qua per 
magisirorum eonsüium data sunt á 
pastare uno. 

19 His amplias^ fili mij nc requiras. 
Faciendi piares libros nullus est finís: 
freguensgue meditatio , carnis afputio 
est, 

i3 Fínem loquendí paríier omnes au^ 
diamus, Deum time^ et mandaia ejus 
observa: hoc est enim omnis hoynoi 

\^ et cunda j quee fiunt , addueet Deus 
in judicium pro omni errata ^ sive bo- 
num f sive malum illud sit. 



LO XII. api 

•guijoae», j como clavos hincados pro» 
fundamente» y estos dichos nos ha dado 
el único Pastor*, mediante la enseSansa 
de ios maestros^ ^ 

1 a Tú , hija mió , no tienes que husm- 
ear cosa mejor que las dichas verdades* 
Los libros se van multiplicando ain tér* 
mino, y la continua meditación del 
ánimo es tormento del cuerpo. 

1 3 Ahora oigamos todos juntos el fin 
y compendia de este sermón : Teme á 
I^'OSy y guarda sus mandamientos: por^ 
que esto es el todo del hombre; 

i4 y acordémonos que hará Dios dar 
cuenta en su juicio de todas las faltas^ 
y de todo el bien y el mal que se habrá 
hecho*. 



I ó Monarca , para vuestra enseñanza ; los 
eaales escribió por consejo de los doctores. 
San Gerónimo entiende aqni por Pastor á 
Dios, autor principal de las Escrituras , y A 
fn Bijo^ y Pastor supremo de las almas lesa- 



Cbristo , que nos explica las verdades Divinas 
por medio de los pastores de la Iglesia y de 
la tradición. 
9 //. Cor, V, V, lo.<Wb¿/X V. aS. 



FIK DEL LIBRO DEL ECCLESlASTÉS. 



T j 



Digitized by 



Google 



I . , . » . • 

ADVERTENCIA 

SOBRE EL LIBRO DEL CANTAR DE CAirTARE$. 



ILl ciRTAR DB 01NT1AB8» lUmado así por los hebreos para expresar su eX" 
celencia*, se atribujre d Saloman; cuyo nombre lleva en el texto hebreo y e» 
la antigua versión griega. La Escritura dice > gue Salomón compuso muchos 
cantares, asi como lo dice también de David , y el nombre de Salomón se en* 
euentra en muchos pasages del libro de los Cánticos ó Cantares, de que trata' 
mos. Lí^ Iglesia en el Oficio eclesiástico le cita en número plural^ Cántica can- 
ticorum, tal vez para denotar que es un conjunto de siete cantares , que dma^ 
ñera de didlogos poélicos^e cantaban en los siete dias de las bodas. Cada uno 
de estos cantares incluye su acción ó suceso propio , aunque todos forman un 
mismo epítalaoiio en la letra ^ y unos mismos misterios en el sentido espirituaL 

Al examinar algunos , con la sola luz natural , el sentido literal o gramati-" 
cal de este libro , Te han creído puramente profano, y hecho únicamente por 
Salomón: para celebrar sus amores con la hija del Rey Pharaon , la mas que^ 
rida de sus esposas. Tal fué el sentir del herege Teodoro de Mopsuesta en el 
siglo IV ^ que han abrazado los anabaptistas , y algunos impíos de los últi^ 
mos siglos. 

El sabio y piadoso obispo señor Bossuet , y otros Expositores ' dicen que 
este libro es un epitalamio, esto es^ un poema que se hizo para ser cantado en 
los siete dias que duraba entre los judíos la celebración de las bodas , como ve^ 
mos en la Escritura ^ que duraron las de Jacob , de Samson , de Tobías , &e. En 
estos siete dias los novios estaban acompañados , de dia y de noche , de cierto 
número de jóvenes de su sexo y edad , que se les destinaban para su obsequio^ 
y se llamaban amigos del esposo; de que se hace mención repetidas veces en 
las Escrituras. Durante estos dias los recien desposados no se velan sino raras 
veces ^ y con mucha ceremonia, Y estas vistas de Salomón con su esposa en los 
siete primeros dias , ó siete noches , de las bodas , bajo diferentes formsís ó re* 
presentaciones , hacen el objeto histórico de estos ocho capítulos ó Cantares ; 
cuya distribución en siete didlogos , ó entrevistas de los esposos ^ explica el eita^ 
do señor Bossuet, 

Algunos protestantes , y sobre todo un famoso incrédulo del siglo pasado * 
han traducido tan maliciosamente este libro , como si hubiesen querido alarmar 
d todo lector honesto y piadoso , llamando siempre su atención d aquellas ex* 
presiones, que d primera vista pueden parecer d algún lector vicioso algo licen" 
ciósas ó inaecentes ; sin hacerle observar que no lo parecían en aquellos remo» 
tos tiempos , r en pueblos de tan diversas costumbres , como son aun ahora 
mismo los det Oriente, Pero un crítico muy hdbil en las lenguas orientales , el 
sdbio Micháelis en sus notas sobre Lowth , prueba casi con evidencia que el oh-' 
jeto del Cántico de Salomón no es el pintar el amor licencioso de dos personas 
libres , ni aun el de dos jóvenes esposos en el tiempo de sus bodas , sino el casto 
amor de dos esposos unidos ya de mucho tiempo con el vinculo del matrimonio. 

I Véase Hebraísmos. hebr.preel. 3o «< 3i. etc» 

a ///. Reg, IV. V, 3a. 4 Gen. XXIX, v, 27 y a8 Judie. XIV» 

3 Gomm. id Caot. Lowth, De sacra poesi v. la. — Tob. XI» v. ai. 



Digitized by 



y Google 



i93 

A la wrda d no pwreee couJbrJne ésla ákima idea ton nuesiras éostümhrei ; pera 
ts muy mndloga d las de I09 orietUatee , entre eos cuales las mugeres de distin* 
'Cion , e€ui siempre encerradas , no ven todas las veces que ellas quieren d sus 
maridos , ni tienen comunicaeion alguna con loe dentas hombres ; jr p^"* otra 
pa0te esldn sujetas d todas las pasiones que inspiran el ardoroso clima, el mismo 
oneierro ó reciasion en que viven , y^la poligamia, que allí es común. 

Observa dicho critico que esta Jaita de sociedad ó trato social entre los dos 
-eexos , es causa de que los hombres acostumbren d expresarse con mas libertad 
en las conversaciones que tienen ya entre ellos , ya con sus mismas esposas f y 
que las esposas no crean que ofende al pudor la viveza de sus expresiones amo* 
rosas par acón sus maridos : ubertad de hablar ó licencia , que no hace alU mas 
impresurn que la casi total desnudez de los dos sexos » ten comjun en aquellos 
climas ardientes, Y de todo eso infiere cudn injustamente {aun mirado esto sin 
la iuz de-la fe) lian querido algunos presentar como escandalosas ciertas ex- 
*presiones de este libro, y otras semejantes del Profeta Ezechíel, y de varios 
Libros sagrados i y se ve también la temeridad ó indiscreción de algunos tra* 
ductores ée la Escritura en conserpar ciertas metdforas y ó modismos y loca- 
clones de tos htbrdcs en las modernas lenguas de los pueblos , cuyas costumbres 
y usos son tan diferentes de las de los antiguos orientales Entre estos ha habi* 
'do siempre poetes que han tratado las sublimes materias de la religión^ ó de la 
teología afectiva ó mistica , bajo,el velo de la alegoría ^ y en un estilo que pare* 
caria el de un grosero libertinage en otras naciones ó climas, 

" Los doctores de los judias , y los santos Padres de ia iglesia han mirado , 
"pues , con mucha razón este libro de los Cantares como un poema alegórico , y 
-mo como una obra profana. Los primeros , bajo la imdgen de una perfecta 
-unton conyugal, han visto la alianza de Dios con la Sinagoga. Ezechíel y otros 
Profetas representaron esta unión del mismo modo i y éste es el sentido que ha 
seguido la Pardfrusis ehálddiea. Los Padres de la iglesia han descubierto con 
mayor fundamento la alianza perpetua é indisoluble de Dios con la Iglesia ;.la 
éuaien muchos pasages del Nuevo Testamento se llama esposa de JeswChristo: 
Y este mismo Señor nos representó el establecimiento de ella , bajo la figura de 
unas bodas ^, Solamente entendidos los Can lares de Salomón en este sentido , 
usa la Iglesia de ellos en el Oficio Divino , y aun esto con todas las precaución 
nes riecesarias; y de aqui es que sus ministros y los fieles cristianos , acostum^ 
brados d no ver en este libro sagrado sino un sentido espiritual y alegórico , 
tstdn bien libres de toda idea profana j contraria d la pureza y d la piedad*. 

Son muy débiles las objeciones que se han hecho contra la divinidad de este 
Ubro. Dieese que no se halla citado en el Nuevo Testamento ; ni se encuentra en 
miel nombre de Dios, Pero otros libros hay del Fiejo Testamento que tampoco 
ee hallan citados en el Nuevo ; y si el nombre de Dios no se lee expresamente , 
es porque todo su objeto es el mismo Dios, Por lo mismo que no debe leerse este 
libro con ideas profanas , tampoco debe reprenderse d aquellos que se forman 
una lección de piedad en cada capitulo de este libro. No nos le ha dado Dios 
para aumentar conocimientos de mera curiosidad, sino para excitarnos a la vir^ 
iud. Asi es como san Pablo nos dice que hemos de mirar las sagradas Escrit§t* 
ras. Toda escriiura divinamente inspiraba (nos dice) es propia para enseñar^ 
para convencer, para corregir, para dirigir en la justicia ó virtud^ para que 
el hombre de Dios sea perfecto, v esté apercibido para toda obra buenas. De 
poco nos servirla el Cdntico de Salomón si nos ciOésemos al sentido que parece 
mas literal. Debemos pues tener siempre presente que la mistica y espwitual 
unión de Jesu' Christo con su Iglesia^ y con las almas ^ que estdn unidas com 
él , no como quiera , sino con los mas estrechos lazos de una viva , perfecta y 
encendida caridad , son el objeto principal de este divino Cantar ; y por eso 
cuanto las almas estdn mas intimamente unidas con su Dios, y de consiguiente 

1 Matíh. XXir. V. n. — XXy, V. 1. — a Bibl. dJvignon, tom. HiL p, 3ao. 
Apoc, XIX. V. 7. etc. 3 //. Timoth. lILv. 16. 

ToM. III. T3 ^^ '■ 



Digitized by 



Google 



«94 

flM# $ep€raéa$ i» iodo lo cñmml y Urrmo , imníú mas gustan y ss apropechoa 
ds la üctmra de este libro , hallando en él duUaras jr eoasolmeioaes Inefables. 

Pero en cuanto al senado literal , es siempre muy dificil su inteligencia. Porm 
ftt# primeramente , como observa muy bien el Bitro. Pr* Luis de Leom en su 
prólogo d este libro , se baila muy grande dificultad em todas aquellas escrita^ 
ras^ « d donde se expUeen algunas grandes pasiones ó afectos , mayormente de 
k amor, oue al parecer van las razones corladas y desconcertadas; auaque d 
« la verdad , entendido una vez el hilo de la pasión que mueven , responden ma" 
c raeiilosamente d los afectos que explican , los cuales nacen unos de otros por 
•jiatural concierto. Y ia causa de parecer ansi cortadas es que en el dnimo en^ 
ñ señoreado de alguna vehemente pasión , no alcanza la lengua al coraron , ni 
m se puede decir tanto come se siente ; y aun eso que se puede, no se dice todo , 
c sino d partes y cortadamente , unas veces el principio de la razón , y otras 
« eijin sin el principio : que asi como el que ama siente mucho lo que dice , ansi 
c le pareee que apuntándolo él , estd por los demás entendido ; y la pasión con 
e su fuerza » y con increíble presteza le arrebata la lengua y corazón de un 
M afecto en otro, Y de aqui son sus razones cortadas y llenas de oscuridad. 
« Parecen también desconcertadas entre sl^ porque responden al movimiento 
c que hace la pasión en el dnimo del que las dice ; la cual , quien no la siente , ó 
c no vee , juzga mal deltas ¡ como Juzgaría por cosa de desvario y de mal seso 
c hs meneos de los que bailan , el que viéndolos de lejos no percibiese el son d 
« quien siguen» Lo cual es mucho de advertir en este libro , y en todos los se 
m mejantes. 

« Lo segando que pone oscuridad (prosigue el citado 3ítro. León) es ser la 
t lengua hebrea g en que se escribió , de su propiedad y condición lengua de 
épocas palabras , y de cortas razones ,y esas llenas de diversidad de sentidos; 
my juntamente con esto , por ser el estilo y juicio de las cosas en aquel tiempo^ 
tty en equella gente , tan diferente de lo que se platica agora. De donde nasca 
c parecernos nuevas y extrañas , y fuera de todo buen primor^ las compara^ 
c clones de que usa este libro , cuando el esposo ó la esposa quieren mas loar la 
« beUeza del otro : como cuando compara el cuello d una torre , y los dientes d 
m mn rebaño de ovejas , y ansi otras semejantes. Como d la verdad cada lengua 
ey cada gente tenga sus propiedades de hablar , adonde la costumbre usada y 
« recibida hace que sea primor y gentileza , lo que en otra lengua y otras gen^ 
« tes pareseiera muy tosco. Y asi es de creer que todo esto , que agora por sa 
« novedad y por ser ageno áe nuestro uso , nos desagrada , era todo el bien 
c hablar, y toda la cortesanía de aquel tiempo entre aquella gente. Porque claro 
c es que Salomón era no solamente muy sabio ^ sino Bey , y hijo de Rey; y que 
K cuando no lo alcanzara por letras y por doctrina , por la crianza sola , y pot 
m el trato de su casa y corte , supiera hablar su lengua mejor y mas cortesana^ 
m mente que otro ninguno.** Hasta aqui el sdbio Aftro. León t con cuyas opor* 
tunas advertencias y el espíritu de solida dilustrada piedad, con que debe leer* 
se este Divino libro , podrdn sacar mucho fruto de su lectura las almas que , 
abrasadas en amor divino , se acerquen d beber las aguas puras de esta crista* 
tina fuente; d la que no pueden ni deben aplicar sus impuros labios los que sw* 
midos en el cieno de sus pasiones, no piensan ni siguen otra cosa que la inmun* 
dicia de las obras de la carne. 



Digitized by 



Google 



dgS 



EL CANTAR DE CANTARES 
DE SALOMÓN-. 



CAPÍTULO PRIMERO. 

''\' h Deseos que muestra la Iglesia de estar umda con Jesu^Christo. Delicias de esta umoKf 
jr favores que efía alcanta de su Esposo, Confiesa la Esposa sus imperfecciones , efectos 
de la malicia del demonio. Temar que tiene de extrañarse al buscar en la tierra áJent^ 
Oúútoijr su$ amsias por poseerle en el cielo. 

1 XtrdSA. jAecibft fo qb ¿ecnlo sanio 
de »a bocft. Pori}oe toa amor»** toa, oh 
dulce esposo mhf mejore» que el mas 
sabroso vino, 

A fragantes como los mas olorosos per* 
fames, Bátsámb derramado es tu Nom** 
bre: por eso laa doncelHtaa^ te ^ieitil 
tanto. 

. 3 Atraeme tú mismo en pos de tf , f 
correremos todas al olor de tos aro« 
mas^* Inlrodúfome el Rey 5 en sugabi-; 
nete, elevándome á esposa suya. Sal* 
taremos de contento , y nos regocijaré* 
mos en tí , conservando la memoria de 
tas castos amores, superiores á las de^ 
Haas del vino. Por eso te aman los rcc^ 
tos de corazón» 

' 4 Fiegra soy d morena, hijas de Jern* 
salem; pero soy bie» parecida: soy como 
las tiendas de Cedar^ como loa pabe- 
llones de Salomón^. 



t (JscuMur me ósculo orís suis quia 
meliora sunf ubera tua vino^ 



% fragraniia ungueniis oplimis» Olettm 
tffusum ñamen tuum: ideoadolesuntw 
ice dUexerunt te, 

3 Trahe me : post te ettrremus in odo* 
rem unguentorum tuoram, Introdusek 
me rex in eellaria sua : esmliabimus 
ei leetabimur in te, memores uberutn 
tuorum super vinum : redi diligunt te» 



4 Nigra sum , sed farmosa , filies Je^ 
tusalem , sieut iabérnaeula Cedar f st" 
Uít peiles Salomonis, 



~i Ó Epitalamio misterioso sobre Jesu- 
Omstojr la iglesia su esposa. Está escrito k 
manera- de los poemas orientales , ó dramas 
qae se representaban en las Bestas de una 
boda, qoe duraban áete días. Los que ha- 
blan son el esposo , la esposa, y los jóvenes 
amigos de aquel , y las doncellas amigas de 
ésta , conridados , según costumbre , para ob* 
sequiar y festejar á los novios. 

a En bebréo tm dodéca , tas amores. Deja 
de repente de hablar & Iss compafkerae , á las 
coalet dirigió las primeras palabras , y se di« 
rige al esposo , como si le tuviera presente. 

I En bebréo VW^ Uelamith las virgt^ 



nes i esto es , las almaa puras» 

4 Véase Unción, 

5 Llama Rey á so esposo , tal ves olvidada 
por el amor de llamarle con el nombre da 
Pastor \ b quizá por idiotismo bebréo, seme* 
jante al castellano de llamar rey b reina mia 
á la persona que amamos con pasión. 

6 Cuya hermosara es interior. Las tiendaa 
de los Cedarenos ó Agarenos , las coalea eran 
de cuero 6^ de lienzo , aparecian por fuera 
muy denegridas, pobres é incómodas; pero 
en el mterior tenían las de loa ricos cosas 
preciosas y encenraban á Tocea aandts leao» 
fos.VéaseA.Xaf^.tr.i4. 

T4 



Digitized by 



Google 



9g6 Libro dbl givtar db cartáhbs. 

-' 5 Phlíie me considerare <ftíéd fusca 
sün : quia decoioravti me sol: filii ma^ 
iris mece pugnaveruni contra me » po^ 
suerfini me euslodem in vinets: oineem 
nu<ün non^iustodim, - . > • > « 



S No reparéis , pues , en qae soy mo«' 
rena ; porque me ba robado el sol mi 
color' 9 cuando los hijos de mi madre 
se dcclararoo contra mi, y pusiéroome 



6 Indica mthi ^ quem diltgií anima 
mea , ubi pascas , ubi cubes in meridie, 
ne vagar i incipidm p%H gregessodalium 
Uiorum. 



á guarda d« vidasS f^// .mi. propia 
viña no la guardé. 

6 Ob tú , el querido de mi alma, dime 
dónde tienes los pastos , donde el ses- 
teadero- ai llagar el medio día , para 
que no tenga yo que ir vagueando traa 
de los rebaños de tus compañeros. 

J n. Instrucción que Jesu^Chnsto da d su Iglesia: obUracion de unirse d ella r d sus 
pastores , para hallar d- Jesu-OtrisUP, Hermosura de la Iglesia , X cómo cuida Jesu^ 
Christo de. adornarla y enriquecerla. 

7 Si ignoras le, ó pulcherrima inier 
muliereSf egredere^ ei abi posi vesiigia 
gregum , et pasee hados tuos juxía tó- 
bernacula pasíorum* 



8 Equiiaiui meo in eur ribas Pharaor 
ni^ assimOavi ie p am^ca msa^ 



% Pu^chree sunt genm ime simi turiu^ 
ris: collupi iuum sicui moniiia. 

lo Murermlas áureas faciemus Ubi, 
venmculaias argento. 



7 seroso. Si lo ignoras , oh hermosf- 
aima entre las mugeres, sal afuera, y 
ve siguiendo las huellas de los ganados, 
y guia tos cabrilillos á pacer junto i laa 
cabanas de los pastores de mis ovejas. 

8 Ji mis hermosos y arrogantes caba* 
líos uncidos á las carrosas que me ha 
dado Faraón , te tengo yo comparadaí 
•miga mia. 

. 9 Lindas son tus mejillas, asi como 
de tortolilla; tu cuello como siestuvis* 
ra adornado de collares de perJas. 

I o Gargantillas de oro haremos para 
ii, taraceadas de plata >. 



J. III. J/^ra decimiento de la Ifi;lesia: Jíwores qtte recibe de Jesu- Christo ; y como anhela 
complacerle. Reciprocas alabanzas entre los dos Esposos ¡ y cómo procura Jesu^Ovisto 
tentr siempre Junto d si d la Iglesia. 

. 1 1 Dum esset rex in accubitu suo, 
nardos mea dedit odorem suuni, * 



. I a Fasciculus myrrhce dilectus meus 
naÉb^t Ínter ubera meaeommorabitur, 
. 1 3 BatruM <ypri dileetus meus miht, 
in vineis Engaddi* J 



1 1 Zaposa. Mientras estaba el Rey 
recostado^ en su asiento, mi nardo prc- 
eioso difundió su fragancia. 

la Manojilo de mirra es para mi el 
amado mió : entre mis pechos quedará. 

1 3 Racimo de cypro 5 es mi amado para 
mí, cogido en las viñas de Engaddi^ 



1 ó XAmhitnX'porque el sol estragó mi color, 
a Los judíos, hijos de la Sinafoga , al nacer 
la Iglesia , lidiaron contra ella para destruirla. 
'/. Thes. II. V. i4- Nittgun genero de gente 
suele ser mas contraria á la verdadera virtud, 
que los que la profesan en solo apariencia ; 
y los que son mas favoredidoi ó deudos nues- 
tros suelen' ser á veces los mas terribles ene- 
migos. 

3 ó también : LampreUlas te haremos de 
ero fittsaneadas de pinta, ' ^ 

•4 Alude aqui al modo con que comen ano 
ftbora los orjentales ,' no sentados confto nos- 
oiroi, sino recostiidos, y formando una mesa 



por lo regular redonda ; y también al aso de 
esparcir aromas sobre ios convidados. 
5 Arbusto semejante al que Itamaraosy'tfiíeM 
de ohr, 

'6 Estas comparaciones están tomadas de loa 
ramilletes de flores ó yerbas olorosas que, 
especialmente en Oriente , suelen traer las 
señoras en el pecho. La mirra destilada de 
cierta manera, aunque en si es amarga» em 
muy estimada en la Palestina como preserva- 
tivo de la corrupción. En ella reconocen los 
Santos Padres una memoria de las amarguras 
de la Pasión y muerte de Jesús : jnemoria que 
nos preserva de la corrupción del pecado. ^ 



Digitized by 



Google 



Capitulo 
i4 Eece tu puUhra e#t tnnita m^a^ 
tue tu puhhra es, oeuii iui eolum^ 
barum. 

i5 Ecee tu puleher e#, düeets mif et 
deeorus, Leetulus noster Jloridus : 



t6 tigna domorum nogtrarwn cedri-^ 
nut latfuearia. nostra cypressnm. 



II. 397 

•. i4 BiMflo* ¡Oh y qué hern^Qtm ttts^ 
«miga mía! ¡caán bella erea! Son tua 
ojos vivos y brillantes como los de la 
paloma'. 

1 5 SaroiA. Tú sí, amado mio,'qae 
eres el hermoso y el agraciado. — Ss- 
voao y SCTOSA. De flores es nuestro 
lecho, 

- 16 de cedro las vigas de nuestras ha- 
bitaciones , y de ciprés sus artesonados *• 



CAPÍTULO II. 

J. I. JmahUidad de JeswChristo y de su Esposa la Iglesia, Alabanzas y Javores que ésta 
recibe de él; y como cuida de que nadie turbe su reposo. 



t £L/go Jhs eampif et lilium con" 
HHMtlium. 

% % Sieut lilium inier spinaSf sic amiea 
mea inter filias. 

3 Sieut malus inter ligna sUvarum^ 
sie dileetus meus inier filies, Sud um^ 
hra illius , quem desideraveram , sedi: 
st/ructus ejus duleis gutturi meo. 



4 Introduxit me in eellatn vinariam, 
í^dinavií in me eharitatem, 

» 

5 Fuleite me Jloribus ^ stipate ms ma^ 
Us : quia amore tangueo. 

^ 6 Laiva ejus sub eapiie meo , et dex'» 
iera illius ampUxabitur me. 



»• £ o soy la flor del campo, 
y el lirio, de los valles: 

a como asucena entre espinas, asi «a 
mi amiga entre las vírgenes >. 

3 SaroiA. G>mo et manzana entine ár- 
boles silvestres y estériles^ ^ asi es mi 
amado entre los hijos de los hombres. 
Sentéme á la sombra del que tanto ha- 
bia yo deseado , y su fruto es muy dulce 
al paladar roio. 

4 Introdújome en la pieaa en que tiene 
f 1 vino mas exquisito 1 9 y ordené en mí 
el amor^. 

5 Ea , confortadme con flores aroma» 
ticas , fortalecedme con olorosas man- 
sanas, porque desfalleico de amor: 

6 pero mi Esposo pondrá su mano ia« 
quierda debajo de mi cabeaa , y con su 
diestra me abrazará ^. 



•I Los ojos de las palomas de Siria 7 África, 
que llamamos trípoboas , son grandes, j lle- 
nos de resplandor y de TÍveza eitraordioaria. 
Rd este ojo se simboliza el ojo espiritual de 
ia recta inunción» Maith, VI. 9, Vk. 

A En el palacio de Salomón y en sus mag- 
níficas habitaciones se -ye una figura déla 
Iglesia , que abraza muchas iglesias parlicula- 
res, reunidas todas por medio de la común 
unión con el RoroAso Pontitice , ceniro de la 
unidad. También se representan todas las al- 
mas justas , unidas por la caridad con su ca- ' 
l^za Jesu-'Christo, 

3 San Agustín aplica esto á la Iglesia , que 
ea como azucena entre espinos. Is. V, v, o. 

A. ó también: Cb/no entre plantas silt^estres 
el manzano. Con el nombre de manzano se 
deoota todo árbol frulal. 



•5 El vino, y el uso de él es á veces sím- 
bolo del amor, y también de la vehemencia 
con que éste arrebata y saca fuera de sí )aS 
almas, elevándolas á la contemplación de los 
mas sublimes misterios. 
^ 6 Hizo que amase primero á Dios y al pró- 
jimo por Dios. Otros dicen que d¿ á enten- 
der que el nmor fué la señal , el estandarte , 
insignia ó divisa que tomó el esposo ; funda- 
dos en que el hebreo dice : y su bandera 
sobre nu amor, 

7 Una alma herida del Divino amor uo. halla 
consuelo ni remedio sino en su esposo celes- 
tial Jesu-GhrÍ8to ; por la izquinrda puede en- 
tenderse la Divina gracia , con que la sostiene 
entre las tribulaciones de esta vida 5 y por la 
derecha la felicidad eterna , ó el abruzo que 
le. dará Jestt-Christo al recibirla en su seno. 



Digitized by 



Google 



998 



IlBRO DSL CANTAR DB CiVTARVS. 



7 Ad)ar% vM , ftUcó Jerusakm , ^r 
tapreas éeroosgus camporum , /?r susci^ 
fetis y nequ0 sigilare fcteiaUt diieeUím^ 
guoadusifue tpsa velit. 



7 SSfom. Ob bijas dif JmmlemVM 
con jaro por las ligeras corsai y cienrOA 
de los campos, que no despertéis, ni 
qaileis el sueilo A mi amada, basta qae 
ella quiera'. 

J. n. La Iglesia siempre atenía d la voz de Jesu-Chnsto , jr deseosa de agmtM$. Coms 
Jesu^Cfuisto procura conservar en ella los frutos de su grada, 

8 Vox diieeti mei^ eeee tsfe venii ja« 
/ÁMi» in montíáuSf iranMÜicns eoiks: 



.8 Sspoftik*.' ParAeme ^ué oi«0 la tm 
de mi amado. Vedle como viene saltaa* 
do por los montes I 7 brincando por los 
collados. 

9 Al iigero gamo y al ceryalillo se 
.parece mi amado. Ycdle ja cqmo a^ 

pone detras de la pared nuestm « con» 
mira por las ventanas , como estA alia* 
bando por las celosías. 

10 Hé aquí que me babit rol añado 
X dice: LevAntafe, aprejuHrata amiga 
mia , paloma mía, bermosa mia, j vente 
ai campo; 

11 pues pasd ya el ¡nviemo, disí piá- 
ronse y cesaron las lluvias; 

I a despuntan las flores en nnestri 
tierra &: llegó el tiempo de la poda; ti 
arrallo de la tórtola se bi oido yw ta 
nuestros campos; 

i3 la biguera arroja sus brevas; é^ 
pareen su olor las florecitntea viSas. 
LevAntate pues amiga mia | beldad mia^ 
y vente: 

ti oh casta paloma mia, Có qoe anidaa 
en los agujeros de las peíleii en las con- 
cavidades de las murallas, muéstrame 
tu rostro , snene tu vos en mis oídos; 
pues tu vos es dulce, y lindo tu rustra 

1 5 Vosotros, oh amigos^ catadnos esas 
raposinas , que estAn asolando las vi*» 
2as^; porque nuestra viña estA ya en 
cierne. 

J. III. jímor reciproco de Jesu^Omstojr tu Iglesia ^jr como desea ésta ocultar d sus enemigos 
losjavores que recibe de su Divino Esposo, 

t6 Dilectas meus mihif ei ego illi^ 16 Mi amado es iodo para mí, y yo 



9 similis esi dilectas meus caprea, 
hinnuloque cervorum ; en ipse stai post 
parietem nostram , respiciens per fene* 
airas f prospiciens per cancellos, 

to En dileeius meus loquiiur mihi: 
Surge f propera árnica mea, columba 
wtea,formosa mea, ei veni* 

1 1 Jam enñn hiems trartsiii , imber 
fi^iUy ei reeessit, 

1 a Flores apparueruni in ierra nasira^ 
fempus putaiionis adpenii : vox iuriuris 
mudita esi in térra nastra: 

1^ Fíats proittlii grassos smas: vinea 
Jhrenies dederunt odorem suum, Surge^ 
árnica mea^ speciosa mea, et peni: 

• 1 4 columba mea in foraminibas petree^ 
in caverna maceria , ostende mihi fa-^ 
eiém tuam^ sonei vox toa in auribus 
meis : vos enim iua dalcis , et f ocies 
iua decora, 

iS Cmpile nobis culpes párvulas^ quee 
demoliuntur vincas: nam vinca nosira 
floran. 



1 El seAorBoMQel pone fio aqut al primer 
dia de las bodas, de los siete que duraban 

as fiestas. 

a Se figura aqoi ¿ la esposa qae cuenta lo 
qae le pasó eolre saeños en el primer dia de 
las bodas. 

3 Todo esto se iitlerpreta místicamente de 
la Iglesia , despoes croe nació Jesa-Chrísto , 
Hor del campo y j también de sa salilisima Ma* 
dre , de los Apóstoles, etc. En las viAss se fi« 



g«iran las iglesias que laego se plantaron , aua 
entre los gentiles. ' 

4 Por estas raposas entienden eomanmente 
los Padres á los hereges , haciéndoles frente 
y procurando inutilizar sus conatos. También 
pteede aplicarse á los sabios del siglo, de qaie« 
nes había el Apóstol /. Cor, /. v. 17 y siguient. 
Y últimamente se aplica á tos defectos de las 
almas buenas, para que cuiden de corregir^ 
los desde el pruicipio. 



Digitized by 



Google 



Cábitulo IIL 



ifuipastiiur irUcr Utía 



299 



17 doñee attpirei dies^ $i tneJingniur 
umdra. Reverter* : similis esto , dilecte 
mif eapreet , hinnuioqut cervorum super 
moníu Bether, 



joy toda de mi amado; el cual apacient* 
4U redaño entre azucenas 

17 basta qae declina el dia , y caen 
las sombras. Vuélvete corriendo i ase- 
méjate , querido mió, i la corsa , y al 
cervatillo que ee crian en loa montea 
de Betber. 



CAPÍTULO III. 

>j. I. Desvíos de una ahna que buMca d su Esposo Jesu^Christo } jr como después de ha>» 
¡lado ^ le ha de conservar en su corazón. 



1 In leetuto meo per noctes qwstsivi 
quem diligil anima mea: quassipi illum^ 
tí non invenid 

% Súrgam , ei eireuiBo eivitaiem : per 
wooe ei plateas queeram quem diligil 
anima mea : q^etsivi ülum , et non 
invenid 

3 ínveneruni me vigiles , qui custo» 
diuni eivitaiem : Num quem diiigit ani' 
ma mea, vidisiis? 

4 Pauiuium €um pertí-ansissem eos, 
inveni quem diligii anima mea .• tenui 
eum ; nee dimitiam , doñee introdueam 
iUum in damum mairis mese , ei in 
eubieuium ffeniiricis meas* 

5 Adjuro vos, filias Jerusalem: per 
eapreas eervosque eamporum , ne susc/^ 
tetie, ñeque evigilare faciatis dilectam^ 
doñee ipsa veHi» 

t Ques esi ista, quet aseendit per de* 
serium , sicui virgula fumi ex aroma^* 
iibus myrrhes , ei thuris, ei universi 
mtlveris pigmeniarii^ 

7 En lectulum Satomonis sexaginia 
fortes ambiuni ex fortissimis Israel: 

8 omnes tenentes gladios , ei ad bella 
áoetissimi : uniuscujusque ensis super 



I Jxlas ¡ajr! que todo fu^ un sueño» 
En mi lecho ecbé de menos por la no- 
cbe al que ama mi alma: andúvele bus- 
cando, y no le encontré. 

a Me levantaré , dije^ y daré vueltas 
por la ciudad' , y buscaré por calles y 
plaaas al amado de mi alma. ¡A^I le 
busqué , mas no le hallé. 

3 Encontráronme las patrullas que 
rondan por la ciudad, jr les dije: ¿No 
habéis visto al amado de mi alma? 

4 Cuando M aqui que á pocos pasoi 
me encontré al que adora mi alma: asi- 
le, y no le soltaré hasta haberle hecho 
entrar en la casa de mi madre, en la 
habitación de la que me dio la vida» 

5 Soroao. Oh hijas de Jerusalem, con- 
juróos por las corzas y los ciervos de 
los campos que no desperteia, ni inter^ 
rumpais el sueño á mi amada ^ hasta 
que ella quiera. 

6 Lafl AMIGAS Dn&AMVOAA*. ¿Quién 
es ésta que va subiendo por el desierto 
como una columnita de humo, formada 
de perfumes de mirra y de incienso^ y 
de toda especie de aromas? 

7 SirosA. Mirad el lecho de Salomón 
rodeado de sesenta valientes de los mas 
esforzados de Israel , 

8 todos armados de alfanges, y muy 
diestros en los combates: cada uno lleva 



1 Esta ciudad es Jerusalem, lisura de La 
^lesia. Esto indica á las almas deseosas de 
agradar á su Divioo esposo, que no hay que 
pensar en hallar i Dtos descansando en la 
ociosidad 7 tibieza espiritual: no hay peligro 
ni riesgo que no debamos arrostrar cuando se 
iraU &I amor de nuestro Esposo celestial j y 
aunque no le hallemos luego , no debemos 
por eso desmajar. Todo esto Úzo María Mag- 



dalena, que era figura de la Iglesia, ai bu»» 
car á Jesús. Joan. XX. f. i, a, i3, 17. En 
este capítulo comienza el tercer dia 6 noche 
de las fiestas. 

A Se figura aqui que después de haber re- 
posado la esposa sale á pasear adornada con 
todas las §^las do novia : los hebreos suelea 
llamar desierto todo campo fuera de las po- 
blaciones. 



Digitized by 



Google 



-3on 



LiBno htt cknrkB. db cántabes. 



fútnur 9uum, propiir timorts noctutnoM. 

9 F^rculum fedí sibt rex Salomón 
'rf« iignis Libani: 

10 columnas ejuM fecU argénteas^ r«- 
cUnatorium aureum , ascensum purpw 
reum: medía efiarttaie constravit prO' 
pter filias Jerusalem. 

11 Egredtmini ei videie , filice Sion, 
regem Salomonem in diademate, guo 
coronavit illum maier sua in dte de^ 
sponsationis illius , ei in dit. l<ttiii(t 
tordis ejus, ' t ' 



su espada al lado, por Umor de lospe* 
ligros nocturnos. 

- 9 De maderas de Líbano se ha hecho 
el rey Salomón su trono': 

10 las columnas las ha hecho de plaiai 
el respaldo de oro , el techo y gradas 
cubriólo de púrpura , y el centro ton 
cierto esmalte que inspira amor, por 
causa de las hijas de Jerusalem. 

1 1 Salid pues á fuera, oh hijas de Sion, 
y Veréis al rey Salomón con la diade* 
ma* con que le coronó su madre en el 
dia de sus desposorios , día ^n que que- 
dó colmado de júbilo su cOraaonu * 



CAPÍTULO IV. 

\. I. Detlafando Jesw^Christo las gracia* que ha puesto en su Esposa la Iglesia , numi- 
Jiesia el entrañable amor que le tiene. 



1 \)uám pulchra es ^ árnica mea, 
quám pulchra es ! Oculi tui columba- 
rum , absque eo quod intrinseeus latet. 
Capiili fui sicui greges caprarwn , qu<z 
^scenderunt de monte Galaad* 



a Denles tui sicut greges tonsarum, 
quoB ascenderunt de lavacro , omnes 
gemellis fcetibus , et síerilis non est in- 
Ur eas, 

3 Sicut vitta coccínea^ labia iua; et 
elqquium iuum dulce. Sicut fragmen 
mal i punid ^ Ha genes tuce, absque eo 
quod intrinseeus latet, 

4 Sieut turris David cotlum Iuum, 



t Etpoao. ¡ \f ué hermosa eres , ami- 
•ga mia, qué hermosa eres! Como de pa* 
loma, asi son oivos y brillantes tus ojoa, 
ademas de lo que dentro se oculta^. Tus 
.cabellos dorados y finos , como el ^peto 
de los rebaños de cabras que vienen del 
monte Galaad. 

a Tus dientes blancos y bien unidos 
como batos de ovejas trasquiladas, aca- 
badas de lavar,, todas con dobles crias, 
•sin que haya entre ellas una estéril. 

3 Como cinta de escarlata tus labios, 
dulce tu hablar y sonoro. Como cacho 
6 roja corteza de granada '^ tales son tus 
mejillas, ademas de lo que dentro st 
oculta 5. 

^ Tu cuello es recto y. euroso como la 



I La voz ferciilum^ que corresponde á la 
griega on^^fftt fon-ion , de que ufaron los Se- 
tenta y puede iraducirse, ¡itera , coclie, carro- 
za , sÜln de manos , andas ,etc, 

a LleTaban los novios una corona ó gair- 
üalda sobre su cabeza {Is. LXL r. lo. ) y 
esta se la pooiaa sus madres. La humanidad 
fué la corona que recibió Jcsu-Cbnslo de su 
aanÜMnia Madre; y con ella iriunfó de la muer- 
te y del pecado. Oira corona recibió el Señor 
sobre su cabeza » que fué la de espinas, que 
)e puso olra madre cruel que fué la Sinagoga. 
Y osle dia fué alegre para el Señor, poraue 
consumó su grande obra. ¿wc. XII. v. 5o. 
Ademas recibió la corona de la inmortalidad 
en ol dia de su resurrección. Ueb. II. v. 9 — 
Ps. XX. 9. 4. 



3 Las palabras hebreas mOVS I^SD Mí- 
banjad letsamatec , se traducen de todos ei- , 
tos modos ; entre tus f^uedejasx entre tus co-^ 
petes y 6 rizos , ó debajo de tu velo, etc. qat 
todo Tiene á significar la parte de las mejillas 
que cubría' el cabello , que dÍTÍdido ea> dbs 
partes ó lados ocultaba hasta una parte de 
tos mismos ojos. Todas las semejanzas que si- 
guen son al estilo de las poesías bucóUcas ó 

{rastoriles, y según el genio de la lengua he- 
brea ; de lo cual aun ahora se usan muchas 
expresiones iguales en las proTÍncias meridio- 
nales de España. 

4 ó como un cacho de ella. 

' 5 Ó de lo que ocultan los hermosoí cabellos 
de tu frente. 



Digitized by 



Google 



Cafitu 

^m éd^eaia esi eum pr^pugnamlís» 
mulé etypei pendgni ex ea, omnig ar-^ 
matura foriium. 

-5 Dúo ubera tua^ iicut dúo hínnuK 
taprtw gemeili ^ qui pascuntur in iUiísg 

6 doñee aspirei di'es, ei inelinentur 
Mimbras, vadam ad montem mjrrrhas^ 
tí ad coiiem ihuris* 

7 Tota puíchra es árnica meoy ei ma^ 
eula non est in te* 

8 F'eni de Líbano , sponsa mea , veni 
de Líbano , veni : coronaberit de eapíte 
Amana , de vértice Sanir et Hermon^ 
de cubiiibue leonum , de montibue par'-' 
dorum. 



9 Vuinerasii eor meum^ sóror mea 
sponsa f puJnerasti eor meum^ in uno 
oeulorum tuorum , et in uno crine eolli 
iui. 

10 Quám pulchrcb sunt mammas iuce^ 
sóror mea sponsa ! pulchriora suní 
ubera iua vino^ et odor unguentorum 
tuorum super omnia aramata* 

1 1 íbtfus distilUms labia iua , spon^ 
sa , mel et Jae sub lingua tua ; et odor 
oestimtntorum tuorum sieut odor tluí'^ 
ris. 



1.0 IV. 3ot 

torre de David , cedida de balaarle», da 
la cual caelgan mil escudos , arneses to^ 
dos de yalientea. 

5 Tus dos pechos son como dos gami^ 
tos mellizos, que están paciendo entre 
blancas asucenas 

6 basta el caer del dia , y el declinar 
de las sombras. Subiré á buscarte al 
monte de la mirra , y al collado del in- 
cienso. 

7 Toda tú eres hermosa, ob amiga 
mia, no hay defecto alguno en ti'. 

8 Ven, desciende del Líbano, espos« 
mia , vente del Líbano ; ven , y serás 
coronada : ven de la cima del monte 
Amana , de las cumbres del Sanir y del 
Hermon , de e^os lugares guarida de leo- 
nes , de esos montes morada de leo- 
pardos. 

9 Tú heriste mi corazón, ob hermana 
mia, esposa amada , heriste mi corasoa 
con una sola mirada tuya , con una 
trenza de tu cuello*. 

10 ¡Cuan bellos son tus amores, ber* 
mana mia esposa ! mas agradables son 
que el vino exquisito i y la fragancia de 
tus perfumes 6 vestidos excede á todo» 
los aromas. 

11 Son tus labios, oh esposa mia^ un 
panal que destila miel: miel y leche 
tienes deba)0 de la lengua; y es el olor 
de tus vestidos como olor de suavísimo 
inciensa 



5 



II. Jesu^Christo es un Dios zehto del corazón de las almas , que quiere consagren d 
él todas sus acciones. 



la Hortus conelusus sóror mea spon^» 
JO, hortus conelusus f/ons signaius, 

1 3 Snussiones tuse paradisus malO' 
rum punicorum cum pomorum/ructibus» 
Cjrpri eum nardo ^ 

i 4 nardus et crocus , fístula et einna" 
momum eum universis lignis Liba^ 



la Huerto cerrado eres, hermana mia 
esposa, huerto cerrado, fuente sellada'; 

i3 tus renuevos, ó plantas de ese 
huerto 9 forman un verjel delicioso de 
granados, con frutos dulces como de 
manzanos : son cypros con nardos^ 

i4 nardo y azafrán, caña aromática, 
y cinamomo , con todos los árboles odo^ 



1 Esto perteoece príncipalmente á la Iglesia 
tríonrante. Pero si se renere á la militanie , 
se dice ser sin defecto , por lo que mira á la 

rfesion de santidad , y á la pureza de su 
Muchos sanios y doctores aplican estas ei- 
presiones á la Madre de Dios. 
9 Aludirá esta expresión á la costumbre en> 
tre los orientales de ir las mugeres muy ta- 
padas al salir de casa , cobriéndoae toda Ja 



cabeza con un velo, y dejando descubierto 
lo preciso de la cara para ver donde ponen 
los pies y no tropezar. Puede traducirse: con 
uno solo de tus ojos. 

3 Ea sentido espiritual se entiende por esta 
Jiienle cerrada la Iglesia; según se Te ea el 
profeta Zachárias cap. XIII. v. i. Es luente do 
pura y santa doctrina , sin mezcla de eiror. 



Digitized by 



Google 



3oi 



LiBao mis cAHTiB ds cantares. 



n/; mjrrrha ét aJae tum, ómnibus prí^ 
ñus unguentis. 

1 5 Fons hortorum: puteas aquarwn 
viventium , qum fiuunt imptiu de hi-' 
baño, 

1 6 Surge Aquilo , ei vent Ausier^ 
perjta horium meum , eíjluani aroma" 
ta illius. 



riferos del Líbano; U snSrra y el aloe* 
con todos los «romas mas exquisitos* 

1 5 Tú^ la fuente de los láuertos , el 
poso de aguas vivas, que bajan con im« 
petu del monte Líbano. 

i6 Retírate, ob Aquilón, y ven tú, 
ob viento Austro , á soplar en todo mi 
buerto, y espárzanse sus aromas por 
iodo el mundo*. 



CAPÍTULO V. 

Conuida la Esposa al Esposo d sus jardines ^ y se celebra allí un convite. 

Caracteres del Esposo. 

J. I. Anhelo de la Iglesia por recibir á Jesu-Christo , y por veHs. recoger los Jrutos que 
ella produce. Bondad de Jesu-Christo en llamar d las almas , é infelicidad de las quM 
reliusan abrirle las puertas del corazón cuando él llama. 



I y eniai dilectus meus in hortum 
suum^ et comedat frucium pomorunB 
suorum. Feni in horium meum , sóror 
mea sponsa , messui myrrham meam^ 
eum aromatibuS meis : comedi favum 
eum melle meo , bibi vinum meum cum 
laete meo: comsdiie^ amici , eí bibiU^ 
el inebriaminif charissimi, 

a Bgo dormio , et cor meum wgikd: 
vox dilecti mei pulsantis : Aperi míhiy 
sóror mea , árnica mea , columba nuet, 
immaeulaia mea: guia eopuí nuum 
plenum est rore , ei cincinni mei guttis 
OOctium, 

3 Expohavi me túnica meá^ quomodb 
induar iltaP lavi pesies msos\ quomcdó 
inquinabo illos? 



^ Dileetus meus misii manum suan% 
per foramen f et ventor meus intremuil 



1 SarosA. V enga , pues^ mi amado á 
su huerto , y coma del fruto de sus maa^ 
aanos. ^ Sapo8o. Ya he venido á mi 
huerto, hermana mía esposa '; cogido 
he ya mi mirra con mis aromas : jr be 
comido mi panal con la miel mia : be^ 
bido be mi vino con mi leche : hs di^ 
dio: Comed vosotros , oh amigos , y be* 
bed, carísimos, basta saciaros. 

3 SaroflA^. Dormia yo, y estaba mi 
corazón velando ; y he aqui la voa de 
mi amado^ que llama, y diee: Ábreme, 
hermana mia , amiga mia, paloma min» 
mi inmaculada y purísima: porque esté 
llena de rocío mi cabeza, y del relente 
de la noche mis cabellos. 

3 Y respondile: Sálgame Dios ^ eí- 
poso mió , si ya me despojé de mi tá- 
nica, ¿me la be de volver á poner? 
Lavé mis piea , ¿ y me los he de volver 
á ensuciar P 

4 Entonces mi amado metió sn mano- 
por la ventanilla 5 de la puerta proban- 



t Véase Aloe. El Cinamomo es de olor mnf 
delicado , j de mayor precio que la canela. 

ft Herniosa opóstrofe poética con qae el -es- 
poso dirige su pazoosiniento al Cierzo para 
que se vaya , y oo dsáe á su florido jaraia; 
y al Ábrego para que venga á recrear laa 
plantas coo su soplo templado y apacible. 

3 Apenas babia acabado la esposa de con- 
vidar A su esposo , cuando este habla del eoa« 
viie:eoina ya admitido» y en pretérito, se- 
gen estilo de la Escritura de usar de un tiem* 



po por otro, para mostrar la certeza de lo*. 
luiuro con hablar de ella como de cosa hecha. 

4 Aquí comienza otro día , según opina ai 
señor Bossuet. Y asi cuesta la esposa lo que: 
la sucedió aqnella noche cuando (u espeso, 
llamó & la puerta , y se volrió A ir» ele. Yéai» 
se el Maestro León. 

5 El señor Goguet en su obra L' origine des 
loix etc, tomo 4. Ub, %*,fbL 3i, obiecva que 
es muy dífieíl ahora coóoebir y ezplicar laa: 
uriatnanans oon que^aagun ae vc«nHooMPo» ^ 



Digitized by 



Google 



Capxtitlo V. 



3o3 



€id taditm éfu». 



do si ía abriría , y 4 €8t« ruido ■ qm 
hizo, se conmovió mí corazón. 

5 Levánteme luego para abrir á mi 
amado, destilando niirra mía manos; y 
y estando llenos de mirra selectísima 
mis dedos*. 

6 Alzé pues la aldaba de mi puerta 
para que entrase mi amado ; pero é\ se 
había ya retirado , y seguido adelante. 
Mi alma babia quedado desmayada al 
eco de su vos: le busqué, mas no le 
hallé : le llamé á voces , y no me res- 
pondió. 

7 Encontráronme las patrullas que 
rondan la ciudad , me hirieron , y me 
lastimaron; y quitáronme mi manto d&fi 
que me cubría las centinelas de loa 
muros. 

8 G)n juróos, ob hijas de Jernsalem> 
que si hallareis á mi amado, le noticiéis 
cómo desfallezco de amor. 

9 JLxtQMB DB LA SAToeA. ¿Qué tiene 
tu amado sobre los demás amados , oh 
hermosísima entre lodas las mugeres? 
¿qaé hay en tu querido sobre los demás 
queridos para que asi nos conjures que 
le busquemos^? 

J. n. Hermosura X perfecciones de JesurChristo, su pureza ^ su zelo y su caridad ^ sabir 
duna , poder , grandeza jr dulzura. 

10 DOecius meus candidas et rubi" 
cundus , electas ex millibus, 

1 1 Capot ejas aurum optimum : comm 
ejas sicut elalae palmarum , nigrcs quasi 
corvas. 

I a Oeuli ejas sicut columba super ri" 
palos aquaram^ quoe htete sunt lotrn^ 



5 Surrexi y ut aperirem dilecto meo: 
manas meas stillaoerunt myrrham , et 
digiti mei pleni myrrhá probatissimá* 

6 Pessulam. ostii mei aperai dilecto 
meo: at Ule declinaverat , alque^trans^ 
ierat. Anima mea liquefacta est , at 
loeatasest: qaeesivi, et non inveni illum: 
vocavi , et non respondit milu\ 



7 ínvenerunt me custodes qui circum-' 
eunt eivitatem , percusserunt me , et 
valneraoerunt me: ialerunt palliam 
meam mihi custodes nuirorum, 

8 Adjuro vos , filice Jerusalem , si in» 
veneritis dilectum meam, at nantietis 
si quia amore tangueo. 

9 Qualis est dilectas taus ex dilecto^ 
6 pulcherrima mulierum? qaalis est 
dilectas taus ex dilecto , quia sic adju^ 
rasti nos ? 



10 ZarosA* Mi amado es blanco y ru« 
hio: escogido es entre millares de jóvenes* 

11 Su cabexa, oro finísimo: sus caber* 
líos largos y espesos como renuevos de 
palmas^, y negros como el cuervo: 

I a sos ojos como los de las palomas 
que se ven junto á los arroyuelos de 



se cerraban y abrían antigaamente las puer- 
tas. Se iaCere , sí , claramente que las cerra- 
duras y llaves de que se servian los griegos, 
no se semejaban en nada á las nuestras; aun- 
que no es fieil tampoco comprender eljoe^ 
go ó mecanismo de tos instrumentos de que 
usaban para cerrar ó abrir Se conjetura que 
babia por dentro de la puerta una especie 
de baira 6 cerrojo , que se podia aflojar ó 
levantar por medio de una correa; y que las 
llaves que servian á esta maniobra , estaban 
hechas á manera de corchete ó garabato: 
siendo como un Inton ó hilo de cobre has- 
tanto largo en forma de hoz de segar , coa 
na man^ de marfil ó de madera. En la pneri* 
ta habna un agujero que venia á caer sobie 
el cenojo : y por este agujero se introducía 



la llave ; se asía por medio de ella la eorrea 
que estaba cosida ó atada al cerrojo, se la 
levantaba, y se abría asi la puerta. 

1 Las palabras de la Yulgata ad tactum efur, 
no se bailan en el texto hebreo ni en los 
Seienia. 

a El Maestro León presupone que la espo.- 
sa tomaría en sus manos algún hotecillo de 
mirra para ofrecerle al esposo, y <|ae eon la 
priesa se le derramaría el perfume entre las 
manos. 

3 Los Padres entienden significado aqui el 
f^erbo eterno : y explican de Jeso-Christo las 
señas que dá la esposa para conocer á se 
esposo. 

4 O como los vistosos estambres de las pal«» 



Digitized by 



Google 



3o4 



Libro dbi. cAirri.R db oiirTÁRBS.' 



ét resideni jaxiajhienfa phnUiima. 



1 3 GenoB íJli'us situt areokt aromaiwn 
eonsiUe á pigmeniariis. Labia ejus iilia 
distillantia myrrham primean* 

i4 Manus iilius tornátiles áureas^ 
piena hyacinthis. VenUr ejtu eburneuSp 
distinetus áaphirii* 

i5 Crura iilius columnee marmore€tf 
quasfundatas sunt suptr bases áureas, 
^pecies ej'us ut Libanif electas ut cedri. 

16 Guttur iilius suavissimum 9 et to^ 
ius desiderabilis : talis esi dilectas 
meuSf et ipse est árnicas meas , filia 
Jerusalem. 

1 7 Quó abiit dilectas iuus y ó puleher^ 
rima mulierum? gao declinavit dilectus 
iUttSf et qaoeremus eum tecamf 



aguas, blancas como Si Ut bnbícseil 1«« 
vado con leche » y que se paran i la ori- 
lla de corrientes candalosísimas. 

1 3 Sus mejillas como dos eras de plan* 
tas aromáticas, plantadas por hábiles 
perfumeros: sus labios, lirios rosados^ 
que destilan mirra purísima : 

14 <i4S manos, de oro , y como hechas 
á tomo, llenas de jacintos : sa pecho y 
vientre como an vaso de marfil goame* 
cido de safiroa: 

1 5 sus piernas , columnas de mármol, 
sentadas sobre basas de oro. Su aspecto 
magtstuoso como el del Líbano, y es- 
cogido como el cedro entre los árboles» 

16 Suavísimo el eco de su voa; y en 
sama, todo él es envidiable. Tal es mi 
amado , y ese es mi amigo , hijas de Je* 
rusalem. 

17 Ammas i» &a Sapoaa. ¿Hacía 
dónde partió tu amado , oh hermosístma 
entre todas las mugeres? ¿por dónde se 
fué, que iremos contigo á boscarle? 



CAPÍTULO VL 

Nuevos elogios de la Esposa : ella es hermosa , / asimismo terrible. 

§. I. La Iglesia es corno el jardín de Jesu-Chriato , objeto de sus delicias 9 y la adminh' 
cion de los ángeles : es la alegría del cido , y el terror del infierno, 

I SiroBA. A sn huerto hubo de bajar 
mi amado , al plantío de las yerbas aro* 
matices, para recrearse en los verjeles, 
y coger azucenas. 

a Yo soy toda de mi amado, y mi 
amado es todo mió , el cnal se recrea 
entre asucenas*. 

3 Zaroeo. Hermosa eres» querida mia^ 
y llena de duUura: bella como Jerusa- 
lem, terrible y magestuosa como un 
ejército en orden de batalla >. 

4 Aparta de mí tus ojos, pues esos me 
han hecho salir fuera de mí, y me ar*^ 



' 1 Uihctus meas deseendit in hortam 
suum ad areolam aromatum , ut pa- 
seatúr in hortis^ et Iilia coUigai. 

■ d Ego dilecto meo, et dileetus meas 
mihi , gui pasdtur Ínter Iilia, 

3 Pulchra es , árnica mea , suavis^ 
et decora sicut Jerusalem : terribUis ut 
eastrorum acies ordinata. 

4 Aperte oeulos tuos á me, guia ipsi 
me acolare fecerunt, Capilli tui sicut 



1 Estos lirios rosados , ó de color de pdr* 
pura y se crian en la Syria , j son muj esti- 
mados. 

^ Dice esto la esposa respondiendo á las 
hijas de Jerosatem , no en tono de afirmarlo 
de cierto. Pero mientras lo decía , se le pre- 
senta delante el mismo esposo, y viéadola 
tan afanada en buscarle , le habla con en* 



trañable cariño. 

3 Todo lo vences con las flechas que arroja 
tu corazón , y las saetas que despiden tos ojos* 
Y asi le suplica que aparte de él por un poco 
sus ojos ; pues le tienen como toera de si* 
Esto es , le pide aquello mismo que no quie* 
re que le conceda. 



Digitized by 



Google 



C'jL p I V ü L o y L 



3a5. 



grix á^arum, <fum app^rueruní de 
Guiaad. 

5 Denles iui eieui grex ovium , <fua 
aseenderuni de lavacro^ omnejí gemeJlíe 
fctíióuef ei sierilis non est in eie* 

6 SUui cortex mal i punid ^ aic gente 
iU€t absifue oeeuUis tuis» 

7 Sextfginia suni reginas y ei ottúginfa 
eoneubinet , ei adoiesuniularum non esi 
numerue» 

' 8 Vna evt columba mea | ' peffteia 
mea y una esi mairis suee^ electa geni" 
irtei suee, Videruni eam filice , et bea^^ 
Heeimam pratéicaveruni i regince ei 
eonmbina , ei laudaveruni eam. 



9 Quas esi isia^ ques progrtditur qua^ 
si aurora eonsurgens , pulchra ui luna^ 
eleeia ui sol , terribiHs ui easirorum 
ocies ordinmia? 

' 10 Deseendi Sn hortam rneum^ ui vi* 
derem poma eonvaJlium^ et inspieerem 
síjlornúsei winea , et germinassent ma» 
la púnica. 

• 1 1 Neseimi : anima ■ mea confurbovit 
me propiér cuadrigas Aminadab. 



roban. Son tos cabellos como elfinopdo 
de los rekniUw de calnras que se dejan 
ver viniendo de Galaad. 

5 Tas dientes blancos y unidos^ como 
aparece la manada de ovejas al sabir 
de lavarse , todas con crias dobles , sin 
que haya entre ellas ninguna estérjl. 
. 6 Como un cacho 6 roja corteza de 
granada, asi son tus mejillas , sin lo 
qne tienes encubierto'. 

7 Sesenta son las Reinas, y ochenta 
las esposas de segundo orden *, é innu- 
merables las doncellitas. 
'8 Pero una sola es lá paloma mU, la 
jkerfecia mia , la esposa , la hija única 
de su madre , la escogida de la que le 
parió. Viéronla las doncellas de mi pa^ 
lacio, y la aclamaron dichosísima: vié- 
ronla las Reinas y, demás esposas, y la 
colmaron de alabanzas. 

9 ¿Quién es ésta , dijeron , que va su- 
biendo cual aurora naciente, bella como 
la luna, brillante como el aol, terrible 
y magcsiuosa como un ejército foroiado 
en batalla? 

I o » ■ > — o. Yo bajé al huerto de los 
nogales para ver los frutales de las ca«« 
fiadas, y observar si estaba eñ cierne la 
Tifia , y si babian brotado los granadoa. 
-' 1 1 SaroiA. No lo advertí : conturbóte 
mi alma por figurarme que oia loa car- 
ros de Aminadab^. 



I Sin embíirgo qne fus cabellos cubren par- 
te .de tu rosada fronte , y hermosas mejillas. 

% Parece ¡ que aquí se alude á lo. que en 
aquel tiempo, se veía en Iqs palacios, en don- 
de había muchas esposas con titulo de Rei- 
nas, y otras mochas mas esposas secundarías, 
pero sin' los honores ni derechos de Reinas: 
toidas empero eran mugeres leghimas* EttK IL 
V. 3. Véase Concubinas. Y para encarecer -el 
esposo su amor, dice que á todas prefiere 
su esposa* Y asi dice v. 8: Ptro una tola es 
mi paloma, 

-3 Ed este verso se responde á lo que ha 
éicho el esposo en el anterior. 6ecnn el co- 
mún sentir de los Padres y expostlores , la 
que «471/1 habla es la Sinagoga. Yes de no- 
tar que en el orígnal hebreo la palabra Jmina.» 
dab son dos voces ^ty^ tj^') que significan 
de mi pueblo voluntario : por esto mochof 
lo entienden como nombra apeiativo , y no 
eomo propio de persona ni lugar. Asi lo con-< 
firman varios rabinos , y se ve en algunas ver-< 
siones grici^as antiguas. Esto supuesto , la Si« 
nagoga ya convenida (como K> «eirá akon día. 
Ton. ni. 



seeon el vaticinio de los Profetas y del após- 
tol san Pablo) confiesa aqui sii funestísima 
igoorancia, y esta confesión es ya. se¿al de 
su cordura. Picha ignorancia es aquel velo 
que , según la eipresion del Apóstol (//. Cor, 
V, 1 5.) aun el aia de hoy cuando se lee d 
Moyses; cubre elcomzon de los hebreos; pe^ 
ro en com'irtiéndose este pueblo al JSeñor^ so 
quitará el velo. Entonces la Sinagoga con»» 
¿ungida dirá: El esposo bajó al huerto de 
los nogales, visitó su viña y vino á ver si ha- 
bía florecido : mas yo estuve en la ignoran* 
cia , no ooDoci al Mesías^ ni el tiempo de su 
visita ó venida; y se cumplió por mi des- 
gracia aquel terrible vaticinio de Isaías ( ctf» 
pltuh 6. vers, lo): Embota el corazón de 
ese pueblo^ tapa sus orejas y véndale hs 
ojos y etc. Y Jesu-Christo deda en la crus i 
Padre mió perdónalos , porque no saben lo 
qtte se hacen. Lúe, XXilL v, 34. Pero des- 
pués al ver la Sinacoga que predicando el 
Evangelio los Apóstoles corría de tropel á la 
Iglesia la muchedambre de las naciones gen- 
tiei que ella reputaba por maUtoa, y ae 



Digitized by 



Google 



366 Libro hAl. gívxas db oavtárbs* 

ta Reverteré í .rievertere. Sulamiiie: la 



rwerUre^ reverteré » ul iniueatnur te. 



Vuélvete, 

vuélvele, oh Sulamite > : vuélvelc-«f iiof^ 
oiríUy vuélvete para que te veftoioa hien. 



CAPÍTULO Vil. 

Es álahada la Esposa por Tas victorias que ha de conseguir de sus ene» 
migosy por su fecundidad y y por la educación que dará d su prole. 

Ia Iglesia sobre ¡a tierra contiene en ti buenos x malos; x exfwimenta ya alegria^ ^/a 
tnueza / ya esperanza , y y^ temor ; pero en el deh «f toda pura y beüa ¿ y siempre 
gozosa y Jeliz y hace las delicias del Rey celestial, el cuates su Divino Esposo^ 



1 \ftiid videhis in Sulamite^ niéi 
dkoTQS oMÍrorum ? Quám pttlehri euni 
gressus iui in ealceameniie ^ filia prin-» 
espié i Junetutae feinorUm tuorum > «i- RA 
euí monilta quce fabrieaia suni manu 
ari(fias. 



a Um&iliau iuus cráter iwnatiiie; 
munquam indigens poeulis, Velnter itius 
sieui acervus irüieí, vaiiatue ¡iiiie. . 

3 Dúo uberis tua^ sieui dúo hinnuli 
gemetii capreve. 

4 Coilum tuum sieui ittrris ebúrnea. 
OeUli iui sieui piecinm in Oesebon, quee 
suni infria filiee muliUudinis. Nasus 
iaus sieui iurris Liboni ^ quee respieii 
contra Damascum. 



5 Capui iuum ui CarmeJus; ei eomes 
capiiis tui sieui purpura regis (fineta 
eanalióus, 

6 Quám puldura es , et quám decora, 
¿harissima , in delieiis! 



t SasMSik. \5ué podféij ter en la Sil* 
lamile sino coroa de muesca en enedio de 
eicuad^ouea armados ^ ? -^ Amibas mi 
MA. ¡Oh hermosa Princeaa, f 
con qué gracia andan eio» tus piea eoü»* 
cadas en tan rico calcado ! Las íunturat 
de tus muslos son como goanes, 6 éhar^ 
netas , labrados de mano maestra. 

a Es ese tu seno cual tasa hecha á 
torno , que nunca está aihausta da pra- 
ciosos licores. Tu vientre como mcMitim^ 
cito de trigo , cercado de azucenas. 

3 Gomó dos cenratMIos melliiOe fon 
Iva dos pechos, 

4 Es. tu cnailo terso y bíanem.túmo 
torre de marfil. Tus of os son. como ^ loa 
^i(a/á///totf estanques de HesekiCMi» situa- 
dos en la puerta mas coocarrida de laa 
gentes. La naris tuya tan bien formada 
como \9l graciosa torre del Lílano, que 
mira frente por frente de Damasco. 

5 Elevada y magesUiosa es tu cabeía, 
como el Carmelo ; y los cabellos de ella, 
como púrpura de Rey puesta en flecos» 

6 ¡Cuan bella y agraciada eres, oh 
amabilísima y deliciosísima Princesai 



formaba od nueblo ó reunión t^luntaria 6 
Mponláoea ae gentes de todos ios poel>lQS , 
se turbó y se ousünó mas eo su ceguedad , 
neodo que el Señor se dejó hallar de aaue- 
Uos que antes no le buscaban. /#. LXy. t. 
Desde enlonoes fué injerto el ramo del oUto 
fructífero. Rom. X. aS.^Jir/. !»4. Y esto pá- 
rete que llora la Sinagoga cuando dice : Con^ 
turtfómé mi alma por tos carros de Ánd^ 
nadab, . .<« . 

I SnlaMÍtis I ( y no Sanamitis como se lea 
0n ios Setenta) es palabra derivada de Sebe 
Ismoh^ Salomón y ó Pacifico^ Feht, Augiu* 
<o / V asi Stilamitts quiere decir que es cosa 
de JalonMs» ó como quien dice : SatomonSf 



Pndfica^ etc. Otros la derivan de Schalem^ 
nombre dado á Jerusalemf pero el seolido 
viene á ser el mismo. 

a O una meada de cosas agradables y te^- 
ribles? ó tsmbieA: sino coros mSitmree de 
miisica ? Es ia respuesU que dá la esposa á 
lo f^ue deoia aquel coro de doncellas que la 
había alabado; y las confirma en lo que de« 
eisn. Entóoces las doncellas comeoiaron de 
nuevo á loar mas particularmente la gracia y 
genitlesa de la esposa. Todas las comparaeio* 
ne» que siguen son al estilo y gvsto de loa 
pueblos onentales , y nos pareoérán iaipro- 
pías si 'solo atendemos 4 nuestros usos y k¡ft- 
gnage. Eaesié capitnio coniencaal quialo día. 



Digitized by 



Google 



CAPiTvmo 
f 7 SMueatua «taimüiUa esL. palma. 



4Í ubtra Í9M MrU. 

,( Di/xi: jimtndam in paJmamy.el 
appreh€ndam fruduM ejuá ; et eruni 
udfra , /na sicui Mri vinewi el odor 
fr*^ iu¿ 4tcu4 maiorum, 

.9 Guiiar itiun^ ticutvi^um opiinuimf 
d/gniMTh dileata meo éd potamlMm^ lar* 
^üsqi/ifi ^ dentibus ülUlu od ruMnat^ 
dum, 

Y o Ega d9eet9 meo, eiadme mavat* 
mío ejus^ < , . 

II, yer^^ dikete mi , ^gredictrnur in 
9STm^ I §qrnmor,eíniéfMvmiH, 

la Mané surgamue ad vineaSf video* 
mus si Jloru^i vinetKi M Jlores, fnitiuM 
f^r$uriunt ,.^iJlor4^XMni .vmia puaica: 
ípi da^ojidij^liera mef» . ■ . . u 

^ i3 Mar^e^^O! 4efieir^rU.j^orem»Xm 

íera , dileeíe mtf 4f;fVí9^i UUm . 



VIIL 807 

7 Parceid^cs ta talle á la gallardía 
tfe la palma, y tus pechos á losA^rmo* 
#0^ racimos. 

. a ItKA IM &AS AMNIAA. Yo digO^.Sttr 

biré á este palmero y cogeré sas frutos, 
y «eran para^mi tus pechos como raci- 
mos de uvas^; y el olor de tu boca, 
como de manEanas: 

; <l la «ox de tu. garganta asi dsJeifa 
como el mas geueroso vino , .*-. Ssmi^. 
■A. debido á mi amado para que le,heha^ 
y se saboree en él conservándole entre 
sus dientes y labios. 

10 Yo. 40^ dichosa parque soy i€»da do 
mi amado, y su eorojton está aiempro 
iaolinado .á' mi. >• 

. 11 JSa ven , querido- esposo nÚQ^ salt 
gamos al campo, moremos en las gran jas*. 

19 Levantémonos de mañana para ir 
á las viñas , miremos si están en cierne 
las vidost si las flores brotan ^a.los.fra- 
toa, si florecen los granados ?. alU it 
ubriré con mas li^riad.mi carraón, .^i 
- j } Las mandragoraa están* despidiendo 
•tt-.ft!a0ftO«naS. ^//i.teneinos\4 onestrtfa 
puertas toda suerte de frutas exquisitas* 
l^%. nnciiaa y; las .«Sejos^ todas las ke 
guardado, para ti, oh amado miob * 



'CAPÍTULO VItL \ 

Ultimas profestas de apj^gr srUre las espoios» • ^ 

. I, dmo/r de lajfflesia d Jesi^CMstoi CorrespoMdeneiov dd SeOor^ y fi»wtis qm^hdu" 
, pensa,. P^'ppordon ^tie Sfiarda entre ^p^cad^ y.Xa, reparación de él i X Comogsi^e.qmM 
le corresponda con amor, y cuan poderoso es éste jr exceUnle, 



. \ \/uis, mihi ^det te fratrem msu^ 
sugsmtem ubera motris msm , utiñve^ 
fOam te foris ^ ei déosculer te , $t jam 
fne nemo despidat ? ^ 



u > XoroM. ;vJb quién mo.)dijerá',lietw 
Aano mió, que tu fueses como liá' niHd 
qué está mamaiidb á los pecbdr dieini 
ipádre, pfra po^er besarte,, «aunque Je 
baile .Áiein d en la . calle fCoik la qtii 
nadse me desdeñar ia 1 1 



1 Bn la Palestina, y aun en otras partes; 
aoliaii enredar las vides con paliaeros; como 
pn varias provincias de EspañsT las enredan 
con losobnos ú otros ári)oles, paraiqne es» 
|én ñas expuestas al sol y librea de bume- 
dad,etc. A los racimos, poes, colgados de 
tna vid asida á uoa palma , asemeja los dos 
pechot; los cuales, eo sentido místico, re* 
P^*^ntan los dos preceptos del amor de Dios 
y dcá piójuDo, ó ka dos Testaneqtoa. 



•'.a Áqni pone el seAor Bossuét el fin dcA dia 
quiero; ■ ■' • ; - '•»" 

y ÁWde esta espigón Ügurad» á la periaa* 
sion de la gente sobre la virtud: ida ias viiitl»* 
dréíforas. Véase Gen] XXX.v.Hi^ñti^ 
•JSseritnra., { =■' ■... i"' 

•4 Lo' coai se dioe'p^ra denotar ñae gran 
abaadanoia.' I>«^ XAW. v; lot-i-íAfomA. 
JCW.v. 5a. 
: 5 Aludo á las cáridaa:4}iieiebeltoribiW«r las 

Va 



Digitized by 



Google 



3o8 



Libro bsi cumAn ss 'ca.svarbs. 



a jippnfhéndam ie , él dutam jii. tfo- 
mum nuUrit mea; ibi me dúcebie\ eá 
dabo Ubi poeulum. ex vino condiío , eí 
mmÉitim, motor um granaiorum meorum. 

3 £útva ejtts eub tapite meo, ei dex^ 
tero iiliks amplexabiiur me. 

• 4 Adjuro t>of, filfíB Jenualem^ ne 
sueeOetie , ne^ue evigilare /aeiaU's dU^* 
eiam^ doñee ipe^ vetU, 

5 Quít est isiOf guof aseendii de de-^ 
gario délicih aíflaene^ innixa ewper di" 
¡eetum suum? Sub eurbore m^aio eueé^ 
tavi U: ibi corrupta eei mater tua^ ibi 
viokUa esi genitrix tua. 



6 Pone me vi eignacHlam euper ee^ 
Uuifh i' uí • eignmeulam eaper braehium 
iuum s guia /úrtie eei ui more diietUo^ 
dura si^tti inferñwse eemuiáiió r iampo^ 
dee efue, lampadée'ignie'aigmrflom^ 
marum, •■ • . • i ) . . • j 

7 AquoB ^núlim non pótutruñí-exiin^ 
guere eharitééem^'mejlmminm'obrueimí 
ilUun: ei dederii homo omnem eubsian* 
iiam domúe ewz pro diiediome f^guaei ^ 
nihil deepieiei eam. 



, a ¥o te tomaría, y te lletttHe'^é la 
casa de mi madre : aUi me eaéeñartaa y 
hariae ver iue graciae, y yo te daria á 
bcher del vino «oropoetlOi-y del tieor 
uaév de misfranada*^* - > ' .-^ 
3- Mae be agui é mi eeposo > ^e pon^ 
dr& su izquierda t» jo mi cábeca^ y tod 
la derecha roe abrazará*. 

4 Stroao. O» conjuro, oh hijas de J^- 
rssalem, que -i^ ^sperlets ni qititeS» el . 
aoedoá mi amada Baita que ella misma 
quiera S. * 

5 Aanaas d& la SBPoaa'^. ¿Quién es 
éata(4|iie «abe del «desierto rebdüando én 
delicias y apoyada en su amado? *^'Bb«« 
voao. Yo te levanté debajo de un man- 
saao en *gué yaeéae ^ oh esposa rhia, 
donde fué desflorada tn madre , donde 
faé violada aquetía que te parió 5 y u 
e9municó la múerie dei petado. 

6 Aei, puee^'péfáme por 'sello sobr^ til 
corazón , pónme ptit marca sobré'ta bra^ 
so: porque el amor es fuerte como la 
muerte, imptecaltlb coMef infierbo 
\9$ aeloÉt 'sú^'brasasi'bhisasnQieatesJ 
y un volcaÍÉ de'lladiai^. • -^ 

7 Las machas aguas no han podido ex- 
tinguir el amor , ni los ríos podrán so- 
focarle. Aunque un hombre en reoom- 
piyifa ^eOte amor ó caridad dé todo el 
caudal de su casa , lo reputará por nada '« 



J. II. Deseo de la JgtSnd'áé^ue amek d y esú-Chrisio' tóddí tas ^paciones. 

1^.. Sóror noeiret parea ,' ei úberá >non - 8 SsÉosju 'Un 'cuidado tát ifúééa^ ok 
: güid /aeiemue eorori nosiree in ámádórnio. Nuestra 'hermana es peque- 



bermanas á on hermaDÍto suyo cuando es to- 
dayík »abiqt/Hito.4 si le eDcaecilraB^||oú& vez 
f«?M fe-cíW.i.pwe» J^PgP le. loman «a brar 
^os. Je dar^;iívJyb^so», jí l^e pregynUnA ^^f?? 
dSnde xfieñes ? ^¿€¡itix te han dado? ET nino 
i'éspoU'di^'irlgulia pa1¿t)ra con stis fiálbuclenreí 
iabios'f y-'d^spaee la bermana 'le dá algán 
dulce ^ etc. Bsto hacen laatmugerea coa los 
niñoa. en medio- de las calles y paseos con 
miiQbl. otcacia , sin que jaadie lo extrañe t . y 
los niños partan cuanto han visto y oída, y 
l^'dJ^P' btilpaó mal, y con grao placer de sus 
laadaes b atañía que los crian. 
i,X il vih9 cfl^fiecionado con afanos aromas. 
a Eo éstos términos figurados y poétii^os se 
alude 'á 'las. fráocicas y usos que se observa- 
ba ff^ tieíopo. de* Us bodas* Gen. XXI f^. 
V. 67. 
. ^ ^úiaiípoffafti alidinjtixlo de k» bodas el 



seftor Bossuet. ( , 

it4^\£l'Maestro l.eon^ sapooé que éSie versd 5 
es .e<]tfno;i\n paréntevis eatre.el taaooaaiiento 
del , esposo j .esoqsa ; j que \por lo roisn^ 
son palabras de las amibas ó personas que^ 
después del desmayo qiie padeció la esposa, 
la vieron venir del campo con su esposo, 
Éste^ para que la esposa no se engría con tan- 
tas alabanzas, le hace preséntele dónde k 
vieoe tanta dicha, trayéodofe á la memoÁa 
aquel árbol funesto, bajo del cual Eva sn 
madre había %ido pervertida por la serpiente^ 
y perdido la inocencia. 
. 5 Según el hebreo: alU te pené tu madre , 
allí parió la gue te concibiá. 

6 Ed hebreo: llama ditntuty esto ce, da 
grande actividad i Véase Dios. 

7 Todo esto en un sentido espíHtbal se apli* 
ca al amor perfecto que Dioa pvle á la» ataM 



Digitized by 



Google 



Capitulo VIII. 



3og, 



dte quanáQ mJh>qu$mé0^t9Í F 



9 Si murus est , adífieemus sup'er'éum 
propugnáculo argéntea: si ostium est^ 
eompin^mu» illud iabuJii eedrínis, 

I o Ego muruÉ : et uhera mea sicut 
furris y ex guo facía sum coram eo quasi 
pacetn reperiens, 

\ 1 Vinea fuit pacifico in ea , auce ha^ 
bel. pópalos : iradidii eam custodibus: 
vir afferi pro fructu ¿fus fniJie argen-^ 
feos. 



I a Vinea mea coram me est, Mille 
fui pacifici, ef ducenii his, qui custo^ 
diuht /tudas éjus. 



remos pues con nuestra hermana en el 
día en que se le haya de hablar de des' 

^ poáarla? Z 

"9 ESPOSO. SI és como un muro , edifi- 
quémosle encima baluartes de plata : ai 

. es como una puerta, reforcemos la con 

tablas de cedro*. 
^ lo CSPOfA. Yo soy muro, y mis pe- 
chos como una torre , desde que me hallo^ 
en su presencia , como quien ha encon- 
.M'ado la ^^ 6 feiicidaA* ^ 

ik £1 Pacífico ó mi esposo Salomón^ 
tuvo u'na'vtHa en Baal-hamon^, entre- 
góla á nnosviñaderoa pai'a que la guar- 
daran ¡ y 'cultivaran', cuda uno de ellos 
4e paga por ^us frutos mil mosedaa de 
pl^ta. 

la La viíia mia delante de mí está. 
Las mil monedas son para ti, óh Pací- 
' fico , y doscientas para los que cuidan 
de los frutos de ella. 



5. Itl. Solamente en el délo podrá la Iglesia entonar cantares de perfecta alegría, 

i3 Qum habitas in hortis, amici au^ 
satHanf : fac . me audire voeem fuam* 



_i4 Fuge , dilecte mi ^ tf assimilare 
eaprecB hinnuloque cervorum super morn 
fes aromatum. 



1 3 Xsposo. Oh tú la que inoras en las 
' huertas^, los amigos están escuchando; 

basme oír pues tu sonora voz. 

1 4 SSPOSA. ¡Ah! corre á priesa, amor 
mió, y aseméjate á la corsa y al cerva- 
tillo, huye á los montes de los aromas, 
sí quieres oir mi oozé 



I Expresiones, son todas estas para denotar 
el esposo que queda á su cargo el cuidar de 
una hermana cfae tiene la esposa, levantan - 
do l^aloartes para defenderla , j reforzando 
las puertas. A todo lo cual contesta la espo- 
sa que asi ía sucedió á ella. Añade después 
que ella misma cuida una vifta que tiene ; y 
por ló mismo que la liará valer mas que la 
que Salomón arrendó á anos colonos. Véase 
Ja parábqla de la viña que Jesa-Cbrislo pro- 
puso á los sacerdotes de los judíos. Matth. 
XXLv. 33. /, 



a Según el hebreo puede traducirse : desde 
que fui tan favorecida que lutUé en él la paz 
o felicidad. 

3 ó en las cercanías de Jerusalem. 

4 Hemos visto ya que la Iglesia es compa- 
rada i un jardín cap. IV. v, 12/ y la esposa 
á una jardinera. La iglesia y los santos Pa- 
dres, especialmente san Ambrosio, aplican 
muchos lugares de los Cánticos á>Hai4a San- 
tísima, madre del Devino Yerbo ; y asi la Vir- 
gen Haría es aquella tota pulchra^ etc. 



rm BEL LIBKO DEL tÁNtAR DB' CANTARES. 



ToM. m. 



va 



Digitized by 



Google 



APYERTENGIA 

Sdfi*£ fit ttMVLO DE LA SABIDURÍA. 



fiste Libro es ÜáMáéd pot hi gfitgút la Sabidnria de Salomón, tal vet por 
creer que su autor sacó tá dócirifia jue enseña de tós Ubros que eseAhló aqud 
sáíio Rey, Él uso que han hecho de varias sentencias de este libro los Apóstoles^ 
y particularmente san PúMo^ i demuntra evidentemente su Divina autoridad § la 
cimZ toé diestiguadá éamÜéH por ok óonsentimiento universal de lo/ Padres de 
la Iglesia í entre los que bastará Cttdt á san Justino mártir 9 Tertuliano ^ el Con^ 
dUo Je Sárdica , Inocencio //, Celasio , y san AguHin , quien con la tradkkn 
constante de la J^lesia probó ¡áen la autoridad de este libro 9 en su oíru de la 
Predestinación de Idé •itittf» úe tié^ El espíritu pro/ético que brilla en el autor 
del libro de iú SAJSibuRta i no solo sifve de edificación á la Iglesia , año que 
también confirma contra los judioe la misión Divina de Jesu^^yaisto. Por eso no 
qttiereá reeanocérle come EtcHt^tA Oiilónica. Meé deberían e^pliommús césn^ tm 
escritor^ á.m> irtt ffispiráÉé M^ DléS^ pudo